Malasaña 32 - Película - decine21
IMG-LOGO
Malasaña 32
6 /10 decine21

Malasaña 32

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Malasaña 32

Inspirada en hechos reales, cuenta la historia de una familia que se instala en el madrileño barrio de Malasaña, en una casa que se convertirá en la peor de sus pesadillas.

6 /10 decine21

Crítica

Aquellos terroríficos años

Aquellos terroríficos años

1976. Manolo y Candela abandonan su pueblo para instalarse en un piso del barrio de Malasaña en Madrid, donde él trabajará en una fábrica de camiones y ella en unos grandes almacenes. Les acompaña el abuelo, Fermín, que empieza a mostrar síntomas de Alzheimer, y tres hijos, el mayor tartamudo por culpa de varios traumas, la responsable chica mediana, Amparo, y el benjamín de la casa. Después de que este último esté a punto de caer por la ventana, la familia empieza a darse cuenta de que en su nuevo hogar ocurren sucesos sin ninguna explicación.

Tras numerosos cortos y el largometraje prometedor (pero no del todo eficaz) Matar a Dios, el barcelonés Albert Pintó se consagra con este relato de terror a medio camino entre Poltergeist y las películas de terror de James Wan, pues aunque se deben salvar todas las distancias, por ejemplo le da mucho protagonismo a los objetos, en la línea de Expediente Warren. El realizador español demuestra conocer al dedillo los mecanismos del suspense, y cómo asustar al respetable con secuencias bien construidas, sin necesidad de recurrir a los excesos de casquería.

Pero además, sin estropear la lograda atmósfera fantaterrorífica, se saca mucho juego a los elementos nostálgicos de la historia, desde el típico televisor en blanco y negro al telesketch, y otros componentes del atrezzo que avivarán los recuerdos de quienes hayan vivido aquella época; lo mismo ocurre con canciones de la banda sonora, interpretadas por Raphael o Julio Iglesias. Se nota que firman como guionistas Ramón Campos y Gema R. Neira, artífices de historias sobre otras épocas, como Gran Hotel o Las chicas del cable, que también ejercen como productores a través de Bambú, su compañía.

No reconstruye ninguna historia real (la calle Malasaña no llega al número 32), pero se inspira en varios acontecimientos extraños de la zona. Pese a que hace añorar el momento histórico, éste se presenta de forma un poco tópica, como una era de oscuridad, donde España empezaba a despertar; se denuncia con mucho énfasis la represión de entonces, pero se apunta a que la Transición conducirá a décadas más felices.

A Pintó se le tiene que reconocer por encima de todo que ha dirigido muy bien al reparto. Tiene mayor peso la relativamente desconocida pero con un futuro más que prometedor Begoña Vargas (Alta mar), como Amparo, pero no desentonan su progenitor (Iván Marcos, conocido por Fariña), Bea Segura (Candela), o los jóvenes Sergio Castellanos (La Peste) e Iván Renedo. El icono del actual cine de terror español Javier Botet (la niña Medeiros en [Rec]) tiene dos papeles, pues se convierte en estrambótico vendedor de pisos, y en un personaje más acorde con su currículum. Y hay sorpresa en el reparto, una veterana no anunciada en los títulos de crédito, que realiza un buen trabajo, pero cuya presencia no descolocará del todo a quienes conozcan las producciones de Bambú.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.