saltar al contenido principal

Estrena "La biblioteca de los libros rechazados"

No se debe rechazar la oportunidad de entrevistar a Remi Bezançon, que acaba de dirigir “La biblioteca de los libros rechazados”, una película que transmite la pasión por los libros de un modo original, combinando suspense y comedia, a la vez que critica las bambalinas del mundo editorial.

¿Existe en el mundo real algo parecido a la biblioteca de libros rechazados que sugiere el film?

Bueno, la idea original de la novela de David Foenkinos proviene de Richard Brautigan, que es el que había imaginado ese concepto de una biblioteca con libros rechazados por editoriales. Es una idea muy poética y melancólica, pensar que pudiera haber ahí fuera alguna obra maestra que no ha sido descubierta. Creo que un americano intentó algo así en los años 80, pero que la biblioteca está abandonada en la actualidad.

¿Se ha encontrado Remi Bezançon alguna vez en la vida con algún libro o película que no tenga suficiente reconocimiento, y que merecerían ser rescatados del baúl de los recuerdos?

Por supuesto lo que me he encontrado son libros o películas que no habían tenido el éxito que merecían, pues su calidad resultaba indudable. Quizá citaría la película Napoleon Dynamite, que habla de la adolescencia de una forma muy original.

benzançon1Aunque el tono sea diferente, La biblioteca de los libros rechazados me ha recordado a Dobles vidas, de Olivier Assayas. Las dos están ambientadas en el mundo editorial, y hablan de cómo el marketing y las tecnologías han cambiado el modo en que llegan las obras, por ejemplo con los libros electrónicos, o las campañas de lanzamiento a través de internet o las redes sociales.

Sí, mi película es diferente de la de Assayas, aunque se hable del mundo de la edición. Es cierto que ocurre eso, pero pasa lo mismo con las películas, y de algún modo ha ocurrido siempre. Las personas comentan “me ha gustado esto”, “aquello no me convence”. Aunque curiosamente, a mí me ocurre que me disfruto más cuando descubro películas o libros de los que no se hablaba tanto, y que constituyen una verdadera sorpresa. El problema es que hoy sabemos todo de todo, sabemos demasiado.

Adapta un libro de David Foenkinos, que es también cineasta con su hermano Stéphane. ¿Le conocía? ¿Por qué basarse en un libro suyo?

Sí, sí que conozco a los hermanos Foenkinos, y además se da la coincidencia de que compartimos productor. A David le conozco desde hace más de diez años, cuando me propuso que llevara al cine otra de sus novelas, pero le dije que no. No me apetecía, pero conservamos la amistad a pesar de la negativa.

Por eso me alegró que con La biblioteca de los libros rechazados pudiera darse al fin esta asociación. Aunque mi adaptación es bastante libre. La novela es muy personal y contiene muchos personajes que gravitan alrededor de esta biblioteca de libros rechazados. Yo escogí centrarme en un solo personaje, Jean-Michel Rouche, el crítico literario que hace la investigación, acompañado de Joséphine, la hija de Henri Pick .

Y tomándose esas libertades, ¿no temió perder la amistad con David Foenkinos?

[risas] No, para nada, y a David le ha encantado la película. El escritor suele llevarse una decepción cuando adaptan su obra, cuando se intenta calcar el original, porque siempre encuentra diferencias con lo que él había imaginado. Pero como en mi caso he cambiado bastantes cosas, acabo entregando “su” historia, pero desde “mi” punto de vista. Al final, el arte es una cuestión de punto de vista.

libros3El protagonista, el crítico literario, es un personaje muy egocéntrico y narcisista, pagado de sí mismo. ¿Piensa que muchos profesionales de la crítica comparten en cierta medida estos rasgos?

[risas] No, no tengo nada en contra de los críticos, cuando hacen su trabajo. Pero detesto la postura de algunos que se limitan a escribir en Twitter y las redes sociales que esto me gusta, o no me gusta. Da igual, que un libro o una película le gusten o no le gusten. Un crítico debería escribir para ir al fondo de la obra. Su simple opinión personal no importa.

Una de las cosas más llamativas del film es el difícil equilibrio que se logra entre géneros en principio dispares, porque con la crítica al mundo literario, conviven la comedia y el thriller…

A mí mezclar géneros me encanta. Empieza como una novela policiaca, con la diferencia de que, en vez de tratar de averiguar quién es el asesino, se trata de descubrir quién ha escrito el libro que es reconocido como una obra maestra. Y luego son los personajes los que aportan la parte de comedia, con las situaciones y los diálogos. Y también se apunta a elementos típicos de comedia romántica, por la química que se produce entre Roche y Joséphine, aunque no lo sea en rigor, porque lo que mantienen es una amistad intelectual.

Entre los hilos de investigación, está el papel que ha podido desempeñar el fundador de la biblioteca de los libros rechazados, que da también mucho juego visual, con el formato documental…

Ha resultado muy divertido hacer un falso documental. Hemos sembrado la trama de pistas falsas, que pueden no llevar a ninguna parte, un poco al estilo de las novelas de Agatha Christie. Pero es importante saber crear suspense con las pistas falsas, ése es el reto.

Y esto, unido al vaudeville…

Sí, es lo que aportan los personajes y los actores, con un juego al estilo del perro y el gato, del que era maestro Billy Wilder, que para mí es una indudable influencia.

¿Los trabajos de la pareja Jack Lemmon y Walter Matthau?

Exacto.

libros1

Fabrice Luchini ha hecho unas cuantas películas en las que se mueve en el mundo literario, me vienen a la cabeza Molière en bicicleta y En la casa. ¿Por qué le escogió como protagonista?

Vive todo lo relativo a la literatura con pasión. Es un amante de la literatura que vibra cuando lee “Viaje al fondo de la noche” de Céline, o las fábulas de La Fontaine. Tiene programas en los que comenta libros. Era una elección muy natural. Lo hemos visto en el teatro y es maravilloso, un actor con genio, o sea, verdaderamente, genial.

¿Su personaje estaba muy definido, o ha podido aportar elementos propios?

Ha improvisado. La escena genial en tal sentido ocurre cuando lee una carta al modo en que la habría escrito Marguerite Duras. Atrapa todo su estilo literario de una forma increíble. No conozco a ningún otro actor capaz de hacer algo igual. Es imposible hacer esto si no conoces a fondo la obra de Duras, sus modos de expresarse.

libros2Resulta también brillante la relación con Joséphine, interpretada por Camille Cottin, conforman una pareja muy singular.

Sí, son dos personas unidas por una investigación, dónde a cada uno le mueven razones diferentes. Rouche quiere averiguar quién es el autor del libro que se ha convertido en best-seller, mientras que Joséphine lo que desea saber es quién era verdaderamente su padre.

Su investigación casera recuerda un poco a Misterioso asesinato en Manhattan, de Woody Allen.

Yo no lo había pensado, pero sí lo tenía en la cabeza mi coguionista, Vanessa Portal. Me encanta la película, y a posteriori, la relación es clara.

En las investigaciones suele ocurrir que la solución estaba a la vista todo el tiempo. Y resulta más interesante el viaje, que la llegada al punto de destino.

Es cierto, pero para muchos el punto de destino de un libro o una película es el éxito, más que la calidad, y ahí yo creo que hay mucho miga: que un autor deba recurrir a una triquiñuela para que le publiquen y le publiciten, no deja de resultar un poco lamentable…

Sí, es parte del debate que se suscita, y que lleva a preguntarse en la misma película, el libro, o el modo en que se ha escrito ese libro y se ha puesto en el mercado. En cualquier caso, los trucos no siempre funcionan. Muchas veces, para hablar de una película, se habla de otras cosas. Es el marketing, que siempre ha existido, ha cobrado quizá mayor dominio, la forma puede al fondo. Así es la vida, y no resulta positivo.

En la película tiene un pequeño papel la veterana Hanna Schygulla, que ahora también tiene en los cines El creyente.

Sí, parece que aunque no se ha prodigado muchísimo en los últimos tiempos, ahora está haciendo estas pequeñas apariciones en películas. Es una actriz sublime, que hizo películas maravillosas con Fassbinder, como Lili Marleen o El matrimonio de Maria Braun. Y sigue siendo muy guapa.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE