IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del género Bélico

(1945) | 97 min. | Bélico | Drama
Film patriótico sobre la guerra, que tiene lugar en plena invasión nazi de la ciudad de París. Allí se encuentra una decidida mujer británica que ayudará a escapar a los aviadores aliados. En realidad, la protagonista se basa en la historia verídica de Etta Shiber, una inglesa que, gracias a sus artimañas, logró salvar la vida a cerca de 300 pilotos aliados. La película obtuvo una candidatura al Oscar por la banda sonora de Alexander Tansman. Produce la estrella de los años 30 Constance Bennett (1904-1965), convertida en la gran protagonista de la historia. Sería este film el que marcaría su línea entre la fama y el olvido ya que, a partir de aquí quedaría relegada al mundo de la televisión y sólo reaparecería poco antes de su muerte en Madame X.
5/10
(2018) | 130 min. | Histórico | Bélico | Drama Tráiler
Adaptación del libro “Horse Soldiers”, de Doug Stanton, que recrea la primera operación encubierta de Estados Unidos en Afganistán, post 11-S. El capitán Mitch Nelson ha conseguido un puesto de oficina, que le permitirá estar más tiempo con su familia. Pero cuando sobrevienen los atentados que conmovieron al mundo en 2001, solicita que le manden con sus antiguos hombres al frente, para combatir a los talibanes y desmantelar la organización terrorista Al Qaeda. Al mando de once soldados deberá buscar al general Dostum, un señor de la guerra uzbeco, con el fin de ayudarle a tomar Mazar-i-Sharif, ciudad de enorme importancia estratégica. Nicolai Fuglsig, reportero gráfico nacido en Dinamarca, se inició como realizador mientras cubría la guerra de Kósovo, cuando grabó metraje del que sacó un documental de 15 minutos. Tras el poco conocido largometraje de ciencia ficción Exfil, vuelve al terreno bélico con esta producción de Jerry Bruckheimer, especializado en filmes con mucha acción, por norma general ligeros y superficiales, como Dos policías rebeldes. Esto explica que se haya puesto el énfasis en las secuencias de combate, que están resueltas con la suficiente espectacularidad, y cierto realismo, se nota que el realizador conoce cómo es una guerra. El guión, en el que está involucrado nada menos que Ted Tally, oscarizado por El silencio de los corderos, se anota algunos tantos, por ejemplo al hablar de sacrificio patriótico, en militares capaces de dejar temporalmente a sus familias para acudir a la llamada del deber. Está bien resuelta la secuencia que recurre al humor para resumir la desorientación del ejército estadounidense en suelo afgano, cuando el uzbeco llama al enemigo, en plan Gila. En España se verá con cierta simpatía y esbozando una sonrisa que nuestra Elsa Pataky, unida a Chris Hemsworth, interprete aquí a su abnegadísima esposa en la ficción. En el reparto destaca Navid Negahban, conocido como el terrorista Abu Nazir de Homeland, que dota de cierta complejidad a Dostum, movido por la venganza, y los todoterreno Michael Shannon y Michael Peña, capaces de insuflar vida a personajes poco desarrollados por el guión. Por lo demás, el citado Hemsworth parece Thor con subfusil, y el resto de secundarios están desdibujados. Desentona sobre todo Numan Acar, un mulá de opereta exageradisímo al frente de los villanos.
5/10
(2014) Serie TV | 480 min. | Bélico | Drama
Ambiciosa serie televisiva danesa, concebida para su estreno en el 150 aniversario de los enfrentamientos bélicos entre Dinamarca y los prusianos del imperio austrohúngaro. Está narrada en dos tiempos, en la actualidad con un anciano recluido en su caserón y una joven obligada a realizar servicios sociales, que incluyen cuidarle; y en el pasado, con los antepasados de estos personajes, sobre todo dos hombres y una mujer, a los que separan las barreras sociales, ella es hija de familia noble, ellos de modesta condición, hijos de la servidumbre, y los que afectan de modo definitivo los acontecimientos históricos. Aunque el esfuerzo de producción de esta serie creada por Ole Bornedal es notable, se nota demasiado el "mensaje" de criminalizar a políticos y militares a los que les gustaría "jugar a los soldaditos", y las subtramas románticas tampoco son memorables. Es cierto que nunca se oculta la idea del revisionismo histórico, al plantear la serie en dos planos temporales, unode ellos  el contemporáneo. Pero lo cierto es que la conexión resulta algo forzada y distrae, y hace que miremos el pasado sin poder disfrutar de cierto tono épico o trágico, los personajes parecen tristes figuras a los que los sucesos que ocurren a su alrededor dictan su destino.
5/10
(2019) | 119 min. | Bélico | Drama Tráiler
La Gran Guerra. En territorio francés, ocupado por los alemanes. El general británico Eninore encomienda a los soldados Schofield y Blake una importante misión. Deben atravesar el territorio enemigo, teóricamente despejado, para entregar a MacKenzie, comandante de otra división, una contraorden: la paralización del ataque que tenía previsto, pues en caso contrario, los mil seiscientos hombres que tiene a su cargo, incluido un hermano de Blake, caerán en una trampa y serán exterminados. En su octavo largometraje como realizador, Sam Mendes parece haber rodado la antítesis de su anterior incursión en la temática bélica. Si Jarhead, el infierno espera, de 2005, retrataba sobre todo a soldados descerebrados, que sólo pensaban en obscenidades y manifestaban poco apego a sus lazos familiares, aquí se recurre a dos protagonistas honrados, y afectuosos, que se convierten en auténticos héroes, pese a que hacer lo correcto a veces vaya en su contra. Como consecuencia, su mensaje en contra de las guerras resulta más sólido, unos jóvenes de buen corazón como sus personajes no merecen estar viviendo un auténtico infierno, pasando continuamente junto a cuerpos destrozados. Inspirado por el recuerdo de su abuelo, al que dedica el film, el propio Mendes ha escrito un guión sin fisuras junto a Krysty Wilson-Cairns –forjada en la serie Penny Dreadful, donde él ejercía como productor ejecutivo– que muestra que la Primera Guerra Mundial fue peor que la Segunda, mucho más recreada por el cine, porque aún se podían ver los ojos de los adversarios. Al estilo de La soga o Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia), el film está rodado en teoría en un único plano-secuencia. Todo indica que se ha hecho un poco de trampa, un par de momentos bien permiten haber cortado (sobre todo el desvanecimiento de uno de los soldados), pero el espectador tiene la sensación de que está viendo una cinta rodada del tirón. De hecho está acreditado como editor nada menos que Lee Smith, habitual asistente de Christopher Nolan en títulos como Dunkerque, otro de los más sobresalientes filmes del género de los últimos años, que esta vez se ha ganado a pulso el título de montador más sigiloso de la historia audiovisual. Habrá ayudado mucho a representar la función casi sin interrupciones la enorme experiencia teatral de Mendes, que triunfó como director de escena antes de pasar al cine con American Beauty, pero aún así impresiona mucho su cinta, porque no transcurre precisamente en un espacio limitado, sus personajes principales recorren toda la trinchera británica, para pasar después a campo abierto, a una aldea de la campiña, etc. Como resultado, el espectador no tiene la sensación de contemplar el relato desde fuera, sino de estar en medio de los acontecimientos, parece que los personajes pueden caminar hacia cualquier punto, y que se saldrán de un decorado, ni dejarán atrás a los extras. Resulta increíble la sincronización de intérpretes para estar siempre en el lugar justo, pero también la de aviones e incluso de ratas, y nada parece calculado, sino casual. También se supera a sí mismo otro ilustre técnico, Roger Deakins, director de fotografía habitual de los hermanos Coen, con el que casi siempre rueda también Mendes, que no sólo logra transmitir claustrofobia cuando la ocasión lo demanda, pues otras veces muestra escenas de masas, por ejemplo una carga de los soldados. En un momento de la historia del cine donde los efectos visuales por ordenador han avanzado tanto que pocas veces se consigue sorprender al espectador, Mendes deja boquiabierto a cualquiera, con más de un fragmento de pericia técnica asombrosa, como la del personaje enterrado entre rocas, el agua, el avión que se estrella, etc., donde no se adivina dónde acaban los gráficos, y empiezan a actuar actores de verdad. Otras veces uno se pregunta cómo habrá conseguido Deakins mover su cámara, para conseguir tomas inauditas. En esta coyuntura, lo tenían muy difícil los jóvenes relativamente desconocidos Dean-Charles Chapman (Juego de tronos) y George MacKay (hijo mayor de Viggo Mortensen en Captain Fantastic) para lograr empatía con sus personajes, apenas descritos, porque se pretende que sean representativos de cualquiera de los combatientes en el trágico conflicto. En caso de fracaso y que al espectador le importase poco lo que les ocurriera, todo el esfuerzo técnico no valdría para nada. Pero aprueban con nota, sobre todo MacKay, que sería un digno ganador del Oscar. Les apoyan actorazos que muestran su carisma, pero en apariciones bastante breves, que casi parecen cameos, como Colin Firth (Eninore), Benedict Cumberbatch (Mackenzie) o Mark Strong (un oficial que ofrece un importante consejo). Si Alfred Hitchcock admitió haber concebido Extraños en un tren a través de la imagen de los espectadores de un partido de tenis, mirando de izquierda a derecha la evolución de la pelota, mientras uno de ellos miraba fijamente a uno de los jugadores, 1917 tiene también un momento icónico. Un pelotón de soldados carga hacia el frente enemigo, al más puro estilo de Senderos de gloria, de Stanley Kubrick, mientras un hombre les atraviesa perpendicularmente, corriendo al otro flanco, necesitado de encontrar a quien les envía a la muerte.
8/10
(1979) | 118 min. | Bélico | Comedia
Si algo demostró Steven Spielberg con esta película es que la comedia gamberra no era lo suyo. Con la ayuda de sus compinches de la saga de Regreso al futuro pergeñó una trama sobre el pánico que se desata en California ante una posible invasión japonesa a los pocos día del ataque a Pearl Harbor, durante la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de personajes lunáticos y un submarino nipón perdido por allí cerca dan pie a situaciones disparatadas. Spielberg, niño bonito de Hollywood tras sus taquillazos con Tiburón y Encuentros en la tercera fase, se estrelló con un film al que faltaba el adecuado timing para provocar las risas. Era como explotar el tirón de Que vienen los rusos, de Norman Jewison, con un reparto coral más o menos estelar; pero la jugada no funciona.
4/10
(2015) | 100 min. | Bélico | Drama Tráiler
Contundente film antibélico, nominado al Oscar, con el que el estonio Elmo Nüganen acerca a los espectadores un episodio diferente de la II Guerra Mundial: el drama que vivió Estonia, pequeño país que estuvo tanto a merced de los nazis como del ejército rojo. Efectivamente, la bota rusa dominaba a los estonios antes de la guerra y muchos habían sido reclutados por el ejército de Stalin; cuando las tropas de la Wehrmacht ocuparon Estonia, muchos estonios vieron entonces a los alemanes como los liberadores y se unieron a sus filas pensando en la futura independencia de su país. De este modo miles de estonios, vecinos de los mismos pueblos y ciudades combatieron en bandos distintos, matándose entre ellos sin ser enemigos. 1944 habla de la tragedia bélica con sumo realismo, sobre todo al tratar la vida en las trincheras, donde la vida pende de un hilo y el sacrificio está a flor de piel, donde la muerte puede sobrevenir inesperadamente, la propia, la del compañero de al lado, la del hermano. La trama nos lleva desde las trincheras a campo abierto, y para contar su historia con el enfoque adecuado, Nüganen divide el film en dos partes esenciales: en la primera recoge al lucha de los estonios reclutados por los nazis, mientras que en la segunda su mirada se dirige a los estonios de las tropas soviéticas. Pronto multitud de detalles hacen ver la sinrazón de su situación. Ellos son estonios y no comulgan con ninguna de las doctrinas de ambos genocidas, aunque es cierto que Hitler es el que sale peor parado (gran escena la de las fotografías). En cualquier caso, en ambos bandos comprenden que son esclavos, pero no pueden hacer nada. Para el espectador puede resultar algo desconcertante anímicamente que el foco de atención cambie de un ejército a otro, pero Nüganen quiere dar las dos versiones y mostrar que el interior de los estonios era idéntico, lucharan con quien lucharan. Esto aporta un toque de objetividad a los hechos y sin duda ayuda a tener una visión de conjunto. Aún así, aunque hay varios detalles cuidados en el somero y coral dibujo de los soldados, con sabiduría el guión de Leo Kunnas se centra especialmente en un hombre de cada bando, soldados de gran personalidad, lacónicos, muy parecidos físicamente (no por casualidad): primero Karl Tammik (Kaspar Velberg) y luego Jüri Jögi (Kristjan Üksküla). El destino de ambos se encargará de gritar más fuerte aún sobre el horripilante absurdo bélico.
6/10
(1944) | 132 min. | Bélico | Drama
Inteligente cine de propaganda, rodado en plena Segunda Guerra Mundial. Basado en el libro de Robert Considine y el oficial del ejército Ted W. Lawson, fue convertido en guión cinematográfico por Dalton Trumbo, después defenestrado en las "listas negras" al ser acusado de comunista. El film se centra en la misión supersecreta del ejército estadounidense, que debe servir como respuesta al cobarde ataque japonés a Pearl Harbor. Durante una temporada los pilotos entrenarán con los Mitchell B-25, para poder lograr despegar en pistas de tan sólo 150 metros. Y es que, en efecto, su misión consistirá despegar de un portaviones cercano a la costa japonesa, para bombardear objetivos militares en Tokio y otras ciudades, todo un golpe al corazón de la moral nipona. Entre los protagonistas destacan Spencer Tracy, como el oficial Doolitle, y Van Johnson, cuyo personaje, el Lawson antes mencionado, llega a sufrir la amputación de una pierna. Rodeada de gran aceptación popular -es magnífico el retrato del enamorado matrimonio Lawson, que esperan un niño, una mirada a cómo afecta la guerra a los civiles-, logró un Oscar a los mejores efectos especiales (A. Arnold Gillespie, Donald Jahraus, Warren Newcombe y Douglas Shearer) y una nominación para la fotografía en blanco y negro de Robert Surtees y Harold Rosson. Y es que en efecto, las escenas de los ataques aéreos y en China son sobresalientes, y se utilizó en parte auténtico material documental.
6/10
(2007) | 117 min. | Cómic | Acción | Aventuras | Bélico
Adaptación del conocido cómic de Frank Miller, que narra el enfrentamiento de los 300 guerreros espartanos del título, comandados por el rey Leónidas, contra las numerosísimas tropas del decadente monarca persa Jerjes, en la Batalla de las Termópilas, acontecida en el 480 a.C. El film ofrece un montón de combates bestiales, con el telón de fondo del amor ardiente de la reina Gorgo, las intrigas palaciegas en Esparta alentadas por un tipo vendido, y la traición de otro personaje feo, feísimo, que se diría un cruce de Gollum y el jorobado Quasimodo. Muy vistosa... Muy, muy violenta... Y muy, muy, muy hueca. Después de tropezar en el cine que intentaba seguir la estela de Gladiator con Troya y Alejandro Magno, Warner, sin saber cómo, ha arrasado en taquilla con esta nueva incursión en el cine épico. Eso sí, escarmentada la productora, había contratado a un director desconocido y un reparto baratito, por si las moscas. No hay mucho que contar sobre el film. Mucho efecto digital y fotografía irreal, que son resultones pero empiezan a cansar; batallas con todo tipo de guerreros crueles y deformes; mucha flecha al estilo 'martirio de San Sebastián' y mucha cabeza decapitada; unos cuantos discursos supuestamente vibrantes; subtrama romántica, a ver si el público femenino entra al trapo... ¡Y hala!, a ver qué pasa. Y el 'qué pasa' es un film donde al heroísmo le falta consistencia, capacidad de conmover: no se sabe muy bien qué ideales son esos que mueven a los espartanos; pero que se ha estrenado en el momento adecuado para hacer diana en la taquilla.
4/10
(2013) | 103 min. | Acción | Bélico Tráiler
Más de lo mismo, pero con una estructura de guión menos sólida que su predecesora 300. El desconocido Noam Murro toma el relevo a Zack Snyder y se aplica a la adaptación de “Xerxes”, novela gráfica de Frank Miller, autor también del cómic que dio pie a un film muy alabado en su día por su imaginería visual, pero que siete años después puede considerarse claramente sobrevalorado. Esta vez Persia busca venganza por la muerte de su rey Darío, y es la generala Artemisia, de origen griego pero integrada en el bando persa, quien persuade a Xerxes de que lo haga, pues su padre agonizante le suplica que no busque pelea con los griegos. Artemisia le asegura que en realidad lo que Darío esperaba es que él se convirtiera en un dios, y desafiara a sus enemigos. Sea como fuere Temístokles se afana en lograr la unidad de Grecia, aunque cada ciudad-estado va a lo suyo, y la reina Gorgo de Esparta no quiere saber nada del tema Así que ahí va el héroe ateniense y unos barcos, en clara inferioridad numérica, dispuesto a desafiar a la cruel Artemisia. Acción, mucha acción, hay en 300: El origen de un imperio. También hay voz en off, mucha y agotadora voz en off. No podemos olvidar los discursos enardecedores, varias veces se repiten, a ver si el espectador vibra con las palabras previas al combate. También, y resulta bastante ridículo, hay un encuentro sexual de Temístokles y Artemisia, supuestos enemigos mortales negociando no se sabe qué, y que terminan en algo que tal vez sea una violación mutua, o tal vez no, pero que en cualquier caso es irremediablemente grotesco. Al final queda el derroche de efectos visuales, las batallas navales, con mucho ordenador, y la abundante sangre, gore suavizado con decapitaciones y otras lindezas. Poco interés tiene el film, y muy limitados son los personajes guaperas de turno, los recién llegados Sullivan Stapleton y Eva Green, o los repetidores Lena Headey y Rodrigo Santoro.
3/10
(1965) | 115 min. | Bélico | Thriller
Pocas semanas antes del día D, el mayor Pike, oficial de inteligencia americana es capturado por miembros del servicio secreto alemán en Portugal. Los agentes de inteligencia alemanes le mandan al Dr. Gerber, un médico alemán que con ayuda de una enfermera intentará sonsacar a Pike dónde va a producirse el inminente desembarco. Gerber y la enfermera harán creer a Pike que lleva en coma cinco años, y que la guerra ha terminado, con el fin de que se confíe y les cuente todo lo que sabe. Un excelente film de George Seaton relativamente desconocido, pero muy eficaz. El director filma con enorme dinamismo, y combina el género de espionaje con el suspense a lo Hitchcock. El punto de partida es lo suficientemente impactante y el cineasta mantiene la tensión hasta el final. Se lucen especialmente Rob Taylor (el doctor Gerber) y Eva Marie Saint (la enfermera), aunque James Garner resulta convincente como Pike.
7/10
(2011) | 97 min. | Bélico | Drama

El mundo contiene la respiración. Faltan cuatro días para el final de la Segunda Guerra Mundial en Alemania. Un capitán soviético y su patrulla han ocupado un orfanato junto al mar, una unidad del ejército alemán está acampada en la playa, y un romance secreto florece contra viento y marea. Todo el mundo está cansado de luchar, a excepción de Peter, un huérfano de 13 años, que quiere demostrar que es un héroe e intenta, con toda su astucia y poder, instigar disputas entre las tropas opuestas. Hasta que entabla amistad con el capitán y debe aprender que el verdadero oponente se esconde en otra parte. Esta vez, ya no hay límites entre amigos y enemigos, esta vez sólo hay fronteras entre el bien y el mal.

(2011) | 113 min. | Acción | Bélico
Cinta sobre el duro oficio del corresponsal de guerra. Sigue los pasos de uno, que ha sufrido una dura pérdida en Irak, lo que no le impide acudir a otro punto caliente, Georgia, a cubrir la intervención rusa en la zona. Aunque el film no inventa nada nuevo, tiene tras la cámara a un experto en escenas de acción, el finés Renny Harlin, lo que garantiza emoción en los momentos bélicos. Entre el solvente reparto tenemos a Andy García encarnando al presidente de Georgia.
5/10
(1969) | 95 min. | Acción | Bélico | Drama
Cinco soldados norteamericanos se infiltran en las líneas enemigas del ejército nazi durante la II Guerra Mundial. Film bélico de producción italiana que cuenta con dos rostros bien conocidos, Gianni Garko y Klaus Kinski. Con claras similitudes con Doce del patíbulo, la acción resulta medianamente entretenida.
5/10
(2014) | 99 min. | Acción | Bélico | Thriller | Drama Tráiler
Desasosegante film que transcurre en el Belfast de principios de los 70 del siglo XX, en pleno conflicto entre el IRA, los grupos protestantes irlandeses y el ejército británico. Sigue las tribulaciones del soldado Gary Hook, recién llegado a la zona, y que participa con otros compañeros en un registro en varias viviendas de un barrio conflictivo. La situación se le va de las manos al poco avezado teniente que está al mando, la masa furiosa arroja piedras, y en la confusión, un soldado es asesinado y Hook queda aislado, su vida corre serio riesgo. Y la ayuda que recibe de algunos es poco nítida, no en balde se encuentra en un lugar donde impera el odio, muy parecido al infierno, allí las lealtades valen más bien poco. El televisivo y desconocido Yann Demange entrega su primer largometraje para el cine, y desde luego apunta maneras. '71 es una película-experiencia con un sólido guión del también televisivo Gregory Burke, que sumerge al espectador en la misma angustia que le toca vivir al protagonista –un Jack O'Connell que ha protagonizado casi a la vez Invencible, el film bélico de Angelina Jolie–, y muchos pasajes rezuman energía y vitalidad, las persecuciones por las callejuelas o los momentos de acoso en que uno se juega la vida. El verismo documental puede hacer pensar en el cine de Paul Greengrass, y dentro de su acción e intriga trepidantes, ofrece una "foto" de la espiral de odio que existió en Irlanda del Norte, donde la violencia convoca más violencia, con un batiburrillo de protestantes paramilitares, católicos veteranos y jóvenes deseosos de acción y dubitativos, confidentes infiltrados, o soldados a modo de "extraterrestres", que no se enteran de la mitad de la "fiesta" (por llamarla de algún modo), en que la posible justicia de la causa que se defiende queda completamente desdibujada por el recurso al asesinato. Aunque el film contiene a múltiples personajes bien perfilados, domina el punto de vista del soldado Hook, la estructura del film es la clásica de descenso a los infiernos de un personaje medianamente inocente, que queda marcado para siempre. La estructura circular de la historia –los pasajes del final son un eco de los iniciales, con los cambios que aporta una terrible experiencia– acentúa con acierto dicho planteamiento.
6/10
(2005) | 139 min. | Bélico | Histórico
Un grupo de soldados rusos que participan en la invasión de Afganistán en los años 80 vivirá una cruda experiencia cuando tengan que luchar juntos y ver cómo muchos compañeros caen en la que fue una de las más sangrientas batallas de la historia. Cruda mirada del conflicto en Afganistán contado por el oficial Khokhol, papel interpretado por Fyodor Bondarchuk –hijo del célebre Sergei Bondarchuk (Waterloo)–, el cual dirige también la cinta. Destacan por encima de todo las secuencias de acción y la fotografía de Maksim Osadchy.
6/10
(1951) | 88 min. | Bélico
La Guerra de Corea. Un destacamento del ejército estadounidense planea una maniobra de retirada, que no debería ser advertida por el enemigo. Para ello, urden el ardid de dejar un pelotón en la retaguardia, compuesto por 48 hombres, que deben transmitir la sensación de ser la vanguardia del destacamento al completo. La jugada es peligrosa, pues el ejército que tienen en frente es bien numeroso. Samuel Fuller adapta la novela de John Brophy con bastante libertad, donde el objetivo militar le sirve para pintar una situación límite en un paraje hostil: nieve, riscos montañosos, cuevas... Con su característico estilo abrupto perfila además a los distintos componentes del pelotón, donde destaca el cabo temeroso de tener que ejercer el liderazgo, en caso de que sus superiores sean eliminados. Fuller ofrece escenas intensas, como la de los pies que intentan entrar en calor, el paso por el campo de minas o la del "duelo de cornetas". El reparto es muy atinado, lleno de poco conocidos secundarios que bordan sus papeles.
7/10
(2013) | 90 min. | Histórico | Bélico | Drama
A mediados del siglo XVII, Inglaterra está inmersa en una cruenta e interminable guerra civil. Tras uno de los enfrentamientos en el campo de batalla, el azar reúne a un grupo de combatientes, pobres diablos, que más de allá de servir a tal o cual bando, desean sobrevivir del mejor modo posible. Y cierto tesoro les va a resultar muy atractivo. Ben Wheatley entrega una cinta muy particular, rodada en estiloso blanco y negro, que no resulta fácil encuadrar bajo la etiqueta de “cine histórico”, pero tampoco bajo la de “cinta pícara”. En cualquier caso es una cinta transgresora, también por el recurso a alucinógenos, algo poco habitual en este tipo de historias. Por el modo de sacar partido a un presupuesto ajustado y su tema inglés con capas populares hace pensar en Campanadas a medianoche, aunque por supuesto el film de Orson Welles, muy diferente por otra parte en su tono, es superior.
5/10
(1996) | 95 min. | Romántico | Bélico | Drama
La guerra de China con Japón, en 1938. Wai pertenece a una familia de buena posición, y combate a los nipones como piloto de avión. Pero en una misión rutinaria su aparato es abatido. Ya en tierra será socorrido por una aldeana de buen corazón. Entretenida combinación de cine bélico y romántico a cargo de Johnnie To. El cineasta ya apunta buenas maneras para las escenas de acción en la secuencia del aterrizaje forzoso.
5/10
(1941) | 107 min. | Bélico | Thriller
Rodada durante la Segunda Guerra Mundial, la trama mezcla el thriller, el cine de suspense, las películas de gángsters y el género de espías. Humphrey Bogart es un jugador de Nueva York que, en un restaurante, escucha la conversación de un hombre al que identifica como un espía nazi. Reuniendo a una serie de amigos de los bajos fondos, tratará de detener los planes del alemán. Además de Humphrey, en el reparto están presentes secundarios como Peter Lorre (en un siniestro papel), Jackie Gleason, Kaaren Verne como una cantante de cabaret y Conrad Veidt como el jefe de los agentes alemanes.
6/10
(1942) | 96 min. | Bélico | Cine negro
La trama original de este film –la invasión de Hawai por parte de los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial– tuvo que ser modificada después del ataque a Pearl Harbor en 1941. Así que su título de A través del Pacífico perdía todo el sentido al no aparecer el Pacífico por ningún sitio, ya que ahora el nuevo argumento era el ataque nipón al Canal de Panamá. En el argumento Rick Leland es un oficial del ejército que en plena Segunda Guerra Mundial se marcha a América Central al enterarse de los planes de los japoneses de atacar el canal de Panamá e invadir Pearl Harbor. También irá detrás de unos espías nazis. Nueva colaboración de Huston y Bogart tras El halcón maltés o Cayo Largo en esta cinta que mezcla muy bien la trama de guerra con la de cine negro, que tan bien se le daba al protagonista. Vincent Sherman continuó el rodaje tras el abandono de Huston tan solo cuatro semanas después de comenzarlo, por tener que incorporarse a las Fuerzas Armadas, y del elenco destaca la presencia de Mary Astor (Mujercitas) y Sydney Greenstreet (Casablanca). Se trata de la adaptación de la novela del escritor Robert Carson (1909-1983), quien ganó el Oscar al mejor argumento original por Ha nacido una estrella (1937).
6/10

Últimos tráilers y vídeos