IMG-LOGO

Biografía

Rémi Bezançon

Rémi Bezançon

49 años

Rémi Bezançon

Nació el 25 de Marzo de 1971 en París, Francia
Filmografía
La biblioteca de los libros rechazados

2019 | Le Mystère Henri Pick

El sueño de cualquier editor es dar al menos una vez en la vida con una novela que sea una auténtica obra maestra. Es lo que le ocurre a la joven Daphné, del modo más inesperado, cuando visita una biblioteca de un pueblecito, que tiene una curiosa sección de libros rechazados, donde se admiten originales que nunca fueron publicados. Ahí descubre una novela de un autor local, Henri Pick, fallecido dos años antes, que regentaba una pizzería y jamás escribió una línea. El libro se convierte en un superventas y todo el mundo alaba su calidad literaria, incluido el pedante crítico Jean-Michel Rouche, que no obstante piensa que las circunstancias de su concepción son un montaje. Así que se empeña en la tarea de destapar la verdad, aunque sea a costa de arruinar su vida personal, y de pisar callos entre las personas queridas de Henry, como la viuda Madeleine y su hija Joséphine. Atinada adaptación de una popular novela del escritor David Foenkinos, que en su faceta de realizador y guionista ya llevó al cine con su hermano Stéphane La delicadeza. Aquí renuncia a dicha tarea, quizá por temor a dejarse en el camino algo importante, pero Rémi Bezançon, junto a su coguionista Vanessa Portal, demuestran apreciar su obra y logran un perfecto y delicado equilibrio entre comedia, drama y thriller. Y la investigación emprendida por Rouche se convierte en elemento clave que vertebra la película, y donde pueden despuntar cuando es necesario y suavemente momentos dramáticos o de humor. Se despierta así la curiosidad acerca de quién ha podido escribir “Las últimas horas de una historia de amor”, una ambiciosa narración romántica crepuscular con influencias de la novela rusa, Alexander Pushkin nada menos, y por qué la habría dejado a su suerte en un lugar donde la basura literaria es norma, como una botella con mensaje arrojada al océano. Y permite desarrollar los personajes principales, el divertido crítico literario de Fabrice Luchini, que tal vez esté obsesionado con el supuesto fraude, pero que no deja de revelar su humanidad y buen hacer profesional; y Joséphine, la hija interpretada por Camille Cottin, que tiene todos los motivos para sentirse ofendida, pero que demuestra una paciencia infinita con Rouche hasta empatizar con él, y es que en el fondo también desea conocer la verdad. Entre los dos hay un simpático toma y daca, una química muy especial. El resto de elementos están bien encajados, incluido el relato de cómo surgió tan singular sección de biblioteca –incluido un fingido antiguo documental con su fundador–, o los vericuetos del mundo editorial, donde podemos ver a la juventud y la veteranía, o las dificultades de los autores para triunfar, incluso cuando logran que les publiquen. Todos los personajes tienen su importancia. Además de los citados, los interpretados por Alice Isaaz, la joven editora, y Bastien Bouillon, su novio escritor. Pero también, aunque sean más secundarios, el fundador de la biblicoteca, su antiguo amor –aparición especial de la veterana Hanna Schygulla– y la actual bibliotecaria, la viuda, la editora senior, el hijo de Joséphine, los dueños de la antaño pizzería y hoy crêperie...

7/10
Nos futurs

2015 | Nos futurs

Zarafa

2012 | Zarafa

En una aldea africana, junto a un enorme baobab, el anciano del lugar narra a los niños la extraordinaria historia de Maki, un niño de unos diez años que escapa de milagro de las manos de un comerciante de esclavos, gracias a la ayuda del beduino Hassan. En su periplo con este hombre del desierto, Maki estrechará lazos afectivos con una cría de jirafa –“zarafa”, en el lenguaje de Hassan–, además de conocer a otros curiosos personajes. Pero cuando llegan a Alejandría tras atravesar el desierto, Maki se da cuenta de que zarafa está destinada a ser un regalo para el rey de Francia, con la intención de que el monarca galo ayude a Egipto en su lucha contra los turcos. Bonito film de dibujos animados que entusiasmará a los más pequeños gracias a sus dosis de aventura, exotismo y ternura, con unas bellísimas localizaciones del Africa subsahariana y sahariana, para trasladarnos después a metrópolis europeas y finalmente reivindicar la belleza natural del continente africano. El director francés Rémi Bezançon (El primer día del resto de tu vida) debuta en el mundo de la animación en compañía de su compatriota Jean-Christophe Lie, quien sí ha trabajado anteriormente en el departamento de animación de películas como El jorobado de Notre Dame (1996), Bienvenidos a Belleville o Nocturna. El resultado es un hermoso film, de corte muy clásico tanto en sus planteamientos como en la factura visual. Zarafa se apoya en el tierno personaje de Maki, que resultará muy cercano a los pequeños espectadores, así como en la preocupación de éste por el destino de su amada jirafa y por la pequeña Soula, una niña vendida como esclava que no pudo escapar como él. Por otra parte, destaca sin duda el personaje adulto de Hassan, que parece salido de los más legendarios héroes de “Las mil y una noches”, con su aire circunspecto, su mirada inteligente, su valentía y su toma de partido por el bien y el sacrificio. Y hay otros variados personajes bien dibujados. La película cuenta con unos dibujos sencillos, cálidos, que dan mucha importancia al paisaje de fondo, mientras que hay una preeminente presencia de la banda sonora, que –salvando las distancias– recuerda en algunos pasajes a la partitura de Lawrence de Arabia.

6/10
Un feliz acontecimiento

2011 | Un heureux événement

Un feliz acontecimiento es una adaptación de una novela de Eliette Abecassis. El director francés Rémi Bezançon consiguió convencer a la productora que tenía los derechos, Isabelle Grellat: ella buscaba una mujer que hubiera tenido hijos para dirigirla, y él podía hacer un buen trabajo al tratarse de "un hombre que quiere tenerlos". Finalmente Bezançon se encarga de la realización y también ha escrito el guión con Vanessa Portal, su esposa. Nicolas conoce en el videoclub en el que trabaja a Barbara, la mujer ideal. Cuando inician una relación, ambos siguen comportándose como si fueran solteros, actuando de forma casi infantil. Pero tendrán que madurar a marchas forzadas cuando reciben la feliz noticia de que ella se ha quedado embarazada. Durante el tiempo de gestación, Barbara tendrá que elaborar una tesis doctoral que necesita para conseguir un puesto como profesora. Tras explorar los altibajos de las relaciones familiares en la interesante El primer día del resto de tu vida, Bezançon sigue una línea muy similar a la hora de analizar la maternidad. Los espectadores que disfrutaran de su anterior trabajo no se sorprenderán porque recorra en esta ocasión las consecuencias más difíciles del embarazo y la natalidad, como el sacrificio personal y profesional de la madre para atender al bebé a todas horas, los problemas que la nueva situación causa en la pareja, etc., y sin embargo subyace una conclusión positiva: que nada merece más la pena. Abunda tanto en los detalles que algunos resultan un tanto sórdidos, pero los contrarresta con un agradecible recurso constante al humor. Además, realizan un trabajo correcto los protagonistas, Louise Bourgoin y Pio Marmaï, y algún secundario como la veterana Josiane Balasko. Y Un feliz acontecimiento contiene algún momento imaginativo, como la historia de amor en la que los personajes expresan sus sentimientos a través de carátulas de películas.

5/10
El primer día del resto de tu vida

2008 | Le premier jour du reste de ta vie

Una mirada nostálgica ochentera y noventera a la familia. La película sigue las evoluciones de la familia Duval, el matrimonio compuesto por Robert y Marie-Jeanne, los hijos Albert, Raphaël y Fleur, y el abuelo Pierre. Ello a lo largo de doce años, pero fijando la atención en torno a cinco días especialmente decisivos para el clan. La idea es subrayar que la familia es la institución a la que todos nos agarramos, donde nacen y se desarrollan nuestros afectos, donde se producen los lazos más duraderos. Pero a la vez el joven director y guionista Rémi Bezançon parece querer subrayar también que, en los tiempos actuales, la familia, y por ende, el ser humano, está en crisis, se encuentra desorientado, y no acaba de madurar, se encuentra de modo permanente con el síndrome de Peter Pan. Ello puede constatarse además, por contraste, en el cambio generacional.En lo concerniente a los hijos, Albert parece centrado, ha seguido la carrera de médico, y enseguida encontró a una mujer con quien compartir su vida. Pero el ejercicio de la medicina en una de sus facetas más frívolas -la cirugía estética, quitar arrugas, arreglar pechos...- le resulta insatisfactoria, tardó en casarse, y no parece haberlo hecho por amor. Raphaël no se sitúa profesionalmente, va dando tumbos, y le ha marcado la fantasía de un flechazo instantáneo por una joven a la que, cosas del destino, nunca volvió a ver, pese a haber conseguido su teléfono. Y Fleur, la pequeña, se hace eco de esa obsesión contemporánea de que ser virgen a determinada edad no resulta demasiado razonable, lo que le pasa factura de varias formas, incluido un aborto. En cuanto a Robert y Marie-Jeanne, marido y mujer, se quieren. Pero les cuesta envejecer, ella mantiene una actitud en que querría volver a ser joven, lo que le lleva a vestir como tal, o, decepcionada de lo que valora como falta de atención de Robert, a anhelar una “aventura”. Y él, quizá la personalidad más hecha, baqueteada por su profesión de taxista, arrastra el complejo de que su padre nunca le valoró bastante, y cierta sospecha, un secreto descubierto, le duele, y no puede, no quiere hablar de él. Por supuesto, la película aborda la relación padres-hijos, y se constata cierto estado de las cosas donde, si no falta un amor sincero, que se pone a prueba en los momentos difíciles -enfermedad, accidentes, muerte, desengaños amorosos...-, también es cierto que sobra superficialidad en las relaciones y falta en cambio confianza; cuesta decir al otro lo que verdaderamente se piensa de él, lo que se pone de manifiesto en la escena de la lectura del diario. Bezançon plasma su historia con una puesta en escena ágil, que hace un buen uso de la música, mientras despliega toda una catarata de sentimientos en sus personajes, bien encarnados por un atinado reparto. Y con ello entrega un cuadro bastante sintomático de la falta de valores que actualmente erosionan a la familia, puerto al que todos deseamos tornar en épocas de tormenta, aunque ignoremos tantas veces su enorme potencial como refugio y centro de aprendizaje vital.

6/10
Un amor de altura

2005 | Ma vie en l’air

Paradoja: un instructor de vuelo de una compañía aérea tiene miedo a volar. Tal fobia, que arrastra desde pequeño, le hizo perder al amor de su vida. Pero deberá coger ese toro por los cuernos si quiere ser feliz. Amable film con el que debutó Rémi Bezançon, conocido sobre todo por El primer día del resto de tu vida. Protagoniza Vincent Elbaz, mientras que Marion Cotillard es la chica que ama.

5/10
La biblioteca de los libros rechazados

2019 | Le Mystère Henri Pick

El sueño de cualquier editor es dar al menos una vez en la vida con una novela que sea una auténtica obra maestra. Es lo que le ocurre a la joven Daphné, del modo más inesperado, cuando visita una biblioteca de un pueblecito, que tiene una curiosa sección de libros rechazados, donde se admiten originales que nunca fueron publicados. Ahí descubre una novela de un autor local, Henri Pick, fallecido dos años antes, que regentaba una pizzería y jamás escribió una línea. El libro se convierte en un superventas y todo el mundo alaba su calidad literaria, incluido el pedante crítico Jean-Michel Rouche, que no obstante piensa que las circunstancias de su concepción son un montaje. Así que se empeña en la tarea de destapar la verdad, aunque sea a costa de arruinar su vida personal, y de pisar callos entre las personas queridas de Henry, como la viuda Madeleine y su hija Joséphine. Atinada adaptación de una popular novela del escritor David Foenkinos, que en su faceta de realizador y guionista ya llevó al cine con su hermano Stéphane La delicadeza. Aquí renuncia a dicha tarea, quizá por temor a dejarse en el camino algo importante, pero Rémi Bezançon, junto a su coguionista Vanessa Portal, demuestran apreciar su obra y logran un perfecto y delicado equilibrio entre comedia, drama y thriller. Y la investigación emprendida por Rouche se convierte en elemento clave que vertebra la película, y donde pueden despuntar cuando es necesario y suavemente momentos dramáticos o de humor. Se despierta así la curiosidad acerca de quién ha podido escribir “Las últimas horas de una historia de amor”, una ambiciosa narración romántica crepuscular con influencias de la novela rusa, Alexander Pushkin nada menos, y por qué la habría dejado a su suerte en un lugar donde la basura literaria es norma, como una botella con mensaje arrojada al océano. Y permite desarrollar los personajes principales, el divertido crítico literario de Fabrice Luchini, que tal vez esté obsesionado con el supuesto fraude, pero que no deja de revelar su humanidad y buen hacer profesional; y Joséphine, la hija interpretada por Camille Cottin, que tiene todos los motivos para sentirse ofendida, pero que demuestra una paciencia infinita con Rouche hasta empatizar con él, y es que en el fondo también desea conocer la verdad. Entre los dos hay un simpático toma y daca, una química muy especial. El resto de elementos están bien encajados, incluido el relato de cómo surgió tan singular sección de biblioteca –incluido un fingido antiguo documental con su fundador–, o los vericuetos del mundo editorial, donde podemos ver a la juventud y la veteranía, o las dificultades de los autores para triunfar, incluso cuando logran que les publiquen. Todos los personajes tienen su importancia. Además de los citados, los interpretados por Alice Isaaz, la joven editora, y Bastien Bouillon, su novio escritor. Pero también, aunque sean más secundarios, el fundador de la biblicoteca, su antiguo amor –aparición especial de la veterana Hanna Schygulla– y la actual bibliotecaria, la viuda, la editora senior, el hijo de Joséphine, los dueños de la antaño pizzería y hoy crêperie...

7/10
Nos futurs

2015 | Nos futurs

Zarafa

2012 | Zarafa

En una aldea africana, junto a un enorme baobab, el anciano del lugar narra a los niños la extraordinaria historia de Maki, un niño de unos diez años que escapa de milagro de las manos de un comerciante de esclavos, gracias a la ayuda del beduino Hassan. En su periplo con este hombre del desierto, Maki estrechará lazos afectivos con una cría de jirafa –“zarafa”, en el lenguaje de Hassan–, además de conocer a otros curiosos personajes. Pero cuando llegan a Alejandría tras atravesar el desierto, Maki se da cuenta de que zarafa está destinada a ser un regalo para el rey de Francia, con la intención de que el monarca galo ayude a Egipto en su lucha contra los turcos. Bonito film de dibujos animados que entusiasmará a los más pequeños gracias a sus dosis de aventura, exotismo y ternura, con unas bellísimas localizaciones del Africa subsahariana y sahariana, para trasladarnos después a metrópolis europeas y finalmente reivindicar la belleza natural del continente africano. El director francés Rémi Bezançon (El primer día del resto de tu vida) debuta en el mundo de la animación en compañía de su compatriota Jean-Christophe Lie, quien sí ha trabajado anteriormente en el departamento de animación de películas como El jorobado de Notre Dame (1996), Bienvenidos a Belleville o Nocturna. El resultado es un hermoso film, de corte muy clásico tanto en sus planteamientos como en la factura visual. Zarafa se apoya en el tierno personaje de Maki, que resultará muy cercano a los pequeños espectadores, así como en la preocupación de éste por el destino de su amada jirafa y por la pequeña Soula, una niña vendida como esclava que no pudo escapar como él. Por otra parte, destaca sin duda el personaje adulto de Hassan, que parece salido de los más legendarios héroes de “Las mil y una noches”, con su aire circunspecto, su mirada inteligente, su valentía y su toma de partido por el bien y el sacrificio. Y hay otros variados personajes bien dibujados. La película cuenta con unos dibujos sencillos, cálidos, que dan mucha importancia al paisaje de fondo, mientras que hay una preeminente presencia de la banda sonora, que –salvando las distancias– recuerda en algunos pasajes a la partitura de Lawrence de Arabia.

6/10
Un feliz acontecimiento

2011 | Un heureux événement

Un feliz acontecimiento es una adaptación de una novela de Eliette Abecassis. El director francés Rémi Bezançon consiguió convencer a la productora que tenía los derechos, Isabelle Grellat: ella buscaba una mujer que hubiera tenido hijos para dirigirla, y él podía hacer un buen trabajo al tratarse de "un hombre que quiere tenerlos". Finalmente Bezançon se encarga de la realización y también ha escrito el guión con Vanessa Portal, su esposa. Nicolas conoce en el videoclub en el que trabaja a Barbara, la mujer ideal. Cuando inician una relación, ambos siguen comportándose como si fueran solteros, actuando de forma casi infantil. Pero tendrán que madurar a marchas forzadas cuando reciben la feliz noticia de que ella se ha quedado embarazada. Durante el tiempo de gestación, Barbara tendrá que elaborar una tesis doctoral que necesita para conseguir un puesto como profesora. Tras explorar los altibajos de las relaciones familiares en la interesante El primer día del resto de tu vida, Bezançon sigue una línea muy similar a la hora de analizar la maternidad. Los espectadores que disfrutaran de su anterior trabajo no se sorprenderán porque recorra en esta ocasión las consecuencias más difíciles del embarazo y la natalidad, como el sacrificio personal y profesional de la madre para atender al bebé a todas horas, los problemas que la nueva situación causa en la pareja, etc., y sin embargo subyace una conclusión positiva: que nada merece más la pena. Abunda tanto en los detalles que algunos resultan un tanto sórdidos, pero los contrarresta con un agradecible recurso constante al humor. Además, realizan un trabajo correcto los protagonistas, Louise Bourgoin y Pio Marmaï, y algún secundario como la veterana Josiane Balasko. Y Un feliz acontecimiento contiene algún momento imaginativo, como la historia de amor en la que los personajes expresan sus sentimientos a través de carátulas de películas.

5/10
El primer día del resto de tu vida

2008 | Le premier jour du reste de ta vie

Una mirada nostálgica ochentera y noventera a la familia. La película sigue las evoluciones de la familia Duval, el matrimonio compuesto por Robert y Marie-Jeanne, los hijos Albert, Raphaël y Fleur, y el abuelo Pierre. Ello a lo largo de doce años, pero fijando la atención en torno a cinco días especialmente decisivos para el clan. La idea es subrayar que la familia es la institución a la que todos nos agarramos, donde nacen y se desarrollan nuestros afectos, donde se producen los lazos más duraderos. Pero a la vez el joven director y guionista Rémi Bezançon parece querer subrayar también que, en los tiempos actuales, la familia, y por ende, el ser humano, está en crisis, se encuentra desorientado, y no acaba de madurar, se encuentra de modo permanente con el síndrome de Peter Pan. Ello puede constatarse además, por contraste, en el cambio generacional.En lo concerniente a los hijos, Albert parece centrado, ha seguido la carrera de médico, y enseguida encontró a una mujer con quien compartir su vida. Pero el ejercicio de la medicina en una de sus facetas más frívolas -la cirugía estética, quitar arrugas, arreglar pechos...- le resulta insatisfactoria, tardó en casarse, y no parece haberlo hecho por amor. Raphaël no se sitúa profesionalmente, va dando tumbos, y le ha marcado la fantasía de un flechazo instantáneo por una joven a la que, cosas del destino, nunca volvió a ver, pese a haber conseguido su teléfono. Y Fleur, la pequeña, se hace eco de esa obsesión contemporánea de que ser virgen a determinada edad no resulta demasiado razonable, lo que le pasa factura de varias formas, incluido un aborto. En cuanto a Robert y Marie-Jeanne, marido y mujer, se quieren. Pero les cuesta envejecer, ella mantiene una actitud en que querría volver a ser joven, lo que le lleva a vestir como tal, o, decepcionada de lo que valora como falta de atención de Robert, a anhelar una “aventura”. Y él, quizá la personalidad más hecha, baqueteada por su profesión de taxista, arrastra el complejo de que su padre nunca le valoró bastante, y cierta sospecha, un secreto descubierto, le duele, y no puede, no quiere hablar de él. Por supuesto, la película aborda la relación padres-hijos, y se constata cierto estado de las cosas donde, si no falta un amor sincero, que se pone a prueba en los momentos difíciles -enfermedad, accidentes, muerte, desengaños amorosos...-, también es cierto que sobra superficialidad en las relaciones y falta en cambio confianza; cuesta decir al otro lo que verdaderamente se piensa de él, lo que se pone de manifiesto en la escena de la lectura del diario. Bezançon plasma su historia con una puesta en escena ágil, que hace un buen uso de la música, mientras despliega toda una catarata de sentimientos en sus personajes, bien encarnados por un atinado reparto. Y con ello entrega un cuadro bastante sintomático de la falta de valores que actualmente erosionan a la familia, puerto al que todos deseamos tornar en épocas de tormenta, aunque ignoremos tantas veces su enorme potencial como refugio y centro de aprendizaje vital.

6/10
Un amor de altura

2005 | Ma vie en l’air

Paradoja: un instructor de vuelo de una compañía aérea tiene miedo a volar. Tal fobia, que arrastra desde pequeño, le hizo perder al amor de su vida. Pero deberá coger ese toro por los cuernos si quiere ser feliz. Amable film con el que debutó Rémi Bezançon, conocido sobre todo por El primer día del resto de tu vida. Protagoniza Vincent Elbaz, mientras que Marion Cotillard es la chica que ama.

5/10

Últimos tráilers y vídeos