saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
El niño que pudo ser rey

El niño que pudo ser rey

The Kid Who Would Be King

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

El niño que pudo ser rey

Alex (Ashbourne Serkis) piensa que es un don nadie más hasta que se tropieza con la mítica Espada de la Piedra, Excalibur. Ahora debe unirse a sus amigos y enemigos para formar un equipo de caballeros y, junto al legendario mago Merlin (Patrick Stewart), enfrentarse a la malvada hechicera Morgana (Rebecca Ferguson). Con el futuro en juego, Alex deberá convertirse en el gran líder que nunca soñó ser.

Galería de imágenes

El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey
El niño que pudo ser rey

Crítica decine21.com

estrella
6
Los nuevos caballeros de la mesa redonda
Los nuevos caballeros de la mesa redonda

Simpática cinta juvenil de aventuras, escrita y dirigida por Joe Cornish, que llamó la atención con la curiosa película de serie B Attack the Block, de 2011, pero que curiosamente no había vuelto a ponerse tras la cámara desde entonces. También ha participado en los guiones de Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio y Ant-Man. No es baladí traer a colación el “background” de Cornish, pues sirve para entender este nuevo esfuerzo aventurero, muy personal, para acercar el universo del ciclo artúrico al público más joven, con numerosos guiños a sagas que les resultarán más conocidas, son citadas explícitamente Harry Potter, El Señor de los Anillos y La guerra de las galaxias.

Alex es un chaval al que le toca vivir en un mundo cínico, el nuestro contemporáneo, con divisiones políticas, número creciente de dictadorzuelos y frivolidad juvenil. Conserva un fondo idealista, que considera el legado de su padre, que salió de su vida siendo niño, ha sido su madre la que le ha criado y sacado adelante. Pero parece que su optimismo se quiebra cuando defiende a su fiel amigo Bedders del acoso escolar de dos compañeros grandullones y abusones, Lance y Kaye. Huyendo precisamente de ellos una noche, Alex recala en una obras de construcción, donde encuentra una espada hundida en una piedra. ¿Se tratará de la mítica Excalibur? Él logrará sacarla de ahí, y es que es el elegido para salvar al mundo de la amenaza de Morgana, que acecha de nuevo para hundirlo en la oscuridad, como solía en tiempos del rey Arturo. Alex irá tomando conciencia de su misión animado por Bedders, y por la aparición de un excéntrico compañero nuevo de clase, Mertin, que en realidad es el viejo mago Merlín.

Cornish entrega una película muy entretenida, que quiere ser una parábola válida para los tiempos actuales, en que trata de señalar a los más jóvenes que no deberían contagiarse del pesimismo desesperanzado de los adultos. De modo que ensalza virtudes como la camaradería, el espíritu de sacrificio, el confiar en los demás, el perdón y las segundas oportunidades, el amor que debemos a los seres queridos.

Aunque quizá en algunos pasajes se alarga en exceso, con la ración empalagosa de efectos visuales que parece obligatoria en el cine actual, logra una pergeñar una trama que atrapa, casi siempre ágil, que sabe combinar los momentos emotivos con los humorísticos. Funciona muy bien la relación entre Alex y Bedders, encarnados por los jóvenes Louis Ashbourne Serkis –hijo del actor Andy Serkis– y Dean Chaumoo, que hacen pensar en Frodo Bolsón y Sam Samsagaz de El Señor de los Anillos. Entre los actores adultos puede reconocerse a Patrick Stewart encarnando al mago Merlín adulto; cuesta más ver a Rebecca Ferguson como Morgana, la villana de la función, por los efectos especiales.

También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (1)

    5004 | RMNO5 - 2019-03-27 15:19:14
    Ni la he visto ni la voy a ver. Quería comentar simplemente el PÉSIMO TÍTULO que la distribuidora ha elegido para estrenarla en España.

    Han repetido el clamoroso error de traducir "The man who would be king" (1975) por "El hombre que pudo reinar". Otra vez, no, por favor: "The boy who would be king" significa "El chico que quería ser rey".

    En Hispanoamérica no han sido tan bobos: titulan "Nacido para ser rey" en la mayoría de países; y literalmente en Brasil, "O Menino que Queria Ser Rei".

    Si hasta Google Translate lo hace bien... Tanto colegio bilingüe, tanto Erasmus, y en España seguimos siendo los más tontos del universo mundo.
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE