IMG-LOGO

Biografía

Miguel Ángel Lamata

Miguel Ángel Lamata

Miguel Ángel Lamata

Filmografía
Marcelino, el mejor payaso del mundo

2020 | Marcelino, el mejor payaso del mundo

El experimentado documentalista granadino Germán Roda se distingue por encontrar historias de enorme interés, que logra narrar quizás sin maestría pero con la suficiente convicción. Ocurre con 600 años sin descanso. El Papa Luna, sobre la figura de Benedicto XIII (1328-1423) y Juego de espías (Canfranc-Zaragoza-San Sebastián), sobre una red de agentes españoles que pasaban información a los británicos durante la II Guerra Mundial.  En esta ocasión, reivindica con toda justicia la figura de Marcelino Orbés, aragonés nacido en 1873, que se incorporó muy joven a una compañía artística de Barcelona, donde primero colocaba las sillas para el espectáculo, pero que acabó convirtiéndose en acróbata y payaso. Usando como nombre artístico Marceline, triunfó en países como Francia y Holanda, antes de establecerse durante cinco años en el Circo Hippodrome de Londres, donde llegó a trabajar con un jovencísimo Charles Chaplin, en el que debió influir, pues también interpretaba a un personaje bondadoso pero torpe, como el posterior vagabundo conocido en España como Charlot. Posteriormente se trasladó a Nueva York, donde arrasó, siendo calificado por The New York Times como "el hombre más divertido de la Tierra", y por Buster Keaton como "el mejor payaso del mundo". Sorprende que un ídolo del 'show bussiness' como Marceline haya quedado relegado por completo al olvido, pocos serán los espectadores que tengan referencias suyas antes del visionado de este logrado trabajo de investigación. Y surge la inevitable reflexión sobre por qué se le desconoce en España, quizás descuidamos un poco lo nuestro. Roda compone un trabajo sencillo, pero que atrapa con su combinación de imágenes documentales interesantes, aluvión de datos y recreación dramática de momentos destacados de la vida del protagonista. Quizás esto último sea lo menos logrado, pues pese a sus buenas intenciones acusa la falta de medios. Al menos, en estas secuencias realiza un correcto trabajo el actor Pepe Viyuela (Filemón en La gran aventura de Mortadelo y Filemón) que da vida a Marceline. También resulta emotiva su sentida apología del payaso clásico, capaz de combinar el humor con el drama.

6/10
Los futbolísimos

2018 | Los futbolísimos

Pakete afronta constantes humillaciones después de que se publique en YouTube un vídeo que demuestra que no es capaz de acertar un penalti, cuando juega con su equipo, el Soto Alto, en los últimos lugares de la clasificación de la liga que enfrenta a centros escolares. Si en los últimos encuentros el conjunto no remonta el instituto tiene pensado suspender sus actividades, reemplazándolo por un coro. Por suerte llega una nueva jugadora, Helena, que no sólo parece tener talento como medio centro, sino que además encandila a Pakete. Pero en los partidos que restan los árbitros se quedan dormidos sin explicación aparente, mientras que el sustituto parece estar en contra suya. Se impone hallar al culpable. Tras sus películas con Santiago Segura, Una de zombis y Isi & Disi, alto voltaje, y algunas comedias un tanto zafias, el zaragozano Miguel Ángel Lamata cambia por completo de estilo, logrando dar con el tono de espectáculo para toda la familia. Adapta “El misterio de los árbitros dormidos”, el primer volumen de la saga de libros creados por Roberto Santiago, que han tenido bastante éxito en las librerías españolas, y que parecen aprovechar –para bien– algunos elementos de Harry Potter, sobre todo que la trama se articule en torno a un misterio. La adaptación mantiene los valores que divulgan las novelas, sobre todo el compañerismo, el trabajo en equipo, y la importancia del apoyo familiar, pese a los problemas que puedan surgir. Recurre un reparto plagado de actores bien conocidos por el público patrio, sobre todo por la televisión, como Joaquín Reyes, Carmen Ruiz, Toni Acosta o Antonio Pagudo, en registros voluntariamente exagerados, quizás un tono más al estilo de Los Goonies, It o la saga del niño mago hubiera funcionado mejor. Destilan talento los jóvenes intérpretes, entre ellos Julio Bohigas-Couto (Pakete) y Milene Mayer (Helena).

5/10
Nuestros amantes

2016 | Nuestros amantes

Él entra en una librería-bar y ella le aborda y le propone un juego. Ambos de buen ver, no deben decirse los nombres, tienen que aprender a conocerse, aunque tal vez puedan mentirse, y con la regla, que impone ella, de que no han de enamorarse, podría ser demasiado doloroso. A medida que progresa la relación, con sucesivas citas donde está prohibido darse el teléfono o el correo electrónico, sabemos que él es guionista, y que ambos han sufrido decepciones sentimentales. Las reglas establecidas al principio empiezan a quebrarse, y hasta puede que "hada loca" y "duende chiflado" estén haciendo algunas trampas. Cuarta película del zaragozano Miguel Ángel Lamata, director, guionista y productor, que orilla por una vez el tono gamberro y grosero de sus predecesoras, para adscribirse más bien a la comedia romántica. El film, donde él y ella, Eduardo Noriega y Michelle Jenner, son los reyes de la función –Gabino Diego y Amaia Salamanca son simples comparas, Fele Martínez tiene algo más de peso–, se diría deudor de Richard Linklater y su inolvidable Antes del amanecer, con Viena sustituida por Zaragoza, aunque como cabe imaginar, las comparaciones son odiosas, y la película que nos ocupa está por debajo de su referente. El film es en general amable, aunque no evita Lamata una zafia descripción sexual que empaña el pretendido tono romántico, casi mágico. Tiene cierto ingenio jugar con el metalenguaje, ver la realidad como un guión de película y las soluciones que habría que buscarle para que funcione. Pero sobra verborrea –las referencias a Capote y Bukowski son un caprichín que no aporta nada, parece obvio que el director quiere decir que le encantan estos autores y rendirles homenaje–, y falta un poco más de dinamismo y agilidad, pues aunque la cinta dura apenas hora y media, se diría a ratos que resulta interminable. Y puestos a hablar de hacer trampas, también Lamata las hace, con un doble final no demasiado satisfactorio.

4/10
Tensión sexual no resuelta

2010 | Tensión sexual no resuelta

Miguel Ángel Lamata, rueda su tercera película, tras las prescindibles Isi & Disi, alto voltaje y Una de zombies. Ésta podría haberse llamado “Una de tópicos sobre sexo”. Produce e interpreta un pequeño papel su “amiguete” Santiago Segura, que también ha estado presente en sus trabajos anteriores. Proclama el director y guionista que es su película más personal, inspirada en los años en los que trabajó como profesor en Zaragoza. Por eso, posiblemente no es casualidad que el protagonista sea otro profesor, Juanjo, abandonado por su novia, Celeste, que se ha enamorado de un roquero. Nico, un alumno caradura de Juanjo, le ayuda a recuperarla, poniendo en marcha una serie de acciones, como adivinar quién es el objeto de deseo de la chica, y mandarle un matón para que le dé una paliza. Por su parte, Celeste está aconsejada por Jazz, una escritora de éxito movida por el rencor, pues mantuvo un idilio con Juanjo en el pasado. Priman los intereses comerciales en esta producción de Andrés Vicente Gómez, hasta el punto de que en un plano general inusualmente largo han colocado un destacado cartel de la película Ni en sueños, cuyo tráiler también se puede ver antes de la proyección. También han pensado en la caja registradora, a la hora de escoger el reparto, formado por rostros populares de la televisión, con tirón en taquilla: Amaia Salamanca (Sin tetas no hay paraíso), Adam Jezierski (Física y química), Norma Ruiz (Yo soy Bea), Pilar Rubio (Sé lo que hicisteis), Joaquín Reyes (Muchachada Nui) y un actor con bastante talento, Miguel Ángel Muñoz (Un paso adelante), que normalmente está muy por encima de estos subproductos en los que trabaja. Muñoz es el único que cumple a pesar de que tiene un personaje esquemático (el roquero macarra), pues los demás andan bastante desubicados. El reparto se completa con el mediocre Fele Martínez y una actriz cuya ineficacia extrema llama poderosamente la atención, Salomé Jiménez (Celeste), aragonesa como el director, y actriz de algunos de sus cortos y su ópera prima. Se queda la cinta en una sucesión de chistes zafios sobre el sexo, y la trama se limita a ir emparejando en la cama a los personajes en relaciones heterosexuales u homosexuales. Los diálogos parecen inspirados en el cine gamberro de Judd Apatow, pero no tienen ninguna gracia. En resumen, se diría que sólo tiene dos defectos: la historia que cuenta no tiene ningún interés, y está mal rodada con interpretaciones de juzgado de guardia.   

1/10
Isi & Disi, alto voltaje

2006 | Isi & Disi, alto voltaje

Durante el entierro del padre de Isi, un amigo dispara salvas en su honor con un cañón. Como desconoce que este tipo de prácticas se hace sin munición, carga una bala de cañón que destruye un mausoleo. Condenados a una multa espectacular, Isi y Disi sólo tienen una forma de conseguir el dinero: presentarse a un concurso televisivo, donde buscan a la banda de rock más dura, brutal y salvaje. La banda de Isi y Disi deberá superar a unos complicados competidores, “El escuadrón psicópata”. Mientras se celebra el certamen, Disi se enamora de Angie, la presentadora del concurso, aunque ésta es la novia de un maquiavélico ejecutivo del mundo de la música. Innecesaria secuela de Isi & Disi, empalagosa sucesión de gags ordinarios que dirigió Chema de la Peña. Éste ha sido sustituido por Miguel Ángel Lamata, que ya colaboró con Santiago Segura en Una de zombis. Se nota que Lamata es mejor director que de la Peña, pues imprime un ritmo más ágil. Además, la película tiene a su favor la gracia natural de Segura y del cómico televisivo Florentino Fernández, que retratan a personajes muy reconocibles. Incluye además algunas críticas a las prácticas de algunas discográficas. Pero todo esto queda deslucido, sobre todo porque algunos actores son bastante mediocres como Kira Miró o Miguel Ángel Rodríguez "El Sevilla". Además, acusa la falta de ideas del guión, y supera holgadamente en zafiedad a su predecesora, con secuencias que no desentonarían en una película pornográfica.

2/10
Isi & Disi

2004 | Isi & Disi

Isi y Disi son dos amiguetes de Leganés, que así se autodenominan como homenaje a su grupo favorito, AC & DC (pronúnciese Isi & Disi en inglés). Mientras reparten berberechos en la universidad, Isi descubre al amor de su vida, una guapa estudiante de teleco. Retomando el personaje de “heavy” brutote que tanta gloria le dio en El día de la bestia, Santiago Segura protagoniza una comedia descerebrada basada en el humor cutre y casposo, al estilo Torrente. Por si acaso, le acompaña Florentino Fernández, cómico televisivo de moda, con tirón de público asegurado a pesar de que aún no se había asomado por el cine. El director Chema de la Peña, que trató el submundo del rock en Shacky Carmine, parte de un guión basado en una sucesión de gags que parecen sacados de Colega, ¿dónde está mi coche? y similares.

3/10
Una de zombis

2003 | Una de zombis

Aijón: un veinteañero cuyos padres se cansan de su falta de perspectivas vitales hasta el punto de ponerle de patitas en la calle. El Caspas: un locutor radiofónico despedido de su trabajo en una cutre emisora local. Ambos deciden sacar adelante un proyecto cinematográfico para el que carecen de ideas, y por supuesto de presupuesto. Una enigmática mujer, Carla, se ofrece a ayudarles a encontrar productor, pero resulta que la persiguen “los anticristos”, una secta dirigida por un siniestro individuo, que en sus ansias de dominar el mundo convierte a sus víctimas en zombis descerebrados. El Duende, joven pistolero solitario, intentará frustrar los planes de “los anticristos”. Ejerciendo como productor y secundario, Santiago Segura arropa el debut de su amiguete Miguel Ángel Lamata, responsable de cortos tan esclarecedores como Rencor Visceral y el guionista televisivo. Ambos se conocieron en el Festival de Sitges, al compartir la afición incondicional por el cine fantástico, y se prometieron trabajar junto. Finalmente, han mezclado el humor cutre y grosero propio de Torrente, con la violencia gratuita del terror gore y homenajes cinéfilos a mansalva. Cualquier aficionado al cine reconocerá la influencia de Tarantino, y de Adaptation, que estaba protagonizada por Charlie Kaufman, guionista de la cinta. Aquí hace exactamente lo mismo el guionista debutante Miguel Ángel Aijón, que se coloca como uno de los dos personajes centrales. A excepción de Segura, los actores son nuevos rostros procedentes de los montajes teatrales que Latama realizó en Zaragoza. También se incluyen cameos de reputados personajes televisivos para los que Lamata había ejercido de guionista, como Pepe Navarro, Juan Ramón Lucas y Florentino Fernández.

2/10
Los futbolísimos

2018 | Los futbolísimos

Pakete afronta constantes humillaciones después de que se publique en YouTube un vídeo que demuestra que no es capaz de acertar un penalti, cuando juega con su equipo, el Soto Alto, en los últimos lugares de la clasificación de la liga que enfrenta a centros escolares. Si en los últimos encuentros el conjunto no remonta el instituto tiene pensado suspender sus actividades, reemplazándolo por un coro. Por suerte llega una nueva jugadora, Helena, que no sólo parece tener talento como medio centro, sino que además encandila a Pakete. Pero en los partidos que restan los árbitros se quedan dormidos sin explicación aparente, mientras que el sustituto parece estar en contra suya. Se impone hallar al culpable. Tras sus películas con Santiago Segura, Una de zombis y Isi & Disi, alto voltaje, y algunas comedias un tanto zafias, el zaragozano Miguel Ángel Lamata cambia por completo de estilo, logrando dar con el tono de espectáculo para toda la familia. Adapta “El misterio de los árbitros dormidos”, el primer volumen de la saga de libros creados por Roberto Santiago, que han tenido bastante éxito en las librerías españolas, y que parecen aprovechar –para bien– algunos elementos de Harry Potter, sobre todo que la trama se articule en torno a un misterio. La adaptación mantiene los valores que divulgan las novelas, sobre todo el compañerismo, el trabajo en equipo, y la importancia del apoyo familiar, pese a los problemas que puedan surgir. Recurre un reparto plagado de actores bien conocidos por el público patrio, sobre todo por la televisión, como Joaquín Reyes, Carmen Ruiz, Toni Acosta o Antonio Pagudo, en registros voluntariamente exagerados, quizás un tono más al estilo de Los Goonies, It o la saga del niño mago hubiera funcionado mejor. Destilan talento los jóvenes intérpretes, entre ellos Julio Bohigas-Couto (Pakete) y Milene Mayer (Helena).

5/10
Nuestros amantes

2016 | Nuestros amantes

Él entra en una librería-bar y ella le aborda y le propone un juego. Ambos de buen ver, no deben decirse los nombres, tienen que aprender a conocerse, aunque tal vez puedan mentirse, y con la regla, que impone ella, de que no han de enamorarse, podría ser demasiado doloroso. A medida que progresa la relación, con sucesivas citas donde está prohibido darse el teléfono o el correo electrónico, sabemos que él es guionista, y que ambos han sufrido decepciones sentimentales. Las reglas establecidas al principio empiezan a quebrarse, y hasta puede que "hada loca" y "duende chiflado" estén haciendo algunas trampas. Cuarta película del zaragozano Miguel Ángel Lamata, director, guionista y productor, que orilla por una vez el tono gamberro y grosero de sus predecesoras, para adscribirse más bien a la comedia romántica. El film, donde él y ella, Eduardo Noriega y Michelle Jenner, son los reyes de la función –Gabino Diego y Amaia Salamanca son simples comparas, Fele Martínez tiene algo más de peso–, se diría deudor de Richard Linklater y su inolvidable Antes del amanecer, con Viena sustituida por Zaragoza, aunque como cabe imaginar, las comparaciones son odiosas, y la película que nos ocupa está por debajo de su referente. El film es en general amable, aunque no evita Lamata una zafia descripción sexual que empaña el pretendido tono romántico, casi mágico. Tiene cierto ingenio jugar con el metalenguaje, ver la realidad como un guión de película y las soluciones que habría que buscarle para que funcione. Pero sobra verborrea –las referencias a Capote y Bukowski son un caprichín que no aporta nada, parece obvio que el director quiere decir que le encantan estos autores y rendirles homenaje–, y falta un poco más de dinamismo y agilidad, pues aunque la cinta dura apenas hora y media, se diría a ratos que resulta interminable. Y puestos a hablar de hacer trampas, también Lamata las hace, con un doble final no demasiado satisfactorio.

4/10
Tensión sexual no resuelta

2010 | Tensión sexual no resuelta

Miguel Ángel Lamata, rueda su tercera película, tras las prescindibles Isi & Disi, alto voltaje y Una de zombies. Ésta podría haberse llamado “Una de tópicos sobre sexo”. Produce e interpreta un pequeño papel su “amiguete” Santiago Segura, que también ha estado presente en sus trabajos anteriores. Proclama el director y guionista que es su película más personal, inspirada en los años en los que trabajó como profesor en Zaragoza. Por eso, posiblemente no es casualidad que el protagonista sea otro profesor, Juanjo, abandonado por su novia, Celeste, que se ha enamorado de un roquero. Nico, un alumno caradura de Juanjo, le ayuda a recuperarla, poniendo en marcha una serie de acciones, como adivinar quién es el objeto de deseo de la chica, y mandarle un matón para que le dé una paliza. Por su parte, Celeste está aconsejada por Jazz, una escritora de éxito movida por el rencor, pues mantuvo un idilio con Juanjo en el pasado. Priman los intereses comerciales en esta producción de Andrés Vicente Gómez, hasta el punto de que en un plano general inusualmente largo han colocado un destacado cartel de la película Ni en sueños, cuyo tráiler también se puede ver antes de la proyección. También han pensado en la caja registradora, a la hora de escoger el reparto, formado por rostros populares de la televisión, con tirón en taquilla: Amaia Salamanca (Sin tetas no hay paraíso), Adam Jezierski (Física y química), Norma Ruiz (Yo soy Bea), Pilar Rubio (Sé lo que hicisteis), Joaquín Reyes (Muchachada Nui) y un actor con bastante talento, Miguel Ángel Muñoz (Un paso adelante), que normalmente está muy por encima de estos subproductos en los que trabaja. Muñoz es el único que cumple a pesar de que tiene un personaje esquemático (el roquero macarra), pues los demás andan bastante desubicados. El reparto se completa con el mediocre Fele Martínez y una actriz cuya ineficacia extrema llama poderosamente la atención, Salomé Jiménez (Celeste), aragonesa como el director, y actriz de algunos de sus cortos y su ópera prima. Se queda la cinta en una sucesión de chistes zafios sobre el sexo, y la trama se limita a ir emparejando en la cama a los personajes en relaciones heterosexuales u homosexuales. Los diálogos parecen inspirados en el cine gamberro de Judd Apatow, pero no tienen ninguna gracia. En resumen, se diría que sólo tiene dos defectos: la historia que cuenta no tiene ningún interés, y está mal rodada con interpretaciones de juzgado de guardia.   

1/10
Isi & Disi, alto voltaje

2006 | Isi & Disi, alto voltaje

Durante el entierro del padre de Isi, un amigo dispara salvas en su honor con un cañón. Como desconoce que este tipo de prácticas se hace sin munición, carga una bala de cañón que destruye un mausoleo. Condenados a una multa espectacular, Isi y Disi sólo tienen una forma de conseguir el dinero: presentarse a un concurso televisivo, donde buscan a la banda de rock más dura, brutal y salvaje. La banda de Isi y Disi deberá superar a unos complicados competidores, “El escuadrón psicópata”. Mientras se celebra el certamen, Disi se enamora de Angie, la presentadora del concurso, aunque ésta es la novia de un maquiavélico ejecutivo del mundo de la música. Innecesaria secuela de Isi & Disi, empalagosa sucesión de gags ordinarios que dirigió Chema de la Peña. Éste ha sido sustituido por Miguel Ángel Lamata, que ya colaboró con Santiago Segura en Una de zombis. Se nota que Lamata es mejor director que de la Peña, pues imprime un ritmo más ágil. Además, la película tiene a su favor la gracia natural de Segura y del cómico televisivo Florentino Fernández, que retratan a personajes muy reconocibles. Incluye además algunas críticas a las prácticas de algunas discográficas. Pero todo esto queda deslucido, sobre todo porque algunos actores son bastante mediocres como Kira Miró o Miguel Ángel Rodríguez "El Sevilla". Además, acusa la falta de ideas del guión, y supera holgadamente en zafiedad a su predecesora, con secuencias que no desentonarían en una película pornográfica.

2/10
Una de zombis

2003 | Una de zombis

Aijón: un veinteañero cuyos padres se cansan de su falta de perspectivas vitales hasta el punto de ponerle de patitas en la calle. El Caspas: un locutor radiofónico despedido de su trabajo en una cutre emisora local. Ambos deciden sacar adelante un proyecto cinematográfico para el que carecen de ideas, y por supuesto de presupuesto. Una enigmática mujer, Carla, se ofrece a ayudarles a encontrar productor, pero resulta que la persiguen “los anticristos”, una secta dirigida por un siniestro individuo, que en sus ansias de dominar el mundo convierte a sus víctimas en zombis descerebrados. El Duende, joven pistolero solitario, intentará frustrar los planes de “los anticristos”. Ejerciendo como productor y secundario, Santiago Segura arropa el debut de su amiguete Miguel Ángel Lamata, responsable de cortos tan esclarecedores como Rencor Visceral y el guionista televisivo. Ambos se conocieron en el Festival de Sitges, al compartir la afición incondicional por el cine fantástico, y se prometieron trabajar junto. Finalmente, han mezclado el humor cutre y grosero propio de Torrente, con la violencia gratuita del terror gore y homenajes cinéfilos a mansalva. Cualquier aficionado al cine reconocerá la influencia de Tarantino, y de Adaptation, que estaba protagonizada por Charlie Kaufman, guionista de la cinta. Aquí hace exactamente lo mismo el guionista debutante Miguel Ángel Aijón, que se coloca como uno de los dos personajes centrales. A excepción de Segura, los actores son nuevos rostros procedentes de los montajes teatrales que Latama realizó en Zaragoza. También se incluyen cameos de reputados personajes televisivos para los que Lamata había ejercido de guionista, como Pepe Navarro, Juan Ramón Lucas y Florentino Fernández.

2/10

Últimos tráilers y vídeos