IMG-LOGO

Biografía

Neil LaBute

Neil LaBute

57 años

Neil LaBute

Nació el 19 de Marzo de 1963 en Detroit, Michigan, EE.UU.
Filmografía
Billions

2016 | Billions | Serie TV

Ambiciosa serie de intriga empresarial y política de Showtime situada en Nueva York, que supone el enfrentamiento entre dos hombres poderosos, encarnados por actores carismáticos. Bobby Axe es un popular empresario multimillonario, que discretamente ha ayudado a las familias de sus empleados que murieron en los ataques del 11-S y fue capaz de remontar el golpe que supuso la muerte de su socio, un auténtico crakc en la bolsa con los fondos de inversión privados. En su actividad empresarial podría no haber jugado limpio, algo que de destaparlo supondría un espaldarazo a la gestión del fiscal general, Chuck Rhoades. Pero el fiscal duda sobre cómo actuar, sobre todo porque su esposa, eminente psiquiatra, viene desempeñando tal función para los empleados de Axe, incluido este mismo, lo que podría suponer un conflicto de intereses. El trío compuesto por Brian Koppelman, David Levien y Andrew Ross Sorkin saca adelante una trama en las altas esferas del poder, en que se mueve mucho dinero, y donde destacan los dos protagonistas, Paul Giamatti y Damian Lewis, que comparten el deseo de llegar a lo más alto con el hecho de ser hombres de familia. Con un puñado de directores de primerísimo nivel, saben sacar partido a los conflictos profesionales y familiares, y los intercambios dialécticos son muy ágiles e ingeniosos. En las distintas situaciones que afrontan chocan la ambición con el deseo de hacer lo correcto y con justicia, aunque a veces se quede la humanidad en el camino.

6/10
Un funeral de muerte

2010 | Death at a funeral

El veterano director Frank Oz regresó en 2007 a su Gran Bretaña natal, tras años trabajando en Estados Unidos, para dirigir Un funeral de muerte, una comedia muy negra, pero divertida. Tres años después, el cómico Chris Rock ha producido un remake con un reparto mayoritariamente afroamericano, pensado para el público de Estados Unidos. Allí se estrenó la versión anterior, que desató excelentes críticas, pero apenas llamó la atención del público. Rock contrató al mismo guionista, Dean Craig, que ha mantenido básicamente la mismas secuencias, con algunos cambios menores. Su principal labor ha consistido en reelaborar los diálogos –pensados para personajes muy británicos– para que suenen naturales en estadounidenses. El propio Rock interpreta a Aaron, que tras la muerte de su padre se ha encargado de organizar el funeral, y tiene que leer el panegírico, a pesar de que todo el mundo espera que lo haga su hermano Ryan (Martin Lawrence), novelista de éxito. Pero se acumulan los despropósitos, porque los empleados de la funeraria llevan un cadáver equivocado, mientras que Elaine le ha dado a su novio Oscar lo que ella cree que es un valium, pero que resulta ser una potente droga alucinógena. Además, aparece en el lugar un enano misterioso que guarda un secreto del fallecido. Resulta curioso que Neil Labute (En compañía de hombres), guionista, dramaturgo y cineasta que estaba considerado a finales de los 90 adalid del cine independiente, haya acabado dirigiendo remakes con Chris Rock y Martin Lawrence. El director parece haber perdido su talento, y es incapaz de manejar los resortes cómicos que en manos de Frank Oz funcionaban como piezas de relojería. Además se recrea en detalles escabrosos, ya presentes en el film original, pero que aquí resultan agotadores. Por último, el reparto no es el más adecuado. Algunos actores, como Rock, Lawrence y especialmente Tracy Morgan (Rockefeller Plaza) se exceden en paroxismo, mientras que otros, como Danny Glover –el tío anciano y paralítico–, simplemente están mal elegidos. Se salva, eso sí, Peter Dinklage, el enano del film original que repite con el mismo personaje.

4/10
Protegidos por su enemigo

2008 | Lakeview Terrace

Chris y Lisa son un joven matrimonio, él blanco, ella negra, que se acaban de mudar a Los Ángeles, a una bonita casa en una zona residencial. Tienen como vecino a un policía negro viudo, Abel, padre de dos chicos. Enseguida les sorprende este personaje, que combina aires chulescos y resueltos, con los modos de padre preocupado con que afea su exhibicionismo amoroso en la piscina, por la mirada curiosa con que sus hijos les han observado. El caso es que Abel parece perpetuamente cabreado, se diría el típico vecino dispuesto a hacer la vida imposible a los recién llegados, al estilo del interpretado por Michael Keaton en De repente, un extraño. ¿Será tan rarito por el estrés del trabajo policial? ¿Estamos ante un psicópata? ¿O se trata de una mirada racista, Abel no aguanta que un blanquito esté con una linda “hermana”? Hasta puede que sea todo eso más algún secreto en la muerte de la esposa de Abel. Y mientras, los incendios que vienen azotando a California se aproximan, con sus peligrosas llamas, al barrio... Pena. Pena, penita, pena. Porque quien rueda este convencional thriller, es nada menos que Neil LaBute, antaño autor de películas duritas, pero con algo de chicha, como En compañía de hombres y Amigos & vecinos, y responsable de ese gran film que dio a conocer a Renée Zellweger llamado Persiguiendo a Betty. Pero ya en Wicker Man sorprendió desagradablemente, demostrando que las pelis de miedo no son lo suyo. Y aquí sigue con su rumbo errático, al entregar una historia que podía haber filmado cualquier director de medio pelo, donde lo mejor es Samuel L. Jackson, que compone su atormentado personaje con la misma facilidad con que se pela una mandarina.

4/10
Wicker Man

2006 | The Wicker Man

Neil LaBute juega a ser David Lynch… y le sale mal. Toma para ello un guión de 1973 de Anthony Shaffer, y cocina una historia rarita, rarita, sobre un policía que investiga la desaparición de una niña en una isla. Allí tiene su sede una extraña secta, que funciona como si fuera una colmena, adorando a la diosa naturaleza. A LaBute la preocupaban sobre todo los fans más acérrimos de la versión original. "Me preocupaban los puristas que te odian sólo por el hecho de intentar una revisión. Y les entiendo, de verdad". El director admite que si a él le contaran que se iba a hacer un remake de un film que adora, también se preguntaría, "¿por qué lo tocan?, es perfecta". Pero explica, "no lo haría si no creyera legítimamente que mi versión merece la pena". Como el director es competente, hay un arranque intrigante y algunos pasajes con fuerza, pero el conjunto sólo se puede etiquetar de locura, lleno de pesadillas y recuerdos inconexos, hasta un final supuestamente sorprendente, que no lo es. Una pena, penita, pena de película. Lo mejor es el trabajo de Nicolas Cage.

4/10
Por amor al arte

2003 | The Shape of Things

Tras dos incursiones fílmicas con material ajeno, una feliz (Persiguiendo a Betty), la otra fallida (Posesión), Neil LaBute vuelve a las ideas originales en un proyecto que nació casi simultáneamente como obra de teatro y película. Adam, estudiante, trabaja en sus ratos libres como vigilante de un museo. Un día se enfrenta a una situación embarazosa: Evelyn, transgresora estudiante de arte, pretende pintarrajear la hoja que cubre las partes indecorosas de una estatua. Se inicia así una alocada relación, que pone patas arriba el convencional mundo de Adam; lo que afectará a su amistad con Jenny y Phillip, que acaban de prometerse. Suena a tontería, pero esta sólida trama con cuatro buenos actores sirve a LaBute para ahondar en las relaciones humanas, tema de En compañía de hombres y Amigos y vecinos. La manipulación, las relaciones interesadas o mantenidas a golpe de efímeros sentimientos, las amistades peligrosas por falta de lealtad, la sexualidad desprovista de compromiso, se presentan con cruda claridad. Una crudeza desagradable y a veces obscena. Pero el gran tema planteado por caminos imprevistos es la relación entre arte y moral. La eterna pregunta de si lo inmoral puede ser bello (¿puede lo blanco ser negro?) recibe respuesta de modo brillante.

6/10
Posesión

2002 | Possession

Mientras estudia la obra de un poeta victoriano, un investigador americano descubre unas cartas que prueban su relación con una misteriosa amante. Con ayuda de una académica inglesa, seguirá diversas pistas en varios países europeos. El cuarto largometraje de Neil LaBute (Persiguiendo a Betty), adapta una novela de A.S. Byatt, que entrelaza dos historias románticas, en diferentes épocas. Pero la cosa no acaba de interesar demasiado.

4/10
Persiguiendo a Betty

2000 | Nurse Betty

Los culebrones no dan la felicidad. Pero ayudan a vivir la vida. Eso cree Betty, una bondadosa camarera, casada con un completo cafre. Ante una existencia anodina, fantasea con su deseo de ser enfermera, y con el amor platónico que le inspira el protagonista de su telecomedia favorita, cirujano del corazón. El argumento, así contado, parece poca cosa. Pero digamos, de entrada, que este film recibió el premio al mejor guión en Cannes. Por algo será. Y ese algo es que la historia pega un giro insospechado cuando un par de matones –Morgan Freeman y Chris Rock, asesinos “filósofos” al estilo de Pulp Fiction o Fargo– se “cargan” al marido de Betty por un feo asunto de drogas. Ella, testigo del crimen, sufre un 'shock' que le lleva a creer que la historia y personajes de su culebrón favorito son reales. Divertida. Fresca. Sorprendente. Es muy delgada la línea que separa una buena comedia de una fallida. Y Neil LaBute se queda al lado bueno de la línea, con escenas tan brillantes como la del encuentro en la fiesta de Betty con el actor-cirujano, que trae a la memoria el redondo final de La boda de mi mejor amigo (y no sólo porque en ambos films actúe Greg Kinnear). El film juega hábilmente con la dualidad “realidad”- “lecturas sobre la realidad” no sólo en la obvia confusión mental de Betty, sino en las impresiones que los distintos personajes se hacen sobre ella, y que no tienen nada que ver con su auténtica personalidad.

6/10
Amigos & vecinos

1998 | Your Friends & Neighbors

Relatos entrecruzados de las peripecias de varios personajes, infieles a sus cónyuges. LaBute realiza un descarnado retrato de la desorientación vital de individuos actuales.

6/10
En compañía de hombres

1997 | In the Company of Men

Chad y Howard son dos ejecutivos descarados y misóginos hasta la médula que llevan a cabo un cruel plan; enamorar cada uno por separado a una bella e inocente compañera sorda para después dejarla plantada sin darle explicación. La película es un retrato de dos machistas sin escrúpulos que en su día tuvieron una mala experiencia con las mujeres y planean por ello su particular venganza con el sexo opuesto. La cinta está llena de diálogos con continua presencia de un lenguaje ofensivo y machista. Dirige y escribe un debutante Neil LaBute (Amigos & vecinos).

4/10
Van Helsing

2016 | Van Helsing | Serie TV

Wicker Man

2006 | The Wicker Man

Neil LaBute juega a ser David Lynch… y le sale mal. Toma para ello un guión de 1973 de Anthony Shaffer, y cocina una historia rarita, rarita, sobre un policía que investiga la desaparición de una niña en una isla. Allí tiene su sede una extraña secta, que funciona como si fuera una colmena, adorando a la diosa naturaleza. A LaBute la preocupaban sobre todo los fans más acérrimos de la versión original. "Me preocupaban los puristas que te odian sólo por el hecho de intentar una revisión. Y les entiendo, de verdad". El director admite que si a él le contaran que se iba a hacer un remake de un film que adora, también se preguntaría, "¿por qué lo tocan?, es perfecta". Pero explica, "no lo haría si no creyera legítimamente que mi versión merece la pena". Como el director es competente, hay un arranque intrigante y algunos pasajes con fuerza, pero el conjunto sólo se puede etiquetar de locura, lleno de pesadillas y recuerdos inconexos, hasta un final supuestamente sorprendente, que no lo es. Una pena, penita, pena de película. Lo mejor es el trabajo de Nicolas Cage.

4/10
Por amor al arte

2003 | The Shape of Things

Tras dos incursiones fílmicas con material ajeno, una feliz (Persiguiendo a Betty), la otra fallida (Posesión), Neil LaBute vuelve a las ideas originales en un proyecto que nació casi simultáneamente como obra de teatro y película. Adam, estudiante, trabaja en sus ratos libres como vigilante de un museo. Un día se enfrenta a una situación embarazosa: Evelyn, transgresora estudiante de arte, pretende pintarrajear la hoja que cubre las partes indecorosas de una estatua. Se inicia así una alocada relación, que pone patas arriba el convencional mundo de Adam; lo que afectará a su amistad con Jenny y Phillip, que acaban de prometerse. Suena a tontería, pero esta sólida trama con cuatro buenos actores sirve a LaBute para ahondar en las relaciones humanas, tema de En compañía de hombres y Amigos y vecinos. La manipulación, las relaciones interesadas o mantenidas a golpe de efímeros sentimientos, las amistades peligrosas por falta de lealtad, la sexualidad desprovista de compromiso, se presentan con cruda claridad. Una crudeza desagradable y a veces obscena. Pero el gran tema planteado por caminos imprevistos es la relación entre arte y moral. La eterna pregunta de si lo inmoral puede ser bello (¿puede lo blanco ser negro?) recibe respuesta de modo brillante.

6/10
Posesión

2002 | Possession

Mientras estudia la obra de un poeta victoriano, un investigador americano descubre unas cartas que prueban su relación con una misteriosa amante. Con ayuda de una académica inglesa, seguirá diversas pistas en varios países europeos. El cuarto largometraje de Neil LaBute (Persiguiendo a Betty), adapta una novela de A.S. Byatt, que entrelaza dos historias románticas, en diferentes épocas. Pero la cosa no acaba de interesar demasiado.

4/10
Amigos & vecinos

1998 | Your Friends & Neighbors

Relatos entrecruzados de las peripecias de varios personajes, infieles a sus cónyuges. LaBute realiza un descarnado retrato de la desorientación vital de individuos actuales.

6/10
En compañía de hombres

1997 | In the Company of Men

Chad y Howard son dos ejecutivos descarados y misóginos hasta la médula que llevan a cabo un cruel plan; enamorar cada uno por separado a una bella e inocente compañera sorda para después dejarla plantada sin darle explicación. La película es un retrato de dos machistas sin escrúpulos que en su día tuvieron una mala experiencia con las mujeres y planean por ello su particular venganza con el sexo opuesto. La cinta está llena de diálogos con continua presencia de un lenguaje ofensivo y machista. Dirige y escribe un debutante Neil LaBute (Amigos & vecinos).

4/10
Van Helsing

2016 | Van Helsing | Serie TV

Por amor al arte

2003 | The Shape of Things

Tras dos incursiones fílmicas con material ajeno, una feliz (Persiguiendo a Betty), la otra fallida (Posesión), Neil LaBute vuelve a las ideas originales en un proyecto que nació casi simultáneamente como obra de teatro y película. Adam, estudiante, trabaja en sus ratos libres como vigilante de un museo. Un día se enfrenta a una situación embarazosa: Evelyn, transgresora estudiante de arte, pretende pintarrajear la hoja que cubre las partes indecorosas de una estatua. Se inicia así una alocada relación, que pone patas arriba el convencional mundo de Adam; lo que afectará a su amistad con Jenny y Phillip, que acaban de prometerse. Suena a tontería, pero esta sólida trama con cuatro buenos actores sirve a LaBute para ahondar en las relaciones humanas, tema de En compañía de hombres y Amigos y vecinos. La manipulación, las relaciones interesadas o mantenidas a golpe de efímeros sentimientos, las amistades peligrosas por falta de lealtad, la sexualidad desprovista de compromiso, se presentan con cruda claridad. Una crudeza desagradable y a veces obscena. Pero el gran tema planteado por caminos imprevistos es la relación entre arte y moral. La eterna pregunta de si lo inmoral puede ser bello (¿puede lo blanco ser negro?) recibe respuesta de modo brillante.

6/10

Últimos tráilers y vídeos