IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del género Acción

(2015) | 88 min. | Drama | Thriller | Acción
Una joven es secuestrada. Sus padres, una operadora del teléfono de emergencias del 911 y un jefe de policía deben seguir las reglas del secuestrador: confundir a los agentes de policía. Thriller televisivo más o menos correcto que cuenta con un esforzado reparto, por lo que logra cierta tensión.
4/10
(2006) | 144 min. | Acción
Nueva aventura del agente 007, con licencia para matar. Y de nuevo siguen los esfuerzos de los impulsores de la saga para adaptar un héroe con algunos rasgos ‘políticamente incorrectos’ al nuevo milenio. Lo que significa, vale, que James Bond sigue seduciendo a las mujeres, pero éstas tienen buena cabeza, y son capaces de mantener una conversación inteligente con 007, incluso dejándole con la palabra en la boca. En esta ocasión se retoma libremente “Casino Royale”, una novela de Ian Fleming que había sido llevada a la pantalla en clave paródica, en una de las dos entregas no oficiales de Bond. Tras un prólogo en blanco y negro que se diría diseñada para dejar claro que el nuevo Bond, Daniel Craig, es tan duro como el que más, la acción se traslada a África, donde hay una de esas escenas de persecución con mucha pirotecnia, de las que dejan sin resuello. Y a partir de ahí ya podemos meternos en harina: la idea es dejar sin fondos al villano de turno, que realiza crimenes terroristas por encargo. Porque Cifra tiene la mala costumbre de jugar en el casino, y por un problemas con sus acciones de bolsa, necesita urgentemente 'pasta gansa', pues en caso contrario su vida corre serio peligro. Para dejarle fuera de juego, nunca mejor dicho, Bond simula ser un experto en póker. Le ayuda un enlace francés, y su ayudante en la misión Vesper. Gracias a un guión en que ha participado el mismísimo Paul Haggis (Crash), la clásica película de acción Bond cobra más entidad (aunque tampoco exageremos), gracias a unos personajes más esbozados de lo habitual (Bond resulta ser vulnerable y capaz de amar, quién lo iba a decir), y a unos diálogos y situaciones pergeñados con ingenio. Aunque hay algún pasaje disparatado (Bond dispuesto a darse un masaje cardíaco a sí mismo), en general el film funciona. Y que la fidelidad conyugal –en sentido bastante amplio, que quede claro– resulte ser un valor en una película de 007 cabe calificarlo casi de revolucionario. Aunque tuvieramos a un Bond casado y enamorado en 007 al servicio secreto de su majestad.
6/10
(2019) | 89 min. | Thriller | Acción
Un atraco bancario sale mal y como consecuencia de ello, uno de los ejecutores del atraco, Frank, pierde la memoria, mientras que su hermano muere. Frank necesita recordar los diez minutos que han desaparecido de su cabaeza para poder reconstruir lo ocurrido y cazar al culpable del sabotaje. Thriller de acción  de bajos vuelos, dirigido con poca originalidad por Brian A. Miller (The Prince). El escaso presupuesto se entrevé en la planificación y en la puesta en escena, bastante anodina, cercana al telefilm. El empaque lo pone el protagonisa Michael Chiklis (The Shield), mientras que Bruce Willis parece ser únicamente un reclamo con poco peso en la trama. En conjunto se trata de una película bastante fallida.
3/10
(2014) | 90 min. | Acción | Aventuras | Drama
Una geóloga se da cuenta de que un terrible terremoto de intensidad 10 está a punto de destruir Los Ángeles. Pero las autoridades no la escuchan. Telefilm que recopila todos los tópicos del género catastrofista, pero encima carece del presupuesto de los grandes espectáculos cinematográficos en la misma línea.
4/10
(2015) | 90 min. | Acción | Thriller
Un policía, recientemente recuperado de una lesión, vuelve al cuerpo y descubre que sus compañeros han estado realizando actividaddes ilegales. Pese a su amistad, no dudará en exponer sus delitos cueste lo que cueste.  Tercera parte de una trilogía compuesta por 12 Trampas y 12 Trampas 2, ofrece la misma acción y violencia que sus antecesoras, aunque la calidad, no muy buena desde los inicios, ha descendido con cada nueva secuela.
4/10
(2012) | 90 min. | Acción | Ciencia ficción
El día de Nochebuena el cielo se oscurece con una extraña estrella negra. Empiezan entonces a sucederse raras catástrofes naturales que destrozan ciudades enteras. Podría ser que el juicio final narrado en el Apocalipsis se esté acercando al mundo. Discreto producto de serie B dirigido por el especialista Steven R. Monroe (Tormenta del pasado). Algunos momentos pueden estar logrados, pero el resultado general es bastante limitado, los efectos especiales pobres y el guión deja mucho que desear.
3/10
(2009) | 108 min. | Acción Tráiler
Danny Fisher es un oficial de policía que logra capturar a Miles, un peligroso narcotraficante. Pero durante la detención, muere accidentalmente la novia de Miles, atropellada por un coche. Cuando Miles sale de la cárcel buscará cumplida venganza. Para ello, secuestra a la chica del agente, al que obligará a pasar 12 pruebas a cambio de volver a verla viva. El finlandés Renny Harlin antaño dirigía producciones de gran presupuesto de acción que triunfaban en las taquillas, como Máximo riesgo o La jungla 2. Alerta roja. Tras el sonoro fracaso de La isla de las cabezas cortadas, apenas ha levantado cabeza y finalmente ha quedado relegado al infierno de la serie B. En esta ocasión pone su talento al servicio de John Cena, superestrella del wrestling que ya había protagonizado la prescindible Persecución extrema. El propio Cena se convierte en el principal lastre de la película, ya que es absolutamente inexpresivo e incapaz de lograr ninguna conexión con el público. Además, la trama es difícil de creer, previsible, tópica y muy similar a Jungla de cristal 3. La venganza, donde el villano (Jeremy Irons) también obligaba a los protagonistas a resolver pruebas imposibles. Tantos defectos dan al traste con los esfuerzos de Harlin por componer secuencias de acción más o menos eficaces que no logran interesar al espectador.
4/10
(2013) | 95 min. | Acción | Aventuras | Thriller
Nick Malloy un apuesto paramédico se encuentra atrapado en una situación de la que no puede escapar. Un psicópata, que sólo se comunica con él por medio de teléfonos, le impondrá doce pruebas que debe cumplir en un tiempo establecido o de lo contrario asesinará a un sin numero de personas inocentes, incluida su esposa. La estrella de la WWE Randy Orton protagoniza esta secuela de 12 trampas con claros elementos que recuerdan a la mítica Saw –aunque sin la misma violencia extrema–, en la que una persona deberá pasar una serie de desafíos impuestos por una mente neurótica.
4/10
(2010) | 141 min. | Acción
A mediados del siglo XIX Japón vive una época de paz entre los señores feudales. Sin embargo, las ascensión al poder del señor Naritsugu, hermano del Shogun del clan Akashi, puede llevar de nuevo a miles de hombres a la guerra. Naritsugu es un hombre increíblemente cruel, que mata y tortura por placer. Tras uno de sus excesos, el Sr. Doi, oficial del shogun, pedirá en secreto a Shinzaemon, experto samurái, que asesine a Naritsugu. Para enfrentarse a sus tropas, Shanzaemon contará con la ayuda de otros 12 hombres.  El japonés Takashi Miike es uno de los directores más prolíficos, prestigiosos y versátiles de su país. Desde que irrumpiera en 1999 con su durísima Audition, no ha parado de entregar películas de todo tipo, desde el puro terror (Three Extremes), la acción (Crows Zero) o incluso el musical de humor surrealista (La felicidad de los Katakuri). Ahora rinde un apoteósico homenaje al espíritu de clasicismo japonés con una película de guerreros feudales que retrotrae innegablemente a Los siete samuráis de Kurosawa, aunque en realidad es un remake de un film de 1963 dirigido por Eiichi Kudo. La puesta al día es de una gran maestría y por supuesto de un ritmo en las escenas de acción incomparable con su predecesora. El film se puede estructurar en tres partes claramente diferenciadas. Se inicia con los diálogos conspirativos contra Naritsugu, a la vez que se ofrecen escenas desagradables acerca de la crueldad y la psicopatía de este abominable personaje; seguidamente tiene lugar el viaje a lo largo de la selva emprendido por el grupo de asesinos, que pretenden enfrentarse a sus enemigos en territorio favorable y buscan su emboscada en un pequeño pueblo; y en tercer lugar tiene lugar el enfrentamiento. Esta tercera parte dejará al espectador totalmente epatado debido a su larguísima duración: casi una hora de combates entre 13 hombres contras 200, con flechas, lanzas, piedras y por supuesto katanas. En este sentido, y aunque la producción está sumamente cuidada, es muy difícil que muchas imágenes no resulten también reiterativas. Esto se debe, claro, a la propia naturaleza de las mismas –la cámara va de un samurái a otro, mientras va matando todo lo que le sale al paso–, pero también a que hay un tratamiento deficiente de los personajes. Puede decirse que sólo conocemos a seis de ellos –Shinzaemon, su sobrino Shinrouko, su discípulo Hirayama y el cazador Koyata, por un lado; y Naritsugu y su principal guardaespaldas, Hanbei, por otro–, y este handicap lleva consigo cierta falta de implicación emocional, aunque no por eso el film deje de ser muy entretenido. Por lo demás, en una película de este jaez Miike ofrece como era de esperar una visión heroica del mundo samurái, de sus convicciones y su entrega casi ciega a las órdenes de su señor, que ellos ven como su único destino. Pero el director japonés es travieso a su modo y acierta al mostrar un contrapunto muy original –y actual– con el humorístico y gamberro personaje del cazador, quien se ríe de la presuntuosidad de ese mundo de zalamerías y honorabilidad que entonces estaba cerca de extinguirse. En cuanto a los actores, hay que destacar, sin duda, al estupendo Koji Yakusho en el papel de Shinzaemon.
6/10
(2016) | 144 min. | Acción | Thriller | Drama Tráiler
Recreación de un trágico episodio bélico que tuvo lugar durante la noche del 11 de septiembre de 2012 en Bengasi. Tras la muerte del dictador Muamar el Gadafi, Libia se encuentra en una situación delicada, en donde diversas facciones se disputan el poder. El equilibrio es muy inestable y por eso Estados Unidos mantiene una pequeña base secreta de la CIA en la ciudad costera de Bengasi, que cuenta con un grupo de soldados experimentados para salvaguardar la seguridad, no más de media docena. Los problemas vendrán cuando el embajador estadounidense acuda a un acto en la ciudad y se instale en una casa cercana. Pronto será atacado. Película vibrante, entretenida, tremendamente realista y seria. Vuelve a traer a colación las ventajas e inconvenientes del tan cacareado intervencionismo internacional norteamericano, una cuestión nada fácil de solventar. Tanto los habitantes de los países conflictivos como los propios norteamericanos dudan constantemente de esa política, más si cabe cuando se producen situaciones límite en donde hay heridos y muertos, muchísimos más –todo hay que decirlo– entre los lugareños, a menudo masas de personas sin orden ni disciplina que odian que los yanquis corten el bacalao en su tierra. El problema llega cuando se generaliza identificando al Islam con esas facciones violentas. Los hechos reales narrados en 13 horas, Los soldados secretos de Bengasi están basados en el libro escrito por Mitchell Zuckoff y cuenta con un cuidado guión de Chuck Hogan (The Town, ciudad de ladrones), el cual logra involucrar anímicamente al espectador gracias al buen dibujo que hace del personal estadounidense. En películas de este tipo, con acción y ritmo desenfrenados, es complicado a veces saber quién es quién y ese tema se amplía en este caso ya que hasta los propios soldados americanos desconocen la identidad del enemigo. Aunque presumiblemente cuentan con habitantes amigos, nunca saben si lo son de verdad, si van a traicionarles. Esto ofrece momentos de tensión, bien resueltos, verosímiles y trasladan una desasosegante sensación de desconcierto. El modo de filmar la guerra es de un realismo inusitado, y no se ahorra alguna imagen especialmente desagradable. Y aquí la atmósfera recuerda sobremanera a otras películas recientes del mismo corte bélico (en cuanto al fracaso militar estadounidense), como El único superviviente o en especial Black Hawk derribado, citada explícitamente por uno de los personajes. Desde luego es difícil mejorar la ambientación realista y la atmósfera agobiante generada en esta especie de base asediada, convertida en un nuevo El Alamo, como también comenta otro soldado. Alegra comprobar además que el director de la película, Michael Bay, sabe hacer otra cosa que películas fantásticas de Transformers. Su modo de filmar la guerra nocturna es contundente, aunque por la localización de los contendientes a veces parezca que estamos en un videojuego en manos de los norteamericanos, mientras que otras escenas (como la del ataque al coche blindado) están magníficamente rodadas. Pero no sólo se centra en la pura acción. Deja tiempo para conocer a los protagonistas, para humanizarles, especialmente a los dos soldados norteamericanos que llevan casi todo el peso anímico del film, unos perfectos John Krasinski (Silva) y James Badge Dale (Rone), quienes comentan su anhelo constante de regresar con sus familias y comparten su opinión de que están en una guerra que no entienden.
7/10
(2018) | 94 min. | Histórico | Acción | Thriller | Drama
Clint Eastwood sigue su línea ascendente de contar historias esperanzadoras sobre el heroismo cotidiano de las personas corrientes, que empezó a incoar con Gran Torino, una trama de redención. Como en Sully, parte de un caso real, el valeroso comportamiento de tres amigos -Anthony Sadler, Alek Skarlatos y Spencer Stone- de turismo por Europa en agosto de 2015, y que a bordo del tren que les llevaba a París se enfrentaron a Ayoub El-Khazzani, un terrorista yihadista armado hasta los dientes, que pretendía ejecutar una matanza entre los pasajeros. Y rizando el rizo, ha querido que fueran ellos mismos, sin ninguna experiencia interpretativa previa, quienes compusieran sus propios personajes, algo que también han hecho otros pasajeros. Suena a audacia loca, pero la fórmula funciona, los tres resultan muy naturales ante la cámara. El octogenario director no se ha roto la cabeza, está claro que su objetivo no era otro que el de recordar una preciosa página de heroicidad a cargo de tipos normales, de ésas que engrandecen a los seres humanos, donde con cierto sentido providencialista, se viene a decir que hay que saber estar donde a uno le corresponde, y hacer algo, lo que haya que hacer, aunque cueste. No hay que confundir la sencillez con la simpleza, e Eastwood se inclina por la primera entregando una película tremendamente eficaz en lo que pretende. El film parte del libro que publicaron los héroes, con la ayuda de un escritor profesional, y el guión lo ha compuesto, siguiendo la línea de los actores no estelares, una completa desconocida, que responde al nombre de Dorothy Blyskal. Y el planteamiento resulta bastante minimalista, pues unos planos iniciales que nos anticipan el ataque del tren, van seguidos de flash-backs sobre la infancia de Anthony, Alek y Spencer, su entorno familiar y escolar, y el modo en que se forja la amistad. Y a esto se suma la normalidad absoluta de los días previos al atentado, en que simplemente disfrutan de sus vacaciones, en Roma, Venecia, Berlín –el punto donde se reúnen los tres– y Amsterdam. Tenemos así simplemente, pero en realidad no es poco, a unos buenos amigos pasándolo bien, gastando bromas, disfrutando del arte y la fiesta, ayudando a las personas mayores. Es la humanidad que nunca deberíamos perder, lo que nos hace buenas personas, y que nos equipa para las pruebas que depara la vida, viene a decir Eastwood, quien de nuevo, con unos sencillos mimbres, sabe filmar con poderío. Aunque el enfrentamiento con el terrorista en sí, sea breve, está rodado con gran fuerza y meticulosidad, perfectamente montado, sin artificios musicales o ralentíes que no vengan a cuento, la veteranía de un gran cineasta es un grado, y reducir al atacante y ayudar a los heridos, es todo una en esa inspirada escena.
7/10
(2007) | 95 min. | Acción
Tras el fallecimiento del zar Boris Godunov, su viuda y su joven heredero Peter son asesinados. El usurpador False Dimitri sube al trono, pero enseguida es también asesinado. El caos se apodera de Rusia. Andrey, un joven criado, fue testigo del asesinato de la familia del zar Godunov. Se le quedó grabada la imagen de la hija, que pudo salvarse, aunque no lo sabe con seguridad. Si sigue viva en algún lugar, es la legítima heredera del trono. Drama histórico de procedencia rusa producido por Nikita Mikhalkov (El barbero de Siberia, 12, Ojos negros). Dirige el desconocido fuera de su país Vladimir Khotinenko, que adapta la novela de Arif Aliyev.
4/10
(2013) | 109 min. | Acción Tráiler
Bobby y Stig son compañeros de fechorías desde hace unos meses. Son buenos, en lo que hacen. Así, han preparado meticulosamente el atraco a un pequeño banco cerca de la frontera con México. Su objetivo es robar el dinero del cartel de la droga con el que están asociados, ya que previamente les han negado un negocio y quieren darles una lección. Pero resulta que en el banco hay mucho más dinero del que pensaban (más de 43 millones de dólares) y que ese dinero no es de los traficantes. Aquí nada es lo que parece, ni siquiera Bobby y Stig son precisamente criminales corrientes... Vehículo de acción a mansalva para el absoluto lucimiento de Denzel Washington y Mark Wahlberg, que se lo pasan pipa con sus personajes, unos tipos bien perfilados, cortados por el mismo patrón, prestos a demostrar al otro quién es el amo en todo. Lo mejor del 2 Guns es por eso el proceso de tira y afloja entre ellos y los montones de socarronería y humor que despiden sus personajes, aun en medio de trifulcas sangrientas que espantarían al mismísimo Chuck Norris. El guión de Blake Masters, inspirado en los cómics de Steven Grant, está además bien estructurado, de modo que los diferentes elementos en liza –los protas, los narcos, la DEA, los militares, la CIA– están equilibradamente tratados, presentes lo justo en la historia. Detrás de las cámaras se sitúa el islandés Baltasar Kormákur, quien debutó en Hollywood con la interesante Verdades ocultas y triunfó con Mark Wahlberg en Contraband, remake por cierto de un estupendo film islandés protagonizado por él mismo (Reykjavik-Rotterdam). El tipo demuestra en esta suerte de “buddy movie” moderna su pericia en las escenas de acción y en la dirección de actores, pero arriesga mucho con el tono de farsa criminal que domina toda la cinta. Porque Kormákur camina por el filo de la navaja, entre la violencia y la comedia, con excesos por ambos lados que podrían haber dado al traste con todo, al estilo de filmes como Noche y día, El equipo A o la última aventura de John McClane, por poner ejemplos bien conocidos. Y si el film, sin ser nada del otro mundo, sale más o menos airoso de este peligro es sin duda por el plantel de sólidos actores y su bien enroscada trama criminal, donde todos se persiguen sin respiro como el perro y el gato, y el ratón puestos al caso. Entre los secundarios destacan unos estupendos Edward James Olmos y Bill Paxton.
5/10
(2006) | 134 min. | Acción | Comedia
Fong, un ladronzuelo ágil pero perdedor en apuestas, es contratado por un mafioso para que secuestre al bebé de una millonaria. Con la ayuda de su compañero Octopus, Fong tendrá que cumplir el trato y pasar unos días con el crío. Comedia protagonizada por Jackie Chan donde la historia es lo de menos, pues la gracia del film reside en los mamporros que reparte Chan en esta cinta llena de acción y artes marciales.
4/10
(2010) | 87 min. | Acción | Aventuras | Thriller
Nueva versión de la celebérrima novela de Herman Melville, adaptada al siglo XXI. En este caso, Ahab es el capitán de un submarino, desde donde sigue su obsesión por acabar con la gran ballena que le dejó mutilado. Se trata de una producción de serie B destinada únicamente al mercado doméstico, cuyo guión y efectos especiales no ofrecen demasiados alicientes. Un desperdicio de historia, la verdad.
2/10
Esto se acaba. O sea, el mundo. Lo ha predicho un astrofísico indio en 2009, el sol se ha vuelto un poco loco, tormentas en el astro rey y tal, y los neutrinos han dado pie a nuevas partículas elementales, con reacciones que irán afectando de modo creciente al núcleo y a la corteza terrestres. Aunque en realidad ya los mayas, muy previsores, concibieron un calendario que termina en 2012. Total, que en tres años, y de modo supersecreto, las grandes potencias se ponen de acuerdo para construir unas naves gracias a las cuales se salvarán unas 400.000 personas. Menos da una piedra. La fecha fatídica del fin del mundo se acerca, y diversos personajes –una familia con dos hijos, los padres divorciados y un tercero en el hogar; un científico muy listo que tiene a su padre en un barco; el viudo presidente negro de los Estados Unidos y su hija; un ‘nuevo rico’ ruso con sus dos retoños y su amante; más algunos tibetanos que pasaban por ahí...– se enfrentan a la dura realidad, cada uno a su modo. El alemán Roland Emmerich es especialista en destrozos y demoliciones del cine de acción, como probó en Independence Day, Godzilla y El día de mañana. Aquí el desafío es un ‘más difícil todavía’, y probablemente sólo de este modo puede ser juzgada 2012, que argumentalmente apenas depara una mínima sorpresa, que no es cuestión de desvelar. Se trata de un film fiel a los cánones del cine catastrofista, concebido como una atracción ferial, donde se trata de disfrutar con carreteras ‘arrugándose’, puentes estrujados, edificios hechos mil añicos, grietas y erupciones, autos volando, barcos volcados, etc, etc. Y en efecto, se alcanzan cotas de gran perfección en los efectos especiales, de modo particular en el destrozo de edificios emblemáticos. Sobre esto sólo cabe criticar el desmesurado metraje de la cinta, la cosa se podía haber despachado en menos de dos horas. Y como el presupuesto se va en los mentados efectos, a la hora de hacer el reparto se ha optado por actores carismáticos, pero no estrellas de sueldos prohibitivos. Algún despistado podría esperar que el film invitara a alguna reflexión sobre qué debería hacer uno si supiera que el tiempo se le acaba. Pero eso sería pedir peras al olmo, no se va más allá de señalar que hay que amar al prójimo, y sacrificarse por él. La religión en este contexto es un mero elemento ornamental, creer que obedece a alguna razón que los únicos iconos religiosos cuya destrucción se contempla son el Cristo de Río de Janeiro, San Pedro y la Capilla Sixtina, mientras un sabio lama parece poco menos que el culmen de la sabiduría, sería conceder al film una elaboración intelectual de la que carece por completo. En tal sentido tal vez sería más exacto decir que Emmerich director juega a ser Dios, decidiendo quién vive y quién muere en el film. Y se lo pasa divinamente.
4/10
(2009) | 87 min. | Acción | Ciencia ficción
La radiación de la reciente explosión de una supernova podría alcanzar la Tierra y aniquilar la vida en el planeta. El científico Kelvin luchará contrarreloj para intentar posicionar un escudo protector entre la detonación y la Tierra. Por si fuera poco tendrá hacerlo con la oposición de un fanático saboteador que buscará impedir que se coloque el sistema de defensa, alegando que la destrucción de la raza humana es la voluntad de Dios. Película de ciencia ficción que intenta proporcionar una temática diferente al ya tan frecuente tópico de la destrucción del planeta por un evento espacial. Como era de esperar, no lo logra y el resultado es calamitoso en cuanto a efectos especiales y vacío en su historia. Participa Heather McComb (Mujer contra mujer).
1/10
(1996) | 97 min. | Ciencia ficción | Acción
En el año 2013, un terremoto de gran magnitud ha separado Los Angeles del resto del continente americano, convirtiendo la ciudad en una isla. Un aguerrido hombre al que le distingue un parche en su ojo izquierdo, apodado Serpiente (Kurt Russell) debe encontrar entre las ruinas del desastre a un peligroso delincuente, que se ampara en el caos con una sofisticada arma capaz de destruir el planeta entero. Pero no le va a resultar nada fácil sortear los peligros que le irán saliendo al paso. Una original y sorprendente película en la que la ciencia-ficción es utilizada con un cierto tono crítico. Se trata de la continuación de las aventuras de Serpiente en 1997: Rescate en Nueva York. Algunos actores secundarios, como Steve Buscemi, Georges Corraface o Pam Grier, están excelentes en sus interpretaciones. Una poderosa mezcla de acción y espectacularidad. Algunas escenas, como la cacería por el Coliseum o la de la persecución por el parque temático de Happy Kingdom, son realmente electrizantes. Imprescindible para los amantes del género.
5/10
(2018) | 86 min. | Acción | Drama
Durante una patrulla rutinaria un poli anciano, otro agente y su acompañante se verán atrapados en el robo de un banco por parte de una banda de exmercenarios. Producto de acción de poco calado y presupuesto reducido, de esos con que Nicolas Cage fue decidiendo engrosar su filmografía desde hace tiempo. Todo es bastante simplón, aunque podrá entretener a quienes gusten de la acción sin demasido poso.
4/10
(2010) | 117 min. | Acción
Charly Matteï es un miembro retirado de la mafia de Marsella, que busca venganza después de que le dieran por muerto en un parking tras dispararle 22 balas. Matteï llevaba tres años centrado en su familia y tras el incidente regresa para castigar al responsable de su intento de asesinato, sin importarle el precio que tenga que pagar.

Últimos tráilers y vídeos