Decine21
El espía inglés
6 /10 decine21

El espía inglés

Ironbark

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
0 3 1 0 0 1

Reparto

Sinopsis oficial

Durante la guerra fría entre Estados Unidos y Rusia, el ingeniero Greville Wynne (Benedict Cumberbatch) se infiltra como espía en el MI5, servicio de inteligencia británico. Cuando la crisis de los misiles cubanos promete inclinar la balanza a favor del país soviético, Wynne comenzará a trabajar con la CIA para filtrar información sobre el plan que tienen en marcha los rusos y así evitar una catástrofe.

6 /10 decine21

Crítica El espía inglés (2020)

Confianza y Guerra Fría

Confianza y Guerra Fría

Años 60, siglo XX. El coronel de la inteligencia militar soviética Oleg Penkovsky teme seriamente que Nikita Jrushchov esté planeando acciones para provocar una guerra contra las potencias occidentales. Logrará contactar con la CIA, dispuesto a suministrarle información. Para no levantar sospechas, los servicios secretos americanos y británicos deciden proponer al empresario inglés Greville Wynne que sirva de enlace con Penkovsky con la excusa de extender su negocio en URSS.

El londinense Dominc Cooke entrega una película de espías como las de antes, ambientada en los grises años de la Guerra Fría, con una tensión extrema entre las dos superpotencias mundiales, Estados Unidos y la URSS. Inspirada en hechos reales, la heroica labor de Greville Wynne se reveló clave en la llamada “crisis de los misiles” de 1962 y el negociante británico demostró un coraje sin igual en su misión de enlace. Obviando la pura acción e incluso los intríngulis políticos de la época, el guión de El espía inglés incide de todas maneras en el plano humano, primero en el vínculo de confianza que une a Greville con Oleg, una relación que superará lo estrictamente profesional, y después entre Greville y su mujer Sheila, un matrimonio que mostrará su amor y capacidad de sacrificio.

Si alguien busca disparos, tiros o situaciones netamente “peliculeras” en El espía inglés quedará insatisfecho, aunque eso no significa que no haya intriga, intensidad. Quizá la secuencia clave de la furgoneta y el aeropuerto sea la más “recreada”, dentro de un tono realista muy convincente, den donde no faltan microfilms y mensajes en paquetes de tabaco, venenos, etc. De cualquier forma, la eficacia de la historia se asienta aquí sobre las personas y la peligrosa situación en la que viven, aunque eso no quita que pueda echarse en falta un mayor desarrollo en la relación de amistad entre los protagonistas, pues salvo en breves momentos les vemos casi siempre en modo simulación. Casi se diría que se transmite principalmente una atmósfera, la de la tensión irrespirable que invadía las relaciones internacionales a ambos lados del telón de acero, con la espada de Damocles de la guerra pendiente de un hilo. El diseño de producción en este sentido es excelente, así como la apagada fotografía de Sean Bobbitt.

Y en el plano actoral Benedict Cumberbatch vuelve a demostrar que no hay límites para él, también en lo que se refiere a la transformación física, algo que en un momento de la película llega a ser muy impactante. Le secundan con oficio Jessie Buckley en el papel de su mujer (magnífica en la entrevista) y Merab Ninidze en el de Penkovsky, mientras que Rachel Brosnahan y Angus Wright cumplen correctamente como agentes secretos.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales