IMG-LOGO

Biografía

Frank Tuttle

Frank Tuttle

Frank Tuttle

Filmografía
Island of Lost Women

1959 | Island of Lost Women

Un piloto norteamericano cae en una isla de la costa australiana donde viven únicamente un científico loco y sus tres hijas de nombres Urana, Venus y Mercuria. Como las chicas llevan allí toda la vida, la aparición de un hombre las altera bastante. Al tiempo, el piloto descubre que el científico prepara una serie de experimentos atómicos que amenazan con provocar un caos en la zona. Rodada en blanco y negro, con paupérrimo presupuesto –a través de Jaguar Productions y con un reparto absolutamente desconocido–, fue la última película dirigida por Frank Tuttle, que había logrado sus mejores trabajos en los años 30 al tocar diversos géneros como el musical (Escándalos romanos, 1933) y el cine negro (La llave de cristal, 1935), pero que después se fue diluyendo hasta caer en el olvido.

2/10
A Cry in the Night

1956 | A Cry in the Night

Un psicópata (Raymond Burr) que tiene como afición matar animalitos, también ataca a jóvenes parejas en una zona reservada de la ciudad. Un día secuestra a una chica (Natalie Wood) y la esconde en su apartamento. Como el padre de la muchacha es un inspector de policía (Edmond O’Brien), se inicia una frenética búsqueda donde se utilizan métodos no del todo legales. Adaptación de la novela de suspense de Whit Masterson, de quien el cine también adaptaría en 1958 otra de sus novelas más destacadas y que el genio de Orson Welles llevó a su terreno en Sed de Mal. Natalie Wood destaca entre el resto del reparto en un año bastante bueno para ella, ya que también intervino en el western Centauros del desierto.

5/10
Hell on Frisco Bay

1955 | Hell on Frisco Bay

El ex policía Steve Rollins (Alan Ladd) acaba de salir de la prisión de San Quintín tras pasar cinco años allí por una falsa acusación de homicidio. Ahora, una vez en libertad, su único propósito es recuperar su reputación vengándose de los que le tendieron la trampa y encontrando al verdadero culpable. Pronto descubre que todo lo relacionado le lleva a un gángster de San Francisco llamado Victor Amato (Edward G. Robinson en otro de sus numerosos papeles de mafioso). Steve se hará pasar por un miembro de su organización para llegar al fondo del asunto. Adaptación de una novela de William P. McGivern para un thriller que podía haber dado más juego y que reunía a dos viejas glorias del Hollywood dorado –además de Robinson– como la "novia de King Kong" Fay Wray y el compositor Max Steiner (Lo que el viento se llevó).

5/10
The Magic Face

1951 | The Magic Face

Film antifascista que se rodó en localizaciones naturales de Austria, y que se encuadraba dentro de una serie de títulos norteamericanos que pretendían mostrar la fanatización nazi antes de la Segunda Guerra Mundial. En este caso la historia es la de un actor teatral conocido como Janus, “el grande”, que guarda un gran parecido físico con el mismísimo Hitler. Esto es aprovechado para tramar un plan que acabe con la tiranía nazi. El actor secundario norteamericano Luther Adler (1903-1984), tenía un físico tan particular que le hizo interpretar al monstruoso personaje de Adolf Hitler en dos ocasiones y, además, el mismo año: la película que nos ocupa y Rommel, el zorro del desierto.

4/10
Gunman in the Streets

1950 | Gunman in the Streets

Un desertor del ejército norteamericano al que la vida ha llevado por los caminos de la delincuencia llamado Eddie Roback, viaja hasta París para librarse de la justicia. Sin embargo, desde allí es perseguido sin tregua por la policía, que no duda en utilizar como cebo a la novia de Roback, la atractiva francesa Denise Vernon. En las calles de la capital francesa se producirá un auténtico baño de sangre. Película de gángsteres de bajo presupuesto que el director Frank Tuttle rodó en Francia tras no encontrar proyectos interesantes en su país, y antes de pasar al mundo de la televisión. Entre su reparto, más bien poco conocido, destaca Simone Signoret como la sacrificada novia del protagonista.

5/10
Swell Guy

1946 | Swell Guy

Tras el éxito de Los mejores años de nuestra vida (1946), el cine americano se vio en la obligación de mostrar al público los traumas que había ocasionado la Segunda Guerra Mundial. Como le sucede al corresponsal de guerra Jim Duncan, que regresa a su hogar donde es considerado un héroe por su labor en el frente. Pero, en realidad, Jim no es sino un farsante que busca su propio beneficio aprovechándose de los buenos sentimientos de la gente. El colmo es cuando roba el dinero de una subasta de veteranos de guerra. Adaptación de la obra “El héroe”, escrita por Gilbert Emery, y cuyo guión cinematográfico corrió a cargo de Richard Brooks, quien después se convertiría en uno de los directores con más garra y energía de la historia del cine.

6/10
Suspense

1946 | Suspense

Como su propio título indica, una película perteneciente a este género donde el propietario de una estación de esquí contrata un nuevo administrador del lugar. Los celos comienzan a aflorar en el dueño cuando observa cómo su empleado siente más que aprecio por su esposa. Todo se complica cuando este administrador resulta ser un hombre de turbio pasado. El guión pertenece a Philip Yordan (1914-2003), uno de los grandes escritores del cine norteamericano autor de clásicos como Johnny Guitar (1954) y El Cid (1961), además de ganar el Oscar en 1954 al mejor argumento cinematográfico por el western Lanza rota (1954).

5/10
Don Juan Quilligan

1945 | Don Juan Quilligan

Comedia más bien intrascendente, donde un capitán de barco con complejo de Edipo siente la imperiosa necesidad de casarse con dos mujeres: con la primera lo hace porque su risa le recuerda a la de su madre, y con la otra porque sus guisos le recuerdan igualmente a los de su progenitora. Aunque parece feliz con su condición de bígamo, pronto comienzan a atosigarle los problemas, por lo que traza un complejo plan: para librarse de ambas esposas, fingirá su propia muerte. Producción de bajo presupuesto de la Fox que cuenta con el protagonismo de Joan Blondell (1906-1979), una rubia de ojos azules que causó sensación durante los años 30 y 40 con títulos como Balas o votos (1936) y El callejón de las almas perdidas (1947).

4/10
The Great John L.

1945 | The Great John L.

Biografía del célebre boxeador John L. Sullivan, natural de Boston y campeón de los pesos pesados desde 1882 hasta 1892. La película, muy bien narrada por Frank Tuttle, narra sus primeros años antes de ser campeón, así como su compleja personalidad que le hizo caer en el alcoholismo y ser olvidado tras perder su título. El actor Greg McClure realiza un meritorio trabajo, sobre todo en la parte en que el boxeador es repudiado por la sociedad debido a su comportamiento. En el lado femenino destaca la presencia de Linda Darnell y Barbara Britton. Sullivan perdió el campeonato en un memorable combate contra James J. Corbett, púgil de quien el cine se había ocupado ya en 1942 en un film dirigido por Raoul Walsh con Errol Flynn de protagonista y cuyo titulo hacía referencia a su apodo: Gentlenman Jim.

7/10
The Hour Before the Dawn

1944 | The Hour Before the Dawn

Cinta de espías, filmada en plena época de apoyo patriótico a los soldados del frente. Siguiendo la línea de este tipo de producciones, se adaptó una buena novela de Somerset Maugham (cuyos textos han sido llevados en un centenar de ocasiones a la pantalla, siendo los más relevantes La carta y El velo pintado) y se convirtió en una sucesión de estereotipos sin mucha relevancia. Un noble británico se casa con una muchacha austriaca que, en realidad, es una espía de los alemanes. A pesar de que el hombre es un convencido pacifista, deberá luchar por su país y en contra de su propia esposa. Franchot Tone está muy convincente en el rol principal, todo lo contrario que Veronica Lake, que exagera en exceso la maldad de su personaje.

4/10
Hostages (1943)

1943 | Hostages

Adaptación de la novela de Stefan Heym, que tiene lugar en la Checoslovaquia ocupada por los nazis durante la guerra. Hay que recordar que, con la firma del Tratado de Munich entre Francia, Inglaterra, Alemania e Italia, el 29 de septiembre de 1938, Hitler se había anexionaba la región de los Sudetes y la nación checa pasaba a poder alemán el 1 de octubre de ese mismo año. En este film se cuenta la historia de un oficial nazi que, deprimido por la guerra, se suicida. Sin embargo, las autoridades alemanas se niegan a aceptar este hecho, y concluyen con que fue asesinado por la resistencia. Por ello, arrestan indiscriminadamente a 26 personas de la zona acusándolas de haber organizado el complot. Tras ganar dos premios consecutivos de la Academia a la mejor actriz principal por El gran Ziegfeld (1936) y La buena tierra (1937), Luise Rainer vio como su carrera se iba agotando hasta que Hostages significó su última película; luego pasó a rellenar su filmografía en la televisión.

6/10
El cuervo

1942 | This Gun for Hire

Adaptación de la novela de Graham Greene 'Una pistola en venta'. Un asesino a sueldo liquida al hombre que estaba chantajeando a su cliente. Pero éste le paga con dinero marcado, y denuncia su supuesto robo. Atónito, el asesino planeará una venganza, para lo que mantiene como rehéna a la hermosa mujer con la que coincide en un tren. Buena muestra de cine negro, donde Alan Ladd compone a la perfección a su ambiguo personaje, sin duda el alma del film, y con el que el espectador empatiza, pese a su catadura moral.

6/10
Lucky Jordan

1942 | Lucky Jordan

Un pillo y corredor de apuestas de Nueva York llamado Lucky Jordan cuenta un montón de mentiras para librarse del ejército, de ahí que las fuerzas armadas le tengan bajo vigilancia. Sin embargo, cuando una banda de espías extranjeros se inmiscuyen en los negocios de una vieja amiga a la que Jordan quiere como a una madre, este hombre recuperará su patriotismo y no sólo luchará contra ellos, sino que acabará viendo las bondades de servir a su país. Una producción de Paramount de bajo presupuesto rodada en plena Segunda Guerra Mundial y que servía para demostrar a las tropas la redención del protagonista (encarnado por Alan Ladd). Su director, Frank Tuttle, regresaría al conflicto armado en sus dos siguientes películas: Hostages (1943), cuya acción transcurría en Checoslovaquia y The Hour Before the Dawn (1944).

5/10
Paris Honeymoon

1939 | Paris Honeymoon

Romántica comedia musical donde un millonario tejano duda entre si aceptar el compromiso de boda con una condesa europea o decantarse por una humilde chica de campo a la que acaba de conocer. Entre sus numerosas canciones sobresale “Sweet Little Headache”, cantada por Francisca Gaal (1904-1973), una actriz húngara de cine mudo que acababa de llegar a Hollywood y que, a pesar del clima de preguerra en Europa, volvería a su país nada más terminar esta película. Fue la última colaboración entre el director Frank Tuttle y Bing Crosby, que había coincido en Two for Tonight (1935), Waikiki Weeding (1937) y Dr. Rhythm (1938).

4/10
Dr. Rhythm

1938 | Dr. Rhythm

El doctor Bill Remsen (Bing Crosby) acepta ayudar a su amigo, el policía Lawrence O´Roon (Andy Levine), en una investigación. Como no podía ser de otra forma, Bill acabará enamorándose de Judy Marlowe (Mary Carlisle), la chica que Lawrence debía proteger. Todo ello según la historia corta “The Badge of Policeman O´Roon”, escrita por O. Henry. En realidad todo acaba siendo un film para mayor gloria de Bing Crosby, por aquel momento en pleno éxito en la Paramount. En la trama interpreta algunas canciones de James V. Monaco y Johnny Burke como “On the Sentimental Side”, “My Heart Is Taking Lessons” y “This Is My Night To Dream”. En su reparto, el mítico Louis Armstrong y su orquesta.

4/10
Waikiki Wedding

1937 | Waikiki Wedding

Exótica comedia musical que se desarrolla en Hawai y que supuso uno de los éxitos de taquilla para la Paramount. En ella, el publicista de una campaña de promoción se enamora de la joven ganadora de la misma. Producida por Arthur Hornblow Jr., contó con un buen número de pegadizas melodías escritas por Ralph Rainger y Leo Robin como “In a Little Hula Heaven”, “Blue Hawaii” y “Sweet Is the Word for You”. Una de ellas, “Sweet Leilani”, de Harry Owens, resultó ganadora del Oscar. El film también logró una candidatura a la estatuilla para Leory Prinz por una categoría que desaparecería rápidamente del panorama del Oscar: mejor coreografía. En su reparto encontramos a Anthony Quinn encarnando a un indígena de las islas.

5/10
Two for Tonight

1935 | Two for Tonight

Gilbert Gordon es un compositor que solo tiene de plazo una semana para terminar un musical de Broadway. En su camino para encontrar la inspiración necesaria hallará a una revoltosa muchacha que pilota un avión y que va a estrellarse cerca de donde él se encuentra. Comedia musical sin muchas pretensiones que procede de la obra teatral escrita por Max y J.O. Lief, y que le sirvió a Crosby para entonar uno de sus grandes éxitos: “Without a Word of Warning”. Como curiosidad mencionar que la fecha de nacimiento de este célebre actor y cantante se mantuvo en secreto durante años, hasta que la iglesia de su juventud en Tacoma, Washington, reveló su certificado de bautismo en el cual contenía su fecha de nacimiento: 2 de mayo en 1903. Lo que sí es seguro es que falleció en Madrid el 14 de octubre de 1977 de un ataque al corazón.

4/10
La llave de cristal (1935)

1935 | The Glass Key

Un confuso –y siempre apasionante– relato del maestro Dashiell Hammett acerca del asesinato del novio de la hija de un político da lugar a una gran película de cine negro, con explosivos diálogos, corrupción policial, intrigas de todo tipo y una memorable interpretación de George Raft como el ayudante del político acusado injustamente del homicidio. Dirige con maestría Frank Tuttle manteniendo un ritmo trepidante en algunos momentos. La historia volvería a ser llevada a la pantalla en 1942 con el mismo título, La llave de cristal, dirigida en esta ocasión por Stuart Heisler y donde el personaje femenino ganaba fuerza al estar en su piel la rubia Veronica Lake.

7/10
Ladies Should Listen

1934 | Ladies Should Listen

Anna Mirelle es la encargada de arreglar cualquier cosa que se estropee en un edificio de apartamentos en el centro de París. Como suele hablar mucho por teléfono con Julian De Lussac, un atareado hombre de negocios, Anna acaba enamorándose de él. Gracias a sus habilidades técnicas, descubrirá un complot contra Julian del que solo ella puede salvarle. Comedia intrascendente con incursiones policiacas, de apenas una hora de duración, y en cuyo reparto podemos encontrar a una jovencita llamada Clar Lou Sheridan que ese mismo año había debutado en el celuloide. Con los años, pasaría a llamarse Ann Sheridan y a ser una de las muchas diosas que hicieron soñar a los espectadores durante los años 40.

4/10
Escándalos romanos

1933 | Roman Scandals

Un individuo está convencido de que el emperador romano Valerio es un hombre encorvado, al igual que el cacique local. Por esta razón, sueña conque ha regresado a los tiempos del antiguo imperio romano y se encuentra con un individuo muy parecido a él. Una de las mejores comedias musicales al servicio de uno de los reyes indiscutibles del género durante los años 30, Eddie Cantor. El guión ofrece momentos llenos de diálogos hilarantes, mientras que las coreografías musicales están muy cuidadas.

4/10
Esta es la noche

1932 | This Is the Night

Un campeón olímpico de jabalina monta en cólera cuando se entera de que su mujer está coqueteando con otro hombre. Esto llevará a una serie de situaciones comprometidas que se desarrollan en ciudades tan sofisticadas como París y Venecia (convenientemente recreadas en los Estudios Paramount). Dirigida por Frank Tuttle, supuso el debut en pantalla de Cary Grant. El argumento se debe a una comedia teatral de éxito que se había estrenado en París en los años 20, titulada “Pouche” y escrita por Rene Peter y Henri Falk. En 1925 pasó a los escenarios de Broadway como “Naughty Cinderella”, siendo readaptada por Avery Hopwood. La Paramount compró los derechos y la trasladó al cine.

4/10
Galas de la Paramount

1930 | Paramount on Parade

Musical que cumplía una doble función: por un lado ofrecer al público el nuevo y revolucionario sistema del cine sonoro, y por el otro reunir en una sola película a todas las estrellas de la Paramount. Un documental que incluía sketches cómicos, números musicales y escenas dramáticas sin ninguna línea narrativa concreta. Producida por Albert Kaufman, fue dirigida por once ilustres nombres de la compañía (entre ellos Edmund Goulding, Ernst Lubitsch y Frank Tuttle) que rodaron espectaculares episodios musicales –algunos de ellos en Technicolor, aunque finalmente no mostrados en el montaje final que llegó a las salas de cine–. En su reparto hay rostros conocidos como los de Gary Cooper, Clara Bow, Maurice Chevalier, Nancy Carroll, Fay Wray y Jean Arthur. En realidad, Paramount On Parade seguía la línea de música, estrellas y gran escenografía que anteriormente habían emprendido la Metro-Goldwyn-Mayer (The Hollywood Revue of 1929), la Warner Bros (The Show of the Shows) y la Universal (The King of Jazz).

5/10
True to the Navy

1930 | True to the Navy

Ingenua y desenfadada comedia romántica que suponía una nueva y algo forzada incursión en el cine sonoro de la memorable estrella del mudo, Clara Bow, quien repetía protagonismo con Fredric March después de su enorme éxito de taquilla en La loca orgía (1929). En True to the Navy encarna a Ruby, una despierta y provocativa muchacha que regenta una tienda en el muelle de San Diego, a la que acuden un montón de marineros cuando atracan sus barcos. Todos están colados por los huesos de Ruby, pero el corazón de ella pertenece a un vividor que no está dispuesto a aceptar las reglas del matrimonio. Los diálogos son de Herman J. Mankiewicz.

5/10
The Studio Murder Mystery

1929 | The Studio Murder Mystery

El actor Richard Hardell, una celebridad del cine mudo cuyo paso al sonoro le está resultando algo traumática por su dificultad en aprenderse los diálogos (además de desesperar al director y a sus compañeros), rueda una compleja escena de asesinato en su última película. Al llegar el momento de filmarla muere realmente, apareciendo entonces varios sospechosos del crimen. Curioso experimento cinematográfico –según la novela de A. Channing Edington– donde se mezcla realidad y fantasía rememorando la obra de Pirandello, “Seis personajes en busca de autor”. Para cerrar el círculo entre verdad y ficción, el actor asesinado es Fredric March, mientras que una de las sospechosas resulta ser la celosa esposa del muerto que encarna Florence Eldredge, mujer en la vida real del propio March.

6/10
¿Quién la mató?

1929 | The Canary Murder Case

Película realmente singular puesto que, rodada como cine mudo por Malcolm St. Clair, fue reconvertida al sonoro debido a la revolución que este sistema supuso para el cinematógrafo. Así que casi toda la película hubo de ser de nuevo filmada, esta vez bajo la dirección de Frank Tuttle. Además, la voz de una de sus actrices, la mórbida Louise Brooks, tuvo que ser sustituida por Margaret Livingston; y el autor de la novela original en que se basaba la película, S.S. Van Dine, tuvo que poner diálogos a la versión sonora. Producida por la Paramount, se trataba de la primera historia del investigador Philo Vance que debe averiguar la extraña muerte de una misteriosa cantante de un club nocturno. Su protagonista, William Powell, adquirió gran popularidad con este personaje rodando también sus continuaciones: La casa de los cuatro crímenes (1929), The Benson Murder Case (1930) y Matando en la sombra (1933). Se da la circunstancia de que Powell también intervendría en la Metro en otra célebre saga de comedias policiacas como 'El hombre delgado' (La cena de los acusados).

5/10
The Studio Murder Mystery

1929 | The Studio Murder Mystery

El actor Richard Hardell, una celebridad del cine mudo cuyo paso al sonoro le está resultando algo traumática por su dificultad en aprenderse los diálogos (además de desesperar al director y a sus compañeros), rueda una compleja escena de asesinato en su última película. Al llegar el momento de filmarla muere realmente, apareciendo entonces varios sospechosos del crimen. Curioso experimento cinematográfico –según la novela de A. Channing Edington– donde se mezcla realidad y fantasía rememorando la obra de Pirandello, “Seis personajes en busca de autor”. Para cerrar el círculo entre verdad y ficción, el actor asesinado es Fredric March, mientras que una de las sospechosas resulta ser la celosa esposa del muerto que encarna Florence Eldredge, mujer en la vida real del propio March.

6/10

Últimos tráilers y vídeos