IMG-LOGO

Biografía

Song Kang-ho

Song Kang-ho

53 años

Song Kang-ho

Nació el 17 de Enero de 1967 en KyungNam, Corea del Sur
Filmografía
Parásitos

2019 | Parasite / Gisaengchung

La familia Kim, el matrimonio y dos hijos, malvive en un semisótano de condiciones insalubres. Ninguno tiene trabajo fijo, pero son especialistas en supervivencia y picaresca, desde conseguir wifi gratis a ganarse algo de dinero reciclando envases de cartón para pizzas. Un día asoma a sus puertas una gran oportunidad. Un amigo de Ki-taek le ofrece ser su sustituto en las clases de inglés de una adolescente, la hija mayor de una familia rica, los Park. Poco a poco los miembros del clan consiguen empleo en casa de los Park, sin que éstos conozcan sus lazos de parentesco. La película de tono tragicómico con la que el coreano Bong Joon-ho se ha hecho acreedor de la Palma de Oro en Cannes. Estamos ante un cineasta imaginativo e inclasificable, que se apropia de las reglas de géneros como el policíaco (Memories of Murder) y el fantástico (The Host, Snowpiercer), y que en Okja orquestó una sorprendente sátira social. Un planteamiento que vuelve a asomar en Parásitos, que se diría el reverso cómico y guiñolesco de la ganadora en Cannes el año anterior, la japonesa de intenciones más realistas Un asunto de familia. Coescrita con Han Jin Won, funciona como un tiro, con un ritmo endiablado. Nunca se produce el temido estancamiento, pues cuando Joon-ho parece que ha repartido todas sus cartas, logra sorprender con varios requiebros inesperados. Quizá el clímax resulte excesivo, pero se nota que pese a todo el director se contiene, y sabe entregar un buen final con doble capa. Funciona muy bien la crítica a las clases adineradas, que viven en su particular nube de preocupaciones artificiales, ajenas al mundo real, siendo por ello fácilmente engatusables. Pero tampoco faltan los reproches a quienes no disponen de recursos, pero que los ambicionan en tal medida que son verdaderos parásitos, no tan diferentes de aquellos a quienes envidian y de los que desean aprovecharse en perfecta simbiosis, incluso imitándolos en sus hábitos en lo que les resulta posible, no resulta fácil distinguir quiénes son los parásitos, unos y otros a su modo lo son. De modo que sí, los ricos pueden resultar ridículos, pero los pobres también, porque se mueven por las mismas pulsiones. Además, en una sociedad como la actual, en que nos gusta tener las coas bajo control, se apunta a la idea de la imposible pretensión de tenerlo planificado y previsto todo, hay que admitir el planteamiento de vivir al día, sin agobiarse por lo que traerá el mañana. Todos los actores están muy bien, incluido por supuesto Song Kang-ho, un habitual en el cine de Joon-ho.

8/10
A Taxi Driver. Los héroes de Gwangju

2017 | Taeksi Woonjunsa

Vibrante película coreana, la más taquillera en su país en 2017, basada en hechos reales. Describe la represión de las autoridades del país en la ciudad de Gwangju el 18 de mayo de 1980 y días sucesivos, cuando se reclamaba libertad y democracia ante el régimen impuesto tras un golpe militar. Las protestas de los estudiantes de la universidad de Chonnam se saldaron con más de 600 muertos. La película describe los esfuerzos de Jürgen Hinzpeter, reportero alemán de la televisión pública, por documentar los hechos que se ocultaban a la opinión pública. Para ello debe viajar en taxi a Gwangju, pero el avispado y pillo Kim, taxista privado comido por las deudas, viudo y con una hijita, birla la carrera a un colega, y se apresta a llevar a Hinzpeter a su destino, sin tener ni idea del avispero de violencia en que se ha convertido. Ver lo que allí ocurre despertará su conciencia social, no puede permanecer indiferente a lo que sucede antes sus ojos. Jang Hun narra con talento y dinamismo, y además se las compone para mantener un inesperado tono humorístico en la primera media hora de película, cuando conocemos a Kim y sus problemas financieros. Además se juega bien con la diferencia idiomática, el alemán Hintzpteter debe hablar inglés, que Kim apenas chapurrea, frente a otros compatriotas que sólo hablan coreano, más la mediación de un estudiante que sí se puede expresar en la lengua de Shakespeare. La descripción de los hechos históricos muestra la violencia ejercida contra civiles indefensos, y permite vistosas escenas de masas en torno a la represión, además de abundantes persecuciones, y logradas escenas de acción en torno a los taxistas, que acaban formando una piña a la hora de actuar como ciudadadanos responsables de lo que pasa en su país. No faltan además escenas de tensión, por ejemplo en los controles, y momentos de distensión que se agradecen, como la noche familiar en un colmado. Los actores están muy bien, aunque por supuesto que destacan Song Kang-ho, magnífico en su papel de taxista, y Thomas Kretschmann, como avezado periodista que evoluciona en su consideración acerca de Kim. La película invita a pensar en la amistad y el espíritu de sacrificio, la libertad y el conocimiento de la verdad frente a la manipulación. En tal sentido el Kim ignorante al principio puede hacernos pensar en títulos como Lo que queda del día, donde el mayordomo protagonista prefería no pensar en las implicaciones morales que conllevaba el servicio a su patrón.

7/10
El imperio de las sombras

2016 | The Age of Shadows

Finales de los años 20, Corea durante la ocupación japonesa. Juego de espías entre un grupo de la resistencia que intenta traer explosivos desde Shanghái para destruir la base de Seúl y los japoneses que intentan detenerlos. Un policía coreano al servicio de los japoneses se ve en el dilema de elegir entre su deber y el apoyo a una causa mayor.

Snowpiercer (Rompenieves)

2013 | Snowpiercer

El mundo camina hacia el desastre. Un intento por evitar el calentamiento global ha convertido la Tierra en un planeta congelado. 17 años han pasado desde entonces, y los únicos supervivientes ocupan un tren que nunca se detiene y recorre el mundo entero, una especie de apocalíptico "arca de Noé". Y en el interior impera un tiránico sistema clasista, donde la chusma ocupa el furgón de cola, comiendo verdadera porquería, mientras que los vagones de delante los ocupa la clase dirigente, y los niños que constituyen el futuro de la humanidad. El injusto estado de cosas podría romperse si Curtis decide asumir al fin el liderazgo de una revolución contra el tirano Wilson, el dueño del tren. Pero la hora de la rebelión se diría que nunca acaba de llegar. Primera película en inglés del coreano Bong Joon-ho, director y guionista, que se inscribe en la moda contemporánea del cine con tintes apocalípticos al que él mismo no es ajeno, como demostró en The Host, sobre una criatura nacida de la contaminación radioactiva. El cineasta de ojos rasgados entrega una película dinámica, atravesada del humor bizarro que es su personal marca de fábrica, que a veces puede chocar a la mentalidad occidental. Resulta divertida Tilda Swinton en su papel de excéntrica y cobarde ministra de Wilson, y también hace acto de presencia Song Kang-ho, uno de sus actores habituales, eficaz en su laconismo. El film peca de reiterativo, y los personajes resultan algo esquemáticos, pero al menos Joon-ho se las arregla para que muera quien le parezca, no se ata a las convenciones a la hora de "decidir" quien debe sobrevivir en el mundo congelado para conceder una nueva oportunidad a la humanidad. Las escenas de acción están bien rodadas, los espacios claustrofóbicos bien aprovechados, y los distintos "universos" del tren conceden algo de variedad. La escena final tiene su encanto y concede al espectador espacio para la esperanza.

5/10
El bueno, el malo y el raro

2010 | Joheunnom nabbeunnom isanghannom

Sorprendente y dinámica película coreana, todo un homenaje al cine de Sergio Leone y más específicamente a uno de sus títulos emblemáticos, el spaghetti-western El bueno, el feo y el malo. La trama transcurre en los años del imperialismo japonés, con una Corea ocupada e intentos expansionistas en China y Rusia. En tal marco tres buscavidas muy diferentes –un cazarrecompensas, un ladrón y un auténtico asesino– se enteran de la existencia del mapa del tesoro perdido de una de las más importantes dinastías chinas. Dar con dicho tesoro es algo muy apetitoso. Más allá de la trama elemental, una excusa argumental como otra cualquiera, lo que llama la atención del film de Kim Ji-woon es lo bien rodado que está. Se trata de un auténtico western a la coreana, con momentos operísticos, movimientos bruscos de cámara y zooms enfáticos, junto a diálogos engolados y asumidamente pretenciosos y villanos con corazón de hielo, todo lo que requiere el estilo buscado. Las escenas que implican a los distintos ejércitos en conflicto permiten que seamos testigos de maravillosas cabalgadas, como la del bueno yendo en dirección contraria a todo un pelotón de jinetes soldados.

6/10
Thirst

2009 | Bakjwi

Malsana película vampírica a cargo del coreano Park Chan-wook. Sigue al padre Sang-hyeon, un sacerdote que realiza su tarea pastoral en un hospital, y que impotente ante el misterio de la enfermedad y de la muerte, se ofrece como voluntario en una misión, un laboratorio donde le inoculan un virus sobre el que están investigando. El resultado es que adquiere poderes extraordinarios, incluido el de curación, pero también sed de sangre y sexo. Park Chan-wook es un cineasta con personalidad, capaz de ofrecer imágenes potentes, como las de ese final que recuerda al título de una película, "quemado por el sol". Pero su historia es rarita y retorcida, con una visión del catolicismo bastante estrecha y folclórica, y en la que se abusa hasta el extremo del morbo sexual.

3/10
The Show Must Go On

2007 | Uahan segye

Parodia del cine gangsteril, aunque en su último tramo el film adopta tonos más sombríos, casi dramáticos. Sigue al alcohólico gángster Kang, líder de Los Perros, que llega tarde a una cita con su banda, que acaba de secuestrar a un contratista inmobiliario, al que son incapaces de persuadir para que les ayude en su proyecto de contrucción de apartamentos. Protagoniza la cinta Song Kang-ho, que se hizo todo un nombre con The Host, y que aquí se mueve a sus anchas con su alocado personaje. Dirige el coreano Han Jae-rim, ampliamente acostumbrado a mezclar géneros en sus filmes.

5/10
Secret Sunshine

2007 | Milyang

Drama coreano un poquito deprimente, avalado por varios premios internacionales. Shin-ae es una viuda joven, madre de un niño llamado Jun. Tras la muerte de su marido en un trágico accidente, Shin-ae decide mudarse a vivir desde Seúl hasta Miryang, el pueblo donde nació su marido. Allí no conoce a nadie, por lo que tendrá que empezar de cero, pero tiene la ilusión de prosperar dando clases de piano. Sin embargo, otra tragedia golpeará de nuevo su vida y le será muy difícil salir adelante. La película se desarrolla con naturalidad, y la historia se va desplegando ágilmente. Y quizá ese modo de plasmar el guión sea lo mejor del film, y no tanto lo que se cuenta. Porque, aunque no se hace pesada, la historia, traumática a todas luces, se recrea casi únicamente en el dolor de una madre y en la incapacidad de salir del oscuro remolino de tristeza en que está atrapada. Y en general acaba resultando poco atractiva. Hay una luz que se enciende cuando llega la fe en Dios, pero –dice el film– el perdón es arduo, tan difícil que en realidad es algo inalcanzable para el ser humano. En este sentido la película recrea durante gran parte del metraje el modo coreano de vivir la fe cristiana (una realidad cada vez más extendida en aquel país), que si bien supone un loable acercamiento a la idiosincrasia espiritual coreana, también puede resultar un poquito extremo y repelente al espectador no oriental. O quizá sea sólo cuestión de gustos o de cultura. El reparto es posiblemente lo mejor del film, especialmente la angustiada interpretación de la protagonista, Jeon Do-yeon, cuyo trabajo le valió el premio a la mejor interpretación femenina en Cannes. Está acompañada por Song Kang-ho (Memories of Murder, The Host), un extraordinario actor que encarna al único personaje optimista, con un amor paciente y desinteresado.

4/10
The Host

2006 | Gwoemul

El nuevo trabajo del cineasta coreano Bong Joon-ho se esperaba como agua de mayo, tras el buen sabor de boca que dejó con Memories of Murder, su segunda película, un thriller clásico sobre la búsqueda del primer asesino en serie de Corea, que tuvo mucho que ver en la explosión que vive actualmente el cine de su país, cada vez mejor valorado a nivel internacional. Joon-ho no defrauda, aunque esta vez cambia de género, con una película de monstruo gigante que sigue la tradición de King Kong y las gigantescas criaturas de aquellas encantadoras películas japonesas de serie B, como Japón bajo el terror del monstruo, con el irrepetible Godzilla. Curiosamente, esta película es uno de los más sinceros alegatos en defensa de la unidad familiar que ha dado el cine reciente. De hecho, pocas películas fantásticas o de terror están protagonizadas por una familia como los Park, bastante excéntricos, y que tienen sus más y sus menos, pero que en el fondo se adoran. Gang-du Park es un holgazán, que regenta el negocio familiar, un puesto de chucherías cercano a la orilla del río Han, en Seúl. Alrededor del chiringuito, se forma una algarabía, una tarde en la que los paseantes descubren una extraña figura que cuelga de un puente. Resulta ser un colosal ser que se arroja contra la gente, devorando a todo el que se pone a su alcance. Gang-du tarda demasiado en darse cuenta de lo que está ocurriendo y de que su hija deambula por los alrededores. Cuando intenta reaccionar, es tarde, y Gang-du es testigo del momento en que el monstruo se lleva a la niña. Intentará rescatarla con ayuda de su padre y sus estrambóticos hermanos, a pesar de los obstáculos gubernamentales.  Pese a su gran calidad, el film podría desencantar a algunos espectadores, que guiados por la errónea promoción de la película, esperen una cinta de terror al estilo de Tiburón y Alien, títulos que se citan en los carteles. Como ocurría en la anterior película del director, mezcla con elegancia varios géneros, pero sobre todo predomina un tono de comedia. Los numerosos momentos hilarantes no impiden que Joon-ho logre una inusitada tensión dramática en momentos clave, por ejemplo en la secuencia del rapto de la niña. Además, el monstruo está mostrado con un inusitado realismo, con la dificultad añadida de que aparece a plena luz del  día, gracias a la esmerada labor de Weta Workshop, empresa neozelandesa que creó las criaturas de El Señor de los Anillos, cuyos efectos especiales propician sustos y secuencias de enorme suspense. La primera aparición, en el río del ser, pasará sin duda a la historia del cine fantástico. Y lo mejor de todo es que Joon-ho tiene claro que los efectos son sólo un instrumento que debe quedar en segundo plano, que lo importante es dirigir bien a sus extraordinarios actores, y que estos le saquen la máxima humanidad a sus personajes. Donde brilla especialmente el director es en sus sutiles críticas al gobierno de su país, y a la manipulación política. El monstruo al final resulta ser una brillante excusa para mostrar a los gobernantes más interesados en crear una cortina de humo, para esconder su ineficacia, que en solucionar realmente el problema. Y que además, son capaces de tomar decisiones que en lugar de solucionar las cosas, podrían agravarlas todavía más.

7/10
Sympathy for Lady Vengeance

2005 | Chinjeolhan geumjassi

El coreano Park Chan-wook, idolatrado hasta extremos de exageración absoluta por los apasionados del cine oriental, cierra su trilogía de la venganza iniciada con Sympathy for Mr. Vengeance, y que continuó con Old Boy, considerada por muchos una película de culto, a pesar de su excesiva truculencia. Básicamente, las tres películas tienen como nexo de unión el tema central y algún que otro cameo de actores de los filmes anteriores, pues las tramas son completamente independientes.  A diferencia de lo que ocurría en las anteriores entregas, esta vez la protagonista es una mujer, la jovencísima Geum-ja, que ha pasado 13 años en prisión, acusada de torturar y asesinar a un niño, cuando ella era sólo una adolescente. Durante su estancia en prisión se dedicó a ayudar al resto de las internas, que la ayudarán a cumplir su objetivo: capturar a Mr. Baek, el verdadero asesino, para vengarse de él. Visualmente brillante, Chan-wook le saca mucho partido al color blanco, omnipresente en el tofu, la nieve y otros elementos, y que simboliza la pureza perdida de la protagonista. Mediante ángulos y planos muy rebuscados pero efectivos, y una inteligente utilización de la brillante banda sonora, Chan-wook logra un tono poético que apasionará a sus fans. El film da que pensar, sobre el sinsentido de la violencia, aunque parece evitar posicionarse moralmente acerca de la venganza y sus consecuencias. Además, en algunos momentos parece deleitarse con detalles bastante escabrosos, lo que juega bastante en su contra. Los apasionados del cine de este director descubrirán que existen autorreferencias y cameos, como el del actor Song Kang-ho, que trabajó a las órdenes de Chan-wook en JSA y Sympathy For Mr. Vengeance.

4/10
Memories of Murder

2003 | Salinui chueok

Una mujer aparece asesinada en Corea del Sur. No será la única. Dos meses después, el descubrimiento de cuerpos similares hace sospechar que el culpable es un asesino en serie. Tres detectives inician las pesquisas para capturarle, al estilo “C.S.I” en versión chapucera por falta de medios. A partir de una historia real, que conmocionó a Corea en 1986, Bong Joon-ho mezcla intriga, humor, drama y sobre todo, crítica política y análisis sociológico de su país, con un thriller un tanto atípico pero bastante logrado. Ganó la Concha de Plata al mejor director en el Festival de San Sebastián.

6/10
Sympathy For Mr. Vengeance

2002 | Boksuneun naui geot

Ryu, un joven sordomudo, intenta ayudar a su hermana, su única familiar viva, que necesita con urgencia un trasplante de riñón. Para conseguir la enorme cantidad de dinero necesario para la operación, Ryu y su novia planean el secuestro de la hija de un importante hombre de negocios. Primera parte de la "Trilogía de la venganza", seguida por Old Boy, una producción de Corea del Sur que recientemente ha obtenido cierto éxito en nuestras carteleras. El director de ambas, Park Chan-Wook, demuestra mucho talento visual, y una insana fascinación por la violencia y los argumentos retorcidos. La saga finalizará con Sympathy for Lady Vengeance, actualmente en rodaje.

5/10
JSA (Joint Security Area)

2000 | Gongdong Gyeongbi Guyeok

Los cadáveres de dos soldados norcoreanos son encontrados en el “Area de seguridad” de la frontera entre las dos Coreas, lo que favorece la suposición de que han sido asesinados por un soldado surcoreano. Pero cada país acusa al otro de lanzar el ataque. Para investigar los hechos llega hasta allí un oficial del departamento de investigación militar suizo, que es de origen coreano. Y pronto el caso se convierte en un misterio, ya que los cuerpos tienen 16 balas y el supuesto culpable sólo ha podido disparar 15 de ellas... El director de Oldboy ofrece una entretenida muestra de cine de acción e intriga militar, que juega eficazmente con la tensa situación real existente entre las dos Coreas. Destaca el actor Song Kang-ho, al que vimos en Memories of Murder.

6/10
Shiri

1999 | Swiri

Las dos Coreas en conflicto. Un grupo contrario a la unificación del país se apodera de un potente explosivo y planea hacerlo estallar durante un partido de fútbol. En el encuentro, cuyo eslogan es "reunificación de las dos Coreas", asisten los presidentes de ambos bandos. Al policía Yoo le encargan seguir a Lee, una agente del norte. Su amor se fraguará en medio del peligro que se cierne sobre los dos países debido a un terrible atentado que está a punto de suceder. Lee cambia de identidad y entra en Seúl formando parte de una operación que recibe el nombre en clave de Shiri. La peli ofrece acción a raudales magníficamente rodada, ritmo frenético y un romance como mandan los cánones. Receta segura. Se diría que el film actualiza la fórmula de Romeo y Julieta, pero con personajes procedentes de las dos Coreas. Escrito y dirigido por Kang Je-gyu, el film fue un gran éxito y pasa por ser el primer film de acción al estilo Hollywood filmado por la nueva industria del cine coreana. La planificación y el estilo visual del film recuerdan a las películas de acción de Hong Kong, y el director está muy influido por John Woo, Tsui Hark y Ringo Lam.

5/10
The Day a Pig Fell Into the Well

1996 | Daijiga umule pajinnal

Últimos tráilers y vídeos