IMG-LOGO

Biografía

Anthony Hopkins

Anthony Hopkins

82 años

Anthony Hopkins

Nació el 31 de Diciembre de 1937 en Margam, Port Talbot, West Glamorgan, Gales, Reino Unido

Premios: 1 Oscar (más 1 premios y 1 nominaciones)

Distinguido caballero

01 Abril 2003

El que estableció la edad de la jubilación en 65 años, no había visto a sir Anthony Hopkins, que a los 66 está en plena forma. Tras retomar en dos secuelas el papel de Hannibal Lecter de El silencio de los corderos, que le convirtió en un mito, algunos críticos le advierten que podría quedar encasillado en ese papel, pero a él le queda poco que demostrar. Es el hombre ideal para interpretar a refinados caballeros que mantienen las apariencias, aunque luego resulten ser temibles psicópatas que se comen a la gente.

La mancha humana es el nuevo trabajo del actor galés de mayor reputación de la actualidad. En esta adaptación del libro homónimo de Philip Roth, a su vez basado en un hecho real, Hopkins encarna a Coleman Silk, un profesor de literatura clásica, acusado de racista por unos comentarios realizados durante una clase. Pierde su reputación, su mujer fallece por el trauma recibido, y sus hijos le retiran la palabra, por lo que sólo le queda buscar refugio en una humilde chica de la limpieza, a la que por cierto interpreta la cada vez más sorprendente Nicole Kidman. Sin duda es otro más de los personajes que dan juego a Hopkins, un refinado individuo que mantiene la compostura, aunque esconda una realidad completamente diferente. De esta forma, Coleman Silk entronca con Stevens, el mayordomo aparentemente insensible pero en el fondo enamorado de Lo que queda del día, o el escritor temeroso ante la muerte de su esposa de Tierras de penumbra.

Nacido el 31 de diciembre de 1937, Phillip Anthony Hopkins procede de un humilde hogar de Port Talbot, una localidad del sur de Gales donde sus padres regentaban una panadería. Era un niño tímido, sin amigos, lo que presagiaba el carácter reservado que le definiría de adulto. A los 17 años consiguió una beca para estudiar en la prestigiosa escuela de actores de Cardiff. Estaba decidido a convertirse en intérprete, deslumbrado por el talento de Richard Burton, también galés, y dio un paso de gigante cuando terminó sus estudios y deslumbró a sir Laurence Olivier, que le contrató para actuar en el Teatro Nacional, dirigido por él. Su primer trabajo importante en cine fue como aspirante a la sucesión de Ricardo II en El león en invierno, y a continuación siguió una trayectoria ascendente, con destacadas interpretaciones en Un puente lejano y Las dos vidas de Audrey Rose. De su primera época destaca un personaje real, el doctor Frederick Treves, que descubre un ser humano con terribles deformaciones pero también muchos sentimientos, en El hombre elefante.

Declara que si alguna vez escribe sus memorias no ocultará sus malas experiencias: “No creo que llegue a escribirlas nunca, porque soy vago y pierdo rápidamente el interés por las cosas, pero si las hago lo contaré todo, incluida mi faceta de chico malo y rebelde”. Se refiere a la tragedia que le sobrevino tras divorciarse de Petronella Baker tras 4 años de matrimonio, lo que le llevó a refugiarse en el alcohol. Por suerte logró desintoxicarse, con la ayuda de Jennifer Lynton, que se convertiría en su segunda esposa hasta 2002.

Alcanzó el estrellato gracias a un individuo fascinante, a pesar de que su locura le lleva a matar para comer carne humana. ¿Quién no se ha sentido fascinado, y al mismo tiempo horrorizado, ante Hannibal Lecter, más conocido como Hannibal el Caníbal? Cuando su agente le llamó para protagonizar El silencio de los corderos pensaba que el papel era “demasiado bueno” para él, pero ofreció un recital interpretativo que le valió la unanimidad absoluta de público y crítica, además del Oscar a la mejor interpretación. “Hannibal es el símbolo de la huida de la mediocridad a la que nos ha llevado esta sociedad. Siempre es mejor sacar fuera lo que llevamos dentro, y Hannibal lo saca sin prejuicios”, ha declarado intentando explicar la auténtica fiebre que acompañó no sólo al film original, sino también en cierta medida a las secuelas.

En lugar de aprovechar su fama y vivir del cuento con un esfuerzo mínimo, Hopkins parece obsesionado desde entonces con superarse a sí mismo, y cada uno de sus papeles es un “más difícil todavía”. Aunque destaca sobre todo su composición del escritor C.S. Lewis, en Tierras de penumbra, también perduran en el recuerdo Regreso a Howard's End, Lo que queda del día, Sobrevivir a Picasso. También dio vida a dos presidentes norteamericanos, en Nixon, y en Amistad, donde era John Quincey Adams.

Aunque está considerado como un monstruo de la interpretación, no es de esos actores que preparan concienzudamente sus papeles. “Cuando era joven me fascinaba el método Stanislavsky, pero ahora lo simplifico todo”, explica. “La interpretación está mitificada y yo reduzco todo lo que puedo”. Nombrado sir por la reina de Inglaterra, provocó los recelos de sus compatriotas cuando poco después se nacionalizó estadounidense. Esto se explica porque siente cierta fascinación ante el estilo de vida americano, y se siente a gusto recorriendo en coche el territorio de este país, una de sus aficiones favoritas, sin ninguna compañía, pues continúa siendo un solitario. “Me siento identificado con personajes como Humphrey Bogart en Casablanca, el fantasma de la ópera o Quasimodo, que son oscuros y extravagantes”, explica.

Oscar
2020

Nominado a 1 premio

Oscar
1992

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

  • Premio Donostia
Filmografía
Cus and Mike

2021 | Cus and Mike

La increíble historia real de cómo el legendario entrenador de boxeo Cus D'Amato convirtió a un joven matón en parte de su familia y, en el proceso, creó al campeón mundial de peso pesado más joven: Mike Tyson. La historia de una pareja improbable que no tiene nada en común, excepto un objetivo que finalmente pueden lograr juntos.

El padre

2020 | The Father

La historia de Anthony, un hombre de casi 80 años que vive solo en su apartamento de Londres y quien rechaza cada una de las enfermeras que su hija, Anne, trata de imponerle. Sin embargo, tal necesidad es cada vez más acuciante para ella, ya que ha decidido trasladarse a París para vivir con un hombre que acaba de conocer. Pronto se hace evidente que la percepción de la realidad es cada vez más confusa para Anthony.

Los dos papas

2019 | The Two Popes

Película que imagina un supuesto encuentro en Roma del papa Benedicto XVI, con el cardenal de Buenos Aires Jorge Bergoglio. Éste tiene la intención de presentar su renuncia al pontífice como obispo, pero el otro le tiene reservada una sorpresa, dar paso a un nuevo Papa haciendo historia. El guionista Anthony McCarten se ha especializado en historias basadas en carismáticos personajes reales. En el haber de sus libretos figuran el científico Stephen Hawking (La teoría del todo), el primer ministro británico Winston Churchill (El instante más oscuro) y el legendario vocalista de Queen Freddie Mercury (Bohemian Rhapsody). Ahora, con el esquema de “habría podido ocurrir así”, arroja su mirada al papa Francisco y a su predecesor emérito, y el resultado combina momentos brillantes junto a otros que no lo son tanto. Desde el punto de vista de la producción, la película resulta más que notable. Realmente parece que nos movemos por las estancias vaticanas, incluido el imponente marco de la Capilla Sixtina, donde se desarrollan los dos cónclaves en que uno y otro papa acabarán siendo elegidos, con la consiguiente fumata blanca y el ritual del “habemus papam” en la Plaza de San Pedro en Roma. Y se sabe dar aire cinematográfico –mérito de Fernando Meirelles, que sin embargo nunca ha superado el vigor de la obra que le encumbró, Ciudad de Dios– a lo que podría haber sido una obra de teatro. Pero por supuestos estamos ante una historia de dos personajes, que de entrada tienen un carácter bien diferente, Joseph Ratzinger es alemán, Jorge Bergoglio argentino, y con los que se quiere jugar al contraste, para lograr intensidad dramática. Y el film está estructurado alrededor de las conversaciones que ambos mantienen, en Castelgandolfo y en el Vaticano, intensificando las diferencias. Y es aquí donde a ratos la trama resulta un tanto fallida, pues dentro de que se puede entender que hay discrepancias en la forma de entender el servicio ministerial dentro de la Iglesia, se acaba cayendo en simplismos, con el estereotipo “conservador versus progresista”, y también en la personalidad “sabio solitario en las nubes versus hombre del pueblo”. Para el que haya seguido de cerca a ambos personajes, sabrá que Ratzinger tiene muchos y buenos amigos, y que le caracteriza una dulce timidez, y que a Bergoglio el papado le cambió y le volvió inesperadamente risueño y cercano, pues antes era muy adusto. Y pretender que la renuncia de Bergoglio como obispo podía caer mal ante la opinión pública y dejar mal al Vaticano es pretender que Bergoglio era muy conocido por la gente de a pie, lo que no era el caso, incluso en Argentina. En parte estos inconvenientes los salva la interpretación de los dos protagonistas, en que sobresalen Jonathan Pryce, muy conseguido como Francisco, y Anthony Hopkins, que lo tiene más difícil, por ser un actor tan reconocible, y porque su personaje tiene menos matices. De Francisco se ofrece un background, incluso con flash-backs donde le da vida un actor más joven, Juan Minujín, pero Benedicto no tiene el mismo trato. De todos modos sería injusto no señalar que existe un esfuerzo por mantener el equilibrio, y de hacer amables a ambos personajes, como en la escena final de la final del mundial de fútbol, muy simpática. Pero la premisa del film parece clara, hay uno que se ha quedado anclado en el pasado, y que hasta se deja llevar por la vanidad, mientras que el otro está en diálogo con el mundo, y es un hombre sencillo y humilde. Se intenta que esto no sea demasiado evidente, ninguno de los dos es perfecto, pero pueden cargar los planos insistentes de miradas perplejas de Bergoglio a Ratzinger, como si se estuviera diciendo a sí mismo, “pero este hombre qué pasa, que no tiene los pies en el suelo”, o algo semejante.

6/10
El rey Lear

2018 | King Lear

Thor: Ragnarok

2017 | Thor: Ragnarok

Tercera película de superhéroes Marvel con protagonismo principal para el personaje inspirado en los dioses de la mitología nórdica. Aquí, tras la muerte de su padre Odín, Thor debe impedir que ocurra el Ragnarok, una especie de terrible apocalipsis que destruiría la civilización asgariana; además, ha de enfrentarse con su malvada hermana primogénita Hela. Pero queda atrapado en un planeta donde debe combatir en un circo, a modo de gladiador. Y no puede ni imaginar el tremendo rival que le espera. El poco conocido Taika Waititi, guionista de la cinta de animación Disney Vaiana y director de la curiosa cinta familiar A la caza de los ñumanos, entrega un film entretenido, aunque desde luego no memorable, en que juega sobre todo con los cameos y la reunión de varios superhéroes –se autollaman en cierto momento “Los Vengativos”, a modo de broma sobre “Los Vengadores”–, ofrece peleas a granel con muchos y agotadores rayos, y añade elementos de humor, en ocasiones, justo es reconocerlo, muy divertidos. En el reparto Cate Blanchett está desaprovechada como villana, mientras que Jeff Goldblum se toma a broma su papel de organizador de combates, como reclama el guión, y supone un descubrimiento la “valkiria” Tessa Thompson, que destacó en Creed.

6/10
Transformers: El último caballero

2017 | Transformers: The Last Knight

Nueva entrega de la cacharrera saga de los autobots y los decepticons, de la que podríamos ofrecer la versión larga y la versión breve de la trama. Como la película, en su línea habitual, dura dos horas y media que se hacen larguísimas, parece que nosotros deberíamos evitar ese defecto en estas líneas, así que diremos simplemente, que los malvados decepticons, comandados por Quintessa, desean hacerse con un poderoso báculo que estuvo en manos del mago Merlín, y tal vez de paso, o algo así, destruir la Tierra. Algo que deberán evitar el hercúleo y desaseado Cade Yeager, la profe despampanante Vivian, sir Edmund Burton, la huerfanita hispana Izabella, y un montón de robots de los buenos. Si empezamos hablando de lo más positivo del film, toca mencionar unos efectos visuales que cada vez se superan más a sí mismo, los transformers tienen cada vez más personalidad y movimientos naturales; el robot Cogman, que es descrito como una especie de C3PO, así nadie puede acusarles de plagio; y un Anthony Hopkins que se toma muy en serio su papel, lo que tiene bastante mérito. Sobre el guión, pesa la acumulación de elementos sin demasiada conexión –chavales que parecen salidos de Stranger Things, el castillo británico, el rey Arturo, un atentado ¡contra los nazis!, el ligoteo con la profe, la madre y las tías de la profe, los militares, el científico, Cuba, qué bonita es Cuba...–, y el clímax en que hay que evitar la destrucción casi parece un remake no confeso de la película Armageddon del propio Michael Bay. Por lo demás tenemos los defectos que por desgracia se nos han hecho más familiares en los filmes que siguieron al original. O sea, cansinas e interminables peleas, planos de duración infinitesimal –y eso que Bay se contiene un poco–, explicaciones más o menos míticas sobre los objetos y circunstancias que propician la trama. La idea de arrancar en tiempos del rey Arturo podía haber dado juego, pero bromas tontas como decirnos que Merlín es un borrachín, impiden que nos podamos tomar la cosa demasiado en serio. De modo que sí, tenemos escenas de batallas de gran lienzo, de esas que parecen tener su inspiración en El Señor de los Anillos, pero falta el aliento épico, no basta el recurso fácil a la banda sonora, como curiosamente se nos dice de modo explícito, en uno de los chistes más graciosos del film. Aunque bien podríamos decir, citando el adagio latino, cuya traducción dejo al lector, "excusatio non petita, accusatio manifesta".

4/10
Persecución al límite

2016 | Collide

En la discoteca de Geran, el turbio mafioso para el que trabaja, Casey Stein conoce a Juliette Marne, mochilera estadounidense de la que se enamora, hasta el punto de dejar a su jefe para iniciar una nueva vida junto a ella. Pero cuando a Juliette le diagnostican una enfermedad, no pueden pagar el transplante de riñón que la salvaría, por lo que Casey decide retomar el contacto con Geran, ofreciéndose para cualquier encargo ilegal, por peligroso que sea, a cambio del dinero que necesita. Éste le envía a robar un camión, con un cargamento de drogas, que pertenece a Hagen Kahl, su principal rival en el mundo del hampa. El insulso realizador británico Eran Creevy dirigió la prescindible Cruzando el límite, con James McAvoy. Pese a la traducción española, que también incluye la palabra “límite”, su nuevo trabajo, Persecución al límite, no está relacionado con aquél. Se trata de un thriller coproducido entre Alemania y Reino Unido, con pocas pretensiones, que sigue la estela de Fast & Furious. Desgraciadamente, el guión resulta ingenuo y acumula demasiados tópicos, hasta que acaba siendo una sucesión de secuencias en las que el personaje central sobrevive a toda clase de tiroteos, sin despeinarse pese a que todo se destruye a su alrededor. Ninguna de ellas consigue la mínima frescura. Al frente del reparto, Nicholas Hoult (Mad Max: Furia en la carretera) y Felicity Jones (La teoría del todo) resultan convincentes pese a que en ningún momento parezca que se han esforzado demasiado. Pero se desaprovecha por completo a dos grandes, Anthony Hopkins, y un sobreactuado Ben Kingsley, a quienes les ha tocado personajes –dos capos enfrentados– demasiado estereotipados. Una oportunidad perdida, pues ambos jamás habían compartido la pantalla.

4/10
Westworld

2016 | Westworld | Serie TV

Más de 40 años después de Almas de metal, donde Michael Crichton llevaba a la gran pantalla su novela sobre un parque temático que permitía viajar al lejano Oeste, con robots que convertián la experiencia en inolvidable, llega esta serie que expande la idea incorporando avances tecnológicos, y ofreciendo una visión más pesimista acerca de la naturaleza humana y la facilidad con que se deja llevar las personas por los instintos más bajos. Detrás está Jonathan Nolan, quien ya advertía acerca de los dilemas morales que plantean las nuevas tecnologías en Vigilados: Person of Interest, y que ya despegado definitivamente de su hermano Christopher ha creado la nueva serie con su esposa Lisa Joy. Entre los productores no sorprende encontrar el nombre de J.J. Abrams, no en vano su compañía se llama Bad Robot. La trama imagina un futuro en que una compañía ofrece la posibilidad de visitar el lejano Oeste en Westworld, un parque temático con un marco paisajístico amplísimo, y numerosísimos personajes encarnados por robots de ultimísima generación, cada uno de los cuales ofrece al visitante la posibilidad de vivir una gran historia. Aunque acuden familias, son más frecuentes tipos que desean vivir experiencias fuertes de sexo y violencia, acostándose con prostitutas o violando a damiselas, o descerrajando tiros sin ton ni son no sólo a facinerosos, sino a todo el que te caiga mal o te aburra. Los ingenieros que están detrás del invento, el doctor Robert Ford y Bernard Lowe, detectan anomalías en los robots, que no acaban de subsanarse en sucesivos reseteados, parece que los distintos personajes, una chica y su padre, la madame del prostíbulo, etcétera, están desarrollando la capacidad de soñar, unas reverberaciones que podrían aproximarles a los humanos. Tras los dos primeros episodios, hay que destacar el enorme esfuerzo de producción, los planteamientos un poco a los Blade Runner con sus replicantes más humanos que los humanos, y algunos dilemas y cuestiones morales, de los límites de la ciencia, la ambición, la depravación en que pueden hundirse las personas, de indudable interés. Pero resulta agotadora la insistencia sexual y sanguinolenta, con excesos que siguen la estela del hiperrealismo hasta el paroxismo.

6/10
Misconduct

2016 | Misconduct

El caso Heineken

2015 | The Kidnapping of Freddy Heineken

Minuciosa descripción del secuestro del magnate holandés de la cerveza Freddy Heineken y de su chófer, a cargo de un grupo de amigos que se asociaron para tan audaz plan, actuando como si fueran una banda terrorista al estilo de la alemana Baader-Meinhof para despistar a la policía. Pidieron el rescate más alto de la historia, y cuidaron todos los detalles para ultimar su pago, pero... El sueco Daniel Alfredson, uno de los artífices de la traslación al cine y en forma de miniserie de la trilogía Millennium del novelista Stieg Larsson, recrea bien los hechos acaecidos en los años 80 en Amsterdam, con una trama que atrapa, vertebrada con ideas sencillas, e incluso repetidas por si hay alguna duda: para ser rico hacen falta amigos o dinero, pero no se pueden tener ambas cosas. En efecto, el film muestra cómo la avaricia puede ser la semilla que crece hasta convertirse en desconfianza y recelos, bronca que puede hacer los lazos que unen a unos amigos se deterioren. Al mismo tiempo se describen bien cómo se atan los cabos para perpetrar el secuestro, siguiendo los canónes del subgénero de robos y golpes. El reparto describen bien a los integrantes de la banda, donde hay actores como Jim Sturgess y Sam Worthington, mientras que Anthony Hopkins se luce dando vida a Heineken, incluidos los efectos de su encerramiento, que pugnan con la entereza que intenta mantener en todo momento.

6/10
El ayuda de cámara

2015 | The Dresser

Adaptación de la obra de teatro de Ronald Harwood, que ya había sido llevada antes al cine por Peter Yates en 1983, con el título en español La sombra del actor. En esta nueva versión de la BBC dirigida por Richard Eyre se da la circunstancia de que repite uno de los actores de la otra versión, Edward Fox, aunque con distinto papel. Se trata de una mirada a la grandeza y a las miserias de la profesión teatral, a través de la peripecia de una sola noche, en que una compañía pone en escena "El rey Lear" de William Shakespeare; ello coincide con los bombardeos de Londres durante la Segunda Guerra Mundial, y la representación no se interrumpe, el espectáculo debe continuar. El actor principal, auténtico divo, ha tenido una crisis nerviosa, y además ha fallado un actor, por lo que hay dudas de si la función llegará a buen término. De modos que todos le arropan de algún modo: su fiel ayuda de cámara, la actriz principal y también su amante, la regidora, otros actores... Y saldrán a la luz el egocentrismo típico de los artistas, y la devoción no exenta de amargura de los que le admiran y sobrellevan sentimientos encontrados. El film, que no disimula su origen teatral, contiene algunos momentos mágicos, y grandes trabajos interpretativos de Anthony Hopkins, Ian McKellen y Emily Watson, pero también de los más secundarios Sarah Lancashire, el citado Fox, Vanessa Kirby y Tom Brooke.  

6/10
Premonición

2015 | Solace

Un serial killer está actuando. No parece haber un nexo de unión entre las víctimas, entre ellas un niño, pero coincide el "modus operandi", una incisión sin saña en la nuca con un estilete, se diría que el asesino buscaba una muerte inadvertida. El veterano detective del FBI Joe Merriwether decide pedir ayuda a su amigo John Clancy, antiguo colaborador que dejó de trabajar con la policía y lleva una vida solitaria por un drama familiar, y que tiene un peculiar don, una intuición superdotada que le permite tener conocimientos de sucesos pasados y futuros; la idea no convence a su socia investigadora, la psiquiatra Katherine Cowles, que considera el supuesto talento una patraña. El brasileño Afonso Poyart tuvo cierta repercusión en su país en 2012 con la cinta gangsteril Dos conejos, y ahora emprende su aventura en Hollywood con un thriller de buena factura, visualmente vistoso a la hora de presentar las premoniciones, en las persecuciones y sobre todo en ciertas escenas en que un mismo personaje se multiplica en el mismo plano. Aquí adapta un guión ajeno, del dúo Sean Bailey y Ted Griffin, con alguna idea ingeniosa –sobre todo en el modo de relacionar al asesino con Clancy, y en los motivos de sus asesinatos–, pero también con elementos flojos, desde que ponemos cara al asesino, la cosa se desbarata y el final con su epílogo sobre todo, produce cierto sonrojo. En cualquier caso es una película medianamente resultona, que se deja ver, mientras que Anthony Hopkins sigue demostrando que es un gran actor, que eleva el nivel de cualquier film con su sola presencia. Curiosamente, al igual que ocurría en El silencio de los corderos, compone un personaje que colabora con los federales sin formar parte de ellos.

4/10
Blackway (Go with Me)

2015 | Blackway / Go with Me

Lillian regresa a su pueblo natal en la tupida y boscosa zona del Pacífico Noroeste. Allí será acosada por un ex policía que ha llegado a convertirse en jefe del crimen. Pero Lillian contará con la ayuda de un ex maderero de la zona. Apañado thriller con argumento bastante poco original y una trama de lo más simplona, pero cuyo desarrollo se sigue con interés, pese a que tampoco los personajes tienen demasiado recorrido. Mucho tiene que ver la sólida y oscura dirección de Daniel Alfredson (La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina) y la presencia de un reparto estelar, encabezado por Anthony Hopkins y Julia Stiles.

5/10
Noé

2014 | Noah

Vistosa película espectáculo de teología ficción, que parte de las páginas que el Génesis dedica a Noé y el diluvio universal para ampliar el lienzo. Ocho generaciones han transcurrido desde la pareja primigenia constituida por Adán y Eva. Después de que Caín matara a su hermano Abel, dos linajes pueblan la Tierra. El que viene de Caín es poco respetuoso con la naturaleza, son carnívoros y tienen en muy poca estima la vida humana. Mientras que los descendientes de Set, de los que quedan sólo unos pocos, se alimentan de plantas y sí tienen conciencia de que deben cuidar la creación. Noé, uno de ellos y patriarca de una familia, tiene una visión. Dios le anuncia la destrucción del mundo y le encomienda la construcción de una gran arca donde habrá parejas de todas las especies animales y que albergará también a su familia. Pero dentro de la libertad de acción que Dios le ha dejado, piensa que su misión es dejar que se extinga la estirpe humana, sólo debe pervivir el resto de la creación, donde no hay maldad ni pecado. Darren Aronofsky dirige y coescribe con su colaborador habitual Ari Handel esta película bíblica, alrededor de la cual se ha generado una polémica un tanto artificial acerca de si era suficientemente fiel a la fuente que la inspira, y de si respetaba las creencias de judíos, cristianos y musulmanes. Desde nuestro punto de vista la película no debería ser problemática en ese sentido. Pero el caso es que con muchos millones de dólares en juego, había temor al batacazo y al rechazo del público creyente, lo que parece notarse en un film algo frío y muy calculado, con estrategias demasiado obvias como la de tratar de conseguir el beneplácito del Papa acerca de la película. Más allá de estos elementos extracinematográficos –pero que han influido en el resultado final–, la película funciona en algunos aspectos y muestra su debilidad en otros. Lo más logrado es el carácter de Noé –bien Russell Crowe–, entre patriarcal y profético, investido de una misión, de ánimo apesadumbrado, y al que se le han insuflado rasgos de otros personajes bíblicos, hace pensar en Jonás a la hora de mostrar falta de compasión por el ser humano pecador, y en Abraham cuando se plantea sacrificar la vida de los de su propia sangre. Y alrededor de esto se suscitan cuestiones de carácter religioso de indudable interés, como la existencia del pecado, el castigo que merece, y las oportunidades que da el Creador, todo en un marco veterotestamentario, o sea, no vemos a un Dios personal interactuando con el hombre, a no ser a través de señales y visiones, y está ausente la idea de la oración. Ideas como la de escudarse en que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios para suplantar precisamente a Dios, resultan sugerentes. Igual que las consideraciones sobre el don de la libertad, y cómo se concilia la idea de justicia con la de misericordia. Pero en lo que es el puro entramado argumental, no todo funciona con igual eficacia. Por un lado el toque ecologista está algo pasado de rosca, no hace falta ser vegetariano para preocuparse del medio ambiente. Además, se quiere plantear un drama familiar y doméstico, y no todos los integrantes del clan tienen la misma fuerza. El abuelo Matusalén en plan ermitaño en una cueva anda algo perdido, y de los tres hijos de Noé, Sem y Jafet quedan muy desdibujados, sólo al rebelde Cam se le perfila un poco mejor, al igual que a los personajes femeninos de Naamé –Jennifer Connelly–, esposa de Noé, y la huérfana y suerte de hija adoptiva Ila –Emma Watson–. El villano de turno de linaje cainita se salva gracias al poderío de Ray Winstone, porque resulta demasiado arquetípico. Aronofsky es un director que visualmente siempre ha sido muy potente, pero aquí parece algo ahogado –si se nos permite la expresión– por los efectos especiales, llamativos –los bosques milagrosos, los animales que acuden al arca, el mundo cubierto por las aguas...­– pero no especialmente imaginativos. En tal sentido se llevan la palma una especie de ángeles de roca semicaídos, los Vigilantes, que parecen haber sido concebidos con el mismo software que los Transformers.  

6/10
Arabian Nights

2013 | Arabian Nights

La bella princesa Sheredzade es hecha prisionera y obligada a casarse con el malvado general Sabur, ayudado por  el todopoderoso mago Pharotu. Para evitar consumar el matrimonio Sheredzade le contará mil y una historias a su marido. Los viajes de Simbad, la lámpara de Aladino, las aventuras de Ali Baba. Todos estos personajes son reales y ayudarán al valiente Kamar, amor verdadero de Sheredzade, a luchar contra Sabur y Pharotu.

Hitchcock

2013 | Hitchcock

Después de estrenar con gran éxito Con la muerte en los talones, Alfred Hitchcock anda a la búsqueda de ideas para una nueva película. Los asesinatos reales de Ed Gein y el libro de Robert Block inspirado en ellos le seducen para intentar un provocativo film de terror que asusta a la Paramount, Psicosis, hasta el punto de que sólo aceptan, y a regañadientes, distribuirlo, Hitchcock deberá financiarlo. Su paciente y amada esposa Alma Reville acepta, y como siempre, será su fiel sostén para sacar adelante el proyecto, además de hacer al mismo sus propias contribuciones. Hitchcock tiene detrás a Sacha Gervasi, que antes dirigió Anvil. El sueño de una banda de rock, un documental. Se podría caer entonces en el error de creer que la película se ajusta a la perfección a los hechos reales en que se basa. Esto puede ser cierto en lo referente al rodaje –el film adapta un libro de Stephen Rebello sobre el tema–, del que existe abundante información, ya sean los problemas con los estudios y la censura, o la célebre escena de la ducha. Pero en cambio existe bastante espacio para la imaginación en lo referente a la intimidad del matrimonio de Alfred y Alma, tarea a la que se aplica el guionista John McLaughlin. Con los elementos que conforman el imaginario popular del cinéfilo sobre el personaje –a Hitchcock le pirrarían las rubias, era un sádico reprimido debido a una estricta educación, se ocultaba tras una capa de bromas irónicas y con frecuencia crueles...– y un poco de psicoanálisis barato, se acaba cayendo en el cliché y vemos –somos voyeurs nosotros también– a Hitchcock con sus obsesiones, y a Reville paciente, sufriente, y buscando un poco de “aire” con la inocente “aventura” de prestar ayuda a un guionista y escritor, Whitfield Cook. Lo que hay alrededor de esto resulta un tanto vulgar, y sólo el buen hacer de los actores –sobre todo Helen Mirren– evita que la cosa vaya cuesta abajo; en cambio, el recurso a un personaje imaginario, el mismísimo Ed Gein, resulta completamente innecesario y distrae, tan artificioso resulta. Lo cierto es que el film tiene aciertos parciales –está bien Scarlett Johansson como Janet Leigh, y empezar al estilo Alfred Hitchcock presenta es un buen hallazgo–, pero también tópicos innegables, cierta irregularidad en el paso. Quizá el alma de la película acaba siendo...¡Alma!, o sea, la gran Mirren, pues el maquillaje y los esfuerzos de Anthony Hopkins por imitar el acento “british” de Hitchcock, aunque meritorios, tienen el efecto no deseado de sacar de la trama, de hacer pensar al espectador si se parece o no se parece. Un suspense no deseado, suponemos.

5/10
Thor: El mundo oscuro

2013 | Thor: The Dark World

La antigua raza de los elfos oscuros, liderada por el siniestro Malekith, pretende sumir el universo en la oscuridad con la ayuda de una misteriosa sustancia llamada Éter. Mientras la científica Jane Foster se encuentra investigando campos gravitatorios en la Tierra el éter se apoderará de ella. Malekith irá en su busca y Thor será el único obstáculo entre el elfo y Jane. Aunque no repiten los directores y guionistas de Thor (2011), esta secuela mantiene y aún quizá supera a su predecesora. Tiene a su favor que la acción no cesa, ya que nos mete en harina desde la primera imagen y elude con virtuosismo presentaciones más o menos ingeniosas o dramáticas. Detrás de las cámaras se ha situado esta vez Alan Taylor, acostumbrado al medio televisivo y últimamente curtido en la serie Juego de Tronos, mientras que el remodelado equipo de guionistas está encabezado por Christopher Yost, especialista en la adaptación de comics, seguido de Christopher Markus y Stephen McFeely, los cuales formaron ya equipo en Capitán América: El primer vengador y en las tres primeras películas que adaptan “Las crónicas de Narnia” de C.S. Lewis. Por encima de cualquier otro elemento, el film sobresale por su excelente factura visual, con preciosistas imágenes de planetas, como la de Asgard, y unos efectos especiales sencillamente perfectos que, esta vez sí, la tecnología en 3D abrillanta sin lugar a dudas. Toda esa imaginería está al servicio sobre todo de la acción, momentos apabullantes que tienen un poco de todo, desde las clásicas peleas a puñetazos hasta persecuciones de naves al más puro estilo de La guerra de las galaxias. Pero hay muchos otros elementos que hacen de Thor: El mundo oscuro una buena película de superhéroes. El guión dedica a los diferentes personajes su espacio propio, aunque Thor (Chris Hemsworth) y la científica Jane Foster (Natalie Portman) se lleven el protagonismo. A los momentos álgidos para la reina Frigga (Rene Russo), el rey Odín (Anthony Hopkins), el vigilante del puente de Bifrost (Idris Elba), la luchadora asgardiana Sif (Jaimie Alexander) o los terrícolas Darcy (Kat Dennings) y el Dr. Selvig (Stellan Skarsgård), se suma el que es verdaderamente el plato fuerte del guión: la fascinante presencia del hermanastro de Thor, el alocado y peligroso Loki (excelente Tom Hiddleston). El dúo Thor-Loki es sin duda lo mejor del film y, además de acción y enfrentamientos entre dos caracteres tan opuestos, se despacha un excelente sentido del humor, con numerosos gags –alguno de ellos tremendamente osado– que funcionan a la perfección, además de alguna que otra sorpresa... Tan atractivo resulta el duelo fraterno que el malvado Malekith pierde fuerza y se convierte en un personaje un tanto tópico, de nula profundad. A esto se suman también algunas invenciones poco logradas, como el modo en que el éter entra en Jane o ciertas coincidencias de cuchufleta. De todas formas, el conjunto no se resiente demasiado de estos leves traspiés y cumple como vehículo para el entretenimiento. Dicho esto, es pertinente avisar a los espectadores que, al término del film, permanezcan en sus asientos escuchando la banda sonora de Brian Taylor hasta que se enciendan las luces. Y no sólo para disfrutarla sino para no perderse dos secuencias de la película escondidas entre los títulos de crédito.

6/10
Red 2

2013 | Red 2

Red, de 2010, adaptación del cómic de Warren Ellis y Cully Hamner, obtuvo un enorme éxito, sobre todo porque contaba con un reparto de primera fila. La secuela era inevitable. En Red 2, el agente de la CIA Fran Moses (Bruce Willis) intenta llevar una vida tranquila tras su jubilación, pasando los días con Sarah (Mary-Louise Parker), su novia. Pero se expande el rumor en internet de que Moses y su equipo de viejas glorias están relacionados con un viejo proyecto armamentístico, lo que les convertirá en objetivo de oscuros individuos, y les forzará a volver a entrar en acción. Se nota que no vuelve a estar tras las cámaras Robert Schwentke (Plan de vuelo: Desaparecida), que dirigía con mayor dinamismo. Le sustituye Dean Parisot (Héroes fuera de órbita) cuya realización no pasa de correcta, y en ocasiones resulta incluso insulsa. Pero Red 2 cuenta con un guión esforzado de los hermanos Jon y Erich Hoeber, los mismos del film anterior. Además, el innegable carisma de las estrellas reunidas en el reparto levanta lo suficiente esta producción, ya que repiten Bruce Willis, Mary-Louise Parker, John Malkovich y Helen Mirren (falta esta vez Morgan Freeman), y se suman a la fiesta Anthony Hopkins y Catherine Zeta-Jones. Por lo demás no pretende ser más que un entretenimiento bastante ligero.

5/10
360. Juego de destinos

2012 | 360

La vida interconectada. Viena, Bratislava, París, Londres, Denver. La trayectoria de múltiples personajes en la sociedad global más desarrollada. Afectados por el amor y el desamor, el compromiso y la infidelidad; las oportunidades, la libertad, la toma de decisiones, el pasar página, el deseo de cambiar. Existencias circulares, donde tienen un peso decisivo las ideas que se tienen sobre el matrimonio, y las creencias religiosas. El brasileño Fernando Meirelles (Ciudad de Dios, El jardinero fiel) maneja en 360. Cruce de destinos un guión de Peter Morgan (La reina, The Damned United) que sigue el planteamiento de filmes corales -de esos en los que Robert Altman demostró ser un maestro-, inspirado en “La ronda” de Arthur Schnitzler, que ya dio pie a una obra maestra de Max Ophüls. Uno de los grandes méritos de la película es la suavidad con lo que se pasa de unos a otros personajes y sus circunstancias, no tiene uno la sensación de que sus cuitas estén artificialmente trenzadas. Los actores, grandísimo reparto, logran además componer bien a sus personajes, con apenas unos pocos trazos proporcionados por el guión de Morgan. Meirelles y Morgan evitan juzgar en 360. Cruce de destinos. En tal sentido, y aunque los temas abordados sean graves, el tono es ligero, el sentido moral pesa poco, asoma un poquito el cinismo, así es la vida y tal. Ya sean las hermanas eslovacas, una recién introducida a la prostitución, la otra testigo muda de su decisión; el esposo que ve frustrado el uso de sus servicios; la modelo que rompe su relación con un fotógrafo, que ve también que su novia le ha dejado; el padre que no ha encajado la desaparición de su hija; el agresor sexual en libertad condicional; el matón de un gángster ruso, y su esposa enamorada un dentista musulmán. Estos personajes parecen como “fichas” del gran “tablero” del mundo, y vistos en perspectiva tal vez se pierde la importancia primordial de cada uno, que no deja de ser único e irrepetible, como lo son sus libres decisiones.

6/10
El rito

2011 | The Rite

El sueco Mikael Håfström se labró un nombre entre los apasionados del terror, cuando dirigió en su propio país Drowning Ghost (El fantasma del lago). Luego pasó a Hollywood, donde rodó Sin control (2005) y 1408. Ahora, Håfström se supera a sí mismo con esta sorprendente cinta, basada libremente en hechos reales, y que parte del libro "The Making of a Modern Exorcist", de Matt Baglio, que trata con seriedad el tema de los exorcismos. Ejercen como productores dos especialistas en el tema, Tripp Vinson y Beau Flynn, que hicieron lo propio con El exorcismo de Emily Rose. El guión de Michael Petroni (Las crónicas de Narnia: La travesía del Viajero del Alba) tiene como figura central a Michael Kovak, joven seminarista que duda si continuar en el camino del sacerdocio por una profunda crisis de fe. Aunque llega a presentar su renuncia, el responsable del centro donde se forma ha sido testigo de su enorme valía para ofrecer ayuda espiritual a una víctima de un accidente, y se resiste a perderle. Le envía al Vaticano para estudiar el ritual de los exorcismos, y una vez en la Ciudad Eterna, Kovak acaba al servicio del padre Lucas, un veterano sacerdote que trata de ayudar a una adolescente embarazada poseída por un demonio... Håfström sortea a la perfección la principal dificultad de este proyecto: que el tema central está trillado, y dio objeto a la magistral El exorcista, con la que las comparaciones iban a ser inevitables. En lugar de tomar el camino fácil de la sobredosis de modernos efectos especiales, realizados por ordenador, el cineasta ha decidido jugar la carta de la verosimilitud, reduciendo la pirotecnia al mínimo. Esto desconcierta a los espectadores, y acaba teniendo efectos sobrecogedores, pues proporciona una enorme sensación de realismo, potenciada por detalles bien documentados del ritual católico (el film ha contado con el asesoramiento de Baglio, el autor del libro). Anthony Hopkins demuestra una vez más que es único para personajes carismáticos, y la joven Alice Braga se luce como joven periodista. Sorprende especialmente por ser un auténtico desconocido Colin O'Donoghue, realmente creíble como seminarista en crisis de fe, tema que se trata con una enorme sobriedad e inteligencia.

6/10
Thor

2011 | Thor

El reino mítico de Asgard, un planeta donde moran los dioses de la mitología nórdica. Allí reina Odín, que con su sabiduría se esfuerza en mantener la paz con sus belicosos vecinos de Jotunheim, los gigantes de hielo. No es fácil, pues el mismo día en que debía ser coronado rey su hijo Thor, sufren un ataque que es repelido. Pero el impulsivo Thor, desoyendo las órdenes paternas, arrastra a sus amigos guerreros y a su envidioso hermano Loki a pergeñar una venganza por su cuenta. El resultado será el destierro, y Thor va a parar a la Tierra, en el desierto de Nuevo México, donde la astrofísica Jane estudia los cuerpos celestes en una concienzuda investigación que corre peligro por culpa de agentes del gobierno. Adaptación del cómic de Marvel creado en 1962 por Stan Lee y Jack Kirby. Ante el goteo cansino que no cesa, de superhéroes que saltan de la viñeta a la pantalla, la duda en este caso, teniendo tras la cámara al shakespereano Kenneth Branagh, residía en si el cineasta sería capaz de insuflar resonancias de gran drama a las rencillas familiares y de poder de los dioses nórdicos, Thor y compañía. Pues bien, conviene no llevarse a engaño. Aquí tenemos un film pasablemente entretenido, pero las diferencias paternofiliales o fraternales no dan para mucho, por mucha frase grandilocuente que se haya preparado para la ocasión, o el selecto reparto con dos actores oscarizados, Anthony Hopkins y Natalie Portman. En realidad lo más logrado en relación a la trama es la parte que podríamos denominar “de comedia”, en que se juega con la clásica situación de “pez fuera del agua”, o sea, “dios fuera de su Olimpo”, donde ciertamente hay algún gag divertido, en que las andanzas de Chris Hemsworth pueden recordar también a las de otro superhéroe de Lee y Kirby, el increíble Hulk, o a Tarzán paseándose por la ciudad de los rascacielos en Tarzán en Nueva York. También parece haber un guiño a E.T., el extraterrestre, con el despliegue de siniestros agentes del gobierno alrededor del meteorito-martillo de Thor, caído en medio del desierto. No faltan, como es habitual, las referencias que sólo los más fans del universo Marvel sabrán captar para su goce personal, y que preparan el terreno a la próxima llegada fílmica de “Los vengadores”. Por lo demás hay un gran esfuerzo en el apartado visual, con el puente que une mundos diversos, o los planetas míticos de Asgard, con su peculiar arquitectura, o los hielos de Jotynheim. Pero la parafernalia digital puede agotar, y es que a estas alturas, entre videojuegos y pelis de efectos especiales, empieza a haber una cierta saturación.

5/10
Conocerás al hombre de tus sueños

2010 | You Will Meet a Tall Dark Stranger

La vida es ruido y furia, y en último término no significa nada. Woody Allen encierra su película en esta cita shakespeareana leída en clave nihilista, para mostrar la patética existencia de una serie de personajes, perpetuamente insatisfechos, y cuyos anhelos, cuando se cumplen, conducen a la frustración, por lo efímero de los mismos. Ellos son Alfie y Helena, un matrimonio maduro que se acaba de divorciar. Él se niega a aceptar su ancianidad, y acabará uniendo su vida a una supuesta actriz, que ejercía la prostitución para redondear su sueldo. Ella, angustiada, acude a una farsante adivina, Cristal, que le dice lo que quiere oír. Están además Sally, la hija única de Alfie y Helena, que trabaja en una galería de arte, cuyo matrimonio con Roy, médico trocado en escritor no marcha bien. Ambos alimentan fantasías de otras posibles relaciones, ella con su jefe, él con la musicóloga vecina de enfrente. En la segunda producción de Mediapro de una película de Woody Allen, el cineasta neoyorquino acierta en no ambientar su historia en España –error de bulto en Vicky Cristina Barcelona, pues Allen no ha captado la idiosincrasia hispana–, de modo que vuelve a Londres. Y algo de coincidencia hay con su otra película londinense Match Point, su descorazonadora y cínica visión de los avatares humanos, donde sólo cuenta el azar, y donde la capacidad para contruir la felicidad resulta muy escasa. Sin apenas espacio para el humor, Allen se permite una pirueta con tirabuzón, por así decir, la ironía de que la adivina estaría acertando en sus predicciones, para luego lanzar la carga de profundidad de que ni en broma va a permitir tal salida a la resolución de su trama. Woody Allen cuenta con un reparto magnífico, todos están perfectos en sus respectivos roles. Es cierto que sigue dando vueltas a sus temas de siempre, pero caramba, lo hace con un increíble talento. La escena de la ventana de Josh Brolin, que sugiere que vuelve a estar como al principio de la película, es de una asombrosa inteligencia. De nuevo tenemos tipos humanos tremendamente egoístas, que buscan únicamente su personal felicidad, llama la atención en tal sentido la total ausencia de acciones desinteresadas en ninguno de los personajes.

7/10
El hombre lobo

2010 | The Wolfman

Lon Chaney Jr., hijo de “El hombre de las mil caras”, la gran estrella del terror mudo, siguió los pasos de su padre al protagonizar El hombre lobo (1941), que contaba también con dos de las grandes estrellas del género de la época: Claude Rains y Bela Lugosi. Dirigida por George Waggner, es una de las grandes películas de terror de la Universal. Ahora, la misma productora recupera al mito, en una versión que se inspira en aquel clásico film. Los guionistas Andrew Kevin Walker y David Self han mantenido algunos puntos en común con el libreto original de Curt Siodmak: una importante subtrama romántica, una gitana que lee el futuro. Además, el protagonista, Lawrence Talbot, se llama igual, y también es un noble que vuelve a la majestuosa mansión de su padre en la época victoriana. En esta nueva cinta, Talbot –que pasó una infancia muy dura por culpa de la traumática muerte de su madre– ha perdido a su hermano, que ha sido atacado por una monstruosa criatura que habita en el bosque. Por esta razón, Francis Abberline, inspector de Scotland Yard, ha viajado al lugar para investigar las muertes causadas por este ser. Mientras intenta reconciliarse con su padre, con el que mantiene una relación tormentosa, Talbot se siente atraído por Gwen Conliffe, la prometida de su hermano. Pero después de sobrevivir a duras penas a un ataque de la criatura, Talbot también se transformará en un ser similar. Parecía que este film estaba tan maldito como su protagonista. Iba a ser el salto a la gran superproducción de Mark Romanek, genial director de videoclips que dejó un buen sabor de boca con Retratos de una obsesión. Pero Romanek acabó dejando el proyecto por desavenencias con los productores. Acabó sustituyéndole Joe Johnston, gran profesional que ha demostrado su valía en el terreno del género fantástico con Jumanji, Rocketeer y Parque Jurásico III. Pero Johnston se encontró con que finalizado el rodaje, su monstruo parecía ridículo. La idea era homenajear al original, con un hombre lobo muy parecido, que camina de pie como un humano, al estilo de Chaney o Paul Naschy, pero lo que funcionaba en los años 40 se ha quedado totalmente desfasado, después de películas como Un hombre lobo americano en Londres –que contaba con el mismo maquillador de este film, el inigualable Rick Baker–. Finalmente, Johnston tuvo que rodar planos adicionales para solucionar el problema, con el hombre lobo atacando a cuatro patas. Pero lo que mal andaba mal, mal ha acabado. Es cierto que Johnston se ha esforzado en lograr una ambientación gótica al estilo clásico. Ha filmado también algunas secuencias –un ataque en un poblado gitano, y la huida del monstruo en Londres– que tienen la espectacularidad adecuada. Sin embargo Johnston no consigue superar el principal escollo del film, un guión fallido –tan tópico como ligero– que explica la deserción de Romanek. Los tensos encuentros entre el padre interpretado por Anthony Hopkins y el personaje de Benicio del Toro no tienen interés, y tampoco está muy bien explicado por qué el primero parece empeñado en hacer la vida imposible a su hijo. No se entiende tampoco si la muchacha interpretada por Emily Blunt quiere salvar o matar al hombre lobo al que ama. En estas condiciones, estos esforzados intérpretes, de solvencia probada, poco pueden hacer por evitar el naufragio.

4/10
The City of Your Final Destination

2009 | The City of Your Final Destination

Beowulf

2007 | Beowulf

Película inspirada, bastante lejanamente, en el poema épico anglosajón homónimo, situado en la Dinamarca del siglo VI, y que con sus 3.182 líneas es uno de los más importantes en inglés antiguo: no hay seguridad a la hora de datarlo, pero parece que se escribió entre el siglo VIII y el XI. La historia transcurre en Escandinavia, donde el rey Hrothgar ve amenazado su reino por las salvajes escabechinas que organiza una increíble criatura que responde al nombre de Grendel. Por suerte acude en su ayuda Beowulf, un valiente guerrero, acompañado de sus hombres. El combate será bestial, e incluso una vez finalizado, queda el reto de enfrentarse a la madre del "bicho". Como trama argumental, la cosa resulta bastante simple. Se trata de la misma épica que se quiso explotar en 300, muy grandilocuente, pero vacua, y donde las referencias literarias son mera excusa para ofrecer acción, mucha y bien rodada acción. Tenemos héroes muy valientes, dispuestos a arrostrar mil y un peligros, aunque sin ideales de entidad que los muevan. A cambio se nos ofrece una filosofía a lo Nietsche en versión barata, por la que se quiere contraponer la grandeza y valentía de los héroes paganos de antaño con los incipientes mártires cristianos, que se conformarían dócilmente con su muerte. Hay, sí, mucha violencia gore, con la sangre salpicando, claro está, algo que no sorprende si se tiene en cuenta que Robert Zemeckis dispone del guionista Roger Avary, un amiguete de Quentin Tarantino al que "le va la marcha". Y llama la atención un curioso culto al cuerpo, donde se juega a mostrar generosamente la anatomía de los protagonistas, pero sin traspasar ciertas fronteras escudados en que son "dibujos", a ver si cuela ante el censor de turno (coló en Estados Unidos parcialmente, pues le atizaron la calificación PG-13, de menores de 13 años acompañados, "por sus secuencias de violencia, algún material sexual y desnudos"). Esta película pasará a los anales de la historia del cine por ser el primer título estrenado de modo masivo en 3D, o sea, en tres dimensiones, en un nuevo intento de volver a convertir la experiencia de ver una película en sala en algo irrepetible, no comparable a visionarla en el salón de casa o en el ordenador. En Estados Unidos ha llegado en este formato a 800 salas, pero en otros países la oferta tridimensional es bastante menor (en España se puede ver en 6 salas). Sin duda que la filmación por el sistema de "motion capture" (se filma a los actores con uno sensores, y luego se les anima digitalmente en escenarios espectaculares) ha mejorado bastante desde Polar Express, también de Robert Zemeckis (el cineasta siempre ha sido un pionero en el uso de los efectos especiales, piénsese en Regreso al futuro, ¿Quién engañó a Roger Rabbit? y Forrest Gump), y que se aprovecha el efecto 3D al máximo. Pero también es cierto que si se piensa bien, tampoco ha habido pasos que se puedan calificar de "revolucionarios" en lo tridimensional, seguimos con las gafitas de los años 50 más o menos mejoradas.

5/10
Slipstream

2007 | Slipstream

Extraño film que supone una incursión más de Anthony Hopkins en la dirección, tras la versión de el "Tío Vania", de Chejov, que llevó a cabo con August. En este caso, Hopkins, que también es autor del guión, narra la vida de un escritor que descubre que la existencia es aleatoria y la fortuna es ciega cuando él mismo se ve sumergido en un mundo donde el tiempo, los sueños y la realidad se entremezclan. Al tiempo que es contratado para que reescriba un guión de una película de suspense, el escritor se verá inmerso en una espiral fantástica.La película tiene algo de quedada, con aire bizarro y estilo experimental, como un cruce imposible del cine de Terry Gilliam y David Lynch. Puedo uno concluir que Hopkins, que a estas alturas ha podido amasar una pequeña fortuna con sus trabajos actorales, se ha concedido el 'caprichín' de rodar esta historia de cine dentro del cine, con la que obviamente ha debido perder dinero. El facilón recurso del trastorno bipolar sirve para explicar determinadas alucinaciones, que serían ideas de guión delirantes tomadas de la realidad. Cansa el estilo visual, con sobreimpresiones, virados de color, congelación de fotograma, rupturas de la regla de 'no cruzar el eje', etc, etc.

4/10
Fracture

2007 | Fracture

Ted, un ejecutivo maduro de una compañía aérea, descubre la infidelidad de su mujer, y le dispara a sangre fría un tiro en la cabeza, que la deja en coma. La policía le encuentra en su casa con el arma en la mano, y obtiene una confesión de culpabilidad. Para Willy, un ambicioso picapleitos que trabaja para la oficina del fiscal del distrito, y que se ocupará de ejercer la acusación, el caso parece "pan comido", y apenas le presta atención, más atento a un inminente ascenso. Craso error, porque empiezan a surgir datos que podrían llevar a la absolución del acusado: del arma que Ted tenía en la mano no salieron las balas asesinas, y para colmo de males, se descubre que el policía que le detuvo era el amante de su esposa, lo que invalidad la confesión. Gregory Hoblit es un realizador curtido en series y películas de corte policíaco y judicial: Canción triste de Hill Street, Policías de Nueva York, Las dos caras de la verdad, La guerra de Hart... Aquí reincide en la misma temática, con un caso planteado como un juego-trampa: Ted ha urdido un supuesto crimen perfecto, gracias a lo cual espera eludir la cárcel; e incluso ha seleccionado en cierto modo a su acusador, a quien ya ha encasillado como "trepa" que, si ve en peligro su meteórica carrera, abandonará el caso para evitar el ingreso en el "club de los perdedores". No cuenta con que, primero el orgullo, y luego un elemental sentido de la justicia, empujen a Willy a dar "el do de pecho". Este duelo de egos, que protagonizan Anthony Hopkins y Ryan Gosling, retrotrae un poco al que el propio Hopkins mantenía con Jodie Foster en El silencio de los corderos, con la sustitución del doctor aficionado a "merendarse" seres humanos por el marido despechado. El resultado de la película de Hoblit es desigual: aunque arranca con ritmo notable, y logra mantener el interés en líneas generales, se desinfla paulatinamente, y no se acaba de acertar en el desenlace, algo plano.

5/10
Todos los hombres del rey

2006 | All the King’s Men

Adaptación de la novela homónima de Robert Penn Warren de 1946, que ya había sido llevada al cine en 1949 por Robert Rossen en El político con excelentes resultados, entre los que se cuentan el Oscar a la mejor película. Aborda la nueva versión como director y guionista Steven Zaillian, quien ha demostrado poderío, sobre todo en el segundo campo, en títulos como En busca de Bobby Fischer y La lista de Schindler. El film describe el ascenso político de Willie Stark, desde unos primeros tiempos en que es poco menos que un paleto con buenas intenciones de mejorar las cosas, hasta su mandato como gobernador del estado sureño de Luisiana. El punto de vista narrativo, al igual que en el libro, lo aporta Jack Burden, un periodista desprovisto de armas morales, que de cronista político de un diario pasa a convertirse en el hombre que hace gran parte del trabajo sucio a Stark. Un desengaño amoroso parece haber endurecido el corazón de Burden –la amistad con los hermanos Stanton, Adam y Anne, hijos de un antiguo gobernador, se enfrió–, hasta convertirse en cínico observador de los acontecimientos. La novela de Warren es voluminosa y compleja, de modo que hay que apuntar en el haber de Zaillian un guión trazado con tiralíneas, que incluye la mayoría de las subtramas del original. Resulta, por ejemplo, un acierto, conservar el viaje nocturno para visitar al juez Irwin, que vertebra la historia. No obstante se echa en falta algún pasaje –da la impresión de que parte del metraje ha caído al editarse el largo film–, principalmente el accidente del hijo de Stark, en el que Zaillian apuntaba un interesante paralelismo con la figura de Adam. En cualquier caso, queda clara la reflexión acerca de la corrupción política y de la divisa ‘el fin justifica los medios’, tentaciones difíciles de resistir cuando se carece de asideros sólidos a los que agarrarse. El correcto film desprende cierta frialdad, se asemeja a un cuerpo inanimado. Con un excelente diseño de producción, y uno de esos repartos que quitan el hipo, no despierta sin embargo demasiadas emociones. Da la sensación de que la película habría salido ganando con unos actores menos conocidos. Uno ve a Anthony Hopkins, y no puede menos de decirse ‘Ahí está Anthony Hopkins haciendo de juez Irwin’, en vez de pensar ‘Ahí hay un juez teóricamente justo, con algún oscuro secreto en su pasado’. No digamos nada de James Gandolfini, al que uno ve y sólo se le ocurre preguntarse ‘¿Qué hace Tony Soprano por aquí, algún enjuague mafioso, tal vez?’.

6/10
Bobby

2006 | Bobby

6 de junio de 1968. Elecciones primarias para la presidencia del partido demócrata. La atmósfera social está muy revuelta por problemas como la guerra de Vietnam o la cuestión racial. Robert Kennedy cuenta con muchas papeletas para ganar en el estado de California, clave para ser finalmente el candidato presidencial, que debería batirse con Richard Nixon. El Ambassador Hotel se ha convertido en el cuartel general de RFK, que en unas horas podría estar celebrando una victoria que le catapulte a la Casa Blanca. Con este telón de fondo político de esperanza e incertidumbre, somos testigos de las historias cruzadas de múltiples personajes relacionados con el hotel: el ex manager del lugar, jubilado; el actual manager, que vive una aventura con una telefonista; su esposa, que trabaja en el salón de peluquería y manicura; el jefe de cocinas, que por una actitud racista es despedido ese día; los pinches de la cocina, uno de los cuales está muy emocionado por el partido de béisbol que se juega ese día; una joven pareja, que se casa ese día para de este modo evitar que él sea destinado a Vietnam; algunos jóvenes implicados en la campaña de Bobby, desde futuros políticos a muchachos que tienen su primera experiencia con la droga; la actriz-cantante alcohólica y su cansado esposo; la pareja madura, donde ella esconde su inseguridad a base de cuidar su apariencia... Notable film bien trabado por Emilio Estevez, director y guionista, y que se reserva un pequeño papel. Se citan en el metraje dos películas, Grand Hotel y Bonnie and Clyde, y no es una mención casual. La estructura y marco del film remiten al clásico de Edmund Goulding, y el otro título anticipa la ensalada de tiros que va a constituir su clímax. Aunque la narración arranca de un modo premioso -hay muchos personajes y subtramas que introducir-, lo cierto es que Estevez las dota de espléndida intensidad dramática, sobre todo porque estamos ante seres de carne y hueso, con inquietudes que podemos entender; y cada pequeña 'tragedia' alcanza su momento álgido, en que detectamos grandeza y miseria. Un reparto de maravillosos actores, espléndidamente escogido, con personajes que les vienen como anillo al dedo -algunos ciertamente arriesgados, como el de tres grandes actrices que se enfrentan al problema de su edad, Demi Moore, Helen Hunt y Sharon Stone- contribuyen, cada uno desde su pequeña parcela, a la gran estatura de este film.

7/10
Burt Munro: un sueño, una leyenda

2005 | The World's Fastest Indian

Típica película sobre el hombre que hace realidad su sueño. Un neozelandés anciano y excéntrico, amante de la velocidad, lleva años preparando una moto para acudir a un campeonato que se celebra en los desiertos de Salt Lake, en Estados Unidos. Una angina de pecho le avisa de que le queda poco tiempo, así que reúne el dinero suficiente, y viaja al otro lado del mundo. Hazañas deportivas, y canto a las posibilidades de la tercera edad, cuando se mantiene la mente joven, y por tanto, abierta. El australiano Roger Donaldson, director y guionista, nos pinta una galería de personajes variopintos, que ayudan al protagonista en su aventura, que incluyen el vecino chaval, un travesti, una mujer con la que echa una cana al aire, y los propios organizadores de la carrera, que al principio le ven con escepticismo, y luego con admiración. Película correctita y algo empalagosa, se ve sin esfuerzo aunque su desarrollo sea previsible. Anthony Hopkins lo pasa en grande componiendo el acento de su personaje, pero la cosa no da más de sí, y su pasión por las mujeres es algo risible. Emoción, eso sí, en las escenas en que intenta batir el récord.

5/10
La verdad oculta

2005 | Proof

Catherine es una joven que ha cuidado durante años de su padre Robert, un genio de las matemáticas, con un punto de locura. Cara a evitar el ingreso de su progenitor en una institución psiquiátrica, le ha dedicado lo mejor de su tiempo. Lo que ha redundado en una carrera profesional limitada –ella también es matemática, y se le da bien la materia–, y en la imposibilidad de enamorarse, casarse, formar una familia… Por ello, cuando se produce la muerte del padre, se despiertan los recelos hacia su hermana Claire, que no arrimó el hombre todo lo que debía. Y también hacia Hal, un brillante y joven licenciado que estaba haciendo su tesis con Robert, y que tal vez esté detrás de robar algún `descubrimiento´ de su maestro, aprovechando las carencias afectivas de Catherine. Cuidada adaptación de la obra teatral de David Auburn, ganadora del Pulitzer. En la elaboración del complejo guión, donde se incide en la introspección de los personajes, y se producen saltos temporales, ha intervenido el propio autor y Rebbeca Miller. La hija del maestro Arthur Miller, que ha desarrollado una carrera como cineasta, puede entender muy bien lo que es trabajar `a la sombra de un genio´, cuando ese genio es el propio padre. El film explora en varias direcciones, y John Madden sabe insuflar en todas ellas densidad dramática. Así, se exploran las dudas acerca de si Catherine habrá heredado del padre algo más que sus aptitudes con los números, la capacidad de sacrificarse hasta el extremo por un ser querido, los resentimientos por el comportamiento del prójimo, la sed de amar y ser amado inherente a todo hombre… Tras el fiasco de La mandolina del capitán Corelli, Maddem ha vuelto la mirada a la musa que le cubrió de estatuillas doradas en Shakespeare enamorado, o sea, con Gwyneth Paltrow. Y acierta, porque la rubia actriz entrega una composición memorable. El resto del reparto está bien: Anthony Hopkins, con un papel que puede hacer con los ojos cerrados; Jake Gyllenhaal, que sigue afianzando su carrera; y Hope Davis, con un papel ingrato, la `mala´ hermana, muy bien llevado.

7/10
Alejandro Magno

2004 | Alexander

El excelente director Oliver Stone aprovecha la falta de datos precisos que tienen los historiadores sobre la personalidad de Alejandro Magno, para dar una visión muy particular y poco rigurosa del general macedonio que unificó Grecia y conquistó Egipto, Asia menor y Persia en el siglo IV A. C. Consciente de que su mirada es discutible, el cineasta se excusa, narrando la historia desde el subjetivo punto de vista de Ptolomeo (Anthony Hopkins), envejecido general de Alejandro, que llega a calificar su propia narración de desvaríos seniles. El Alejandro Magno que nos presenta Stone es un tipo traumado por el carácter dominante de su madre Olimpia, que se lanza a una carrera de conquistas militares para huir de ella, tras morir su padre, Filipo. El elemento más comentado del film es la presunta homosexualidad de Alejandro, a la que se concede gran protagonismo al describirse su relación con el general Hefestión. Colin Farrell no resulta demasiado convincente como un Alejandro Magno teñido de rubio, pero tiene la fortuna de estar secundando por actores de lujo, que salvan en parte la situación. Los mejor son las batallas, que aunque pocas, están rodadas con espectacularidad, sobre todo aquella en que intervienen los elefantes.

3/10
The Devil and Daniel Webster

2004 | The Devil and Daniel Webster

Para debutar detrás de las cámaras, el ya experimentado actor Alec Baldwin (Coacción a un jurado) elige esta comedia ideada muchos años antes por Stephen Vincent Benet y luego trasladada al teatro. La historia, que ya había sido llevada a la gran pantalla en 1941 con el título El hombre que vendió su alma, trata de un escritor que decide vender su alma al diablo con el fin de recuperar su inspiración. Sin embargo, esa decisión no será nada fácil de mantener. Para romper el pacto contará con la ayuda del editor Daniel Webster, que con su elocuencia será capaz de enfrentarse al poder de las tinieblas. Se trata, por tanto, de una entretenida versión del mito de Fausto, llevado esta vez a la época de los grandes escritores americanos modernos (en la películas desfilan tipos como Truman Capote o Ernest Hemingway). Además del papel de Baldwin, el film cuenta con un buen trabajo de Anthony Hopkins interpretando a Webster. La película es conocida también por el título "Shortcut to Happiness".

5/10
La mancha humana

2003 | The Human Stain

El profesor Coleman Silk tiene un gran prestigio en la universidad. Está a punto de jubilarse, sin embargo su carrera académica termina de un modo inesperado: enfrentándose a unas falsas acusaciones de racismo. Tras el improvisto varapalo, Coleman conoce a Faunia, una mujer mucho más joven que él, con la que comienza a vivir una aventura erótica que va a traerle severos problemas. El más importante tiene que ver con su propia identidad, con la sinceridad de su vida y con un secreto del pasado que atormenta su memoria una y otra vez. Junto a ello, deberá enfrentarse a la violencia del ex marido de Faunia. El reputado director Robert Benton (Kramer contra Kramer, Ni un pelo de tonto) adapta una novela de Philip Roth, prestigioso novelista estadounidense, propenso a narrar con desesperanza los sinsabores de la sociedad norteamericana. La película es una indagación acerca del sufrimiento que supone vivir en la mentira y cómo ésta acaba sin duda revolviéndose contra uno mismo. Benton rueda con estilo correcto, límpido en las escenas ambientadas en 1998, pero vertiendo una fotografía más calida cuando rescata momentos del pasado. Pero quizá lo que provoque extrañeza sean los personajes y sus vivencias: los postulados del secreto de Coleman pueden resultar fácilmente rebuscados y la expansión erótica entre él y Faunia, una mujer claramente desequilibrada, padece de falta de credibilidad. Si esto no es suficiente para alejar al espectador de sus problemáticas, se debe exclusivamente a la labor de los actores, unos Anthony Hopkins y Nicole Kidman que demuestran su talento también en proyectos desiguales, y que están estupendamente secundados por Gary Sinise, como el biógrafo de Coleman, y por Ed Harris como el violento ex marido.

4/10
¿Conoces a Joe Black?

2003 | Meet Joe Black

Se acerca el 65 cumpleaños de William Parrish. Hombre honesto, gran magnate de las telecomunicaciones, querido por sus dos hijas… No imagina que le espera la muerte. Una muerte que, personificada en el cuerpo de un joven apuesto que acaba de fallecer, le concede un "impasse": no le llevará al más allá mientras le sirva de guía en su deseo de conocer cómo es ser humano. Las cosas se complican cuando la muerte, que adopta el nombre de Joe Black, y Susan, la hija menor de William, se enamoran. Martin Brest (Huida a medianoche, Esencia de mujer) ofrece una nueva versión, de amor y lujo, y bastante libre, del viejo film de Mitchell Leisen La muerte de vacaciones. Y arriesga en alguno de sus planteamientos. El primero, la duración: tres horas de metraje. Puede parecer exagerado, pero hay una razón: la opción consciente de un "tempo" lento, como si el paso de los días y las horas se ralentizara por la graciosa concesión, a William, de una ración "gratis" de vida. De tal modo que la elaborada fiesta de cumpleaños que prepara Allison, la hija mayor, parece que no va a llegar nunca, a pesar de estar tan próxima. En su concepción de la muerte, Brest y sus guionistas mantienen las distancias. Presentan la vida de William (genial Anthony Hopkins, que borda siempre todo lo que le echen) como modelo de vida plena: un trabajo bien hecho, con responsabilidad y preocupación social; el amor feliz con su esposa, ya fallecida; dos hijas, que con sus mases y sus menos, le han dado muchas satisfacciones… Pero se obvia que, sobre esa vida, haya que rendir cuentas a alguien. Más bien parece que la recompensa de un buen comportamiento es la autosatisfacción del deber cumplido, la paz con uno mismo.

5/10
9 días

2002 | Bad Company

¿Hay algo peor que ignorar que tienes un hermano gemelo? Ya lo creo que sí: enterarte de que dicho hermano ha sido asesinado cuando andaba trabajaba en una misión para la CIA, y que tú tienes nueve días, nueve, para sustituirle en una delicada operación de compra de armas. Y aunque el cuerpo le pide a Chris Rock dejar la cosa para otra ocasión, su conciencia cívica le lleva a hacer un cursillo acelerado de espía. Aunque físicamente idénticos, los “hermanitos” Jake y Kevin no podían ser más diferentes. El primero va de coleguilla, y utiliza un lenguaje de la calle. Mientras que el superespía tenía formación universitaria, y hablaba varios idiomas. Así que su maestro de espías, el gran Anthony Hopkins, va a tener que esforzarse para que su joven aprendiz esté en condiciones de engatusar a unos traficantes de armas, que están comerciando con armas nucleares de la antigua Unión Soviética. Lo que, es fácil imaginarlo, podría dar lugar a una catástrofe de dimensiones planetarias. Jerry Bruckheimer, acostumbrado a producir "blockbusters" destinados a insaciables devoradores de palomitas (Top Gun, La roca, Armageddon, Con Air, Pearl Harbor), ofrece otro film de acción, dirigido por el siempre competente Joel Schumacher (Tiempo de matar, Un día de furia).

4/10
El dragón rojo

2002 | Red Dragon

Will Graham. Un avispado agente del FBI, que tiene la virtud de meterse en la mente de los asesinos: piensa como ellos, al investigar un caso ve lo que otros no ven. Anda tratando de resolver el caso de un asesino en serie muy particular: mata a sus víctimas, y les quita alguna víscera. Cuando consulta las pistas que maneja con su amigo, el médico forense y psiquiatra Hannibal Lecter cae en la cuenta de que su perfil de exquisito gourmet se ajusta bastante al del asesino buscado. Quizá demasiado. A punto está a convertirse en nueva víctima, pero se salva por los pelos y Hannibal va a dar con sus huesos en la cárcel. Años después, Will está retirado y vive feliz con su mujer y su hijo en un pueblecito costero. Pero su antiguo jefe Jack Crawford le pide ayuda para detener a un nuevo “serial killer” que mata familias enteras, y coloca en sus ojos trocitos de espejo. Aunque reticente, Will acepta volver al tajo por una vez. Y puede que lo lamente. Adaptación de la novela de Thomas Harris, la primera de las suyas en que aparece el doctor Hannibal Lecter, con una presencia más bien secundaria (aunque en el film se le ha concedido más cancha, naturalmente). Había sido llevada ya al cine en 1986 bajo el título de Hunter, una versión muy poco conocida de Michael Mann. En esta ocasión se ha contado el guión con Ted Tally, ganador de un Oscar por su libreto de El silencio de los corderos. El chico se ha esmerado, y aunque hay elementos comunes con El silencio (el principal, que un Lecter recluido ayuda a Will a resolver el caso lanzando crípticas pistas), también existen importantes novedades. Will (fantástico Edward Norton) es un tipo más sólido que la frágil Clarice, y aunque Lecter trata de penetrar en su cabeza, al tenerla muy bien amueblada soporta mejor sus envites. Por otra parte se presta más atención a Francis Dolarhyde (asesino que parece un primo hermano del Norman Bateman de Psicosis: la figura autoritaria e insultante de su abuela, con la que se crió, le afectó a la chaveta), al mostrar que también los psicópatas tienen su corazoncito. La redención a través del amor puede venir gracias a Reba, una compañera del trabajo, ciega, pero capaz de ver los restos de bondad que quedan en Francis. Y está presente un periodista de tabloide, encarnado con convicción por el orondo Philip Seymour Hoffman, que sirve para poner en la picota a los que hacen de la venta del morbo la razón de sus vidas. Brett Ratner es conocido sobre todo por las comedias de acción Hora punta y su secuela (el director bromea asegurando que si Hopkins no hubiera estado disponible, habría dado su papel a Jackie Chan), Aunque la sombra de Jonathan Demme y Ridley Scott, responsables de El silencio de los corderos y Hannibal, es alargada, Ratner sale airoso del reto de entregar un buen film. Del buen manejo de los mecanismos del suspense dan prueba la secuencia de apertura, la reproducción de los pasos de un crimen, o la doble resolución del film. Asegura el director que le tranquilizó mucho, al hablar con Demme, que éste le dijera: “Si esto fuera El padrino, te daría mi bendición.” El perfeccionista Anthony Hopkins cuenta que, debido a que han pasado diez años desde el primer film, temía que su voz pareciera avejentada comparada con la de El silencio de los corderos (en teoría, su personaje es más joven, pues los sucesos que se narran transcurren antes de que conociera a Clarice); tuvo entonces que emplearse a fondo para que el tono monótono de la voz tan característico de Lecter sonara relativamente juvenil. Mientras que Ralph Fiennes afirma que lo que le gustó de su personaje es que es “una figura trágica. No necesariamente simpática, pero tiene un corazón de verdad.”

6/10
Corazones en Atlántida

2001 | Hearts in Atlantis

Malas noticias: ha muerto Sully, el mejor amigo de la infancia de Bobby. Lo que despierta entrañables recuerdos de cierto verano. Por aquel entonces Bobby se divertía cantidad con sus amigos Molly y Solly. Y encima la llegada del forastero Ted, inquilino de una de las habitaciones de la casa donde vive Boby con su madre viuda, trajo consigo una inesperada aventura. Adaptación del libro de Stephen King, donde resuenan ecos del relato The Body, llevado al cine por Rob Reiner con el título Cuenta conmigo. Scott Hicks, con guión de William Goldman, subraya el tono nostálgico, la rememoración de la infancia perdida. Se habla de la entrada de Boby en la edad adulta, dolorosa en algunos aspectos (primer beso, amistad con un adulto, nueva perspectiva de su progenitor). Anthony Hopkins está magnífico en su composición de un hombre sabio y cansado.

5/10
Hannibal

2001 | Hannibal

Suspense y drama psicológico. Nueva vuelta de tuerca al estrecho vínculo que une a la agente del FBI Clarice Starling con el psicópata asesino Hannibal Lecter, que se mueve entre la feroz repulsa y la atracción magnética. Los corderos vuelven a chillar. Diez años después de los hechos narrados en El silencio de los corderos, Clarice es una agente al fin experimentada, que luchar por salvar vidas de gente inocente todos los días. En una operación en la que se ve envuelta, el resultado a primera vista es desastroso. Ella ha actuado con sensatez, pero sus jefes la tratan injustamente. Herida moralmente, acepta trabajar en el caso que podría congraciarle son sus superiores. Se trata de la búsqueda de Hannibal el caníbal, huido de la justicia, y sobre el que hay nuevas pistas aportadas por una antigua víctima del doctor: un multimillonario paralítico y de rostro deforme, que pretende una venganza a la altura de su ominoso oponente. Ha habido un consenso casi general en señalar que la novela de Thomas Harris en que se basa el film tenía más de un problema. Los productores Dino y Martha De Laurentiis así lo han entendido al confiar el guión a dos “pesos pesados”: David Mamet y Steven Zaillian. Ambos han tenido la virtud de conservar los mimbres de la historia –al fin y al cabo, su labor era adaptar–, pero realizando una ejemplar labor de poda en muchísimo elemento superfluo, y desechando el cochambroso final. El propuesto es ejemplar: no sólo porque guarda una imprescindible coherencia con la personalidad de los personajes, sino por conservar idéntica situación a la planteada en el libro y conseguir elevar el clímax, casi inesperadamente, a una altura insospechada. ¿Qué decir del reparto? Pues que está muy bien, aunque a Anthony Hopkins y Julianne Moore les faltan más momentos para dar lo mejor de sí mismos. Apenas comparten escena juntos, y el espeluznante juego del “quid pro quo”, que a tan intensos momentos daba pie en El silencio de los corderos, está ausente en el nuevo film; un "leiv motiv" que sustituye al de los corderos que no dejan de chillar, las palomas de vuelo alto y vuelo bajo, trata de cimentar su nueva relación; pero se revela más oscuro y traído por los pelos. Si dirigimos la atención a los nuevos personajes, podemos aplaudir a un sobrio Giancarlo Giannini al que ciega la ambición, a un irreconocible y vengativo Gary Oldman, e incluso al fugaz carterista Enrico Lo Verso.

6/10
Titus

1999 | Titus

William Shakespeare es sin duda uno de los autores más adaptados a la gran pantalla. Sus obras son famosas en el mundo entero gracias a su objetiva y certerísima disección de las pasiones humanas. Pero entre ellas hay también algunas historias que no han adquirido el peso de sus hermanas mayores, y tal es el caso de Tito Andrónico, un drama donde la violencia y la venganza son las protagonistas. El mejor general romano, Titus Andronicus, regresa victorioso de la guerra contra los bárbaros. Con él trae prisionera a la reina de los godos, Tamora, a tres de sus hijos y al moro Aarón. Para seguir con el ritual de la victoria, Titus lleva a cabo el sacrificio de uno de los hijos de Tamora, pese a las súplicas de ésta. Pero cuando el caprichoso Saturninus es nombrado nuevo emperador del imperio y concede la libertad a la reina cautiva, ésta pergeñará una atroz venganza contra el prestigioso general. Que la película no está al alcance de todos los paladares lo explica el hecho de que se estrenara en nuestro país con cinco años de retraso. La directora Julie Taymor, más tarde encumbrada gracias a Frida, despliega un espectáculo visualmente impactante, entre barroco y kitsch, y excesivo también en la explicitud de la violencia y del hedonismo que domina el imperio. La puesta en escena es enormemente audaz al mezclar pasado y presente dando lugar a arriesgados anacronismos narrativos (el niño del inicio, los automóviles, la estética nazi, los discursos con micrófono, guerreros tipo Mad Max…). La sorpresa de esas imágenes y cierto tono teatral dota a la historia de un aire irreal y fantasioso, aunque lleno de vigor, donde el aspecto formal acaba por llevarse el gato al agua. Y la bella Jessica Lange y el sufriente Anthony Hopkins mantienen un duelo tan brillante como sobrecogedor.

6/10
Instinto

1999 | Instinct

Theo Caulder es un ambicioso y competente psiquiatra, dispuesto a casi todo para 'trepar' en su profesión. La llegada a Estados Unidos de Ethan Powell, un estudioso de los gorilas responsable de la muerte de varias personas en Uganda, promete ser un caso interesante. Lograr que aquel hombre hable y explique su historia resulta un reto fascinante. Pero quizá el caso le lleve adonde no espera: a replantearse el modo egoísta en que aborda su profesión y las relaciones con los demás. Estamos ante un film inquietante, adaptación de una novela de Daniel Quinn, que se sostiene gracias sobre todo a las buenas interpretaciones de los siempre estupendos Anthony Hopkins, Cuba Gooding Jr. y Donald Sutherland. La relación psiquiatra-asesino, que depara varias sorpresas, recuerda al famoso toma y daca que se traían Anthony Hopkins y Jodie Foster en El silencio de los corderos. Además, se juega con el contraste entre unos humanos cada vez más animalizados, guiados por el instinto, y unos gorilas que, para Powell, se han convertido en lo que podría llamarse su “familia”. Aunque en teoría parte de la acción transcurre en Uganda –el hábitat natural de los gorilas–, se rodó en la más cercana Jamaica. Su exuberante terreno y paisaje montañoso dan el pego perfectamente.

4/10
La máscara del Zorro

1998 | The Mask of Zorro

¡Ta-chín, ta-chán! Vuelve la gran aventura. Con un héroe como los de antes: ¡Su-per-zo-rro! California, 1821. Gracias a la actuación de un hombre enmascarado, el Zorro (bajo este apelativo se esconde el terrateniente don Diego de la Vega, que no es otro que el excelente actor Anthony Hopkins), los españoles se retiran de California. Ha triunfado la revolución de Santa Ana. Pero antes de la partida Rafael Montero, el comandante del ejército burlado, descubre la identidad del Zorro. Así que provoca la muerte de la esposa de don Diego, mientras éste va a parar a una tétrica mazmorra. Su hija pequeña, Elena, queda al cuidado de Montero, que la cría como si fuera de su propia sangre. Veinte años después Alejandro Murrieta, un simpático ladronzuelo (el inconmensurable Antonio Banderas), se encargará de resucitar la leyenda del Zorro. Es difícil encontrar una peli de aventuras tan entretenida. Ésta posee todo el sabor de un film de Indiana Jones. Hay duelos de espada, tipos enmascarados, mujeres listas y hermosas (Catherine Zeta-Jones), injusticias que resolver, picaresca... ¿Qué más se puede pedir? Encima sirve el film para que el actor español más internacional, el gran Banderas, dé el salto a lo más alto.

6/10
El desafío (1997)

1997 | The Edge

Tras un inesperado accidente de avión, un multimillonario y el amante de su mujer, un joven y cotizado fotógrafo de moda, intentan sobrevivir en las tierras heladas y hostiles de Alaska. Pronto descubrirán que el mayor peligro no proviene de la naturaleza, lo que piensan en un principio tras ser atacados por un oso, sino de sus debilidades, propias del ser humano. Curiosa cinta de aventuras a la antigua usanza. El protagonismo corre a cargo de Anthony Hopkins y Alec Baldwin, mientras tiene una pequeña presencia la modelo Elle MacPherson. El mayor atractivo de la cinta consiste en el guión del guionista, escritor y cineasta David Mamet (La trama, La casa del juego) que consigue mantener durante todo el metraje la intriga y los conflictos psicológicos entre los personajes, caracterizados por unas personalidades demasiado contrapuestas, pero que deben aprender a colaborar juntos para poder regresar a casa sin fallecer en el intento. Entre los restantes méritos del filme, destacan una trepidante banda sonora del veterano Jerry Goldsmith (Rio Lobo, Star Trek), que consigue dar una emoción inusitada a las escenas de acción, pero también una conseguida fotografía de los amplios espacios naturales, firmada por el reputado profesional Donald M. McAlpine.

5/10
Amistad

1997 | Amistad

Año 1839. Los esclavos que transporta el barco español Amistad, encabezados por Cinque, se amotinan y exigen ser llevados de vuelta a África. Pero la nave acaba recalando en aguas estadounidenses. Comienza un juicio donde pesan los cargos de asesinato, además de la reclamación de la propiedad de los esclavos por parte de un terrateniente, al que apoya la corona española. Un grupo de abolicionistas se hace cargo de la compleja defensa, viendo una ocasión de oro para avanzar en la supresión del comercio con seres humanos. Si la veta de cine fantástico y de aventuras que hizo popular a Steven Spielberg parece algo agotada -Parque Jurásico y El mundo perdido: Parque Jurásico 2 son un alarde técnico y de dirección, pero se echa en falta la imaginación de su autor- no sucede así con sus películas adultas. El director asume la responsabilidad de provocar la reflexión del espectador -en primer lugar la de sus hijos, ha asegurado-, lo que no está nada mal ante un panorama de películas en cuya degustación parece condición indispensable no pensar en absoluto. No deja de ser paradójico que él y George Lucas recuperaran el cine de aventuras cuando nadie lo cultivaba, y que ahora que abundan los films de simple entretenimiento sea Spielberg el que proponga temas que apelan a la conciencia. Como todos los filmes de Spielberg, Amistad es muy visual; magnífica es la fotografía de fuertes contrastes, en que los personajes parecen bañados en luz. Y la historia, auténtica en sus líneas maestras, interesa. Quizá sea algo larga, con alguna caída de ritmo, y algún personaje poco desarrollado, como el de Morgan Freeman. Pero magníficas ideas de guión mantienen la atención. Una es la dificultad del idioma. Los esclavos no hablan inglés ni castellano, no pueden expresarse bien. Eso mantiene las distancias, y logra que esa consideración de seres inferiores, sin derechos, se acepte más fácilmente. De modo que cuando los defensores, siguiendo los consejos del ex presidente John Quincy Adams –formidable Anthony Hopkins-, tratan de ver no 'cosas' sino 'personas' con su historia, y logran comunicarse, la perspectiva cambia de modo muy efectivo. También el paralelismo entre la odisea de los esclavos y el relato del Evangelio que cautiva a uno de ellos ayuda a dar un sentido a los sinsabores que padecen.

6/10
Sobrevivir a Picasso

1996 | Surviving Picasso

Drama biográfico sobre la figura del pintor español Pablo Ruiz Picasso. Anthony Hopkis encarna a este personaje que como casi todo genio, tuvo una compleja vida personal y profesional. Vestuario, maquillaje y peluquería consiguieron que Hopkins luciera como el pintor, aunque no se trata de uno de los trabajos más memorables del actor como tampoco lo es del director James Ivory.

4/10
August

1996 | August

Leuan y su sobrina viven en una casa en el campo donde llevan una vida apacible e incluso tediosa para muchos. Pero su estimada rutina se rompe cuando aparece en el lugar el padre de la joven con su nueva, joven y atractiva mujer. La pareja anuncia que su intención es quedarse, por lo que tiemblan los cimientos de la vida campestre. La recién llegada será el objeto de deseo de todos los que viven o pasan por la residencia de Leuan. Anthony Hopkins dirige, protagoniza y es el responsable de la música de esta cinta. Es habitual que el genial actor desempeñe estas tres funciones cuando opta por ponerse detrás de las cámaras.

4/10
Nixon

1995 | Nixon

Oliver Stone (JFK, Platoon), vuelve a comprometerse políticamente con este film, que nos narra la vida de Richard Nixon, el único presidente de los Estados Unidos que se ha visto obligado a dimitir. Apasionante relato de los entresijos de la política norteamericana, Stone consigue realizar un elaborado retrato del perfil del polémico presidente, gracias sin duda a la maravillosa interpretacion de Anthony Hopkins. Ambición, desconfianza y terquedad son los rasgos que Hopkins consigue imprimir al personaje. Destacable es el ambiente de tragedia shakesperiana que domina el film, especialmete al narrarnos los últimos días de la presidencia, con el escándalo Watergate en su punto más álgido. La película obtuvo cuatro nominaciones a los Oscar.

4/10
El balneario de Battle Creek

1994 | The Road to Wellville

En tono de peculiar comedia bufa, Alan Parker recrea la vida en un balneario de principios de siglo, regentado por el Dr. John Harvey Kellogg. El director británico toma como excusa a este peculiar personaje, inventor de los famosos cereales que llevan su nombre, para realizar una película cercana al esperpento. Parker hace una crítica a la preocupación excesiva por la salud. Pero su principal centro de atención lo constituye la idea de la abstinencia sexual recomendada por el doctor, que trata de mostrar como un desatino provocador de insaciables apetitos eróticos. Tal planteamiento abre paso a recurrentes escenas de sexo. El director no sabe —o no quiere— desarrollar la subtrama del pobre diablo interpretado por John Cusack, que trata de hacer fortuna con los cereales, o la de la relación del doctor con uno de sus hijos adoptivos. Es inevitable la impresión de desaprovechamiento del maravilloso diseño de producción y del envidiable reparto. Sólo el uso de una buena lavativa, tal y como el doctor Kellogg hace con sus pacientes, podía haber salvado este film, torpe y reiterativo.

2/10
Leyendas de pasión

1994 | Legends of the Fall

Brad Pitt, Aidan Quinn y Henry Thomas interpretan a los hermanos Ludlow que viven junto a su padre, el coronel William (Anthony Hopkins). Tienen un idílico rancho en los bosques de Montana. Están rodeados de una vida salvaje y libre. Pero los problemas surgen cuando aparece la novia del más pequeño de los hermanos -interpretada por Julia Ormond- que va de visita al rancho. Esto situación crea un conflicto entre los hermanos. La Primera Guerra Mundial está a punto de comenzar, y los hermanos no se mantienen al margen. Tristán (Brad Pitt) tiene una valiente actuación en las trincheras, a la vez que no olvida las llanuras de Montana ni a su familia. Un meritorio intento de película épica, que cuenta una historia en la que trata de desentrañar el comportamiento humano, que sigue siendo el mismo con el paso de los siglos. Llaman la atención los nombres de los actores que componen el reparto. La ambientación y los paisajes merecen la pena. El experto James Horner se encarga de ensalzar los momentos emotivos con su composición musical.

6/10
El proceso de Kafka

1993 | The Trial

Adaptación de la célebre novela de Franz Kafka que se estrenó a título póstumo. En ella Joseph se despierta un buen día y descubre a dos tipos que le dicen que está detenido. Nadie le dice cuáles son los cargos que se han presentado contra él. Además, su detención resulta muy extraña, pues tiene permiso para salir. Interpreta al desdichado protagonista Kyle Maclachlan, quien venía de triunfar en televisión como el agente especial Cooper en la serie creada por David Lynch, Twin Peaks.

4/10
El inocente

1993 | The Innocent

Basada en el relato de Ian McEwan, El inocente narra la historia de un hombre que se ve envuelto en una trama urdida por los americanos para intervenir el sistema de comunicaciones de la Alemania del Este durante la Guerra Fría. Tras un apasionado romance, se ocultan los más diversos intereses políticos. Espionaje, traición y asesisnatos en un Berlín aún dividido. John Schelesinger (Cowboy de medianoche, Marathon Man, El día de la langosta) dirige esta bien llevada historia de espías, que cuenta con un completo reparto entre los que destacan Anthony Hopkins, (El silencio de los corderos, Lo que queda del día, Tierras de penumbra), Isabella Rossellini, en el papel de mujer fatal y Campbell Scott.

5/10
Tierras de penumbra

1993 | Shadowlands

Sensible acercamiento a la figura del escritor británico C.S. Lewis, célebre por su obra apologética del cristianismo, y por su saga infantil "Las crónicas de Narnia". El film se basa en la pieza teatral de William Nicholson, inspirada a su vez por la obra de Lewis "Una pena en observación", transformada en guión cinematográfico por él mismo. En él se nos muestra a Lewis, o Jack, como le llaman sus amigos, como una figura pública bien asentada, prestigioso escritor y profesor universitario en Oxford, que vive una vida cómoda y ordenada con su hermano Warnie, según el "estuche" que él mismo se ha fabricado cuidadosamente. Un día recibe una carta de Joy Gresham, una escritora estadounidense admiradora de su obra que desea conocerle con su hijo. Creyendo que se tratará de un encuentro más, Lewis pronto queda fascinado por Joy, y nacerá algo llamado amor. Pero junto al amor llegará el dolor del que tanto ha hablado teóricamente en conferencias -"El dolor es el cincel con el que Dios habla a un mundo de sordos", suele tronar con convicción-, pues a Joy le diagnostican una enfermedad terminal. Aceptar trance tan doloroso es el desafío de Lewis, a quien como le recordará su amada, ha de tener en cuenta que "el dolor de hoy es parte de la felicidad de entonces". Richard Attenborough ha sido tachado, con cierta injusticia, de director academicista. Sea como fuere, en este su mejor film demuestra una exquisita sensibilidad al plasmar la historia en imágenes. Cuenta para ello con una trama rica en sugerencias -el estudiante que se duerme en las clases de Lewis, rival de su ingenio, que le sugiere acudir a Aristóteles para explicar que "la acción es el personaje" en las obras de ficción; el niño que desea ver el armario que conduce a Narnia en el desván de la casa de Lewis, y que, cuando llega la muerte, descubre su fondo de sólida madera...- y un espléndido reparto donde brillan, por supuesto, la pareja protagonista compuesta por Anthony Hopkins y Debra Winger.

7/10
Lo que queda del día

1993 | The Remains of the Day

La Segunda Guerra Mundial es inminente. Stevens (Anthony Hopkins) es un mayordomo de la mansión de Darlington Hall, entre cuyas paredes los dueños y el servicio mantienen sus vidas apartadas en una rígida interdependencia. Stevens es eficiente y está entregado a su trabajo. Ni se le ocurre pensar en lo contrario. Su mundo no va más allá de la obediencia y el protocolo. La fidelidad a su señor es absoluta, porque así ha sido educado por su padre, también mayordomo. Pero su meticulosa vida se ve turbada con la llegada de una temperamental ama de llaves, Miss Kenton (Emma Thompson). Miss Kenton esconde bajo su aspecto frío una mujer llena de ternura, que enseguida se enamora en silencio del incomunicativo Stevens. Las palabras de amor que ella espera de él, son en realidad intrascendentes comentarios de trabajo, ausentes de cualquier pasión. A la vez, en la mansión se reúnen importantes cargos del régimen alemán nazi, para negociar apoyos británicos con el rico propietario, interpretado por James Fox.  Una excelente película, basado en la novela de Kazuo Ishiguro, titulada 'Los restos del día'. El prestigioso director de películas de época James Ivory desarrolla con su habitual elegancia y sutileza un drama que encierra una tremenda carga de profundidad. Artífice de Las Bostonianas o Maurice, dirige con mano experta a dos grandes intérpretes. Hopkins realiza una actuación magistral, rellenando su complejo personaje con gestos concisos pero ligeros, sin recargas artificiales. Una película muy inteligente que en pocos años se ha convertido en un clásico.

8/10
Spotswood

1992 | Spotswood

Wallace es un experto en modernizar y reducir costes en las fábricas. Sin embargo, su capacidad práctica se pone en peligro cuando recibe el encargo de acudir a una pequeña fábrica. Allí entra en contacto con sus trabajadores y descubre una nueva realidad más allá de las fórmulas e inventos revolucionarios que hacen que una empresa produzca más y gaste menos. Entre el reparto llama la atención de un todavía desconocido Russell Crowe y Toni Collette, que debutó en cine con este largometraje.

4/10
Freejack (Sin identidad)

1992 | Freejack

Entretenida historia futurista acerca de un hombre que es proyectado al futuro justo en el momento de tener un accidente de coche. Cuando despierta del trance, han pasado 18 años, pero a él solo le ha parecido un par de horas. En la nueva realidad en la que vive, escapará milagrosamente de las siniestras maquinaciones de un equipo de científicos sin escrúpulos. La película no pierde fuerza, lo que se debe sin duda al espléndico reparto: Anthony Hopkins, Mick Jagger, Emilio Estevez y Rene Russo.

4/10
Regreso a Howards End

1992 | Howards End

Las hermanas Margaret y Helen, interpretadas por Helena Bonham Carter y Emma Thompson, empiezan una amistad con los Wilcox, una próspera familia de la burguesía liberal, pero por una serie de sucesos, suspenden la relación. Con en el tiempo, la comprensiva Margaret y la dulce señora Wilcox, vuelven a encontrarse y entablan una amistad tan sólida, que al morir ésta, le deja su bucólica casa de Howards End a Margaret, en contra de la opinión de su familia. Helen se desentiende, y se dedica a ayudar a un joven y atractivo oficinista con problemas matrimoniales, con el que iniciará un romance. Las cosas se complican cuando Margaret y el viudo Wilcox se enamoran. Una excelente película de época realizada por el especialista en el género James Ivory, autor también de Oriente y Occidente (1982), Las bostonianas (1984) o Una habitación con vistas (1986). Basada en la novela de E.M. Forster. Una historia sugerente, rodada con sutileza y con un envolvente sentido estético. El equipo de actores está imponente, desde el sobrio Anthony Hopkins, hasta la rebelde Bonham Carter y la encantadora Vanessa Redgrave. Emma Thompson ganó el Oscar como mejor actriz. El tono de la película es de una belleza y de una elegancia admirables.

6/10
Drácula, de Bram Stoker

1992 | Bram Stoker's Dracula

Una fiel adaptación de la célebre novela de Bram Stoker, que se inspiró en Vlad IV Tepes (el empalador) Draculea (hijo del diablo), heredero de Vlad III Dracul, descendiente de los hunos. A pesar de esta anunciada fidelidad a la obra de Stoker, Coppola introduce algunas alteraciones, como el prólogo en el que narra que tras vencer a los turcos, Vlad Draculea encuentra a su mujer muerta. Decidió quitarse ella misma la vida al recibir una traidora carta otomana que le comunicaba la muerte de su esposo. Por esto, Vlad Draculea maldice a Dios y es condenado al sufrimiento eterno en la tierra, convertido en un vampiro. Casi medio siglo después, el conde Drácula, interpretado por Gary Oldman, solicita los servicios de un joven y ambicioso abogado llamado Jonathan Harker (Keanu Reeves), con el fin de realizar las escrituras para la compra de un castillo de Inglaterra. Por casualidad, Drácula ve la fotografía de la novia de Jonathan, Mina (Winona Ryder), y se obsesiona con que es el vivo retrato de su amada. Cuando Drácula llega a Londres, deberá enfrentarse al profesor Van Helsing (Anthony Hopkins), experto en exterminar vampiros. Una película impactante, puramente gótica, terrorífica y romántica a la vez. Son muchas las adaptaciones de la novela de Stoker llevadas al cine, con mayor o menor inspiración. Destacan el Nosferatu (1922), de Murnau, o el Drácula (1931), de Tod Browning. Cuenta con un reparto de verdadero lujo, con un insuperable Gary Oldman dando vida al conde. Una película muy recomendable, llena de artificio, rodada con una técnica sorprendente, que cautiva al espectador desde el principio.

7/10
To Be the Best

1992 | To Be the Best

Producción televisiva basada en la novela homónima de Barbara Taylor Bradford. Su protagonista es Paula O'Neill, una luchadora que tiene que pelear en varios frentes. Por un lado, está su familia y sus malnacidos primos. Por otro, el negocio familiar que tiene que sacar adelante, sin olvidar su propio matrimonio. La escritora ha sido llevada a la televisión en otras nueve ocasiones. Sin embargo, nunca fue adaptada al cine.

4/10
Chaplin

1992 | Chaplin

Richard Attenborough (Gandhi, Grita libertad) dirige esta película sobre la vida del más genial cómico que haya dado el Séptimo Arte. El film elabora el retrato del hombre que se oculta tras el personaje. Así, somos testigos de sus comienzos, de la llegada de la fama, del éxito profesional, de sus fracasos matrimoniales... en definitiva, de las luces y sombras, que acompañan a todos los personas que han hecho historia. El reto de interpretar a Chaplin fue asumido por Robert Downey Jr., quien salió airoso del mismo, hasta el punto de que obtuvo una nominación al Oscar por su papel. Le acompañan en el reparto Dan Aykroyd, Kevin Kline, Anthony Hopkins y Milla Jovovich (El quinto Elemento, Juana de Arco). Attenborough imprime al film un correcto tono académico, en el que sobresale una excelente fotografía y una gran banda sonora. Pero en especial hay que destacar la recreación de diversos gags, que constituyen un auténtico homenaje al cine mudo.

6/10
One Man's War

1991 | One Man's War

El médico Joel vive en Paraguay bajo la dictadura férrea del dictador Stroessner. Es un hombre muy comprometido que presta ayuda médica a los más necesitados, a los que no les pide nada a cambio. Un buen día su hijo fallece y le hacen creer que ha sido víctima de un crimen pasional. Pero Joel conocía bien a su hijo y no se traga la versión oficial, es más, sospecha que el totalitario gobierno está detrás de su muerte. Así que decide comenzar una lucha contra el todopoderoso estado para esclarecer la verdad. Producción televisiva basada en hechos reales y protagonizada por Anthony Hopkins en uno de sus títulos menos populares.

4/10
El silencio de los corderos

1991 | The Silence of the Lambs

Se busca a un asesino psicópata. ¿Qué mejor ayuda para la agente Clarice que la de un asesino psiquiatra? El doctor Hannibal Lecter está encerrado en una prisión de máxima seguridad, pues tiene la malísima costumbre de comerse a sus víctimas. Una agente novatilla, Clarice Starling, cuenta con su asesoramiento para detener al criminal "Buffalo Bill", que secuestra y asesina a mujeres jóvenes y rollizas con un propósito muy, muy peculiar. Este inquietante thriller, adaptación de la novela de Thomas Harris, arrasó en taquilla y se llevó los cinco Oscar más importantes (película, director, guión, actor y actriz principales). El silencio de los corderos fue la película que lanzó al estrellato a Anthony Hopkins, hasta entonces poco conocido pese a una trayectoria notable. Jodie Foster preparó su papel consultando con una auténtica agente del FBI, que le habló de la agencia, y de la presencia de la mujer allí.

8/10
37 horas desesperadas

1990 | Desperate Hours

Remake de la claustrofóbica novela de Joseph Hayes sobre una familia retenida por unos matones, llevada ya al cine por Wyler. Cimino buscaba superar el fiasco de La puerta del cielo.

4/10
Grandes esperanzas

1989 | Great Expectations | Serie TV

Miniserie que adapta la novela del mismo título de Charles Dickens. Pip es un joven huérfano que vive con su hermana. Son pobres y parece que la vida no hace más que depararles desgracias. Un buen día, como por arte de magia, recibe la oportunidad de cambiar radicalmente de vida. Ha llegado el momento de disfrutar de sus grandes esperanzas. La veterana y estupenda Jean Simmons interpreta a la señora Havisham, que es quien le ofrece a Pip la posibilidad de cambiar de vida.

5/10
Heartland

1989 | Heartland

Producción televisiva sobre un granjero lácteo que ve como su negocio de toda la vida se va a la quiebra. Considera que esta situación se podría haber evitado si los gobiernos protegieran los sistemas de trabajo tradicionales, así como si se preocuparan de dictar leyes teniendo un conocimiento de causa previo. Está tan dolido por la pérdida de su forma de vida que decide luchar contra el sistema para hacerle ver que está equivocado. A pesar de que no es raro ver a Sir Anthony Hopkins interpretando a exquisitos caballeros, el actor tiene un amplio registro interpretativo, como demuestra aquí al encarnar a un hombre de campo.

4/10
Adorable seductor

1989 | A Chorus of Disapproval

Adaptación de una divertida obra teatral echada a perder por las pocas aptitudes para la comedia de su director Michael Winner. Todo comienza cuando, tras la muerte de su esposa, Guy Jones decide montar una compañía de ópera aficionada en la localidad inglesa de Scarsborough. Además de los problemas de la función, Guy tiene que lidiar con el dueño del local, un individuo realmente insoportable, no muy conforme con lo que se está haciendo. Los protagonistas son Jeremy Irons y Anthony Hopkins, por aquel entonces no muy conocidos a nivel internacional, y que poco tiempo después ganarían sendos Oscar al mejor actor por las películas El misterio Von Bulow (1991) y El silencio de los corderos (1990), respectivamente.

4/10
El décimo hombre

1988 | The Tenth Man

Adaptación de un intrigante relato de Graham Greene. Durante la guerra, Chavel salva su vida intercambiando su identidad con la de un prisionero. Instaurada la paz, y sin revelar quién es, va a casa de la hermana.

4/10
El amanecer

1988 | The Dawning

Angus es un miembro convencido del IRA, que conoce a una joven idealista llamada Nancy Gulliver, con la que intentará encontrar un apoyo a su causa. Película intimista sobre dos luchadores ideológicos y la relación que surge entre ellos. Destaca el reparto encabezado por Anthony Hopkins y seguido por una debutante Rebecca Pidgeon (El caso Winslow), que están acompañados de otros rostros más conocidos, como los de Jean Simmons y Hugh Grant.

5/10
La carta final

1986 | 84 Charing Cross Road

Delicioso film que disfrutarán los amantes de la buena literatura. Cuenta la estrecha relación epistolar entre una ávida lectora neoyorquina (Anne Bancroft) y el librero de Londres (Anthony Hopkins) que la abastece. Está basada en la deliciosa historia escrita por Helene Hanff "84 Charing Cross Road".

7/10
Blunt

1985 | Blunt

Producción televisiva sobre Anthony Blunt, un historiador inglés conocido como "el cuarto hombre". Él y cuatro compañeros fueron bautizados como Los cinco de Cambridge, un grupo de británicos que trabajaron como espías para la Unión Soviética durante la Guerra Fría. Interesante película donde la trama de espionaje no viene dada por la más elaborada de las ficciones, sino por la más fiel realidad.

4/10
Guilty Conscience

1985 | Guilty Conscience

El abogado Jamison quiere divorciarse de su mujer. El problema es que es muy consciente de que le tendrá que pasar una pensión muy elevada, lo que supone un gran inconveniente de cara a la separación. Pero el caso es que él quiere divorciarse. Así que parece que la baza baza ganadora está en el asesinato. Anthony Hopkins recuerda ligeramente en esta producción televisiva al doctor Jeckull y Mr. Hyde porque planea el asesinato con un alterego que se ha creado y que es el "líder" de la operación.

5/10
Mussolini y yo

1985 | Mussolini: The Decline and Fall of Il Duce

En una ambiciosa coproducción entre Francia, Italia y otros países, Hoskins encarna al Duce, desde su juventud. La acción comienza cuando constituye el partido fascista e inicia la célebre Marcha sobre Roma. Se presta especial atención a momentos tan decisivos como su alianza con Hitler, o la traición de sus seres queridos. Cuenta con actores tan renombrados como Susan Sarandon y Anthony Hopkins.

5/10
Esposas de Hollywood

1985 | Hollywood Wives | Serie TV

Miniserie basada en la novela escrita por Jackie Collins, hermana de la malísima Alexis de Dinastía. Conocedora del mundillo hollywoodiense, escribió este libro ficticio sobre un grupo de mujeres que viven en la alta sociedad de la meca del cine. Ha llegado la hora de ver cómo viven "las señoras de" los grandes nombres del mundo del celuloide.

4/10
The Good Father

1985 | The Good Father

Bill es un tipo que vive amargado desde que se divorció. Perder la custodia de su hijo le sumió en un profundo pozo. Por eso ahora que un amigo está viviendo el proceso de divorcio decide ayudarlo para que no pierda la custodia de su hijo. De hecho, se mete tanto en faena que no duda en pedir ayuda a abogados sin escrúpulos para que hundan a la mujer de su amigo. Lo más interesante de esta película es que la sed irracional de venganza está compensada por la entonación del "mea culpa" que hacen los dos personajes principales. Durante el duro proceso legal por la custodia del hijo de su amigo, Bill se da cuenta de la cantidad de cosas que podían haber hecho como padres antes de llegar a una situación así.

5/10
Arch of Triumph

1984 | Arch of Triumph

Anthony Hopkins interpreta a un austriaco que durante la Segunda Guerra Mundial se ha refugiado en París de los nazis. Todo va bien en la capital francesa que aún no ha sido tomada por los alemanes. Relajado, el personaje de Hopkins se enamora de una misteriosa mujer que no parece que le vaya a reportar nada bueno. Remake para la pequeña pantalla de una cinta homónima de 1948 que protagonizaron Ingrid Bergman, Charles Boyer y Charles Lughton.

4/10
Motín a bordo

1984 | The Bounty

Mel Gibson emula a Clark Gable y Marlon Brando, enfrentándose al tiránico capitán Bligh. Tercera versión sobre el famoso motín a bordo de "La Bounty". Apasionantes aventuras en alta mar.

5/10
A Married Man

1983 | A Married Man | Serie TV

Anthony Hopkins es un abogado que está harto de su matrimonio. Completamente infeliz en su hogar, comienza una aventura extraconyugal con una mujer con aspiraciones políticas. Este amor a dos bandas le acabará poniendo en un serio aprieto y cambiando su vida para siempre. Anthony Hopkins es el protagonista de esta miniserie. Durante la década de los ochenta la carrera de Hopkins se desarrolló prácticamente en televisión.

4/10
The Hunchback of Notre Dame

1982 | The Hunchback of Notre Dame

Quasimodo es un ser deformado con una gran joroba que vive en el campanario de Notre Dame en París. El pobre Quasimodo se enamora perdidamente de la guapa gitana Esmeralda. Pero ella no le corresponde, aunque estará en su mano salvar la vida de su amada. Lo más llamativo de esta versión para la pequeña pantalla de la obra de Victor Hugo es que al deforme protagonista le da vida Sir Anthony Hopkins, el perfecto y elegante caballero inglés.

5/10
Othello

1981 | Othello | Serie TV

Miniserie presidida por la manipulación y las intrigas. Otelo es un personaje influyente de Venecia que acude a Chipre para defender los intereses comerciales de la ciudad de los canales. Yago es uno de los hombres que están a su cargo y un conspirador nato. Con tal de conseguir escalar puestos, Yago no dudará en manipular a todo el que pueda. El propio Otelo llega a ser víctima de sus maldades. Y es que Yago recurre a los celos para conseguir que el marido de Desdémona acabe perdiendo la cabeza por culpa de su desconfianza. Nueva adaptación de la tragedia de William Shakespeare. Anthony Hopkins se suma a una lista de grandes actores entre los que figuran Orson Welles y Laurence Olivier, que han interpretado a este personaje consumido por los celos.

5/10
Peter and Paul

1981 | Peter and Paul | Serie TV

Miniserie que narra las andanzas de Pablo de Tarso y Simón Pedro, los dos discípulos de Jesús. La historia se centra en la labor que ambos realizaron tras la muerte de Jesús para predicar el Evangelio y continuar el legado de Cristo. Anthony Hopkins encarna a Pedro, fundador de la iglesia y mártir cristiano. Tanto él como su compañero Pablo sufrieron mil y una penalidades para predicar la palabra de Cristo.

6/10
El bunker: Los últimos días de Hitler

1981 | The Bunker

Recreación de los últimos días de vida del dictador Adolf Hitler. La Segunda Guerra Mundial estaba a punto de tocar a su fin cuando el líder se refugió con algunos de sus subalternos en un búnker para protegerse de una posible invasión de Berlín. Esta película hecha para televisión cuenta con el agravante de que Anthony Hopkis interpreta al "fuhrer" nazi, un papel que pocas personas saben que también forma parte de su filmografía.

5/10
Sólo para adultos

1980 | A Change of Seasons

Adam y Karyn son un matrimonio que lleva media vida junto. Da la sensación de que ambos pasan por momentos bajos en lo que a la relación se refiere. Adam inicia una historia sentimental con una mujer mucho más joven que él. Lo curioso es que Karyn también decide buscar consuelo lejos de su marido y también lo encuentra en un muchacho de menos edad. Reflexión algo superficial sobre las dificultades que pueden pasar los matrimonios cuando tienen ya muchos años de vida. A pesar de que la película no resulta memorable, siempre es un placer ver a Hopkins y MacLaine.

4/10
El hombre elefante

1980 | The Elephant Man

Una rara enfermedad ha deformado el cuerpo de John, cebándose en su rostro y su cabeza, que oculta con una capucha. John es exhibido como un monstruo en las ferias, hasta que un cirujano se apiada de él, lo ingresa en un hospital e intenta ayudarle... ¿Que sucederá? Uno de los films más conmovedores de David Lynch, que está inspirado en hechos reales. La historia da vueltas a la idea de que la hermosura no es sólo el aspecto físico de las personas. Un canto al espíritu humano, rodado en un audaz blanco y negro, cuenta con unas magníficas interpretaciones. A destacar John Hurt, que da vida a John Merrick, el hombre elefante.

8/10
Mayflower: The Pilgrims' Adventure

1979 | Mayflower: The Pilgrims' Adventure

Producción televisiva que narra la aventura vivida por los "pilgrims", colonizadores de Nueva Inglaterra que crearon el Día de Acción de Gracias que celebraron junto con los nativos de esta tierra. Por culpa de las persecuciones de las que fueron víctimas, los "pilgrims" decidieron embarcarse para buscar un lugar mejor en el que vivir de acuerdo a sus creencias. La historia se desarrolla en el siglo XVII y se centra especialmente en el choque que se produjo entre los tripulantes del barco y los pasajeros. Esta convivencia dio pie a todo tipo de situaciones, desde cómicas hasta dramáticas.

4/10
Doble triunfo

1978 | International Velvet

Velvet sueña con ser campeona olímpica de hípica algún día. A cumplir su sueño destina todos sus esfuerzos y consagra su vida. No es la primera vez que se adapta esta novela de Enid Bangold. Fue en 1944 y Elizabeth Taylor interpretó a la ambiciosa y tenaz joven. En el título que nos ocupa, Nanette Newman es quien interpreta a Velvet. Como curiosidad cabe decir que Nanette es la esposa del director, Bryan Forbes.

4/10
Magic

1978 | Magic

Charles, alias 'Corky' es un mago novato que comienza a introducir en su espectáculo un muñeco al que llama Fats y que utiliza para la ventriloquía. El show es un éxito pero en seguida Corky comienza a sentir como Fats intenta hacerse con su mente y utilizarlo para fines maléficos. Tercera intervención de Anthony Hopkins a las órdenes de Richard Attenborough, para muchos conocido como el inolvidable John Hammond de Parque Jurásico. El film, con regusto a serie B, tiene buenas dosis de suspense y terror a cargo de Anthony Hopkins, todo un maestro en crear tensión. Por otro lado, el personaje de Fats que no es más que un trozo de plástico y pelo de mentira, adquiere personalidad propia, a través de Corky, llegando a parecer un protagonista más. De hecho el muñeco se hizo a propósito con un cierto parecido a Hopkins.

5/10
Las dos vidas de Audrey Rose

1977 | Audrey Rose

Un matrimonio conoce a un extraño –inquietante Anthony Hopkins– que dice que la hija de ambos es la suya reencarnada. El siempre eficaz Robert Wise dirige este pelicular film de terror psicológico.

6/10
Un puente lejano

1977 | A Bridge Too Far

Recreación histórica de una famosa misión contra los alemanes en la II Guerra Mundial. Tras el desembarco de Normandía los aliados han de tomar el puente de Arnheim, un punto clave por su lugar estratégico. Adaptación de William Goldman del libro de Cornelius Ryan, basado en hechos reales. Inolvidable el “Dios te salve María” de Robert Redford en el río. Se trata de una de las mayores superproducciones sobre la II Guerra Mundial. Richard Attenborough (Gandhi) contó además con un reparto que tiene más estrellas que todos los generales juntos de la película.

6/10
The Lindbergh Kidnapping Case

1976 | The Lindbergh Kidnapping Case

Producción televisiva basada en hechos reales que narra el secuestro de Charles Lindbergh, hijo de un famoso piloto. Era sólo un bebé cuando fue secuestrado en 1932. El caso conmocionó a la opinión pública por lo que se siguió con muchísimo interés el juicio contra el único acusado Bruno Hauptmann. Anthony Hopkins es el encargado de dar vida al delincuente y vuelve a demostrar la extraordinaria capacidad que tiene para encarnar a personajes inquietantes que actúan lejos de la moralidad.

4/10
Victoria en Entebbe

1976 | Victory at Entebbe

En 1976, en la Uganda dominada con mano de hierro por el dictador Idi Amin, un comando perteneciente al Frente Popular para la Liberación de Palestina secuestró un avión que sobrevolaba Corinto. Su petición era clara: matarían a todos los rehenes si los gobiernos de Alemania, Francia, Suiza, Kenia e Israel no liberaban a 53 compañeros encerrados en cárceles de estos países. La intervención de las fuerzas especiales judías provocó una masacre con más de 30 muertos. Hasta aquí los hechos reales. Sin embargo, lo que el cine mostró fue una operación militar heroica en los telefilmes Victoria en Entebbe y Brigada antisecuestro, de Irvin Kershner (1977). El que aquí nos ocupa se estrenó en salas de cine en Europa gracias a un reparto de primera categoría.

4/10
Amarga victoria

1976 | Dark Victory

Una enferma terminal se enamora perdidamente del médico que la trata. Ella es una chica joven a la que le cuesta asimilar que le queda poco tiempo de vida. Además, desde que se sabe la noticia la gente de su entorno reacciona de las formas más inesperadas. Por lo que parece, no van a resultar fáciles sus últimos días de vida. Esta película hecha para televisión es un remake de la que se hiciera en 1939 que protagonizó Bette Davis. En esta ocasión, la protagonista es Elizabeth Montgomery, toda una estrella de la pequeña pantalla gracias a la serie Embrujada.

4/10
All Creatures Great and Small

1975 | All Creatures Great and Small

Película hecha para televisión basada en la obra homónima de James Herriot que luego se convertiría en serie de televisión. Herriot además de escritor es veterinario y su obra tiene un marcado carácter autobiográfico, como sucede en el título que nos ocupa. Simon Ward es Herriot, un joven que acaba de terminar sus estudios de veterinaria y es contratado por el veterano Famon (Anthony Hopkins) para que trabaje para él. Todo un reto, pues su nueva ocupación le obliga a trasladarse a vivir al campo.

4/10
La chica de Petrovka

1974 | The Girl from Petrovka

Una reconocida bailarina rusa se ha enamorado de un corresponsal norteamericano. Esta historia de amor no satisface a muchos como al controlador gobierno comunista. Las altas esferas están decididas a que la relación no prospere. La KGB se encargará de hacer realidad sus deseos. La película es ante todo un drama romántico. La Guerra Fría y la paranoia consiguiente de buscar espías hasta debajo de las piedras está, obviamente, en el film. Pero se trata de una trama secundaria. Aquí lo importante no es saber quién espía a quién, sino si triunfará o no el amor.

4/10
The Arcata Promise

1974 | The Arcata Promise

Anthony Hopkins encarna a un actor alcohólico, ególatra, que parece haber superado los límites de la locura. Es un intérprete al que la profesión le ha dado de lado y que parece no tener nada que le aferre a la realidad. Contrariamente a lo que suele suceder, esta producción televisiva acabó convirtiéndose en obra de teatro que adaptó el propio David Mercer.

5/10
Possessions

1974 | Possessions

Corren malos tiempos en el Sur de Gales. Numerosas familias se ven afectadas por la crisis. Una de ellas es la que encabeza Cassie, pero ella y sus hijos no están dispuestos a vender lo poco que poseen para salir del paso. Producción televisiva de carácter dramático protagonizada por Anthony Hopkins.

4/10
QB VII

1974 | QB VII | Serie TV

Miniserie basada en la voluminosa novela de Leon Uris. Anthony Hopkins encarna a un médico polaco que es obligado a colaborar con los nazis. Terminada la guerra, se muda a Inglaterra donde se dedica a llevar una vida volcada en el compromiso social y la ayuda humanitaria. Pero un periodista descubre su secreto y lo publica en una novela. Se encarga de la música Jerry Goldsmith, ganador de un Oscar por su trabajo en La profecía y responsable de partituras como la de Chinatown, Rambo o Desafío total.

6/10
El enigma se llama Juggernaut

1974 | Juggernaut

Un barco se ve sorprendido por una tormenta en alta mar. A bordo del mismo va un terrorista que se hace llamar Juggernaut y ha puesto siete bombas exigiendo un elevado rescate a cambio de las vidas de los pasajeros. Fallon (Richard Harris), un experto artificiero, es trasladado en helicóptero al barco y, al fracasar las negociaciones, tiene que enfrentarse al trabajo más difícil de su vida en una frenética carrera contrarreloj. Richard Harris y Omar Sharif encabezan un reparto estelar que incluye a Anthony Hopkins, ganador del Oscar en un emocionante thriller a bordo de un barco que le mantendrá en suspense durante toda la película.

6/10
Casa de muñecas

1973 | A Doll's House

Nora se enfrenta a un chantaje por parte de un abogado por haber falsificado una firma. Ella lo ha hecho para proteger a su autoritario marido que, al igual que su padre, la trata como si fuera una muñeca y no una persona de carne y hueso. No es ni la primera ni la última vez que se adapta esta famosa obra de Ibsen. De hecho, ha sido hasta miniserie. Se rodó en Argentina y tiene la curiosidad de que Ricardo Darín hace del hijo de Nora y Torvaldo.

5/10
Guerra y paz (1972)

1972 | War & Peace | Serie TV

Basada en la novela del célebre Leon Tolstoy, esta minisere británica cuenta la vida de la sociedad rusa, haciendo hincapié en unas familias nobles en pleno conflicto napoleónico. Dirigida por John Davies, la serie destacó por su magnífica puesta en escena y sus decorados, así como un buen número de intérpretes entre los que sobresale Anthony Hopkins.

6/10
Poet Game

1972 | Poet Game

Producción televisiva sobre un poeta que lucha por su arte y por su matrimonio en un mundo donde las tentaciones del alcohol y la fama acechan detrás de cada esquina. El éxito y la riqueza alcanzados en un período de tiempo muy corto, pusiero a prueba al matrimonio tanto como pareja, como individuos. Dura película sobre lo dañino e irreversible que puede llegar a ser el precio de la fama con un estupendo Anthony Hopkins.

4/10
El joven Winston

1972 | Young Winston

Winston Churchill (Simon Ward) es un joven perteneciente a una familia acomodada cuyos padres estaban más atentos a sus quehaceres que de prestar atención a su hijo. Con el tiempo, el muchacho se dedicaría a la política durante toda su vida. Richard Attenborough mostró tempranamente su afición al biopic. En esta película biográfica describe los años mozos del Primer ministro del Reino Unido. Se centra en los primeros años de vida, concretamente, desde su adolescencia –en la que llegó a servir en regimientos de la India y el Sudán– hasta que fue nombrado corresponsal de prensa en las guerras de los bóer de las colonias africanas del Imperio Británico. Hay tres actores para el mismo personaje: Russell Lewis con siete años, Michael Audreson con trece, y Simon Ward. Cuenta con un elenco de rostros conocidos, a excepción de Ward que adquirió celebridad tras este papel. Destacan Robert Shaw (Tiburón), Anne Bancroft (El graduado), Ian Holm y Anthony Hopkins. La película recibió nominaciones al Oscar para el guión de Carl Foreman, la dirección artística (obra de Don Ashton, Geoffrey Drake, John Graysmark, William Hutchinson y Peter James) y el vestuario de Anthony Mendleson.

6/10
Las ocho campanadas

1971 | When Eight Bells Toll

Anthony Hopkins interpreta en su primer papel protagonista en cine, a un agente británico que recibe la misión de investigar la desaparición de un barco cerca de Escocia. La película se basa en una novela homónima de MacLean Alistair, autor también de otros títulos llevados al cine como el clásico Los cañones de Navarone.

4/10
The Great Inimitable Mr. Dickens

1970 | The Great Inimitable Mr. Dickens

Drama biográfico sobre el genial escritor inglés del siglo XIX Charles Dickens, autor de obras tan emblemáticas como "Oliver Twist", "Cuento de Navidad" o "David Copperfield". Anthony Hopkins encarna a este estupendo escritor en el que supone su primer trabajo como protagonista en una producción televisiva. Durante décadas, Hopkins fue asiduo a la televisión, donde participó en un sinfín de telefilmes y miniseries.

5/10
Hamlet (1969)

1969 | Hamlet

Magnífica adaptación de la obra de William Shakespeare a cargo de Tony Richardson. Nicol Williamson, aunque ya tuviera cierta edad, hace una formidable interpretación del joven príncipe de Dinamarca, atormentado por la muerte de su padre, y perplejo por el comportamiento de su madre, que enseguida se embarca en un rapidísimo nuevo matrimonio, lo que multiplica sus dudas acerca de lo que conviene hacer en cada momento. En el reparto también destaca un jovencito Anthony Hopkins encarnando a Apolonio. Filmada con medios más bien escasos, lo que se manifiesta en lo cerrados que son los planos, es de esas películas que dejan bien claro que lo importante es la fuerza del texto original del bardo, bien manejado por Richardson, y que los actores disfrutan representando.

6/10
El espejo de los espías

1969 | The Looking Glass War

Años de la Guerra Fría. El servicio de inteligencia británico sospecha que los soviéticos están colocando misiles en la frontera alemana. El polaco Leiser se traslada detrás el Telón de acero para investigar, pero su vida corre peligro. Una joven alemana le ayudará a evitar a la policía secreta y a cumplir con su misión. Film hijo de su época, basado en una novela de espionaje del experto en estas lides John Le Carré. Entre el reparto destaca la presencia de Anthony Hopkins (El silencio de los corderos).

5/10
El león en invierno

1968 | The Lion in Winter

Tras la muerte del heredero del rey Enrique II en la Inglaterra del siglo XII, éste está completamente obsesionado por encontrar un sucesor para el trono. Convoca a sus tres hijos y a su mujer, - a la que ha tenido presa estos últimos diez años-, y los enfrentamientos familiares vuelven a surgir. Mientras determinan quién será el futuro rey de Inglaterra, sus pasiones les hacen pasar de la ternura a la furia, utilizando todo tipo de intrigas y lisonjas con sus hijos. Buena muestra de cine histórico, con una violencia psicológica y de sentimientos increíble. El reparto es envidiable, con mención especial para Katharine Hepburn y un jovencísimo Anthony Hopkins, que hacía su primer papel para el cine.

7/10
The White Bus

1967 | The White Bus

Mediometraje sobre una chica que está harta de la vida que lleva en Londres. Cansada de su trabajo, decide abandonar todo y volver a Manchester. En el viaje a casa se montará en un peculiar autobús turístico. Historia existencial donde el viaje físico coincide una vez más con el viaje psíquico que ha de realizar la protagonista para volver a tomar las riendas de su vida. Debut cinematográfico como intérprete del genial Anthony Hopkins.

5/10
La mosca tras la oreja

1967 | A Flea in Her Ear

Comedia de enredo sobre una mujer que empieza a dudar sobre la fidelidad de su marido. Asustada, le confiesa a su mejor amiga sus temores y juntas maquinan un plan para poner a prueba al esposo. La amiga le envía una carta como si fuera una admiradora secreta donde le ofrece una cita. Primer trabajo en una película hecha para televisión del galés Anthony Hopkins, quien hasta la fecha sólo había participado en un capítulo de la serie The Man in Room 17. Primer telefilme Televisión

4/10
Slipstream

2007 | Slipstream

Extraño film que supone una incursión más de Anthony Hopkins en la dirección, tras la versión de el "Tío Vania", de Chejov, que llevó a cabo con August. En este caso, Hopkins, que también es autor del guión, narra la vida de un escritor que descubre que la existencia es aleatoria y la fortuna es ciega cuando él mismo se ve sumergido en un mundo donde el tiempo, los sueños y la realidad se entremezclan. Al tiempo que es contratado para que reescriba un guión de una película de suspense, el escritor se verá inmerso en una espiral fantástica.La película tiene algo de quedada, con aire bizarro y estilo experimental, como un cruce imposible del cine de Terry Gilliam y David Lynch. Puedo uno concluir que Hopkins, que a estas alturas ha podido amasar una pequeña fortuna con sus trabajos actorales, se ha concedido el 'caprichín' de rodar esta historia de cine dentro del cine, con la que obviamente ha debido perder dinero. El facilón recurso del trastorno bipolar sirve para explicar determinadas alucinaciones, que serían ideas de guión delirantes tomadas de la realidad. Cansa el estilo visual, con sobreimpresiones, virados de color, congelación de fotograma, rupturas de la regla de 'no cruzar el eje', etc, etc.

4/10
August

1996 | August

Leuan y su sobrina viven en una casa en el campo donde llevan una vida apacible e incluso tediosa para muchos. Pero su estimada rutina se rompe cuando aparece en el lugar el padre de la joven con su nueva, joven y atractiva mujer. La pareja anuncia que su intención es quedarse, por lo que tiemblan los cimientos de la vida campestre. La recién llegada será el objeto de deseo de todos los que viven o pasan por la residencia de Leuan. Anthony Hopkins dirige, protagoniza y es el responsable de la música de esta cinta. Es habitual que el genial actor desempeñe estas tres funciones cuando opta por ponerse detrás de las cámaras.

4/10
Slipstream

2007 | Slipstream

Extraño film que supone una incursión más de Anthony Hopkins en la dirección, tras la versión de el "Tío Vania", de Chejov, que llevó a cabo con August. En este caso, Hopkins, que también es autor del guión, narra la vida de un escritor que descubre que la existencia es aleatoria y la fortuna es ciega cuando él mismo se ve sumergido en un mundo donde el tiempo, los sueños y la realidad se entremezclan. Al tiempo que es contratado para que reescriba un guión de una película de suspense, el escritor se verá inmerso en una espiral fantástica.La película tiene algo de quedada, con aire bizarro y estilo experimental, como un cruce imposible del cine de Terry Gilliam y David Lynch. Puedo uno concluir que Hopkins, que a estas alturas ha podido amasar una pequeña fortuna con sus trabajos actorales, se ha concedido el 'caprichín' de rodar esta historia de cine dentro del cine, con la que obviamente ha debido perder dinero. El facilón recurso del trastorno bipolar sirve para explicar determinadas alucinaciones, que serían ideas de guión delirantes tomadas de la realidad. Cansa el estilo visual, con sobreimpresiones, virados de color, congelación de fotograma, rupturas de la regla de 'no cruzar el eje', etc, etc.

4/10

Últimos tráilers y vídeos