IMG-LOGO

Biografía

Walter Matthau

Walter Matthau

79 años ()

Walter Matthau

Nació el 01 de Octubre de 1920 en Nueva York, EE.UU.
Falleció el 01 de Julio de 2000 en Santa Monica, California, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

El entrañable gruñón

01 Octubre 2013

El corazón de Walter Matthau, uno de los más grandes actores del siglo XX, dejaba de latir durante la madrugada del 1 de julio de 2000. Un ataque al corazón le sorprendió en Santa Mónica (California), a los 79 años. El destino quiso que esta tragedia coincidiera prácticamente en el tiempo con otra perdida igualmente irreparable, la de Vittorio Gassman. Ambos tenían en común su procedencia teatral, una característica clave que permite explicar, en gran parte, la fuerza que conseguían transmitir en pantalla.

El neoyorquino Walter Matuschanskayasky (impronunciable nombre real del actor) nació el 1 de octubre de 1920. Cuando tenía 3 años, la familia fue abandonada por su padre, un judío humilde de origen ruso que había emigrado hacía poco tiempo a Estados Unidos. La infancia del futuro actor en el bajo East Side, junto con su madre y su hermano mayor, Henry, estuvo llena de penurias económicas. La persona que tuvo más influencia sobre él fue su madre, Rose, a la que definía como "la peor cocinera de la ciudad, e incluso del mundo". Fue su primera espectadora, porque "debido a la miseria en la que vivíamos, yo era la única persona capaz de hacerla reír", comentó el cómico.

Durante sus primeros años de vida hizo sus pinitos como actor en representaciones escolares, y también se veía obligado a tramar todo tipo de artimañas para despistar al casero. Desarrollo una visión humorística y sarcástica de la vida que le ayudó a sobrevivir y también a convertirse en un cómico memorable. A una edad temprana comenzó a trabajar en los locales de la Segunda Avenida, que representaban obras en lenguaje yiddish, primero como vendedor de refrescos, pero posteriormente le reclutaron para pequeños papeles. "Hice primero de anciana entre una muchedumbre", comentó.

Tras graduarse en el instituto en 1939, Walter Matthau se acogió a un programa del gobierno para jóvenes desempleados. Gracias a esto desempeñó todo tipo de tareas durante los siguientes tres años, como limpiar suelos en una fábrica, ejercer de leñador en Montana, y hasta llegó a ser instructor de boxeo.

Durante la Segunda Guerra Mundial sirvió en el ejército como operador de radio de un bombardero, y recibió seis medallas, si bien él siempre le quitó importancia a este hecho. "Durante la guerra lo más relevante es que fui el campeón de ping-pong de las Fuerzas Armadas", decía. Estuvo en la misma unidad con James Stewart, una de las grandes estrellas de Hollywood, aunque sólo coincidió con él en un partido de voleibol.

Durante su periplo en el frente británico, se enamoró de una joven que le convenció para que al terminar el conflicto fueran juntos a Nueva York, a un curso de interpretación. Pudo cumplir su propósito, gracias a que una ley del Congreso le asignó una pensión que le permitía subsistir. Tras matricularse en Arte Dramático en la Escuela de Investigaciones Sociales de su ciudad natal, descubrió que le venía bien interpretar para escapar de su timidez. "Cuando se tiene la luz de los focos en la cara sólo ves a los otros actores". En el centro aprendió el método Stanislavsky, rodeado de algunos compañeros que llegarían a ser ilustres, como Tony Curtis y Eli Wallach.

Al terminar sus estudios, en 1948, debutó en Broadway interpretando ocho pequeños papeles de relleno en "Ana de los mil días", con Rex Harrison como Enrique VIII. Comenzaba haciendo de mensajero que entraba en escena diciendo "He cabalgado durante 38 años y me muero de ganas de dormir", a continuación sufría un colapso. Para darle más realismo, la noche del estreno decidió correr por todo el teatro para parecer agotado en escena. Llegó al escenario tan exhausto que fue incapaz de pronunciar ninguna palabra.

Durante los cinco años siguientes, formó parte como secundario de numerosos montajes teatrales, y lograba llegar a fin de mes con apariciones pequeñas en televisión. Se casó con Grace Johnson, con la que tuvo dos niños, pese a que el matrimonio no duró mucho. En aquella época, Matthau simpatizaba con la ideología socialista, pero pasó desapercibido para el Comité de Actividades Antiamericanas del senador McCarthy, ya que aún era un actor completamente desconocido e irrelevante.

Pero en 1955, la vida dio un giro radical para Walter Matthau. Obtuvo un enorme éxito con la obra "Will Success Spoil Rock Hunter?", de George Axelrob. Se enamoró de una de las actrices del reparto, Carol Marcus, suplente de Jane Mansfield, la primera actriz. "Estábamos hechos el uno para el otro. Ella estaba loca. Yo estaba loco. Era una relación equilibrada", recordaba. Se casaron cuatro años después y tuvieron un hijo, Charles, que dirigiría a su padre en El arpa de hierba, uno de sus últimos trabajos.

Durante un paréntesis en las representaciones de "Will Success", Matthau debutó en el cine como villano, en El hombre de Kentucky, uno de los dos filmes que dirigió Burt Lancaster, también protagonista, con el que se enfrentaba en un duelo. También fue el antagonista de Pacto de honor, de André de Toth, frente a Kirk Douglas.

Aunque después Walter Matthau retomó las representaciones durante mucho tiempo, había quedado deslumbrado por las inmensas posibilidades del cine. Concentró toda su atención en triunfar en la pantalla. Interpretó a un amigo de James Mason, que era un profesor adicto a la cortisona, en Más poderoso que la vida, de Nicholas Ray. Durante el rodaje, Matthau tuvo tres accidentes de coche en tres semanas, pero según la policía, ninguno fue culpa del actor, que en todas las ocasiones respetó las normas de tráfico. Era sencillamente cuestión de mala suerte.

Durante algún tiempo, Matthau fue un ilustre secundario. Dio vida a un periodista de carácter en Un rostro en la multitud, de Elia Kazan, compartió protagonismo con Elvis Presley en El barrio frente a mí, de Michael Curtiz, y fue el vecino molesto de Kirk Douglas en Un extraño en mi vida, de Richard Quine. En 1960, Walter Matthau probó fortuna como realizador con Gangster Story, coprotagonizada por él mismo y su esposa. Pero no tuvo ningún éxito, por lo que la experiencia no se volvería a repetir.

Tras Los valientes andan solos, de David Miller, y Trampa a mi marido, de Daniel Mann, realizó una de sus composiciones más memorables en Charada, de Stanley Donen, donde era el jefe de la CIA que hacía dudar a Audrey Hepburn si el villano de la historia era él o el ambiguo personaje encarnado por Cary Grant. La consagración le llegaba a Walter Matthau en 1965 con La extraña pareja, obra teatral de Neil Simon, escrita específicamente pensando en él para el personaje de Oscar Madison. "Todo actor se pasa la vida esperando el papel que combine su talento y su personalidad. La extraña pareja fue el mío. Ahí empezó todo para mí", declaró el actor. En los escenarios, cada noche hacía el papel de una forma diferente. "El lunes como si fuera judío, el martes italiano, el miércoles irlandés... y también los mezclaba todos. Lo hacía para divertirme, y siempre funcionó". Ganó el Tony en 1966, y en 1968 protagonizó la versión cinematográfica con Jack Lemmon, dirigida por Gene Saks.

Billy Wilder llevaba años siguiendo la carrera teatral de Walter Matthau a quien había querido darle el papel protagonista de su película La tentación vive arriba, de 1955. Darryl Zanuck, jerifalte de Fox, no se lo permitió. Pero finalmente llamó al actor para En bandeja de plata, donde interpretaría a un abogado corrompido que le propone a un accidentado cámara de televisión (Jack Lemmon) que finja daños permanentes para cobrar el seguro. Matthau aceptó participar sin leer el guión. Cuando finalmente lo leyó llamó a Lemmon, extrañado de que su personaje tenía la mejor parte. "Ya era hora de que tú fueras la estrella", le contestó el humilde Lemon.

Durante el rodaje sufrió un infarto que puso en peligro su continuidad en el film. Pero Wilder decidió esperar siete semanas hasta que pudo volver a contar con él. Cuando obtuvo el Oscar al mejor secundario dijo "mis compañeros quieren premiarme antes de que muera".

Walter Matthau se haría muy amigo de Lemmon, con el que volvería a participar en otros seis films: la citada La extraña pareja, las comedias de nuevo dirigidas por Wilder Primera plana y Aquí un amigo, y ya en su época de madurez Dos viejos gruñones, El arpa de hierba y Discordias a la carta. Además, Matthau fue dirigido por Lemmon en Kotch.

Tras títulos como Hello, Dolly, Flor de cactus, Risas y Lágrimas y La gran estafa rueda otras dos adaptaciones de obras de Neil Simon, La pareja chiflada y California Suite, ambas dirigidas por Herbert Ross. En 1980 protagonizó El truhán y su prenda, comedia de corte clásico en la que estaba acompañado por Julie Andrews y Tony Curtis.

Tras el mal recibimiento crítico de Aquí un amigo, su último trabajo con Wilder y Lemmon, de 1981, Matthau cada vez aparece de forma más esporádica en las pantallas. Casi siempre rueda films de baja calidad, como Sufridos ciudadanos y Los pacientes de un psiquiatra en apuros, ambas de Michael Ritchie, o Soy el pequeño diablo, de un Roberto Benigni que aún estaba lejos de llegar a la maestría de La vida es bella. También apareció en la discreta Daniel el travieso, adaptación del famoso cómic.

Aún realizó algún papel digno, por ejemplo en Piratas, vuelta de tuerca a las convenciones del género, de Roman Polanski. También encarnó a un senador en JFK, de Oliver Stone. En los últimos años de su vida cedió a la comercialidad para reencontrarse con Lemmon en las aludidas anteriormente Dos viejos gruñones, de 1993, y su secuela, Discordias a la carta, de 1995. Ambos se lucieron un poco más en El arpa de hierba, adaptación de un texto de Truman Capote, donde intercambiaban sus clásicos roles.

Su último trabajo, Colgadas, de 2000, que tenía como directora a Diane Keaton, no supuso una digna despedida. Encarnaba una vez más a un cascarrabias, el padre que amarga constantemente a la hija que le cuida hasta que fallece, lo que presagiaba lo que ocurriría desgraciadamente poco después del rodaje en la vida real.

Oscar
1967

Ganador de 1 premio

Filmografía
Colgadas

1999 | Hanging Up

Tres hermanas están todo el día colgadas del teléfono, resolviendo cuestiones relacionadas con su trabajo, familia, intereses amorosos... Giorgia (Diane Keaton) edita una revista, Eve (Meg Ryan) es la hermana responsable, y Maddy (Lisa Kudrow) intenta triunfar como actriz televisiva. La noticia de que su padre acaba de ingresar en el hospital ayudará a unir a la familia, aunque en el camino salten las chispas de antiguos resquemores. Mezcla de comedia y drama, el guión viene firmado por las hermanas Nora y Delia Ephron. Recordemos que Nora ha dirigido filmes tan notables como Algo para recordar y Tienes un e-mail, películas en línea parecida, aunque con mayor carga romántica. El reparto femenino es de campeonato con 3 mujeres que casi simbolizan 3 generaciones de actrices: Diane Keaton, que también dirige, es la veterana, inolvidable en pelis de Woody Allen y en El padrino; Meg Ryan ya es toda una estrella, gracias a los films citados de Nora Ephron; mientras que Lisa Kudrow viene pisando fuerte gracias a la serie televisiva Friends.

4/10
Viejos corazones

1998 | The Marriage Fool

El hijo de Walter Matthau dirige a su padre en su penúltimo trabajo, este discreto aunque bienintencionado telefilm, basado en una obra teatral de Richard Vetere. Robert se siente fracasado porque tiene dificultades para mantener una relación amorosa estable. Sin embargo, cuando su empresa contrata a una nueva empleada llamada Susan, la atracción surge inevitablemente. Lo mejor es el elenco de actores.

5/10
La extraña pareja, otra vez

1998 | The Odd Couple II

Secuela de La extraña pareja, rodada nada menos que 30 años antes. Los inefables Jack Lemmon y Walter Matthau retoman sus antiguos personajes de Felix y Oscar y se lo hacen pasar bomba al espectador. Los veteranos actores estaban al final de sus carreras. Si antiguamente se trataba de compartir piso, ahora la cosa estriba en compartir un coche de viaje a California, en donde tendrá lugar la boda entre el hijo de Felix y la hija de Oscar... La convivencia entre ambos será un disparate.

5/10
Por rumbas y a lo loco

1997 | Out to Sea

Dos viejos chiflados

1996 | I'm Not Rappaport

Dos octogenarios se encuentran cada día en el banco de un parque, donde comparten sus alegrías pero también su miedo hacia drogadictos y vagabundos. Correcta adaptación de una exitosa obra teatral de Broadway. El mítico actor Walter Matthau realiza una actuación tan brillante como siempre, llena de carisma. El desarrollo de la trama se hace tan ameno que a pesar de los 130 minutos de duración, el filme se pasa en un santiamén.

5/10
Discordias a la carta

1995 | Grumpier Old Men

El arpa de hierba

1995 | The Grass Harp

Basada en la novela de Truman Capote, la acción transcurre en un pequeño pueblo de Alabama, en los años treinta. Collin es un adolescente que llega al lugar tras haber perdido a su madre de muerte natural y tras el suicidio de su padre. Allí vivira con dos tías solteronas muy distintas entre sí. Una rica y dominante, la otra sensible y encantadora. Un día esta última, cansada de la tiranía de su hermana, decide abandonar la casa e irse a vivir a un árbol. Así descubre la libertad, y también el amor, ya que el juez Charlie Cool se enamora perdidamente de ella. Entre todos estos sucesos el joven Collin emprende su camino hacia la madurez y descubre su vocación literaria. Charles Matthau, rueda un magnífico film y lo hace con actores de primera fila, entre ellos Edward Furlong, Piper Laurie y Sissy Spacek, además de contar con la formidable pareja formada por Jack Lemmon y Walter Matthau; este último es, por cierto, el padre del director. La película cuenta con una cuidada, bucólica y serena puesta en escena.

6/10
El genio del amor

1994 | I.Q.

Walters es un mecánico de coches de Princeton, en el estado de Nueva Jersey. Además es muy aficionado a los experimentos científicos. Un día conoce a una bonita chica llamada Catherine (Meg Ryan), que resulta ser sobrina del científico Albert Einstein. Walters no puede menos que enamorarse con locura de ella. El problema es que Catherine está prometida desde hace tiempo con un aburrido y serio inglés. Como a Einstein no le gusta el inglés, y por el contrario le cae muy bien el simpático Walters, decide ayudar a éste para que conquiste a su sobrina. Antes deberá disuadir al inglés de sus intenciones, para lo que contará con la estimable ayuda de un grupo de alocados científicos. Una divertida comedia protagonizada por la reina de las comedias románticas de los años 90, la dulce Meg Ryan, denominada en varias ocasiones la Novia de América. Tim Robbins da vida a un joven espabilado y de buen corazón. Walter Matthau completa una interpretación divertidísima y convincente. Muy agradable para pasar un buen rato, original y repleta de situaciones tan geniales como disparatadas.

5/10
Dos viejos gruñones

1993 | Grumpy Old Men

John y Max son dos vecinos cascarrabias, que peinan canas y que llevan toda la vida discutiendo el uno con el otro. La llegada de una atractiva viuda a la vecindad será otro motivo más para pelear por ella. La pareja Lemmon-Matthau funcionó hace tiempo, sobre todo en las comedias de Billy Wilder como En bandeja de plata o Primera plana. En este film de Donald Petrie, Jack Lemmon y Walter Matthau solo participan en una serie de gags sin ingenio y bastante soeces por momentos, con alguna escena absurda y ridiculizante. Nada propio para estos dos grandes veteranos del cine. En 1995 volvieron a reunirlos en Discordias a la carta, que lamentablemente repetían el mismo papel.

2/10
Daniel el Travieso

1993 | Denice the Menace

Película basada en el popular personaje de cómic, creado en los años 50 por Hank Ketcham. Nick Castle ha respetado el 'look' de las viñetas y los diversos personajes: Daniel, un niño ingenuo que no mide las consecuencias de sus travesuras; el señor Wilson, vecino cascarrabias pero de buen corazón; la maternal señora Wilson; la insoportable amiga; unos cariñosos padres... John Hughes ha escrito y producido la película. El guión hila numerosos gags, algunos muy divertidos. La unidad la pone un siniestro villano (Christopher Lloyd), cuya sombra planea a lo largo de la historia. Cuando Daniel se enfrenta a él, el tono cambia, para recurrir al que ha dado a Hughes las mieles del éxito: el de Solo en casa. Al film le falta algo, pero no decepciona. Tiene un buen diseño de producción y una acertada selección de actores. El pequeño Mason Gamble tiene gracia, y Walter Matthau, que ya dio mucho de sí como gruñón acompañado de niña en El truhán y su prenda, resulta memorable como sufrido vecino.

5/10
JFK

1991 | JFK

Basada en la investigación del fiscal del distrito de Nueva Orleans, esta película pone en tela de juicio las conclusiones a las que llegó la Comisión Warren sobre el asesinato del presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. Frente a la tesis defendida por la Comisión de que el magnicidio fue realizado por un solo hombre (Lee Oswald), el fiscal Jim Garrison defiende la existencia de una conspiración que implica a altos miembros del Gobierno y de la CIA y a un grupo de guerrilleros anticastristas Oliver Stone, director caracterizado por comprometerse políticamente en sus películas, consigue mantener un ágil ritmo narrativo, a la vez que nos proporciona una información exhaustiva y documentada sobre los hechos acaecidos en Dallas. Testimonios contradictorios, muertes oportunas y repentinas, ocultación de pruebas, terminan por hacernos dudar de la versión oficial. En el film, galardonado con 2 Oscars, Stone contó con un amplio reparto de estrellas, tanto en papeles principales como secundarios, lo que contribuye a enriquecer la película. Sólidas actuaciones de Kevin Bacon, Tommy Lee Jones, Gary Oldman y Donald Sutherland. La música es del sensacional John Williams.

7/10
Piratas

1986 | Pirates

El capitán Red y su ayudante son recogidos por un galeón español. Ambos habían sido abandonados a su suerte en una balsa a la deriva. Pero en lugar de mostrarse agradecido con sus salvadores, Red intenta robar del barco un valioso trono azteca de oro. En la única película que rodó en los 80, junto con Frenético, Polanski recuperó el género de piratas, repasando todos los tópicos del género: abordajes, tesoros, etc. Algunas secuencias son hilarantes, como cuando el veterano  Walter Matthau pretende comerse a su ayudante.

6/10
Sufridos ciudadanos

1983 | The Survivors

En plenas navidades, Donald, un financiero triunfador de Nueva York se entera de la noche a la mañana que sus jefes le han puesto de patitas en la calle. Mientras ahoga sus penas en una cafetería del nevado Vermont, conoce a Sonny, cuya gasolinera acaba de ser destruida. Sin un futuro planeado, ambos decidirán unir fuerzas para convertirse en los nuevos defensores de su ciudad y ser el centro de atención de los medios de comunicación. Comedia un tanto alocada dirigida por Michael Ritchie sobre dos perdedores que se niegan a ser pisoteados. Un Robin Williams (Una jaula de grillos) desternillante, acompañado por el genial Walter Matthau (El truhán y su prenda) es la pareja protagonistas que promete un buen rato de diversión.

5/10
Soy tu hija, ¿te acuerdas?

1982 | I Ought to Be in Pictures

El fracasado escritor de cine Herbert Tucker, acostumbrado a una vida disoluta y bastante gris, se encuentra un día en su puerta a una joven llamada Libby que resulta ser su hija de 19 años. Herbert, que abandonó a la niña cuando ésta tenía tres años, deberá aprender a cambiar su forma de ser y convivir con ella, que quiere iniciar una carrera como actriz. Comedia correcta en sus formas aunque demasiado sensiblera en el fondo, y cuya carga dramática tampoco acaba estando muy conseguida. Matthau aporta más melancolía que simpatía en un extraño guión de Neil Simon, bastante alejado de las hilarantes adaptaciones de sus textos teatrales que se rodaron en los años 80: Como en los viejos tiempos (1980), Solo cuando me río (1981) y Desventuras de un recluta inocente (1988).

5/10
Mi querida señor juez

1981 | First Monday in October

Después de morir un juez del Tribunal Supremo, Ruth Loomis, jueza de carácter conservador, es nombrada para sustituirle en ese cargo. Pero encontrará pronto la oposión del presidente del tribunal, de ideas más liberales que Loomis. El director Ronald Neame (La aventura del Poseidón) ofrece una meritoria adaptación de una célebre obra teatral que narra las vicisitudes de la primera mujer que fue nombrada miembro del Tribunal Supremo de los Estados Unidos. El resultado es una entretenida comedia dramática, apoyada en la vieja cuestión de la guerra de sexos, con la clara referencia a clásicos como La costilla de Adán. Pero, aunque muy inferior a ese título, Mi querida señor juez aprueba sobre todo gracias a unas convincentes interpretaciones de Walter Matthau y Jill Clayburgh.

5/10
Aquí un amigo

1981 | Buddy Buddy

Trabucco es un asesino a sueldo que debe concluir un trabajillo. Tiene que eliminar a tres testigos claves en un juicio federal, pero coincide en un hotel con Victor, que le trastocará sus planes al intentar suicidarse. Fue la última película de Billy Wilder, 'remake' de El embrollón; y cuenta con la presencia de dos grandes: Walter Matthau y Jack Lemmon. Gran música de Lalo Schifrin.

7/10
El truhán y su prenda

1980 | Little Miss Marker

En 1934, Amargado Jones, un avaro recogedor de apuestas para carreras de caballos, acepta como prenda a la hija de seis años de un arruinado individuo. Más tarde, se entera de que el hombre se ha suicidado y que la policía busca a la pequeña. Poco a poco se desarrolla entre ambos una intensa amistad. Entrañable comedia familiar, al estilo clásico, muy bien protagonizada por tres de los mejores actores del género: Walter Matthau, Tony Curtis y Julie Andrews. Matthau da el tipo perfecto de grúñón que nunca sonríe, pero que acaba sucumbiendo a los encantos de la cría y de la Andrews.

4/10
Alegrías de un viudo

1978 | House Calls

El doctor Charley perdió hace poco a su esposa. Buscando nueva compañera, va de cita en cita sin mucho éxito. Hasta que una paciente conquista su corazón. Pero es todo un carácter, y espera dominar ella la relación, mientras que él debería desempeñar el rol tradicionalmente femenino. Grata comedia romántica, destaca, aparte de Matthau y Jackson, el secundario Art Carney.

4/10
Casey's Shadow

1978 | Casey's Shadow

Los problemas de un veterano entrenador de caballos con sus tres hijos, Buddy, Randy y Casey. Éste último, el más joven de los tres, intenta convertir a su caballo preferido en un campeón de carreras. El problema viene cuando una altiva mujer quiere comprar al equino. Comedia destinada al público infantil, bien contada aunque sin muchas emociones, dirigida por Martin Ritt, en el que también destaca la aparición de la estrella del Hollywood de los años 40, Alexis Smith. El también veterano de 70 años Whit Bisell tiene un breve papel como veterinario. Magnífica banda sonora de Patrick Williams, que acaba siendo lo mejor de la cinta.

5/10
California Suite

1978 | California Suite

Por una serie de circunstancias bien diferentes, 5 parejas que no se conocen se hospedan en el mismo hotel de Beverly Hills. Estamos en la alocada semana de la entrega de los Oscar de la Academia. Sidney Cochran pierde la oportunidad de optar a un Oscar debido a su torpeza, y por este motivo tiene que sufrir las continuas reprimendas de su insoportable mujer. Por su parte, Marvin Michael no sabe cómo explicar a su esposa el motivo de la presencia de una exuberante muchacha rubia en su cama. El doctor Chauncey y Gump se enteran del oscuro pasado de su mejor amigo, lo que les deja turbados. Por último, Hannah Warren no asimila la nueva forma de vida de su ex marido. ¿En qué acabará este enredo? Se trata de una comedia que provoca situaciones absurdas y disparatadas. Los personajes son a cuál más excéntrico. Destaca Maggie Smith, que ganó el Oscar como mejor actriz secundaria. Divertida para pasar un rato agradable sin mayores pretensiones.

6/10
La pareja chiflada

1975 | The Sunshine Boys

Lewis y Clark son unos famosos comediantes de teatro llamados los 'Sunshine Boys', que están ya retirados. Tras 20 años sin verse, les proponen volverse a reunir en un nuevo show, pero a pesar de tanto tiempo de trabajo no se llevan bien, lo que complicará el resultado de la función. Comedia que recuerda a La extraña pareja, con Jack Lemmon y Walter Matthau, y basada en una obra de teatro de Neil Simon, que también escribe el guión. Herbert Ross (Funny Lady, Magnolias de acero) dirige una película divertidísima y ágil con un Matthau algo gruñón, en un papel muy habitual en él, y con el que fue nominado a los Oscar como mejor actor. John Erman dirigió un "remake" con Woody Allen en 1995.

6/10
Terremoto

1974 | EarthQuake

El cine norteamericano suele dramatizar los sucesos más relevantes de su historia. Esta vez le tocó el turno a los dramáticos efectos que produjo el terremoto ocurrido en el Sur de California, que casi destruye Los Ángeles, en la mañana del 9 de febrero de 1971. Para asegurar la calidad, el productor Jennings Lang contrató a Mario Puzo, novelista y guionista que acababa de triunfar con El padrino. Los actores son competentes, en especial el mítico Charlton Heston (Ben-Hur, Los diez mandamientos).

4/10
Primera plana

1974 | The Front Page

Hildy Johnson, reportero estrella del Chicago Examiner, está a punto de dejar su profesión para casarse con Peggy Grant, el amor de su vida. Cuando acude a despedirse, su jefe, un tipo sin escrúpulos, convence a Hildy de que retrase ligeramente su partida para acometer un último reportaje. Consiste en cubrir al ejecución de un infeliz. No está claro si asesinó a un policía, pero con su ejecución el alcalde cree que ganará puntos ante las elecciones. Billy Wilder, que había sido reportero durante su juventud en Viena, disecciona el mundo del periodismo, en esta tercera adaptación de la obra teatral homónima de Ben Hecht y Charles MacArthur, anteriormente llevada al cine por Lewis Milestone y Howard Hawks (que convirtió a Hildy Johnson en una mujer). Aborda con mucho sarcasmo, pero con suma elegancia y diálogos irrepetibles, temas que siguen en voga, como la ética profesional, la injusticia y el juego sucio en el mundo de la política.

9/10
Pelham 1, 2, 3

1974 | The Taking of Pelham One, Two, Three

Cada minuto se cargará a un rehén. Así se las gasta quien tiene secuestrado el metro. Un ingenioso poli intentará evitar la matanza. Emociones al rojo vivo en un absorbente film basado en el best seller de John Godey. Se sale, un sardónico Walter Matthau.

6/10
La gran estafa (1973)

1973 | Charley Varrick

Varrick y Sullivan obtienen un sustancioso botín tras atracar un banco. Pero descubren que el dinero proviene de una banda de mafiosos que blanquean dinero. Un gran título de Siegel (Harry el sucio) con vibrantes secuencias de acción y acertados golpes de humor.

6/10
San Francisco, ciudad desnuda

1973 | The Laughing Policeman

El teniente Martin, de la policía de San Francisco, debe investigar un asesinato masivo en el que han muerto ocho personas. Alguien entró en un autobús y disparó con una ametralladora contra las víctimas. Entre ellas se encuentra un compañero de Martin. Pero a medida que investiga el suceso y a las víctimas el teniente se da cuenta de que las cosas no son como parecen y que los muertos llevaban vidas ocultas. Correcta adaptación del director Stuart Rosenberg (La leyenda del indomable), de una sórdida novela negra escrita por los suecos Per Wahlöö y Maj Sjöwall. El reparto es apañado, aunque destaca sin duda el gran Walter Mattahu en el papel protagonista. Se trata de un film violento, con escenas morbosas subidas de tono que recrean el submundo que ha de investigar el protagonista para cazar al asesino.

5/10
Risas y lágrimas

1972 | Pete 'n' Tillie

Adaptación de la novela 'Witch´s Milk' de Peter De Vries, con un guión adaptado por el veterano Julius J. Epstein (1909-2000), que empezó a escribir películas junto a su hermano gemelo Phillip en los años 30, y que adquirieron la categoría de mitos al ganar el Oscar por Casablanca (1942). Film recordado gracias a su pareja protagonista, Walter Matthau y Carol Burnett. Ambos son unos amigos que acaban convirtiéndose en amantes, y después en marido y mujer. En toda su trayectoria vital van pasando por momentos que, como su título español indica, están repleto de risas y lágrimas. Nominaciones al Oscar para Geraldine Page como mejor secundaria y el mencionado Julius al mejor guión adaptado. Primera película entre el actor Walter Matthau y el director Martin Ritt, que después volverían a colaborar en 1978 con Casey's Shadow.

6/10
Kotch

1971 | Kotch

Joseph, apodado ‘Kotch’, vive con su hijo y su nuera, pero el matrimonio está planeando que el anciano se vaya y viva en otro lado. Ante esto, Kotch decide marcharse por su propio pie y en su huida se encuentra con Erica, una asistenta del hogar que trabajó en casa de su hijo. Erica está sola y embarazada, pero cuenta con la compañía de Kotch, el cual siente por primera vez que alguien le necesita. Lacrimógena película que habla del afecto que surge entre un anciano desvinculado del núcleo familiar y una joven embarazada. Jack Lemmon dirigió su primera y única película contando con su amigo Walter Matthau como el protagonista de la historia. No hay que olvidar que Lemmon y Matthau protagonizaron juntos diversas comedias inolvidables, como La extraña pareja, En bandeja de plata o Primera plana. El film abandera la idea de que no siempre los lazos biológicos son los que crean las familias sino el amor, el cariño, la comprensión y el respeto. Gran trabajo de Matthau que optó al Oscar al mejor actor por su papel de Kotch.

5/10
Eso del matrimonio

1971 | Plaza Suite

La película cuenta tres diferentes historias que tienen lugar en una habitación concreta de un famoso hotel de Nueva York: una pareja se encuentra celebrando su 25 aniversario, un productor de cine trata de acostarse con su ex y unos padres intentan que su hija entre en razón, salga del baño y acepte una petición de matrimonio. Divertida comedia que cuenta con un estupendo reparto encabezado por Walter Matthau (Charada) y Maureen Stapleton (Rojos). Tanto su guión como sus personajes funcionan a la perfección en este loco y entretenido film.

5/10
Corazón verde

1971 | A New Leaf

Henry Graham es un soltero empedernido a quien sólo le gusta el dinero. Pero ha dilapidado la herencia de su padre y está desesperado. Pedirá entonces dinero a su tío y éste se lo dará a condición de que a las seis semanas le devuelva la deuda multiplicada por diez. Simpática comedia romántica dirigida por Elaine May, aquí además guionista y protagonista femenina, quien ha contado con el memorable Walter Matthau para su personaje, que parece creado a hechuras de los talentos del actor. Se basa en un relato de Jack Ritchie y arranca risas y entretiene en todo momento.

6/10
Flor de cactus

1969 | Cactus Flower

Julian Winston (Walter Matthau) es un soltero cuarentón cuya afición máxima es ir de seductor por la vida. Su última conquista es la caprichosa y algo ñoña Tonie Simons, interpretada por Goldie Hawn. Julian es dentista de profesión, y tiene una bonita ayudante llamada Stephanie Dickinson (Ingrid Bergman). Ambos tienen una relación profesional, con algún tira y afloja. El mundo del engreído Julian se viene abajo cuando se da cuenta de que lo que ocurre es que está perdidamente enamorado de Stephanie. Pero a ella la sola idea de acercarse a su jefe le parece repugnante. Una brillante comedia desarrollada con habilidad. Basada en una obra teatral francesa. Destaca la interpretación de Ingrid Bergman, como Flor de cactus, y el atractivo histrionismo de la debutante Goldie Hawn que se llevó un Oscar a la mejor actriz de reparto. Alcanza algunos momentos de elevado nivel cómico.

6/10
¡Hello, Dolly!

1969 | Hello, Dolly!

A principios de siglo en la ciudad de Nueva York vive Dolly Levi (Barbra Streisand), una celestina que no se detendrá hasta asegurarse a sí misma como novio al hombre más rico que pueda encontrar. El comerciante Horace Vandergelder parece el candidato más adecuado. Sin embargo, mantener un romance con él no será una tarea fácil. Barbra Streisand protagoniza uno de los musicales más recordados de la historia, con todos los elementos que proporcionan un gran espectáculo para la vista: un impresionante vestuario de Cecil Barton, unas inolvidables canciones de Jerry Herman, y los protagonistas más indicados. Barbra Streisand se especializó en personajes complejos de gran dinamismo, como las protagonistas de Tal como éramos o ¿Qué me pasa, doctor?. Walter Matthau es uno de los mejores actores de comedia de la historia del cine, como demuestran grandes títulos como En bandeja de plata, Primera plana o La extraña pareja. Su recreación de un rico bonachón pero cascarrabias es perfecta y ofrece el mejor contrapunto a su compañera de reparto. Gene Kelly comenzó a dirigir con la ayuda de su amigo, el jovencísimo Stanley Donen, en la mítica Cantando bajo la lluvia. Desde entonces se convirtió no sólo en el intérprete más reputado del género, sino también en un gran director. Este es uno de sus mejores trabajos. Destaca la breve aparición del genio de jazz Louis Armstrong.

6/10
Candy (1968)

1968 | Candy

Inclasificable muestra de cine “hippie” que partía de una descontrolada novela de Terry Southern sobre una joven inocente que había de lidiar con una serie de excéntricos personajes. Sátira rodada en los inicios del destape que contaba con el gran reclamo de Ewa Aulin, una rubia que había ganado con merecimiento el título de Miss Suecia. A pesar de su excelente equipo técnico, con Giuseppe Rotunno en la fotografía y Dave Grusin en la banda sonora, la película no pasa de ser un divertimento muy de su época. Lo más delirante es encontrarnos el siguiente reparto: Marlon Brando como un Gurú espiritual; Richard Burton convertido en un maestro ligón; Walter Matthau como un militar chiflado; James Coburn es un cirujano no muy recomendable; John Huston en el papel de jefe de hospital; y Charles Aznavour transformado en jorobado.

4/10
La extraña pareja

1968 | The Odd Couple

A Félix le ha dejado su mujer. Lo que le lleva  a pensar en el suicidio. Pero, ¿para qué están los amigos? Para ayudarse, claro. Y es lo que hace Óscar, que acoge en su casa a Félix. Pero pronto descubre por qué la mujer estaba harta de su amigo: por su obsesión enfermiza por la limpieza y la cocina. Desternillante film, adaptación de la obra teatral de Neil Simon, con una de las mejores parejas cómicas de todos los tiempos: la que formaron Jack Lemmon y Walter Matthau.

7/10
Guía para el hombre casado

1967 | A Guide for the Married Man

Ed y Paul son hombres casados, pero el primero trata de convencer al otro que la mejor manera de mantener el matrimonio es tontear con otras mujeres. Ello lo ilustra Ed con algunas experiencias personales, mientras Paul se prepara para iniciarse en el seguimiento de los consejso del amigo. Agradable comedia dirigida por Gene Kelly a partir del libro de Frank Tarloff, con Robert Morse y Walter Matthau como la pareja de amigos, y un montón de rostros conocidos en pequeños papeles.

5/10
En bandeja de plata

1966 | The Fortune Cookie

Durante un partido de rugby, el cámara de televisión que encarna Jack Lemmon, poco habilidoso, sufre un accidente y resulta levemente herido. Esto da pie a que su cuñado, un abogado sin escrúpulos interpretado por Walter Matthau, intente aprovechar la situación para sacar beneficio monetario. Si Lemmon es capaz de hacerse pasar por inválido, le compañía de seguros estaría obligada a ofrecerle varios millones por daños y perjuicios. Se trata de una comedia muy inteligente realizada por el maestro de las comedias inteligentes, Billy Wilder. La pareja Lemmon-Matthau, uno de los mejores dúos cómicos de la historia del cine, está estupenda. Matthau consiguió el Oscar en 1966 al mejor actor secundario. Wilder y su colaborador Diamond llenaron el guión de diálogos vivísimos y mordaces. Es una historia que tiene un punto de partida dramático, pero a partir de ahí se suceden escenas divertidas.

7/10
Espejismo

1965 | Mirage

Junto a Recuerda (1945) y Arabesco (1966), Espejismo forma una peculiar trilogía en la carrera de Gregory Peck: la del hombre atrapado en diabólicos juegos de verdades y mentiras. Aquí encarna a un físico cuya amnesia le hace impedir saber los motivos por los cuales pretenden asesinarle, aunque todo está relacionado con asuntos atómicos (muy de moda por aquellos tiempos). Sin embargo, este título está muy lejano en cuanto a calidad de los otros dos largometrajes antes citados. Rodada en Nueva York, está basada en una novela de Walter Ericson. Además de Peck, resulta interesante el resto del reparto, entre el que destaca especialmente Walter Matthau. Sobresale la música inquietante de Quincy Jones, así como la fotografía en blanco y negro de Joseph MacDonald.

4/10
Valiente marino

1964 | Ensign Pulver

Morton es un capitán de la Marina que lucha en la Segunda Guerra Mundial e intenta hacer méritos para ser inminentemente ascendido a comandante. Con la intención de ello, anima a su patrulla a realizar bien las cosas y ser los primeros en las misiones, pero tanta disciplina perturbará los ánimos de los soldados. Uno de ellos, el tímido Frank Pulver prefiere quedarse en el camarote admirando sus fotos de bellas mujeres. Comedia naval con guerra de fondo y naufragio añadido dirigida por Joshua Logan (Picnic, Bus Stop). Burl Ives, el orondo patriarca de La gata sobre el tejado de zinc, interpreta al estricto capitán, y que Walter Matthau o Jack Nicholson se dejaron caer también en esta historia.

4/10
Punto límite

1964 | Fail-Safe

Magnífica muestra de los momentos álgidos a los que llevó la guerra fría. Henry Fonda da vida a un presidente de los Estados Unidos rodeado de halcones, que tiene que tomar una difícil decisión que podría dar pie a una guerra nuclear. Rodada en un adecuado blanco y negro, dirige el eficaz Sidney Lumet, y se diría el reverso dramático de la sátira de Stanley Kubrick Teléfono rojo volamos hacia Moscú.

7/10
Adiós, Charlie

1964 | Goodbye Charlie

Una mujer confusa encontrada vagando sin rumbo en una playa, está convencida de que es la reencarnación de Charlie, un hombre que ha sido asesinado. George Tracy, un peculiar individuo, le ayudará a investigar la verdad. Adaptación de la obra teatral de George Axelrod, que también dio lugar a una serie televisiva en los 80 con Suzanne Somers. En esta versión, Debbie Reynolds y Tony Curtis no realizan trabajos memorables, pero se esfuerzan por ser lo suficientemente eficaces. Se trata de uno de un trabajo menor del gran Vincente Minnelli.

5/10
Charada

1963 | Charade

Durante unas vacaciones en una estación de esquí, Reggie Lampert (Audrey Hepburn) conoce a un desconocido con encanto que dice llamarse Peter Joshua (Cary Grant). Poco después, Reggie viaja a París con el objetivo de pedirle el divorcio a Charles, su marido, pero la policía le notifica que su marido ha sido asesinado, arrojado desde un tren. En el funeral, Reggie descubre a diversos personajes que aparecen para verificar si Charles está realmente muerto. Uno de ellos llega a pinchar el cadáver con un alfiler para asegurarse. Poco después, el agente de la CIA Hammer Bartholomew (Walter Matthau) informa a Reggie de que Charles estaba involucrado en un robo que tuvo lugar durante la II Guerra Mundial. Finalmente se quedó con todo el botín tras traicionar a sus compinches, que ahora han reaparecido para intentar recuperarlo. Perseguida por estos, Reggie acaba recurriendo a Peter, el único tipo en el que parece poder confiar, pese a que no le ha dicho su verdadero nombre... Entretenídisimo film de intriga lleno de momentos memorables. Stanley Donen (Cantando bajo la lluvia, Dos en la carretera) demostró ser un auténtico todoterreno en esta inolvidable y peligrosa "charada", que equilibra a la perfección una intriga de altos vuelos con momentos de comedia y romance al más puro estilo clásico. La atmósfera de Charada bebe claramente del genio creador de Alfred Hitchcock (el parecido es más que patente), pero todo el juego de muertes, equívocos y desconfianzas queda realzado por la actuación estelar de la pareja formada por Cary Grant y Audrey Hepburn, que demuestran una química inigualable (lo de la ducha vestido es el colmo). A Grant ya le habían ofrecido formar equipo con Hepburn en Vacaciones en Roma, pero rechazó el papel porque no veía creíble el romance en la pantalla entre ellos por los 25 años de edad de diferencia entre ellos. Finalmente aceptó reunirse con ella en este film, pero siempre y cuándo el personaje de ella llevara la voz cantante en la relación. El trabajo del resto del reparto de Charada es encomiable, en especial el de Walter Matthau, que hace gala de un gran desparpajo. Y la música, nostálgica y ritmosa como pocas, es una de las piezas más famosas del gran Henry Mancini, amigo de Audrey Hepburn desde Desayuno con diamantes. "Hay una escena en la película donde Audrey vuelve de unas vacaciones felices de invierno y llega a su apartamento de París encontrándolo despojado de todo lo de valor", recordaba Mancini. "El piso desnudo y las paredes son todo lo que permanece. Su marido se había fugado con todos sus bienes mundanos. Ella entra en el apartamento débilmente alumbrado con su maleta e inspecciona la escena. Sus sentimientos son de tristeza, soledad y vulnerabilidad. Para mí, esto se tradujo en un pequeño vals Parisino triste. Con aquella imagen de Audrey en mi mente, fui al piano y en menos de una hora escribí Charada". La música obtuvo una candidatura al Oscar a la mejor banda sonora.

8/10
Los valientes andan solos

1962 | Lonely Are the Brave

Jack es un vaquero libre y valiente que llega al pueblo de Duke City. Su objetivo es liberar a su íntimo amigo Paul, que ha sido encarcelado por ayudar a unos mexicanos ilegales. Jack es excelentemente recibido por Jerry, la esposa de Paul, pero ella sabe que Jack siempre trae complicaciones y teme que haga alguna tontería. Magnífico y trágico western crepuscular donde se realza la osadía de un hombre que lucha contra el sistema impuesto en la sociedad moderna, como un nuevo Rebelde sin causa. Porque la historia que narra no está ambientada en el lejano siglo XIX sino en los años 50 o 60 del siglo XX. Ahora en Nuevo Mexico hay carreteras, fronteras, leyes..., un puñado de cosas que Jack desprecia en su alegre y despreocupada existencia. Él es un cowboy, incapaz de separarse de su caballo "Whisky" y no quiere comprender que su tiempo se ha acabado, que el mundo de los pioneros ha terminado para siempre. Además de tratar el clásico tema del vaquero errante, incapaz de sacrificar su libertad por la tranquilidad del amor y el hogar, el film no esconde su crítica a un sistema que ha acabado con cualquier idealismo, pues el individuo desaparece muchas veces en pos de una comunidad insensible y unas leyes irracionales. Si además el guión está escrito por Dalton Trumbo –a partir de la novela de Edward Abbey–, una de las más célebres víctimas de la caza de brujas de Hollywood, las intenciones entonces no dejan lugar a dudas. Protagoniza el trío de estrellas formado por Kirk Douglas, Walter Matthau y Gena Rowlands. Douglas está formidable en su papel de fugitivo, pero destaca especialmente el papel del sherriff Matthau, con ese aire indolente de hombre que ha perdido la ilusión y que en el fondo admira al hombre que persigue.

7/10
Un extraño en mi vida

1960 | Strangers When We Meet

Larry es un arquitecto que lo tiene todo: una mujer estupenda, unos hijos maravillosos, un trabajo que le encanta... ¿Todo? ¡¡¡Noooo!!! El tipo se encapricha con su guapa vecina, y tiene una aventura, que le ayuda a mantener un amigo. Pero llegará el momento en que tendrá que dar un paso, en una dirección u otra. Dramón basado en la novela de Evan Hunter, que él mismo guioniza. Kim Novak es la vecina de la que se enamora Kirk Douglas, mientras que Barbara Rush es la mujer burlada, por la que empezará a mostrar interés el amigo Walter Matthau. La Novak era dirigida nuevamente por su director fetiche Richard Quine.

5/10
El barrio contra mí

1958 | King Creole

Nueva Orleans. Danny Fisher es un joven de familia humilde que tiene una voz prodigiosa y comienza a cantar en el barrio logrando éxito en poco tiempo. Pero un gángster intentará embaucarle en sus turbios asuntos. Michael Curtiz (Ángeles con caras sucias, Casablanca) dirigió al mítico Elvis Presley en este musical donde el muchacho hacía alarde, una vez más, de su talento para la música. A pesar de que no destacó nunca como buen intérprete, sí que era carismático y el director salió bastante contento del trabajo que realizó el rey del rock en este film. Al cantante le acompañan Walter Matthau y Carolyn Jones.

6/10
Sendas tortuosas

1958 | Ride a Crooked Trail

Un tipo llega a un pueblo donde pretende atracar el banco local, haciéndose pasar por sheriff. Pero descubre que una banda de rivales también pretende llevarse el dinero del mismo banco. Correcto western rodado en Cinemascope con el presupuesto ajustado. Lo mejor es el trabajo del siempre convincente Walter Matthau como juez.

4/10
Un rostro en la multitud

1957 | A Face in the Crowd

Larry es un 'sin techo' que se dedica a cantar en la calle. Cuando la periodista Marcia Jeffries le descubre en una cárcel de un pueblo de Arkansas, le ficha para su programa radiofónico "Un rostro en la multitud". Poco a poco, al tiempo que se va encariñando de él, Marcia es testigo del talento mediático de Larry, el cual posee un gran desparpajo y una enorme capacidad de persuasión con respecto al público, ya que se muestra tal cual es. Rápidamente es fichado por una televisión y se va convirtiendo en toda una estrella catódica, bajo el nombre artístico de Solitario Rhodes. En el siglo en que los 'gran hermano', 'operaciones triunfo', 'casas de tu vida'... invaden los canales de televisión, se comprende bien el hecho de que personas completamente anónimas se conviertan en celebridades de la noche a la mañana. Pero es una fama que, en la mayoría de los casos, es bastante fugaz y cruel con sus protagonistas. En los años 50 nada de esto pasaba en los "reality show" y, sin embargo, Elia Kazan dirigió este título con bastante acierto y supo mostrar a la perfección la increíble fuerza del llamado "cuarto poder", el poder de los medios de comunicación, y cómo éstos influyen en la sociedad. Es fantástico el modo en que muestra lo rápido que se puede caer en popularidad: como un viaje en ascensor. Patricia Neal (Ultimátum a la Tierra, El manantial) y un debutante Andy Griffith protagonizan el reparto. Destaca también una breve, aunque intensa, aparición de Lee Remick, que debutaba en el cine con diecisiete años.

7/10
Más poderoso que la vida

1956 | Bigger Than Life

Magnífico estudio sobre las adicciones, de la mano de Nicholas Ray. James Mason es un profesor enfermo, y la medicina que le ayuda tiene peligrosos efectos secundarios en su salud mental.

6/10
Pacto de honor

1955 | The Indian Fighter

1870. Una caravana intenta llegar a Oregón, pero los soldados les detienen, porque los sioux andan en pie de guerra. Kirk Douglas protagoniza un western sobre el choque de culturas.

6/10
El hombre de Kentucky

1955 | The Kentuckian

Burt Lancaster debutó como director con esta película que también protagonizó. El actor dio vida a un aventurero deseoso de descubrir y conocer nuevos territorios en el Oeste americano.

6/10

Últimos tráilers y vídeos