Hysteria - Película - decine21
IMG-LOGO
Hysteria
4 /10 decine21

Hysteria

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Hysteria: Inglaterra de finales del siglo XIX: la historia de cómo el doctor Joseph Mortimer Granville inventó el primer consolador eléctrico para tratar lo que se conocía como histeria femenina, cuyos síntomas incluían insomnio, retención de fluidos, pesadez abdominal, espasmos musculares, irritabilidad o pérdida de apetito.

4 /10 decine21

Crítica

El padre del vibrador

El padre del vibrador

Comedia de época que parte de un extraño suceso de la medicina británica del siglo XIX. El doctor Joseph Mortimer Granville inventó el primer consolador eléctrico para usarlo con fines terapéuticos. Por aquel entonces se diagnosticaba que padecían histeria femenina pacientes insatisfechas sexualmente, aunque la etiqueta era usada como un cajón de sastre, también para las que padecían depresión, insomnio, irritabilidad, etc.

Hysteria presenta a Granville como un joven y prometedor doctor, desesperado porque en los hospitales de la época no se presta la debida atención a las nuevas teorías, sobre todo la relativa a proteger a los pacientes de los gérmenes. Acaba consiguiendo trabajo junto con Robert Dalrymple, el más prestigioso especialista en medicina femenina de Londres, que aplica a sus pacientes diagnosticados con histeria un masaje pélvico que consiste en masajear sus genitales. Granville se compromete con Emily, la menor de las hijas de su nuevo jefe, pero se siente deslumbrado por su brillante y díscola hermana mayor, Charlotte, luchadora por los derechos de las mujeres, que ayuda a desfavorecidas y prostitutas.

La cineasta americana Tanya Wexler, hasta ahora autora de las poco conocidas Finding North y Ball in the House, consigue en Hysteria una convincente ambientación victoriana. También demuestra que tiene talento para dirigir a un reparto de altura en el que sobresale Hugh Dancy, como Granville, el veterano Jonathan Pryce, que encarna al doctor Dalrymple, y sobre todo, Maggie Gyllenhaal, en un rol de feminista incombustible que parece hecho a medida. También resalta en cierta medida a pesar de la brevedad de su intervención Rupert Everett, como pragmático amigo del personaje de Dancy.

Hysteria recuerda en cierta medida a El balneario de Battle Creek, también protagonizada por un médico real, Harvey Kellogg (le encarnaba Anthony Hopkins), e igual de hedonista y frívola en su tratamiento del sexo. Aquí, la visión antropológica de Wexler resulta bastante limitada en su elogio del vibrador, que se presenta como una conquista social, al tiempo que se desvirtúa la práctica de la medicina. Todo esto, unido a un desarrollo excesivamente convencional y previsible, da al traste con las pretensiones del film.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.