IMG-LOGO

Biografía

Minoru Chiaki

Minoru Chiaki

82 años ()

Minoru Chiaki

Nació el 30 de Julio de 1917 en Hokkaido, Japón
Falleció el 01 de Noviembre de 1999 en Fuchu, Tokyo, Japón
Filmografía
Amakusa shiro tokisada

1962 | Amakusa shiro tokisada

El realizador japonés Nagisha Oshima (Feliz Navidad, Mr. Lawrence) reconstruye una importante revuelta protagonizada por los cristianos de Japón, en 1637, en la región de Shimabara, por la imposición de un nuevo impuesto por parte del shogun. Fueron cruelmente represaliados. Como suele hacer a lo largo de su filmografía, el cineasta documenta los problemas de las minorías de su país.

5/10
La condición humana II: El camino a la eternidad

1959 | Ningen no joken II

En la segunda parte de La condición humana, adaptación de la obra de Jumpai Gomikawa, Kaji es llamado a filas por el ejército, una evidente represalia por su actitud demasiado complaciente con los trabajadores de la mina en Manchuria. Sospechoso de simpatizar con el comunismo por su sensibilidad social, no parece fácil que pueda pasar de soldado raso, y los compañeros veteranos, al igual que hacen con otros de rango inferior, le someten a diversas vejaciones. En tal sentido, Masaki Kobayashi no deja de fustigar al ejército japonés como organización donde se pisotea con frecuencia la dignidad del ser humano. Así ocurre con un torpe soldado, que muestra una pésima puntería, carne de cañón para los abusos de los veteranos, en una línea que se diría fuente de inspiración para Stanley Kubrick y La chaqueta metálica. De todos modos, el cineasta se esfuerza en ser equilibrado en su visión, y le sirve de contrapeso el personaje del subteniente, que tiene ideas particulares de cómo lograr utilizar en su favor las evidentes cualidades de Kaji como líder. La nueva entrega de la trilogía se centra más en la conflagración, con una primera parte más enfocada a mostrar la instrucción, y una segunda donde se ve el fragor del combate en todo su horror; la escena en que asoman los carros de combate por una colina es eficacísima en su sencillez, a la hora de anunciar lo que se avecina. Frente a las brutalidades que animalizan al hombre, Kobayashi atrapa momentos de ternura y camaradería sin igual. Singularmente esa valiente visita de Michiko al campamento para estar con su esposo, superando mil y un obstáculos, con la noche que comparten, donde se atrapa con delicadeza todo su amor. Pero también en la instrucción que Kaji lleva a término de sus hombres, cuando al fin logra el rango de cabo, y que prueba que el trato humano ayuda a crear una unidad y fraternidad entre ellos, que serán muy valiosas en el momento en que estén sometidos a fuego real. Una vez más el humanismo de Kobayashi se trasluce en la fina psicología de los personajes, que ayuda a conocerlos y a entenderlos.

8/10
La fortaleza escondida

1958 | Kakushi-toride no san-akunin

Dos campesinos aceptan escoltar a un grupo, del que forman parte una altiva mujer y un hombre con pinta de tener autoridad. Ignoran que se trata de una princesa y su general, perseguidos por el villano de turno. Film de aventuras de Akira Kurosawa, que inspiró en parte a George Lucas y La guerra de las galaxias. Allí están la princesa y los dos campesinos (personajes cómicos como los robots C3PO y R2D2) para atestiguarlo. La simplicidad de la trama no impide buenas dosis de aventura y buen humor.

7/10
Bajos fondos

1957 | Donzoko

Robukei y su mujer mantienen un asilo para los más pobres en el Tokio feudal. Allí se dan cita un antiguo policía, un viejo artesano, un actor fracasado, una prostituta... Una de las películas más entrañables del gran Akira Kurosawa. Se trata de una historia claustrofóbica, basada en una obra del ruso Máximo Gorki, en la que la convivencia bajo un mismo techo saca a la luz los sentimientos más íntimos de los personajes. El director pensaba que el período Edo en que está situada era comparable al ambiente miserable que reinaba en el imperio de los zares en el siglo XIX. Resulta magnífica la composición de los planos, en maravilloso blanco y negro. La mano de artista sublime de Kurosawa se hace notar sobremanera en el amargo final, donde se permite un 'salto mortal sin red', al pasar de un momento bufo –la danza de un grupo de borrachos–, a otro trágico, sin solución de continuidad.

7/10
Trono de sangre

1957 | Kumonosu jo

Akira Kurosawa fue un cineasta abierto a las influencias de la cultura occidental. Lo demostró al trasladar al ambiente nipón medieval la célebre tragedia `Macbeth´ de William Shakespeare. En esta ocasión es un señor de la guerra japonés el que recibe una profecía según la cual llegará a ser emperador; y su mujer alimenta esa ambición, con consecuencias fatales. El director consideraba que, con Bajos fondos y La fortaleza escondida, le había salido una trilogía `jidai-geki´, las típicas películas de época de su país. Para narrar la historia acudió a la técnica del teatro `noh´, en que los actores mueven el cuerpo de un modo muy característico. El uso de la niebla se reveló eficacísimo, así como el del decorado del castillo, en la falda del monte Fuji.

7/10
Crónica de un ser vivo

1955 | Ikimono no kiroku

Lúcida mirada del maestro Akira Kurosawa a los miedos de la era atómica. Kiichi es un anciano obsesionado con el peligro nuclear, tras las bombas de Hiroshima y Nagasaki. Así que primero pretende construirse un refugio nuclear, y cuando falla el plan piensa en mudarse con su familia a Sudamérica. El director nipón se mueve en un delicado equilibrio entre la farsa con su punto de humor y la triste paranoia, dando al espectador el punto de vista de un voluntario que ayuda a estudiar el caso. Kurosawa volvería a dar vueltas al tema del pánico a la energía atómica, tan arraigado en su país, en Rapsodia en agosto.

7/10
Godzilla contraataca

1955 | Gojira no gyakushu

Dos pescadores se dedican a faenar en el Pacífico cuando descubren un terrorífico espectáculo. Dos monstruos gigantescos libran una lucha a muerte. Se trata de Godzilla y Angorus, que continuarán peleándose por todo el país, en dirección a Osaka. El gran éxito de Godzilla, provocó esta primera secuela a la que seguirían no sólo muchas más, sino también imitaciones y, tiempo después, remakes. Los efectos especiales son espectaculares para los años 50.

3/10
Los siete samuráis

1954 | Shichinin no samurai

La más popular de las películas de Akira Kurosawa, y para muchos la mejor. Cuenta cómo una ciudad que sufre ataques constantes de los bandidos, contrata a siete valientes samuráis sin empleo, para que les defiendan. Uno de ellos, el veterano, es el que se encarga de reclutar a los otros, de personalides diferentes, e incluso en un caso, valía dudosa. El film describe los preparativos de defensa, y la convivencia con los paisanos a los que deben proteger. Todo confluirá en el momento climático del ataque definitivo de los forajidos. Como es bien sabido, la película fue tan popular que en Estados Unidos se rodó un remake con formato de western, Los siete magníficos de John Sturges. Se trató de un rodaje complicado, cerca de un año, y que produjo mucho metraje. El presupuesto fue sobrepasado, y el estudio Toho se planteó seriamente prescindir de los servicios del director. Da idea de los problemas también el hecho de que el film conoció varios montajes. Fue la primera película en que Kurosawa rodó escenas con varias cámaras, concretamente tres. La cosa tenía su lógica, pues las escenas de acción eran muy costosas y no se podía correr el riesgo de perder algún plano de interés; pero, a partir de entonces, tal modo de funcionar se convirtió en habitual en el director, incluso para escenas más íntimas. La película fue muy innovadora en lo concerniente al cine de acción, e introdujo algunos elementos novedosos, que luego serían copiados una y mil veces, como el clásico plano en que un grupo numerosos de jinetes asoma poco a poco en lo alto de una colina. Por su parte, Kurosawa era un rendido admirador de John Ford, algo que se puede apreciar en este film. Del cineasta estadounidense dijo que era alguien al que le gustaría parecerse, a medida que se hacía mayor.

9/10
Vivir

1952 | Ikiru

Una de las obras maestras de Akira Kurosawa. Cuenta el replanteamiento vital que tiene un funcionario de vida gris, cuando descubre que le quedan pocos meses de vida, debido a una grave enfermedad. Tal situación le hace preguntarse acerca de la importancia de las cosas, y le conduce a tomarse en serio un proyecto que habían presentado al organismo en que trabaja, y al que no había prestado la menor atención, con su habitual actitud cansina. El maestro nipón plantea así una hermosa meditación sobre la muerte, acerca de la cual él mismo comentó: "A veces pienso en mi muerte... y pienso cómo podré resistir el respirar hasta el último aliento. Viviendo una vida así, ¿cómo podré abandonarla? Siento que me queda tanto por hacer... Siento que he vivido tan poco. Entonces me quedo pensativo, pero no triste. De este sentimiento nació Vivir.

9/10
Rashomon

1950 | Rashomon

León de Oro en Venecia, este film dio a conocer a Akira Kurosawa (Los siete samuráis, Ran) en Occidente. Un samurái y su esposa son asaltados por un bandido; ella es violada y él asesinado; tales hechos son narrados desde el punto de vista de distintos personajes, con variaciones esenciales que afectan a la verdad de lo ocurrido. El film, al hablar de lo arduo que es alcanzar la verdad, responde a lo que, según Kurosawa, es nexo común de su cine: “El único tema, en el que pienso puede resumirse, es en esta pregunta: ¿por qué los hombres no son capaces de ser más felices juntos?”. Obra maestra indiscutible del genial director japonés.

9/10

Últimos tráilers y vídeos