IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del año 2015

(2015) | 88 min. | Drama | Thriller | Acción
Una joven es secuestrada. Sus padres, una operadora del teléfono de emergencias del 911 y un jefe de policía deben seguir las reglas del secuestrador: confundir a los agentes de policía. Thriller televisivo más o menos correcto que cuenta con un esforzado reparto, por lo que logra cierta tensión.
4/10
(2015) | 81 min. | Thriller
Quizá lo que más llama la atención de esta película es que su director, el polaco Jerzy Skolimowski, frisando los 80 años, se arriesgue a experimentar, cualquiera diría que su film es el ejercicio de estilo del alumno aventajado de una escuela de cine. En efecto, seguimos a lo largo de una mañana a múltiples personajes que nada tienen que ver unos con otros, más allá de que se encuentran en la misma ciudad: un matrimonio, ella actriz que acude a una prueba de casting en un hotel, un tipo que regenta un puesto callejero de perritos calientes, un grupo de monjas, un limpiacristales y una ocasional amante, un jovenzuelo que comete un atraco, un pintor callejero, una joven con un perrito... Todos acaban confluyendo en el suceso que dura los 11 minutos del título. El mérito del veterano cineasta consiste en ofrecer una reflexión sobre la condición frágil de las personas, con un caleidoscopio de variopintos personajes, pero que al final son un simple pixel muerto en la gran "pantalla" de la humanidad. Puede considerarse algo artificial, o que los personajes apenas se definen con unas pinceladas, pero sorprende el vigor narrativo de la propuesta.
6/10
(2015) | 90 min. | Acción | Thriller
Un policía, recientemente recuperado de una lesión, vuelve al cuerpo y descubre que sus compañeros han estado realizando actividaddes ilegales. Pese a su amistad, no dudará en exponer sus delitos cueste lo que cueste.  Tercera parte de una trilogía compuesta por 12 Trampas y 12 Trampas 2, ofrece la misma acción y violencia que sus antecesoras, aunque la calidad, no muy buena desde los inicios, ha descendido con cada nueva secuela.
4/10
(2015) Serie TV | 520 min. | Ciencia ficción
Entretenida serie de ciencia ficción que expande las ideas desarrolladas por el matrimonio de guionistas compuesto por David Webb Peoples y Janet Peoples, plasmadas en una película por Terry Gilliam, y que a su vez partían de un cortometraje francés de culto, La jetée. En un futuro en que la humanidad se ha visto diezmada por una devastadora plaga, James Cole es enviado al pasado por la científica Katarina Jones con la idea de dar los pasos convenientes que eviten quen un destino tan fatal se cumpla. Ello pasa por contactar con la doctora Cassandra Railly, experta en enfermedades infecciosas, y desentrañar una compleja madeja en torno a un virus letal, cultivado en un laboratorio, que tiene que ver con una siniestra organización conocida como los "12 Monos", un tipo delgado y canoso con una cicatriz, y una tal Jennifer, una joven recluida en un psiquiátrico, hija de un magnate muerto en extrañas circunstancias. Travis Fickett y Terry Matalas se han encargado de desarrollar la serie, con idas y venidas continuas al pasado y al futuro, con los riesgos consiguientes de provocar paradojas temporales de imposible resolución. La trama contiene abundante acción, a veces un poco agotadora, y un reparto donde está la veterana actora alemana Barbara Sukowa, junto a valores más jóvenes, como Aaron Stanford y Amanda Schull. A los que tengan mitificado a Gilliam, quizá la versión televisiva les sepa a poco, también en lo relativo a imaginería, pero es un producto digno y que se sigue con interés.
6/10
(2015) | 114 min. | Histórico | Drama Tráiler
Reconstrucción de la historia real de Georg Elser, carpintero de una pequeña localidad que el 8 de noviembre de 1939 colocó una bomba en una cervecería de Munich, donde tenía lugar un acto en el que participaba el mismísimo Adolf Hitler. El Führer abandonó de forma imprevista el lugar 13 minutos antes de que llegara a estallar el artefacto, causando en cambio la muerte de varios inocentes. Segundo acercamiento a la Alemania de la II Guerra Mundial (tiene previsto para el futuro un tercero), del realizador Oliver Hirschbiegel, tras la redonda El hundimiento. Puede desconcertar un poco a quien espere un film en la misma línea, pues aquí apenas aparece el líder del Tercer Reich, y también a quien conociendo las líneas del argumento pueda deducir que estamos ante un thriller centrado en el atentado, al estilo de Valkiria. Aquí el cineasta se va por otros derroteros, pues básicamente se centra en la relación entre carcelero y preso (lo que remite a su film anterior El experimento), y en el flashback que muestra las causas de la acción del protagonista, lo que da pie a mostrar el ascenso del nazismo, y sus efectos: el nacimiento de la represión y la violencia. Además de que le falta un poco de gancho, sorprende que 13 minutos para matar a Hitler caiga en los estereotipos (véanse los nazis que montan una trifulca en una taberna, que parecen malvados de opereta), cuando está dirigida precisamente por el tipo que incluso recibió críticas por haber mostrado a un Hitler demasiado humano. Pero cuenta con una cuidada recreación de la época, y un memorable trabajo de Christian Friedel, que encarna al protagonista, así como de Burghart Klaußner, el oficial nazi que le interroga.
6/10
(2015) | 91 min. | Documental | Musical

Miguel Poveda acaba de cumplir 40 años y se encuentra en el ecuador de su vida. Recientemente fue el aniversario de sus 25 años sobre los escenarios y ante tales acontecimientos decidió hacer algo especial, el que posiblemente fue su concierto más ambicioso hasta la fecha.

(2015) | 100 min. | Bélico | Drama Tráiler
Contundente film antibélico, nominado al Oscar, con el que el estonio Elmo Nüganen acerca a los espectadores un episodio diferente de la II Guerra Mundial: el drama que vivió Estonia, pequeño país que estuvo tanto a merced de los nazis como del ejército rojo. Efectivamente, la bota rusa dominaba a los estonios antes de la guerra y muchos habían sido reclutados por el ejército de Stalin; cuando las tropas de la Wehrmacht ocuparon Estonia, muchos estonios vieron entonces a los alemanes como los liberadores y se unieron a sus filas pensando en la futura independencia de su país. De este modo miles de estonios, vecinos de los mismos pueblos y ciudades combatieron en bandos distintos, matándose entre ellos sin ser enemigos. 1944 habla de la tragedia bélica con sumo realismo, sobre todo al tratar la vida en las trincheras, donde la vida pende de un hilo y el sacrificio está a flor de piel, donde la muerte puede sobrevenir inesperadamente, la propia, la del compañero de al lado, la del hermano. La trama nos lleva desde las trincheras a campo abierto, y para contar su historia con el enfoque adecuado, Nüganen divide el film en dos partes esenciales: en la primera recoge al lucha de los estonios reclutados por los nazis, mientras que en la segunda su mirada se dirige a los estonios de las tropas soviéticas. Pronto multitud de detalles hacen ver la sinrazón de su situación. Ellos son estonios y no comulgan con ninguna de las doctrinas de ambos genocidas, aunque es cierto que Hitler es el que sale peor parado (gran escena la de las fotografías). En cualquier caso, en ambos bandos comprenden que son esclavos, pero no pueden hacer nada. Para el espectador puede resultar algo desconcertante anímicamente que el foco de atención cambie de un ejército a otro, pero Nüganen quiere dar las dos versiones y mostrar que el interior de los estonios era idéntico, lucharan con quien lucharan. Esto aporta un toque de objetividad a los hechos y sin duda ayuda a tener una visión de conjunto. Aún así, aunque hay varios detalles cuidados en el somero y coral dibujo de los soldados, con sabiduría el guión de Leo Kunnas se centra especialmente en un hombre de cada bando, soldados de gran personalidad, lacónicos, muy parecidos físicamente (no por casualidad): primero Karl Tammik (Kaspar Velberg) y luego Jüri Jögi (Kristjan Üksküla). El destino de ambos se encargará de gritar más fuerte aún sobre el horripilante absurdo bélico.
6/10
(2015) Serie TV | 0 min. | Drama

Italia. Años 90. Fiscales, policías, políticos, familias, medios de comunicación... todos con el barro hasta el cuello. Un sistema corrupto donde los sobornos son la regla, donde la impunidad es total. Una serie basada en el escándalo de Tangentópolis que hizo trizas a los dos partidos y derribó al gobierno italiano.

(2015) | 110 min. | Comedia | Thriller | Drama
Cinta adscrita al realismo mágico, que mira con un punto de humor muy desinhibido la desazón vital que atraviesan en la actualidad tantas personas. El punto de partida es el viaje de Caroline a un remoto pueblecito de sur de Francia, su madre Isabelle –localmente conocida como Zaza–, con la que apenas tenía relación –la dejó al cuidado de sus abuelos siendo niña, y siempre estaba viajando–, acaba de morir inesperadamente. Mientras está haciéndose cargo de los arreglos funerarios se encuentra con que el cadáver de Zaza ha sido robado, y surgen todo tipo de hipótesis, mientras se ve obligada a prolongar su estancia. Lo que significa una inmersión en un curioso mundo hedonista, que le haría recuperar el gusto por el placer sexual que habría perdido. Su particular guía es Pattie, una mujer que si no es ninfómana le falta poco –altamente promiscua con los hombres, habla de su experiencia sexual con detalle casi pornográfico–, y allí va tratando con distintos personajes que le invitan a fantasear sobre lo ocurrido, como el que parece un antiguo amante de su madre, y tal vez su padre, aunque también podría ser un chiflado necrófilo. Los hermanos Arnaud y Jean-Marie Larrieu vuelven a armar tras El amor es un crimen perfecto una trama con elementos desconcertantes, que invitan a preguntarse quién está más muerta, si Zaza o Caroline. Aunque no nos engañemos, su propuesta no entra en grandes vericuetos intelectuales, más bien parece una especie de juego o una broma, con abundantes elementos de comedia, que muchos espectadores encontrarán de dudoso gusto, al menos la insistencia en las perversiones sexuales resulta un tanto agotadora. Sin duda que los guionistas y realizadores se muestran habilidosos a la hora de hilar su discurso, conviven el realismo y la fantasía, el humor y el punto dramático, en cuidadoso equilibrio. E Isabelle Carré aguanta el protagonismo, y eso que acechan sobre todo dos actores, André Dussollier y Karin Viard, para robarle las escenas en que sus personajes cobran peso con sus respectivos excesos. Destaquemos también el trabajo de Laurent Poitrenaux, el gendarme, de breve presencia pero con indudable personalidad.
5/10
(2015) | 96 min. | Thriller | Acción
Un equipo de SWAT deberá evitar que un terrorista cause una masacre en la ciudad de Los Ángeles. Tendrán únicamente 24 horas para conseguirlo, de lo contrario será demasiado tarde. Lamentable producto de acción de serie B que no consigue alcanzar el vuelo en ningún momento. Cuenta entre el reparto con algunos rostros conocidos, como los de Tom Sizemore o Mischa Barton, pero no es suficiente.
3/10
(2015) | 87 min. | Comedia | Drama Tráiler

Ray (Elle Fanning) es un adolescente transgénero que decide someterse a una operación de cambio de sexo de mujer a hombre. Maggie (Naomi Watts), su madre soltera, debe encontrar al padre biológico de Ray para conseguir su consentimiento legal para la operación. Dolly (Susan Sarandon), la abuela de Ray, no acepta que ahora tiene un nieto. Juntas tendrán que confrontar sus identidades y abrazar su fuerza como familia para llegar a la aceptación y el entendimiento.

(2015) | 0 min. | Documental

Un documental de Andrés Di Tella que tiene como protagonista a Ricardo Piglia, uno de los grandes narradores en lengua hispana, quien se propone revisar exhaustivamente, por primera vez, su diario íntimo. Un registro de 50 años de vida. 327 cuadernos idénticos, de tapas negras de hule, guardados en 40 cajas de cartón.

(2015) | 100 min. | Cómic | Acción | Fantástico Tráiler
Reed Richards, niño prodigio despreciado por su malvado profesor, logra crear un teletransportador con la ayuda de Ben, su mejor amigo. Al joven portento le ficha una gran empresa de desarrollo tecnológico. Allí, construye junto a otros tres genios una máquina capaz de viajar a una dimensión paralela llena de recursos energéticos que prometen salvar la tierra. El resto de la historia es de sobra conocida: accidente, superpoderes y salvar al mundo. Diez años después de su aparición en la gran pantalla, "Los 4 Fantásticos" de los comics Marvel se reinventan y vuelven a la cartelera. Esta vez lo hacen de la mano de Josh Trank, joven director que sorprendió con Chronicle y que se presentaba como ideal para relanzar una franquicia que entró con mal pie en Hollywood. Pero al contrario que en su ópera prima, donde el presupuesto se exprimió al máximo, esta cinta es un derroche sin sentido ni dirección. El gran problema del guión es la estructura del guión: la mayor parte del metraje es una introducción para un conflicto que se resuelve en apenas veinte minutos. Además, la película no encuentra su tono: ni es graciosa, ni seria. Tampoco tiene escenas de acción trepidantes. Seguro que algún problema de Trank con la productora tiene que ver, y mucho, en esta indefinición. Da la sensación de que lo que vemos en pantalla es el resultado de una lucha de egos que no satisface a nadie. El apartado visual de la película tampoco se salva: normal en su conjunto pero feo al final. Ni las escenas de acción ni el diseño del villano están a la altura de lo que se le exige al género de superhéroes. Menos mal que el reparto, joven y carismático, y el efectivo arranque de la cinta logran que Cuatro Fantásticos sólo sea un fiasco parcial. No es un completo desastre ni una verguënza, sólo una película que no funciona. Quizá por su falta de experiencia en grandes producciones, Trank, no ha sabido gestionar lo que tenía entre manos. Y es una pena. Disponía de un buen reparto y de la oportunidad de hacerse un nombre en la industria relanzando una saga muerta. No sabemos si este joven director conseguirá proyectos de calidad a partir de ahora, pero está claro que esta película siempre será un borrón en su carrera.
4/10
(2015) | 95 min. | Romántico | Drama Tráiler
Kate y Geoff Mercer son un matrimonio septuagenario, sin hijos. Viven una existencia tranquila, feliz, en un chalet a las afueras de un pueblo. Se disponen a celebrar una fiesta por el 45 aniversario de su boda, a la que invitarán a los amigos más queridos. Pero cinco días antes Geoff recibe una carta que le desestabiliza emocionalmente: una antigua novia que murió en la montaña antes de que él y Kate se conocieran, ha sido encontrada congelada en el hielo, intacta, en Suiza. Interesante y, a su modo, conmovedora película que invita a reflexionar sobre el amor, la convivencia matrimonial y la intimidad del corazón humano. Tras dos filmes anteriores de temática gay, el guionista y director británico Andrew Haigh (Weekend) cambia de registro y sorprende con este cuidado drama intimista, adaptación de un relato corto de David Constantine, donde se muestra tremendamente hábil para introducir cuestiones de calado: ¿Es posible la comunión real de corazones, el amor conyugal perfecto? ¿La fidelidad es cosa del tiempo, o tiene que ver más con la interioridad, con la pureza del corazón, con la entrega de la intimidad? Filmada con elegancia, el gran mérito de Haigh en 45 años es desarrollar con enorme sutileza el impacto de la noticia, de modo que es con el paso de los días, de las reflexiones, de los detalles que se precipitan, cuando las proporciones del acontecimiento empiezan a ser alarmantes. Los preparativos de la fiesta siguen adelante, las rutinas continúan pero el corazón de la protagonista siente poco a poco que algo empieza a ocupar demasiado espacio, como una marea que su mente no puede parar y que le genera cada vez más dudas, le pide más certezas, más respuestas. La amenaza de emborronar medio siglo de convivencia empieza a impregnar cada momento, cada gesto, cada mirada. Está bien retratada la vida jubilada de un acomodado matrimonio septuagenario. Kate pasea al perro, hace voluntariado, ambos van al pueblo, se ríen, conversan, se miran y se dejan su espacio. Es cierto que también se olfatea una leve distancia, algo que no se sabe si es fruto de la flema y el individualismo británico o consecuencia de la enfermedad padecida por Geoff, e incluso puede que el director buscara con ello a conciencia contar la realidad de esas dos almas, como si esa falla interior fuera tan solo la punta de un enorme iceberg. ¿No es toda la película una metáfora sobre la incapacidad de comunión conyugal? Los dos actores principales están soberbios, y han ganado merecidos premios por su interpretación. Pero, sin restar mérito a Tom Courtenay (La soledad del corredor del fondo), es una inconmensurable Charlotte Rampling quien lleva el peso de toda la película; es con ella con quien se viven los acontecimientos, con quien se duda, con quien se teme. Y transmite un mundo con su mirada, como demuestra la portentosa escena del desván.
6/10
(2015) | 85 min. | Policiaco | Thriller | Drama
Debut en el largometraje del mexicano Gabriel Ripstein, hijo de Arturo Ripstein, el veterano diretor. Con tono casi documental, sigue los pasos del joven y algo ingenuo Arnulfo, que hace con frecuencia viajes en la frontera entre su país, México, y Estados Unidos, para traer ocultas en su vehículo armas a pequeña escala para su tío, ligado al narcotráfico. Para ello está conchabado unos jóvenes estadounidenses que se aprovechan de la permisividad en el control de las armas, para adquirirlas en tiendas o a través de internet. Hank, un veterano agente federal, anda tras lo pasos de los delincuentes connacionales, pero por circunstancias del destino termina convertido en rehén de Arnulfo. No es 600 millas un policíaco convencional. Ripstein ofrece un retrato certero de cierta juventud que no se cuestiona la moralidad de sus acciones, y a la que le importan más las apariencias, lo que los demás piensan de él, en particular su tío, al que ve como un hombre poderoso al que debe impresionar. Frente a esa figura "fantasma" y poco ajustada a la realidad, comienza a tomar forma real de persona concreta el policía al que retiene contra su voluntad, que se convierte para él en una suerte de padre, y al que aprende a apreciar y a compadecer, por hechos como el de que enviudó recientemente. La cinta de Ripstein no es nada complaciente. Destaca su realismo y la violencia que contiene es seca y nada complaciente. De todos modos no se libra de un regusto cínico en el desenlace. Grandes trabajos interpretativos de Kristyan Ferrer y Tim Roth.
6/10
(2015) | 115 min. | Comedia | Drama Tráiler
En una casa de Goa se reúnen varias mujeres jóvenes, con motivo de la inminente boda de la anfitriona, Frieda, una fotógrafa de éxito. Algunas se conocen entre ellas, otras es la primera vez que se ven. Ahí están Joanna, actriz de Bollywood; Madhureeta, cantante; Suranjana, empresara y madre de una niña; Pamela, ama de casa inquieta; Nargis, activista política; y Laxmi, sirvienta de la mansión. Al inicio de 7 diosas parece que vamos a asistir a una historia costumbrista –varias mujeres indias charlan, ser ríen, conviven en una casa cerca de la playa– pero poco a poco nos damos cuenta de que es mucho más que un mero retrato social de la vida y costumbres indias. El director Pan Nalin (Samsara) ha escrito un film que reivindica la necesidad de un cambio en la mentalidad de la sociedad y las leyes indias, un cambio que deje atrás milenios de tradiciones que hoy en día no parecen tener cabida para el director en un país moderno. Digámoslo claramente, 7 diosas deriva poco a poco desde la comedia al drama trágico, con planteamientos que rozan la película-denuncia, haciendo hincapié en las desigualdades, a veces muy vejatorias, que todavía han de sufrir las mujeres en la India. Pero mucho más discutible es que el guión de Nalin sitúe en el centro de esa perseguida liberación femenina la cuestión de la ideología de género, como si ése fuera el núcleo de la emancipación de la mujer en materia sexual, matrimonial y social. Con un guión elaborado, el director va dando paso a las diferentes historias de las jóvenes protagonistas, porque cada una sufre una situación concreta, lo cual nos hablará de que sus vidas de chicas triunfadoras, hermosas, vitalistas, no es tal, sino que sus corazones albergan mucha tristeza, dolor y resentimiento. Que las chicas sean esencialmente creativas y emprendedoras –fotógrafa, cantante, actriz, alta ejecutiva, etc.– habla a las claras de que el mundo femenino ha cambiado en el país y que cortarles las alas a sus posibilidades no tiene cabida en la actualidad. Quieren tener voz, necesitan tener voz, y la sociedad así lo ve. El plano final es muy elocuente. Y aunque el film haya recibido críticas en su país por el tratamiento de las divinidades hindúes, no por eso se excluye la trascendencia; más bien parte de esa apertura argumental incluiría también la presencia del Dios cristiano. Visualmente 7 diosas es meritorio, rodado con ritmo, a menudo sazonado con canciones y bailes, tan propio del cine indio. Resulta también natural el trabajo coral de las actrices, que encarnan perfectamente sus roles de jóvenes que querían comerse el mundo y que ven cómo la realidad se lo pone difícil. Y está bien reflejada la vulnerabilidad de sus corazones: al tiempo hablan de cosas femeninas, bromean y se ríen, como al instante revelan sus frustraciones en momentos de angustia y llanto.
6/10
(2015) | 95 min. | Romántico | Drama
Maxime y Mélanie tienen 15 años y están enamorados. Él sueña con ser portero de fútbol profesional y se entrena duro para ello, pero entonces un día Mélanie le comunica que está embarazada. Dos jóvenes, casi adolescentes, ante un noticia que cambiará sus vidas para siempre. 9 meses habla del peligro de tomarse el amor a la ligera y cómo la frivolidad sexual lleva a dos chicos que acaban de despertar a la vida a la obligación de asumir una situación reservada a los adultos. Nueve meses es mucho tiempo y al momento crítico inicial, en donde el estupor, la desesperación, la duda de si seguir adelante o no se adueñan de los dos jóvenes, se sumarán con el paso de los meses la difícil aceptación de las responsabilidades y renuncias que conlleva su estado y el sinfín de dudas, dificultades e incomprensiones familiares a que tendrán que enfrentarse. Está claro que el belga Guillaume Senez elige para su debut como director y guionista una historia difícil e incómoda, pero él la dispensa con las ideas claras y apoyado en un manejo de la cámara al hombro muy realista, cotidiano, entrega film minoritario, casi de autor, pero de esos que desprenden veracidad, un poco al estilo seco y directo del cine de sus compatriotas los hermanos Dardenne, aunque en este caso hay momentos de descanso, más contemplativos (esos fuegos artificiales, esas carreras, ese viaje en tren), en donde la música aporta también belleza y humanidad a las ilusiones y la lucha de los protagonistas. Ayuda también a esa visión la apuesta por la vida, a pesar de los graves obstáculos exteriores e interiores que se presentan. Porque las cosas no son nada fáciles. Aunque la historia sigue casi exclusivamente a los dos futuros padres, se han cuidado muy bien los secundarios –los padres de él, la madre de ella– y las interpretaciones son excelentes, especialmente la de Kacey Mottet Klein en el papel de Maxime.
6/10
(2015) | 121 min. | Drama
Película basada en hechos reales, acerca de un tipo que durante hora y media, tras un accidente de automóvil, carecía de pulso y fue dado por muerto. Sin embargo, tras una oración antes del traslado del cadáver, vuelve a la vida y asegura que ha estado en el cielo, lugar en el que le habría gustado seguir. Es uno de estos dramas bienintencionados, que invita a pensar en la vida eterna, pero al que le falta gancho. Protagoniza el otrora Anakin Skywalker Hayden Christensen.
5/10
(2015) | 95 min. | Comedia | Drama Tráiler
Daniel Guzmán, actor de series como Aquí no hay quien viva y largometrajes como Mía Sarah, ganó como director un Goya en 2003, al mejor corto, por Sueños. Debuta en la realización de un largometraje con A cambio de nada, donde también ha escrito el guión, que incluye algunos elementos autobiográficos. Darío, adolescente de un humilde barrio madrileño, no logra encajar demasiado bien la dura separación de sus padres, por lo que se está echando a perder. No sólo saca cada vez peores calificaciones, sino que empuja a su inseparable amigo y vecino Luismi por el mal camino, pues ambos roban artículos en grandes almacenes, y piezas de moto que venden al propietario de un taller de reparaciones sin muchos escrúpulos. No le faltan buenas intenciones a Guzmán, que habla de los terribles efectos de la desestructuración familiar, y de la tensa situación que se produce cuando los hijos quedan atrapados en medio de dos progenitores que se guardan rencor. Su film tiene también interés social, al hablar de chicos desfavorecidos, en un tono que trae a la mente títulos como Deprisa, deprisa, Barrio, El Bola, y en algunas secuencias los exitosos filmes del cine quinqui de los 80, como Perros callejeros, con sus delincuentes juveniles. Ha captado muy bien determinados ambientes, que Guzmán parece conocer a fondo, y personajes representativos a los que sabe encontrar aspectos positivos sin ocultar sus miserias. Le ayudan los espontáneos jóvenes Miguel Herrán y Antonio Bachiller, cuyos personajes parecen bastante naturales, sacados de la calle. Igual ocurre con Antonia Guzmán, la nonagenaria abuela del cineasta, que en un personaje que debe ser muy similar a sí misma transmite gran serenidad y resulta entrañable. Les arropan los actores de primera fila Luis Tosar, Felipe Vélez y María Miguel, con su fuerza habitual, pero a los que posiblemente por respeto, Guzmán no se ha atrevido a contener. También peca de defectos de principiante, alargándose demasiado en ocasiones, o con reiteraciones que dan al traste con algún hallazgo, por ejemplo la inexplicable pasión del dueño del taller por las canciones de Julio Iglesias, que al principio resulta hilarante, pero acaba agotando. Su principal defecto reside en que le falta sutilidad a la puesta en escena, y también cuando en la secuencia del juicio se empeña en reiterar el mensaje del film, por si alguien no lo ha captado.
5/10
(2015) | 83 min. | Romántico | Comedia
Cuando se dispone a coger un vuelo la víspera de Navidad, Ashley es confundida sorprendentemente con un narcotraficante. Finalmente, para llegar a tiempo se arriesgará a compartir un coche de alquiler con un apuesto desconocido. Comedia romántica de la cadena norteamericana Hallmark que cuenta con dos protagonistas que caen simpáticos y comparten buena química. Para románticos sin grandes exigencias.
5/10

Últimos tráilers y vídeos