saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La sombra del pasado

La sombra del pasado

Werk ohne Autor

Principales intérpretes

Premios: 0 Oscar (más 2 nominaciones) Ver más
Oscar
2019
Nominada a 2 premios

Sinopsis oficial

La sombra del pasado

Kurt es un joven estudiante de arte en la Alemania del Este. Está enamorado de su compañera de clase, Ellie. El padre de ella, el Professor Seeband, un famoso médico, no aprueba la relación de su hija y está decidido a destruirla. Lo que ninguno de ellos sabe es que sus vidas están conectadas por un terrible crimen cometido hace décadas.

Galería de imágenes

La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado
La sombra del pasado

Crítica decine21.com

estrella
8
Quitarse el sombrero
Quitarse el sombrero

El arte como forma de expresar y encauzar la vida hacia una espléndida madurez. Tres décadas en la vida de Kurt Barnert, desde su niñez en Dresde, en los años del nazismo previos a la Segunda Guerra Mundial, a su vida adulta en los 60 en Düsseldorf, donde intenta encontrar su alma de artista en la Kunstakademie, pasando por los años de la derrota de Hitler y la constitución de la República Democrática Alemana. Las experiencias vitales –las tragedias familiares, los bombardeos incendiarios de Dresde, el encuentro del amor verdadero, los secretos oscuros del entorno de los seres queridos, el peso de los regímenes autoritarios, el aprendizaje y la formación, las dificultades económicas...–, lejos de hundir a Kurt en la miseria o la autocomplacencia lastimera, conforman un bagaje que le permiten, gracias a un talento y sensibilidad especiales, descubrir la belleza presente incluso en los pozos más oscuros.

El alemán Florian Henckel von Donnersmarck deslumbró con su opera prima, La vida de los otros, sobre la experiencia del autoritarismo y falta de libertades en la comunista Alemania del Este. Por eso su siguiente film, la aventura hollywoodiense The Tourist, remake de un film francés, sabía un poco a decepción, a pesar de que seguía notándonse la huella de un gran cineasta. Ahora vuelve por sus fueros con una película ambiciosa, escrita también por él, que logra plasmar en poco más de tres horas la capacidad del arte para comunicar lo que su creador lleva por dentro. Sobrecoge la capacidad de Henckel von Donnersmarck para describir con convicción una serie de hechos y a sus protagonistas, sin que nunca parezcan banales o simplemente acumulativos, sino los elementos bien trenzados de una vida particular, que forjan un carácter. De modo que cuando llega la inspiración a Kurt, momento genial, nunca tenemos la sensación de la impostura.

"Nunca apartes la mirada", "busca la verdad para encontrar la belleza", son principios que inspiran a Kurt, junto a un tercero "lo hago, porque puedo", que comparte con su futuro suegro, el profesor Carl Seeband, médico de pasado nazi e ideas nietzscheanas, que le mira con desprecio, una especie de reverso tenebroso del otro. En efecto, son absolutamente opuestas sus actitudes vitales, en el artista sorprende su humildad, nunca se da imporancia, su capacidad reflexiva, sus silencios cuando son oportunos, sus palabras cuando toca hablar o tomar decisiones. Y está bien presentado el entorno familiar, esa tía que ha detectado su talento siendo niño, y que tiene problemas psíquicos, los padres y hermanos; y el académico, profesores y colegas estudiantes aspirantes a artistas, de un modo especial el director de la Kunstakademie, con el que establece una inesperada complicidad. Además de esa mujer a la que ama, su media naranja, pues ambos se complementan, Ellie Seeband. Como se ve, hay un amplio abanico de personajes, y la selección actoral es fantástica, por supuesto los personajes principales encarnados por Tom Schilling, Sebastian Koch y Paula Beer, pero también el resto, con mención especial para Oliver Masucci.

Son muchísimos los temas que plantea la película, con la posición principal para el de la creación artística, las distintas escuelas, la vanguardia y los nuevos caminos, o el realismo socialista. Se habla del origen de la inspiración –se podría debatir mucho sobre el título del film, distinto en español, "La sombra del pasado", inglés "Nunca apartes la mirada", y el original alemán "Obra sin autor", cada uno aporta algo de las claves fílmicas–, pero también de ideologías, y del amor y la capacidad de ver personas en los demás. Quizá aquí reside también la hermenéutica para la inclusión de varios pasajes eróticos, que se procura abordar con sentido esteticista, un intento de ser delicado al mostrar la belleza corporal, siguiendo esa divisa de no apartar la mirada, y rehusando las etiquetas de "arte degenerado" a que alude una exposición en la Alemania nazi con la que arranca el film.

En una película sobre arte es fundamental la recreación de época, y la credibilidad de las obras que potenciales artistas están ideando. El esfuerzo es espectacular y ciertamente logrado, donde los trabajos de Kurt están hábilmente inspirados en el artista alemán Gerhard Richter. El capítulo de diseño de producción y dirección de arte es sobresaliente, así como la fotografía del veterano Caleb Deschanel, que logra su sexta nominación al Oscar, o la sostenida y bellísima partitura musical de Max Richter.

También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (1)

    5027 | Laura Boffino - 2019-04-04 18:31:40
    Me dolio,me sorprendio y me encanto.
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE