IMG-LOGO

Biografía

Jo Odagiri

Jo Odagiri

Jo Odagiri

Filmografía
El mundo de Kanako

2014 | Kawaki

Cuando Kanako, hija pródiga y alumna intachable, desaparece, su madre no duda en llamar a su exmarido, un policía poco ortodoxo. A medida que la investigación avanza, la imagen idealizada de Kanako se va resquebrajando, dejando entrever que, bajo la excelencia, la chica esconde otra vida, más oscura y secreta. El director de Confessions vuelve con un film noir de poso trágico y ritmo imparable.

Kiseki (Milagro)

2011 | Kiseki

Por lo visto Kiseki, el título original del film, significa en japonés "milagro". No sabemos si la película tiene en sí es también un milagro, pero en cualquier caso sorprende la habilidad del director nipón Hirokazu Koreeda para trabar una historia profundamente emocionante con unos elementos tan sencillos. Koichi y Ryu son dos hermanos, chavales que viven en distintas ciudades porque sus padres se han separado recientemente. Él ha retomado su carrera musical, ella se ha establecido en casa de sus padres. La ocurrencia de que el tren bala que va a unir sus ciudades puede ayudar a reconstituir la armonía familiar -la romántica e infantil idea de que expresar un deseo mientras se ve el momento justo en que se cruzan los trenes en sus respectivas direcciones me retrotrae a El rayo verde de Eric Rohmer- llevará a los chicos a tramar un plan para reunirse con sus amigos en un punto donde puedan ser testigos de ese mágico instante. Koreeda construye una película que toma lo mejor de un maestro como Yasujiro Ozu -se puede pensar en su clásico Cuentos de Tokio pero también en títulos con niños como He nacido, pero... y Buenos días-, y sabe pintar a la perfección personajes de tres generaciones, abuelos, padres e hijos, con sus virtudes y defectos, de un modo muy creíble. En Kiseki (milagro) destaca el desparpajo de los hermanos, uno más maduro e introspectivo, el otro hiperactivo y aparentemente despreocupado, pero al que también afecta la ruptura familiar. No podemos dejar de citar el emocionante momento en que un matrimonio de ancianos acoge a toda la pandilla de niños, una escena verdaderamente genial.

8/10
Air Doll

2009 | Kuki ningyo

El director Hirokazu Koreeda ha alcanzado bastante prestigio internacional gracias a películas como Still Walking o Nadie sabe. En esos filmes deja constancia de su sensibilidad a la hora de trasladar en imágenes sus historias. El director de Tokio suelen hablar en ellas de la búsqueda del amor y de la dificultad de encontrar la felicidad en el bullicio de las grandes ciudades. Vuelve a hacerlo en el caso de Air Doll, sólo que ahora da una arriesgada vuelta de tuerca más para incidir con gran insistencia en la soledad. Hideo es un hombre de mediana edad que trabaja en un restaurante y que cada día llega a su casa avanzada la tarde. Allí gasta las horas charlando y desfogando su sexualidad con Nozomi, una muñeca hinchable de tamaño natural. Él se comporta como si Nozomi fuera real, de modo que la saca a pasear por la noche, la baña, etc. Pero, sorprendentemente, una mañana, cuando Hideo se marcha a trabajar, Nozomi adquiere vida y apariencia humana. Todo lo que ve, toca, huele y siente es nuevo para ella, así que empieza a experimentar la alegría del descubrimiento del mundo, de la vida. A partir de ese momento sus días los pasará en la ciudad, conociendo gente, caminando, observando, etc., y por las noches volverá a asumir su rol de juguete sexual. Sin embargo, cuando se enamora de un chico llamado Junichi, Nozomi se da cuenta de que tener un corazón implica también convivir con el sufrimiento. En el rarito planteamiento del film se pueden encontrar similitudes con historias como las de Pinocho o Frankenstein y en el terreno cinematográfico es obligado referirse a Lars y una chica de verdad. Sin embargo, Air Doll dista mucho del aire de comedia independiente de ese film norteamericano, pues aquí todo está imbuido de la parsimonia dramática típica del cine oriental (gran trabajo en este aspecto de la actriz coreana Doona Bae), unida a una ficción muy fantasiosa con un acendrado componente sexual. Koreeda escribe el guión inspirándose al parecer en un manga que ha tenido cierto éxito en Japón, el cual le sirve para referirse sobre todo a la insatisfacción emocional que supone para la mujer ser un mero objeto de placer, sustitutivo del amor. El modo explícito en que Koreeda muestra repetidamente esta cuestión es más discutible, sobre todo en esa larga escena erótica de hinchar y deshinchar la “muñeca”, que por momentos puede rayar en el ridículo. De cualquier forma, en el fondo, todo el film se lee como una gran metáfora de la vida del ser humano, de su inscansable lucha por huir de la soledad (ese vacío que llena a la protagonista). Con imágenes bellas, delicados movimientos de cámara, palabras líricas –como el bello poema “La vida es” , de Yoshino Hiroshi– o con personajes secundarios tan entrañables como el anciano profesor o el fabricante de muñecas, Koreeda muestra su tremendo talento creativo y se perfila como uno de los grandes del cine actual japonés. Y, por eso, aunque se trate de una película claramente minoritaria, plagada de momentos de contemplación, ciertamente un poco marciana y probablemente de una duración excesiva, es interesante porque plantea cuestiones antropológicas de envergadura, que hacen referencia al sentido de la vida y a la soledad que invade a menudo el corazón del hombre, incapaz de vivir sin la compañía de los demás.

5/10
Dream

2008 | Bi-mong

Película del rarito cineasta coreano Kim Ki-Duk. Quien haya seguido su trayectoria, sabe que le van las historias con detalles malsanos, pero que a la vez es un cineasta poético y sensible, con capacidad de fascinar. Tiene títulos interesantes en su haber (Samaritan Girl, Hierro 3) y otros insufribles, con pasajes de un extrañísimo sadomasoquismo (La isla). En Sueño sorprende con una trama que permite hacerse una idea de cómo podría haber sido Pesadilla en Elm Street, si él hubiera manejado la cámara en ese título de terror. No, no es Sueño un film de ese género, pero utiliza un truco de guión parecido. En efecto, Jin, al que su novia ha dejado, empieza a tener unos extraños sueños en que sigue a su amada, que está con otro hombre. En uno de esos sueños hay un accidente de automóvil, en que él, uno de los conductores, se ha dado a la fuga. Tan real le parece a Jin lo que ha soñado, que acude al lugar de sus ensoñaciones... para descubrir que, en efecto, se ha producido ese accidente. La policía tiene pruebas de que era Ran, una mujer, la que conducía realmente. La tal Ran odia a su ex novio, no quiere saber nada de él, y parece que está con la ex novia de Jin.Como puede verse, la trama es una monumental "comedura de tarro", y sólo se han incoado sus prolegómenos. El caso es que Ran actúa como sonámbula cuando Jin duerme, y éste, de algún modo misterioso, le hace hacer cosas que la otra no haría. Como hay celos y demás de por medio, y el fenómeno se produce en los momentos en que ambos duermen, se obligan a permanecer despiertos, haciendo turnos, pero claro, de vez en cuando les acomete el sueño, aunque se den de bofetadas, o, subiendo el grado de metodología para no dormir, pinchándose con alfileres, golpeándose a martillazo limpio con los pies... Una "gozada", vamos. Tal "marcianada" parece que es un singular historia de amor, donde realidad, sueño, muerte, se fusionan de modo muy singular, lo que propicia algún momento de cierta poesía, aunque pesa demasiado lo artificial del conjunto.

4/10
Retribution

2006 | Sakebi

El detective comienza a investigar los sangrientos crímenes de un asesino en serie, pero a medida que avanza en sus pesquisas una sospecha tremendamente descorazonadora comienza a tomar forma: el asesino que buca es él mismo. Ante esta extraña idea, el detective se atormenta cada vez más y no le cabrá más remedio que seguir investigando hasta descubrir toda la verdad.Se trata de una entrega más de la serie “J-Horror Theatre”, producida por Taka Ichise, gurú japonés del género. El film tiene todos los ingredientes truculentos de los amantes del género, aunque en este caso se hace hincapié en el aspecto misterioso de la trama.

3/10
Shinobi

2005 | Shinobi

Los shinobi son hombres y mujeres guerreros, ninjas legendarios que ayudaban en el pasado a los poderosos señores de la guerra para vencer a sus enemigos. Pero en 1614, en una amplia provincia de Japón, el todopoderoso Shogun ya no los "necesita" pues la paz reina en sus dominios, y el peligro es ahora precisamente que alguien que quiera derrotarle solicite la ayuda de los implacables shinobi, unos maestros asombrosos en las artes marciales y en el uso de poderes mágicos sobrehumanos. Así que la intención del señor de las tierras es provocar la lucha entre los dos clanes shinobi rivales, los Kouga y los Iga. Pero los herederos de ambos clanes se han enamorado... Vistosa y cuidada película, de aire épico y también shakesperiano (la sombra de "Romeo y Julieta" es alargada), basada en una novela de Futaro Yamada, especialista en recrear el mundo de los ninjas. La factura visual es sorprendente, y la acción, brillantemente coreografiada, va en la línea de Tigre & Dragón, pero con una estética más cercana al manga. El director, Ten Shimoyama, ha equilibrado el film alternando momentos de pura acción con otros de contemplación delicada y pausada, donde reina el silencio y se detiene hasta la bella partitura de Tarô Iwashiro. Se echa de menos eso sí una mejor definición de los personajes, demasiado desdibujados y esquemáticos.

6/10

Últimos tráilers y vídeos