IMG-LOGO

Biografía

Héléna Noguerra

Héléna Noguerra

Héléna Noguerra

Filmografía
Llenos de vida

2018 | Place publique

Castro, veterano presentador de programas televisivos, acude con Manu, su chófer, a la fiesta de inauguración de la lujosa casa en las afueras de París de Nathalie, productora que conoce desde hace mucho tiempo, además de hermana de Hélène, su ex mujer, que también está invitada. De la misma forma, acude Nina, hija de ambos, que acaba de escribir un libro de éxito, veladamente inspirado en sus progenitores. Desde que debutó como realizadora con la sobresaliente Para todos los gustos, de 2000, el cine de Agnès Jaoui –hasta entonces sobre todo actriz– no ha perdido interés. Aunque se ha divorciado de Jean-Pierre Bacri, sigue colaborando con él como coguionista y protagonista, junto a ella. Aquí componen una comedia agridulce cuya trama se desarrolla íntegramente durante una celebración en el jardín de un imponente inmueble, lo que trae a la memoria la reciente C’est la vie, con la que tendría muchos puntos en común, sobre todo el papel principal, interpretado en ambas por Bacri, aunque aquí predomina el drama sobre la comedia. Retoman sus temas habituales, como las relaciones entre padres e hijos, la desestructuración familiar, el lado oscuro de la fama, o el trato entre empleados y sus jefes (repiten con la figura de un conductor, como en su ópera prima), y sobre todo las debilidades de la clase alta francesa, y el cinismo de algunos de sus componentes. Pero esta vez se centran en aspectos angustiosos del mundo moderno, como el culto a la juventud, que hoy en día se aprecia mucho más que la experiencia, así como el éxito de los ‘youtubers’ y la falta de privacidad que han traído consigo las nuevas tecnologías, que tienen el poder de destruir a cualquiera o hacerle famoso. Los propios Bacri y Jaoui se lucen, sobre todo porque interpretan a una pareja divorciada, así que sus diálogos muchas veces parece que podrían tener correspondencia en la vida real. Por lo demás, Llenos de vida tiene un reparto muy coral, donde nadie desentona.

6/10
Alleluia

2014 | Alleluia

Gloria viene de sufrir a un marido celoso. Michel se aprovecha de las mujeres para conseguir dinero. Los dos se encuentran, se acuestan y ella se enamora perdidamente. Gloria decide ayudar a Michel con sus estafas, pero, cuando los celos afloren, Gloria se verá abocada a la violencia. Fabrice du Welz construye una crónica oscura del amor, basada en hechos reales y en la que la lujuria y lo malsano se dan cita.

La familia no se escoge

2011 | On ne choisit pas sa famille

Los seductores

2010 | L'arnacoeur

Agradable y original comedia francesa dirigida con ritmo e inspiración por Pascal Chaumeil, que ejerció de director de segunda unidad en varias películas de Luc Besson, como El profesional (León), El quinto elemento o Juana de Arco (1999), y que posteriormente comenzó una carrera en solitario como director de telefilmes y de series galas con cierto tirón, como Engrenages o L'état de Grace. En este caso traslada a la pantalla un atractiva historia romántica escrita por un desconocido trío de guionistas que en general demuestran estar bastante inspirados. Alex Lippi es un joven francés, de modales exquisitos, aire cool y mucho cuento: lo que se llama un seductor. Sin embargo, no es un seductor al uso, sino que se dedica profesionalmente a cautivar mujeres con su encanto. Ese trabajo suena a chusco y sucio, pero no es tan burda la cosa... En realidad, Alex, su hermana Mélanie y el marido de ésta, Marc, es decir su cuñado, conforman una surrealista ‘empresa’ que se dedica a buscar la felicidad de la gente de modo un tanto peculiar. En concreto, son expertos en romper compromisos entre hombres y mujeres que, de contraer matrimonio, estarían abocados a la infelicidad. Al menos a priori, claro. Los tipos son unos hachas y son capaces de cualquier estrategia para conseguir sus propósitos, aunque el núcleo de la acción es siempre la capacidad de Alex para seducir a la mujer de turno, de modo que ésta se convenza de que no le conviene casarse con su prometido. Por otra parte, esta rara empresa funciona de modo bastante limpio, con unas reglas estrictas: en primer lugar, si hay amor sincero entre la pareja, no se interponen por mucho dinero que les pague su cliente, y en segundo lugar, nunca, nunca, puede Alex enamorarse de su “objetivo”. Así las cosas, un día reciben el encargo de un hombre poderoso que desea separar a su hija Juliette de su novio inglés Jonathan. La dificultad estriba en que sólo hay un margen de diez días para lograrlo, pues la boda es inminente. Y por si esto fuera poco, Alex se da cuenta rápidamente de que Juliette y Jonathan son una pareja perfecta... Ya sólo el planteamiento de la historia resulta gracioso y es de prever que dé lugar a situaciones embarazosas y divertidas, como así ocurre. Y aunque podrían verse paralelismos con otras películas americanas como Las seductoras, lo cierto es que hay mucha menos similitud de la aparente, ya que en el caso francés las intenciones que se buscan son, en el fondo (y dentro de la más pura ficción), algo bueno, y por eso mismo los medios que utilizan y todos los resortes que genera la trama resultan simpáticos. En realidad, y para seguir con las comparaciones, podría tratarse de la película Hitch, pero al revés: en lugar de unir parejas se trata de separarlas... por su propia felicidad. El guión acumula, con gran ritmo e inteligencia, momentos divertidos, tiernos y románticos, sin resultar tópicos (y eso que arriesga mucho con las alusiones a Dirty Dancing), y las escenas humorísticas son muy numerosas. Por otra parte, aunque hay algunas cesiones al desenfreno más frívolo, Chaumeil sabe mantenerse entre ciertos límites y en conjunto pergeña una comedia romántica de hechuras muy clásicas, que podría haber interpretado el mismísimo Cary Grant. Por supuesto, Romain Duris (Las aventuras amorosas del joven Molière) no le llega ni a la suela de los zapatos al astro del hoyuelo, pero eso no quita que haga un formidable trabajo, al igual que sus compañeros de empresa, un matrimonio que pone la salsa de la comicidad y el amor más encantadores. Y hay que aplaudir el protagonismo femenino de Vanessa Paradis (La chica del puente), una actriz bastante magnética pero que no se prodiga demasiado en las pantallas.

6/10
Dans Paris

2006 | Dans Paris

Luego de romper con su novia, Paul se muda a vivir con su padre y su hermano menor, Jonathan. Mientras Paul se hunde en la depresión, Jonathan tampoco puede superar otras heridas que aún permanecen abiertas en la familia.

La caja negra

2005 | La boîte noire

Arthur despierta en un hospital después de haber estado varias horas en coma. En ese período pronunció una serie de frases inconexas que anotó la enfermera que lo vigilaba. Al recuperar la consciencia, intenta comprender lo sucedido. Pero cuando la enfermera le da el papel con las frases la situación se complica, pues son fruto del subconsciente, lo que le deparará una serie de sorpresas, algunas de las cuales no son nada agradables. El poder del subconsciente ha sido tratado en el cine en infinidad de ocasiones. Es un tema muy recurrente para un film presidido por la intriga. Alguien que sacó partido a la perfección de este recurso fue Alfred Hitchcock en Recuerda, aunque en este título la información subconsciente venía dada por la hipnosis y no por un estado de coma.

4/10
Si yo fuera rico

2002 | Ah! Si j'étais riche

Aldo Bonnard, modesto representante de productos capilares, atraviesa una mala racha: su mujer le engaña, sus deudas se multiplican y está a punto de ser despedido. Un día gana diez millones de euros en la lotería, pero decide mantenerlo en secreto. Jean-Pierre Darroussin, actor muy popular en Francia por dramones como Marius y Jeannette o La ciudad está tranquila cambia de registro en esta comedia sobre el exagerado culto al dinero, en la que interpreta a un pobre infeliz. Supone el debut como directores de los guionistas de La verdad si yo miento, de éxito en Francia.

3/10

Últimos tráilers y vídeos