IMG-LOGO

Biografía

Stephen Sommers

Stephen Sommers

Stephen Sommers

Filmografía
Odd Thomas, cazador de fantasmas

2013 | Odd Thomas

Thomas es un joven capaz de hablar con fantasmas malignos, lo cual le servirá para ayudar al jefe de policía local en la resolución de crímenes. El director de La momia, Stephen Sommers, dirige esta adaptación de una novela de fantasía y misterio de Dean R. Koontz. Tiene efectos especiales no demasiado sofisticados, pero por contra incluye trabajos de actores de cierto renombre, como Anton Yelchin, la guapa Leonor Varela o incluso Willem Dafoe.

5/10
Van Helsing

2004 | Van Helsing

¿Cómo reunir en una misma película a monstruos que han protagonizado en solitario decenas de títulos? Stephen Sommers, que ha escrito y dirigido esta película, tiene la respuesta. Para empezar, el protagonista será un especialista en cazar monstruos, que ya aparece en la novela "Drácula", de Bram Stoker: Van Helsing. Este intrépido personaje, una especie de Indiana Jones que viste siempre ropa oscura, se transforma en agente secreto del Vaticano nada menos, y sus misiones son enfrentarse con diabólicas criaturas. Aunque sus jefes suelen recomendar que no mate a nadie, que debe procurar salvar también a tan terribles oponentes, Van Helsing no lo suele tener fácil a tal respecto. Contando con Van Helsing, parece razonable pensar que ya tenemos un escenario principal, Transilvania, donde mora el conde Drácula con sus tres sanguinarias novias. Si vamos más allá, e imaginamos a Anna, una chica muy guerrera, que lidera un pueblecito que sufre los embates de los vampiros, y que ésta tiene un hermano que sufre el mal de la licantropía, ya tenemos otro monstruo en el saco. Finalmente, hemos de pensar que Drácula es un no-muerto, y esto, entre otras desventajas, le impide tener descendencia con sus queridas novias. Así que, para superar esta contrariedad, el conde piensa que las ideas del doctor Frankenstein de fabricar una criaturas a partir de cuerpos de difuntos, pueden ser una solución. Y ya tenemos un tercer monstruo. Si a esto sumamos una secuencia de presentación de Van Helsing, en que anda por las calles de París a la caza de Mr. Hyde, tenemos por fin una colección de monstruos de lo más completita. Conociendo los antecedentes de Sommers, sus dos filmes La momia y El regreso de la momia, era de esperar que, a pesar de contar aquí con tanto monstruo, apostara más por la acción y la aventura que por el terror propiamente dicho. Y desde luego, en tal aspecto, la película no defrauda en absoluto. Una vez perfilados los sencillos mimbres argumentales que acabamos de apuntar, no hay un momento para tomarse un respiro. La película es trepidante, como un circo con varias pistas, en el que, en cada una, parece escucharse el grito de guerra ‘¡Más difícil todavía!’. Maquillaje asombroso para las criaturas (un Frankenstein diferente) y efectos digitales para las transformaciones de las criaturas (singularme el hombre lobo), escenarios para dejarte boquiabierto, planos en los que la cámara y los actores, literalmente, vuelan…Todo está al servicio de ese increíble espectáculo visual. Hugh Jackman, Lobezno en las dos entregas de X-Men, es un Van Helsing la mar de razonable. Y Kate Beckinsale, a pesar de su aire de damisela delicada, da bien el tipo de mujer peleona, algo que ya había probado en parte en Underworld. Para los monstruos se apostado por actores no demasiado conocidos, pero que cumplen: Richard Roxburgh es Drácula, Will Kemp el Hombre Lobo, y Shuler Hensley el monstruo del Dr. Frankenstein. Pero no hay que engañarse, éste no es un film pensado para que los actores entreguen composiciones memorables. Estamos ante un film muy físico, y a tal respecto hay que subrayar que muchas de las escenas peligrosas las han hecho directamente los actores sin especialistas, colgados con cables que luego se han borrado digitalmente.

6/10
El rey Escorpión

2002 | The Scorpion King

El rey Escorpión es un monarca de un reino ancestral que resucitaba para perseguir a los sufridos protagonistas de El regreso de la momia. Lo interpretaba el debutante Dwayne Johnson, alias “The Rock” (la roca), una estrella del "wrestling", lucha libre americana que todos conocemos como "Pressing Catch". La Roca (nada que ver con el film de Sean Connery) obtuvo tanta aceptación con este personaje que los productores decidieron convertirle en el personaje central de un spin-off, que así se llama un film protagonizado por un secundario de otra película. La acción se sitúa cinco mil años antes del título citado, cuando el protagonista aún no es monarca sino un guerrero conocido como Malthaus. Junto a varios luchadores del pueblo akkadiano, es contratado para eliminar a una hechicera que con sus predicciones convierte en invencible al despótico y ambicioso Menom, que pretende reinar sobre las tribus del desierto. Dirigida por Chuck Russell (La máscara), se utilizaron algunos decorados de Espartaco, de Kubrick, conservados en los estudios Universal. Incluso se homenajea a Indiana Jones y el templo maldito en una de las secuencias, en que el protagonista se protege de los disparos enemigos con un gong.

5/10
El regreso de la momia

2001 | The Mummy Returns

Han pasado diez años desde la última vez que se vieron las caras con el horrible sacerdote egipcio momificado Imhotep. Rick O'Connell (Brendan Fraser) y Evelyn (Rachel Weisz) se han casado y ahora viven tranquilamente junto a su revoltoso vástago de 8 años. Pero a miles de kilómetros, el Rey Escorpión ha despertado del castigo eterno de Anubis y reúne un ejército para destruir el mundo. Sólo Imhotep, devuelto a la vida gracias a la ayuda de su amada Ancksunumam, puede pararle los pies. Cuando la lucha de estos dos temibles seres parece inevitable, los O'Connell tendrán que regresar a la acción para salvar el mundo. Después del exitazo que supuso La Momia, Stephen Sommers repite equipo y fórmula, esta vez con más acción, humor y terror, pasándolo todo por el filtro de unos efectos digitales de auténtica impresión. Salpicada cada escena de espectacularidad y emoción, la “peli” va en quinta velocidad desde el comienzo y recoge el espíritu más clásico del género de aventuras.

5/10
La momia

1999 | The Mummy

Egipto, ciudad de Tebas. Año 1719 antes de Cristo. El gran sacerdote Imhotep ha desafiado el poder del faraón manteniendo un romance con Anck-Su-Namun, una de sus concubinas. Tal relación sacrílega recibe un terrible castigo: Imhotep es momificado vivo, en medio de terribles torturas. Tres mil años más tarde Rick O’Connell, alistado a la Legión Extranjera, descubre casualmente las ruinas de Hamunaptra, donde fue enterrado Imhotep. Cuando más tarde se encuentra con Evelyn, una bella egiptóloga, y otros buscadores de tesoros perdidos, comienza la gran búsqueda en la Ciudad de los Muertos. Pero, ¿estarán a salvo de la maldición de la momia? Una aventura de las de toda la vida. Si hay que buscar una referencia cinematográfica reciente, ésa es sin duda La máscara del Zorro. El director, Stephen Sommers (Deep Rising (El misterio de las profundidades), El libro de la selva, Las aventuras de Huckleberry Finn) no puede ser más claro: "Esta no es una película de terror. No puede ser demasiado sangrienta. Es más como Lawrence de Arabia o En busca del arca perdida. Es de aventuras, un relato de amor, una historia épica". Los momentos de emoción son abundantísimos: el prólogo en el Antiguo Egipto es excelente, con una maravillosa recreación digital. Los efectos de la maldición de la momia propician momentos espectaculares como el ataque de un peligroso ejército de escarabajos, o la lucha con un grupito de momias, homenaje al clásico Jasón y los argonautas. Gran parte del film se rodó en Marruecos. Para el reparto se ha acudido a actores en gran parte desconocidos, si exceptuamos al cada vez más en alza Brendan Fraser. A su compañera femenina, Rachel Weisz, se la ha podido ver antes en films como Reacción en cadena, Belleza robada y Amores en tiempos de guerra.

6/10
Deep Rising (El misterio de las profundidades)

1998 | Deep Rising

John Finnegan es un mercenario que se presta a que unos ladrones usen su rápida y pequeña embarcación para asaltar un lujoso barco trasatlántico. La sorpresa viene cuando llegan a la nave en una oscura noche y se la encuentran sin pasajeros. Poco a poco aparecen signos inequívocos de que una extraña y sanguinaria bestia marina es la responsable de un montón de muertes. ¿Lograrán ellos salvar el pellejo? Stephen Sommers ha demostrado ser un director de los llamados artesanos por sus dos buenas adaptaciones de Las aventuras de Huckleberry Finn y El libro de la selva (1994). Ahora acomete un entretenido producto de serie B en clave de terror. Sus personajes arquetípicos deben unir fuerzas para combartir a un monstruo. Se combina el suspense con la acción y los toques sanguinolentos.

5/10
Gunmen

1994 | Gunmen

Acción a todo trapo encierra esta apabullante película. Dani (Christopher Lambert) y Michael (Mario Van Peebles) son dos tipos igualmente duros, pero que no tienen demasiadas cosas en común. Uno es un contrabandista de poca monta y el otro un policía encubierto; ambos están de acuerdo en una sola cosa: encontrar un botín de 300 millones de dólares que se encuentra escondido en algún lugar de Sudamérica. Para llegar hasta él, tendrán que sortear todo tipo de peligros y aventuras, pero ante todo deberán enfrentarse a una horda de secuaces a las órdenes de un poderoso narcotraficante que quiere llegar al tesoro antes que ellos. Christopher Lambert (Jaque al asesino, Los inmortales, Greystoke) demuestra por qué es uno de los mejores intérpretes de acción. La película es un alarde de medios en este sentido y encantará a los incondicionales del género.

4/10
El libro de la selva: la aventura continúa

1994 | The Jungle Book

Años después de haber perdido a su padre, debido al ataque de un tigre, Mowgli (Jason Scott Lee) convertido en un niño de la selva se encuentra con su amor de la infancia, Kitty (Lena Headey). Todo cambiará con la vuelta a la civilización de Mowgli. Historia conocida por todo el mundo, la pelicula es su reflejo, recomendada para verla en familia y pasar un rato entretenido

5/10
Las aventuras de Huckleberry Finn

1993 | The Adventures of Huck Finn

Para librarse del acoso de su alcohólico padre, Huck simula su propio asesinato y se esconde en una isla del río Mississippi. Allí conoce a Jim, un esclavo fugitivo con el que traba amistad. Ambos emprenden un viaje río abajo lleno de peripecias, en el que tienen oportunidad de conocer a tipos singulares como el Rey y el Duque, dos estafadores de primera línea. Adaptación de la celebérrima novela de Mark Twain, que ya fue llevada antes al cine por Norman Taurog, Richard Thorpe y J. Lee Thompson. El responsable de las dos entregas de La momia, Stephen Sommers, firmó antes este clásico de aventuras, donde no faltan el humor y la crítica social a un mal tan grande como el de la esclavitud, en su época apoyado por la mayoría de la población. Especial gracia tienen las escenas de historias inventadas por Huck para intentar salirse con la suya. En el reparto destacan los veteranos Jason Robards y Robbie Coltrane.

5/10
Odd Thomas, cazador de fantasmas

2013 | Odd Thomas

Thomas es un joven capaz de hablar con fantasmas malignos, lo cual le servirá para ayudar al jefe de policía local en la resolución de crímenes. El director de La momia, Stephen Sommers, dirige esta adaptación de una novela de fantasía y misterio de Dean R. Koontz. Tiene efectos especiales no demasiado sofisticados, pero por contra incluye trabajos de actores de cierto renombre, como Anton Yelchin, la guapa Leonor Varela o incluso Willem Dafoe.

5/10
G.I. Joe

2009 | G.I. Joe: The Rise of Cobra

Después de Transformers, Hasbro prosigue la aventura cinematográfica de llevar sus juguetes a la pantalla con G.I. Joe, basada en unos célebres muñecos de acción creados en 1964, y que eran como la versión masculina de la Barbie para las niñas. El trío compuesto por Stuart Beattie, David Elliot y Paul Lovett, dirigidos por Stephen Sommers, el responsable de La momia, han imaginado una trama situada en un futuro no muy lejano, donde las fuerzas de élite internacionales -aunque lideradas por Estados Unidos, faltaría más- de los G.I. Joe se enfrentan a los villanos complicados con todo tipo de armas sofisticadas. Y justamente McCullen es un supervillano, descendiente de un escocés que vendía armas en el siglo XVII a franceses y escoceses que luchaban entre sí; ha pasado el tiempo, y, 'de casta le viene al galgo', McCullen se dedica a la fabricación de armas. Y acaba de desarrollar para la OTAN un arma vírica que corroe el metal de modo alucinante. Pero tiene trazado un plan maquiavélico para que esta peligrosa arma provoque el caos mundial, de modo que nazca un nuevo orden político internacional que pueda controlar personalmente. Por supuesto los intrépidos G.I. Joe, unos marines de lujo total dirigidos por el general Hawk, van a tener que impedirlo. Sus mejores soldados -entre ellos Snake Eyes y Scarlett- pelearán de firme, respaldados por dos nuevos fichajes del grupo, Duke y Ripcord. Además, deben vérselas con dos secuaces de McCullen: Storm, el viejo enemigo de Snake Eyes, experto como él en artes marciales; y la Baronesa, una antigua novia de Duke. Stephen Sommers entrega lo que se le pide: acción a raudales, explosiones, persecuciones, peleas, armas sofisticadas, adrenalina pura y dura. Casi no hay un sólo plano que carezca de algún tipo de efecto especial. Práctica en este terreno tiene el chico, pues su currículum peliculero va en la línea del cine de acción y aventuras, y aunque se le agradecería un poquito más de fuerza visual, hay que reconocer que trepidación no falta al film, aunque a veces puede llegar a ser cansino. Cierto tipo de escenas las hemos visto mil veces, y aquí se entrega más de lo mismo; pero justo es señalar también que todo el tramo de la película que transcurre en París es tremendamente original, la imposible acción transcurre en pleno centro de la capital francesa, y junto a lugares emblemáticos, lo que da pie planos muy impactantes. En cuanto a la trama, hay cierto esfuerzo en componer algo coherente, con múltiples personajes, que hasta arrastran pequeños traumas del pasado; quizá sean algo estereotipados -nadie debe esperar actuaciones de Oscar-, pero al menos presentan algún elemental rasgo definitorio. Y cuestiones como la venganza y la rivalidad, justifican al menos ciertas acciones. El arranque, que se sitúa en el siglo XVII, se diría marca de fábrica de Sommers, piénsese en sus entregas de la La momia. Y se apuntan críticas a la industria armamentista -¿inspiración de Iron Man?- y a los peligros de la biotecnología, a lo que se suma una malévola broma final a cuento del presidente estadounidense.

5/10
Van Helsing

2004 | Van Helsing

¿Cómo reunir en una misma película a monstruos que han protagonizado en solitario decenas de títulos? Stephen Sommers, que ha escrito y dirigido esta película, tiene la respuesta. Para empezar, el protagonista será un especialista en cazar monstruos, que ya aparece en la novela "Drácula", de Bram Stoker: Van Helsing. Este intrépido personaje, una especie de Indiana Jones que viste siempre ropa oscura, se transforma en agente secreto del Vaticano nada menos, y sus misiones son enfrentarse con diabólicas criaturas. Aunque sus jefes suelen recomendar que no mate a nadie, que debe procurar salvar también a tan terribles oponentes, Van Helsing no lo suele tener fácil a tal respecto. Contando con Van Helsing, parece razonable pensar que ya tenemos un escenario principal, Transilvania, donde mora el conde Drácula con sus tres sanguinarias novias. Si vamos más allá, e imaginamos a Anna, una chica muy guerrera, que lidera un pueblecito que sufre los embates de los vampiros, y que ésta tiene un hermano que sufre el mal de la licantropía, ya tenemos otro monstruo en el saco. Finalmente, hemos de pensar que Drácula es un no-muerto, y esto, entre otras desventajas, le impide tener descendencia con sus queridas novias. Así que, para superar esta contrariedad, el conde piensa que las ideas del doctor Frankenstein de fabricar una criaturas a partir de cuerpos de difuntos, pueden ser una solución. Y ya tenemos un tercer monstruo. Si a esto sumamos una secuencia de presentación de Van Helsing, en que anda por las calles de París a la caza de Mr. Hyde, tenemos por fin una colección de monstruos de lo más completita. Conociendo los antecedentes de Sommers, sus dos filmes La momia y El regreso de la momia, era de esperar que, a pesar de contar aquí con tanto monstruo, apostara más por la acción y la aventura que por el terror propiamente dicho. Y desde luego, en tal aspecto, la película no defrauda en absoluto. Una vez perfilados los sencillos mimbres argumentales que acabamos de apuntar, no hay un momento para tomarse un respiro. La película es trepidante, como un circo con varias pistas, en el que, en cada una, parece escucharse el grito de guerra ‘¡Más difícil todavía!’. Maquillaje asombroso para las criaturas (un Frankenstein diferente) y efectos digitales para las transformaciones de las criaturas (singularme el hombre lobo), escenarios para dejarte boquiabierto, planos en los que la cámara y los actores, literalmente, vuelan…Todo está al servicio de ese increíble espectáculo visual. Hugh Jackman, Lobezno en las dos entregas de X-Men, es un Van Helsing la mar de razonable. Y Kate Beckinsale, a pesar de su aire de damisela delicada, da bien el tipo de mujer peleona, algo que ya había probado en parte en Underworld. Para los monstruos se apostado por actores no demasiado conocidos, pero que cumplen: Richard Roxburgh es Drácula, Will Kemp el Hombre Lobo, y Shuler Hensley el monstruo del Dr. Frankenstein. Pero no hay que engañarse, éste no es un film pensado para que los actores entreguen composiciones memorables. Estamos ante un film muy físico, y a tal respecto hay que subrayar que muchas de las escenas peligrosas las han hecho directamente los actores sin especialistas, colgados con cables que luego se han borrado digitalmente.

6/10
El regreso de la momia

2001 | The Mummy Returns

Han pasado diez años desde la última vez que se vieron las caras con el horrible sacerdote egipcio momificado Imhotep. Rick O'Connell (Brendan Fraser) y Evelyn (Rachel Weisz) se han casado y ahora viven tranquilamente junto a su revoltoso vástago de 8 años. Pero a miles de kilómetros, el Rey Escorpión ha despertado del castigo eterno de Anubis y reúne un ejército para destruir el mundo. Sólo Imhotep, devuelto a la vida gracias a la ayuda de su amada Ancksunumam, puede pararle los pies. Cuando la lucha de estos dos temibles seres parece inevitable, los O'Connell tendrán que regresar a la acción para salvar el mundo. Después del exitazo que supuso La Momia, Stephen Sommers repite equipo y fórmula, esta vez con más acción, humor y terror, pasándolo todo por el filtro de unos efectos digitales de auténtica impresión. Salpicada cada escena de espectacularidad y emoción, la “peli” va en quinta velocidad desde el comienzo y recoge el espíritu más clásico del género de aventuras.

5/10
La momia

1999 | The Mummy

Egipto, ciudad de Tebas. Año 1719 antes de Cristo. El gran sacerdote Imhotep ha desafiado el poder del faraón manteniendo un romance con Anck-Su-Namun, una de sus concubinas. Tal relación sacrílega recibe un terrible castigo: Imhotep es momificado vivo, en medio de terribles torturas. Tres mil años más tarde Rick O’Connell, alistado a la Legión Extranjera, descubre casualmente las ruinas de Hamunaptra, donde fue enterrado Imhotep. Cuando más tarde se encuentra con Evelyn, una bella egiptóloga, y otros buscadores de tesoros perdidos, comienza la gran búsqueda en la Ciudad de los Muertos. Pero, ¿estarán a salvo de la maldición de la momia? Una aventura de las de toda la vida. Si hay que buscar una referencia cinematográfica reciente, ésa es sin duda La máscara del Zorro. El director, Stephen Sommers (Deep Rising (El misterio de las profundidades), El libro de la selva, Las aventuras de Huckleberry Finn) no puede ser más claro: "Esta no es una película de terror. No puede ser demasiado sangrienta. Es más como Lawrence de Arabia o En busca del arca perdida. Es de aventuras, un relato de amor, una historia épica". Los momentos de emoción son abundantísimos: el prólogo en el Antiguo Egipto es excelente, con una maravillosa recreación digital. Los efectos de la maldición de la momia propician momentos espectaculares como el ataque de un peligroso ejército de escarabajos, o la lucha con un grupito de momias, homenaje al clásico Jasón y los argonautas. Gran parte del film se rodó en Marruecos. Para el reparto se ha acudido a actores en gran parte desconocidos, si exceptuamos al cada vez más en alza Brendan Fraser. A su compañera femenina, Rachel Weisz, se la ha podido ver antes en films como Reacción en cadena, Belleza robada y Amores en tiempos de guerra.

6/10
Deep Rising (El misterio de las profundidades)

1998 | Deep Rising

John Finnegan es un mercenario que se presta a que unos ladrones usen su rápida y pequeña embarcación para asaltar un lujoso barco trasatlántico. La sorpresa viene cuando llegan a la nave en una oscura noche y se la encuentran sin pasajeros. Poco a poco aparecen signos inequívocos de que una extraña y sanguinaria bestia marina es la responsable de un montón de muertes. ¿Lograrán ellos salvar el pellejo? Stephen Sommers ha demostrado ser un director de los llamados artesanos por sus dos buenas adaptaciones de Las aventuras de Huckleberry Finn y El libro de la selva (1994). Ahora acomete un entretenido producto de serie B en clave de terror. Sus personajes arquetípicos deben unir fuerzas para combartir a un monstruo. Se combina el suspense con la acción y los toques sanguinolentos.

5/10
El libro de la selva: la aventura continúa

1994 | The Jungle Book

Años después de haber perdido a su padre, debido al ataque de un tigre, Mowgli (Jason Scott Lee) convertido en un niño de la selva se encuentra con su amor de la infancia, Kitty (Lena Headey). Todo cambiará con la vuelta a la civilización de Mowgli. Historia conocida por todo el mundo, la pelicula es su reflejo, recomendada para verla en familia y pasar un rato entretenido

5/10
Las aventuras de Huckleberry Finn

1993 | The Adventures of Huck Finn

Para librarse del acoso de su alcohólico padre, Huck simula su propio asesinato y se esconde en una isla del río Mississippi. Allí conoce a Jim, un esclavo fugitivo con el que traba amistad. Ambos emprenden un viaje río abajo lleno de peripecias, en el que tienen oportunidad de conocer a tipos singulares como el Rey y el Duque, dos estafadores de primera línea. Adaptación de la celebérrima novela de Mark Twain, que ya fue llevada antes al cine por Norman Taurog, Richard Thorpe y J. Lee Thompson. El responsable de las dos entregas de La momia, Stephen Sommers, firmó antes este clásico de aventuras, donde no faltan el humor y la crítica social a un mal tan grande como el de la esclavitud, en su época apoyado por la mayoría de la población. Especial gracia tienen las escenas de historias inventadas por Huck para intentar salirse con la suya. En el reparto destacan los veteranos Jason Robards y Robbie Coltrane.

5/10
G.I. Joe

2009 | G.I. Joe: The Rise of Cobra

Después de Transformers, Hasbro prosigue la aventura cinematográfica de llevar sus juguetes a la pantalla con G.I. Joe, basada en unos célebres muñecos de acción creados en 1964, y que eran como la versión masculina de la Barbie para las niñas. El trío compuesto por Stuart Beattie, David Elliot y Paul Lovett, dirigidos por Stephen Sommers, el responsable de La momia, han imaginado una trama situada en un futuro no muy lejano, donde las fuerzas de élite internacionales -aunque lideradas por Estados Unidos, faltaría más- de los G.I. Joe se enfrentan a los villanos complicados con todo tipo de armas sofisticadas. Y justamente McCullen es un supervillano, descendiente de un escocés que vendía armas en el siglo XVII a franceses y escoceses que luchaban entre sí; ha pasado el tiempo, y, 'de casta le viene al galgo', McCullen se dedica a la fabricación de armas. Y acaba de desarrollar para la OTAN un arma vírica que corroe el metal de modo alucinante. Pero tiene trazado un plan maquiavélico para que esta peligrosa arma provoque el caos mundial, de modo que nazca un nuevo orden político internacional que pueda controlar personalmente. Por supuesto los intrépidos G.I. Joe, unos marines de lujo total dirigidos por el general Hawk, van a tener que impedirlo. Sus mejores soldados -entre ellos Snake Eyes y Scarlett- pelearán de firme, respaldados por dos nuevos fichajes del grupo, Duke y Ripcord. Además, deben vérselas con dos secuaces de McCullen: Storm, el viejo enemigo de Snake Eyes, experto como él en artes marciales; y la Baronesa, una antigua novia de Duke. Stephen Sommers entrega lo que se le pide: acción a raudales, explosiones, persecuciones, peleas, armas sofisticadas, adrenalina pura y dura. Casi no hay un sólo plano que carezca de algún tipo de efecto especial. Práctica en este terreno tiene el chico, pues su currículum peliculero va en la línea del cine de acción y aventuras, y aunque se le agradecería un poquito más de fuerza visual, hay que reconocer que trepidación no falta al film, aunque a veces puede llegar a ser cansino. Cierto tipo de escenas las hemos visto mil veces, y aquí se entrega más de lo mismo; pero justo es señalar también que todo el tramo de la película que transcurre en París es tremendamente original, la imposible acción transcurre en pleno centro de la capital francesa, y junto a lugares emblemáticos, lo que da pie planos muy impactantes. En cuanto a la trama, hay cierto esfuerzo en componer algo coherente, con múltiples personajes, que hasta arrastran pequeños traumas del pasado; quizá sean algo estereotipados -nadie debe esperar actuaciones de Oscar-, pero al menos presentan algún elemental rasgo definitorio. Y cuestiones como la venganza y la rivalidad, justifican al menos ciertas acciones. El arranque, que se sitúa en el siglo XVII, se diría marca de fábrica de Sommers, piénsese en sus entregas de la La momia. Y se apuntan críticas a la industria armamentista -¿inspiración de Iron Man?- y a los peligros de la biotecnología, a lo que se suma una malévola broma final a cuento del presidente estadounidense.

5/10
El rey Escorpión

2002 | The Scorpion King

El rey Escorpión es un monarca de un reino ancestral que resucitaba para perseguir a los sufridos protagonistas de El regreso de la momia. Lo interpretaba el debutante Dwayne Johnson, alias “The Rock” (la roca), una estrella del "wrestling", lucha libre americana que todos conocemos como "Pressing Catch". La Roca (nada que ver con el film de Sean Connery) obtuvo tanta aceptación con este personaje que los productores decidieron convertirle en el personaje central de un spin-off, que así se llama un film protagonizado por un secundario de otra película. La acción se sitúa cinco mil años antes del título citado, cuando el protagonista aún no es monarca sino un guerrero conocido como Malthaus. Junto a varios luchadores del pueblo akkadiano, es contratado para eliminar a una hechicera que con sus predicciones convierte en invencible al despótico y ambicioso Menom, que pretende reinar sobre las tribus del desierto. Dirigida por Chuck Russell (La máscara), se utilizaron algunos decorados de Espartaco, de Kubrick, conservados en los estudios Universal. Incluso se homenajea a Indiana Jones y el templo maldito en una de las secuencias, en que el protagonista se protege de los disparos enemigos con un gong.

5/10

Últimos tráilers y vídeos