IMG-LOGO

Biografía

Seth MacFarlane

Seth MacFarlane

46 años

Seth MacFarlane

Nació el 26 de Octubre de 1973 en Kent, Connecticut, EE.UU.

El hombre de las mil caras

27 Octubre 2006

Hombre todoterreno y multifacético, Seth MacFarlane ha hecho de todo, desde crear series y películas, tocar en una banda de jazz o ser el anfitrión de los Oscar. Sus triunfos le han llegado gracias a su excepcional voz que le ha permitido dar vida a personajes tan icónicos de la animación como Stewie o Peter Griffin.

Nacido el 26 de Octubre de 1973 en Kent, Connecticut en el seno de una familia de profesores de raíces británicas y canadienses, desde su infancia, MacFarlane mostró un gran interés en la ilustración. Empezó dibujando personajes animados, como Pedro Picapiedra o el Pájaro Loco. A los nueve años ya había dibujado tiras cómicas para el periódico de su ciudad. Desarrolló sus estudios en la escuela episcopaliana de Kent para después cursar animación en la escuela de diseño de Rhode Island donde se graduó en Bellas Artes. Durante su infancia y adolescencia quiso trabajar para Disney pero, al graduarse cambió su opinión y terminó trabajando para los estudios Hanna – Barbera, donde trabajo como caricaturista y guionista de Cartoon Network.

Su verdadero éxito llegó con Padre de familia, de la cual es creador y doblador de algunos de los personajes, y que fue cancelada al principio por la cadena emisora, la FOX. Ante la creciente demanda de la serie que solo podía verse en Cartoon Networks o en DVD, volvió a emitirse y hacer de MacFarlane el guionista mejor pagado. Gracias a esta serie consiguió dos premios Emmy y un Annie. En 2001 eludió a la muerte debido a un error de su compañía de viajes que evitó que embarcase en uno de los aviones que chocó contra las Torres gemelas

Este hecho no le quitó su lado cómico y continuó con la creación de Padre Made in USA y El show de Cleveland. En 2014 estrenó la serie Cosmos: A Space Time Odyssey, basada en exploraciones científicas de Carl Sagan. Tuvo un gran éxito televisión en las dos cadenas que se emitió, FOX y National Geographic.

Debutó como director cinematográfico en 2012 con Ted, protagonizada por Mark Wahlberg y donde el propio Seth prestaba su voz al adorable oso de peluche. La película, coescrita y producida por él, recaudó más de 545 millones de dólares, convirtiéndose en la comedia con mayor recaudación de la historia. Tras el éxito, de su primera película MacFarlane, dirigió Mil maneras de morder el polvo, una película llena de cameos de grandes estrellas y dónde el mismo interpretaba el papel protagonista junto a Charlize Theron, Liam Neeson y Amanda Seyfred. Sin embargo, no cosechó buenas críticas.

Declarado ferviente admirador de La guerra de las galaxias, Star Trek y la ciencia ficción, esto le ha llevado a aparecer en multitud de programas y series, en forma de cameos como el de Alferez Rivers en Star Trek: Enterprise o su aparición en Hellboy 2: el ejército dorado.

Filmografía
Ted 2

2015 | Ted 2

Poco después de que Ted contraiga matrimonio con Tami-Lynn la convivencia se ha vuelto muy complicada. El oso está convencido de que el amor regresará si tiene un hijo con su cónyuge. Elegido el camino de la adopción, para que se lo permitan el marido debe demostrar ante los tribunales que es una persona, no una mera propiedad. A pesar de sus cansinas bromas groseras, Seth MacFarlane demostraba su talento y habilidad para hacer reír en Ted, su debut en el largometraje, donde él mismo le ponía la voz al osito protagonista. Así, las carcajadas compensaban en cierta medida su redundante mal gusto. No ocurre lo mismo en la secuela, pues son pocos los gags que funcionan. Al igual que en el segundo trabajo para cines del realizador, Mil maneras de morder el polvo, el guión no está bien hilado, pues abundan las secuencias innecesarias, e incluso un largo tramo donde los personajes viajan a Nueva York en busca de un infalible abogado que interpreta Morgan Freeman parece metido con calzador a modo de relleno. Lo mismo ocurre con la incomprensible intervención del gran Liam Neeson comprando cereales para niños, en un largo chiste que parece hacerle más gracia al responsable del film que al público. Aisladamente tiene algún hallazgo, como el número de los títulos de crédito –homenaje al musical clásico–, las bromas sobre el desconocimiento de las sagas más frikis del personaje de la recién llegada Amanda Seyfried, o la capacidad de Mark Wahlberg para mantener el tipo a pesar del caos.

3/10
Mil maneras de morder el polvo

2014 | A Million Ways to Die in the West

El cobardica Albert odia vivir en el viejo Oeste y cuidar su rebaño de ovejas junto a sus cascarrabias padres. Tiene un amigo del alma, Edward, y una chica a la que ama, Louise. Pero cuando ésta la deja plantada para salir con el experto en bigotes Foy, se queda destrozado. Su ánimo se eleva poco a poco cuando se instala en el lugar Anna, pero ignora que es la esposa del forajido Clinch. Seth MacFarlane, creador de Padre de familia vuelve a probar suerte en la gran pantalla tras dar el golpe con el deslenguado y zafio osito de peluche Ted. Lo hace con un western en clave de comedia, 40 años después de que Mel Brooks hiciera lo mismo, con mayor fortuna, en Sillas de montar calientes, y pasados casi 75 años desde Los hermanos Marx en el Oeste. Definitivamente, no es lo mismo, casi podría hacerse una lectura de la evolución del humor mirando a estos tres títulos. El ingenio de Groucho Marx y compañía resultaba memorable; Brooks llevaba al límite las posibilidades de la parodia, recurriendo inteligentemente a anacronismos, con dobles sentidos más o menos elegantes, y saliéndose literalmente del plató de rodaje; MacFarlane sigue su línea de chistes zafios, a lo hermanos Farrelly, apostando por la transgresión. Lo que tiene sus limitaciones, pues las bromas sexuales y marrones acaban produciendo tedio, y en lo referente a “no dejar títere con cabeza”, poco queda ya por inventar. De todos modos, en lo relativo a la transgresión, MacFarlane tiene un problema, pues al adentrarse en el lejano Oeste, con títulos de crédito clásico y música que “fusila” temas populares, lo hace como profanando esos lugares icónicos –Monument Valley y demás–, lo que al amante de John Ford y compañía no dejará de causarle molestos sarpullidos. Cierto que tiene algunos buenos gags y ocurrencias divertidas, con los indios y los guiños inesperados a un par de películas, pero otras veces produce estupor, por ejemplo recurriendo a una violencia de “cartoon” con toques de gore. En general Mil maneras de morder el polvo –“modesta” traducción del “millón de formas de morir” del título original– es un film desequilibrado, estirado en demasía, con fallos básicos de guión como la desaparición inexplicada del villano de la función –Liam Neeson– al inicio del film, para resurgir de no se sabe dónde en el último tramo. MacFarlane adquiere demasiado protagonista, hasta volverse cargante, y no da la sensación de que una actriz tan buena como Charlize Theron esté dotada para la comedia.

4/10
Ted

2012 | Ted

John Bennett es un chaval sin amigos allá por los años 80, del que todos los chicos de su edad se burlan. Una Navidad recibe como regalo a Ted, un osito de peluche que para su sorpresa, cobra vida cuando pide ante una estrella fugaz el deseo de un amigo. Tras el lógico revuelo entre la opinión pública por tan extraordinario suceso, pasan los años y la gente se acostumbra. John y Ted siguen siendo grandes amigos, eternos adolescentes incapaces de madurar, verdaderos friquis con apegos tan sorprendentes como el de la película ochentera Flash Gordon. Y aunque John tiene novia, la encantadora Lori, no acaba de comprometerse, el ganduleo y la diversión junto a Ted le producen verdadera adicción. El creador de las series de televisión animadas e iconoclastas Padre de familia y Padre Made In USA Seth MacFarlane debuta en la dirección de un largo con actores de carne y hueso, Ted, donde él mismo pone voz al osito coprotagonista junto a Mark Wahlberg, Santi Millán en la versión española. También es coguionista junto a Alec Sulkin y Wellesley Wild, compañeros de fatigas en las gamberras series citadas. Ted tiene un arranque ciertamente original, que golpea estereotipos de cuentos navideños con un humor ácido y corrosivo, pero también con las gotas justas de emotividad para hacerlo entrañable. La idea de usar un osito encantador para darle la vuelta a su imagen no es del todo nueva –vienen a la cabeza el gamberro extraterrestre de Paul, la marioneta de Mel Gibson en El castor e incluso otro oso, el de Toy Story 3–, pero MacFarlane la usa con eficacia, manejando bien los cambios de tono. Y acumula gags divertidos, guiños para fans acérrimos de películas e iconos varios de la cultura pop. Pero agotan las cansinas bromas groseras y carentes de cualquier sentido crítico, que quieren “celebrar” la diversión sexual sin freno o el consumo de marihuana. Le pasa a esta película lo que a Algo pasa con Mary, título de los hermanos Farrelly del que se entiende su popularidad, aunque a una y otro les falla el autocontrol de las grandes comedias –muy medidas y sólo aparentemente sin control–, que podía hacerlos verdaderamente memorables.

5/10
Padre de familia (9ª temporada)

2010 | Family Guy | Serie TV

Los Griffin y otros residentes de Quahog reciben una invitación para visitar la mansión del actor James Woods. Ignoran que en su interior se cometerá un misterioso asesinato. Novena temporada de la ácida e irreverente serie de animación creada por Seth MacFarlane.

5/10
Padre Made in USA (4ª temporada)

2008 | American Dad! | Serie TV

Francine se reencuentra con un antiguo amigo. Se trata del hombre al que amó en el pasado. Roger, el alienígena, se convierte en organizador de una fiesta alcohólica a la que se lleva al joven Steve. Por su parte, Stan continúa prestándole más atención a su trabajo en la CIA que a su familia. Nueva entrega de la ácida serie de animación del mismo creador de Padre de familia.

5/10
Padre de familia (7ª temporada)

2008 | Family Guy | Serie TV

Stewie y Brian utilizan una máquina del tiempo. Ambos se trasladan a Polonia, en la época de la invasión nazi. En otro destacado episodio de esta temporada, la familia Griffin se va de vacaciones, pero dejan olvidado a Stewie ‘solo en casa’. La serie creada por Seth MacFarlane mantiene el tono ácido de las anteriores tandas de episodios. Destacan las referencias a conocidas películas de cada episodio.

5/10
Padre Made in USA (3ª temporada)

2007 | American Dad! | Serie TV

Los padres adoptivos de Francine acuden de visita. Resultan ser tan insoportables que su marido, Stan, decide emprender la búsqueda de sus padres biológicos. Éste es sólo uno de los hilarantes episodios de esta serie creada por Seth MacFarlane (Padre de familia). En otros capítulos, Stan se hace vigilante de parquímetros, y Francine decide quedarse embarazada.

6/10
Padre de familia (6ª temporada)

2007 | Family Guy | Serie TV

Lois salva el amado osito de peluche de su pequeño hijo Stewie. El diabólico Stewie llega a la conclusión de que su madre no le odia tanto como se pensaba. Así que decide portarse bien con ella, pero le dedica tantas atenciones a Lois, que ésta acaba cansándose de él.La serie creada por Seth McFarlane ofrece una visión irónica y satírica de la vida familiar, a través de los peculiares protagonistas. Destaca el episodio en el que abren un restaurante.

5/10
Dexter's Laboratory

2006 | Dexter's Laboratory | Serie TV

Serie de animación de Cartoon Network, candidata cuatro años al Emmy a la mejor serie animada. Cuenta las trastadas de Dexter, un geniecillo de 7 años, que hace experimentos en su laboratorio secreto. Sólo su hermana Dee Dee, a la que le encanta bailar, conoce el laboratorio.

4/10
Padre de familia (5ª temporada)

2006 | Family Guy | Serie TV

En esta nueva tanda de episodios de la irreverente y sarcástica serie animada creada por Seth MacFarlane, Chris ayuda en las tareas de la casa a un individuo que resulta ser un viejo verde; y Lois se reencuentra con su hermano homicida.

4/10
Padre de familia (4ª temporada)

2005 | Family Guy | Serie TV

Peter decide irse de segunda luna de miel con su esposa. Su hijo Chris es seducido por una profesora homicida. En esta temporada de la irreverente serie de dibujos desfilan varios personajes invitados, como la versión animada de Mel Gibson.

5/10
Padre de familia

1999 | Family Guy | Serie TV

Exitosa e irreverente serie que narra la vida cotidiana de la familia Griffin. Peter, el padre, es un irresponsable más interesado en sus amigos que en su familia. El perro, Brian, habla y tiene problemas con el alcohol. Stewe, el bebé, es maligno y trata de asesinar a su madre, Lois, una histérica que pierde los nervios a cada rato. La hija, Meg, se siente ignorada, mientras que su hermano, Chris, es un gandul. El dibujante Seth MacFarlane realiza una ácida crítica de la sociedad estadounidense. Creó está serie en 1999 siguiendo la estela de Los Simpson.

4/10
Padre de familia (3ª temporada)

1999 | Family Guy | Serie TV

Peter Griffin, el padre de familia borrachín, se ve obligado a viajar a Washington. Así empieza la tercera temporada de una serie irreverente en la línea de South Park, pero con un toque de ternura.

6/10
Padre de familia (9ª temporada)

2010 | Family Guy | Serie TV

Los Griffin y otros residentes de Quahog reciben una invitación para visitar la mansión del actor James Woods. Ignoran que en su interior se cometerá un misterioso asesinato. Novena temporada de la ácida e irreverente serie de animación creada por Seth MacFarlane.

5/10
Padre Made in USA (4ª temporada)

2008 | American Dad! | Serie TV

Francine se reencuentra con un antiguo amigo. Se trata del hombre al que amó en el pasado. Roger, el alienígena, se convierte en organizador de una fiesta alcohólica a la que se lleva al joven Steve. Por su parte, Stan continúa prestándole más atención a su trabajo en la CIA que a su familia. Nueva entrega de la ácida serie de animación del mismo creador de Padre de familia.

5/10
Padre de familia (7ª temporada)

2008 | Family Guy | Serie TV

Stewie y Brian utilizan una máquina del tiempo. Ambos se trasladan a Polonia, en la época de la invasión nazi. En otro destacado episodio de esta temporada, la familia Griffin se va de vacaciones, pero dejan olvidado a Stewie ‘solo en casa’. La serie creada por Seth MacFarlane mantiene el tono ácido de las anteriores tandas de episodios. Destacan las referencias a conocidas películas de cada episodio.

5/10
Padre de familia presenta Blue Harvest

2007 | Blue Harvest (Family Guy) | Serie TV

Episodio especial galáctico de la serie televisiva Padre de familia. Recrea en clave paródica el episodio IV de la saga La guerra de las galaxias, y ha contado con la aprobación de George Lucas. La estructura, tras un prólogo de la familia, que sufre un apagón eléctrico, sigue al pie de la letra al film original, desde las letras flotando por el espacio y el crucero imperial que todos los aficionados recuerdan. Un Darh Vader enanito, un Luke gordinflón, y un Obi Wan Kenobi con inclinaciones sexuales inesperadas dan idea del humor gamberro de la propuesta.

5/10
Padre Made in USA (3ª temporada)

2007 | American Dad! | Serie TV

Los padres adoptivos de Francine acuden de visita. Resultan ser tan insoportables que su marido, Stan, decide emprender la búsqueda de sus padres biológicos. Éste es sólo uno de los hilarantes episodios de esta serie creada por Seth MacFarlane (Padre de familia). En otros capítulos, Stan se hace vigilante de parquímetros, y Francine decide quedarse embarazada.

6/10
Padre de familia (6ª temporada)

2007 | Family Guy | Serie TV

Lois salva el amado osito de peluche de su pequeño hijo Stewie. El diabólico Stewie llega a la conclusión de que su madre no le odia tanto como se pensaba. Así que decide portarse bien con ella, pero le dedica tantas atenciones a Lois, que ésta acaba cansándose de él.La serie creada por Seth McFarlane ofrece una visión irónica y satírica de la vida familiar, a través de los peculiares protagonistas. Destaca el episodio en el que abren un restaurante.

5/10
Padre de familia (5ª temporada)

2006 | Family Guy | Serie TV

En esta nueva tanda de episodios de la irreverente y sarcástica serie animada creada por Seth MacFarlane, Chris ayuda en las tareas de la casa a un individuo que resulta ser un viejo verde; y Lois se reencuentra con su hermano homicida.

4/10
Padre Made in USA

2005 | American Dad! | Serie TV

Serie animada en la línea de Los Simpson, con otra atípica familia. Stan, el padre, es un espía de la CIA conservador, la madre una ex juerguista, la hija una ‘progre’, y el hijo está en plena pubertad. Completan el clan un extraterrestre que Stan rescató del área 51 de su agencia, y un pez que fue sometido a experimentos radioactivos. Como puede verse, la trama tiene un carácter asumidamente corrosivo, aunque al tiempo juega con la idea de que, aunque los integrantes de la familia son muy diferentes, se quieren y son capaces de permanecer unidos.

6/10
Padre de familia (4ª temporada)

2005 | Family Guy | Serie TV

Peter decide irse de segunda luna de miel con su esposa. Su hijo Chris es seducido por una profesora homicida. En esta temporada de la irreverente serie de dibujos desfilan varios personajes invitados, como la versión animada de Mel Gibson.

5/10
Padre de familia

1999 | Family Guy | Serie TV

Exitosa e irreverente serie que narra la vida cotidiana de la familia Griffin. Peter, el padre, es un irresponsable más interesado en sus amigos que en su familia. El perro, Brian, habla y tiene problemas con el alcohol. Stewe, el bebé, es maligno y trata de asesinar a su madre, Lois, una histérica que pierde los nervios a cada rato. La hija, Meg, se siente ignorada, mientras que su hermano, Chris, es un gandul. El dibujante Seth MacFarlane realiza una ácida crítica de la sociedad estadounidense. Creó está serie en 1999 siguiendo la estela de Los Simpson.

4/10
Padre de familia (2ª temporada)

1999 | Family Guy (2ª Season) | Serie TV

Peter Griffin, el padre de familia aficionado a la cerveza, decide organizar una representación de El rey y yo. Así empieza la segunda temporada de esta serie irreverente aunque divertida serie para adultos, en la línea de South Park.

4/10
Padre de familia (3ª temporada)

1999 | Family Guy | Serie TV

Peter Griffin, el padre de familia borrachín, se ve obligado a viajar a Washington. Así empieza la tercera temporada de una serie irreverente en la línea de South Park, pero con un toque de ternura.

6/10
La voz más alta

2019 | The Loudest Voice | Serie TV

Biografía del controvertido Roger Ailes, estratega de Nixon y Reagan, y presidente de Fox News, que poco antes de su muerte fue demandado judicialmente por Gretchen Carlson, una de las presentadoras estrella de la cadena, por acoso sexual. Comienza mostrando su fallecimiento, en 2017, por hematoma subdural, para después viajar al momento en el que el magnate Rupert Murdoch le recluta para lanzar una cadena informativa por cable. Tom McCarthy, que ya retrató los medios de comunicación en Spotlight, ha concebido junto al guionista y productor Alex Metcalf, artífice de Heridas abiertas, una miniserie para Showtime que adapta el libro del periodista Gabriel Sherman. Este profesional siguió tan de cerca al personaje que aparece, encarnado por Frank Kranz. Los guiones parecen haberse inspirado en el excelente trabajo del gurú Aaron Sorkin para Steve Jobs, donde no se recogía todo el periplo del fundador de Apple, sino tres momentos significativos. De forma similar, cada uno de los siete capítulos reconstruye uno de los años más importantes para el protagonista, comenzando en 1995, en los albores de Fox News. Se nota el posicionamiento ideológico de sus creadores, tendentes a la izquierda, pues se ofrece la sensación de que sólo las compañías conservadoras manipulan sus informativos, pretenden influir en las elecciones, etc. Y se demoniza a Ailes pero se deja fuera de las críticas a la familia Murdoch. Pese a todo, esta producción se distingue por una puesta en escena impecable, se reconstruyen con esmero los hechos, y se genera la suficiente intriga como para que acaben pegados a la pantalla incluso los menos interesados por los entresijos de las cadenas estadounidenses. Se hace hincapié en su faceta de depredador sexual, en ese sentido brillan secuencias como la entrevista a una aspirante a presentadora. Pero también se abordan otros asuntos, como sus decisiones para explotar el morbo durante los atentados del 11-S, o su animadversión hacia Barack Obama. Pese a que se le pinta como un tipo despiadado, egoísta y misógino, al menos se concede a Roger Ailes una enorme astucia para los negocios, decidió dirigir con gran acierto su cadena al público conservador que sentía que los demás medios estaban muy sesgados a favor del Partido Demócrata, y no informarles sino "hacerles sentir informados" (llega a asegurar en un episodio que crea las noticias). Muy caracterizado, Russell Crowe realiza un gran trabajo, se diría que el mejor desde los tiempos de American Gangster o Cinderella Man, componiendo a un titiritero que utiliza a los demás a su antojo, pero al que le sobra carisma. En el extenso e impagable reparto destaca Naomi Watts como la citada Carlson.

7/10
La suerte de los Logan

2017 | Logan Lucky

En una pequeña localidad de West Virginia viven los Logan, una familia de hermanos sobre la que pesa una especie de gafe. Jimmy, ex promesa de fútbol, y su hermano Clyde, que perdió una mano en la Guerra de Irak, son unos perdedores de libro, y su guapa hermana, la peluquera Mellie, teme que le peguen el mal fario. Pero la noticia de que su ex mujer se va a llevar a su hijita Sadie del estado, lleva a Jimmy a pergeñar un plan para poder luchar por ella: se trata de robar el dinero recaudado en una célebre carrera de la NASCAR en Carolina del Norte. Se ve que el realizador Steven Soderbergh es hombre de costumbres, pues tras dirigir la trilogía iniciada con Ocean’s Eleven no ha podido olvidarse de ella y 10 años después de la última entrega ofrece ahora una especie de versión rural de las andanzas birladoras de Clooney y compañía. En este caso el cabecilla es un tipo totalmente opuesto, aparentemente simplón, a quien acompañan sus hermanos, no precisamente unos lumbreras, y otro grupo de hermanos capitaneados por un convicto. Lo mejor que se puede decir de La suerte de los Logan es que es un film entretenido que da lo que se espera, porque no aspira a más y eso lo consigue. Aún con sus simplezas, el guión de la debutante Rebecca Blunt está bien hilvanado, es dinámico y responde a la perfección al modelo de “plan de robo” en donde cada componente del grupo cumple su papel y todo está perfectamente diseñado (y oculto para el espectador), incluido el golpe de efecto final. Consigue interesar además la vertiente humana del protagonista, padrazo de la pequeña Sadie (una niñita, Farrah Mackenzie, con enorme presencia en pantalla), en conflicto siempre con su ex mujer (insulso papel para la casi desaparecida Katie Holmes). Se homenajea con nostálgico gusto a John Denver y además se incluyen algunos gags simpáticos, el mejor de los cuales es el de la referencia a Juego de tronos en el motín de la cárcel. En cambio, no se le saca todo el partido requerido a los personajes, algunos de los cuales están claramente desaprovechados, como los dos sosos hermanos de Joe Bang, el cuñado del protagonista e incluso el de su guapa hermana Mellie, interpretado con frescura por Riley Keough . El reparto reúne otros muchos rostros de sobra conocidos, con el protagonismo para un más que eficiente Channing Tatum, que no abandona su aire desganado durante todo el film. Le acompaña Adam Driver, que tras Paterson vuelve a interpretar un personaje que es un dechado de sosería y laconismo. Cambia de rol en cambio un oxigenado Daniel Craig en un papel de convicto algo disparatado. Y sorprende la presencia de las actrices Katherine Waterston y Hilary Swank en leves papeles.

5/10
Mil maneras de morder el polvo

2014 | A Million Ways to Die in the West

El cobardica Albert odia vivir en el viejo Oeste y cuidar su rebaño de ovejas junto a sus cascarrabias padres. Tiene un amigo del alma, Edward, y una chica a la que ama, Louise. Pero cuando ésta la deja plantada para salir con el experto en bigotes Foy, se queda destrozado. Su ánimo se eleva poco a poco cuando se instala en el lugar Anna, pero ignora que es la esposa del forajido Clinch. Seth MacFarlane, creador de Padre de familia vuelve a probar suerte en la gran pantalla tras dar el golpe con el deslenguado y zafio osito de peluche Ted. Lo hace con un western en clave de comedia, 40 años después de que Mel Brooks hiciera lo mismo, con mayor fortuna, en Sillas de montar calientes, y pasados casi 75 años desde Los hermanos Marx en el Oeste. Definitivamente, no es lo mismo, casi podría hacerse una lectura de la evolución del humor mirando a estos tres títulos. El ingenio de Groucho Marx y compañía resultaba memorable; Brooks llevaba al límite las posibilidades de la parodia, recurriendo inteligentemente a anacronismos, con dobles sentidos más o menos elegantes, y saliéndose literalmente del plató de rodaje; MacFarlane sigue su línea de chistes zafios, a lo hermanos Farrelly, apostando por la transgresión. Lo que tiene sus limitaciones, pues las bromas sexuales y marrones acaban produciendo tedio, y en lo referente a “no dejar títere con cabeza”, poco queda ya por inventar. De todos modos, en lo relativo a la transgresión, MacFarlane tiene un problema, pues al adentrarse en el lejano Oeste, con títulos de crédito clásico y música que “fusila” temas populares, lo hace como profanando esos lugares icónicos –Monument Valley y demás–, lo que al amante de John Ford y compañía no dejará de causarle molestos sarpullidos. Cierto que tiene algunos buenos gags y ocurrencias divertidas, con los indios y los guiños inesperados a un par de películas, pero otras veces produce estupor, por ejemplo recurriendo a una violencia de “cartoon” con toques de gore. En general Mil maneras de morder el polvo –“modesta” traducción del “millón de formas de morir” del título original– es un film desequilibrado, estirado en demasía, con fallos básicos de guión como la desaparición inexplicada del villano de la función –Liam Neeson– al inicio del film, para resurgir de no se sabe dónde en el último tramo. MacFarlane adquiere demasiado protagonista, hasta volverse cargante, y no da la sensación de que una actriz tan buena como Charlize Theron esté dotada para la comedia.

4/10
Movie 43

2013 | Movie 43

Dos amigos adolescentes creen estar arrasando en YouTube con su nuevo vídeo. Pero todo es la broma del hermano pequeño de uno de ellos, geniecillo de la informática. Como venganza, quieren cargarse su ordenador, pero necesitan distraerle e inventan una historia de que están buscando en internet la mítica película “Movie 43”, con contenidos archiprohibidos, y el chaval, picado, se pone a buscarla en los servidores más recónditos. Y en efecto, esto sirve de hilo conductor para ir mostrando metraje de las situaciones más desopilantes, una sucesión de sketches varios en competición para ganar en grosería y zafiedad. Película gamberra para adolescentes –y adultos– descerebrados, que tiene detrás a uno de los hermanos Farrelly, Peter, no sabemos qué pasa con Bobby, esperemos que no se hayan enfadado, a lo mejor pensó que la propuesta no era suficientemente guarra y transgresora. La idea de Movie 43, que cuenta con 12 directores no superbrillantes, entre ellos la actriz Elizabeth Bank, es provocar una mezcla de asco, repulsa y risas, lo que funciona parcialmente. Tiene gracia la ocurrencia de presentar a Hugh Jackman con una “disfuncionalidad” en el cuello que provoca unos divertidos caretos de Kate Winslet en una cita a ciegas, lo más divertido de la cinta, aunque lo bueno, si breve, dos veces bueno, divisa que olvida Peter Farrelly, responsable de ese segmento. Otros actores célebres se han sumado a la función, con mayor o menor fortuna, y se supone que parte de la gracia del film es ir reconociéndolos. El modo de “pegar” las historias o cortos en Movie 43 es ingenioso, incluida la ocurrencia homenaje a Terminator. Pero tanta caca (sí, literalmente), genitales, pechos, reglas y compresas, y hasta incesto, a ver quién es más salvaje, acaba agotando; incluso otras ideas paródicas sobre Apple, enanos y superhéroes no evitan la tentación escatológica y procaz. El film es mejor que otras propuestas de los hermanos Farrelly, últimamente cuesta abajo, pero es que no han hecho nada mejor que Algo pasa con Mary, allá por 1998, y cuyos barros han traído un auténtico lodazal de películas perfectamente prescindibles.

3/10
Ted 2

2015 | Ted 2

Poco después de que Ted contraiga matrimonio con Tami-Lynn la convivencia se ha vuelto muy complicada. El oso está convencido de que el amor regresará si tiene un hijo con su cónyuge. Elegido el camino de la adopción, para que se lo permitan el marido debe demostrar ante los tribunales que es una persona, no una mera propiedad. A pesar de sus cansinas bromas groseras, Seth MacFarlane demostraba su talento y habilidad para hacer reír en Ted, su debut en el largometraje, donde él mismo le ponía la voz al osito protagonista. Así, las carcajadas compensaban en cierta medida su redundante mal gusto. No ocurre lo mismo en la secuela, pues son pocos los gags que funcionan. Al igual que en el segundo trabajo para cines del realizador, Mil maneras de morder el polvo, el guión no está bien hilado, pues abundan las secuencias innecesarias, e incluso un largo tramo donde los personajes viajan a Nueva York en busca de un infalible abogado que interpreta Morgan Freeman parece metido con calzador a modo de relleno. Lo mismo ocurre con la incomprensible intervención del gran Liam Neeson comprando cereales para niños, en un largo chiste que parece hacerle más gracia al responsable del film que al público. Aisladamente tiene algún hallazgo, como el número de los títulos de crédito –homenaje al musical clásico–, las bromas sobre el desconocimiento de las sagas más frikis del personaje de la recién llegada Amanda Seyfried, o la capacidad de Mark Wahlberg para mantener el tipo a pesar del caos.

3/10
Mil maneras de morder el polvo

2014 | A Million Ways to Die in the West

El cobardica Albert odia vivir en el viejo Oeste y cuidar su rebaño de ovejas junto a sus cascarrabias padres. Tiene un amigo del alma, Edward, y una chica a la que ama, Louise. Pero cuando ésta la deja plantada para salir con el experto en bigotes Foy, se queda destrozado. Su ánimo se eleva poco a poco cuando se instala en el lugar Anna, pero ignora que es la esposa del forajido Clinch. Seth MacFarlane, creador de Padre de familia vuelve a probar suerte en la gran pantalla tras dar el golpe con el deslenguado y zafio osito de peluche Ted. Lo hace con un western en clave de comedia, 40 años después de que Mel Brooks hiciera lo mismo, con mayor fortuna, en Sillas de montar calientes, y pasados casi 75 años desde Los hermanos Marx en el Oeste. Definitivamente, no es lo mismo, casi podría hacerse una lectura de la evolución del humor mirando a estos tres títulos. El ingenio de Groucho Marx y compañía resultaba memorable; Brooks llevaba al límite las posibilidades de la parodia, recurriendo inteligentemente a anacronismos, con dobles sentidos más o menos elegantes, y saliéndose literalmente del plató de rodaje; MacFarlane sigue su línea de chistes zafios, a lo hermanos Farrelly, apostando por la transgresión. Lo que tiene sus limitaciones, pues las bromas sexuales y marrones acaban produciendo tedio, y en lo referente a “no dejar títere con cabeza”, poco queda ya por inventar. De todos modos, en lo relativo a la transgresión, MacFarlane tiene un problema, pues al adentrarse en el lejano Oeste, con títulos de crédito clásico y música que “fusila” temas populares, lo hace como profanando esos lugares icónicos –Monument Valley y demás–, lo que al amante de John Ford y compañía no dejará de causarle molestos sarpullidos. Cierto que tiene algunos buenos gags y ocurrencias divertidas, con los indios y los guiños inesperados a un par de películas, pero otras veces produce estupor, por ejemplo recurriendo a una violencia de “cartoon” con toques de gore. En general Mil maneras de morder el polvo –“modesta” traducción del “millón de formas de morir” del título original– es un film desequilibrado, estirado en demasía, con fallos básicos de guión como la desaparición inexplicada del villano de la función –Liam Neeson– al inicio del film, para resurgir de no se sabe dónde en el último tramo. MacFarlane adquiere demasiado protagonista, hasta volverse cargante, y no da la sensación de que una actriz tan buena como Charlize Theron esté dotada para la comedia.

4/10
Ted

2012 | Ted

John Bennett es un chaval sin amigos allá por los años 80, del que todos los chicos de su edad se burlan. Una Navidad recibe como regalo a Ted, un osito de peluche que para su sorpresa, cobra vida cuando pide ante una estrella fugaz el deseo de un amigo. Tras el lógico revuelo entre la opinión pública por tan extraordinario suceso, pasan los años y la gente se acostumbra. John y Ted siguen siendo grandes amigos, eternos adolescentes incapaces de madurar, verdaderos friquis con apegos tan sorprendentes como el de la película ochentera Flash Gordon. Y aunque John tiene novia, la encantadora Lori, no acaba de comprometerse, el ganduleo y la diversión junto a Ted le producen verdadera adicción. El creador de las series de televisión animadas e iconoclastas Padre de familia y Padre Made In USA Seth MacFarlane debuta en la dirección de un largo con actores de carne y hueso, Ted, donde él mismo pone voz al osito coprotagonista junto a Mark Wahlberg, Santi Millán en la versión española. También es coguionista junto a Alec Sulkin y Wellesley Wild, compañeros de fatigas en las gamberras series citadas. Ted tiene un arranque ciertamente original, que golpea estereotipos de cuentos navideños con un humor ácido y corrosivo, pero también con las gotas justas de emotividad para hacerlo entrañable. La idea de usar un osito encantador para darle la vuelta a su imagen no es del todo nueva –vienen a la cabeza el gamberro extraterrestre de Paul, la marioneta de Mel Gibson en El castor e incluso otro oso, el de Toy Story 3–, pero MacFarlane la usa con eficacia, manejando bien los cambios de tono. Y acumula gags divertidos, guiños para fans acérrimos de películas e iconos varios de la cultura pop. Pero agotan las cansinas bromas groseras y carentes de cualquier sentido crítico, que quieren “celebrar” la diversión sexual sin freno o el consumo de marihuana. Le pasa a esta película lo que a Algo pasa con Mary, título de los hermanos Farrelly del que se entiende su popularidad, aunque a una y otro les falla el autocontrol de las grandes comedias –muy medidas y sólo aparentemente sin control–, que podía hacerlos verdaderamente memorables.

5/10
Ted

2012 | Ted

John Bennett es un chaval sin amigos allá por los años 80, del que todos los chicos de su edad se burlan. Una Navidad recibe como regalo a Ted, un osito de peluche que para su sorpresa, cobra vida cuando pide ante una estrella fugaz el deseo de un amigo. Tras el lógico revuelo entre la opinión pública por tan extraordinario suceso, pasan los años y la gente se acostumbra. John y Ted siguen siendo grandes amigos, eternos adolescentes incapaces de madurar, verdaderos friquis con apegos tan sorprendentes como el de la película ochentera Flash Gordon. Y aunque John tiene novia, la encantadora Lori, no acaba de comprometerse, el ganduleo y la diversión junto a Ted le producen verdadera adicción. El creador de las series de televisión animadas e iconoclastas Padre de familia y Padre Made In USA Seth MacFarlane debuta en la dirección de un largo con actores de carne y hueso, Ted, donde él mismo pone voz al osito coprotagonista junto a Mark Wahlberg, Santi Millán en la versión española. También es coguionista junto a Alec Sulkin y Wellesley Wild, compañeros de fatigas en las gamberras series citadas. Ted tiene un arranque ciertamente original, que golpea estereotipos de cuentos navideños con un humor ácido y corrosivo, pero también con las gotas justas de emotividad para hacerlo entrañable. La idea de usar un osito encantador para darle la vuelta a su imagen no es del todo nueva –vienen a la cabeza el gamberro extraterrestre de Paul, la marioneta de Mel Gibson en El castor e incluso otro oso, el de Toy Story 3–, pero MacFarlane la usa con eficacia, manejando bien los cambios de tono. Y acumula gags divertidos, guiños para fans acérrimos de películas e iconos varios de la cultura pop. Pero agotan las cansinas bromas groseras y carentes de cualquier sentido crítico, que quieren “celebrar” la diversión sexual sin freno o el consumo de marihuana. Le pasa a esta película lo que a Algo pasa con Mary, título de los hermanos Farrelly del que se entiende su popularidad, aunque a una y otro les falla el autocontrol de las grandes comedias –muy medidas y sólo aparentemente sin control–, que podía hacerlos verdaderamente memorables.

5/10

Últimos tráilers y vídeos