Decine21
Tiburón blanco
4 /10 decine21

Tiburón blanco

Great White

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Una escapada en hidroavión a un arrecife de la costa de Australia se convierte en una pesadilla para un grupo de jóvenes cuando descubren el cadáver de un hombre que ha sido devorado por tiburones. Mientras buscan a posibles supervivientes del ataque de los escualos en un catamarán volcado en alta mar, un tiburón les ataca de improviso y el hidroavión queda destruido. Varados sobre un frágil bote salvavidas, el grupo tendrá que usar todo su ingenio para resistir a la monstruosa amenaza que les acecha bajo el agua.

4 /10 decine21

Crítica

Un mal día de trabajo

Un mal día de trabajo

Benny y Kaz tienen un negocio para turistas en una idílica zona de la costa de Australia. Un día reciben a unos clientes –un joven matrimonio– para trasladarlos a una bella y desértica zona llamada la Costa del infierno. Descubrirán en la playa un cadáver que ha sido devorado por un tiburón y deciden buscar a más gente que pueda hallarse en peligro. Y es entonces cuando encuentran el yate del fallecido y empezarán los problemas para ellos.

Las películas de tiburones casi son un género en sí mismo, pues cuando se trata de ambientes acuáticos nada genera más terror que un escualo. El pionero fue Steven Spielberg cuando allá por 1975 nos advirtió con Tiburón de que no siempre es seguro bañarse en las playas. Desde entonces se cuentan por decenas las películas de tiburones, pues se da además la circunstancia de que estos grandes monstruos marinos despiertan una extraña atracción sobre los espectadores. Pero lo malo de que haya tantas películas es que ya se ha visto casi todo, es difícil que uno se sorprenda. Y eso es lo que sucede principalmente con esta película dirigida por el australiano Martin Wilson: no sorprende absolutamente nada.

El guión de Tiburón blanco abusa además de demasiados clichés, comenzando por el prólogo inicial, pero siguiendo por las demás fases de la narración que desprenden un aire a telefilm que tira de espaldas. Algunos personajes están claramente mal escritos, como el turista masculino, cuyas reacciones llegan en algún momento a ser ridículas. Pero no sólo es cuestión de personajes. Hay poca imaginación a la hora de crear una trama atractiva de supervivencia. Hay muchos minutos, demasiados, en donde observamos únicamente una balsa en el mar, con unos mínimos diálogos y movimientos de agua, y cuando ya nos metemos en harina la característica principal es la falta de veracidad –el ataque al hidroavión, los besos románticos submarinos, los celos y las peleas, las apariciones misteriosas–, donde el plato fuerte es esa especie de “beso de la vida” y un aguante en apnea de récord del mundo.

Dicho lo cual, como se incluye una fotografía cuidada en entorno idílico, los lógicos momentos de tensión y una planificación correcta, quizá a los fans de los depredadores acuáticos queden medianamente satisfechos. Los actores tampoco son para tirar cohetes, aunque se reconoce su esfuerzo. Destaca sin duda la rubia norteamericana Katrina Bowden.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales