IMG-LOGO
Reportajes

Estrenos findecine 15-17 de noviembre: Las películas que hay que ver

Catorce películas, si no hemos contado mal, llegan a las salas de cine este fin de semana. A toda velocidad en el caso de “Le Mans ‘66”, tanto que alguna, como la esperadísima “El irlandés”, dos semanas después estará en la plataforma de Netflix. Las cosas cambian, como bien sabe nuestro gran superhéroe del celuloide Martin Scorsese.

Y sí, hemos de destacar el estreno de El irlandés, para gozo de los cinéfilos que querrán ver la nueva obra maestra gangsteril de Martin Scorsese en pantalla grande. Estamos ante tres horas y media de denso e impactante drama en torno a las relaciones de la mafia con el más poderoso de los sindicatos de transportes en Estados Unidos, ello visto con la mirada de uno de sus integrantes, Frank Sheeran, tristemente relacionado con la desaparición del célebre sindicalista Jimmy Hoffa. Dirección impecable, un punto de vista ético indiscutible, y unas interpretaciones de campeonato –geniales Al Pacino, Robert De Niro y Joe Pesci– vuelven imprescindible el visionado del film.

El rechazo de los grandes exhibidores a proyectar en sus pantallas el film de Netflix, permite dar cancha al otro gran estreno del fin de semana, Le Mans '66, largo pero no tanto –“sólo” dos horas y media–, y que describe el pulso que Ford le echó a Ferrari en el campo en que eran los amos, las carreras automovilísticas. El film de James Mangold sigue al diseñador automovilístico y antiguo piloto Carroll Shelby, que ficha a su amigo Ken Miles para ponerse al volante del nuevo vehículo de Ford para ganar en Le Mans, lo que desagrada a los ejecutivos más convencionales y partidarios de seguir procedimientos y reglas para lograr sus objetivos. Matt Damon y Christian Bale hacen unas estupendas composiciones en un film de hechuras clásicas y planteamiento épico.

El cine español tiene amplia representación esta semana. En el capítulo de la comedia, ofrece Si yo fuera rico, en que el protagonista ganador de la lotería no quiere que se sepa de su buena fortuna, pero claro, la avaricia rompe el saco. En el otro extremo, tenemos el dramón de Madre, que sigue la estela del multipremiado corto homónimo de su director, Rodrigo Sorogoyen, ahora, tras la desaparición de su hijo en una playa, seguimos la nueva vida de Elena diez años después, cuando conoce a un joven de la edad que tendría ahora su retoño, lo que desata toda suerte de sentimientos encontrados. La cosa es algo rebuscada, pero Sorogoyen tiene el suficiente aplomo para sostener su propuesta. En el capítulo documental destaca Renacidos: El Padre Pío cambió sus vidas, en torno a testimonios de favores concedidos por el popular santo italiano. También tiene su interés Idrissa, crónica de una muerte cualquiera, que procura que no olvidemos el lado más amargo del drama de la inmigración. En cambio resulta cansina y agotadora Liberté, del sobrevalorado Albert Serra, que describe la degradación moral de unos decadentes personajes en los años previos a la revolución francesa.

A propósito de “francesa”, el cine galo nos depara dos estrenos. Buenos principios lo protagoniza y dirige Yvan Attal, quien relució más en Una razón brillante, aquí nos muestra la crisis de una familia, y el curioso catalizador que puede suponer en sus vidas un estúpido perro. Mientras que Rémi, una aventura extraordinaria es una muestra de cine familiar de aires dickensianos, con huerfanito cantarín al que cuida un entrañable personaje interpretado por Daniel Auteuil. Por cierto que también la música es protagonista en La audición, cuya protagonista, Nina Hoss, fue premiada en el Festival de Cine de San Sebastián. Sigue a una perfeccionista profesora de música, que se excede en celo a la hora de preparar a un joven promesa para que ingrese en el conservatorio.

El miedo es la razón de ser de La casa del terror, muestra del género que se deja ver, en torno a una atracción ferial para dar sustos en medio de ninguna parte. También se estrena un subproducto español de muertos vivientes que no hemos tenido ocasión de ver, aunque su título, Turbulencia Zombi, no resulta especialmente prometedor.

Además, en el campo de la animación tenemos One Piece: Estampida, una entrega más del repetidamente adaptado manga de Eiichiro Oda, para los incondicionales. Y una cinta familiar sin visionar por nuestra parte, Animales en apuros.

Lo último del mundo del cine