IMG-LOGO

Biografía

Oliver Masucci

Oliver Masucci

Oliver Masucci

Filmografía
Enfant terrible

2020 | Enfant terrible

La vida y el impacto del icónico director del Nuevo Cine Alemán Rainer Werner Fassbinder.

Cuando Hitler robó el conejo rosa

2019 | Als Hitler das rosa Kaninchen stahl

Año 1933. La llegada de Hitler al poder cambia radicalmente la vida de Anna y su familia. Ella tiene nueve años cuando todo comienza, demasiado ocupada con sus cosas para prestar atención a lo que acontece en Berlín. Pero cuando un día su padre desaparece, se ve obligada a abandonar su país y dejar muchas cosas queridas atrás, como su conejo rosa de peluche. Con él también se quedará su infancia.

La sombra del pasado

2018 | Werk ohne Autor

El arte como forma de expresar y encauzar la vida hacia una espléndida madurez. Tres décadas en la vida de Kurt Barnert, desde su niñez en Dresde, en los años del nazismo previos a la Segunda Guerra Mundial, a su vida adulta en los 60 en Düsseldorf, donde intenta encontrar su alma de artista en la Kunstakademie, pasando por los años de la derrota de Hitler y la constitución de la República Democrática Alemana. Las experiencias vitales –las tragedias familiares, los bombardeos incendiarios de Dresde, el encuentro del amor verdadero, los secretos oscuros del entorno de los seres queridos, el peso de los regímenes autoritarios, el aprendizaje y la formación, las dificultades económicas...–, lejos de hundir a Kurt en la miseria o la autocomplacencia lastimera, conforman un bagaje que le permiten, gracias a un talento y sensibilidad especiales, descubrir la belleza presente incluso en los pozos más oscuros. El alemán Florian Henckel von Donnersmarck deslumbró con su opera prima, La vida de los otros, sobre la experiencia del autoritarismo y falta de libertades en la comunista Alemania del Este. Por eso su siguiente film, la aventura hollywoodiense The Tourist, remake de un film francés, sabía un poco a decepción, a pesar de que seguía notándonse la huella de un gran cineasta. Ahora vuelve por sus fueros con una película ambiciosa, escrita también por él, que logra plasmar en poco más de tres horas la capacidad del arte para comunicar lo que su creador lleva por dentro. Sobrecoge la capacidad de Henckel von Donnersmarck para describir con convicción una serie de hechos y a sus protagonistas, sin que nunca parezcan banales o simplemente acumulativos, sino los elementos bien trenzados de una vida particular, que forjan un carácter. De modo que cuando llega la inspiración a Kurt, momento genial, nunca tenemos la sensación de la impostura. "Nunca apartes la mirada", "busca la verdad para encontrar la belleza", son principios que inspiran a Kurt, junto a un tercero "lo hago, porque puedo", que comparte con su futuro suegro, el profesor Carl Seeband, médico de pasado nazi e ideas nietzscheanas, que le mira con desprecio, una especie de reverso tenebroso del otro. En efecto, son absolutamente opuestas sus actitudes vitales, en el artista sorprende su humildad, nunca se da imporancia, su capacidad reflexiva, sus silencios cuando son oportunos, sus palabras cuando toca hablar o tomar decisiones. Y está bien presentado el entorno familiar, esa tía que ha detectado su talento siendo niño, y que tiene problemas psíquicos, los padres y hermanos; y el académico, profesores y colegas estudiantes aspirantes a artistas, de un modo especial el director de la Kunstakademie, con el que establece una inesperada complicidad. Además de esa mujer a la que ama, su media naranja, pues ambos se complementan, Ellie Seeband. Como se ve, hay un amplio abanico de personajes, y la selección actoral es fantástica, por supuesto los personajes principales encarnados por Tom Schilling, Sebastian Koch y Paula Beer, pero también el resto, con mención especial para Oliver Masucci. Son muchísimos los temas que plantea la película, con la posición principal para el de la creación artística, las distintas escuelas, la vanguardia y los nuevos caminos, o el realismo socialista. Se habla del origen de la inspiración –se podría debatir mucho sobre el título del film, distinto en español, "La sombra del pasado", inglés "Nunca apartes la mirada", y el original alemán "Obra sin autor", cada uno aporta algo de las claves fílmicas–, pero también de ideologías, y del amor y la capacidad de ver personas en los demás. Quizá aquí reside también la hermenéutica para la inclusión de varios pasajes eróticos, que se procura abordar con sentido esteticista, un intento de ser delicado al mostrar la belleza corporal, siguiendo esa divisa de no apartar la mirada, y rehusando las etiquetas de "arte degenerado" a que alude una exposición en la Alemania nazi con la que arranca el film. En una película sobre arte es fundamental la recreación de época, y la credibilidad de las obras que potenciales artistas están ideando. El esfuerzo es espectacular y ciertamente logrado, donde los trabajos de Kurt están hábilmente inspirados en el artista alemán Gerhard Richter. El capítulo de diseño de producción y dirección de arte es sobresaliente, así como la fotografía del veterano Caleb Deschanel, que logra su sexta nominación al Oscar, o la sostenida y bellísima partitura musical de Max Richter.

8/10
Dark

2017 | Dark | Serie TV

2019, en Winsen, pueblecito alemán de ésos en los que nunca pasa nada. Sin embargo, desaparece Mikkel Nielsen, un chico de 13 años. Trata de aclarar el asunto su padre, Ulrich, policía que 33 años antes vivió una tragedia similar, cuando su hermano menor se evaporó sin que se haya vuelto a saber nada de él. Mientras, Jonas Kahnwald, joven hijo de su amante, traumatizado por el suicidio de su padre, encuentra un extraño mapa y recibe un paquete de un extraño. Primera serie alemana original creada para Netflix, que como advierte su título tiene un tono bastante lúgubre, que enseguida la distancia de Stranger Things, también de la plataforma de ‘streaming’, con la que guarda bastantes elementos en común en el arranque, y en sus elementos nostálgicos de décadas pasadas. También se distancia en el ritmo, mucho más pausado, y en la frialdad de los personajes, que dejan bastante claro que no se trata de una producción estadounidense. Consigue intrigar desde el principio al espectador, que en algunos tramos posiblemente se sentirá desconcertado, en especial a partir del capítulo quinto, por lo que requiere constante atención para hilar las tramas. En cualquier caso, dosifica muy bien la información, hasta derivar en un desenlace que ata cabos bastante bien, a diferencia de Twin Peaks o Perdidos, que parecen haber servido también de inspiración. Se acierta con la sugerente música de Ben Frost, que se conjuga muy bien con las imágenes, y también porque a pesar de jugar con elementos fantásticos, apenas se recurre a los efectos especiales, hasta el tramo final. Se ha escogido muy bien a la totalidad del reparto. Sobresale el joven Louis Hofmann (Jonas), que ya protagonizó Land of Mine. Bajo la arena, aunque también llama la atención el parecido entre actores que encarnan a los miembros de la misma familia, y el de los que interpretan a los mismos personajes en distintas épocas. En algunos momentos puede parecer pretenciosa, pues se citan continuamente conceptos científicos, con personajes que hablan de agujeros negros, o de las teorías de Stephen Hawkins. También se alude a la filosofía, sobre todo al eterno retorno de Friedrich Nietzsche, por lo que pese a su evidente pesimismo, también sugiere la idea de superar el miedo, pese a que se repitan los mismos acontecimientos.

6/10
Ha vuelto

2015 | Er ist wieder da

Película que adapta la novela, que imagina cómo sería el comportamiento de Adolf Hitler si volviera a la vida en 2014 y se encontrara la Alemania actual. Se trata, cómo se ve, de una idea semejante a la que imaginó Fernando Vizcaíno Casas, también llevada al cine, con Franco, Y al tercer, año resucitó. Aunque hay algún momento gracioso –la gente haciéndose selfies con Adolf, por ejemplo–, transmite una sensación de ajuste de cuentas no demasiado sutil, con un protagonista ridículo y grotesco, por ejemplo cuando lleva su uniforme a la lavandería y se queda "en pelota picada". Y sí, las comparaciones son odiosas, pero está claro que a la hora de parodiar al Führer, nadie lo ha hecho mejor que Charles Chaplin en El gran dictador, con el mérito añadido de que entonces el personaje era una amenaza real.

5/10

Últimos tráilers y vídeos