IMG-LOGO

Biografía

Awkwafina

Awkwafina

32 años

Awkwafina

Nació el 02 de Junio de 1988 en Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Paradise Hills

2019 | Paradise Hills

Un futuro sin determinar. Uma se despierta en un lugar desconocido de la noche a la mañana: un misterioso islote en medio del mar que se asemeja a un vergel, en donde otras mujeres pulcras y vestidas de blanco pasan las horas en los jardines como si de diosas se tratara, servidas por elegantes jóvenes. Allí se respira una extraña paz. Pronto sabrá Uma que está en ese lugar para ser reeducada obligatoriamente durante dos meses, el tiempo necesario para que acepte la proposición de matrimonio que ha rechazado. Al poco tiempo se hará amiga de otras jóvenes que está allí encerradas por otros motivos. Tenía buenas hechuras este film de ciencia ficción distópica con elementos de terror y misterio. El punto fuerte es el planteamiento y una ambientación recargadísima al estilo jardín del Edén, verdor y flores por doquier, personajes envueltos en gasa y maquillaje, colores límpidos, luz clarísima, aspectos que dan como resultado una cárcel de seda, enigmática e inquietante. Se trata del primer largometraje de la española Alice Waddington (Bilbao, 1990), que rueda en inglés con actores extranjeros, aunque la producción es enteramente española. Desde luego, audacia no le ha faltado, aunque el resultado final no alcance cotas demasiado altas. La sensación con Paradise Hills es que se malogra una buena oportunidad de causar impacto. Se genera gran interés al principio, pero poco a poco la cosa se vuelve blandita, con un desarrollo más lento de lo conveniente y un giro de los acontecimientos que se ve venir, aunque el guión –en donde ha participado la propia Waddington y Nacho Vigalondo– no deje de ser original, con ideas que funcionan, como la de la división social en Uppers y Lowers, a la que por otra parte podría habérsele sacado mayor partido. Pero en general falta emoción y la tensión acaba estando muy por debajo de las expectativas. El conjunto es poco consistente. También se antoja un error de bulto la introducción de un importante elemento fantástico que desconcierta y resta credibilidad, además de ayudar a que la pesadilla distópica se diluya y tome derroteros más efectistas. Con todo, la película se deja ver. Aunque lo mejor, acaba siendo seguramente el cuidado diseño de producción a cargo de Laia Colet. Mientras que el trabajo de las actrices, en donde destaca una convincente Emma Roberts, es correcto, aunque probablemente se echa de menos una mayor presencia de Milla Jovovich.

5/10
The Farewell

2019 | The Farewell

Película escrita y dirigida por Lulu Wang, cineasta nacida en China, pero formada en Estados Unidas, donde reside. La trama parte de su experiencia personal, lo que se nota, para bien, y se centra en Billi, una joven de origen chino, pero que se trasladó a Nueva York con sus padres cuando era una niña. Tiene dificultades para vivir una vida independiente, y a ello se suma una terrible noticia, a su abuela Nai Nai, a la que siempre ha estado muy unida, le han diagnosticado un cáncer terminal, y apenas le auguran tres meses de vida. La familia decide ocultar la enfermedad a la anciana, y hacen planes para reunirse todos en la ciudad de Changchun, con la excusa de la boda de un primo de Billi con una chica japonesa. De modo que los dos hijos de la enferma, que viven fuera de China, y el resto de la parentela, podrán despedirse de Nai Nai. Siguen calando en Estados Unidos las historias de chinos afincados ahí, tras el inesperado éxito de Crazy Rich Asians. Aquí tenemos una comedia amable, que invita a considerar las diferentes costumbres en Oriente y Occidente. En efecto, para un no-chino –y Billi, que casi toda su vida la ha pasado en Estados Unidos, de hecho habla con dificultad el idioma de sus ancestros, podría considerarse en parte una no-china–, resulta incomprensible que no se le comunique a Nai Nai su grave estado de salud, para que pueda exprimir los días que le quedan, despedirse, arreglar asuntos pendientes, etcétera, pero como el film sabe apuntar, late también el altruismo en la decisión de no decir nada a la afectada, de modo que es la familia la que asume la pesada carga. El film dibuja muy bien a los numerosos personajes, incluso los que tienen una presencia menor, como el gordito adolescente Bao, pegado a la pantalla de su teléfono móvil, por citar sólo un caso. Y centra la atención en la perplejidad de la protagonista, toda emotividad, Awkwafina sabe encarnar muy bien su manojo de sentimientos contradictorios, donde conviven la pena, la sensación de que debería decir algo a su abuela, y la comprensión de que también hay algo noble en el otro punto de vista. Además, ella misma no es sincera con sus padres, pues les oculta por ejemplo que le acaban de denegar una beca. Resulta entrañable el dibujo de la relación abuela-nieta, pero también tienen entidad las conversaciones de Billi con su padre y su madre, y con su tío, o las más colectivas reuniones familiares, que sirven para abordar la cuestión de la inmigración y cambio de país, con lo que conlleva de nuevas costumbres y conservación de las del país de origen, el famoso choque cultural. Los pasajes emotivos conviven con los humorísticos, en perfecto y suave equilibrio, evitando cualquier tipo de estridencias.

7/10
Jumanji: Siguiente nivel

2019 | Jumanji: The Next Level

Spencer y sus amigos Martha, Fringe y Bethany, que vivieron tan increíbles aventuras metidos en el videojuego de Jumanji, se van a reunir con motivo de las fiestas de Navidad, pues la vida les ha llevado a estudiar o trabajar en distintas ciudades. Pero Spencer está un tanto alicaído, la distancia ha despertado sus antiguas inseguridades, y piensa que el amor que le unía a Martha se ha apagado. De modo que comete la imprudencia de activar Jumanji, añorando los tiempos en que tenía el imponente aspecto del doctor Bravestone, su avatar en el juego. Enterados sus amigos Fridge y Martha, se introducen en el videojuego para rescatarle, pero arrastrando a Eddie, el abuelo de Spencer, y a su amigo Milo, con el que tenía un restaurante. Nuevamente les toca afrontar complicados desafíos para completar una misión, que les obliga a atravesar desiertos y montañas heladas, y aguantar el tipo ante manadas de animales salvajes y a brutales guerreros. Y por supuesto, sólo cuentan con tres vidas para salir bien parados. La película da lo que cabe esperar, y resulta entretenida. Tomando como base el libro de Chris Van Allsburg, y por supuesto olvidando el juego de mesa original  del primer Jumanji cinematográfico, para apostar nuevamente por el videojuego de aventura, que se supone enganchará más al público juvenil, la trama sigue el esquema narrativo clásico de este tipo de ocio. De modo que la meta es puro “mcguffin”, lo que interesa son espectaculares efectos visuales, emoción y momentos divertidos. Estos últimos vienen propiciados por la idea de los avatares que adoptan los protagonistas dentro de mundo de Jumanji, una idea que ya estaba presente en el original con Bethany bajo el aspecto de un hombre, el profesor Oberon (Jack Black), y que aquí se lleva al extremo, con intercambios de personalidades de múltiples personajes. Además resulta todo un acierto el avatar de Ming, una experta ladrona, que interpreta con mucha gracia Awkwafina, capaz de dar el pego a la hora de ser el inseguro jovencito Spencer, y su abuelo, que en el mundo real tiene el aspecto de Danny DeVito. No estamos ante un prodigio de imaginación, el director Jake Kasdan, también responsable de Jumanji: Bienvenidos a la jungla, repite con dos de sus guionistas, Scott Rosenberg y Jeff Pinkner, y confía en la vistosidad de determinados pasajes con avestruces y mandriles de aspecto muy realista, las acrobacias de Karen Gillan, o las peleas a mamporro limpio de Dwayne Johnson, que tienen doble gracia cuando se sabe quién es la personal real que ha adoptado el avatar de su personaje. Quizá la novedad estriba en incorporara a abueletes -aunque en el mundo de Jumanji DeVito y Danny Glover tendrán un aspecto juvenil con otros actores, sus avatares–, y la cosa multirracial, que incorpora a blancos y afroamericanos una oriental.

5/10
Ocean's 8

2018 | Ocean's Eight

Spin-off de la trilogía de Ocean's Eleven sobre ladrones sofisticados que protagonizaron George Clooney y compañía, que a su vez versionaba la película La cuadrilla de los once con Frank Sinatra y equipo. En esta ocasión la novedad estriba en que el grupo de delincuentes está formado únicamente por mujeres, ocho, y que en vez de casinos el objetivo de su golpe está enmarcado en la glamourosa y neoyorquina gala Met. Debbie Ocean, hermana del fallecido ladrón Danny Ocean se ha pasado varios años en prisión, porque su novio la traicionó en una estafa, ya se ve que la “dedicación profesional” viene de familia. Durante ese tiempo ha urdido el golpe perfecto que deberá ejecutarse en la gala Met: no se trata de robar los magníficos collares que forman parte de una exposición, sino de centrar el tiro en el que llevará una “celebrity”, Daphne Kluger, que pertenece a Cartier, y que debido a sus preciosos diamantes está valorado en 150 millones de dólares. Tras reclutar a antiguas compañeras del oficio, se trata de recabar toda la información de la sede del evento, y el modo de acceder ahí sin despertar sospechas. Y si de paso se pueden ajustar cuentas con el traidor de antaño, miel sobre hojuelas. Aunque el nombre de Steven Soderbergh se mantiene entre los productores, toma la batuta de director Gary Ross, cuyos créditos en este rol se limitan a cinco títulos en dos décadas, uno de ellos el exitoso Los juegos del hambre. Además coescribe el guión. La película es entretenida, y funciona como un mecanismo de relojería. Si hay que achacarle algo es precisamente eso, que parece escrita por una computadora inteligente, le falta alma. Es como jugar al ajedrez con un ordenador, nunca hará una jugada genial aunque manejará las opciones utilizadas por grandes jugadores que albergue su extensa base de datos. En tal sentido el film resulta algo frío, cuesta empatizar con los personajes, aunque estén interpretados por una pléyade de estupendas actrices, y haya algún divertido gag. El reparto acude a una primera línea de estrellas indiscutibles –Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway–, seguidas de su ilustrísima Helena Bonham Carter, la cantante Rihanna y la televisiva Sarah Paulson, más jóvenes promesas y un montón de cameos, incluido, no podía ser de otra manera, el de Anna Wintour. Sabe apuntarse el tanto del tan traído empoderamiento femenino, aplaudiendo a unas mujeres que forman un equipo conjuntado, pero que luego son capaces de realizarse plenamente por su cuenta en solitario, viva la independencia, quién necesita a los hombres o formar una familia. Por supuesto, quizá esta lectura sociológica parezca excesiva en lo que no es más que un divertimento, pero en tiempos del #MeToo no puedo por menos de apuntarla.

6/10
Crazy Rich Asians

2018 | Crazy Rich Asians

Una de esas comedias románticas simpáticas que responde a la perfección al concepto de “película de amor y lujo”. Adaptación de una popular novela de Kevin Kwan, se convirtió en un auténtico fenómeno en Estados Unidos. Se ha postulado a muchos premios, como el de mejor reparto que entrega el sindicato de actores en Estados Unidos, o el de mejor producción, que concede el gremio de productores. Además fue galardonado por el sindicato de directores artísticos. Se trata sin duda de la mejor película dirigida por Jon M. Chu, que ha demostrado su habilidad para las coreografías en Street Dance y Step Up 3D; también ha hecho cine de acción o intriga poco estimulante en secuelas, G.I. Joe: La venganza y Ahora me ves 2. La película sigue a una pareja de enamorados, Rachel Chu y Nick Young, de origen asiático pero residentes en Nueva York, Estados Unidos. La boda del mejor amigo de él les lleva a Singapur, donde ambos reconectarán con sus familias de origen, muy diferentes. Pues la madre de Rachel es de humilde condición y viuda, mientras que el clan de Nick es prácticamente el más rico del país, de modo que el enlace es uno de los acontecimientos del año. Inevitablemente, Eleanor, la madre de Nick y otros familiares muestran rechazo a Rachel, a la que ven como una advenediza a pesar de ser una profesional de prestigio, profesora universitaria de economía, y de que el amor entre ella y Nick es tierno y sincero. De ningún modo aprobarán un posible matrimonio, aunque los planes de Nick en ese sentido son muy serios. Las tribulaciones que se derivan de la relación entre Rachel y la familia de Nick dan mucho juego, pues ella ignoraba que eran tan adinerados. Aunque ambos son los personajes principales, hay múltiples secundarios, hermanos, otros parientes y amigos, que dan pie a varias subtramas, algunas de corte humorístico, como el deslumbramiento de Peik Lin, la mejor amiga de Rachel, por la riqueza de los Young, otras dramáticas, como el resquebrajamiento del matrimonio de Michael y Astrid, ésta hermana de Nick. Y las múltiples situaciones, como las respectivas locas despedidas de soltería, el primer encuentro de Rachel con Eleanor, y otros posteriores, con amagos de acercamiento, o la boda con una puesta en escena alucinante entre lo emotivo y lo hortera, están bien vertebradas en la narración, de modo que es el típico film que se ve con agrado, aunque su concepción del amor no deje de ser bastante gaseosa. Todos los actores están sobresalientes, se trata de un reparto muy conjuntado. Destaca la veterana Michelle Yeoh, que logra que no odiemos a la madre que le toca componer. Constance Wu también consigue que su personaje de chica ideal no caiga en el estereotipo. Y está muy, muy graciosa, Awkwafina, como la mejor amiga de Rachel.

6/10
Malditos vecinos 2

2016 | Neighbors 2: Sorority Rising

El segundo hijo de Mac (Seth Rogen) y Kelly Radner (Rose Byrne) viene de camino, y los felices padres están decididos a ser auténticos adultos y mudarse a las afueras. Pero cuando creían haber recuperado el barrio y que sería fácil vender su casa, se enteran de que una fraternidad femenina acaba de alquilar la casa vecina y que las chicas están mucho más descontroladas que Teddy (Zac Efron) y sus hermanos. Cansadas del sistema sexista y restrictivo de la universidad, las poco ortodoxas chicas de Kappa Nu quieren un local donde desmelenarse y hacer lo que les venga en gana. Shelby (Chloë Grace Moretz) y sus hermanas, Beth (Kiersey Clemons) y Nora (Beanie Feldstein), encuentran la casa perfecta al lado del campus y el hecho de que esté situada en una calle tranquila no les impedirá celebrar fi estas aún más épicas que las de sus predecesores.

Últimos tráilers y vídeos