IMG-LOGO

Lista de cine

Las mejores películas del cine coreano

No hay duda. El cine hecho en Corea está de moda. "Parásitos" ha hecho el milagro, al ganar 4 Oscar, incluido el de mejor película. Como casi nadie ha visto mucho cine coreano, nos parece oportuno ofrecerte esta lista con las mejores películas coreanas.

De todos modos, si echas en falta alguna joyita, no dejes de avisarnos escribiendo a decine21@decine21.com

Las mejores películas del cine coreano
(2019) | 132 min. | Drama Tráiler
La familia Kim, el matrimonio y dos hijos, malvive en un semisótano de condiciones insalubres. Ninguno tiene trabajo fijo, pero son especialistas en supervivencia y picaresca, desde conseguir wifi gratis a ganarse algo de dinero reciclando envases de cartón para pizzas. Un día asoma a sus puertas una gran oportunidad. Un amigo de Ki-taek le ofrece ser su sustituto en las clases de inglés de una adolescente, la hija mayor de una familia rica, los Park. Poco a poco los miembros del clan consiguen empleo en casa de los Park, sin que éstos conozcan sus lazos de parentesco. La película de tono tragicómico con la que el coreano Bong Joon-ho se ha hecho acreedor de la Palma de Oro en Cannes. Estamos ante un cineasta imaginativo e inclasificable, que se apropia de las reglas de géneros como el policíaco (Memories of Murder) y el fantástico (The Host, Snowpiercer), y que en Okja orquestó una sorprendente sátira social. Un planteamiento que vuelve a asomar en Parásitos, que se diría el reverso cómico y guiñolesco de la ganadora en Cannes el año anterior, la japonesa de intenciones más realistas Un asunto de familia. Coescrita con Han Jin Won, funciona como un tiro, con un ritmo endiablado. Nunca se produce el temido estancamiento, pues cuando Joon-ho parece que ha repartido todas sus cartas, logra sorprender con varios requiebros inesperados. Quizá el clímax resulte excesivo, pero se nota que pese a todo el director se contiene, y sabe entregar un buen final con doble capa. Funciona muy bien la crítica a las clases adineradas, que viven en su particular nube de preocupaciones artificiales, ajenas al mundo real, siendo por ello fácilmente engatusables. Pero tampoco faltan los reproches a quienes no disponen de recursos, pero que los ambicionan en tal medida que son verdaderos parásitos, no tan diferentes de aquellos a quienes envidian y de los que desean aprovecharse en perfecta simbiosis, incluso imitándolos en sus hábitos en lo que les resulta posible, no resulta fácil distinguir quiénes son los parásitos, unos y otros a su modo lo son. De modo que sí, los ricos pueden resultar ridículos, pero los pobres también, porque se mueven por las mismas pulsiones. Además, en una sociedad como la actual, en que nos gusta tener las coas bajo control, se apunta a la idea de la imposible pretensión de tenerlo planificado y previsto todo, hay que admitir el planteamiento de vivir al día, sin agobiarse por lo que traerá el mañana. Todos los actores están muy bien, incluido por supuesto Song Kang-ho, un habitual en el cine de Joon-ho.
8/10
(2017) | 137 min. | Histórico | Acción | Drama Tráiler
Vibrante película coreana, la más taquillera en su país en 2017, basada en hechos reales. Describe la represión de las autoridades del país en la ciudad de Gwangju el 18 de mayo de 1980 y días sucesivos, cuando se reclamaba libertad y democracia ante el régimen impuesto tras un golpe militar. Las protestas de los estudiantes de la universidad de Chonnam se saldaron con más de 600 muertos. La película describe los esfuerzos de Jürgen Hinzpeter, reportero alemán de la televisión pública, por documentar los hechos que se ocultaban a la opinión pública. Para ello debe viajar en taxi a Gwangju, pero el avispado y pillo Kim, taxista privado comido por las deudas, viudo y con una hijita, birla la carrera a un colega, y se apresta a llevar a Hinzpeter a su destino, sin tener ni idea del avispero de violencia en que se ha convertido. Ver lo que allí ocurre despertará su conciencia social, no puede permanecer indiferente a lo que sucede antes sus ojos. Jang Hun narra con talento y dinamismo, y además se las compone para mantener un inesperado tono humorístico en la primera media hora de película, cuando conocemos a Kim y sus problemas financieros. Además se juega bien con la diferencia idiomática, el alemán Hintzpteter debe hablar inglés, que Kim apenas chapurrea, frente a otros compatriotas que sólo hablan coreano, más la mediación de un estudiante que sí se puede expresar en la lengua de Shakespeare. La descripción de los hechos históricos muestra la violencia ejercida contra civiles indefensos, y permite vistosas escenas de masas en torno a la represión, además de abundantes persecuciones, y logradas escenas de acción en torno a los taxistas, que acaban formando una piña a la hora de actuar como ciudadadanos responsables de lo que pasa en su país. No faltan además escenas de tensión, por ejemplo en los controles, y momentos de distensión que se agradecen, como la noche familiar en un colmado. Los actores están muy bien, aunque por supuesto que destacan Song Kang-ho, magnífico en su papel de taxista, y Thomas Kretschmann, como avezado periodista que evoluciona en su consideración acerca de Kim. La película invita a pensar en la amistad y el espíritu de sacrificio, la libertad y el conocimiento de la verdad frente a la manipulación. En tal sentido el Kim ignorante al principio puede hacernos pensar en títulos como Lo que queda del día, donde el mayordomo protagonista prefería no pensar en las implicaciones morales que conllevaba el servicio a su patrón.
7/10
(2017) | 139 min. | Acción | Fantástico | Drama
El bombero Kim Ja-hong muere salvando a una niña en un aparatoso incendio. Acuden al encuentro de su alma tres guardianes, que le informan de que ha sido un ejemplo de virtud, pero aún así deberá enfrentarse como es habitual en siete juicios, que tendrán lugar en los diferentes niveles del infierno, por si hubiera cometido algún asesinato, hubiese mentido, etc. Si resulta absuelto de todas las causas, podrá reencarnarse. Pero su hermano ha fallecido también en circunstancias escabrosas, y se ha convertido en un espíritu vengativo, lo que puede suponer un problema. El realizador Kim Yong-hwa, arrasa en Corea con títulos como 200 Pounds Beauty, un musical romántico. Ahora ha vuelto a reventar las taquillas con una adaptación del cómic homónimo, diseñado para internet por Ju Ho-min. Los actores pueden resultar un poco exagerados en su registro cómico –sobre todo en el caso de Oh Dal-su y Lim Won-hee, los dos fiscales–, y el metraje se hace un poco largo, ya que aparecen las siete pruebas, una tras otra. Sin embargo, esta revisión budista del cine de Frank Capra sorprende a nivel técnico, pues aunque abusa de los escenarios creados por ordenador tiene secuencias de altura, sobre todo el arranque. Además, cae simpática, con golpes de humor que funcionan y un par de curiosas alusiones al cine de Hollywood. Pero también logra emocionar, por su reivindicación del sacrificio a favor de la familia.
6/10
(2015) | 140 min. | Histórico | Bélico | Thriller | Drama
En 1933 Corea del sur está en manos de los japoneses. El ejército clandestino coreano se halla en Manchuria y dos hombres y una mujer serán elegidos por el gobierno secreto coreano para matar a tres importantes objetivos. Con ese fin marcharán sobre Seúl. Entretenida y larga película coreana ambientada en la época en que los coreanos luchaban por la independencia de su país. Por la trama –a veces difícil de seguir por el espectador occidental, debido a los nombres coreanos de los personajes– circulan todo tipo de personas: militares, policías, asesinos a sueldo, espías, miembros de la resistencia, etc. Hay sorpresas en la trama y momentos de acción llevados con ritmo coreográfico al estilo oriental, con ese cénit en la escena de la boda, pero también se regalan delicados escenas de camaradería y humor, además de una arriesgada subtrama de amor que funciona por su delicadeza. Los personajes, bien escritos, acaban cuajando y el resultado final, aunque algo extenso en metraje, merece la pena.
6/10
(2018) | 148 min. | Thriller | Drama Tráiler
Jongsu es un aspirante a escritor, hijo de hogar roto, que se gana la vida como puede, y que ahora debe encajar que su padre, granjero, se enfrenta a una posible condena carcelaria por agredir a una persona. Trabajando en la calle le aborda la pizpireta y bella Haemi, que dice conocerlo de cuando eran niños, y que se lo liga y acuesta con él. Luego le dice que va a hacer un viaje a África, y le pide que cuide durante su ausencia en su minúsculo apartamento a su esquiva gata Caldera, a la que nunca ve. Cuando ilusionado acude al aeropuerto por su regreso, se encuentra con que vuelve acompañada por Ben, un tipo rico y sin ocupación conocida que le recuerda al Gran Gatsby, el famoso personaje literario creado por Francis Scott Fitzgerald. Notable película existencialista coreana de Lee Chang-dong, adaptación de un relato de Haruki Murakami, ganó el premio de la Fipresci en el Festival de Cannes. Como sugiere Haemi en una de sus conversaciones, trata del hambre en una segunda acepción, el hambre pequeño se refiere a la necesidad de alimento, mientras que el gran hambre sería el existencial, de sentido, el anhelo de llenar el devenir cotidiano de auténtico contenido. Porque el film, centrado en tres personajes, rodeados de otros periféricos, nos habla del desarraigo, y del intento de cada uno por sentirse vivo. Jongsu conoce la decepción de un padre de carácter explosivo, y de una madre que le abandonó, y con el vago deseo de escribir, y su enamoramiento de Haemi, aspira al amor, aunque también con sucedáneos, lo que incluye sus fantasías sexuales, y los celos inconfesados hacia Ben. Haemi desea ser actriz, está ávida de experiencias, pero se ata al momento, y desconoce lo que es la sinceridad y la lealtad, o al menos, eso parece. Finalmente Ben se caracteriza por la indolencia de alguien a quien no faltan el dinero o las oportunidades, siempre tiene compañía, y la afición perversa que confiesa a Jongsu a quemar invernaderos podría ocultar otros secretos de calado inmoral mayor. Chang-dong tiene el mérito de crear tensión dramática e intriga acerca de las intenciones de los personajes, beneficiado por un reparto de tres grandes actores, Yoo Ah-in, Steven Yeun y Jeon Jong-seo, que se han hecho perfectamente con sus personajes.
7/10
(2003) | 127 min. | Thriller
Una mujer aparece asesinada en Corea del Sur. No será la única. Dos meses después, el descubrimiento de cuerpos similares hace sospechar que el culpable es un asesino en serie. Tres detectives inician las pesquisas para capturarle, al estilo “C.S.I” en versión chapucera por falta de medios. A partir de una historia real, que conmocionó a Corea en 1986, Bong Joon-ho mezcla intriga, humor, drama y sobre todo, crítica política y análisis sociológico de su país, con un thriller un tanto atípico pero bastante logrado. Ganó la Concha de Plata al mejor director en el Festival de San Sebastián.
6/10
(2000) | 118 min. | Acción
En la China del siglo XIV, dominada por los mongoles, Jinha, hijo de un inmigrante, se enamora de Sullie, la hija ilegítima de un comandante mongol. Tras ser separados por el padre de ella, Jinha consigue encontrarla, pero ella está prometida con el líder guerrero Junkwang. Ambos jóvenes escapan, pero los hombres de Junkwang les encuentran y les tienden una emboscada. Al ser herido por varias flechas, Jinha muere, pero al poco tiempo es resucitado por arte de magia. A partir de ese momento, ejerce como mercenario mientras prepara su venganza. Producción de Corea del Sur que combina una historia dramática con espectaculares secuencias de acción irreal y fantástica, al estilo que marcó Tigre y dragón. Se basa en los cómics homónimos de Kim Hye-rin que al parecer fueron un gran éxito en el país asiático en los años 80.
6/10
(2008) | 130 min. | Drama
Song-Hoon es un gángster de segunda división, muy aficionado a la violencia, y tremendamente silencioso. Contribuyó a forjar su difícil carácter la odiosa figura de su padre, que mató a su madre e hirió de gravedad a una hermana. Con tal panorama, puede que el amor llame a su puerta con la cara de Han, una jovencita que también sabe lo que es la violencia doméstica. Interesante film coreano, que supone el debut en la dirección del actor Yang Ik-Joon. Abunda la desmesurada violencia, pero indaga en la humanidad de sus personajes.
6/10
(2017) | 121 min. | Policiaco | Acción
En el barrio coreano de Garibong, en Seúl, se dan cita varias bandas mafiosas chino-coreanas que están sembrando de violencia y rivalidad la zona. La sangre empieza a brotar de modo especial cuando aparece una nueva banda liderada por el Jang Chen, que siembra el caos con hachas y cuchillos. Unos pocos policías liderados por el inspector Seok-do intentarán poner orden. Cine policiaco coreano que narra una violenta historia inspirada en los hechos reales aceecidos en 2004 en Seúl, cuando decenas de mafiosos fueron detenidos en una exitosa operación policial. El director se toma su tiempo en contar la historia, hasta que el espectador se hace cargo de la rivalidad entre las bandas, con sus diferentes jefes, y el estupor que causa en la comunidad la llegada de los nuevos mafiosos chinos, y las muertes que eso conlleva. Sin duda lo mejor del film es el retrato que se hace del policía protagonista (Ma Dong-seok), un tipo corpulento y de lo más singular, tranquilo y paciente, pero con una personalidad fuerte y capaz de tumbar a cualquiera con una bofetada con la mano abierta. Ciudad sin ley contiene escenas bastante violentas pero el director escoge casi siempre el fuera de campo para no resultar excesivamente desagradable. De todas maneras, el explícito enfrentamiento final en los baños del aeropuerto es sensacional.
6/10
(2001) | 117 min. | Drama
Corea, años 70. Una población rural, cercana a una base militar estadounidense. La cámara de Kim Ki-Duk centra su atención en varios personajes desarraigados: una mujer madura, a la que siempre devuelven sus cartas a Estados Unidos sin abrir, y su hijo veinteañero, nacido de su relación con un soldado afroamericano, acomplejado por el color de su piel, y que propina increíbles palizas a su madre; el compañero del hijo en el negocio de capturar perros callejeros para vender su carne; unos gamberretes; una bella joven, con un ojo sin vista, y un tímido chico, fascinado por ella y a quien espía; un soldado yanqui, que se ofrece a gestionar la operación del ojo que necesita la chica... La habilidad del cineasta coreano para contar sus historias es indudable. Su trabajo tiene una cualidad hipnótica, gracias a la cual la historia más extraña y ajena al espectador acaba despertando, inesperadamente, su interés. Ello a pesar de la atmósfera malsana, de perversión y violencia, típica de su cine, y que no está ausente en este film. Así ocurre con el apaleamiento de perros, los juegos sexuales de la chica con su perro, la violencia con la madre, o todo lo que tiene que ver con los ojos de algunos personajes. Impregna la narración un tono fatalista, donde la felicidad parece inalcanzable, y donde los instintos primarios prevalecen sobre lo que es justo o bueno.
6/10
(2005) | 88 min. | Romántico | Drama
Sencillo cuento oriental, del coreano Kim Ki-duk. Describe la vida en común de un anciano barquero, que alquila su embarcación a pescadores, con una jovencita a la que ha criado desde niña, y a la que rescató de una muerte segura. No hallando a sus padres, la ilusión de él es que se casen cuando ella sea mayor de edad. La chica, inocente y pura, despierta la lascivia de algunos usuarios de la barca; pero cualquier maniobra en ese sentido es detenida por el barquero, excelente arquero, con sus flechas. Pero el plan de boda peligra a partir del día en que un joven llega a la barca, y se enamora de la chica. Entre la amargura de los celos, y la ilusión de estar con alguien de su edad, asoma la disposición de anciano y muchacha por sacrificarse. Así, la trama se encamina a una resolución simbólica e inesperada. Es de esos filmes delicados, en que sobran las palabras, porque se confía todo a una plástica belleza.
7/10
(2010) | 125 min. | Acción | Western
Sorprendente y dinámica película coreana, todo un homenaje al cine de Sergio Leone y más específicamente a uno de sus títulos emblemáticos, el spaghetti-western El bueno, el feo y el malo. La trama transcurre en los años del imperialismo japonés, con una Corea ocupada e intentos expansionistas en China y Rusia. En tal marco tres buscavidas muy diferentes –un cazarrecompensas, un ladrón y un auténtico asesino– se enteran de la existencia del mapa del tesoro perdido de una de las más importantes dinastías chinas. Dar con dicho tesoro es algo muy apetitoso. Más allá de la trama elemental, una excusa argumental como otra cualquiera, lo que llama la atención del film de Kim Ji-woon es lo bien rodado que está. Se trata de un auténtico western a la coreana, con momentos operísticos, movimientos bruscos de cámara y zooms enfáticos, junto a diálogos engolados y asumidamente pretenciosos y villanos con corazón de hielo, todo lo que requiere el estilo buscado. Las escenas que implican a los distintos ejércitos en conflicto permiten que seamos testigos de maravillosas cabalgadas, como la del bueno yendo en dirección contraria a todo un pelotón de jinetes soldados.
6/10
(2010) | 119 min. | Acción | Drama | Thriller
Tae-shik regenta una tienda de empeños en el bajo de un edificio. Hombre solitario y sin pasado, sólo mantiene cierta amistad con la pequeña So-mi, una vecina a la que su madre, de vida turbia, presta poca atención. Bailarina en un garito nocturno, tiene la mala idea de robar un paquete de droga y ocultarlo en la funda de una cámara que empeña en el establecimiento de Tae-shik. Así que cuando gángsteres y policía se ponen en marcha, Tae-shik se ve enredado a su pesar en una operación de lucha contra el narcotráfico. Su pericia para el combate hace preguntarse a todos quién es este misterioso personaje del que no hay registro oficial. Mientras, Tae-shik se empeña con todas sus fuerzas en rescatar a la secuestrada So-mi. El hombre sin pasado es una magnífica muestra de cine coreano, de ritmo trepidante y escenas de acción perfectamente coreografiadas; eso sí, no hay demasiada contención en los pasajes violentos, bastante gráficos. El director Lee Jeong-Beom entrega una historia que, en parte, recuerda a El profesional (León) de Luc Besson, por la especial relación que se establece entre un tipo duro, cuyo corazón parece haber cristalizado en piedra, y una niña encantadora pero con hábitos de ladrona; a ella le han marcado cuestiones como su mote de “Basura”, porque cuando su madre supo que estaba embarazada dio una patada a un cubo de basura. La decisión de él de no crear lazos afectivos con nadie, por un hecho traumático del pasado que se desvela en su momento, dará un vuelco cuando la vida de So-mi está en peligro. El trabajo de los dos actores principales, Won Bin y la niña Kim Sae-ron, es magnífico. El gran mérito del cineasta coreano es la sabia combinación de acción y drama, intriga sorprendente y personajes sólidos, todo ello con una factura moderna, que conecta muy bien con el cine Hong Kong estilo John Woo o Johnnie To. La trama de El hombre sin pasado está además sembrada de cuestiones actuales como el tráfico de órganos, la explotación de menores, y en general toda la podredumbre del mundo criminal, que junto a la idea de la soledad en la sociedad contemporánea, dan que pensar.
7/10
(2012) | 89 min. | Drama Tráiler
Singular película de variaciones sobre el mismo tema, a partir de la idea de una joven estudiante de cine que escribe una historia para rodar un corto. De modo que, sin que sepamos distinguir a ciencia cierta si lo que vemos es realidad o ficción, por el indudable verismo de las imágenes, somos testigos tres veces de la llegada a la casa de huéspedes que regenta la madre de la protagonista, de una mujer europea, Anne. En un caso es una famosa directora de cine, en busca de localizaciones. Y en los otros dos hay un adulterio de por medio, en el primer caso de ella, que engaña a su marido con un coreano, en el otro ella se divorció porque el esposo se fue con otra, una coreana. La habilidad del coreano Hong Sangsoo con En otro país, en lo que se diría ejercicio de estilo a lo de Lars Von Trier y Jørgen Leth en Cinco condiciones, es dibujar con unos sencillos mimbres unos personajes parecidos, pero que en cada caso tienen matices, y sirven para mostrar distintos rostros del dolor y del amor con aquello que decidimos y logramos, a veces con suave dramatismo, otras veces con suave humor. La actriz francesa Isabelle Huppert es la europea de la película, a la que dan buena réplica los actores autóctonos, como Yu Junsang, que compone bien al atolondrado socorrista.
6/10
(2017) | 108 min. | Thriller | Drama
Enrevesada película de aires a lo Alfred Hitchcock, al recurrir en la trama a la amnesia y a la “luz de gas” para confundir; además la banda sonora con sonidos de cuerda chirriantes, hace pensar en Psicosis. Arranca con una familia, el matrimonio y dos hijos adultos, que se mudan de casa. Los dos hermanos, Jin-seok y Yu-seok, están muy unidos, pero una noche lluviosa el segundo es secuestrado, y cuando reaparece 19 días después, sano y salvo pero sin memoria, algo ha cambiado. Jin-seok, que toma ansiolíticos, no parece distinguir muy bien el estado de vigilia de los sueños, algo que se ve acentuado por los extraños ruidos que se oyen en la nueva casa, al parecer procedentes de una habitación a la que el antiguo dueño pidió que no accedieran, se supone que ahí guarda cosas suyas. Jang Hang-jun, director y guionista, rueda con estilo, aunque los cambios temporales y las misteriosas actitudes de los personajes, pueden despistar al espectador que no esté atento. La cinta contiene unas cuantas escenas de acción logradas, y elementos dramáticos inesperados, con giros sorprendentes, aunque también algo deprimentes por su fatalismo.
6/10
(2011) | 122 min. | Histórico | Acción
El arquero Nam-yi, que vive retirado en la selva, regresará a su ciudad cuando las tropas imperiales chinas atacan Corea. Comprobará entonces que los manchúes han retenido esclavizada a su hermana. Entonces usará todas su habilidades para enfrentarse a la Dinastia Qing. Film de acción que se inspira en algunos hechos históricos de Corea. El resultado visual contiene secuencias espectaculares (especialemnte en lo referente al vuelo de las flechas) y la historia más o menos entretiene gracias a sus dosis de heroísmo y acción.
6/10
(2004) | 88 min. | Drama
Tae-suk, joven motorista, vive introduciéndose en casas vacías, normalmente porque los dueños están de vacaciones. Un día, se equivoca y entra en una residencia en cuyo interior hay una mujer maltratada por su marido, que decide huir con el recién llegado. El prolífico coreano Kim Ki-Duk obtuvo el León de Plata al mejor director en Venecia 2004, con esta cinta de argumento mínimo, pero visualmente muy imaginativa. No en vano, está narrada casi sin palabras, pues los protagonistas no dicen nada, sólo hablan los demás. El título hace referencia al palo de golf que menos se usa, probablemente como las casas invadidas por el personaje.
6/10
(2000) | 110 min. | Thriller
Los cadáveres de dos soldados norcoreanos son encontrados en el “Area de seguridad” de la frontera entre las dos Coreas, lo que favorece la suposición de que han sido asesinados por un soldado surcoreano. Pero cada país acusa al otro de lanzar el ataque. Para investigar los hechos llega hasta allí un oficial del departamento de investigación militar suizo, que es de origen coreano. Y pronto el caso se convierte en un misterio, ya que los cuerpos tienen 16 balas y el supuesto culpable sólo ha podido disparar 15 de ellas... El director de Oldboy ofrece una entretenida muestra de cine de acción e intriga militar, que juega eficazmente con la tensa situación real existente entre las dos Coreas. Destaca el actor Song Kang-ho, al que vimos en Memories of Murder.
6/10
(2005) | 119 min. | Drama | Histórico | Thriller
Principios del siglo XVI, durante la dinastía Chosun. Dos juglares callejeros, Gong-gil y Jang-saeng, son detenidos por representar una obra en la que satirizan al rey y su corte. Ambos serán llevados al palacio con la amenaza de una ejecución pendiente sobre sus cabezas. Su única posibilidad de salir indemnes es el desafío de hacer reír al rey con sus chanzas. Adaptación de una obra teatral de Kim Tae-woong, Lee Jun-ik sabe mantener el suspense acerca de si los dos protagonistas lograrán salvar el pescuezo.
6/10
(1993) | 112 min. | Drama | Musical
Años 50 en Corea. Dong-ho anda en busca de unas hierbas medicinales para curar a su hijo enfermo, pero en realidad trata de encontrar a Song-hwa, la mujer con la que creció. Ambos compartían la orfandad, y fueron criados por Yu-bong, maestro de las canciones populares pansori, que sirven para expresar el dolor. El maestro enseñó a sus pupilos este arte, explicando que requería dedicación completa y exclusiva. Exótico film del coreano Im Kwon-taek, entrega una verdadera tragedia, donde es fundamental la música como forma de comunicar los sentimientos que embargan a los protagonista.
6/10