IMG-LOGO

Biografía

Jordana Brewster

Jordana Brewster

40 años

Jordana Brewster

Nació el 26 de Abril de 1980 en Ciudad de Panamá, Panamá

Una carrera apresurada

21 Mayo 2013

Jordana Brewster es conocida sobre todo por su trabajo como Mia Toretto, la hermana del personaje de Vin Diesel en la saga iniciada con "A todo gas". Pero la bella actriz de rasgos latinos demostró que tenía más recorrido, con su papel protagonista en el film de terror "La matanza de Texas: el origen" y como una de las actrices centrales de "Dallas: Los herederos".

Aunque tiene las dos nacionalidades de sus padres, el estadounidense Alden Brewster –inversionista bancario– y la brasileña Maria João Leal de Sousa –modelo–, Jordana Brewster nació en ciudad de Panamá, el 26 de abril de 1980. Tiene una hermana menor, Isabella Brewster, que se dedica a la representación de actores.

La futura actriz pasó la mayor parte de su infancia en Londres, Río de Janeiro, y finalmente en Nueva York, donde estudió en la Escuela del Convento del Sagrado Corazón. Posteriormente estudiaría Lengua Inglesa en la prestigiosa Universidad de Yale, con la que su familia está muy vinculada, pues su abuelo paterno, Kingman Brewster, Jr., fue presidente de la institución.

Decidida a convertirse en actriz, Jordana Brewster se dedicó a los culebrones televisivos desde muy joven. Tras su participación en episodios de un par de títulos –"All My Children" y "As the World Turns"– recibió una candidatura en la categoría de actriz adolescente revelación en los Soap Opera Digest Awards.

Debutó en el cine con el film de terror adolescente The Faculty, de Robert Rodriguez. Interpretaba a una alumna, editora del periódico del centro, en un instituto donde los profesores están controlados por criaturas alienígenas. El film obtuvo buenos resultados en las taquillas, por lo que la joven Brewster empezó a estar solicitada. Intervino en la miniserie The 60s, con Julia Stiles, y en el film The Invisible Circus, un fallido drama con Cameron Díaz.

Pero Jordana Brewster dio la gran campanada sobre todo con A todo gas, donde interpretaba a Mia Toretto, apasionada del motor, muy unida a su hermano, Dominic "Dom" Toretto (Vin Diesel). Con su enorme encanto encandilaba a un policía, infiltrado en el mundillo de las carreras ilegales para investigar el caso de una banda de ladrones (Paul Walker).

La actriz rechazó las primeras secuelas, A todo gas 2 y A todo gas. Tokyo Race, pues prefería centrarse en otros proyectos. Pero no acabó de irle del todo bien, pues ni D.E.B.S. Espías en acción ni El desafío (2006) tuvieron gran repercusión. Únicamente triunfó La matanza de Texas: el origen, precuela del film de Tobe Hooper, donde interpretaba a una joven que con su novio, su cuñado y la pareja de este último recalan en un siniestro pueblo donde las pasarán canutas.

Durante el rodaje conoció a uno de los productores, Andrew Form, del que se enamoró. La pareja contrajo matrimonio en noviembre de 2006, en una ceremonia íntima en Las Bahamas.

La actriz también apareció en diversos episodios de la serie Chuck. Pero desde entonces, Jordana Brewster cae casi en el olvido. Rueda la comedieta El chico de tu vida, pero sus escenas se caen en la mesa de montaje. Protagoniza un piloto de una serie basada en Sr. y Sra. Smith, el film con Brad Pitt y Angelina Jolie, pero a la cadena ABC no le convence, y el proyecto no sale adelante.

Se ve obligada a regresar a la franquicia del motor en Fast & Furious. Aún más rápido, la cuarta entrega, que reúne a todos los actores originales, también con el mismo problema, pues Vin Diesel, Paul Walker y Michelle Rodríguez andan también de capa caída. Ella misma me comentó en una entrevista cómo volvió a la saga. "Fui yo la que llamó a la productora para que me dieran el papel. Cuando rodé la primera parte y se convirtió en un fenómeno de masas, yo me quedé muy al margen. Estaba en la universidad, concentrada en mis estudios, así que no capitalicé el éxito, mientras que otros actores del film consiguieron despegar", comentaba la actriz. "Hace un tiempo escuché que iba a dirigir la cuarta parte Justin Lin, con quien yo trabajé en El desafío (2006). Así que pensé que seguramente me llamarían. Por si acaso, me puse en contacto con los productores antes incluso de que hubiera un guión, para comunicarles mi interés en participar en el proyecto".

La taquilla responde, y Brewster repite en Fast & Furious 5 y Fast & Furious 6, si bien sus intervenciones son siempre muy secundarias. Además, de forma inesperada, Jordana Brewster ha alcanzado el éxito televisivo con la serie Dallas: Los herederos, el regreso del clan Ewing, donde interpreta a una de las protagonistas, la hija del cocinero, que creció en el rancho de Southfork con John Ross y Christopher, los sucesores de los legendarios J.R. y Bobby Ewing.

Filmografía
Fast & Furious 9

2021 | Fast & Furious 9

Dom Toretto (Vin Diesel) lleva una vida tranquila con Letty y su hijo, el pequeño Brian, pero saben que el peligro siempre acecha esa tranquilidad. Esta vez, esa amenaza obligará a Dom a enfrentarse a los pecados de su pasado si quiere salvar a aquellos que más quiere. El equipo se vuelve a reunir para impedir un complot a escala mundial, liderado por uno de los asesinos más peligrosos y mejor conductor a los que se han enfrentado; un hombre que además es el hermano desaparecido de Dom, Jakob.

American Crime Story: The People v. O.J. Simpson

2016 | American Crime Story: The People v. O.J. Simpson | Serie TV

Cuidadísima dramatización de uno del juicio que quizá más ha marcado a la opinión pública americana del siglo XX: el que llevó al banquillo –y no precisamente del campo de juego– al popularísimo jugador de fútbol americano O.J. Simpson, acusado del asesinato de su ex mujer Nicole Brown y del hombre que le acompañaba, el camarero Ronald Goldman, en el domicilio de ella. Se trató de un doble crimen realizado con particular saña, y todas las pruebas apuntaron a Simpson como a su autor. Todo lo que rodeó al trágico suceso se convirtió en un auténtico culebrón, muy cercano a los actuales "reality", con informaciones en directo, tanto de una huida del acusado con amenazas suicidas, como de la vista judicial. No había estadounidense que careciera de opinión acerca de lo ocurrido. El dúo constituido por Scott Alexander y Larry Karaszewski tiene en su haber libretos de películas sobre personajes auténticos, atractivos y con un punto estrafalario y polémico, ahí están Ed Wood, Man on the Moon y El escándalo Larry Flynt para corroborarlo. Aquí son creadores de una miniserie muy pegada a la realidad, que parte de un libro de Jeffrey Toobin, y aunque algunas situaciones pueden rayar lo surrealista, se evita lo que pueda parecer onírico, la narración es fiel a los cánones del thriller judicial, y hace pensar en filmes como El misterio von Bulow, donde por cierto, el protagonista era defendido por uno de los abogados de Simpson, Alan Dershowitz. Casi todos los episodios los dirige Ryan Murphy, que se aleja así del tono de otras series creadas por él, como Glee o American Horror Story. La serie tiene la virtud de ser muy poliédrica, aborda muchas cuestiones, más allá de la simple narración de un caso criminal. Al mostrarnos al acusado y alrededores, la acusación y la defensa, se nos pinta muy bien la tendencia de cualquier persona al egocentrismo, que se acentúa cuando anda la fama de por medio: O.J. era un héroe para muchos, y él mismo se tenía y actuaba como un semidios; sus abogados conformaron un auténtico Dream Team de caros abogados con ganas de brillar, además del citado Dershowitz, estaban el abogado de las estrellas Robert Shapiro, el amigo de O.J. Robert Kardashian, el adalid de la causa racial Johnnie Cochran y el criminalista F. Lee Bailey; y la acusación también se vio bajo los focos más de lo deseable, con una Marcia Clark a la que juzgan por su peinado y su ropa, y un Chris Darden que por ser negro. Todos los implicados, incluido, el juez, pagan un precio personal por trabajar en esta causa. Ideas como justicia e injusticia se abordan cuando la incendiaria causa racial pueden subvertir un caso donde lo ocurrido no parece admitir discusión, no hay más hipótesis aparte de la que se juzga, pero otras cuestiones como la discutible actuación, en general, de la policía de Los Ángeles, y la alarma social, quizá lo alteren todo. Hay habilidad en episodios como el que nos ofrece el punto de vista de un jurado que de algún modo sufrió "prisión" durante ocho meses, lo que duró el juicio. Y desde luego está la cuestión mediática, que nos apunta como pudo surgir el fenómeno asombroso de los Kardashian, aquí vemos a los hijos siendo niños ya fascinados por la fama recién adquirida por su padre. La serie al completo tiene un magnífico ritmo, y el reparto es excelente. Sorprende la transformación de John Travolta como Shapiro, pero igualmente están muy bien una Sarah Paulson fiscal bajo presión, un Cuba Gooding Jr. como el acusado sin histrionismos más allá de lo justo, o un Courtney B. Vance como el abogado Cochran, por citar sólo a unos pocos.

7/10
Armal letal

2016 | Lethal Weapon | Serie TV

Martin Riggs es un carismático detective de policía de Texas, ex marine y amante del riesgo, que se muda a California para empezar de cero en la policía de Los Ángeles después de que su mujer embarazada muera en un trágico accidente de coche. Deprimido y sin ninguna gana de vivir, Riggs es asignado como compañero de Roger Murtaugh, un padre de familia que se reincorpora al cuerpo tras salir de una operación de corazón por un infarto.

Fast & Furious 7

2015 | Fast & Furious 7

A Toretto todo le va bien. Ha sido indultado por cooperar con la justicia y vive feliz con Letty, a la que había dado por muerta. Por su parte, Brian se ha convertido (¿quién lo iba a decir?) en un padre modélico, y hasta ha cambiado el coche de carreras por el monovolumen, por lo que su relación con Mia va viento en popa... Sus amiguetes Tej y Roman llevan una existencia a lo grande como auténticos playboys. Por desgracia, todo se va al traste con la entrada en escena de Deckard Shaw, un terrible psicópata que quiere liquidarles a todos porque les culpa de la muerte de su hermano. La séptima entrega de Fast and Furious ha hecho mucho ruido mediático, pues el actor Paul Walker fallecía trágicamente en accidente antes de finalizar el rodaje. Pero la colaboración de su hermano gemelo (con poco parecido físico a pesar de todo) y los sofisticados retoques digitales han posibilitado que se concluya la cinta, con el interés añadido de si se notará o no la ausencia del actor. Y lo cierto es que si no se conociera el terrible suceso, nadie se percataría demasiado. Logra resultar bastante emotiva la secuencia final, homenaje al fallecido actor y a su paso por la saga, casi el único trabajo por el que se le recuerda junto a Banderas de nuestros padres. Por lo demás, apenas se nota que el deseoso de adentrarse en nuevos caminos James Wan, especialista en filmes de terror como Saw y Expediente Warren, haya sustituido al responsable de las últimas entregas, Justin Lin, ocupado con la segunda temporada de True Detective y la nueva entrega de Star Trek. Y es que Fast & Furious 7 se parece mucho a la sexta parte, marcada por la sobredosis de secuencias de acción, que toman un cariz tan increíble que a menudo obligan a suspender la incredulidad, especialmente durante un doble salto en automóvil de una torre a otra de Abu Dabi... A pesar de todo, no decepcionará ni un ápice a los apasionados de la franquicia, pues ofrece coches envidiables, cuerpos danone, diálogos de pelis de matones, poses de tipos duros, elogios baratos de la amistad... Un Vin Diesel, resignado a que sólo da dinero en taquilla con esta saga, y el resto de habituales, que ya se conocen al dedillo a unos personajes que tampoco evolucionan en este capítulo especialmente, junto a la llegada de tipos duros como Jason Statham, y Kurt Russell a una franquicia donde ya estaban desde hace algún capítulo Dwayne Johnson y Gina Carano, da que pensar si Fast & Furious 7 no parece por momentos un sucedáneo de la reunión de superhéroes de acción vista en Los mercenarios.

5/10
Atraco americano

2014 | American Heist

Una pareja de hermanos en su busca desesperada por conseguir dinero se une a una banda de atracadores que pretende robar el banco más importante de la ciudad de San Luis. El buen reparto es lo mejor de este entretenido thriller de acción dirigido por el armenio Sarik Andreasyan.

4/10
Fast & Furious 6

2013 | Fast & Furious 6

Dom (Vin Diesel) vive "retirado" plácidamente con la poli brasileña Elena (Elsa Pataky). Ha sido tío, pues su hermana Mía (Jordana Brewster) ha tenido un hijo con Brian (Paul Walker). Pero la tranqulidad de su vida se va pique cuando un día se presenta el forzudo agente Hobbs (Dwayne Johnson) y pide ayuda a Dom para capturar a Shaw (Luke Evans), un peligroso criminal y ex militar que persigue un sofisticado mecanismo tecnológico. Para asegurarse de que Dom y su equipo le echarán una mano Hobbs le facilita pruebas de que su novia Letty (Michelle Rodríguez), dada por muerta hace tiempo, sigue viva, y forma parte de la banda de Shaw. Sexta entrega de la saga comenzada con A todo gas, que va camino de convertirse en una de las más extensas de la historia del cine. Como en la mayoría de ellas vuelve a estar detrás de las cámaras Justin Lin, quien sigue tirando de la madeja para tejer una tupida trama de acción, y más acción, y más acción. Sin embargo, esta vez se lía un poco con su interés de intentar "el más difícil todavía" y llega a rodar escenas cuyas imágenes producen carcajadas no precisamente deseadas –véase el salvamento en el aire–, más propias de cualquier película fantástica de superhéroes. Sin duda alguna el punto fuerte es la reaparición de Letty, interpretada por una malencarada Michelle Rodríguez que quizá nunca debió dejar la franquicia. Gracias a ella hay un acuciamiento en tomarse todo demasiado en serio, de modo que al conjunto le falta el sentido del humor de películas anteriores, y se acusa. Se dejan ver otros signos de decadencia en Fast & Furious 6, lo que no quita que se apunte la llegada de una próxima entrega. Pero en la que estamos se ha dejado más de lado la relación natural entre los personajes, sus historias. En la quinta parte, por ejemplo, tenían una evolución, algo cambiaba en cada uno, pero aquí sus roles son mucho más insípidos (especialmente los de los secundarios de la banda). Hay un exceso asimismo de poses, de diálogos enlatados típicos de película de malotes de tres al cuarto, etc. y en esto Vin Diesel está más exagerado que nunca. No basta que se diga que lo más importante sea la familia y bla bla bla. El problema de fondo está en que esta vez se dedican demasiados minutos a la acción y los motores, y el resto se desequilibra obligatoriamente. Y llegados a este punto hay que recalcar que por supuesto la trepidación es apabullante, brutal, desproporcionada sobre todo en la inacabable secuencia final.

4/10
Dallas: Los herederos (2ª temporada)

2013 | Dallas | Serie TV

J.R. Ewing (Larry Hagman), uno de los mayores villanos de la televisión, toma su último aliento bajo unas circunstancias muy sospechosas, pero no antes de generar problemas del tamaño de Texas durante toda la temporada. J.R. guía a su hijo debidamente, John Ross (Josh Henderson), a robar el negocio de Christopher (Jesse Metcalfe) y de Bobby (Patrick Duffy), mientras las mujeres van por su lado. Sue Ellen (Linda Gray) se postula como gobernadora, Ann (Brenda Strong) apunta a sus ex, Harris (Mitch Pileggi), y Pamela (Julie Gonzalo) y Elena (Jordana Brewster) demuestran que ser preciosa y jugar sucio en ocasiones van de la mano. Además, el hermano de Elena, Drew (Kuno Becker), y la hija perdida de Ann, Emma (Emma Bell), tienen sus propios planes para vivir en Southfork. Es una temporada de drama que debe ser vista, y aunque J.R y su Stetson estén en un descanso, él sigue tomando decisiones, dejando un legado al que él llama “obra maestra”, lo que deja a la familia Ewing, normalmente inquebrantable, en estado de shock.

Dallas: Los herederos

2012 | Dallas | Serie TV

El clan de los Ewing es uno de los más poderosos y adinerados de Dallas. Han pasado los años y la ambición, una de las características de la familia, sigue transmitiéndose de padres a hijos. La sombra de su imperio petrolero es alargada y bajo ella, las pasiones y los conflictos más extremos saldrán a relucir entre las dos grandes alas del clan, representadas por los hermanos JR y Bobby. La rivalidad de antiguo tiene también su reflejo entre sus herederos. Intriga, engaños, lucha de poderes, amor y odio, será el ambiente habitual que se respire en Southfork, el epicentro de la “unidad” familiar. ¿Alguna vez hubo un ser más cínico, hipócrita, egoísta, ambicioso, cruel, sin escrúpulos… y, por qué no decirlo, cabronazo, que JR? El personaje interpretado por Larry Hagman marcó toda una época en la televisión de principios de los 80. Los más viejos del lugar, y no tanto, recordarán cómo se paralizó el país el día en que a JR lo intentan enviar al otro barrio. Sin duda Dallas fue una serie mítica y abrió la senda para otras de similar estilo, como Dinastía y Falcon Crest, pobladas de arquetipos: o muy buenos o lo contrario, malos malísimos. La serie fabricaba subtramas como churros, pero languideció con el tiempo. Pero he ahí que bicho malo nunca muere y tenemos otra vez a JR resurgiendo de sus cenizas catódicas para volverlo a ver en acción, treinta años después, en pantalla de alta resolución. Quien tuvo retuvo y si el más maquiavélico miembro de la familia Ewing no está ya para demasiados trotes, su veneno fluye por las venas de su parantela para que comparemos, capítulo tras capítulo, quién es más canalla, él o sus descendientes. Dallas vuelve con nuevos bríos y dispuesta a quedarse (por qué no, si petardos tan artificiales como Gossip Girl ya van por la sexta temporada, y suma y sigue), con algunos de los personajes de entonces y con una nueva generación de actores, herederos en la ficción de los originales, que siguen con el mismo espíritu de la época. Los principales personajes de la serie, los hermanos y antagonistas JR y Bobby, siguen llevando el peso de la historia, pero son ahora sus hijos los que pelean por el control del imperio Ewing, el rancho y todas sus posesiones. Las mujeres e hijas de la familia tienen más peso en la trama de la nueva etapa, aunque los hombres llevan las riendas de la empresa. Lo que no han cambiado son las motivaciones de los personajes, las mismas de antaño, es decir obtener cada vez más poder pisándose los cuellos unos a otros. Esto se muestra con una puesta en escena eficaz, dosificando los golpes de efecto para captar la atención de la audiencia. Con una ambientación muy fiel a la original, la serie ha ganado en ritmo y agilidad, ya no son aquellos diálogos interminables cargados de dramatismo (muy a lo culebrón) de hace tres décadas. Dallas se ha modernizado, se ha adaptado a la coyuntura actual y los nuevos actores le dan un nuevo aire a esta serie que dejó huella en toda una generación de telespectadores. Sin embargo parte de su atractivo es precisamente la continuidad que se da a la historia gracias a la presencia de los actores originales. Además de Larry Hagman, otra vez en la piel de JR, Linda Gray es aún su esposa, y el otro hermano, Bobby, sigue siendo interpretado por Patrick Duffy. Actores todos ellos de peso que conocen a la perfección su personaje y que contribuyen a crear una historia totalmente creíble. El tiempo no pasa en la familia Ewing y la mala baba, renovada, sigue cotizando al alza para sus nuevos seguidores.

5/10
Fast & Furious 5

2011 | Fast & Furious 5

Hubo un momento en el que ni Paul Walker ni Vin Diesel querían protagonizar más secuelas de A Todo gas, en busca de proyectos diferentes, de mayor entidad. Así, ninguno de los dos protagonizaba la tercera entrega que sólo contaba con un cameo de Diesel. Pero ahora, tanto él como Walker no han conseguido captar el interés del gran público, salvo porque en 2009 se reunieron para Fast & Furious. Aún más rápido, que fue la cuarta de la serie. No les ha quedado más remedio que retomar una vez más a sus personajes en una saga un tanto agotada. En esta ocasión, el fugitivo Dominic Toretto (Diesel), su hermana Mia (Jordana Brewster) y su pareja, el ex policía Brian O'Conner (Walker) se han refugiado en Brasil. Allí planean robar unos cien millones de dólares a un poderoso empresario corrupto que domina la mafia local. Para ello, reclutarán a valiosos aliados de élite. Mientras, el agente especial Luke Hobbs (Dwayne Johnson) les pisa los talones para enviarles a la cárcel. Dirige nuevamente Justin Lin, que ya había sido el encargado de las dos anteriores. Como era de esperar, Lin se luce en las persecuciones y secuencias de acción, pero en esta ocasión son un tanto rutinarias y saben a poco, como si ya no hubiera nada que aportar. El realizador se atasca con el ritmo de una historia que a pesar de un pequeño alegato pro-familiar, y de pequeñas reflexiones sobre la justicia, está concebida como sus predecesoras como un entretenimiento muy ligero. El film toma como modelo descaradamente Ocean's Eleven, con su robo-venganza, su equipo de profesionales, y sus toques de humor. Pero se toma demasiado tiempo para desarrollar unos personajes muy tópicos y su metraje acaba resultando excesivo para una entrega que poco aporta a la saga. Eso sí, agradará a los incondicionales de los coches caros y los ambientes marginales. Repite Tyrese Gibson que aparecía en la segunda parte, y se incorporan Dwayne Johnson y la española Elsa Pataky, como intrépida agente de policía. En cualquier caso los actores de la cinta, tanto veteranos como recién llegados, aunque no desentonan, se limitan a poner caras de tipo duro.

5/10
Fast & Furious. Aún más rápido

2009 | Fast & Furious

La carrera de Vin Diesel pegó un gran acelerón con A todo gas, de 2001, un insustancial pero aparatoso espectáculo de acción, que apasionó sobre todo a los espectadores jóvenes. Con la vista puesta en otros proyectos que pudieran darle proyección en otros sectores del público, Diesel rechazó rodar la secuela, A todo gas 2, y se limitó a hacer un cameo en A todo gas. Tokyo Race, la tercera parte. En su lugar, decidió decantarse por títulos como Un canguro superduro, Declaradme culpable y Babylon, que no tuvieron la repercusión esperada, por lo que en la práctica han supuesto un frenazo para las aspiraciones de Diesel. Necesitado de público, el neoyorquino se ha apresurado a volver a subirse en marcha a la saga automovilística, en una cuarta parte que le reúne con el resto del tándem original: Paul Walker, Michelle Rodríguez y Jordana Brewster. De nuevo, Diesel vuelve a meterse en la piel del ex convicto Dominic Toretto, que comete espectaculares robos, y se refugia de la policía en una cabaña junto a la playa, en Santo Domingo. Pero un día recibe la noticia de que Letty, su novia, ha sido violentamente asesinada en Los Ángeles. Decide volver allí –a pesar de que corre el riesgo de ser inmediatamente detenido–, y rápidamente averigua que los culpables son los hombres de un narcotraficante que pasa drogas a Estados Unidos a través de la frontera con México. Persigue también al mismo narcotraficante el agente Brian O’Conner, que en el pasado dejó escapar a Toretto. Repite como director el taiwanés Justin Lin, responsable de la entrega anterior, preocupado sobre todo por lograr un ritmo frenético y que la película vaya ‘a todo gas’. Se luce en un par de espectaculares secuencias automovilísticas, como el robo del principio y una angustiosa persecución final en unos túneles, muy influida por los videojuegos de acción. Por lo demás, los actores cumplen, a pesar de que sus personajes están desdibujados, y el film ofrece lo que se esperan sus potenciales espectadores, los apasionados de los coches de lujo ‘tuneados’. Uno de los momentos supuestamente más dramáticos y emotivos, cuando Toretto acude a visitar la tumba de su novia Letty, resulta involuntariamente hilarante para los espectadores españoles, por el nombre completo de la fallecida, que aparece en la lápida. Posiblemente para el guionista no hace alusión a ningún personaje público que él conozca.

4/10
La matanza de Texas: el origen

2006 | The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning

1969. Eric, un veterano del Vietnam, pide que le reenvíen al conflicto para acompañar a su hermano Dean, a punto de ir al frente. En realidad éste pretende huir a México con Bailey, su novia. Pero antes de decir la verdad a Eric, ambos hermanos y sus chicas emprenden un viaje por carretera por Texas durante un fin de semana. En la carretera, los chicos sufren un accidente por culpa de unos moteros. Un policía acude supuestamente a ayudarles. Ignoran que en realidad se trata de un miembro de una familia de asesinos. Precuela de La matanza de Texas, rodada en 1974 por Tobe Hooper, que a pesar del bajo presupuesto aterrorizó al público mostrando el lado más cruel del ser humano. El film fue objeto de varias entregas y un remake de Marcus Nispel, con el mismo argumento, pero filmado de modo más brutal y realista. El desconocido Jonathan Liebesman reconstruye los primeros crímenes del famoso Leatherface y su familia de psicópatas. Desgraciadamente, el guión repite por enésima vez el esquema del original. Pero el director cuenta con más medios que Hooper en su momento, lo que le permite una violencia hiperrealista difícilmente soportable.

2/10
El desafío (2006)

2006 | Annapolis

Jake Huard, joven procedente de una familia humilde, ve cumplido su sueño de ser admitido en Annapolis, una de las academias militares más antiguas de los Estados Unidos. Aunque le cuesta soportar las fuertes presiones a las que son sometidos los novatos, Jake está dispuesto a aguantar hasta el final, para que su padre esté orgulloso de él. Finalmente, acaba presentándose al campeonato de boxeo de la Academia, por lo que tiene que enfrentarse al lugarteniente Cole, un duro rival. James Franco, protagonista de Tristán + Isolda, e hijo del Duende Verde en Spider-Man, protagoniza una película de academia militar, casi un subgénero, que cuenta con muestras de renombre como Oficial y caballero, La chaqueta metálica y Tigerland.

4/10
D.E.B.S. Espías en acción

2004 | D.E.B.S.

Varias atractivas estudiantes de un instituto son reclutadas por una entidad conocida como D.E.B.S., una organización de espías. Su primera misión consiste en encontrar a Amy Bradshaw, la mejor espía de la entidad, desaparecida cuando andaba tras la pista de una sofisticada criminal. Angela Robinson, directora de la nueva versión de Herbie, convirtió en largometraje su propio corto, titulado D.E.B.S. igualmente. Se trata de una curiosa parodia de Los Ángeles de Charlie y otras cintas de superespías, que combina el humor con espectaculares secuencias de acción.

2/10
A todo gas

2001 | The Fast And The Furious

Brian (Paul Walker) es un poli loco del motor. Le encantan los bólidos y él mismo tiene un “buga” preparado por él que no tira nada mal. Por las noches se une a un grupo de gente como él a los que les encanta correr con sus coches por las calles de Los Angeles. Pero lo hace por trabajo, no por placer. Pues busca a unos ladrones que pertenecen a ese mundillo de la velocidad. Pronto se hace amigo de Dominic Toretto (Vin Diesel). Lo malo es que quizá esté relacionado con el caso que investiga. Carreras a todo trapo. La emoción de los motores puestos al límite, con sonido ensordecedor, la adrenalina disparada y la música a tope. Y por su fuera poca cosa, también hay tiempo para enamorarse. Rob Cohen, que ya filmó con Sylvester Stallone automóviles destrozados en Pánico en el túnel es el responsable de la cinta.

5/10
The Invisible Circus

1999 | The Invisible Circus

Phoebe, una adolescente marcada por el suicidio de su hermana mayor, desea averiguar por qué se quitó la vida. Emprende un viaje que le lleva a Europa, y allí encuentra al que fuera novio de su hermana, con quien inicia una relación. Adaptación de una novela de Jennifer Egan, aunque tiene un juvenil y atractivo reparto, no acaba de enganchar, quizá por las idas y venidas temporales y los sositos personajes.

4/10
The Faculty

1998 | The Faculty

Nueva película protagonizada por adolescentes de instituto. La novedad es que, en vez de historia nostálgica o de simple terror, aparece la ciencia ficción. Pues resulta que unos malvados alienígenas se proponen invadir la Tierra; y con tal propósito toman prestados los cuerpos de los "profes" del "cole". A partir de ahí una panda de chicos y chicas debe salvar al mundo, sin olvidar que cualquiera de ellos puede acabar convertido en extraterrestre. El director Robert Rodriguez, que sorprendió a medio mundo con un film hecho con cuatro cuartos (El mariachi), se pliega a las convenciones de las películas de serie B, y un logra un film bastante entretenido.

4/10

Últimos tráilers y vídeos