IMG-LOGO

Biografía

Chris Klein

Chris Klein

41 años

Chris Klein

Nació el 14 de Marzo de 1979 en Hinsdale, Illinois, EE.UU.
Filmografía
American Pie: El reencuentro

2012 | American Reunion

¿Qué fue de la pandilla de American Pie? Tras el éxito en 1999 de la primera entrega se pusieron de moda, pero más de una década después, únicamente Alyson Hannigan –con la serie Cómo conocí a vuestra madre– sigue triunfando. Jason Biggs llegó a protagonizar Todo lo demás con Woody Allen, pero después poco más se supo. También tuvieron su momento de gloria pero su estela se ha ido diluyendo Seann William Scott, Chris Klein, Tara Reid y Mena Suvari. Parecía inevitable que se juntaran en una entrega de la saga cómica, como única forma de recuperar el éxito. American Pie: El reencuentro retoma a aquellos adolescentes de una pequeña ciudad de Michigan, ya adultos, cuando se va a celebrar una reunión de la promoción de 1999 de su instituto. Se apuntan a la cita Jim y Michelle, que tras su boda fueron padres de un niño, pero sufren una pequeña crisis por la falta de pasión amorosa. Kevin se separó de Vicky y Oz de Heather. Aunque sus amigos no saben de él desde hace tiempo, también aparece Finch, que entre otras aventuras ha viajado en moto por América del Sur en los últimos tiempos. Y por supuesto, no falta el chalado Stiffler, que aunque intenta mantener un puesto de trabajo serio en una empresa financiera, sigue siendo igual de irresponsable y tratará de organizar con sus amigos locuras como las de los viejos tiempos. Los directores originales, Paul Weitz y Chris Weitz, se mantienen como productores ejecutivos. Resulta significativo que se haya encomendado la realización a Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg, cuyo único largo hasta el momento llevaba el estimulante título de Dos colgaos muy fumaos: fuga de Guantánamo. Pero es que la idea de American Pie: El reencuentro no consiste precisamente en rodar un film nostálgico de reunión de viejos amigos, sino que se diría que se trata de crear el reverso tenebroso de Beautiful Girls, o de la mítica Reencuentro, de Lawrence Kasdan, a la que podría parecer que apela la traducción al español del título. Así, desde un arranque que acumula más gracietas sobre masturbaciones que ninguna otra comedia conocida, todo se reduce a una sucesión de gags lo más alocados y zafios posibles. Parece que se presupone que los que disfrutaron de la saga en el momento de su estreno, ya maduros, acudirán de forma automática a los cines, y se busca el favor de las nuevas generaciones de jóvenes en busca de diversión descerebrada. Lo cierto es que para bien o para mal, mantiene el nivel de lo visto hasta ahora, por lo que no defraudará a aquéllos a los que les vaya la marcha. El resto que ni lo intenten.

3/10
Wilfred

2011 | Wilfred | Serie TV

Street Fighter: La leyenda

2009 | Street Fighter: The Legend of Chun-Li

Chun-Li es sólo una niña cuando ve cómo secuestran a su padre, a quien se siente muy unida. Él le enseñó a tocar el piano y a luchar, dos cosas que la pequeña hace a la perfección. Pasan los años y Chun-Li entra en contacto con Gen, el líder de una hermandad clandestina que se ofrece a entrenarla para derrotar a Bison, el malvado que tiene a su padre. Fantástica adaptación del videojuego de los noventa Street Fighter. La película toma personajes de las distintas versiones que hubo del juego, pero la protagonista indiscutible es Chun-Li. Y a propósito de Chun-Li, llama la atención que el título original de la película sea “Street Fighter: La leyenda de Chun-Li”, mientras que en España se queda sólo en Street Fighter: La leyenda. ¿Por qué omiten el nombre de la protagonista de la historia? Es un enigma como tantos otros que envuelven a las traducciones de títulos al español. Kristin Kreuk está estupenda como Chun-Li. A lo mejor a Lana de Smallville se le podría pedir unos rasgos más orientales para encajar mejor en el personaje, pero el hecho es que está perfecta mostrando un equilibrio logradísimo entre coraje y debilidad. A su nivel está Robin Shou como Gen. Los que no pegan ni con cola son los personajes de Nash y Maya. Para colmo de males Chris Klein no es precisamente un actor memorable, con lo que la mezcla es explosiva. El apoyo final de Nash a Chun-Li no justifica la presencia de estos dos personajes, que dejan mucho que desear en los compases iniciales de la película. Pero salvo esto, el film está francamente bien, infinitamente mejor que aquella primera versión cinematográfica protagonizada por Jean-Claude Van Damme. Al igual que la original, ésta también es una película de acción sin pretensiones, pero la diferencia es que aquí el balance es más positivo. Los apasionados del videojuego y de las cintas de acción pasarán un rato estupendo viendo a Chun-Li y a los suyos repartiendo mamporros. Estas espectaculares escenas encajan con una historia sencilla –pero bien construida–, que es lo que le va a una película de este tipo. Dado el buen sabor de boca que deja la película, se reciben con ilusión las últimas palabras pronunciadas por Gen, y que apunta a una secuela con Ryu de protagonista. Una alegría para los aficionados que, de momento, alucinarán con lo conseguidas que están las llaves de los distintos personajes, especialmente la patada helicóptero de Chun-Li.

5/10
New York City Serenade

2008 | New York City Serenade

Ray y Owen atraviesan horas bajas. Los sueños de triunfar el primero como batería en una banda de rock, y del segundo de ser cineasta, no parecen tener grandes posibilidades, así que malviven y beben. Para colmo, la novia de Owen le deja plantado, así que para aliviar las penas marchan juntos a un festival de cine. Film juvenil y nostálgico sin demasiado fuste. De todos modos tiene cierto encanto la amistad masculina de los protagonistas, dos actores un poquillo en declive, Freddie Prinze Jr. y Chris Klein.

4/10
Full Count

2006 | Full Count

Película un tanto errática acerca de la amistad, que da como palos de ciego en diversas direcciones, sin decantarse claramente por ninguna. La cosa empieza con cinco amigos, que se conocen desde que eran niños, y que hacen una fiesta de despedida antes de ir cada uno por su lado a la universidad y demás. Entre otras cosas, hacen el vándalo con el policía local de su pequeña y provinciana ciudad de Lenexa, Kansas. Cuando al día siguiente uno aparece muerto, parece que la cosa puede ir de thriller o así. Luego seguimos al padre de algunos de los chicos, pero en ese momento ya nos hemos despistado un poco, no sabemos si esto va de paso a la madurez, o de qué. El film es el debut en la dirección de Jason Wiles, y se diría que ha querido aprovechar algún nombre de relumbrón –por así decir, tampoco es que Chris Klein, William Baldwin y Michael Rouker sean precisamente unas estrellas–, y darle mayor presencia, lo que perjudica al equilibrio argumental.

3/10
American Dreamz

2006 | American Dreamz

Martin Tweed, frívolo presentador televisivo, está la cima, debido a la popularidad de su programa American Dreamz, un concurso de aspirantes a estrella de la canción, similar a Operación Triunfo. El fenómeno tiene tal repercusión que Joe Staton, presidente de los Estados Unidos, decide colaborar con el programa como jurado, pues su jefe de gabinete le ha asegurado que así aumentará su popularidad. Entre los concursantes, tiene gran aceptación Sally Kelkoo, una chica aparentemente dulce, pero que en realidad es una manipuladora, capaz de lo que sea con tal de ganar. También se presenta al certamen Omer Obeidi, patoso terrorista iraquí, enviado para poner una bomba que acabe con el presentador, el presidente y los concursantes. En realidad, sus ‘colegas’ no le creen capaz de causar muchos daños, pero le han enviado para librarse de él. Paul Weitz se quitó el sambenito de ser recordado como el director de American Pie, gracias a trabajos tan interesantes como In Good Company y Un niño grande. Ahora reúne a los protagonistas de estas dos películas, Dennis Quaid y Hugh Grant, en una sátira de los reality shows televisivos. Los guionistas parodian sobre todo American Idol, que hace furor en Estados Unidos. De paso, también recibe lo suyo el mundo de la política, dominado por gente capaz de cualquier cosa para aferrarse al poder. Hugh Grant aprovecha el papel de presentador cínico y mujeriego que en el fondo cae simpático, cortado a su medida. Dennis Quaid también se luce, como presidente ingenuo, pero en el fondo bonachón. Y Willem Dafoe sorprende, como astuto y taimado asesor presidencial, que en Estados Unidos recordaba muchísimo a Dick Cheney.

6/10
Sólo amigos

2005 | Just Friends

Chris Brander, un chico obeso, le declara su amor a Jamie, pero ella sólo le ve como su mejor amigo. Chris abandona la ciudad y empieza una nueva vida. Diez años después, se ha convertido en un atlético y exitoso ejecutivo de la industria discográfica. Por un azar del destino, el avión que transporta a Chris y a una cantante que representa, tiene que hacer un aterrizaje forzoso en su pueblo natal, donde Chris se reencontrará con Jamie, justo antes de Navidad. Aunque se ha paseado por el cine fantástico, en títulos como Blade: Trinity y La morada del miedo, Ryan Reynolds está especializado en comedias tan alocadas como Van Wilder. Animal Party y Dos colgaos muy fumaos. En la misma línea se sitúa esta disparatada comedia, enésima repetición del esquema de 'El patito feo', que mezcla elementos de humor grosero estilo American Pie, con gags que parodian el cine navideño y romántico. Anna Faris realiza un papel divertido, como cantante tan tontita como neurótica.

4/10
El mundo de Leland

2003 | The United States of Leland

Aunque Leland Fitzgerald parece un muchacho normal, asesinó a un niño retrasado, hermano de su novia, y está recluido en un correccional. Un profesor del centro intenta buscar explicación a la tragedia, que lógicamente ha arruinado las vidas de los padres y la hermana de la víctima. Pero también la de los padres del acusado, que se han separado, y la de una joven pareja, amigos de estos últimos. Debut como guionista y director de Marthew Ryan Coge, que ejerció durante dos años como profesor de jóvenes conflictivos y decidió compilar sus experiencias en una película. Aunque está narrada a base de flash-backs que a veces pueden parecer un tanto confusos, el tema es interesante y cuenta con buenos actores, como Kevin Spacey, que también ejerce de productor ejecutivo y Don Cheadle (Hotel Rwanda). El protagonista lo interpreta Ryan Gosling, que dejó un buen sabor de boca con The Believer.

4/10
Rollerball (2002)

2002 | Rollerball

En un futuro cercano en el que no recuerdan a Ronaldo, hace furor el “rollerball”, un nuevo deporte. Cuando uno de los compañeros del jugador estrella Jonathan Cross es lesionado gravemente por sus rivales, cae en la cuenta de que la organización fomenta actos violentos con vistas a aumentar la audiencia televisiva. John McTiernan, autor, ni más menos, que de Jungla de cristal, parece haberse especializado en versionar a su colega Norman Jewison. Tras El secreto de Thomas Crown adapta este pequeño clasiquillo de la ciencia ficción, ahora con modernos efectos especiales y el chico de American Pie, Chris Klein, al frente del reparto. ¿Se atreverá también a rodar un remake de Huracán Carter?

3/10
Cuando éramos soldados

2002 | We Were Soldiers

Tras el revisionismo a que ha sido sometido el tratamiento fílmico de la Segunda Guerra Mundial (Salvar al soldado Ryan y La delgada línea roja sumaban, a la seguridad del cine de antaño de que se combatía por una causa justa, el a veces obviado horror de cualquier guerra), le toca el turno a la Guerra de Vietnam. Acostumbrados a personajes tarados, sobre los que pesan mil y un traumas, sorprende gratamente Cuando éramos soldados, una película que viene a recordar que el comportamiento heroico es posible en cualquier conflicto bélico. Incluso en aquél cuyas motivaciones de fondo son discutibles. El material perfecto para este nuevo punto de vista lo proporciona "We Were Soldiers Once… and Young", libro escrito al alimón por el teniente general ya retirado Harold G. Moore y el corresponsal de guerra Joseph L. Galloway. Ambos fueron protagonistas de una acción de guerra en la Zona de Rayos X, en el valle de Drang, y plasmaron sobre el papel su experiencia y la de los hombres con los que combatieron. Randall Wallace, guionista de Braveheart y Pearl Harbor, y que había dirigido la entretenida El hombre de la máscara de hierro, filma con aplomo su historia, y la insufla de un tono épico. Sin ocultar el horror –algunas escenas bélicas son sencillamente espeluznantes–, calan en la humanidad de sus compañeros, en su heroísmo cotidiano. Los soldados son personas normales, con familia, que rezan y aman, que se esfuerzan por vivir el espíritu de las viejas virtudes castrenses. Esto no quita para que haya muerte y destrucción por doquier (se menciona expresamente la masacre que sufrió el general Custer, como referencia), o momentos en que los nervios se rompen. Pero se evita el sadismo que se había convertido en “marca de la casa” del subgénero vietnamita. Humanizar no significa dulcificar o suavizar el infierno bélico. Es dar la “foto” completa.

6/10
Dime que no es verdad

2001 | Say It Isn't So

Un desastroso cuidador de animales intenta recuperar el amor de la mujer de su vida, que ella piensa erróneamente que ambos son hermanos, y se ha comprometido con otro. Debut como realizador de J.B. Rogers, habitual ayudante de dirección de los hermanos Farrelly, máximos representantes del humor más salvaje y alocado de Hollywood, y que aquí ejercen de productores ejecutivos. El estilo está calcado de Algo pasa con Mary, la cinta más célebre del tándem. Como en aquella, se mezclan "gags" exageradamente groseros con un argumento de comedia romántica. Heather Graham (Bowfinger, el pícaro) vuelve a demostrar su talento para la comedia. Le acompaña Chris Klein (American Pie).

4/10
American Pie 2

2001 | American Pie 2

El primer año de Universidad es decisivo para la formación de la personalidad de los jóvenes, pero los chicos de American Pie no han cambiado nada tras su paso por la facultad, para regocijo de los fansque disfrutaron con la primera entrega. Como los “protas” de otras comedias en la misma línea, su única preocupación en la vida continúa siendo el sexo. Durante las vacaciones veraniegas, Jim (Jason Biggs), Oz (Chris Klein), Kevin (Thomas Ian Nicholas) y Finch (Eddie Kaye Thomas) se reencuentran en su pueblo natal. Con el fin de alejarse de sus padres y poder perseguir mejor a las chavalas, deciden alquilar una casa en la playa. Como no les llega el dinero, deciden invitar también a Stifler (Seann William Scott), a quien no soportan, pero que aparentemente dispone de sustanciosos fondos y, además, es el que mejor entiende a las mujeres. Como se puede ver, esta secuela es más de lo mismo: mantiene el reparto original y también el tono alocado y el humor más que grueso.

3/10
Aquí en la Tierra

2000 | Here on Earth

Kelley es el típico hijo de papá, malcriado y guapetón, con coche último modelo. Después de unas copas participa en una estúpida carrera de coches, resultado de la cual destroza un restaurante de carretera. La juez le condena a trabajos comunitarios de reconstrucción del restaurante. Inevitablemente, Kelley se enamora de Samantha, la hija del dueño. Lo malo es que Samantha ya tiene novio, un buen chico del pueblo llamado Jasper. Peli romántica con dramón incluido, que hará derramar abundantes lágrimas. Aunque es un poquitín lenta, hay que subrayar el esforzado trabajo de los jóvenes intérpretes, Chris Klein (American Pie, Election), Leelee Sobieski (Juana de Arco, Eyes Wide Shut) y Josh Harnett (The Faculty), que poco a poco se iban haciendo un hueco en el cine protagonizado por adolescentes.

6/10
American Pie

1999 | American Pie

Típico instituto, lleno de adolescentes monos. Los integrantes de una pandilla arrastran un terrible “trauma”: todavía son vírgenes. Así que se unen en una meta común: perder al precio que sea la virginidad, antes de la gran fiesta de graduación, a final de curso. Disparatada comedia al estilo de Porky. Los personajes, chicos y chicas con demasiados pájaros en sus cabezas, descubren algún que otro buen sentimiento mientras persiguen su peculiar objetivo. El reparto es, lógicamente, muy juvenil. El director, Paul Weitz, colaboró anteriormente en el guion de Hormigaz.

5/10
Election

1999 | Election

El típico instituto norteamericano. Se acercan las elecciones de delegados de alumnos, y una jovencita (Reese Witherspoon), empollona insoportable y muy, muy ambiciosa, pretende ganar a toda costa. Al profesor de ética (Matthew Broderick) la chica le cae fatal, así que anima a otros alumnos a promover otra candidatura. No tiene ni idea de con quién se está jugando los cuartos. Original comedia corrosiva de Alexander Payne, crítica a la sociedad americana y al individualismo feroz, en línea con films como American Beauty. Su guión, firmado también por el propio director, tuvo una nominación al Oscar. Es de esos títulos que te deja con la sonrisa helada. Payne no deja títere con cabeza entre sus personajes que, únicamente, van a lo suyo. Un buen varapalo a la reinante moral del triunfo a toda costa, donde destacan las composiciones de los dos protagonistas, Witherspoon y Broderick.

6/10

Últimos tráilers y vídeos