Dallas: Los herederos - Serie - decine21
IMG-LOGO
Dallas: Los herederos
5 /10 decine21

Dallas: Los herederos

Dallas

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
5 /10 decine21

Crítica

Las nuevas caras de la ambición

Las nuevas caras de la ambición

El clan de los Ewing es uno de los más poderosos y adinerados de Dallas. Han pasado los años y la ambición, una de las características de la familia, sigue transmitiéndose de padres a hijos. La sombra de su imperio petrolero es alargada y bajo ella, las pasiones y los conflictos más extremos saldrán a relucir entre las dos grandes alas del clan, representadas por los hermanos JR y Bobby. La rivalidad de antiguo tiene también su reflejo entre sus herederos. Intriga, engaños, lucha de poderes, amor y odio, será el ambiente habitual que se respire en Southfork, el epicentro de la “unidad” familiar.

¿Alguna vez hubo un ser más cínico, hipócrita, egoísta, ambicioso, cruel, sin escrúpulos… y, por qué no decirlo, cabronazo, que JR? El personaje interpretado por Larry Hagman marcó toda una época en la televisión de principios de los 80. Los más viejos del lugar, y no tanto, recordarán cómo se paralizó el país el día en que a JR lo intentan enviar al otro barrio. Sin duda Dallas fue una serie mítica y abrió la senda para otras de similar estilo, como Dinastía y Falcon Crest, pobladas de arquetipos: o muy buenos o lo contrario, malos malísimos. La serie fabricaba subtramas como churros, pero languideció con el tiempo. Pero he ahí que bicho malo nunca muere y tenemos otra vez a JR resurgiendo de sus cenizas catódicas para volverlo a ver en acción, treinta años después, en pantalla de alta resolución.

Quien tuvo retuvo y si el más maquiavélico miembro de la familia Ewing no está ya para demasiados trotes, su veneno fluye por las venas de su parantela para que comparemos, capítulo tras capítulo, quién es más canalla, él o sus descendientes. Dallas vuelve con nuevos bríos y dispuesta a quedarse (por qué no, si petardos tan artificiales como Gossip Girl ya van por la sexta temporada, y suma y sigue), con algunos de los personajes de entonces y con una nueva generación de actores, herederos en la ficción de los originales, que siguen con el mismo espíritu de la época.

Los principales personajes de la serie, los hermanos y antagonistas JR y Bobby, siguen llevando el peso de la historia, pero son ahora sus hijos los que pelean por el control del imperio Ewing, el rancho y todas sus posesiones. Las mujeres e hijas de la familia tienen más peso en la trama de la nueva etapa, aunque los hombres llevan las riendas de la empresa. Lo que no han cambiado son las motivaciones de los personajes, las mismas de antaño, es decir obtener cada vez más poder pisándose los cuellos unos a otros. Esto se muestra con una puesta en escena eficaz, dosificando los golpes de efecto para captar la atención de la audiencia.

Con una ambientación muy fiel a la original, la serie ha ganado en ritmo y agilidad, ya no son aquellos diálogos interminables cargados de dramatismo (muy a lo culebrón) de hace tres décadas. Dallas se ha modernizado, se ha adaptado a la coyuntura actual y los nuevos actores le dan un nuevo aire a esta serie que dejó huella en toda una generación de telespectadores. Sin embargo parte de su atractivo es precisamente la continuidad que se da a la historia gracias a la presencia de los actores originales. Además de Larry Hagman, otra vez en la piel de JR, Linda Gray es aún su esposa, y el otro hermano, Bobby, sigue siendo interpretado por Patrick Duffy. Actores todos ellos de peso que conocen a la perfección su personaje y que contribuyen a crear una historia totalmente creíble. El tiempo no pasa en la familia Ewing y la mala baba, renovada, sigue cotizando al alza para sus nuevos seguidores.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.