Decine21
Reportajes

Estrenos findecine 4-6 de enero: Las películas que hay que ver

Comenzamos el año nuevo con la resaca de enero y las rebajas. Lo que significa que en taquilla seguirán arriba los grandes estrenos navideños, mientras otros títulos de menor tirón se asoman a la cartelera.

Entre ellos destaca Juliet, desnuda, que adapta una novela de Nick Hornby con una premisa que tiene su gracia, la de un tipo obsesionado con un supuesto cantante genial que desapareció sin dejar rastro, y su novia, que inesperadamente contacta con el músico gracias a un post en que dice manifiesta su hartazgo hacia él. Rose Byrne, Chris O'Dowd y Ethan Hawke hacen buenos trabajos. Con una impronta más dramática, Como la vida misma trenza varias historias más o menos relacionadas nen distintas partes del globo, donde se viene a decir que la existencia es una narradora poco de fiar; en el amplio reparto hay hasta un español, Antonio Banderas, para el tramo que discurre en Andalucía.

También quiere mirar al devenir cotidiano Memorias de un hombre en pijama, cansina cinta de animación para adultos que adapta las tiras de cómic de Paco Roca, quien se inspira en su propia vida de dibujante. E igualmente habla en español el irregular dramón La quietud del argentino Pablo Trapero, que describe una reunión familiar con motivo del ictus sufrido por el cabeza de la familia, lo que saca a flote los demonios que les han afectado a todos. En el reparto hacen de hermanas Martina Gusman y Bérénice Bejo.

La gracia de La gracia de Lucía es más bien escasa, no "troppa", no se entiende muy bien adónde quiere ir a parar su director Gianni Zanasi siguiendo las vicisitudes de una madre soltera, agobiada con su trabajo, a la que supuestamente se aparece la Virgen. También es algo desmedida otra película italiana, Silvio (y los otros), donde el en otras ocasiones más inspirado Paolo Sorrentino denuncia con tono esperpéntico los excesos de quien fuera primer ministro, el patético Silvio Berlusconi, a quien da vida Toni Servillo, quien ya interpretara para el mismo director tiempo atrás a Giulio Andreotti.

Presenta buenas intenciones El collar rojo, que llega cuando se acaban de terminar los actos de conmemoración del centenario del final de la Primera Guerra Mundial. Pero Jean Becker, cineasta humanista por antonomasia, cojea un poco al describir por qué un héroe de guerra permanece en prisión al acabar la contienda, mientras su perro fiel aguarda fuera. Además llega a las salas Razzia, del cineasta de origen marroquí Nabil Ayouch, que conecta cincos historias dramáticas que invitan a la convivencia y la tolerancia, más allá de las diferencias que puedan separarnos de los demás.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales