IMG-LOGO

Biografía

Marianne Jean-Baptiste

Marianne Jean-Baptiste

53 años

Marianne Jean-Baptiste

Nació el 26 de Abril de 1967 en Londres, Inglaterra, Reino Unido
Filmografía
Peter Rabbit

2018 | Peter Rabbit

Simpática película familiar, que combina actores con animales creados con herramientas digitales, inspirada en los estupendos cuentos ilustrados de Beatrix Potter, ella misma un personaje de la sencilla trama. La interacción entre unos y otros personajes roza la perfección. Sigue a una familia de conejitos, Peter Rabbit, Benjamin Bunnie y las trillizas Flopsy, Mopsy y Cottontail, que viven felices en el campo gracias a su simpática vecina pintora Bea. La muerte del viejo gruñón McGregor, otro de lso vecinos, propicia la llegada de su sobrino Thomas, que se empeña en vallar su propiedad para que no entren dentro los conejos. Aunque no le gustan estos animales, su creciente enamoramiento hacia Bea suaviza su visión de las cosas, pero Peter no deja de verle como a un rival, y se empeña con los suyos en la misión de hacerle la vida imposible. Will Gluck (Rumores y mentiras, Con derecho a roce) vuelva a la senda del cine para toda la familia que intentó con su nueva versión del musical Annie, tras cuatros años sin dirigir. Acierta con el tono del film, que combina secuencias de puro cartoon, que retrotraen a Solo en casa, con otras en Londres que pueden hacer en Paddington. No tiene el nivel de los filmes citados, pero desde luego es infinitamente mejor que la saga de Alvin y las ardillas, y sabe combinar risas, acción y buenos sentimientos. Los actores de carne y hueso, Domhnall Gleeson y Rose Byrne, cumplen sobradamente.

6/10
Homecoming

2018 | Homecoming | Serie TV

Original serie de Amazon Prime basada en un podcast de Gimlet Media, donde suma fuerzas Sam Esmail –el creador de Mr. Robot–, con los recién llegados a la tarea Micah Bloomberg y Eli Horowitz. Describe en dos tiempos, que se distinguen por el formato de pantalla, normal en un caso, cuadrado en el otro, lo ocurrido en un centro que atiende a veteranos de las guerras de Irak y Afaganistán, antes y después de una fecha crítica, el 14 de mayo de 2018, en que se supone que ocurrió un importante incidente. En Homecoming, que gestiona una empresa que tiene una subcontrata con el ejército estadounidense, se atiende a militares que vuelven de la guerra y necesitan terapia antes de reincorporarse a la vida normal, y se supone que ofrecen una novedosa metodología para prestarles ayuda. En la parte del "antes", Heidi Bergman ejerce tareas de trabajadora social y terapeuta, y empatiza especialmente con un soldado afroamericano, Walter Cruz, que empieza a andar mosqueado con el modo en que se opera en el centro. Tampoco Heidi acaba de entender la presión a que le somete su supervisor, Colin Belfast. Mientras que en el "después" Heidi trabaja de camarera, y no recuerda qué pasó el 14 de mayo, el incidente que le obligó a dejar su trabajo en Homecoming e irse a vivir con su madre. Al mismo tiempo Thomas Carrasco investiga para el Pentágono, tratando de averiguar si ha habido malas prácticas en la empresa que gestiona Homecoming. Siguiendo el estilo de su anterior serie, y con capítulos de no más de media hora, Esmail, que también ejerce de director, pergeña una serie que combina intriga de tintes hitchcockianos –la amnesia, los estados mentales vertiginosos, las terapias– con un poderoso elemento humano, donde los personajes arrastran traumas, tratan de averiguar la verdad, o ejercen actividades manipuladoras. La trama juega con ideas como la simulación y el fingimiento, los seres humanos usados como cobayas de un experimento, de modo que resulta difícil saber dónde se encuentra los personajes, no sólo físicamente –el soldado que duda que realmente Homecoming se encuentre en Florida, las palmeras podría ser de pega, y consistir todo en un montaje–. sino emocionalmente. Hacía tiempo que no se abordaba en la pantalla de modo tan logrado los peligros de la deshumanización, la consideración de los demás como objetos para utilizar, olvidando su condición de personas, cada una irrepetible; incluso quien trata de hacer lo correcto, Carrasco, puede verse atrapado en la maraña de la burocracia despersonalizada. Julia Roberts atrapa bien la fragilidad de Heidi, incluidas sus inseguridades a la hora de maquillarse y ponerse guapa –da gusto recuperar su proverbial sonrisa, aquí de doble uso, como bienvenida a Homecoming, pero también de conexión emocional con Walter–, al igual que Stephan James encaja en el perfil de "buen chico", Shea Whigham en el de investigador concienzudo, y Bobby Cannavale en el de tipo con doblez y engaño. Como madres, de Heidi y de Walter, están perfectas Sissy Spacek y Marianne Jean-Baptiste.

7/10
In Fabric

2018 | In Fabric

Engendro. Película bizarra. Una broma pesada. In Fabric encontraría fácil acomodo en un festival de cine fantástico de serie Z. La historia de un vestido rojo, puesto a la venta, ejemplar único, en las rebajas de unos pintorescos grandes almacenes, y el modo en que afecta a sus propietarios, pues se diría que está maldito, he ahí la trama. Primero llega a las manos de una mujer negra, separada y con un hijo mayor que vive con ella, empleada de un banco, que busca pareja respondiendo a anuncios por palabras, y piensa que el vestido puede ayudarle en tal empresa. Luego lo poseerá el tímido empleado de una empresa reparadora de lavadoras, y la chica con la que se va a casar. La película bebe del terror setentero, pueden detectarse influencias de Roger Corman, de la Hammer, del giaillo, con un humor negro y surrealista que quiere, y no puede, parecerse al primer Jean-Pierre Jeunet, el de Delicatessen. Una atmósfera enfermiza, con elementos de fetichismo sexual, la jerga infumable del personal de los grandes almacenes, las bromas de la pareja de banqueros. Sarpullidos en la piel y lavadoras que se vuelven locas son algunos de los efectos que produce el vestidito de marras. Peter Strickland, director y guionista, se lo ha pasado seguramente en grande rodando su film, con su paleta de colores primarios y llamativos, con protagonismo sobre todo del rojo y el negro. Pero resulta evidente que su disfrute exige la complicidad incondicional del espectador, que conseguirá sólo en casos muy contados.

2/10
Blindspot

2015 | Blindspot | Serie TV

Thriller de acción muy, muy intrigante, ya desde su arranque, la aparición de una sospechosa bolsa en mitad de la Times Square neoyorquina, en cuyo interior se encuentra una mujer desnuda, con su cuerpo tatuado, y que no recuerda nada de su pasado. Uno de los tatuajes contiene el nombre de un agente del FBI, Kurt Weller, que aparentemente no tiene ninguna conexión con ella, bautizada como Jane Doe, o sea, "Juana Nadie". Pronto se dan cuenta de que Jane tiene preparación de marine, y que cada tatuaje es una especie de advertencia sobre algún atentado o terrible suceso criminal, que están en manos del FBI impedir con ayuda de esa mujer. Martin Gero es el creador de esta trepidante serie, menos compleja de lo que podría creerse, pero que atrapa con un argumento que toma elementos de Memento, Person of Interest y Prison Break. Aunque no sean el colmo de la capacidad actoral, Sullivan Stapleton y Jaimie Alexander conforman sin duda una pareja atractiva; también se explota, aunque con cierta elegancia, la sensualidad de ella, con la excusa de su cuerpo tatuado. La idea que parece deducirse del piloto es que se van a combinar casos puntuales a resolver capítulo a capítulo, relacionados con los tatuajes, con el misterio de quién es Jane y por qué le quitaron sus recuerdos. Varios capítulos están dirigidos por el competente Mark Pellington, que hace ya bastantes años dirigió Arlington Road, además de haber estado involucrado en la serie televisiva Caso abierto.

6/10
RoboCop

2014 | RoboCop

José Padilha, brasileño que se prodiga en el documental, se ha labrado un sólido prestigio internacional con sus dos únicos filmes de ficción, Tropa de elite, y su secuela, estrenada directamente en DVD en España, a pesar de las buenas críticas cosechadas. Hollywood se ha fijado en él, contratándole para ocuparse del remake de RoboCop, el exitoso film de ciencia ficción de Paul Verhoeven. El argumento de RoboCop parte del mismo esquema que su predecesor. 2028. Estados Unidos provee a todos los países de robots capaces de reemplazar a soldados y policías. Pero éstos están prohibidos en el interior del país. La corporación que los diseña, presidida por Raymond Sellars, tratará de influir en el Senado mediante el último trabajo del doctor Norton, que ha construído un híbrido de máquina y humano, para devolverle la vida a Alex Murphy, policía y padre de familia gravemente herido en un atentado. Padilha ha sido una elección acertada, pues imprime a las secuencias de acción un aire cercano al documental que las dota de enorme realismo. Su integración naturalista de los logrados e impactantes efectos especiales recuerda a District 9 y Elysium, del sudafricano Neill Blomkamp. Imprime además un ritmo ágil, sólo roto por alguna caída de ritmo, y logra la necesaria espectacularidad, A diferencia de otros directores que pretenden exhibir demasiado la sofisticada técnica de que disponen, el cineasta la pone al servicio de la narración, y logra resultados impactantes, especialmente en la secuencia –posiblemente la mejor del film– en la que el protagonista se enfrenta a lo que queda de humano en él, después de que le retiren la parte robótica. El guionista Josh Zetumer, debutante aunque ha colaborado sin aparecer en los créditos en Quantum of Solace y La hora más oscura, introduce numerosas diferencias menores con el original (se desplaza en moto, tiene un compañero masculino, etc.), y algunas significativas como una mayor presencia de la esposa y el hijo del protagonista, lo que contribuye a humanizarle. Pero el mayor acierto del libreto de este RoboCop consiste en actualizar la trama, aportando elementos para la reflexión de temas candentes, por ejemplo con los paralelismos de la trama con el uso militar de drones y máquinas. También reabre el debate de la renuncia a la libertad en beneficio de la seguridad, habla de la esencia del ser humano, y reivindica la necesidad de que sean las personas las que tomen las decisiones. Además, mantiene cuestiones ya presentes en el original, como la corrupción, y la avaricia que puede llevar por el mal camino a las grandes corporaciones. El sueco Joel Kinnaman, conocido por The Killing, realiza un notable trabajo en el rol principal. No es el único acierto total del reparto, que cuenta como inventor de RoboCop con un eficaz Gary Oldman que en los últimos tiempos se ha propuesto demostrar que también puede interpretar a personajes honestos, el siempre inquietante Jackie Earle Haley en el papel de uno de los villanos, una Abbie Cornish estupenda como desconsolada esposa, y unos exagerados pero bien elegidos Samuel L. Jackson –un locutor televisivo– y Michael Keaton –el CEO de la megacorporación–.

6/10
The Moment

2013 | The Moment

No nos moverán

2012 | Won't Back Down

Dos madres solteras viven en las afueras de Pittsburgh, en una zona degradada socialmente. Ambas se dan cuenta de que el futuro de sus hijos es muy poco halagüeño debido a la escuela pública de la zona, en donde los alumnos salen prácticamente sin saber leer. Entre las dos –una de ellas es profesora– se propondrán cambiar la escuela y para ello tendrán que sudar la gota gorda, convencer a profesores, sindicatos, etc. Interesante film basado en hechos reales que muestra cómo el amor es capaz de trasladar montañas. No nos moverán toma partido por la educación como base para mejorar la sociedad, por muy difícil que parezca. El resultado, previsible, es también emotivo y eficaz, aunque quizá sobran algunos minutos de metraje. Hay muy buen reparto, pero destacan sin duda los dos trabajos de las actrices protagonistas, una vitalista Maggie Gyllenhaal y una sufridora Viola Davis.

5/10
360. Juego de destinos

2012 | 360

La vida interconectada. Viena, Bratislava, París, Londres, Denver. La trayectoria de múltiples personajes en la sociedad global más desarrollada. Afectados por el amor y el desamor, el compromiso y la infidelidad; las oportunidades, la libertad, la toma de decisiones, el pasar página, el deseo de cambiar. Existencias circulares, donde tienen un peso decisivo las ideas que se tienen sobre el matrimonio, y las creencias religiosas. El brasileño Fernando Meirelles (Ciudad de Dios, El jardinero fiel) maneja en 360. Cruce de destinos un guión de Peter Morgan (La reina, The Damned United) que sigue el planteamiento de filmes corales -de esos en los que Robert Altman demostró ser un maestro-, inspirado en “La ronda” de Arthur Schnitzler, que ya dio pie a una obra maestra de Max Ophüls. Uno de los grandes méritos de la película es la suavidad con lo que se pasa de unos a otros personajes y sus circunstancias, no tiene uno la sensación de que sus cuitas estén artificialmente trenzadas. Los actores, grandísimo reparto, logran además componer bien a sus personajes, con apenas unos pocos trazos proporcionados por el guión de Morgan. Meirelles y Morgan evitan juzgar en 360. Cruce de destinos. En tal sentido, y aunque los temas abordados sean graves, el tono es ligero, el sentido moral pesa poco, asoma un poquito el cinismo, así es la vida y tal. Ya sean las hermanas eslovacas, una recién introducida a la prostitución, la otra testigo muda de su decisión; el esposo que ve frustrado el uso de sus servicios; la modelo que rompe su relación con un fotógrafo, que ve también que su novia le ha dejado; el padre que no ha encajado la desaparición de su hija; el agresor sexual en libertad condicional; el matón de un gángster ruso, y su esposa enamorada un dentista musulmán. Estos personajes parecen como “fichas” del gran “tablero” del mundo, y vistos en perspectiva tal vez se pierde la importancia primordial de cada uno, que no deja de ser único e irrepetible, como lo son sus libres decisiones.

6/10
Violet & Daisy

2011 | Violet & Daisy

Ladrones

2010 | Takers

Cinco amiguetes consiguen mantener una vida de grandes lujos, coches caros y muchos gastos a base de los sustanciosos botines de sus atracos a bancos. Siempre han planificado al milímetro sus golpes, de modo que hasta el momento no les han detenido. El único “percance” es que años atrás atraparon a Ghost, un viejo compañero, que tras cumplir su condena sale de la cárcel. Éste tiene información sobre un furgón que transporta una gran cantidad de dinero y les propone a sus antiguos compañeros dar un golpe. Mientras, Jack Welles, un violento policía que ha sacrificado su vida personal para imponer la justicia, se propone atrapar a la banda, cueste lo que cueste. Estamos ante otra típica cinta más de policías y ladrones. El desconocido cineasta John Luessenhop, que hasta ahora sólo tenía en su haber Prisión sin ley, del año 2000, coescribe y dirige esta actualización de clásicos del género como La jungla de asfalto. Los personajes son clichés, el esquema recuerda al de cualquier otra película del género, y el guión no tiene demasiada complicaciones. La trama es hueca, salvo por alguna pequeña nota sobre la corrupción, la lealtad y la traición. Sin embargo, el tal Luessenhop ha reclutado a actores lo suficientemente solventes, entre los que se debe mencionar a Matt Dillon –muy creíble como duro policía– y Paul Walker, que logra que el público empatice con su amoral personaje. Las actrices principales, Zoe Saldana y Marianne Jean-Baptiste, pese a su buen hacer, apenas tienen cancha. El ritmo es dinámico, y técnicamente es un film impecable. Los tiroteos y persecuciones están bien rodados, en un estilo que quiere recordar –las comparaciones son odiosas– a películas de Michael Mann tipo Heat.

5/10
Secretos en las paredes

2010 | Secrets in the Walls

Rachel se muda junto con sus dos hijas a una nueva casa en un suburbio de Detroit. Ha conseguido un empleo y el futuro parece halagüeño. Sin embargo, en su nuevo hogar algo pasa: sucesos extraños empezarán a emerger y a aterrorizar a las inquilinas. Telefilm entre el drama y el terror fantasmal, correctamente rodado y narrado aunque no sea nada del otro mundo. Protagoniza con empaque Jeri Ryan.

4/10
Sin rastro (6ª temporada)

2007 | Without a Trace | Serie TV

Más casos de desaparecidos, ¡es la guerra! Los casos de gente desaparecida siempre despiertan la compasión del espectador. Tal idea la explota con inteligencia esta serie protagonizada por Anthony LaPaglia y equipo, que en su sexta temporada arrancan con la desaparición de un niño africano, adoptado por un matrimonio neoyorquino de famosetes, y del que un tipo asegura ser el padre biológico.

5/10
Sin rastro (4ª temporada)

2005 | Without a Trace | Serie TV

Jack Malone acomete con su equipo la búsqueda de un quinceañero que perdió a sus padres en la tragedia del 11S. Nuevos y complejos casos para la unidad del FBI especializada en personas desaparecidas.

5/10
Sin rastro (3ª temporada)

2004 | Without a Trace | Serie TV

Nueva ración de casos de gente desaparecida, para que los resulevan los chicos que lidera estupendamente el actor Anthony LaPlagia. El primero es el del secuestro de una adolescente ciega y su monitor en un campamento.

5/10
Sin rastro (2ª temporada)

2003 | Without a Trace | Serie TV

Jack Malone investiga la extraña desaparición de un bus estudiantil. Mientras tanto, Samantha, una de sus ayudantes, trata de recuperarse de las secuelas producidas por el tiroteo en el que se vio inmersa. Así comienza la segunda temporada de la serie, que reconstruye casos reales de despariciones. Producida por Jerry Bruckheimer, artífice de C.S.I, está protagonozada por Anthony LaPlagia, que interpreta a Jack Malone, comandante de la Unidad de Desaparecidos del F.B.I

7/10
Sin rastro (serie)

2002 | Without A Trace | Serie TV

Jack Malone dirige una unidad del FBI especializada en desapariciones. El agente está al frente de un equipo de expertos que analizan las pruebas de los casos luchando contra el reloj, para intentar encontrar a una personas desparecidas o secuestradas. El productor cinematográfico Jerry Bruckheimer, responsable de Piratas del Caribe, está al frente de esta serie, tipo “CSI”, basada en casos reales acontecidos en EE.UU, aunque se cambian los nombres de los verdaderos protagonistas.

5/10
Spy Game

2001 | Spy Game

Los tiempos cambian. Adiós a la guerra fría y todo eso. Nathan (Robert Redford) lo sabe, con lo cual no le importa demasiado que haya llegado, al fin, la hora de la jubilación. En plena faena de desmontar sus despacho, los jefes le llaman a capítulo: Tom, uno de los cachorros criados en sus pechos, ha sido hecho prisionero en China. Por una cuestión política (las siempre delicadas relaciones entre Estados Unidos y los de los ojos rasgados), la cosa no puede hacerse pública. Motivo por el cual Tom podría ser ejecutado a partir de las próximas 24 horas. Aterrado ante la posibilidad de que su antiguo pupilo sea sacrificado por “razones de interés nacional”, Nathan deberá recurrir a los métodos del espionaje de antaño para lograr su liberación. Tony Scott, el hermano de Ridley, firma uno de sus mejores filmes, junto a Marea roja y Amor a quemarropa. A la hora de narrar, sabe mezclar los hilos narrativos de lo que sucede en China y EE.UU., junto a recuerdos del pasado que nos indican lo que une a maestro y discípulo. Y junto a la apasionante intriga, plantea preguntas acerca de las disyuntivas morales que se presentan a los que se dedican al mundo del espionaje: ¿Pueden tener vida privada? ¿Vale todo? Resulta además muy inteligente la elección del reparto: Pitt parece un buen recambio al espía Redford, y por debajo subyace la idea-interrogante de si lo mismo ocurre entre ambos en lo que se refiere a su trabajo como actores.

7/10
La celda

2000 | The Cell

Un asesino en serie tiene atrapada a su última víctima en una trampa mortal, que le quitará la vida en un breve plazo de tiempo. Lo malo es que el asesino está en coma. La única forma de averiguar el paradero de la chica secuestrada es utilizar una moderna terapia psiquiátrica, todavía en experimentación, que permite al médico introducirse en la mente de sus pacientes. La doctora Deane (a la que da vida la explosiva Jennifer López) arriesga la piel y la cordura para tratar de entender la mente del asesino y rescatar de ese modo a la inocente. Debut en la dirección de Tarsem Singh, quien hasta ahora estaba especializado en videoclips y anuncios publicitarios. A una agobiante historia repleta de sorpresas, el director añade una concepción visual muy imaginativa: "Lo consideré como una ópera, un viaje salvaje y dramático en cuyo centro se encontraba un asesino en serie". El guionista Mark Protosevich declara sin rubor alguno: "Deseaba utilizar mi interés en las pesadillas, los sueños y las fantasías para crear un nuevo tipo de historia sobre un asesino en serie. Quería dar un paso adelante, dejar atrás El silencio de los corderos". Para lograrlo, además de la participación de la mencionada López, se ha contado con el trabajo del camaleónico Vincent D'Onofrio (Men in Black, Ed Wood).

4/10
Nido de cuervos

1999 | A Murder of Crows

Lawson, un abogado sin demasiados escrúpulos, actúa, por primera vez en su vida, de un modo decente. Renuncia a defender a su cínico cliente, de cuya culpabilidad en un horrible crimen está convencido. Como resultado, pierde la licencia de abogado (pero salva, lo sabrá más tarde, la vida). Ocupado en otros menesteres, sueña con escribir un best-seller al estilo John Grisham. Y, oh, casualidad, se presenta en su vida un viejecito con un original apasionante; y, oh, más casualidades, el viejecito muere de un infarto; y, claro, la tentación es demasiado fuerte: Lawson se apropia de la autoría del libro, se hace famoso, y... es acusado de los crímenes relatados en el libro, que resultan ser reales. Así contado, hasta parece ingeniosa esta nueva vuelta de tuerca al dicho de que "la avaricia rompe el saco". Rowdy Herrington maneja un par de ideas con chispa, y la pena es que le falte un poquito más de habilidad narrativa. En todo caso urde un thriller con un rato de intriga, que procura sostener el actor afroamericano Cuba Gooding Jr.

5/10
The Murder of Stephen Lawrence

1999 | The Murder of Stephen Lawrence

Los padres de un adolescente negro asesinado en Londres ponen todo su empeño en que se esclarezcan las circunstancias de su muerte, algo que de entrada está lejos de suceder. Paul Greengrass imprime grandes dosis de verismo a este drama donde sobresale Paul Greengrass como la madre del chico.

6/10
Mujer las 24 horas

1999 | The 24 Hour Woman

Grace Santos (Rosie Perez) es una fantástica productora de televisión que ve su programa de Talk Show, “The 24 Hour Woman”, como el centro del universo. Pero cuando descubre que está embarazada se dará cuenta de que en ocasiones es difícil compaginar el el trabajo y la familia. Comedia sobre el cambio drástico de la vida de una mujer cuando se convierte en madre y quiere seguir siendo una importante ejecutiva. Cuenta con un gran elenco lleno con artistas de cierto calibre, como Marianne Jean-Baptiste (Secretos y mentiras) y Patti LuPone (Paseando a Miss Daisy).

4/10
Secretos y mentiras

1996 | Secrets and Lies

Cynthia, madre soltera algo neurótica, trata de mantener a su insolente hija. Maurice, el hermano de Cynthia, vive en un barrio acomodado, y sufre un trauma por la infertilidad de su mujer. Un día, contacta con los hermanos una tal Hortense, una muchacha negra que resulta ser su hermana ilegítima. Película que obtuvo siete nominaciones a los Oscar en el año 1997, entre ellos el de mejor película. El film cuenta la historia de las relaciones entre un grupo de diferentes personajes, unidos por lazos familiares. Sentimientos, pasiones, crisis personales, crisis de pareja, madurez e identidad, son los ingredientes de una película que, en definitiva, nos habla de la vida y la necesidad de amor. Mike Leigh, es el director de esta película con un verismo cercano al documental, que también obtuvo el Goya en la categoría de mejor película extranjera, así como la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1996. El film cuenta con una excelente calidad formal, que sabe hacernos ver los aspectos capitales que configuran las relaciones humanas. Protagonizan este excelente melodrama costumbrista con toques de comedia Timothy Spall, Brenda Blethyn y Phyllis Logan.

8/10
Dos chicas de hoy

1997 | Career Girls

Tras varios años sin verse, dos amigas treintañeras pasan un fin de semana juntas en Londres. Surgen los recuerdos y el interrogante de por qué a su edad su vida no parece todavía encauzada. Mike Leigh, director y guionista como es habitual, entregó este film después de convertirse en cineasta de fama internacional con Secretos y mentiras. Quizá esté menos logrado, pero es muy inteligente el buscado contraste entre el pasado universitario supuestamente feliz, servido con flash-backs, y el incontestable y sombrío presente en que ha desembocado. Gran trabajo de la pareja protagonista, Katrin Cartlidge y Lynda Steadman.

6/10

Últimos tráilers y vídeos