IMG-LOGO

Biografía

Patrick Warburton

Patrick Warburton

55 años

Patrick Warburton

Nació el 14 de Noviembre de 1964 en Paterson, New Jersey, EE.UU.
Filmografía
Una serie de catastróficas desdichas

2017 | A Series of Unfortunate Events | Serie TV

Los tres hermanos Baudelaire, Violet, Klaus y Sunny, aún una bebé, reciben una dramática noticia: mientras ellos andaban de paseo sus padres han muerto en un extraño incendio provocado en la mansión familiar. Acaban bajo la custodia de su despótico tío, el conde Olaf, líder de una compañía de actores que sólo les aloja con la esperanza de quedarse con su herencia, y que les obligará a limpiar y cocinar, tratándoles de forma horrible. Nueva adaptación en forma de serie de la saga de siete libros creados por Lemony Snicket, pseudónimo de Daniel Handler, que ya dieron lugar al film protagonizado por Jim Carrey, dirigido en 2004 por Brad Silberling. Al tratarse de un realizador demasiado convencional, sus imágenes dejaban ganas de más, daba la impresión de que otro más imaginativo le habría sacado más tajada al material. Lo consigue Barry Sonnenfeld, al frente de esta producción de Netflix, que aprovecha muy bien que el texto mezcla elementos estrambóticos y humor irónico, muy en la línea de La familia Addams, que llevó al cine en dos entregas, de 1991 y 1993. Relato iniciático sobre los numerosos peligros que aguardan en el mundo al final de la infancia, todo está contado con enorme sutileza, y un fino distanciamiento a la hora de tratar temas difíciles, como la muerte. Los guiones reproducen en toda su extensión las novelas, que en largometraje habían tenido lógicamente que ser resumidas. El estilo visual recuerda mucho al universo de Tim Burton, con una fotografía que contrasta colores fuertes con fondos monocromos. Acompaña a las imágenes una banda sonora de James Newton Howard que les va al pelo. Está al frente del reparto un exageradísimo Neil Patrick Harris, que despliega todas sus dotes de showman para componer a Olaf. No desentonan los niños, Malina Weissman y Louis Hynes (Violet y Klaus), ni ilustres secundarios como Joan Cusack, una juez, o Alfre Woodard, la tía Josephine. Además, en todos los capítulos se agradece la aportación de Patrick Warburton, encarnando al autor, Snicket, y de Will Arnett y Cobie Smulders como progenitores de los Baudelaire.

6/10
Cuidado con los extraños

2016 | Better Watch Out

A pocos días de Navidad, los Lerner se van de cena con amigos. Recurren a su canguro habitual, la joven Ashley, para que cuide de Luke, hijo adolescente de 13 años del matrimonio, coladito por su cuidadora, como sabe muy bien Garrett, su mejor amigo de toda la vida, al que confiesa todos sus secretos. Será la última noche que Ashley pase con Luke, ya que está a punto de mudarse lejos. Ambos pasarán la velada viendo una película de terror, pero les acosa un desconocido, que irrumpe en la vivienda… Segundo largometraje del especialista en terror Chris Peckover, filmado seis años después del falso documental Undocumented, su ópera prima, completamente desconocida. Curiosamente, recupera a los dos protagonistas de La visita, de M. Night Shyamalan, que –sin abrumar– realizan aceptables trabajos, al igual que el resto del reparto, en el que el personaje un poco más complejo le ha caído a Levi Miller, protagonista de títulos como Un pliegue en el tiempo y Pan: Viaje a Nunca Jamás. Encarna a su madre la veterana Virginia Madsen, pero finalmente resulta tener poca presencia. Comienza con una sucesión de tópicos del género, lo que permite presagiar lo peor. Pero pronto pega un ‘volantazo’ que quizás no vaya a revolucionar el género, pero con el que se consigue cierta frescura. Resulta fácil rastrear los tributos a los filmes más variopintos –desde Scream a Solo en casa–, pero acaba siendo deudor sobre todo –salvando como cabe esperar todas las distancias– de Crimen perfecto y La soga, ambos del maestro Alfred Hitchcock, sobre todo por su recurso al humor negro, y por estar filmado también prácticamente en una localización única, a la que se saca bastante tajada. Quizás al tal Peckover le falta por el momento algo de chispa, para que su trabajo sea memorable, y un poco más de hondura, acaba siendo todo demasiado ligero. Pero consigue mantener pegado a la butaca al respetable hasta el último momento, lo que no es poco mérito.

5/10
Ted 2

2015 | Ted 2

Poco después de que Ted contraiga matrimonio con Tami-Lynn la convivencia se ha vuelto muy complicada. El oso está convencido de que el amor regresará si tiene un hijo con su cónyuge. Elegido el camino de la adopción, para que se lo permitan el marido debe demostrar ante los tribunales que es una persona, no una mera propiedad. A pesar de sus cansinas bromas groseras, Seth MacFarlane demostraba su talento y habilidad para hacer reír en Ted, su debut en el largometraje, donde él mismo le ponía la voz al osito protagonista. Así, las carcajadas compensaban en cierta medida su redundante mal gusto. No ocurre lo mismo en la secuela, pues son pocos los gags que funcionan. Al igual que en el segundo trabajo para cines del realizador, Mil maneras de morder el polvo, el guión no está bien hilado, pues abundan las secuencias innecesarias, e incluso un largo tramo donde los personajes viajan a Nueva York en busca de un infalible abogado que interpreta Morgan Freeman parece metido con calzador a modo de relleno. Lo mismo ocurre con la incomprensible intervención del gran Liam Neeson comprando cereales para niños, en un largo chiste que parece hacerle más gracia al responsable del film que al público. Aisladamente tiene algún hallazgo, como el número de los títulos de crédito –homenaje al musical clásico–, las bromas sobre el desconocimiento de las sagas más frikis del personaje de la recién llegada Amanda Seyfried, o la capacidad de Mark Wahlberg para mantener el tipo a pesar del caos.

3/10
Hoovey

2014 | Hoovey

Behaving Badly

2014 | Behaving Badly

Milo

2013 | Milo

Ted

2012 | Ted

John Bennett es un chaval sin amigos allá por los años 80, del que todos los chicos de su edad se burlan. Una Navidad recibe como regalo a Ted, un osito de peluche que para su sorpresa, cobra vida cuando pide ante una estrella fugaz el deseo de un amigo. Tras el lógico revuelo entre la opinión pública por tan extraordinario suceso, pasan los años y la gente se acostumbra. John y Ted siguen siendo grandes amigos, eternos adolescentes incapaces de madurar, verdaderos friquis con apegos tan sorprendentes como el de la película ochentera Flash Gordon. Y aunque John tiene novia, la encantadora Lori, no acaba de comprometerse, el ganduleo y la diversión junto a Ted le producen verdadera adicción. El creador de las series de televisión animadas e iconoclastas Padre de familia y Padre Made In USA Seth MacFarlane debuta en la dirección de un largo con actores de carne y hueso, Ted, donde él mismo pone voz al osito coprotagonista junto a Mark Wahlberg, Santi Millán en la versión española. También es coguionista junto a Alec Sulkin y Wellesley Wild, compañeros de fatigas en las gamberras series citadas. Ted tiene un arranque ciertamente original, que golpea estereotipos de cuentos navideños con un humor ácido y corrosivo, pero también con las gotas justas de emotividad para hacerlo entrañable. La idea de usar un osito encantador para darle la vuelta a su imagen no es del todo nueva –vienen a la cabeza el gamberro extraterrestre de Paul, la marioneta de Mel Gibson en El castor e incluso otro oso, el de Toy Story 3–, pero MacFarlane la usa con eficacia, manejando bien los cambios de tono. Y acumula gags divertidos, guiños para fans acérrimos de películas e iconos varios de la cultura pop. Pero agotan las cansinas bromas groseras y carentes de cualquier sentido crítico, que quieren “celebrar” la diversión sexual sin freno o el consumo de marihuana. Le pasa a esta película lo que a Algo pasa con Mary, título de los hermanos Farrelly del que se entiende su popularidad, aunque a una y otro les falla el autocontrol de las grandes comedias –muy medidas y sólo aparentemente sin control–, que podía hacerlos verdaderamente memorables.

5/10
Flicka 2

2010 | Flicka 2

Clásica película familiar que cuenta la especial relación entre una adolescente de ciudad, nada contenta de irse a vivir al campo, y un precioso mustang que responde al nombre de Flicka. No inventa nada nuevo, pero es un agradable entretenimiento.

4/10
Superagente 86 De película

2008 | Get Smart

El productor Charles Roven recupera al personaje de la célebre serie de televisión Superagente 86, creada por el cómico Mel Brooks y emitida con gran éxito durante el lustro de 1965-1970. Por primera vez el agente Maxwell Smart es interpretado por un actor distinto de Don Adams, pues si bien se han hecho otras versiones de sus aventuras en 1989 y 1995, el simpático actor neoyorquino también estuvo presente en ellas. El film sigue el mismo esquema de la serie, con la agencia de espías Control, encargada de salvaguardar la seguridad del gobierno de Estados Unidos, y con la organización criminal oponente, KAOS. Aquí el agente Maxwell Smart es un experto y prestigioso analista de Control, anque él lo que desea es vivir la acción de cerca, luchar cuerpo a cuerpo y sobre el terreno. La oportunidad para cumplir sus sueño le llegará cuando aparezca la atractiva agente 99, cuya aparición coincide con un serio aviso de atentado contra el presidente de los Estados Unidos. Estamos ante un divertido producto, ideal para no pensar y dejar que la sonrisa florezca en el rostro. Gran culpa de que la cosa funcione está en el reparto encabezado por Steve Carell. Este tipo tiene gracia, caramba. Su humor es muy físico, gestual, basado en gags rápidos y muy tontorrones, que recuerdan al slapstick. Lo cierto es que pone unas caras y hace unos movimientos tan ridículos que surten efecto. Le acompañan con soltura una simpática Anne Hathaway, en alza tras El diablo viste de Prada, y unos cuantos secundarios muy apañados, como Alan Arkin o el forzudo The Rock. El director Peter Segal, especialista en comedias de no muy altos vuelos (Ejecutivo agresivo, El clan de los rompehuesos), asciende esta vez un peldaño con una agradable película –aunque no memorable, todo hay que decirlo–, que pese a algunos altibajos se ve con agrado. Destacan los efectos especiales y las frecuentes escenas de acción, rodadas con pericia. Los más nostálgicos reconocerán además los homenajes a la serie (los coches, el vestuario, etc.) y a las películas estilo James Bond. Funcionan con eficacia tambén los divertidos cameos de Bill Murray (absolutamente surrealista) y del veterano James Caan, que encarna al bobo presidente americano.

5/10
Superdog

2007 | Underdog

Película basada en las animadas aventuras de un can que no sólo habla, sino que también ejerce de superhéroes en sus ratos libres, ahí es nada. La cosa empieza cuando en el laboratorio del excéntrico doctor Simmon Barsinister se produce un accidente, a resultas del cual un perro de raza beagle adquiere superpoderes inesperados. Imitando a sus colegas humanos del ramo se viste con un traje de superhéroe y se dedica a defender a los ciudadanos necesitados de Capitol City. También tendrá tiempo de enamorarse de una guapetona perra spaniel. Pero deberá enfrentarse a Barsinister, que resulta ser un científico con maléficos planes. Se trata de un título familiar de la factoría Disney, con las justas raciones de acción y risas.

4/10
Reglas de compromiso (serie)

2007 | Rules of Engagement | Serie TV

Adam acaba de comprometerse con Jennifer, con vistas a casarse cuanto antes. Pero antes de la boda deciden irse a vivir juntos. Tendrán que hacer frente a todo tipo de situaciones inesperadas, con ayuda de sus vecinos, los felizmente casados Jeff y Audrey, y Russell, un soltero que se resiste a comprometerse. Amena serie sobre la fidelidad y el compromiso, que muestra a personajes en diferentes fases de madurez. Destaca un escogido reparto de jóvenes con talento para la comedia.

5/10
Rebote

2005 | Rebound

El entrenador Roy (MARTIN LAWRENCE) fue en tiempos un genio del baloncesto universitario. Pero últimamente su atención ha estado volcada en sus próximos compromisos publicitarios y no tanto en el próximo partido. Y aún hay más, se le ha agriado el carácter, haciendo que le expulsen de las canchas universitarias hasta que pueda demostrar su acatamiento a las normas en otras palabras, hasta que no explote cada vez que entra en la cancha. Roy espera  y espera a que le llegue una oferta para entrenar que le haga justicia, pero sólo recibe una: un fax escrito a toda prisa con una propuesta del equipo de baloncesto de los Smelters del Instituto Mount Vernon. Roy acepta a regañadientes la invitación, esperando que unas pocas semanas en la escuela sirvan para demostrar sus buenas intenciones y recuperar de este modo su estatus como famoso entrenador de baloncesto universitario. Pero cuando la vieja escuela hace su irrupción en el instituto, el entrenador Roy no tiene ni idea de lo que le espera. Los chicos son nefastos, no tienen casi aptitudes atléticas y prácticamente desconocen los fundamentos del juego. El primer partido de Roy como entrenador de los Smelters termina con el escandaloso resultado de 0-109. Y parece que las cosas van a ir aún a peor en los siguientes enfrentamientos.

4/10
Men In Black 2

2002 | Men In Black 2

Cinco años después de salvar a la galaxia, una terrible amenaza reúne nuevamente a los intrépidos agentes K y J, la élite de los “Men in Black”. De todos los agentes secretos del mundo, los Hombres de Negro tienen el trabajo más alienante, pues solucionan los problemas relacionados con los “aliens” que viven en secreto entre nosotros. Ahora hay uno acuciante: Serleena, un extraterrestre con aspecto de hermosa modelo, ha puesto en marcha un plan para encontrar un peligroso artilugio galáctico. El agente J debe acudir a su antiguo compañero, K, que escondió el objeto tiempo atrás. La pega es que no recuerda nada de su pasado: vive con una nueva identidad, como empleado de correos. El tiempo juega en su contra, porque Serleena ha tomado el cuartel general de los Hombres de Negro. No es fácil parodiar la ciencia ficción, pero Barry Sonnenfeld dio con la fórmula en Men in Black. La continuación sigue la misma línea, es decir, mezcla acción, humor y criaturas extrañas. Se mantienen muchos personajes, y aunque se echa de menos a Linda Fiorentino, el reparto incluye las novedades de Lara Flynn Boyle y Rosario Dawson, además de un divertido perro parlanchín. Por otro lado regresan algunas de las criaturas de la primera parte que “gustaron mucho al público”, explica Sonnenfeld, como Jeebs, el dueño del monte de piedad.

6/10
El gran lío

2002 | Big Trouble

Alocada comedia de Barry Sonnenfeld, responsable de Men In Black y Cómo conquistar Hollywood, que está vez ha elegido como protagonista a una maleta, que aparece en el aeropuerto de Miami, sin que nadie la reclame. Elliot Arnold, un corrupto hombre de negocios quiere quedársela, mientras unos matones intentan robarla. En el enredo coral que se forma están implicados una multitud de personajes, interpretados por destacados actores, como Rene Russo (Showtime), Tim Allen (¡Vaya Santa Claus!) o Jason Lee (Casi famosos), por nombrar sólo a tres del enorme reparto. La trama se basa en una novela de Dave Barry, ganador del premio Pulitzer.

4/10
Camouflage

2001 | Camouflage

Un actor en paro y más aburrido que una ostra comienza a interesarse por la investigación privada. Contactará así con un tal Jack Potter, un madurito detective, escéptico y mal encarado, y ambos se meterán de lleno en una oscura trama de asesinato. Leslie Nielsen (Aterriza como puedas, Agárralo como puedas) se sale un poco de sus descerebrados papeles habituales en esta peli de acción, cuyo guión está firmado por el ex de Angelina Jolie, Billy Bob Thornton.

3/10
La luna en directo

2000 | The Dish

Neil Amstrong y compañía están a bordo del Apolo 11 dispuestos a hacer historia pisando la luna. Es 1969 y el acontecimiento podrá ser visto en directo desde todo el mundo. Siempre que una pequeña estación con un gigantesco radiotelescopio, enorme parabólica situada en el remoto pueblo de Parkes en Australia, sea capaz de garantizar las comunicaciones.   La luna en directo se basa en hechos reales, pero dista mucho de ser el típico film de reconstrucción documental, al estilo de Apolo 13  o Trece días. El director y coguionista Rob Sitch dota a la película de un aire de comedia clásica que la convierte en una propuesta deliciosa. Los cuatro profesionales que trabajan en la estación son muy buenos en lo suyo, pero a veces deben hacer pequeñas chapuzas para salir airosos de las dificultades. El momento en que el embajador yanki visita la estación y “conversa” con Amstrong, es sencillamente desternillante. El film fue rodado en la auténtica estación, una de las varias que se usaron para que, los españolitos de madrugada, pudieran ver a un astronauta aquello de “Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad”.

7/10

Últimos tráilers y vídeos