saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Tres caras

Tres caras

3 visages

Principales intérpretes

Premios: 1 Festival de Cannes Ver más
Ganadora de 1 premio

Sinopsis oficial

Tres caras

Una joven iraní manda un video de auxilio a una famosa actriz de cine para pedirla que la ayude a huir de su conservadora familia. Asustada por no saber si es una manipulación o un auténtico grito de ayuda, pedirá consejo a un conocido director de cine (Jafar Panahi). Juntos iniciarán un viaje a la retiradas montañas del noroeste del país, una zona donde las creencias más ancestrales rigen el día a día de la población. 

Galería de imágenes

Tres caras
Tres caras
Tres caras
Tres caras
Tres caras
Tres caras
Tres caras

Crítica decine21.com

estrella
8
Ayer, hoy y mañana
Ayer, hoy y mañana

Condenado en 2010 a no salir de Irán y a no volver a rodar durante veinte años, por propaganda contra el régimen, Jafar Panahi cada vez desafía más a las autoridades de su país. En Esto no es una película otro realizador le filmaba reflexionando mientras permanecía en arresto domiciliario, en Taxi Teherán recorría la ciudad en un taxi amarillo, y ahora se atreve con una road-movie, en la que viaja hasta el límite con Armenia y Azerbayán; y aunque permanece mucho tiempo sin salir del vehículo, como en su trabajo anterior, en un momento dado lo abandona.

Tres caras arranca con la espeluznante grabación mediante un teléfono móvil de Marziyeh, joven de un recóndito pueblecito con aspiraciones a convertirse en actriz, pero que no ha encontrado ningún apoyo de su familia. Antes de suicidarse, indica que las imágenes deben ser enviadas a Behnaz Jafari, actriz de enorme popularidad, con la que ha tratado de contactar en busca de ayuda, sin éxito. El vídeo ha llegado a manos de Jafar Panahi, que decide viajar a la localidad, para indagar qué ha ocurrido, en compañía de Jafari, tan afectada que ha dejado a medias uno de sus rodajes.

No le viene grande el premio al mejor guión en el Festival de Cannes, pues lo escrito por el propio autor, junto al debutante Nader Saeivar, consigue con sencillez no sólo mantener el interés y cierto suspense, sino que critica con enorme elegancia y sutilidad a los mandatarios de su país, a través de la contraposición entre las tres caras a las que alude el título, que pertenecen a una adolescente que sueña con dedicarse al cine, otra de mediana edad que triunfa en la actualidad y la que lo hizo en el pasado. La primera no tiene posibilidades, en un país que desprecia la cultura (pese a contar con varios de los cineastas de mayor reputación del mundo), con mandatarios que han limitado las opciones vitales de sus ciudadanos, mucho más en el caso de que éstas sean mujeres. La segunda ha acabado en subproductos televisivos tan populares como frívolos. La última, Shahrazade, no aparece en pantalla. Se trata de una intérprete que fue popular en la época anterior a la revolución, ha quedado relegada al olvido, como todas sus compañeras de entonces, y se dedica a pintar, tratando de olvidar los años en los que fue maltratada por los realizadores.  

No parece haber necesitado de un amplio presupuesto para rodar, destila frescura, y se insertan momentos de humor muy efectivos (destaca una llamada telefónica entre el realizador y su anciana madre, preocupada por si se le ocurre volver a rodar). Pero sobre todo se detiene en una sentida descripción de la zona donde se desarrolla la acción, cercana al lugar donde nacieron sus progenitores, a través de estrafalarios personajes con los que se encuentran los protagonistas (la señora que descansa en su futura tumba, el dueño de un toro que bloquea la carretera, el señor que pretende que entreguen a una estrella de cine el prepucio de su hijo recién circuncidado, etc.). Todos ellos parecen descritos con una mezcla de cariño y resignación ante los individuos tan alejados del mundo que pueblan el lugar.

De nuevo se funden las fronteras entre ficción y realidad, no se sabe muy bien hasta dónde los protagonistas están interpretando o simplemente muestran cómo son en realidad. En cualquier caso, Jafari logra expresar muy bien el sentimiento de culpa de su personaje (ella misma), y también resulta convincente la joven Marziyeh Rezaei. Como ya había quedado demostrado, el propio Jafar Panahi consigue una enorme simpatía en pantalla.

DVD, Plataformas digitales
Distribuye: Cameo
Extras: Español y persa 5.1.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE