Decine21

Blog de Hildy

Al cine le gusta mirar con frecuencia a la realidad, son frecuentes los letreros, al principio o al final de una película, donde se lee “Basada en hechos reales”. En otras ocasiones, cubriéndose las espaldas por las llamadas licencias artísticas, lo que se pone es “Inspirada en hechos reales”, lo que justifica que se dé más rienda suelta a la imaginación o a los cambios, para dar mayor emoción a la cosa.

Se supone que en el Festival Educacine que organizamos en Madrid, los chicos y chicas de Secundaria y Bachillerato que acuden a las proyecciones y coloquios que siguen a las películas, son los que aprenden. Espero que así sea, pero también yo aprendo lecciones. Alguna teóricamente la llevo ya aprendida, pero la realidad siempre supera a lo que uno cree ya saber.

Cuando alguien dice que “El dinero no da la felicidad”, el cínico responde “¡Paparruchas!”, al más puro estilo del señor Scrooge. Y sin embargo, el cine nos ha mostrado muchos ricos millonarios a los que el dinero les salía por las orejas, y que sin embargos eran unos desgraciados, que estaban más solos que la una. A propósito del estreno de “Todo el dinero del mundo”, aquí va una selección de estos avaros más agarrados que un chotis.

Llevan el cine en las venas, viven literalmente de y para las películas. Mientras sus colegas se jubilan o han pasado a mejor vida, ellos siguen rodando y entregando grandes filmes, ancianos jóvenes de espíritu. ¿Seguirán haciendo cine a los 100 años, como hiciera el ilustre cineasta portugués Manoel de Oliveira?

¿Qué fue de la teoría de autor? Hubo una época en que los críticos de “Cahiers du Cinéma” descubrían “autores” entre los directores que tenían contrato con los estudios de Hollywood, y que entonces eran considerados simples buenos profesionales, gente como Alfred Hitchcock y John Ford. ¿Queda en nuestros días algún cineasta en la meca del cine que pueda ser considera autor?

Resultados 61 - 80 de 1639