saltar al contenido principal

Hay guerra nada fría de buen cine. Va a estar difícil decantarse por algunos de los estrenos que llegan esta fin de semana a la cartelera, con nacimientos de estrellas, viajes a cuartos maternos e historias basadas en hechos reales. Los repasamos a toda caña.

Los espectadores más exigentes tienen una cita con Cold War, historia de amor en blanco y negro, en los años del estalinismo, servida con exquisita sensibilidad por el polaco director de la celebrada Ida Pawel Pawlikowski. Además, a la hora de atrapar sensaciones en celuloide, también es altamente recomendable Viaje al cuarto de una madre, Premio de la Juventud en el reciente Festival de San Sebastián, y magnífico debut tras la cámara de Celia Rico Clavellino, potente el dibujo de la relación entre una madre y la hija que se ha ido a vivir a Londres.

A la hora de fijarnos en películas basadas en personajes reales, sobresale Christopher Robin, imaginativa mirada disneyana al creador de Winnie the Pooh. También tiene su interés, aunque es más plúmbea, Gauguin: Viaje a Tahití, sobre el pintor postimpresionista y su primera estancia en la Polinesa, con meritoria composición de Vincent Cassel.

La historia aguanta el paso del tiempo. Llega la cuarta versión de Ha nacido una estrella, y se confirma que el actor Bradley Cooper tiene fuerza para dirigir y cantar, y que Lady Gaga además de tener un potente chorro de voz, es una fantástica actriz. La trama del precio de la fama, y cómo afecta en clave ascendente o descendente a una pareja de enamorados, se sigue sin cansancio y con pasión.

¿Echabas de menos una peli de superhéroes? Pues aunque no sea el personaje de cómic más famoso del mundo, tiene su punto Venom, con estupenda interpretación de Tom Hardy.

En el rápido repaso a estrenos de otras películas españolas, destaca el documental Mudar la piel, sobre la mediación entre el gobierno y ETA. Querido Fotogramas es un ejercicio nostálgico sobre la mítica revista de cine, que se queda en correcto. Falla en la comedia Gracia Querejeta, Ola de crímenes tiene poca gracia, a pesar de que Maribel Verdú lo intenta. Tampoco es ejemplar a la hora de hacer terror Ánimas, aunque la pareja de directores exhibe su cinefilia con homenajes a títulos del género.

Por su parte, Aprendiendo a vivir es una película israelí sobre adolescente problemático y profe que intenta ayudarle, demasiado áspera.

No hemos tenido ocasión de visionar dos títulos menores, el documental Sotobosque y la cinta de animación Black Is Beltza.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE