IMG-LOGO

Biografía

Belén López

Belén López

50 años

Belén López

Nació el 28 de Marzo de 1970 en Sevilla, España
Filmografía
Caronte

2020 | Caronte | Serie TV

Entretenida serie creada por la todoterreno Verónica Fernández que combina los subgéneros judicial y policíaco. Sigue a Samuel Caronte, un ex policía que tras pasar una temporada en prisión se ha reconvertido en abogado penalista. Fue condenado injustamente, pero a cambio ha templado su carácter, sabe que hizo cosas mal, lo que propició la ruptura de su matrimonio y la renuncia a la patria potestad de su hijo adolescente. Aunque se ha ido a vivir a Gijón con su novia, queriendo dejar atrás su pasado madrileño, una amiga de la familia le pide ayuda como abogado, para que defienda a su hijo que se autoinculpado como responsable del homicidio de un hombre, en una trifulca entre hinchadas de dos equipos de fútbol rivales. Aceptar el caso supone volver a la capital, donde se topa con compañeros policías de antaño, alguno corrupto, y con miembros de su familia. También con una persistente joven, abogada, que querría poner un despacho con él, piensa que son complementarios. Aunque tiene un pase esta producción de Mediaset, asociada con Amazon –Telecinco y Prime Video la estrenan simultáneamente–, adolece de los defectos de muchas series televisivas, que prolongan la narración innecesariamente, para rellenar parrilla televisiva: capítulos de más de una hora, ritmo parsimonioso, no es lo mejor. Tiene un esquema bastante clásico, en que cada entrega presenta un nuevo caso, mientras los personajes evolucionan y hay una trama de corrupción policial de fondo que está presente todo el tiempo ayudando a la unidad. En el camino, Caronte tiene que demostrar en su entorno que ha cambiado, y ahora es mejor persona. Se nota la veteranía de Roberto Álamo, mientras otros actores más jóvenes, como Miriam Giovanelli, conocida por Velvet, tratan de aguantar el tipo.

5/10
White Lines

2020 | White Lines | Serie TV

Zoe Collins viaja de Manchester a Ibiza, porque ha aparecido el cuerpo de su hermano, el DJ Axel, desaparecido veinte años atrás, en las tierras de los Calafat, una de las familias más poderosas de la isla balear. Decide investigar qué le ocurrió al difunto, con ayuda de Boxer, jefe de seguridad de los Calafat, enamorado de ella. Decepcionante serie creada por Alex Pina. No se espera de él mucha originalidad, Vis a vis le debe mucho a Orange is the New Black, y La casa de papel al thriller Plan oculto, pero ambas al menos funcionaban. Aquí, resulta llamativo que el misterio que vertebra la acción, pierda fuelle muy rápidamente, e incluso parece quedar muy en segundo plano, en beneficio de algunas subtramas accesorias. También que ofrezca una versión muy estereotipada de la vida ibicenca, donde todo el mundo parece preocupado únicamente por las discotecas, las drogas, y las orgías salvajes, que se muestran recreándose en el morbo. Los personajes parecen estar de acuerdo en que dejar de disfrutar de todo esto por hacerse mayor, sólo lleva a la infelicidad y a la nostalgia de "los buenos tiempos". O sea, que saldría a cuenta saltarse las líneas blancas de las que habla el título, todo indica que en alusión a las rayas de cocaína. Se presenta a la protagonista, Zoe, como una mujer que se replantea su vida apocada, al tiempo que esclarece el asesinato. Pero se trata de un personaje plano, que desinteresa al espectador, pues no consigue dotarle de un mínimo de carisma la actriz Laura Haddock, protagonista femenina de Transformers: el último caballero. Tampoco el luso Nuno López le aporta entidad al duro, pero a veces ridículo Boxer. Quizás estén un poco por encima los actores españoles, Pedro Casablanc, Belén López, Juan Diego Botto y Marta Milans, que dan vida a la familia Calafat, pero resultan un tanto sobreactuados.

4/10
Garantía personal

2016 | Garantía personal

Mara, una mujer acomodada que regenta una tienda de ropa, mantiene relaciones extraconyugales con Luis, policía local casado como ella. Cuando su esposo, Alberto, sufre un ictus que le obliga a una estancia hospitalaria, descubre que la empresa de él no iba tan bien como creía, se acumulan las deudas. Para salvar su delicada situación personal, recurrirá a prestamistas dudosos… El madrileño de ascendencia extremeña Rodrigo Rivas debuta con un film de bajo presupuesto, que también coescribe. Tiene buenas intenciones, al estilo del mejor cine negro, utiliza una historia policíaca, atractiva para el grueso del público, para describir la realidad actual, en este caso de la España de provincias, marcada por las consecuencias de la crisis económica, mostrando problemas fácilmente reconocibles, pese a que la acción transcurre en Vetonia, una ciudad ficticia, y denunciando la actitud de los bancos. Tiene también a su favor la labor de la sevillana Belén López, hasta ahora competente secundaria en diversos títulos y series como Mar de plástico, que demuestra que puede de sobra con un papel protagonista. Los secundarios dan la talla, sobre todo el veterano Roberto Enríquez, como el agente policial, y Raquel Infante, como esposa de éste. Por desgracia, el casting tiene baches, otros actores, como Pablo Bigeriego, director de una caja de ahorros, ofrecen un nivel amateur. Pero su principal defecto reside en el libreto, que además de acumular tópicos del género, no está bien rematado. Arranca muy bien, pero en su segunda mitad se acumulan las situaciones poco creíbles, logrando que el espectador se desentienda del film.

4/10
Embarazados

2015 | Embarazados

Fran y Alina son una pareja de treintañeros muy enamorada, se quieren, se ríen, se acompañan la mar de bien. Pero no tienen hijos y a sus 37 años, Alina empieza a sentir seriamente la llamada de la maternidad. Se plantearán entonces la fecundación in vitro. Visitarán al médico, empezarán el proceso... Sin embargo, Fran no lo disfruta como Alina y parece más volcado en su empresa de videojuegos que en su vida familiar. Juana Macías sorprendió con su primer largometraje, Planes para mañana, un sólido drama coral sobre unas cuentas mujeres que pasaban por momentos difíciles en sus vidas. Cinco años mas tarde entrega Embarazados, comedia dramática de poco calado y menor interés. El problema que aletea sobre todo el metraje es que Macías no acaba de dar con el tono de la historia. De buenas a primeras tiene toda la pinta de que estamos ante una comedia loca y frívola, con gags a la española (guarrerías varias), pero la inclusión de temas serios –crisis de pareja, conciliación entre vida laboral y familiar, sufridoras ansias de maternidad– va ganando terreno poco a poco, los personajes sufren deterioros afectivos, etc., hasta que el conjunto se vuelve un poquito forzado y finalmente desconcertante para el espectador, que no sabe muy bien a qué atenerse. Puntualmente hay momentos divertidos, como los sarcasmos del médico interpretado por Karra Elejalde –un verdadero filón tras Ocho apellidos vascos– o el monólogo de Paco León en la reunión de futuros padres. Sin embargo, da la sensación de que durante gran parte del film el propio León está igual de desubicado que su personaje. Más claro lo tiene quizás Alexandra Jiménez, que hace una convincente interpretación.

4/10
Mar de plástico

2015 | Mar de plástico | Serie TV

Ambiciosa serie de intriga con un marco original, los invernaderos de Almería, en la ficticia localidad de Campoamargo. Todo arranca con el hallazgo del cadáver de una joven, la hija de la alcaldesa, lo que coincide con la llegada del nuevo jefe de la policía judicial de la guardia civil, Héctor Tarancón, que antes estuvo destinado en Afganistán. Con elementos como el mosaico de orígenes de la gente en el pueblo –marroquíes, subsaharianos, gitanos, rusos, locales...–, y cuestiones como el caciquismo y el racismo, más una intriga, la cosa prometía. Pero todo es rutinario, con diálogos y situaciones no demasiado inspirados, todo es una réplica de las típicas series policíacas americanas, con información forense, y gente hosca poco colaboradora. Rodolfo Sancho, además, compone un personaje demasiado envarado.

4/10
15 años y un día

2013 | 15 años y un día

Sexto largometraje de Gracia Querejeta, cinco años después de Siete mesas de billar francés, período en el que la realizadora ha estado dedicada sobre todo a episodios de series televisivas de éxito. Ella misma ha coescrito el guión con Santos Mercero, hijo del prestigioso Antonio Mercero, que ha centrado su carrera en la pequeña pantalla. En 15 años y un día, a Jon, un chico problemático, le expulsan del colegio por sus gamberradas, al tiempo que también envenena al perro del vecino. Su madre, actriz sin demasiadas perspectivas que se quedó viuda en circunstancias traumáticas, le envía a pasar una temporada con su abuelo, un rígido militar retirado que se separó de la abuela por razones no especificadas pocos años antes. Se estrena casi al mismo tiempo y coincide en la sección oficial del Festival de Málaga con Hijo de Caín, otra cinta española de joven inadaptado con la que comparte que el protagonista mata a un can al principio del film. Pero mientras que aquélla se va por los derroteros del thriller y la comercialidad en busca del suspense –opción muy respetable por supuesto–, Gracia Querejeta se esfuerza por seguir un sendero muy distinto, centrándose en las relaciones humanas, por lo que logra tocar la fibra sensible del espectador. Versa fundamentalmente sobre los adolescentes conflictivos, pero también sobre las relaciones entre miembros de familias que esconden secretos, tema omnipresente en todas las películas de la realizadora. Está claro que su cine tiene siempre interés, lo que disculpa que en 15 años y un día, como en el resto de su filmografía, se eche de menos una mayor capacidad de riesgo, y algo de la brillantez visual que sí tienen otros cineastas, como Isabel Coixet. La labor de Gracia Querejeta con los intérpretes de 15 años y un día puede calificarse como desigual. Maribel Verdú, que ya estaba presente en el anterior trabajo de la autora, realiza un gran trabajo como madre esforzada fracasada por culpa de sus errores del pasado. Frente a ella, demuestra su enorme valía Fernando Valverde, más conocido como Tito, que sólo se ha asomado episódicamente a la gran pantalla desde los años 90, centrado en la serie El comisario. Por contra, la mayoría de los jóvenes actores no acaban de resultar realistas.

6/10
Luna, el misterio de Calenda (2ª temporada)

2013 | Luna, el misterio de Calenda | Serie TV

Los sentimientos entre Leire y Joel entrarán en una encrucijada cuando un nuevo personaje surja en escena. Vera y Nacho sufrirán de un reencuentro, el cual será marcado por sentimientos y emociones pasadas; igualmente, Raúl y Sara discutirán sobre su relación. Un nuevo misterio surgirá con la aparición de un “resucitado” que planteará incógnitas a los habitantes de Calenda. Segunda y última temporada de Luna, el misterio de Calenda, una serie prometedora pero que no generó el éxito esperado y fue cancelada dejando únicamente ocho capítulos en la segunda temporada.

5/10
Luna, el misterio de Calenda

2012 | Luna, el misterio de Calenda | Serie TV

Sara, jueza, viaja con su hija adolescente en coche rumbo a Calenda. Va a reunirse con David para darse una nueva oportunidad en su matrimonio, e incorporarse a su nuevo destino profesional. Cerca del destino sufre una colisión en la oscuridad de la noche, al parecer con un animal grande, aunque la única evidencia del incidente es un reguero de sangre. Con la impresión de que alguien más ha visto lo sucedido llegan al pueblo; pasadas unas horas Sara se entera de que su esposo, capitán de Guardia Civil en la localidad y en el pasado protagonista de operaciones contraterrorista, ha desaparecido misteriosamente. Sara, como nueva responsable del juzgado, decide junto a la Guardia Civil estar al frente del operativo de búsqueda y examinar todas las pruebas que proporcionen pistas para hallar a su marido. Una está relacionada con el último caso que el capitán estaba trabajando, pero no está nada claro que sea el motivo. Mas bien podría estar vinculado con algo difícil de creer, viejas leyendas de hombres lobo que antaño dejaron en el pueblo u terrible huella. Y es que algunos lugareños se comportan de forma muy extraña. ¿Puede una supuesta superchería ser cierta? De los productores españoles de series como El internado y El barco, llega este thriller aderezado con algunas gotas de terror clásico, en donde suceden muchas cosas en poco tiempo, dando la sensación de querer captar la atención de un público heterogéneo por la vía rápida. La dictadura de las audiencias, el temor al rating de los guionistas se hace evidente en esta serie basada en un argumento central pretendidamente de interés, apoyado por historias paralelas, las particulares de los ciudadanos que viven en Calenda, dándolo todo y de forma precipitada desde el minuto uno. Las consecuencias de esta ansiedad son claras. Falla la coherencia de los estados emocionales de los personajes, se hace difícil de creer que todas las situaciones posibles sucedan en una misma jornada, y aunque se admita que los personajes tienen muy desarrollado el don de la ubicuidad, las unidades de acción, lugar y tiempo se nos antojan pasadas por el forro de los caprichos de quien busca más el “pelotazo” –todo, mezclado y del tirón para adentro- que el gusto por saborear cada uno de los componentes que deben enriquecer una trama, servidos al ritmo adecuado. La televisión puede imponer muchas cosas, pero no hay que volverse loco a la hora de narrar adecuadamente. Este pecado de origen lleva al traste el resto. Que Belén Rueda es una estupenda actriz lo demostró en El orfanato y en otra serie, La princesa de Éboli, pero aquí, aunque mantiene el tipo, sufre en la fina piel de Sara. No se ve a la actriz con la posibilidad de registrar matices de felicidad, serenidad o ira como debiera ser, sin duda condicionada por el despropósito inicial de un viaje sin freno a ninguna parte y sin asiento asignado, como le ocurre al resto de los personajes. Y no es que no sepamos quién es quién, eso se sabe, sino porque todos ellos se definen por su poca chicha, por la pobre explicación de cómo reaccionan entre sí, ese “así, sin más” puesto en pantalla como cualquier cosa. Para mayor inri, y por mucho que se quiera encubrir, canta la reminiscencia de Crepúsculo. El extraño joven Joel (Álvaro Cervantes), aunque huela a lobo quisiera ser el chupa sangres Edward, y Leire (Lucía Guerrero) ya apunta malas maneras de ser la Bella de la citada saga. Muy guapos y mucho tufo para atrapar los gustos adolescentes. La tentación de querer salvar de la quema la ambientación, algo de la puesta en escena, no puede ocultar el reproche de que no hace falta subrayar los momentos de tensión con música altisonante, eso es muy viejo. Y si en la cabeza de los creadores de la serie merodea la idea de generar expectación, complicidad y adhesión a lo Twin Peaks o The Killing, apañados van.

4/10
Pelotas

2009 | Pelotas | Serie TV

Florencio Sáez es el presidente del modesto club Unión Fútbol. Poco antes del partido con su eterno rival, el San Isidro, su esposa, Elena, tiene que ser sometida a una operación quirúrgica de la nariz. Pero todo sale mal, y Elena muere inesperadamente. Bea, la hermana de Elena, encuentra una lista con los deseos incumplidos de la fallecida. Tras dirigir conjuntamente Tapas y Cobardes, José Corbacho y Juan Cruz pusieron en marcha esta teleserie. En tono tragicómico, describe la vida cotidiana de los habitantes de un barrio cualquiera, unidos en torno al equipo de fútbol.

6/10
8 citas

2008 | 8 citas

Como su título indica, este film reúne las historias de ocho citas amorosas de distinto porte, con nexo de unión mínimo: el temático, algún personaje que repite presencia, y el último corte de un funeral, donde un tanto forzadamente se supone que están presentes la mayoría. Escriben y dirigen la cinta los debutantes Peris Romano y Rodrigo Sogoroyen. Aunque el arranque, la historia de un tímido kioskero que no se atreve a declarar su amor a una vecina a punto de dejar la ciudad, hace suponer una visión poliédrica y fresca del amor, lo cierto es que tal previsión se queda pronto en espejismo. El resto de viñetas de la película trata de modo más previsible los celos, las familias de los enamorados, y sobre todo del sexo, que invita a hacer aquella vieja pregunta de por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo. Así, en cuanto a mirada antropológica, el film se queda muy pobre. En cuanto a situaciones graciosas, hay alguna, aunque a veces uno piensa que podría estar ante algún sketch de la serie televisiva Escenas de matrimonio. Tiene su gracia el ver a tantos buenos actores en una película coral, pero queda la impresión de que no se les ha sacado todo el jugo. Véanse por ejemplo a Miguel Ángel Solá y Adriana Ozores combatiendo la rutina conyugal en un fin de semana “diferente”, o la anecdótica aparición final de Belén Rueda.

3/10
Intrusos en Manasés

2007 | Intrusos en Manasés

Julia es una periodista especializada en temas sobrenaturales. Sin embargo, no es una persona que “crea” en estas historias paranormales, lo que no le ha impedido convertirse en una profesional de éxito. Todo cambia cuando acude a entrevistar a una mujer que dice sentir la presencia de fantasmas. La periodista descubre entonces que ella también tiene esa capacidad para “sentir”. Días después recibe el encargo de ir a Manasés, un pueblo fantasma. Julia llega al lugar abandonado con un fotógrafo, un técnico de sonido y una operadora de cámara. Manasés encierra un misterio: Un avión nazi se estrelló allí durante la Segunda Guerra Mundial. Poco después todos los habitantes del pueblo murieron y nadie más ha vivido allí desde entonces. Nazis, el Santo Grial, el Arca..., todo ello hace que la cabeza viaje a títulos emblemáticos como algunos de la saga de Indiana Jones. Pero nada que ver. La temática de la película es pretenciosa y el nivel alcanzado deja todo que desear. El guión es muy pobre y las teóricas situaciones de terror resultan absurdas e infantiles. Los efectos visuales mejor ni mencionarlos. Y el suspense que debería acompañar a un título de estas características, no es sino el alargamiento de escenas sin ritmo que sirven sólo para poner a prueba la paciencia del espectador. El desasosiego que se pretende transmitir llega a ser ridículo. También es inevitable pensar en Iker Jiménez y su esposa Carmen Porter cuando el espectador conoce a Julia. La película hace un guiño a estos periodistas, que aparecen mencionados en un cartel colgado de una pared. Pero aún así, a los seguidores de Jiménez y Porter más les vale escuchar o ver sus programas, ya que son mucho más terroríficos e interesantes. En cuanto al reparto, los cuatro televisivos protagonistas no llaman la atención. Sólo quizás Miguel Ángel Muñoz, que se sale por fin del típico chulito de instituto. El otro gran personaje es el pueblo, aunque no se le saca partido. Además, esta película demuestra que los niños con aire diabólico no dan miedo por sí solos. Como bien muestran La profecía, El orfanato, El resplandor, etc.,  no basta con poner maquillaje pálido y un camisón a los infantes para que resulten aterradores. Intrusos en Manasés es el debut como director cinematográfico de Juan Carlos Claver. Al igual que sus actores principales él también es un habitual de televisión donde debutó con la “tv movie” ¿Dónde está?.

3/10
La distancia (2006)

2006 | La distancia

Daniel, un boxeador condenado a prisión por un asesinato que no cometió está a punto de salir. Pero un misterioso individuo le amenaza con presentar pruebas en su contra, si no asesina, esta vez sí, a otro recluso. Daniel acaba matándole brutalmente, y al salir se encuentra con la antigua novia del fallecido, por la que se sentirá bastante atraído. Prometedor debut del español Iñaki Dorronsoro que filma un thriller pugilístico que enlaza con títulos clásicos como Nadie puede vencerme , de Robert Wise. Filmada con brillantez, estilo propio y actores solventes (destaca Luppi, interpretando al entrenador), Dorronsoro se enreda en la última parte, y se excede en secuencias de sexo que recuerdan a thrillers eróticos del estilo de Instinto básico.

5/10

Últimos tráilers y vídeos