IMG-LOGO
Reportajes

Estrenos findecine 29 de noviembre-1 de diciembre: Las películas que hay que ver

No vamos a apuñalarte por la espalda recomendándote una mala película, ni queremos que nos taches de ladrones por invitarte a comprar la entrada de un film nada interesante. Emprendemos la odisea de repasar los estrenos del fin de semana, que ya queda poco tiempo para un arranque que esperemos sea... glorioso.

Resulta tremendamente entretenida Puñales por la espalda, de Rian Johnson, una trama a lo Agatha Christie con un punto de comedia, con misteriosa muerte de un millonario en una gran mansión, donde muchos de sus familiares le tenían ganas, o por lo menos a conseguir un pellizco de la herencia. Estupendo reparto donde roba la función Ana de Armas, aunque todos están estupendos. También es una cinta lograda, de género y coral, con algún elemento divertido y crítica social, la película argentina La odisea de los giles, de Sebastián Borensztein, en que unos pobres “giles” (“pardillos”, para entendernos) se ven estafados en pleno “corralito”, pero tramarán un audaz robo para hacer justicia. En el reparto, un padre y un hijo, Ricardo y Chino Darín.

Aunque la pareja padre-hija de la semana es la que protagoniza La hija de un ladrón, estupenda muestra de cine social, con un tono realista, y magníficas interpretaciones de Greta –premiada en San Sebastián con la Concha de Plata a la mejor actriz– y Eduard Fernández. Una joven, con un bebé, preocupada por su hermano, con un padre que no la cuida, un novio que cree que están mejor separados, y trabajos precarios, intenta encauzar su vida, y cuesta. Es el debut de la directora Belén Funes. Y aunque también es un cine social, que pinta a las clases más desfavorecidas, el director de Gloria mundi, Robert Guédiguian es un veterano en estas lides, y de nuevo repite con su esposa Ariane Ascaride –otra interpretación premiada en festival, en este caso la Copa Volpi de Venecia–; la peli tiene su interés, pero le pierde la excesiva acumulación de desgracias, para así denunciar las desigualdades y egoísmo de turno.

La animación tiene tres representantes esta semana. El más importante es El tiempo contigo, de Makoto Shinkai, un emotivo anime elegido por Japón para representar al país en la categoría del Oscar a la mejor película internacional, una cinta emotiva y mágica, que también juega con el cambio climático, las perpetuas lluvias, ¿nos suena la cosa, por estos últimos días? Son más de tono infantil, Bobby, el erizo, una de aventuras con animalitos, y Jacob, Mimi y los perros del barrio, una simpática coproducción de Letonia y Polonia de trasfondo ecológico y animación con dibujos de línea clara.

Aunque los protagonistas son niños, la cinta también polaca Perros de presa no es precisamente infantil, porque describe, algo cansinamente, las penalidades de un grupo de críos, que tras ser liberados de un campo de concentración nazi, deben recuperar su humanidad, lo que no es fácil cuando está acosados por perros lobo. Y experimental y pintoresca resulta la película española Letters to Paul Morrissey, que quiere homenajear de algún modo a Andy Warhol y a la Factoría.

Finalmente digamos que aunque todavía no ha empezado ni siquiera el Adviento, ya es Navidad oficialmente en muchas ciudades, que han inaugurado el alumbrado y los adornos para las fiestas. Y el cine no se ha querido atrás, así que llega a las salas Last Christmas, que tal vez no es redonda, pero en la que predomina un tono amable con la simpática Emilia Clarke como croata trasladada a Londres con su familia, caótica y egocéntrica, pero que aprenderá que hacer pequeñas cosas por los demás no sólo te vuelve mejor persona sino que te hace feliz.

Lo último del mundo del cine