IMG-LOGO

Biografía

Mike Mitchell

Mike Mitchell

Filmografía
La Lego película 2

2019 | The Lego Movie 2: The Second Part

Segunda entrega legopeliculera, donde las aventuras que viven los personajes y la falta de armonía imperante tienen que ver con los modos distintos que tienen de jugar con las piezas de construcción del hermanos, el chico ya casi un adolescente, y ella una niña. Ha pasado el tiempo en Bricksburg, pero a pesar de que Emmet, con su proverbial optimismo, sigue cantando aquello de que "Todo es fabuloso", la realidad es un poco diferente. Unas piezas alienígenas de construcción, han llegado desde Lego Duplo al más puro estilo timburtoniano de Mars Attacks! con aquello de "Venimos en son de paz", mientras siembran el caos. De modo que han derribado edificios y convertido aquello en un paisaje postapocalíptico tipo Mad Max. En tal tesitura Lucy se ha vuelto una chica dura, y considera que los planes de Emmet para vivir felices en una casita son una quimera. Pero la gente de Lego Duplo, que retiene a los legosuperhéroes de la Liga de la Justicia, tienen un plan para recuperar la paz. La Reina que puede adoptar cualquier forma les invita a una boda real. Lo que no sabe Batman es que la idea es que sea algo más que un invitado. Phil Lord y Christopher Miller repiten como guionistas en el nuevo, oeri han preferido apartarse de la dirección del film en beneficio de Mike Mitchell, que estuvo detrás de Trolls y Shrek: Felices para siempre. De nuevo estamos ante un film muy dinámico, con una parte breve de actores de carne y hueso, donde se aboga por la unión familiar dentro de las típicas discusiones fraternales o papá que se quita de en medio dejando las tareas incómodas a mamá. Precisamente la rivalidad entre hermanos es la que justifica ingeniosamente la trama que se inventan con sus juguetes, donde chocan dos visiones de Lego. En la dominante parte animada hay un ritmo trepidante, en que se ha logrado un manejo casi perfecto de los ladrillos de construcción, y el modo en que se destrozan las estructuras. Además está muy presente un característico sentido del humor, marca de la casa, gamberro dentro de unos estudiados límites, y con muchísimos guiños cinéfilos y bromas con los superhéroes. Quizá algunos pasajes de acción son un poco reiterativos, pero el conjunto asegura de sobras la deseada diversión.

6/10
Trolls

2016 | Trolls

Los Bergens, monstruos pesimistas, están convencidos de que sólo alcanzan la felicidad si comen trolls, unas pequeñas criaturas. Años después de que éstas consigan escapar del cautiverio al que los primeros les tenían sometidas, la princesa Poppy vive despreocupada, con los demás trolls, cantando, bailando y organizando fiestas de órdago, que preocupan sobre todo al paranoico Branch, uno de ellos, convencido de que arman tanto ruido que sus antiguos enemigos podrían localizarles… No cabía a priori esperar demasiado de este producto de DreamWorks, concebido para revitalizar las ventas de los muñecos de colorines con alargado pelo puntiagudo Trolls, creados en 1959 por un leñador danés, que en los 60 se hicieron muy populares, sobre todo en Estados Unidos. En la actualidad los fabrica la potente marca Hasbro, que en los últimos años ha potenciado las películas basadas en sus productos, como Transformers, G.I. Joe, Ouija y Battleship. Sin embargo, parece que se les ha dado mucha libertad a los directores, ambos veteranos de la factoría de animación digital, Mike Mitchell (Shrek, felices para siempre) y Walt Dohrn (guionista en Shrek 2, y autor del corto Villancicos Navidespectaculares de Asno), y que lo han pasado a lo grande durante el rodaje. Ambos consiguen superar el lastre de que su presupuesto no puede compararse con las producciones de Pixar, a base de imaginación, hasta lograr la hazaña de conseguir uno de esos filmes familiares cada vez menos frecuentes que no sólo interesan a los niños. Parten de un imaginativo guión, que otorga frescura a sus elementos, tomados por un lado de Los pitufos (casi ni se disimula que han ‘robado’ a Branch del Pitufo Gruñón) y por otro de La Cenicienta. Alcanzan un ritmo endiablado, gracias a los eficaces golpes de humor, y a los constantes y sorprendentes números musicales, que recuperan grandes éxitos de los años 60 y 70 muy bien escogidos por Justin Timberlake, que también pone la voz a Branch en la versión original. Su tono optimista y positivo está exagerado de una forma tan divertida que convencerá incluso a los espectadores gruñones. Aboga por la búsqueda de la felicidad en el interior de cada uno, mensaje matizado con inteligencia, pues también queda claro que no debe descuidarse la responsabilidad. Los títulos de crédito incluyen a mitad una pequeña escena adicional.

7/10
Alvin y las ardillas 3

2011 | Alvin and the Chipmunks: Chip-Wrecked

Tercer largometraje protagonizado por los famosos personajes creados por Ross Bagdasarain, protagonistas de series animadas en los 60 y en los 80. En 2007 Tim Hill filmó la versión cinematográfica, con Jason Lee rodeado de ardillas creadas por animación digital. En la tercera entrega le sustituye Mike Mitchell, responsable de Shrek, felices para siempre. En esta aventura, Dave se lleva al trío de ardillas, Alvin, Simon y Theodore, y a sus competidoras femeninas, las Chipettes, de vacaciones en un crucero de lujo. Allí, Alvin no deja de gastar bromas y juguetear, con tan mala suerte que los animales acabarán accidentalmente perdidos en una isla desierta. Ofrece más de lo mismo, y posiblemente es más entretenida que la segunda, que apenas contaba con la presencia de Jason Lee, que se limitaba a un par de apariciones breves. Aquí el cómico tiene más papel, y demuestra su habilidad para la comedia. Por lo demás, la calidad de las animaciones CGI es lo suficientemente alta, y el guión tiene cierta simpatía. Encierra un pequeño mensaje destinado a los más pequeños sobre la responsabilidad, y la necesidad de obedecer las reglas para que no se produzca el desastre.

4/10
Shrek, felices para siempre

2010 | Shrek Forever After

Buen colofón de la tetralogía del ogro verde más famoso del cine, tras la excepcional Shrek, y las más que dignas secuelas Shrek 2 y Shrek Tercero. Desde su aparición en 2001, Dreamworks se dio cuenta de que tenía entre manos una mina de oro y ha explotado las divertidas aventuras de los habitantes de Muy Muy Lejano todo lo que ha podido. Las primeras tres películas recaudaron en las pantallas la estratosférica cantidad de 1.890 millones de dólares. Ahora, diez años después, Shrek, felices para siempre llega, en 3D, dispuesta a aumentar un poquito más las arcas de la productora y poner punto y final a una de las creaciones de animación más geniales de la historia. Shrek y Fiona están casados y viven con sus tres pequeños hijos en su idílica ciénaga. Los días se suceden iguales, como en cualquier familia: despertarse temprano, hacer las labores de la casa, asear y dar de comer a los hijos, etc. Pero, también como en cualquier familia, los padres no tienen apenas tiempo para ellos. Además, todo el mundo en Muy Muy Lejano adora a Shrek, y le adulan tanto que casi se ha convertido en una atracción de feria para los visitantes del bosque. De modo que, poco a poco, Shrek empieza a echar de menos "la libertad" de su antigua vida, aquellos tiempos en que todavía era un horrible ogro temido por todas las criaturas y podía hacer lo quisiera sin preocuparse de los demás... Pero Shrek ignora que tiene un enemigo todavía, el mago Rumpelstiltskin, quien años atrás perdió la oportunidad de hacerse con el reino cuando el ogro rescató a la princesa Fiona de las garras del dragón. Desde entonces está deseando quitar de en medio al héroe verde de Muy Muy Lejano. Y va a aprovechar maliciosamente los sentimientos nostálgicos de Shrek, proponiéndole un trato: le proporcionará un día de su antigua vida de ogro libre a cambio de que le ceda otro día al mago. Lo que Shrek no sabe es que Rumpelstiltskin quiere robarle el día de su nacimiento... Los guionistas Josh Klausner (Shrek Tercero, Noche loca) y Darren Lemke aciertan de pleno en este broche final. Hay golpes de humor formidables, sobre todo los protagonizados por Asno y por el Gato con Botas (genialmente doblado por Antonio Banderas), y por supuesto mucha acción y temas musicales modernos, perfectamente escogidos, incluyendo los graciosísimos bailes provocados por el hechizo del flautista de Hammelin... Pero aparte del tono general, todo el planteamiento se desarrolla de tal modo que desemboca en una historia que emparenta con la primera película de la saga: el de una aventura sencilla y heroica, llena de peligros y humor, y cuyo punto fuerte es el corazón puro del héroe, capaz de sacrificar su vida por aquellos que ama. El director Mike Mitchell (Sky High: una escuela de altos vuelos) demuestra así que no hay mejor receta para el éxito que devolver el cuento a su punto de origen. Y es que aquí también Shrek tendrá que ganarse de nuevo el cariño de sus amigos Asno, Gato con Botas, Fiona, etc. y de todos los habitantes de la ciudad, cuando por fin comprenda que esa vida familiar que ha perdido, esa existencia que a él le parecía monótona y rutinaria, era en realidad la verdadera felicidad.

6/10
Sky High: una escuela de altos vuelos

2005 | Sky High

Es duro ser hijo de superhéroes. Sobre todo cuando tu padre es el mítico Comandante, superhéroe de superhéroes, casado con la no menos mítica Jetstream. Porque ellos creen indefectiblemente que su retoño va a ser la estrella desde el primer día en Sky High, la escuela donde se forman todos los superhéroes de postín. Y los nuevos compañeros te miran con admiración, cuando se enteran de a qué familia perteneces. El caso es que el bueno de Will no empieza con buen pie en la escuela. Cuando el profesor hace pruebas a los nuevos para ver cuáles son sus superpoderes especiales, se descubre que Will no parece tener ninguna habilidad en particular, lo que le conduce, junto a otros recién llegados igual de desafortunados, a la clase de los ‘pringados’. El caso es que Will no se atreverá a decir nada a sus padres, por no darles un disgusto. Aunque, claro está, el chico acabará encontrándose a sí mismo. Eso sí, deberá recorrer un camino sembrado de dudas amorosas, y de la rivalidad con el hijo de un villano capturado por el Comandante. Es fácil definir este film como un cruce de Los increíbles y Spy Kids, para a renglón seguido acusarle de falta de originalidad. Pero lo cierto es que este film se sostiene en pie por sí sola, aunando en perfecto equilibrio momentos de comedia desternillantes (los superpoderes ridículos, o el papá enseñando al hijo su refugio secreto, por ejemplo), buenas escenas de acción (las peleas son de órdago), pequeño toque romántico (problemas de adolescentes, faltaría más), y la idea siempre interesante de que los padres no pueden pretender que sus hijos sean un calco de ellos mismos (a Dios gracias, cada uno es cada uno).

6/10
Sobreviviendo a la Navidad

2004 | Surviving Christmas

Drew Latham es un joven experto en marketing que en Navidad se siente solo, ya que no tiene familia con la que pasarla. Ante la desesperación, decide acercarse a la casa donde pasó su infancia, ocupada ahora por los Valco. Decide contratarles durante unos días para que finjan que son sus familiares. Pero las cosas no son tan fáciles. El punto de partida –que recuerda en cierta medida a la española Familia– podría haber dado lugar a una comedia amable y divertida. Pero el director Mike Mitchell, responsable de Gigoló (1999), no consigue hacer interesante la historia. Y sus constantes chistes soeces apartan el film del público familiar al que se supone que se dirige.

3/10
Gigoló (1999)

1999 | Deuce Bigalow: Male Gigolo

Deuce Bigalow es un pobre hombrecillo que se dedica a la limpieza de acuarios. Contratado para dejar como los chorros del oro el acuario de unos lujosos apartamentos, se topa con un gigoló que se pega la vida padre. Una serie de estropicios que no conviene desvelar llevan a Deuce a convertirse él mismo en gigoló. Pero la cosa no se le da demasiado bien. Comedia protagonizada por un nuevo valor cómico, al menos en EE.UU. Allí, por lo visto, Rob Schneider provoca las carcajadas con sólo hacer un par de muecas. El actor dice que él y William Forsythe “nos demos muy bien la réplica el uno al otro. Somos como Abbott y Costello.” Ahí queda eso, como resumen de un film que intenta ser desternillante a base de personajes extrafalarios.

1/10
Brews Brothers

2020 | Brews Brothers | Serie TV

La historia de dos hermanos con poca relación entre ellos, Wilhelm (Alan Aisenberg) y Adam Rodman (Mike Castle). Los dos son genios de la cerveza, cada uno un "braumeister" por derecho propio. Cuando se ven en la tesitura de trabajar juntos en una cervecería, sus técnicas de fermentación demuestran ser tan dispares como sus personalidades. Son muchas las series en las que dos personas se complementan entre sí. ¿Estos dos? Juntándolos no dan ni para una persona medio normal.

Morning Star Warrior

2014 | Morning Star Warrior

Comando Pitón

2002 | Python 2

Un comando estadounidense debe recuperar en Chechenia un arma mortífera, que consiste en una serpiente reforzada biogenéticamente. Terror garantizado en esta producción con sabor añejo de serie B.

2/10
Texas el Rojo

1966 | El rojo

Donald el Rojo es un bandolero que buscará venganza e intentará matar a los bandoleros que acabaron con su familia.

Últimos tráilers y vídeos