IMG-LOGO

Biografía

Ramón Campos

Ramón Campos

Ramón Campos

Filmografía
El verano que vivimos

2020 | El verano que vivimos

Año 1998. Isabel, estudiante de periodismo, se ve obligada a realizar sus prácticas en el diario de un pequeño pueblo costero gallego para terminar la carrera. Al llegar, quiere empezar cuanto antes a investigar, a demostrar todo lo que ha aprendido para convertirse en una auténtica periodista. Pero el puesto que la asignan es el último que ella esperaba: la escritura y gestión de las esquelas que llegan a la redacción. Pero esto, que podría parecer en principio algo aburrido, se convierte en la puerta a una investigación que la llevará por diferentes puntos de la geografía española en busca de una historia de amor imposible.

Malasaña 32

2020 | Malasaña 32

1976. Manolo y Candela abandonan su pueblo para instalarse en un piso del barrio de Malasaña en Madrid, donde él trabajará en una fábrica de camiones y ella en unos grandes almacenes. Les acompaña el abuelo, Fermín, que empieza a mostrar síntomas de Alzheimer, y tres hijos, el mayor tartamudo por culpa de varios traumas, la responsable chica mediana, Amparo, y el benjamín de la casa. Después de que este último esté a punto de caer por la ventana, la familia empieza a darse cuenta de que en su nuevo hogar ocurren sucesos sin ninguna explicación. Tras numerosos cortos y el largometraje prometedor (pero no del todo eficaz) Matar a Dios, el barcelonés Albert Pintó se consagra con este relato de terror a medio camino entre Poltergeist y las películas de terror de James Wan, pues aunque se deben salvar todas las distancias, por ejemplo le da mucho protagonismo a los objetos, en la línea de Expediente Warren. El realizador español demuestra conocer al dedillo los mecanismos del suspense, y cómo asustar al respetable con secuencias bien construidas, sin necesidad de recurrir a los excesos de casquería. Pero además, sin estropear la lograda atmósfera fantaterrorífica, se saca mucho juego a los elementos nostálgicos de la historia, desde el típico televisor en blanco y negro al telesketch, y otros componentes del atrezzo que avivarán los recuerdos de quienes hayan vivido aquella época; lo mismo ocurre con canciones de la banda sonora, interpretadas por Raphael o Julio Iglesias. Se nota que firman como guionistas Ramón Campos y Gema R. Neira, artífices de historias sobre otras épocas, como Gran Hotel o Las chicas del cable, que también ejercen como productores a través de Bambú, su compañía. No reconstruye ninguna historia real (la calle Malasaña no llega al número 32), pero se inspira en varios acontecimientos extraños de la zona. Pese a que hace añorar el momento histórico, éste se presenta de forma un poco tópica, como una era de oscuridad, donde España empezaba a despertar; se denuncia con mucho énfasis la represión de entonces, pero se apunta a que la Transición conducirá a décadas más felices. A Pintó se le tiene que reconocer por encima de todo que ha dirigido muy bien al reparto. Tiene mayor peso la relativamente desconocida pero con un futuro más que prometedor Begoña Vargas (Alta mar), como Amparo, pero no desentonan su progenitor (Iván Marcos, conocido por Fariña), Bea Segura (Candela), o los jóvenes Sergio Castellanos (La Peste) e Iván Renedo. El icono del actual cine de terror español Javier Botet (la niña Medeiros en [Rec]) tiene dos papeles, pues se convierte en estrambótico vendedor de pisos, y en un personaje más acorde con su currículum. Y hay sorpresa en el reparto, una veterana no anunciada en los títulos de crédito, que realiza un buen trabajo, pero cuya presencia no descolocará del todo a quienes conozcan las producciones de Bambú.

6/10
Alta mar

2019 | Alta mar | Serie TV

Nueva serie de Bambú para Netflix tras Las chicas del cable, cortada por el mismo patrón folletinesco que todas las orquestadas por el dueto formado por Ramón Campos y Gema R. Neira. Está ambientada en los años 40, al término de la Segunda Guerra Mundial. Sigue las vicisitudes de múltiples personajes, de clase alta y baja, que viajan en un lujoso transatlántico rumbo a Brasil. Se supone que a bordo del barco van a celebrar su enlace matrimonial Carolina Villanueva y el naviero Fernando Fábregas. Además el viaje es muy importante para la compañía que opera el crucero, que pertenecía al padre de Carolina y su hermana Eva, reciente fallecido. Pero todo va a ser accidentado desde el principio, cuando las poco sensatas Carolina y Eva aceptan introducir de polizón en el barco a una mujer, que asegura huir de su prometido, que la maltrataba. La caída de alguien al mar, simultánea a la desaparición de esa mujer, configuran múltiples enredos, que trata de desentrañar el detective de abordo, mientras un triste capitán por su viudez no parece tener el juicio muy claro, y su segundo de abordo, el oficial Nicolás Salas, abre líneas de investigación paralelas con la muy novelesca y aspirante a escritora Eva. Tal vez Campos y Neira harían bien en pisar un poco el freno de su ritmo de producción, y elaborar un poco mejor las series que sacan a la luz, para llegar a convertirse en el digno entretenimiento que a veces no son. Sin duda que aquí tenemos un enorme esfuerzo de producción, para recrear la época y un barco de lujo estilo Titanic. Pero la idea de mezclar intriga a lo Agatha Christie con romances de culebrón, presente en Gran Hotel, Velvet o la ya citada Las chicas del cable, acaba siendo repetitiva y cansina, y lo que es peor, se acaban traspasando sin rubor las fronteras de lo que resulta verosímil. Y es que ya desde el arranque, se pide mucho al espectador, que suspenda su inevitable incredulidad con la estupidez supina de meter clandestinamente en el barco a una persona a la que no se conoce de nada. Por otro lado, los diálogos y escenas están muy poco elaboradas, con abundantes clichés, a veces la sensación que se transmite es que el reto consiste en llenar metraje "como sea", y cuando el interés decaiga –algo que ocurre a menudo–, sacar algún conejo de la chistera, como la situación de "¡hombre al agua!", que al menos te saca del amodorramiento. Y desde luego, jugar al contraste de las diferencias de clase o al discurso feminista ya no cuela, a la hora de buscar el aplauso del público, hace falta algo más que se nos hurta. Aunque hay un buen reparto, los personajes son tan estereotipados que ni un José Sacristán impostado es capaz de salvar la función, no digamos ya Ivana Baquero y compañía, afrontando situaciones que son puro cliché.

4/10
Instinto

2019 | Instinto | Serie TV

El viaje hacia la luz de Marco, un hombre atractivo y triunfador, pero con una atormentada infancia y una incapacidad para mantener una relación sentimental sana, lo que hace que se refugie en el sexo (en un exclusivo club privado) para dar salida a sus instintos. La irrupción de Eva y Carol y la reaparición de su madre harán que todo empiece a cambiar.

El caso Alcàsser

2019 | El caso Alcàsser | Serie TV

Primera serie documental de Netflix en España, que consta de cinco capítulos de una hora de duración. El realizador León Siminiani ha dispuesto de un presupuesto mucho más amplio que en su personalísima y sorprendente Apuntes para una película de atracos, para reconstruir a fondo uno de los asesinatos más mediáticos de la historia reciente de España. Como recordarán perfectamente la mayoría de españoles con la edad adecuada, Míriam, Toñi y Desirée, adolescentes del municipio valenciano de Alcasser, desaparecieron la noche del viernes, 13 de noviembre de 1992, cuando acudían a una fiesta en Picasent, una localidad cercana. El 27 de enero, un apicultor descubrió sus cadáveres. La autopsia puso de manifiesto que las chicas habían sufrido abusos sexuales, y aunque uno de los presuntos culpables, Miguel Ricart, fue juzgado y condenado a prisión, el principal autor de los hechos, Antonio Anglés, logró escapar y hoy en día continúa en paradero desconocido. Simiani ha seleccionado el principal material audiovisual de la época, gran parte de él prácticamente inédito, como por ejemplo algunos fragmentos del juicio, y ha entrevistado a cuantos familiares, testigos e investigadores se han prestado hoy en día a colaborar; impresionan sobre todo Fernando García, progenitor de Míriam, porque en su momento estuvo muy activo en los medios, y Kelly, hermana de Anglés, que describe muy bien a su peculiar clan. Se reconstruyen minuciosamente los hechos, con vocación de objetividad, pues aunque el propio Simiani, fiel a sí mismo, aparece en pantalla, junto al productor Ramón Campos, se limitan a hacer preguntas, a aclarar cuestiones o a recorrer con su equipo la zona donde murieron las niñas, en la parte más dura de este trabajo. No hace falta una representación con actores para hacerse una idea del terrible final de las secuestradas. Por lo general, aunque no se oculta que se trató de un asesinato bastante sórdido, se ha logrado sortear bastante bien el morbo. Y se dedica gran parte del metraje a criticar a la telebasura de la época. Salen muy malparada sobre todo Nieves Herrero, con su “De tú a tú”; las imágenes de su directo desde el pueblo la noche en que se habían encontrado los cuerpos hablan por sí solas, no se entiende cómo en la época no suscitaron un gran rechazo las preguntas malsanas a quienes acababan de perder a sus seres queridos violentamente, seguidas de cortinillas con música alegre para pasar a publicidad; en menor medida también se señala al mejor profesional Paco Lobatón, de Quién sabe dónde, si bien éste no llegó al mismo extremo, y aparece en pantalla, reconociendo que no lo hizo del todo bien. El primer capítulo, que resume los principales acontecimientos, tiene más interés que el resto. Sin embargo, los otros cuatro enganchan hasta el final, centrándose en la investigación; no se ocultan las teorías no oficiales de García, y otras personas, que han puesto en duda los datos oficiales, argumentando sobre todo una autopsia bastante dudosa, lo que podría apuntar a que se estaba protegiendo los intereses de poderosos implicados en el asunto, que podrían haber ayudado a Anglés a poner tierra de por medio o habérselo quitado de en medio. Acaba con un alegato feminista que se antoja un tanto oportunista, lo que no enturbia un trabajo memorable.

7/10
Fariña

2018 | Fariña | Serie TV

Miniserie televisiva de Bambú para Antena 3 basada en hechos reales sobre el narcotráfico en Galicia, narrados en el libro homónimo de Nacho Carretero, generó cierta controversia su secuestro cautelar, ordenado por la jueza Alejandra Pontana a petición del antiguo alcalde de O Govre, Pontevedra, que alegaba ataques a su honor en el mismo. Sin duda que el éxito de Narcos ha propiciado su producción. Está desarrollada por Ramón Campos, Gema R. Neira, Cristóbal Garrido y Diego Sotelo, implicados en otras series de éxito como Gran Hotel, Velvet o Las chicas del cable. Arranca con la detención por la noche de cada uno de los principales contrabandistas en sus casas, el primer efecto de la conocida como Operación Nécora, ejecutada en 1990. A partir de ahí retrocedemos temporalmente a los años 80, y se nos presentan los personajes. Por ejemplo, Sito Miñanco y su padre, que están en una lancha por la noche; el primero es joven, entusiasta, con ganas de retar a los aduaneros pescando en aguas portuguesas para luego divertirse en una persecución y demostrar su maestría como piloto de embarcación, burlando a los guardias navegando entre las bateas. Accidentalmente esto va a suponer la ocasión de un cambio en la vida de Sito, porque ha boicoteado involuntariamente una operación de descarga de contrabando. La letra de la canción que suena al comenzar la acción en sí de cada capítulo resume bien el trasfondo de lo que cuenta la serie, “O que teño que facer / para non ter que ir ao mar / sobra peixe que vender / e fariña para amasar”. La actividad pesquera en Galicia está en crisis, la faena del mar es dura, los hombres se juegan la vida y poco sentido tiene si no da para comer. Muchos vieron en el contrabando de tabaco una fuente de recursos muy grande. Y así Terito (el gran patriarca de la “cooperativa”), Laureano Oubiña y Manuel Charlín son los salvadores de Cambados. Se enriquecen con el contrabando y ayudan a sus familias y a su pueblo. Sito Miñanco es el personaje principal de la serie, y representa la marcha sin retorno de una vida en la que el poder tira y tira, de una actividad delictiva se pasa a otra más grave, dejando un regusto amargo por todo aquello con lo que arrasa en el camino. Sito fue fichado por Terito precisamente por el incidente en las bateas. Le ofrece trabajar con él, y acepta. Pero pronto dejará de ser suficiente ser un subordinado, querrá ser uno más, lo conseguirá, y más adelante no le bastará con el tabaco, comenzará con el negocio de la cocaína (que recuerda a la harina, “fariña” y el hachís). Dinero fácil que puede servir para corromper a cualquiera, incluso a los que cabría suponer una integridad a prueba de bombas. Resulta tentador así autoengañarse con buenas intenciones y el inmoral lema “el fin justifica los medios”, aunque por supuesto, el precio que se acaba pagando resulta demasiado alto. En cualquier caso, la serie logra plasmar la lucha interior del protagonista, que querría evitar derramamiento de sangre, pero al que le gusta demasiado el poder que ha adquirido como para renunciar a él. También muestra cómo las mujeres de los traficantes son capaces de asumir el rol de éstos cuando la persecución les obliga a tomarse unas “vacaciones”. Por otro lado, se ofrece el punto de vista de los agentes de la ley, particularmente a través del sargento Darío Castro, y se describen las dificultades que afronta, sus enemigos están en el mismo pueblo e incuso entre los suyos, en la propia guardia civil. La serie, de cuidada factura y con valores de producción, está bien rodada, por ejemplo la banda sonora sabe crear una atmósfera inquietante con el sonido de la gaita. Llegas a conocer bien a los personajes, y hay momentos de angustia, de tensión, acción, también de alguna sonrisa por ese modo gallego tan suyo y entrañable. Una imagen muy gráfica, que llama la atención y que simboliza la “sobredosis” de dinero que padece los narcos ocurre cuando la lluvia abundante hace que los alcantarillados se inunden y salgan por las rejas de las alcantarillas, billetes y billetes que manan como el agua por la calle… En el reparto, bien conjuntado, destaca la interpretación de Javier Rey como Sito, al que da buena réplica Tristán Ulloa, el sargento. Curiosamente el traficante gallego Laureano Oubiña ha presentado una demanda reclamando un millón y medio de euros de indemnización por una escena de sexo que implica a los actores que le representan a él y a su esposa, por el "daño moral" que les produce a él y a su familia.

6/10
Las chicas del cable

2017 | Las chicas del cable | Serie TV

Madrid, 1928. Cuatro chicas comienzan a trabajar como operadoras para la recién nacida compañía telefónica. Alba, ladrona profesional, en realidad sólo pretende introducirse en la empresa para dar un golpe, chantajeada por un policía. Marga acaba de llegar de su pueblo natal. A Ángeles, madre de familia, no le resulta fácil que su esposo le deje trabajar. Por último Carlota, de buena familia, quiere conseguir independencia. Netflix le ha encargado su primera serie española a Bambú, responsable de Gran Hotel y Velvet, entre otras producciones, que mantiene los elementos con los que éstas han triunfado: trama de época, una historia de amor imposible como eje central, el triángulo amoroso, una subtrama de intriga. En este sentido, podría recibir alguna crítica de quienes consideraban que la compañía de ‘streaming’ supondría un catalizador para las producciones nacionales, pues al final no se aparta demasiado de lo que ya hacía. A alguno le puede chocar también la anacrónica banda sonora, con temas muy actuales, que sin embargo se mezclan bien con las imágenes. Por lo demás, pocos reproches se le pueden hacer a un trabajo impecable, sobre todo en lo que se refiere a la reconstrucción del Madrid de los años 20, y del vestuario. Aunque engancha con sus giros, también tiene fondo, pues aporta una reivindicación de la igualdad de la mujer, en aquel momento supeditada hasta el extremo a la figura masculina. Realiza un buen trabajo un elenco en su mayoría de jóvenes valores, aunque están respaldados brevemente por Concha Velasco y Kiti Mánver (habituales de la productora). A Blanca Suárez se le da bastante bien encarnar a Lidia, una superviviente en un mundo hostil. También realiza un competente trabajo Nadia de Santiago, como chica de provincias en la capital.

6/10
Las chicas del cable (2ª temporada)

2017 | Las chicas del cable | Serie TV

Comienza el año 1929. Sebastián Uribe, nuevo gerente, llega a la compañía telefónica, mientras que Lidia ha negociado la readmisión de trabajadores, y se ha convertido en secretaria de dirección, dejando muy atrás su pasado como fugitiva. Francisco sigue enfadado con ella después de que evitara que se implantase la automatización. A su alrededor, Carlota se debate entre el amor de una mujer, Sara, y el de un hombre, Miguel, pero no le ha explicado la situación a sus amigas. Ángeles trata de solucionar los problemas con su abusivo marido. Segunda tanda de capítulos de la primera serie española de Netflix, de nuevo en torno al mismo tema, el empoderamiento de la mujer en una época complicada. Por lo demás, mantiene el sello de su productora, Bambú, creadora también de Velvet, aunque esta vez el arranque –con las chicas deshaciéndose de un cadáver sin que se sepa cómo han llegado a esa situación– y algunas otras secuencias recuerdan a la comedia Mujeres desesperadas. Se repite la música moderna pese a la ambientación clásica, esta vez mejor acompasada con las imágenes, ya que en la primera temporada parecía fruto de una decisión tomada a última hora, como si durante el rodaje no se supiera que se iba a incluir. Por lo demás, se vuelve a hacer gala de una aceptable ambientación, en vestuario y escenarios. Quizás se abusa de las casualidades y elementos ‘culebrunescos’, pero cumple su objetivo de enganchar al espectador. Los protagonistas realizan trabajos aceptables, quizás en esta ocasión haya mayor espacio para el lucimiento de Maggie Civantos, cuyo personaje evoluciona mucho de ama de casa sumisa a mujer fuerte enfrentada a su cónyuge. Entre los recién llegados destaca Ernesto Alterio, que ha ido mejorando como actor en los últimos años, y que consigue que interese saber más de su personaje, Uribe, nuevo jefe de las chicas.

5/10
Traición

2017 | Traición | Serie TV

La embajada

2016 | La embajada | Serie TV

El tándem formado por Ramón Campos y Gema R. Neira en Bambú ha acreditado de sobras su habilidad para crear series televisivas en España, ellos están detrás de éxitos innegables como Gran Reserva, Gran Hotel y Velvet. Acudiendo a una fórmula que han ido mejorando, de múltiples personajes que ocultan secretos aptos para la intriga, han entregado productos muy entretenidos y apañados, aunque en algunos casos, el paso de las temporadas no perdonaba la bajada de nivel. En cualquier caso, con La embajada incorporan el tema de la corrupción en el mundo político y empresarial, y al menos en los primeros capítulos, logran atrapar la atención del espectador. La acción arranca con la detención del embajador español en Tailandia, Luis Salinas, acusado de corrupción. Enseguida es llevado a España a declarar ante la Audiencia Nacional, y también su esposa Claudia, periodista. Entonnces se nos pone en antecedentes de lo ocurrido desde que Luis fuera nombrado embajador un año atrás: la misteriosa muerte de su predecesor en el cargo, los trapicheos para lograr contratos para empresas españolas en los que anda metido un dudoso personaje, el empresario Paco Cadenas, y en general las corruptelas mayores o menores en que andan enredados los diversos trabajadores de la embajada, y con las que Luis, un tipo honrado, no está dispuesto a pasar ni una. Unas fotos que le llegan a Claudia, que demostrarían la infidelidad de su esposo, le llevan a cometer una tontería en una noche loca, acostarse un joven, que resultará ser el novio de su hija. Con directores tan apañados como Carlos Sedes, y fichaje de lujo, Eduardo Chapero-Jackson, es de esperar que mantenga un cierto nivel. Las posibilidades de complicar la madeja son inmensas –la detención de la hija Ester por posesión de drogas, una trampa que le han tendido, es un botón de muestra–, y el reparto es muy atractivo, funcionando como "locomotora" Belén Rueda, pero con presencias tan valiosas como la Raúl Arévalo y Carlos Bardem, éste bordando su papel de sinvergüenza carente de escrúpulos.

6/10
Bajo sospecha

2015 | Bajo sospecha | Serie TV

Celebración de la primera comunión de una niña, Alicia Vega, en el pueblo de Cienfuegos. La familia al completo celebra el evento con una comida en el restaurante familiar. Pero sin saber cómo, la niña desaparece sin dejar rastro. El comisario Casas dirige la investigación, pero los hechos son tan extraños, y da la impresión de que todos los familiares tienen secretos que ocultar, por lo que no resulta fácil esclarecer los hechos. Por ello Casas envía como agentes encubiertos a la inspectora Laura y al agente Víctor, que simulan estar casados, ella viene como profesora de la clase de Alicia –la titular ha pedido la baja por depresión–, y él supuestamente está en paro. Sus caracteres son muy distintos, ella es metódica, el otro intuitivo. Además, se muestran bastante reservados con respecto a su vida privada. Nueva apuesta televisiva de Bambú, con Ramón Campos y Gema R. Neira al frente, que presenta las marcas de la casa de anteriores propuestas televisivas, capaces de enganchar con el gran público. Lo que significa múltiples personajes arquetípicos, y secretos ocultos y misterios por resolver, subrayados por la enfática y vibrante música de Federico Jusid. Son reconocibles algunos de los actores de Gran Hotel (Yon González, Lluís Homar, Pedro Alonso), pero no faltan los nuevos fichajes para una trama con capacidad de enganchar en los primeros capítulos, aunque un pelín tramposa, y que corre el riesgo de enredar demasiado la madeja, confíemos en que la coherencia y la buena definición acaben imponiéndose.

5/10
Refugiados

2015 | The Refugees | Serie TV

Millones de personas del futuro viajan al presente para escapar de un desastre planetario. Deben cumplir dos reglas básicas: no pueden hablar sobre el futuro, y no pueden relacionarse con los suyos. La familia Sanz, formada por Samuel, Emma y la pequeña Ana recibe la inesperada visita en su domicilio de uno de los visitantes, aunque desconocen cuál es su objetivo. Thriller futurista que supone la primera serie española coproducida con BBC. Al menos logra inquietar en el arranque, por lo que el espectador querrá ver más. Pero nada acaba de resultar realista, sobre todo que la acción transcurra en España, cuando la ambientación parece más propia del Reino Unido o de Estados Unidos, quizás para vender allí. O que los personajes tengan nombres que podían ser anglosajones. Y resulta agotadora la obsesión de las series españolas por exhibir cuerpos de actores, en esta ocasión a propósito de que para viajar en el tiempo se debe ir desnudo, lo que da pie a recrearse una y otra vez en hombres y mujeres. También las críticas a la familia supuestamente cristiana pero en realidad cínica resultan un tanto tópicas.

5/10
Velvet

2014 | Velvet | Serie TV

Alberto Márquez y Ana Ribera se han querido desde niños, pero las barreras sociales les separan. Él es el hijo mayor de Rafael, dueño de las madrileñas galerías Velvet de alta costura, y destinado a continuar el negocio familiar. Ella, huérfana, vive con su tío Emilio, jefe de dependientas, y se ha convertido en modista. Tras años sin verse porque Alberto fue enviado a Londres a estudiar, con idea de que olvidara a Ana, su regreso en 1958 para la presentación de la colección de la nueva temporada reavivará la llama del amor. Ramón Campos, Gema R. Neira y Teresa Fernández Valdés entregan una serie cortada -nunca mejor dicho, en una serie sobre el mundo de la moda- por el mismo patrón que Gran Hotel. Situadas ambas series en épocas parecidas, y con aire folletinesco asumidamente popular, presentan las diferencias de clase capaces de imposibilitar un amor -aunque aquí ella la de más baja extracción social-, un negocio familiar con dificultades económicas, un estilo glamouroso, personajes de rasgos semejantes, y algunos secretos familiares con muertes incluidas, que añaden algo de intriga. En cualquier caso la fórmula en su arranque funciona. Velvet supone un importante esfuerzo de producción, y el primer episodio tiene una estructura narrativa con flash-backs bien trabado, aunque se abusa de la partitura musical, y un recrearse excesivo en algunas escenas que parecen mirarse el ombligo. El reparto es excelente, tanto en lo relativo a los veteranos -José Sacristán, Aitana Sánchez-Gijón, Tito Valverde- como en los jóvenes -Miguel Ángel Silvestre, Paula Echevarría, Cecilia Freire-, en los principales como en los secundarios, e incluso en la figuración.

5/10
El club de los incomprendidos

2014 | El club de los incomprendidos

Valeria acaba de trasladarse a Madrid con su divorciada madre Mara, y no está nada contenta con el cambio de ciudad, ahí no tiene amigos, ni con el bar con el que Mara quiere ganarse la vida. Chica de gran personalidad, al llegar a su nuevo instituto tiene un encontronazo, lo que le lleva a tener sesiones fuera de clase con un orientador, lo que le sirve para conocer a otros chicos problemáticos, Eli, Bruno, Raúl, María y Ester, con los que hace buenas migas hasta formar una simpática pandilla, el Club de los Incomprendidos. Resultan ser una auténtica piña, hasta que cada uno empieza a guardar sus particulares secretos, lo que podría dar al traste con lo que parecía un unidísimo grupo. Adaptación de la primera de las novelas de la saga juvenil “El club de los incomprendidos” de Blue Jeans, “¡Buenos días, princesa!”, se trata de una digna cinta española dirigida al público adolescente, que tiene detrás al equipo de Bambú, Ramón Campos, Gema R. Neira, Carlos Sedes y compañía, o sea, a los responsables de populares series de televisión como son Gran Reserva, Gran Hotel, Hispania y Velvet. La idea es pintar los altibajos sentimentales y falta de madurez de unos chicos y chicas de instituto, que tratan de encontrar su lugar en el mundo mientras descubren el amor y la amistad, pero también los rasgos feos que pueden estropearlos, como la deslealtad y la falta de sinceridad. El planteamiento recuerda un poco al clásico del cine “teen” El club de los cinco. Es cierto que los sentimientos pintados son algo básicos y balbuceantes, y la mirada algo superficial, cuestiones como las ganas de fiesta, la tentación de hacer el gamberrete o el gusto por el lujo se pasan de puntillas, prestando tributo a lo políticamente correcto, mientras se suman situaciones sobre emparejamientos ocultos porque afectan a un tercero, abuso de menores o algo que se le parece, confusiones sobre si te gustan o no las personas del mismo sexo... Pero en general se procura ofrecer un producto más o menos blanco e inicuo –al menos, con los baremos vigentes en la sociedad actual– para atraer a las salas al mayor número posible de espectadores. El reparto está muy logrado, entre los adultos sobresale Raúl Arévalo en su pequeño papel, mientras que el de Lluís Homar es un personaje bastante prescindible. Pero son los chicos los reyes de la función, y entre ellos destacan las naturales interpretaciones de Charlotte Vega, Jorge Clemente y Andrea Trepat; quizá sean demasiado "guapillos" para su condición de friquis o pringadillos, pero en fin, son licencias para atraer al espectador. Llama la atención el esfuerzo de producción, con Madrid muy bien fotografiado, y escenas impactantes como la del puente y la de los soterrada M-30.

5/10
Gran Hotel (3ª temporada)

2013 | Gran Hotel | Serie TV

Nueva y trepidante temporada de Gran Hotel (serie), que tras justificar la ausencia de Ernesto, el personaje del fallecido Juan Luis Galiardo, lo que propicia un cierto suavecimiento de Ángela (magnífica Concha Velasco), enseguida nos mete en harina de los muchos vericuetos de la narración, abierto y aún sin resolver. El amor de Alicia y Julio se ha consumado, pero ella tiene muchas dificultades y tal vez remordimientos para ocultar su infidelidad a su marido Diego. Entretanto siguen las pesquisas de la pareja para averiguar quién mató al padre de Alicia, y quién es el hombre que ha tratado de asesinar a Andrés, y al que se puede ver en la película de la boda de Alicia y Diego. Alfredo, marqués de Vergara, instigado por su madre, piensa en obtener la nulidad de su matrimonio con Sofía, tras descubrir la superchería con su supuesto hijo; pero, curiosamente, ama a esa criatura y quiere que herede su título. Llegará al Gran Hotel Beatriz, amor de juventud de Alfredo, que quiere aprovechar las circunstancias para reconquistarle. La serie sigue haciendo honor a su planteamiento de intriga a lo Agatha Christie, y a la interacción entre nobles y gente popular que se ha visto en otras producciones televisivas como Arriba y abajo y Downton Abbey. Con un uso inteligente del suspense, propiciado por la música de Lucio Godoy y dejando los capítulos al final en los momentos más emocionantes, atrapa la narración, aunque se vayan acumulando momentos de folletín. La ambientación una vez es magnífica, por ejemplo en el baile de máscaras del primer episodio.

4/10
Gran Reserva. El origen

2013 | Gran Reserva. El origen | Serie TV

Precuela de la serie Gran Reserva. En esta oasión nos trasladamos 45 años en el pasado, específicamente al año 1967, en plena época de la dictadura de Franco, con toda la implicación social y política que acarreaba vivir en aquel momento.La serie se concentra en la rivalidad de tres familias que compiten por ser los más grandes productores de vino; los Cortázar y los Reverte, de los cuales ya hemos conocido su desenlace, y otra nueva y poderosa familia que entra en escena, los Miranda. Los engaños, las mentiras y los conflictos son la trama esencial de esta producción, que engancha más o menos con la idea de un amor prohibido al más puro estilo shakesperiano de "Romeo y Julieta", además de generar intriga y tensión por conocer los caminos que llevaron a los Cortázar y los Reverte a ser las principales familias vinícolas. La serie fue cancelada debido a los bajos índices de audiencia.

5/10
Imperium

2012 | Imperium | Serie TV

Gran Hotel (2ª temporada)

2012 | Gran Hotel | Serie TV

La segunda temporada de Gran Hotel arranca más enredada que nunca. Alicia Alarcón se ha casado con Diego, ahora es la señora de Murquía, y tras el viaje de novios en París, ha vuelto a casa. Allí sigue Julio con su puesto de camarero, y enamorado de Alicia, indignado porque el supuesto asesino de su hermana pueda no rendir cuentas ante la justicia. Andrés, hijo ilegítimo del difunto propietario del Gran Hotel, está en coma después de que una mano siniestra haya intentado que muriera electrocutado. Nadie conoce que Andrés sería el heredero del Gran Hotel, excepto su viuda, doña Teresa, que con la complicidad de Diego intenta hacerse con la carta que revela el secreto, que está en propiedad de la doncella Belén, casada con Andrés. Ella está embarazada pero tiene un pacto para entregar su bebé a doña Teresa, para hacerlo pasar por el hijo de su hija Sofía, engaño sin el cual su matrimonio con Alfredo, hijo de unos marqueses, podría anularse. Mientras, el tercer hijo Alarcón, auténtica oveja negra, sigue con su contrabando de alcohol, asunto que el degradado detective Ayala investiga. El parto de Belén va a dar un giro a los acontecimientos, pues alumbra a gemelos. El resumen que ofrecemos en el párrafo anterior, da idea de lo alambicada que es la serie creada por Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés con su productora Bambú. Pero el caso es que engancha la intriga de principios del siglo XX que discurre por los pasillos y alrededores costeros del Gran Hotel, donde las dudas sobre cómo evolucionará el amor imposible de Alicia y Julio -Amaia Salamanca y Yon González-, la llegada del nuevo maitre -Juan Luis Galiardo, en uno de sus últimos trabajos antes de morir- y las miradas que se cruza con la gobernanta -inmensa Concha Velasco-, o los experimentos de Javier con el opio, prometen emoción a raudales.

6/10
Hispania, la leyenda (2ª temporada)

2011 | Hispania, la leyenda | Serie TV

Viriato ha dejado de ser un humilde pastor, tras convertirse en el líder de los rebeldes que se enfrentan a los invasores romanos. Aunque durante el invierno se detienen las batallas, con la llegada de la primavera se deshielan los caminos y los romanos vuelven a la guerra. Segunda entrega de la serie española que recrea libremente la historia real de Viriato.

5/10
Gran Hotel

2011 | Gran Hotel | Serie TV

Principios del siglo XX. Julio acude a reunirse con su hermana Cristina a Cantaloa, donde trabaja de doncella jefa de planta en el Gran Hotel. Pero al llegar le dicen que fue despedida. Escamado por las extrañas circunstancias de tal hecho, decide hacerse pasar por el camarero que debía incorporarse a la plantilla del establecimiento de lujo propiedad de la familia Alarcón. Doña Teresa es la matriarca del clan, que dirige con mano de hierro la vida de sus hijos: Sofía está casada con un marqués, Javier es la oveja negra, y Alicia, la más prometedora, ha sido prometida sin gran entusiasmo por parte de ella, a Diego, director del hotel. La desaparición de Cristina propicia que surjan lazos entre Alicia y Julio, a pesar de su diferente clase social. Cuidada serie televisiva española, que parece haberse inspirado en Downton Abbey a la hora de pintar las vicisitudes de amos y servicio de una gran mansión, en este caso un fastuoso hotel. Relaciones prohibidas, asesinatos y chantajes, con el deseo del protagonista de descubrir la verdad que libera, sirven para trenzar una trama que se sigue con interés. Hay acierto en el reparto, donde conviven actores jóvenes de gran proyección como Amaia Salamanca y Yon González, con veteranos de la categoría de Adriana Ozores, Concha Velasco y Asunción Balaguer. La reconstrucción de la época es excelente, da para ello mucho juego el marco incomparable del cántabro Palacio de la Magdalena.

6/10
Marco (miniserie)

2011 | Marco | Serie TV

Traslación a un marco contemporáneo español del clásico relato de Edmondo De Amicis, que fue tan popularizado por la serie homónima de dibujos animados. Sigue a los dos hermanitos Marco y Lucas, que ven con pena como su madre, viuda, debe dejar el pueblo e irse a trabajar a Benidorm. Sus frecuentes cartas un día dejan de llegar, motivo por el cual escapan de la casa de unos conocidos donde se alojaban, y parten en busca de su mamá. Trata de darles caza un asistente social. Félix Viscarret, que debutó con cierto ímpetu con Bajo las estrellas, dirige un digno pero algo soso producto televisivo cuyo inicial marco navideño es una débil excusa para programar su emisión en estas fiestas. El guión es de Ramón Campos y equipo, que se han curtido en series como Hispania, la leyenda y Gran Hotel, y lo confía todo al desparpajo de los niños protagonistas, que acaban cansando un poco con sus bromitas, miedos y buenos sentimientos. El plantel de secundarios adultos de lujo -Ariadna Gil, Mercedes Sampietro y compañía- poco pueden hacer para dar lustre a una historia previsible, de plano desarrollo.

4/10
Hispania, la leyenda

2010 | Hispania, la leyenda | Serie TV

Siglo II antes de Cristo. La Tierra que los romanos llamaron Hispania está poblada por los iberos, gente sencilla, pastores, que viven en armonía. Pero los planes de conquista del imperio alteran su existencia, se produce un baño de sangre, con muertes de los seres queridos y bienes esquilmados. Liderados por Viriato, lucharán por su libertad. Ambiciosa serie televisiva de Antena 3, parece clara la apuesta por las distintas cadenas por vistosas producciones de época, piénsese en la exitosa “Águila roja” con la que “Hispania” tiene bastantes puntos en común. Porque está claro que el rigor histórico no es una preocupación primordial de sus creadores, sino que la cosa está más cerca del puro entretenimiento, una “de romanos” de planteamiento bastante elemental. Es decir, por un lado está la existencia idílica y pastoril de los hispanos, y por otra el afán de expansionismo y poder de los romanos, que quieren esclavizar a los otros. Se produce el inevitable choque, libertad frente a dominio, y entre medias no faltan las subtramas románticas de rigor. Está claro que se pueden sacar defectos: en los nombres de los personajes, que no pueden calificarse de iberos o lusitanos, en algunos modos de expresarse, o en acentos, piénsese en el deje de Juan José Ballesta. O que de momento –con apenas tres capítulos no se puede hacer un juicio definitivo– no hay grandes sorpresas argumentales, y que se juega de modo facilón con la violencia y la sensualidad. Pero se agradece el empeño por tratar de hacer un producto televisivo de calidad. Son un acierto de casting Roberto Enríquez como el protagonista, y Lluís Homar como decadente y morboso villano romano. Por supuesto abundan los rostros “guapines”.

5/10
Gran Reserva

2010 | Gran Reserva | Serie TV

Dos familias bodegueras rivales en la Rioja, los todopoderosos Cortázar, y los más modestos Reverte. El patriarca de los primeros, don Vicente, ha decidido poner al frente del negocio a Miguel, lo que provoca reacciones dispares en los otros hijos. Sabedor de se ha ido al traste un importante pedido que tenían, en favor de los Reverte, Miguel presiona al otro patriarca, don Jesús, para que le venda la bodega, a lo que el otro se niega en redondo. Misteriosamente don Jesús muere asfixiado en su bodega en lo que parece un accidente fatal. Sus hijos Daniel y Lucía, a pesar de las presiones externas, deciden seguir adelante con el negocio familiar.Ambiciosa serie televisiva producida por Bambú con Televisión Español. Su concepto podría resumirse como El padrino en los viñedos de La Rioja. Pues hay modos “padrinescos” en la relación entre don Vicente y Miguel, en sus procedimientos mafiosos y en las debilidades de algunos miembros de la familia. Lo que está acentuado por el tratamiento fotográfico de Jacobo Martínez, que se diría quiere emular al de Gordon Willis en la trilogía de Francis Ford Coppola.Se trata de una producción digna e intrigante, creada por el activo Ramón Campos, que sabe plantear y desarrollar abundantes subtramas que implican a un múltiples personajes, encarnados por un acertado reparto. Eso sí, hay algo de culebrón elemental en las infidelidades, complejos y engaños de unos y otros.

6/10
Guante blanco

2008 | Guante blanco | Serie TV

El inspector Bernardo Valle es interrogado por un policía acerca del seguimiento que ha realizado durante años de Mario Pastor, un ladrón de guante blanco. Se inicia entonces un flash-back en que se ve operar al delincuente y su banda en distintos golpes, y al inspector y al equipo que investigan sus robos. Al tiempo se sigue la vida familiar de los dos antagonistas. Valle es viudo, y tiene un hijo adolescente y una niña, Pastor está casado y tiene también dos hijos. Serie televisiva española que duró una sola temporada, producida por Bambú. Arranca bien, con el sofisticado robo de unos sellos –sin duda, un homenaje nada disimulado a Nueve reinas–, aunque luego se entretiene demasiado en los detalles, conversaciones familiares, de los ladrones y la policía, lo que hace que los episodios tengan una duración excesiva, de hora y media. La estructura narrativa sigue el esquema de "la cacería", con unos perseguidores y unos perseguidos. Evidentemente el meollo de la serie lo constituyen los robos y la persecución, pero se trata de pintar "la vida normal" de los personajes. Y en el tratamiento de sus problemas domésticos, las cuestiones se abordan de modo superficial, véase el “drama” de la hija embarazada, con el apoyo de los padres a la “niña”, haga lo que haga. De todos modos logra enganchar, hay acierto en el reparto, con Carlos Hipólito y José Luis García Alvarez como inspector y ladrón respectivamente, bien secundados por el resto de los actores.

5/10
Diario de un skin

2005 | Diario de un skin

Jacobo Rispa, un director curtido en la teleserie Hospital Central, es el responsable de este telefilm, inspirado en hechos reales. Cuenta el caso de un periodista quien, al morir un gran amigo a un manos de un grupo de “cabezas rapadas”, toma una decisión radical. La de hacerse pasar por uno de ellos para, una vez aceptado, dar con los asesinos del amigo. A modo de historias como la de Padre Coraje, asistimos a una trama donde los mecanismos públicos de protección del ciudadano no parecen bastar, resultando más eficaz la actuación del individuo concreto con agallas. Se critican los comportamientos inmorales, no sólo de los “skin heads”, sino también de las personas “normales” que los amparan. Protagoniza Tristán Ulloa.

4/10
Alta mar

2019 | Alta mar | Serie TV

Nueva serie de Bambú para Netflix tras Las chicas del cable, cortada por el mismo patrón folletinesco que todas las orquestadas por el dueto formado por Ramón Campos y Gema R. Neira. Está ambientada en los años 40, al término de la Segunda Guerra Mundial. Sigue las vicisitudes de múltiples personajes, de clase alta y baja, que viajan en un lujoso transatlántico rumbo a Brasil. Se supone que a bordo del barco van a celebrar su enlace matrimonial Carolina Villanueva y el naviero Fernando Fábregas. Además el viaje es muy importante para la compañía que opera el crucero, que pertenecía al padre de Carolina y su hermana Eva, reciente fallecido. Pero todo va a ser accidentado desde el principio, cuando las poco sensatas Carolina y Eva aceptan introducir de polizón en el barco a una mujer, que asegura huir de su prometido, que la maltrataba. La caída de alguien al mar, simultánea a la desaparición de esa mujer, configuran múltiples enredos, que trata de desentrañar el detective de abordo, mientras un triste capitán por su viudez no parece tener el juicio muy claro, y su segundo de abordo, el oficial Nicolás Salas, abre líneas de investigación paralelas con la muy novelesca y aspirante a escritora Eva. Tal vez Campos y Neira harían bien en pisar un poco el freno de su ritmo de producción, y elaborar un poco mejor las series que sacan a la luz, para llegar a convertirse en el digno entretenimiento que a veces no son. Sin duda que aquí tenemos un enorme esfuerzo de producción, para recrear la época y un barco de lujo estilo Titanic. Pero la idea de mezclar intriga a lo Agatha Christie con romances de culebrón, presente en Gran Hotel, Velvet o la ya citada Las chicas del cable, acaba siendo repetitiva y cansina, y lo que es peor, se acaban traspasando sin rubor las fronteras de lo que resulta verosímil. Y es que ya desde el arranque, se pide mucho al espectador, que suspenda su inevitable incredulidad con la estupidez supina de meter clandestinamente en el barco a una persona a la que no se conoce de nada. Por otro lado, los diálogos y escenas están muy poco elaboradas, con abundantes clichés, a veces la sensación que se transmite es que el reto consiste en llenar metraje "como sea", y cuando el interés decaiga –algo que ocurre a menudo–, sacar algún conejo de la chistera, como la situación de "¡hombre al agua!", que al menos te saca del amodorramiento. Y desde luego, jugar al contraste de las diferencias de clase o al discurso feminista ya no cuela, a la hora de buscar el aplauso del público, hace falta algo más que se nos hurta. Aunque hay un buen reparto, los personajes son tan estereotipados que ni un José Sacristán impostado es capaz de salvar la función, no digamos ya Ivana Baquero y compañía, afrontando situaciones que son puro cliché.

4/10
Instinto

2019 | Instinto | Serie TV

El viaje hacia la luz de Marco, un hombre atractivo y triunfador, pero con una atormentada infancia y una incapacidad para mantener una relación sentimental sana, lo que hace que se refugie en el sexo (en un exclusivo club privado) para dar salida a sus instintos. La irrupción de Eva y Carol y la reaparición de su madre harán que todo empiece a cambiar.

Las chicas del cable (4ª temporada)

2019 | Las chicas del cable | Serie TV

1931. Tras la proclamación de la república, la vida de Carlota cambia por completo cuando decide dedicarse a la política, un mundo complicado para las mujeres en aquella época. Al mismo tiempo trata de combatir todos los obstáculos para estar junto al transexual Óscar. Aunque está a punto de ser elegida para la alcaldía de Madrid, sus posibilidades se reducen cuando su rival aparece muerto; no cabe duda de que se trata de un asesinato. Para colmo de males, las evidencias la señalan a ella como culpable, por lo que es detenida y juzgada. Sus amigas tratarán de defender su inocencia. Al igual que sucedía en las temporadas anteriores, la cuarta entrega de esta ficción de Bambú para Netflix no inventa la pólvora. Sin embargo, consigue más o menos enganchar y mantiene el ritmo hasta el final, con un tono más cercano al thriller que en capítulos pasados. Los nuevos intensifican las reivindicaciones políticas y feministas ya apuntadas en años pasados, tratándose temas como el divorcio, la lucha por la igualdad. Se hace especial hincapié en la transexualidad. A diferencia de lo que ocurría hasta ahora, esta vez los acontecimientos históricos están muy bien integrados en la trama, sobre todo en lo relativo a las peripecias de Carlota. Destaca el trabajo de Ana Fernández (Carlota), mejor aprovechada que nunca, pues su personaje gana en complejidad. Por contra a alguna de sus compañeras, como a Maggie Civantos, se le saca poco jugo. Entre las novedades del reparto destaca un correcto Carles Francino.

5/10
Las chicas del cable

2017 | Las chicas del cable | Serie TV

Madrid, 1928. Cuatro chicas comienzan a trabajar como operadoras para la recién nacida compañía telefónica. Alba, ladrona profesional, en realidad sólo pretende introducirse en la empresa para dar un golpe, chantajeada por un policía. Marga acaba de llegar de su pueblo natal. A Ángeles, madre de familia, no le resulta fácil que su esposo le deje trabajar. Por último Carlota, de buena familia, quiere conseguir independencia. Netflix le ha encargado su primera serie española a Bambú, responsable de Gran Hotel y Velvet, entre otras producciones, que mantiene los elementos con los que éstas han triunfado: trama de época, una historia de amor imposible como eje central, el triángulo amoroso, una subtrama de intriga. En este sentido, podría recibir alguna crítica de quienes consideraban que la compañía de ‘streaming’ supondría un catalizador para las producciones nacionales, pues al final no se aparta demasiado de lo que ya hacía. A alguno le puede chocar también la anacrónica banda sonora, con temas muy actuales, que sin embargo se mezclan bien con las imágenes. Por lo demás, pocos reproches se le pueden hacer a un trabajo impecable, sobre todo en lo que se refiere a la reconstrucción del Madrid de los años 20, y del vestuario. Aunque engancha con sus giros, también tiene fondo, pues aporta una reivindicación de la igualdad de la mujer, en aquel momento supeditada hasta el extremo a la figura masculina. Realiza un buen trabajo un elenco en su mayoría de jóvenes valores, aunque están respaldados brevemente por Concha Velasco y Kiti Mánver (habituales de la productora). A Blanca Suárez se le da bastante bien encarnar a Lidia, una superviviente en un mundo hostil. También realiza un competente trabajo Nadia de Santiago, como chica de provincias en la capital.

6/10
Las chicas del cable (2ª temporada)

2017 | Las chicas del cable | Serie TV

Comienza el año 1929. Sebastián Uribe, nuevo gerente, llega a la compañía telefónica, mientras que Lidia ha negociado la readmisión de trabajadores, y se ha convertido en secretaria de dirección, dejando muy atrás su pasado como fugitiva. Francisco sigue enfadado con ella después de que evitara que se implantase la automatización. A su alrededor, Carlota se debate entre el amor de una mujer, Sara, y el de un hombre, Miguel, pero no le ha explicado la situación a sus amigas. Ángeles trata de solucionar los problemas con su abusivo marido. Segunda tanda de capítulos de la primera serie española de Netflix, de nuevo en torno al mismo tema, el empoderamiento de la mujer en una época complicada. Por lo demás, mantiene el sello de su productora, Bambú, creadora también de Velvet, aunque esta vez el arranque –con las chicas deshaciéndose de un cadáver sin que se sepa cómo han llegado a esa situación– y algunas otras secuencias recuerdan a la comedia Mujeres desesperadas. Se repite la música moderna pese a la ambientación clásica, esta vez mejor acompasada con las imágenes, ya que en la primera temporada parecía fruto de una decisión tomada a última hora, como si durante el rodaje no se supiera que se iba a incluir. Por lo demás, se vuelve a hacer gala de una aceptable ambientación, en vestuario y escenarios. Quizás se abusa de las casualidades y elementos ‘culebrunescos’, pero cumple su objetivo de enganchar al espectador. Los protagonistas realizan trabajos aceptables, quizás en esta ocasión haya mayor espacio para el lucimiento de Maggie Civantos, cuyo personaje evoluciona mucho de ama de casa sumisa a mujer fuerte enfrentada a su cónyuge. Entre los recién llegados destaca Ernesto Alterio, que ha ido mejorando como actor en los últimos años, y que consigue que interese saber más de su personaje, Uribe, nuevo jefe de las chicas.

5/10
La embajada

2016 | La embajada | Serie TV

El tándem formado por Ramón Campos y Gema R. Neira en Bambú ha acreditado de sobras su habilidad para crear series televisivas en España, ellos están detrás de éxitos innegables como Gran Reserva, Gran Hotel y Velvet. Acudiendo a una fórmula que han ido mejorando, de múltiples personajes que ocultan secretos aptos para la intriga, han entregado productos muy entretenidos y apañados, aunque en algunos casos, el paso de las temporadas no perdonaba la bajada de nivel. En cualquier caso, con La embajada incorporan el tema de la corrupción en el mundo político y empresarial, y al menos en los primeros capítulos, logran atrapar la atención del espectador. La acción arranca con la detención del embajador español en Tailandia, Luis Salinas, acusado de corrupción. Enseguida es llevado a España a declarar ante la Audiencia Nacional, y también su esposa Claudia, periodista. Entonnces se nos pone en antecedentes de lo ocurrido desde que Luis fuera nombrado embajador un año atrás: la misteriosa muerte de su predecesor en el cargo, los trapicheos para lograr contratos para empresas españolas en los que anda metido un dudoso personaje, el empresario Paco Cadenas, y en general las corruptelas mayores o menores en que andan enredados los diversos trabajadores de la embajada, y con las que Luis, un tipo honrado, no está dispuesto a pasar ni una. Unas fotos que le llegan a Claudia, que demostrarían la infidelidad de su esposo, le llevan a cometer una tontería en una noche loca, acostarse un joven, que resultará ser el novio de su hija. Con directores tan apañados como Carlos Sedes, y fichaje de lujo, Eduardo Chapero-Jackson, es de esperar que mantenga un cierto nivel. Las posibilidades de complicar la madeja son inmensas –la detención de la hija Ester por posesión de drogas, una trampa que le han tendido, es un botón de muestra–, y el reparto es muy atractivo, funcionando como "locomotora" Belén Rueda, pero con presencias tan valiosas como la Raúl Arévalo y Carlos Bardem, éste bordando su papel de sinvergüenza carente de escrúpulos.

6/10
Bajo sospecha

2015 | Bajo sospecha | Serie TV

Celebración de la primera comunión de una niña, Alicia Vega, en el pueblo de Cienfuegos. La familia al completo celebra el evento con una comida en el restaurante familiar. Pero sin saber cómo, la niña desaparece sin dejar rastro. El comisario Casas dirige la investigación, pero los hechos son tan extraños, y da la impresión de que todos los familiares tienen secretos que ocultar, por lo que no resulta fácil esclarecer los hechos. Por ello Casas envía como agentes encubiertos a la inspectora Laura y al agente Víctor, que simulan estar casados, ella viene como profesora de la clase de Alicia –la titular ha pedido la baja por depresión–, y él supuestamente está en paro. Sus caracteres son muy distintos, ella es metódica, el otro intuitivo. Además, se muestran bastante reservados con respecto a su vida privada. Nueva apuesta televisiva de Bambú, con Ramón Campos y Gema R. Neira al frente, que presenta las marcas de la casa de anteriores propuestas televisivas, capaces de enganchar con el gran público. Lo que significa múltiples personajes arquetípicos, y secretos ocultos y misterios por resolver, subrayados por la enfática y vibrante música de Federico Jusid. Son reconocibles algunos de los actores de Gran Hotel (Yon González, Lluís Homar, Pedro Alonso), pero no faltan los nuevos fichajes para una trama con capacidad de enganchar en los primeros capítulos, aunque un pelín tramposa, y que corre el riesgo de enredar demasiado la madeja, confíemos en que la coherencia y la buena definición acaben imponiéndose.

5/10
Refugiados

2015 | The Refugees | Serie TV

Millones de personas del futuro viajan al presente para escapar de un desastre planetario. Deben cumplir dos reglas básicas: no pueden hablar sobre el futuro, y no pueden relacionarse con los suyos. La familia Sanz, formada por Samuel, Emma y la pequeña Ana recibe la inesperada visita en su domicilio de uno de los visitantes, aunque desconocen cuál es su objetivo. Thriller futurista que supone la primera serie española coproducida con BBC. Al menos logra inquietar en el arranque, por lo que el espectador querrá ver más. Pero nada acaba de resultar realista, sobre todo que la acción transcurra en España, cuando la ambientación parece más propia del Reino Unido o de Estados Unidos, quizás para vender allí. O que los personajes tengan nombres que podían ser anglosajones. Y resulta agotadora la obsesión de las series españolas por exhibir cuerpos de actores, en esta ocasión a propósito de que para viajar en el tiempo se debe ir desnudo, lo que da pie a recrearse una y otra vez en hombres y mujeres. También las críticas a la familia supuestamente cristiana pero en realidad cínica resultan un tanto tópicas.

5/10
Velvet

2014 | Velvet | Serie TV

Alberto Márquez y Ana Ribera se han querido desde niños, pero las barreras sociales les separan. Él es el hijo mayor de Rafael, dueño de las madrileñas galerías Velvet de alta costura, y destinado a continuar el negocio familiar. Ella, huérfana, vive con su tío Emilio, jefe de dependientas, y se ha convertido en modista. Tras años sin verse porque Alberto fue enviado a Londres a estudiar, con idea de que olvidara a Ana, su regreso en 1958 para la presentación de la colección de la nueva temporada reavivará la llama del amor. Ramón Campos, Gema R. Neira y Teresa Fernández Valdés entregan una serie cortada -nunca mejor dicho, en una serie sobre el mundo de la moda- por el mismo patrón que Gran Hotel. Situadas ambas series en épocas parecidas, y con aire folletinesco asumidamente popular, presentan las diferencias de clase capaces de imposibilitar un amor -aunque aquí ella la de más baja extracción social-, un negocio familiar con dificultades económicas, un estilo glamouroso, personajes de rasgos semejantes, y algunos secretos familiares con muertes incluidas, que añaden algo de intriga. En cualquier caso la fórmula en su arranque funciona. Velvet supone un importante esfuerzo de producción, y el primer episodio tiene una estructura narrativa con flash-backs bien trabado, aunque se abusa de la partitura musical, y un recrearse excesivo en algunas escenas que parecen mirarse el ombligo. El reparto es excelente, tanto en lo relativo a los veteranos -José Sacristán, Aitana Sánchez-Gijón, Tito Valverde- como en los jóvenes -Miguel Ángel Silvestre, Paula Echevarría, Cecilia Freire-, en los principales como en los secundarios, e incluso en la figuración.

5/10
Gran Reserva. El origen

2013 | Gran Reserva. El origen | Serie TV

Precuela de la serie Gran Reserva. En esta oasión nos trasladamos 45 años en el pasado, específicamente al año 1967, en plena época de la dictadura de Franco, con toda la implicación social y política que acarreaba vivir en aquel momento.La serie se concentra en la rivalidad de tres familias que compiten por ser los más grandes productores de vino; los Cortázar y los Reverte, de los cuales ya hemos conocido su desenlace, y otra nueva y poderosa familia que entra en escena, los Miranda. Los engaños, las mentiras y los conflictos son la trama esencial de esta producción, que engancha más o menos con la idea de un amor prohibido al más puro estilo shakesperiano de "Romeo y Julieta", además de generar intriga y tensión por conocer los caminos que llevaron a los Cortázar y los Reverte a ser las principales familias vinícolas. La serie fue cancelada debido a los bajos índices de audiencia.

5/10
Imperium

2012 | Imperium | Serie TV

Gran Reserva

2010 | Gran Reserva | Serie TV

Dos familias bodegueras rivales en la Rioja, los todopoderosos Cortázar, y los más modestos Reverte. El patriarca de los primeros, don Vicente, ha decidido poner al frente del negocio a Miguel, lo que provoca reacciones dispares en los otros hijos. Sabedor de se ha ido al traste un importante pedido que tenían, en favor de los Reverte, Miguel presiona al otro patriarca, don Jesús, para que le venda la bodega, a lo que el otro se niega en redondo. Misteriosamente don Jesús muere asfixiado en su bodega en lo que parece un accidente fatal. Sus hijos Daniel y Lucía, a pesar de las presiones externas, deciden seguir adelante con el negocio familiar.Ambiciosa serie televisiva producida por Bambú con Televisión Español. Su concepto podría resumirse como El padrino en los viñedos de La Rioja. Pues hay modos “padrinescos” en la relación entre don Vicente y Miguel, en sus procedimientos mafiosos y en las debilidades de algunos miembros de la familia. Lo que está acentuado por el tratamiento fotográfico de Jacobo Martínez, que se diría quiere emular al de Gordon Willis en la trilogía de Francis Ford Coppola.Se trata de una producción digna e intrigante, creada por el activo Ramón Campos, que sabe plantear y desarrollar abundantes subtramas que implican a un múltiples personajes, encarnados por un acertado reparto. Eso sí, hay algo de culebrón elemental en las infidelidades, complejos y engaños de unos y otros.

6/10
Guante blanco

2008 | Guante blanco | Serie TV

El inspector Bernardo Valle es interrogado por un policía acerca del seguimiento que ha realizado durante años de Mario Pastor, un ladrón de guante blanco. Se inicia entonces un flash-back en que se ve operar al delincuente y su banda en distintos golpes, y al inspector y al equipo que investigan sus robos. Al tiempo se sigue la vida familiar de los dos antagonistas. Valle es viudo, y tiene un hijo adolescente y una niña, Pastor está casado y tiene también dos hijos. Serie televisiva española que duró una sola temporada, producida por Bambú. Arranca bien, con el sofisticado robo de unos sellos –sin duda, un homenaje nada disimulado a Nueve reinas–, aunque luego se entretiene demasiado en los detalles, conversaciones familiares, de los ladrones y la policía, lo que hace que los episodios tengan una duración excesiva, de hora y media. La estructura narrativa sigue el esquema de "la cacería", con unos perseguidores y unos perseguidos. Evidentemente el meollo de la serie lo constituyen los robos y la persecución, pero se trata de pintar "la vida normal" de los personajes. Y en el tratamiento de sus problemas domésticos, las cuestiones se abordan de modo superficial, véase el “drama” de la hija embarazada, con el apoyo de los padres a la “niña”, haga lo que haga. De todos modos logra enganchar, hay acierto en el reparto, con Carlos Hipólito y José Luis García Alvarez como inspector y ladrón respectivamente, bien secundados por el resto de los actores.

5/10
Grand Hotel

2019 | Grand Hotel | Serie TV

Últimos tráilers y vídeos