saltar al contenido principal

No hay color esta semana en los estrenos, y sí una historia en “blanco” y “negro”. O tal vez el color es verde, que te quiero verde. Entre los estrenos de la semana sobresale uno de los favoritos para los Oscar, la excelente película “Green Book”.

Si uno quiere salir del cine este fin de semana con buenas vibraciones y el deseo de ser mejor persona, considerando “qué bello es vivir” y tal y cual, que no lo piense más, Green Book es su película. Basada en hechos reales, y dirigida por un inesperado Peter Farrelly, resulta entrañable esta historia sobre un sofisticado pianista negro sin amigos y su chófer blanco italoamericano, buen tipo, padre de familia pero tosco, y su gira por el racista sur de los Estados Unidos. Magnífico reparto, con sobresaliente para los protagonistas, Viggo Mortensen y Mahershala Ali.

Siguiendo con los Oscar, se estrena en poquitas salas, a la vez que en streaming, RBG, un documental nominado en esa categoría, que traza con corrección la trayectoria de la célebre jueza del Tribunal Supremo de los Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg, todo un icono en la lucha contra la discriminación por razón de sexo.

El resto de estrenos supone una importante bajada de nivel. En el terreno de la comedia se deja ver una cinta hispana, Bajo el mismo techo, guerra de sexos a cuento de un divorcio y la burbuja inmobiliaria, con los graciosetes Silvia Abril y Jordi Sánchez de “protas”. Mientras que de Francia llega una de sus típicas cintas amables, Todos a una, con equipo de baloncesto de discapacitados psíquicos que obliga a las comparaciones odiosas, hablamos de Campeones, por supuesto.

Es verano en invierno. Se estrena un título terrorífico para entrar en calor, Verano del 84, con serial killer suelto y dispuesto a animar las vacaciones de unos jovencitos. Los amantes del anime quizá tengan ganas de reincidir en otra entrega de una popular saga, Dragon Ball Super: Broly, pero los ajenos al universo “dragonballero” no se perderán ninguna joyita.

Finalmente, cine de autor, la película polaca Mug, de Malgorzata Szumowska, bastante deprimente, que fustiga a una sociedad teóricamente muy caritativa por su catolicismo, pero que no ayudan mucho al pobre protagonista, que sufre un accidente que obliga a hacerle un trasplante de cara que le deja “guapo”.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE