IMG-LOGO

Biografía

Ian McElhinney

Ian McElhinney

Ian McElhinney

Filmografía
Krypton

2018 | Krypton | Serie TV

Una serie más ambientada en el universo Supermán, seguramente el personaje de DC que, creado por Jerry Siegel y Joe Shuster en 1933, a más productos para la pequeña pantalla ha dado lugar. Aquí bucea en los ancestros del superhéroe, dirigiendo la mirada a su planeta natal, Krypton, donde gobierna La Voz, y el abuelo de Seg-El es sentenciado a muerte por supuesto alarmismo ante una amenaza alienígena, al tiempo que el clan es condenado al ostracismo. Ya un joven capaz, Seg-El recibe la visita de Adam Strange, un tipo misterioso que dice haber viajado en el tiempo desde el futuro, y le explica que su nieto es un superhéroe famoso en un planeta llamado Tierra. Sus padres no tendrán más remedio que explicarle algunas cosillas que hasta ese momento han guardado en secreto, al tiempo que visita una guarida conocida como la Fortaleza. Y su amor por la guerrera Lyta Zod corre peligro por dos razones: porque las uniones escogidas no existen en Krypton, sino que vienen impuestas, y porque la mamá de Lyta va a cometer una acción imperdonable. David S. Goyer es un guionista con dedicación casi exclusiva a los superhéroes, donde sus mayores logros los ha tenido de la mano de Christopher Nolan en la trilogía de El caballero oscuro. A Supermán lo ha visitado también en cine, en El hombre de acero y Batman v Superman: El amanecer de la justicia, de modo que resulta una elección natural para sacar adelante esta serie. La trama es entretenida, aunque está claro que la complicidad del fan es un punto, que reconocerá personajes y situaciones que a otros dejarán fríos. El neófito o simplemente poco conocedor seguramente no tenga fuerzas para apuntarse a seguir una serie de aventuras apañada, pero no memorable. Los desconocidos actores responden al canon de guapitos, pero resultan un tanto sosainas.

5/10
Mrs. Wilson

2018 | Mrs. Wilson | Serie TV

Sorprendente historia basada en hechos reales, convertida en miniserie por la BBC. Cuando Alison Wilson, madre de dos hijos, Gordon y Nigel, enviuda en 1963, descubre que hay muchas cosas de la vida de su marido Alec, que casi le sacaba 20 años, que ignoraba. Sabía, porque lo conoció entonces, durante la guerra, que Alec trabajaba en el servicio secreto; y que tuvo que fiarse de él cuando afrontaron muchas penalidades, porque le tocaba participar en operaciones encubiertas. Pero la sorpresa es mayúscula cuando descubre que hay otra mujer con la que estuvo casada Alec, y con la que tiene un hijo; y no es la única de las relaciones extraconyugales que desconocía. El shock que supone averiguar que el hombre al que amabas tenías muchas opacidades se convierte en una durísima prueba para Alsion, que no sabe cómo encararla, ni el modo en que debe dar a conocer la verdad a sus hijos. Ya la trama que vertebra esta serie dirigida por el televisivo Richard Laxton tiene los suficientes elementos sorpresivos para enganchar al espectador, la duda creciente de la protagonista, cómo se tambalea todo aquello que ha sostenido su vida hasta entonces, e incluso cómo ha cerrado los ojos a los indicios de que algo muy raro ocurría con su marido. A lo que se suman detalles como que Ruth Wilson, que da vida a la protagonista, es una de sus nietas en la vida real, hija de Nigel Wilson. De modo que aunque a veces existe una sensación de que la narración se acelera en exceso –incluso como si en la edición hubieran recortado hasta segundos de metraje, aquí y allá, para encajarlo en un formato de 3 horas–, y a veces las transiciones entre presente y pasado son excesivas, por una brevedad que aumenta la sensación de artificiosidad, prevalece la fuerza del drama humano de que somos testigos. Hay ideas buenas, como la de contraponer la fe que siempre ha puesto Alison en su marido, católico, con el apartamiento de la religión de ella, pues al final parece que Dios le pide un salto de fe, si quiere seguir creyendo en el amor de Alec, debe también confiar en el amor divino. De modo que este aspecto de la vida de Alison, su acercamiento a Dios, no sólo no se escamotea al espectador, sino que cobra fuerza y se muestra con respeto, es bonita la relación que se establece entre ella y el padre Timothy, que siempre respeta su dolor, y que le anima a caminar por las sendas de la comprensión y el perdón. Otra cuestión de interés, abordada con acierto, es la de la esquizofrenia a la que se ven sometidos los que trabajan en servicios de inteligencia y se ven obligados a llevar una doble vida, lo que puede producir desequilibrios psíquicos, en que se confunde la realidad con la fantasía, con efectos colaterales en sus seres queridos. Realmente todo lo que sale a la luz de la vida de Alec –los servicios secretos británicos siguen considerando información clasificada lo relativo a su servicio– resulta espeluznante, y Ruth Wilson interpreta de modo formidable el vértigo, causado por el "abismo" al que se asoma Alison, aunque pueda tener consecuencias inesperadas como prueba esa "foto de familia" con que se cierra la serie, o el camino con el que ella encuentra la paz.

7/10
Zoo

2017 | Zoo

Rogue One: Una historia de Star Wars

2016 | Rogue One: A Star Wars Story

Primera película de la saga galáctica que no forma parte de las tres trilogías que llegarán a conformar pronto nueve episodios, aunque esta historia de Star Wars bien podría subtitularse “Episodio tres y medio”, los hechos que se narran son inmediatamente anteriores a los que muestra el film con el que George Lucas empezó todo. Corren tiempos en que domina el Imperio, y la Alianza Rebelde hace lo que buenamente puede para oponerse a sus tiránicos fines. Una de las herramientas que están desarrollando para asegurar su dominio es un arma de destrucción masiva, un destructor de planetas, la llamada Estrella de la Muerte. Contra su voluntad, el ingeniero Galen Erso está detrás del diseño, pero cuenta con que su hija Jyn, ahora toda una joven aguerrida, y a la que no ve desde que era niña, pueda proporcionar una valiosa información a los rebeldes. Pero esto pasa por hacerle llegar un mensaje a través de su viejo amigo extremista Saw Gerrera, y de que ella persuada a un grupo de variopintos personajes ­–Cassian Andor, combatiente sin escrúpulos,  el androide K-2S0, el jedi ciego Chirrut, el guerrero Bace, o el ex piloto imperial Bodhi– para hacer equipo, lo que no es tan sencillo. Gareth Edwards, el director de Monsters y Godzilla, ha sido el encargado de poner en marcha el primer spin-off cinematográfico de Star Wars, aunque se ve que la tarea de conceder independencia con respecto a los filmes originales es gradual, nada de riesgos innecesarios, sólo los justos, y siguiendo la estrategia del episodio VII hay un esfuerzo notable para que el fan acérrimo se sienta cómodo en un universo familiar, disfrutando de guiños y reconociendo personajes, armaduras de soldados, naves espaciales, etc, etc. La trama desarrollada por Chris Weitz y Tony Gilroy, a partir de las ideas de John Knoll y Gary Whitta, es relativamente sencilla y sirve para trazar ecos con otros títulos de la saga. Al igual que en El despertar de la fuerza hay una apuesta decidida por un personaje principal femenino, Jyn, encarnado por Felicity Jones, y el alimento del elemento nostalgia. También, cara a conquistar el mercado oriental, tenemos a dos personajes orientales, los chinos Donnie Yen y Jiang Wen. Pero aunque el film es entretenido, las escenas de acción acaban haciéndose un poco interminables, falta equilibrio y la música de Michael Giacchino no resiste la comparación con la de John Williams. Y aunque hay algunos detalles de humor, por los intercambios entre Jyn y K-2S0, al estilo de los que tenían la princesa Leia y Chewbacca, se echan en falta más de estos siempre agradecidos momentos de desahogo, para entendernos, el Andor de Diego Luna no es Han Solo, y las risas entre dos entrañables androides se añoran. Además, a ratos la cosa se pone algo oscura y solemne, con un reiterativo mantra sobre la fuerza, lo que no significa necesariamente momentos emotivos de verdad, aunque alguno, por suerte, hay.

6/10
El sacrificio

2016 | Sacrifice

Tras sufrir varios abortos, la Dra. Tora Hamilton y su marido Duncan, marchan a vivir una temporada a una remota isla de Escocia, de donde es originaria la familia de Duncan. Allí pretenden adoptar un niño y se instalan en una casita rural, al lado del mar. Ella consigue además un trabajo en un hospital de la zona, gracias a la infleuncia de suegro. Todo marcha idílicamente hasta que por accidente Tora encuentra los restos de un cadáver con indicios y marcas que hacen pensar en sacrificios humanos y rituales ancestrales. Correcto thriller escrito y dirigido por Peter A. Dowling a partir de una novela de Sharon Bolton. Dowling, guionista de filmes como Plan de vuelo: Desaparecida, demuestra que sabe manejar los resortes de la intriga y dosifica bien la narración. Por contra, pesa en el conjunto cierto aire de telefilm y también algunas partes de la investigación resultan deficientes, más confusas. Sin duda la que consigue sacar más o menos a flote la película es Radha Mitchell, que transmite bien su desasosiego y su estado de inquietud.

5/10
Rebellion

2016 | Rebellion | Serie TV

Ambiciosa miniserie producida por la televisión pública irlandesa en el centenario del Levantamiento de Pascua que condujo a la independencia del país. A pesar del esfuerzo de producción –se trata del proyecto más caro hasta ahora de este ente público–, está por debajo de lo que cabía esperar. Por supuesto, es una opción legítima no contar los hechos históricos con sus protagonistas –fue lo que hizo la notable Michael Collins–, y utilizar en cambio personajes ficticios con ese telón de fondo para ilustrar lo ocurrido. Pero para seguir esa opción hay que contar con una trama imaginativa servida con guión de hierro, y éste no es el caso. La historia escrita por Colin Teevan y dirigida por Aku Louhimies sigue la peripecia de tres amigas a las que vemos muy unidas, participando en una obra de teatro. Pero enseguida percibimos que los tiempos en que se mueven, vísperas de la Primera Guerra Mundial, les va a afectar, así como a los hombres de su vida. Ya estallado el conflicto, vemos a una inmersa en la causa republicana, una segunda que trabaja para los ingleses y tiene un affaire con uno de ellos casado, mientras la tercera, estudiante, pertenece a una familia de orden leal a la corona, mientras ella piensa en secreto de otra manera. En cuanto a los hombres, unos van de voluntarios a la guerra, aportando dinero para casa, mientras otros rehúsan luchar, lo que es motivo de conflicto. Como se ve, el planteamiento no está mal, pero los personajes acaban resultando muy planos, y algunas de sus decisiones con las dificultades consiguientes, se resuelven de modo poco creíble.

5/10
El viaje

2016 | The Journey

Durante el gobierno de Tony Blair tiene lugar un encuentro en Escocia para intentar cimentar una paz duradera en Irlanda del Norte, tras años sangre y matanzas por parte del IRA y de los unionistas. Una ineludible cita familiar y un contratiempo meteorológico obligarán al carismático líder unionista, Ian Paisley, a ausentarse de las negociaciones y trasladarse en coche a un aeropuerto cercano para viajar a Belfast. El líder republicano, Martin McGuinnes, concede ese privilegio siempre y cuando él mismo le acompañe durante el trayecto El viaje inventa una ficción acerca del encuentro entre estos dos políticos antagónicos, que históricamente tuvo lugar en 2006, cuando tras el desarme del IRA y la victoria en las elecciones del Partido Democrático Unionista del Ulster, se celebró una conferencia de paz en Escocia para sentar las bases del futuro de Irlanda del Norte. Paisley fue un pastor de la Iglesia Presbiteriana del Ulster, de radicales ideas integristas (el papa de Roma era para él el “Anticristo”) e inamovible respecto a cualquier atisbo de diálogo con el Sinn Féin, brazo político del IRA. Mientras que McGuinnes, líder nacionalista irlandés, era más proclive a sellar definitivamente la paz y formar gobierno conjunto en el Ulster. Gracias al cuidado guión del norirlandés Colin Bateman nos acercamos paulatinamente a los modos de ser de los dos protagonistas, tan absolutamente opuestos. Se las apaña Bateman –con ayuda de unas magníficas interpretaciones– para que los diálogos dentro y fuera del coche atrapen considerablemente, también porque están sabiamente mezclados con silencios, chanzas, ataques y gruñidos, tiras y aflojas que hacen que la situación sea totalmente verosímil. Lo mejor del film es que no asistimos a una conversación de toma de decisiones políticas o ideológicas o a una planificación de estrategias o campañas de cualquier clase, sino a un verdadero choque de trenes, a un enfrentamiento de egos colosales, de personas reales que se han odiado con todo su ser durante décadas y entre quienes cualquier mínimo entendimiento parece cosa de fantasía. El director Nick Hamm logra así hacer comprender que muchas decisiones de repercusión mundial no dependen de grandes razonamientos, de ideas cuidadosamente pensadas, sino, en última instancia, de personas de carne y hueso, de gentes dispuestas a dar o no su brazo a torcer en pro del bien común. Por desgracia no siempre es así. Funciona además el oxigenante recurso de la cámara oculta en el coche, gracias al cual los más importantes prohombres del gobierno de Tony Blair son testigos –y elementos activos– de cuanto está sucediendo durante el viaje de los líderes. Película sencilla tanto en sus planteamientos como en su producción, El viaje es eminentemente un film de actores. La arisca composición de Timothy Spall como Paisley es especialmente llamativa, por casi inhumana, encarna a la perfección esas palabras suyas que se hicieron célebres (“never, never, never”), en relación a que jamás dialogaría con los políticos del Sinn Féin. Por su parte, Colm Meaney resulta mucho más cercano, campechano incluso, en sus intentos por acercarse al titán de hierro que tiene al lado. Y son perfectas las breves apariciones del hombre detrás del telón, un sentido John Hurt en uno de sus últimos trabajos en el cine.

7/10
Juego de tronos (5ª temporada)

2015 | Game of Thrones | Serie TV

Tras la muerte de Tywin, su progenitor, Cersei y Jaime tratan de tomar las riendas del clan de los Lannister. Mientras, Tyrion ha huido a Pentos con Varys. Jon Nieve trata de conseguir que Mance Rayder, el Rey-Más-Allá-Del-Muro se una a Stannis Baratheon, pero éste se niega. La quinta temporada de la famosa serie sigue en su línea, mostrando las conspiraciones para hacerse por el poder de los personajes principales, contraponiendo la extrema lealtad a sus principios de algunos personajes, como Brienne de Tarth o Jon Nieve, a la extrema mezquindad de otros. A pesar del estancamiento de alguna subtrama, mantiene el nivel esperado por los numerosos fans.

5/10
Juego de tronos (4ª temporada)

2014 | Game of Thrones | Serie TV

La cuarta temporada de Juego de tronos adapta los capítulos finales de "Tormenta de espadas", tercer libro de la saga "Canción de hielo y fuego", de George R.R. Martin, que debido a su extensión no cupo en la tanda de episodios anterior. Las noticias de la muerte de Robb Stark, su madre, Catelyn, y su entorno más cercano causan furor entre sus enemigos, los Lannister, en Desembarco del Rey, donde está a punto de tener lugar la boda entre el maquiavélico Joffrey Baratheon y Margaery. Pero durante el festín tiene lugar un acontecimiento inesperado que pondrá en serios aprietos a Tyrion Lannister. Su hermano Jamie Lannister toma clases para aprender a luchar con la mano izquierda, tras perder la derecha, y libera a Brienne para enviarla en ayuda de las hijas de Catelyn Stark. Mientras, en el norte Jon Nieve ataca a los traidores de la Guardia de la Noche que se han refugiado en el Torreón de Craster. Al otro lado del mar, Daenerys ha reunido un enorme ejército a base de liberar esclavos para recuperar el Trono de Hierro. Entre las principales novedades destacan la incorporación del actor chileno Pedro Pascal como el vengativo Oberyn Martell. Por lo demás, Juego de tronos mantiene las constantes de los capítulos precedentes, una trama centrada en la lucha de poder político defendida por un reparto solvente, en el que destacan nombres como Peter Dinklage, Iain Glen o Lena Headey, y una lujosa producción que permite una recreación realista del mundo de los libros. Si bien la serie continúa distinguiéndose por su escasez de referentes morales, y sus constantes recursos al sexo y a la violencia más extremos, la cuarta temporada ha creado polémica incluso entre sus seguidores más incondicionales. Uno de los capítulos incluye una agresión sexual no presente en los libros, que se salda sin consecuencias aparentes, por lo que se acusa a HBO de presionar para que aumenten las secuencias sórdidas, y de poner en peligro la coherencia argumental de su mayor éxito de los últimos años, dando un giro hacia el efectismo y los excesos gratuitos.

5/10
Juego de tronos (3ª temporada)

2013 | Game of Thrones | Serie TV

Mientras, Mance Rayder y su ejército de salvajes continúan su inexorable marcha hacia el sur, más allá del muro. Por su parte, Daenerys Targaryen, al mando de tres dragones, trata de formar un ejército para reclamar el Trono de Hierro. La tercera temporada de Juego de tronos, la exitosa serie de HBO, basada en los libros de George R.R. Martin, mantuvo el nivel esperado. Destacan los esfuerzos del actor Nikolaj Coster-Waldau por humanizar a su hasta ahora maquiavélico personaje. La trama desemboca en la Boda Roja, uno de los momentos más impactantes de la reciente historia televisiva.

6/10
Moonfleet

2013 | Moonfleet | Serie TV

Titanic: Sangre y acero

2012 | Titanic: Blood and Steel | Serie TV

La historia se sitúa en la ciudad de Belfast a comienzos del siglo XX. Bajo un contexto social y político convulso, la serie narra la historia de la construcción del Titanic. Mark Muir, un ingeniero naval canadiense, es contratado para cumplir su sueño, participar en la construcción del proyecto naval más grande jamás llevado a cabo. Los líos amorosos de Mark, su trabajo en el astillero y los conflictos interiores de los personajes, junto con el trasfondo social de aquella época, forman esta historia romántica con tintes dramáticos.

4/10
Juego de tronos

2011 | Game of Thrones | Serie TV

La acción tiene lugar en Poniente, un continente inventado. Robert Baratheon se proclamó rey de los siete reinos de este lugar, tras una guerra civil. El monarca acude en busca de Eddard 'Ned' Stark, señor de Invernalia, al que nombra su mano derecha, y le asigna la tarea de descubrir la causa de la muerte de su antecesor. Para ello, Ned viaja a Desembarco del Rey, la capital, donde se ve envuelto en una compleja trama.Mientras, Viserys Targaryen, heredero del trono usurpado por Robert Baratheron, permanece en el exilio, en otro continente, pero ansía recuperar la corona. Para ello, casa a su hermana Daenerys con Khal Drogo, líder de los Dothraki, que le presta su numeroso ejército para recuperar el trono. Además, la Guardia de la Noche, tropa que vigila la frontera, tiene que investigar unos extraños acontecimientos.Uno de los mayores éxitos recientes de HBO, que adapta la saga de novelas "Canción de hielo y fuego", de George R.R. Martin. A pesar de su tratamiento explícito del sexo y de la violencia (la obsesión por las muertes horribles del autor George R.R. Martin se muestra aquí con todo lujo de detalles), se trata de una serie de gran calidad que a pesar de sus elementos fantásticos mantiene un tono bastante realista. Los personajes son muy atractivos, y las tramas políticas y luchas de poder atrapan al público.Además, una de sus grandes bazas es el reparto. Sean Bean realiza un gran trabajo como Eddard Stark, un papel muy en la línea de Boromir, su rol en El señor de los anillos. Lena Headey vuelve a ser reina, como en 300, el film que le hizo popular. Y sobresale especialmente Peter Dinklage, como el carismático Tyrion Lannister.

6/10
El cartógrafo

2001 | The Mapmaker

Richie Markey, prestigioso cartógrafo, es contratado para trazar un mapa turístico de una bonita zona de Irlanda del Norte. Cuando empieza a efectuar su trabajo, descubre que Meter Notan, su predecesor, desapareció mientras trazaba el mapa de marras. Todo apunta a que el asunto está relacionado con un asesinato, en el que están involucrados los terroristas del IRA y la policías local. El actor irlandés, siempre secundario, Brían F. O'Byrne, que daba vida al sacerdote de Million Dollar Baby, protagonizó en Reino Unido este thriller, que ofrece una amplia perspectiva de la violencia en Irlanda del Norte.

4/10
Michael Collins

1996 | Michael Collins

El irlandés Neil Jordan escribe y dirige un film que había anhelado hacer durante años. Un cuadro de la independencia de su país, a través de los rasgos y motivaciones del carismático líder Michael Collins. La película describe sus actuaciones, desde el levantamiento de Pascua de 1916 hasta su muerte en atentado terrorista, en 1922, en circunstancias no aclaradas. Jordan fustiga sin contemplaciones el dominio británico sobre la isla, de modo que los atentados promovidos por Collins se presentan como la única manera de obtener la independencia. Sin ahorrar crudeza al mostrar estas acciones violentas, el director las rodea de un aura romántica, al estar dirigidas sobre todo hacia las fuerzas de ocupación, y porque se contraponen con las duras represalias de los ingleses, como la matanza del estadio, una de las secuencias mejor resueltas del film, de gran belleza plástica. Jordan da con la estructura narrativa idónea. Marca con precisión los avatares históricos, como señales en el camino, que guían el relato. Y a la vez insufla vida a los caminantes de la historia: Michael Collins, generoso y legendario (magnífico Liam Neeson, premiado en el Festival de Venecia); Eamon de Valera (Alan Rickman), primer presidente irlandés, político y al que se presenta como envidioso del carisma de Collins; Harry Boland (Aidan Quinn), cuya amistad con Collins se resiente por una disputa amorosa y diferencias políticas; Ned Broy (Stephen Rea), espía en campo británico; Kity Tiernan (Julia Roberts), con el corazón dividido entre Boland y Collins... La humanidad y señas de identidad de los personajes enriquecen la narración, evitando que caiga en la fría exposición de hechos. Afirma el director que su película es "simplemente, una lección de historia". Pero es inevitable plantearse si es posible un cine histórico. ¿Hasta dónde ha de sujetarse a los hechos ciertos conocidos? ¿Con qué margen se cuenta para la conjetura? Jordan, además de tomar partido por la causa irlandesa, carga las tintas en la utilización política de Collins por De Valera en las negociaciones con los ingleses, y arroja la duda sobre la posible implicación del presidente en el asesinato de Collins. El director narra una epopeya, y todos los elementos del film apuntan en tal dirección. Pero la puesta en escena, prodigiosa, conjuga a la perfección drama intimista con acción. Los movimientos de masas están perfectamente coreografiados, el suspense de la entrada en una fortaleza inglesa es sobrecogedor; y a la vez, está la soledad del héroe, sus dudas, bien reflejadas en imágenes. La fotografía de Chris Menges da un maravilloso y realista aire de época, gracias a una rica paleta de grises, azules, verdes y marrones; la partitura de Elliot Goldenthal contribuye al aire épico. La narración en montaje paralelo de algunas escenas —una serie de atentados nocturnos, el asesinato de Collins— son de un vigor formidable. El León de Oro a la mejor película en el Festival de Venecia 1996 está plenamente justificado.

7/10
Justicia ciega

1994 | Blind Justice

La cruel guerra de Secesión norteamericana ha terminado y Canaan ha logrado sobrevivir, pese a haber recibido diferentes heridas, a raíz de las cuales prácticamente ha perdido la vista. El hecho de estar casi ciego le ha permitido desarrollar sus otros sentidos de tal forma que se ha convertido en uno de los mejores pistoleros de la comarca. En uno de sus viajes, Canaan se detiene en un pueblo que se encuentra a merced de una peligrosa banda de malhechores; él será la única esperanza para sus aterrorizados habitantes. Canaan no dudará a la hora de impartir su particular justicia ciega. Richard Spence dirige este film, en buena medida tributario de los spaguetti-westerns de Sergio Leone (El bueno, el feo y el malo, La muerte tenía un precio, etc). Armand Assante (Gotti) encarna con convicción a este justiciero ciego.

4/10
Reefer y la modelo

1989 | Reefer and the Model

Los avatares amorosos entre un marinero y una prostituta, contados por el desconocido director irlandés Joe Comerford.

3/10
Danny Boy

1982 | Angel

Vigoroso debut en la dirección del irlandés Neil Jordan, en un film producido por John Boorman. Sigue las andanzas de una orquesta de baile donde sobresale Danny, que toca el saxo, y la vocalista Annie. En una de sus habituales veladas, una sordomuda adolescente fascina a Danny por su inocencia, y le deja pasar con él. Terminado el espectáculo, Danny aguarda que se reúna con él Annie, pero en cambio aparece la sordomuda. Ambos van a ser testigos del asesinato del manager del grupo, que se niega a pagar a una banda que le extorsiona; los criminales, encapuchados, descubren a la chica y la mata, lo que deja el alma rota a Danny. La policía busca su cooperación para dar con los culpables, pero Danny, que no deja de preguntarse el porqué de lo ocurrido, iniciará la venganza por su cuenta.Asombra el poderío visual -espléndida fotografía de Chris Menges- y narrativo desplegado por Jordan, poco habitual en una 'opera prima'. El cineasta saca todo el partido al que se convertiría en su actor-fetiche, Stephen Rea, que compone a la perfección su papel de ángel vengador; hay matices en su desconcierto por el asesinato de la chica, y son magníficos los pasajes musicales con él al saxo, o las canciones interpretadas por Veronica Quilligan, una de las cuales da título al film. En la atmósfera típica de cine negro, Jordan reconocía una deuda con el cine de Nicholas Ray; pero lo singular es que tal aire lo combina, de modo asombroso, con una iluminación propia de musical, aparte de que abundan los pasajes de canciones y jazz. No obstante carga un poco el fatalismo desesperanzado de la cinta, de modo especial en la relación del protagonista con una viuda, que adquiere un desconcertante tinte trágico. Está presente además ese peculiar elemento sobrenatural que impregna otras cintas de Jordan, no sólo por la imaginería católica -el Sagrado Corazón-, sino por el 'milagroso' desenlace. Y hay inteligencia en no insistir en el ambiente político de violencia, sólo una pintada del IRA apunta a que la banda criminal está vinculada a este grupo terrorista.

6/10

Últimos tráilers y vídeos