IMG-LOGO

Biografía

Amaia Salamanca

Amaia Salamanca

34 años

Amaia Salamanca

Nació el 28 de Marzo de 1986 en Madrid, España

Terrena y celestial

02 Diciembre 2010

Es guapa a rabiar. Y no es mala actriz, nada mala, justo es reconocerlo. De modo que alcanzó el estrellato en un “pis pas”, gracias a un personaje televisivo que se coló en todos los hogares españoles.

La Catalina de Sin tetas no hay paraíso se convirtió en su "alter ego" durante tres temporadas. La serie era una traslación a la realidad española de una serie colombiana que adaptaba una novela de Gustavo Bolívar Moreno. Y al igual que esta serie le dio una enorme popularidad al personaje de El Duque, interpretado por Miguel Ángel Silvestre, la enamorada Amaia Salamanca atrapó a los espectadores como pocas actrices lo han hecho.

Amaia Salamanca nació en Madrid el 28 de marzo de 1986. Desde joven prestó su imagen para hacer campañas publicitarias para MoviStar o Telecable y también participó en algunos videoclips de grupos musicales. Incluso llegó a ser modelo de Marco Aldany y de Blue Image. De todas formas, Amaia afirma que nunca se había planteado ser actriz y que fue una sorpresa cuando en su primer intento a los veinte años, recibió un papel protagonista tras presentarse al casting de una serie de televisión llamada SMS, sin miedo a soñar (2006). Le costó bastante habituarse al trabajo en el plató, pero poco a poco se fue sintiendo más segura. Por aquel entonces Amaia no sabía lo que le iba a deparar el futuro, de modo que compaginaba la interpretación con los estudios universitarios de Derecho y Administración de Empresas.

Fueron tiempos de bastante trabajo para ella, puesto que de la serie SMS, sin miedo a soñar rodó 183 episodios en sólo dos años. En 2007 compaginó ese trabajo con algunas apariciones en capítulos de la serie de éxito Los hombres de Paco. Pero no fue hasta 2008 cuando su mundo cambió al fichar para Sin tetas no hay paraíso. Amaia interpretaba a una chica de 17 años llamada Catalina, que se enamoraba de un mafioso conocido como El Duque, que regentaba negocios turbios de prostitución y drogas. La serie, un drama con muchos elementos de thriller encandiló muy pronto al público y pasó a engrosar las listas de series favoritas de jóvenes y adolescentes. Pero después de tres años en antena, la serie acabó y Amaia pudo encaminar sus pasos hacia el cine.

Lo malo es que su carrera cinematográfica no ha hecho más que empezar y lo ha hecho con el pie cambiado, encadenando papeles en películas sin apenas interés, comedias frivolillas para jóvenes con poca mollera. En 2009 rodó Fuga de cerebros, comedia casposa, verdulesca y graciosa a la española, en donde seguramente lo mejor era la presencia de la propia Amaia. Su personaje de Natalia, risueño y simpático, era cercano al espectador por su naturalidad. Quizá le cuadraba a las mil maravillas porque la propia actriz se considera una mujer extrovertida y llena de vitalismo. Pero a ese film le siguió el todavía más fallido Tensión sexual no resuelta, chabacana propuesta en donde estaba acompañada de un amplio grupo de actores y actrices de gran tirón. Entre medias de esos películas, además del cortometraje Enarmonía (con Álex Angulo), trabajó también como protagonista en un telefilm que no tuvo demasiada repercusión, titulado No estás sola, Sara y dirigido por Carlos Sedes. Lo último que hemos visto de Amaia Salamanca ha sido su trabajada interpretación de la Princesa Letizia en la serie de televisión Felipe y Letizia: deber y querer, que ha supuesto un verdadero acontecimiento mediático en España.

Filmografía
Lo dejo cuando quiera

2019 | Lo dejo cuando quiera

El científico Pedro, el economista Arturo y el filólogo Eligio se conocen desde la universidad. Aunque aspiran a ganarse la vida como profesores universitarios, sólo encuentran ocupaciones precarias, el primero impartiendo por poco dinero lecciones a extranjeros que ni siquiera hablan en español, el segundo dando clases particulares a una adolescente rebelde, y el tercero en paro, viviendo en casa de sus padres. Cuando Pedro desarrolla unas pastillas ideales para desfasar, deciden comercializarlas para salir de pobres. Tradicionalmente se han distribuido en España comedias italianas que funcionaban en las taquillas, desde Rufufú a Divorcio a la italiana. Pero últimamente se ha puesto de moda rodar una versión alternativa, como en el caso de El mejor verano de mi vida, que adapta Sole a catinelle, de Checco Zalone, o Perfectos desconocidos, a partir de Perfetti sconosciuti, de Paolo Genovese (por su parte Santiago Segura hizo lo propio con un largometraje chileno-mexicano en Sin rodeos). La jugada se repite en esta ocasión con la poco conocida fuera de su país Smetto Quando Voglio, de Sydney Sibilia. Sin embargo, parece una ‘españolada’ que parodia Breaking Bad –serie a la que se cita expresamente, también sobre un profesor reconvertido en fabricante y traficante de pastillas, lo que recuerda peligrosamente a El ete y el oto, indescriptible parodia que repasaba las escenas más significativas de E.T., el extraterrestre, con un aire casposo. Mejor no tratar de comparar nada, por ejemplo al mafioso teóricamente afable pero agresivo, que interpreta aquí Ernesto Alterio, con Giancarlo Esposito (Gus Fring) en la famosa serie. Cualquier pretensión de denuncia social sobre la dificultad para acceder a un puesto de empleo queda ensombrecida por el humor, que tiende a la grosería, y la acartonada puesta en escena de Carlos Therón (Es por tu bien). Pese a que David Verdaguer, Carlos Santos y Ernesto Sevilla, los protagonistas, tienen cierta gracia natural, sobre todo el tercero, lo cierto es que demuestran haber preparado poco a sus personajes; se limitan a subrayar con gestos sobreactuados los supuestos hallazgos del guión. Se salva algún secundario, como Miren Ibarguren –una abogada aliada–, Amaia Salamanca –esposa de Pedro–, Pedro Casablanc –jefe de éste– y el dúo formado por los veteranos Gracia Olayo y Luis Varelala (padres de Eligio), que se ocupan de una secuencia musical, quizás lo mejor del film. Otros momentos, como el homenaje a El club de los poetas muertos, no terminan de funcionar.

4/10
¿Qué te juegas?

2019 | ¿Qué te juegas?

Roberto y Daniela Allende-Salazar son hermanos, propietarios de una importante empresa naviera, y sus caracteres no pueden ser más diferentes. Él es un guaperas portada de todas las revistas, ligón al que le gusta la buena vida, y es muy creativo; precisamente ha bosquejado los planos de una turbina que podrían revolucionar la industria, o eso piensa él. Mientras que ella es fría y calculadora, distante con las personas, y le gusta pisar tierra, hasta el punto de que piensa que la única manera de reflotar la compañía es una traumática reestructuración con cierre de fábricas y despidos, y no invertir en las fantasías turbineras de Roberto. Pero hay un tercer hermano en discordia, almirante de la Armada, cuyo voto es esencial para la decisión final. Y él y Roberto se juegan ese voto decisivo en una singular apuesta: lograr que alguien toque el corazoncito de hielo de la hermana, y la seduzca. Y tras mucho cavilar y mucho fracaso, Roberto deduce que su hermana es lesbiana y que la mujer ideal para conquistarla es Isabel, una aspirante a actriz y monologuista, que ha hecho reír a Daniela en una fiesta de empresa. Comedia de enredo con la que debuta en la dirección de largos Inés de León, que hasta ahora sólo había hecho cortos, spots publicitarios y episodios de series televisivas de escaso tirón. Colabora en la producción Santiago Segura, que se reserva un pequeño papel. Aunque hay sinceros esfuerzos por resultar divertida y no muy zafia –las bromas de contenido sexual son verbales, y muy acordes con los tiempos superficiales y políticamente correctos de nuestros días, donde el compromiso brilla por su ausencia–, la película tiene decididamente muy escaso recorrido, con una partitura musical que se empeña en subrayar lo supuestamente gracioso que es todo. Una vez planteada la trama, y dibujados los personajes principales con unas pocas pinceladas, todo se reduce a dar vueltas a lo mismo, con abundantes monólogos humorísticos, incluso con pildoritas feministas muy suyas, que consiguen hacer a Leticia Dolera bastante cargante. Mientras que Amaia Salamanca no cambia mucho de registro de mujer estirada e insoportable, y el “soñador” Javier Rey resulta bastante soso; los dos secundarios camareros del bar donde trabaja Isabel, no son mucho mejores en su afán de provocar, al menos, una sonrisa, con Brays Efe en su línea, y Mariam Hernández como la típica buena amiga que se acuesta con el tipo del que está enamorada Isabel, y no pasa nada. Por supuesto, hay algún gag surrealista que funciona, como todo lo que hay en torno a un disparatado chamán, pero en líneas generales, ¿Qué te juegas? es una película decepcionante y tal vez sintomática de que hacer comedias como churros, la última fórmula secreta del cine español, no siempre funciona.

3/10
A pesar de todo

2019 | A pesar de todo

Sara, Lucía, Sofía y Claudia son cuatro hermanas cuyas vidas y personalidades son diametralmente opuestas. Tras la muerte de su madre, Carmen, las cuatro hermanas volverán a reencontrarse en Madrid para despedirse de ella y por un breve espacio de tiempo aguantarse, conocerse y aceptarse en esta estrambótica comedia de enredo.

Perdida

2018 | Perdida

Adaptación de “Cornelia”, la tercera novela de la trilogía de “Los crímenes del sur” de la novelista argentina Florencia Etcheves, protagonizada por la policía Manuela Pelari, alias Pipa, que a pesar de sus dotes detectivescas, le pesa entre sus compañeros un modo de operar demasiado individualista. Curiosamente, es la primera que se adapta de la trilogía, a cargo de Alejandro Montiel, con Luisana Lopilato asumiendo el rol protagonista. A Pipa le marcó en la adolescencia la desaparición de su amiga Cornelia cuando el grupo de cinco amigas hacía un viaje fin de curso en la Patagonia volcánica nevada. La versión oficial es que la debió devorar un puma, pero años después, ya policía, tras acudir al funeral de su 14 aniversario, una foto que nadie sabe quién tomó y una petición de la madre de Cornelia, reactivan la investigación por parte de Pipa, aunque su superior piensa que debería pasar página y olvidar un caso que la obsesiona. Buceando en el pasado, todo apunta a una turbia relación con el negocio criminal de trata de blancas. A pesar del esfuerzo de producción, y al esfuerzo por imitar al thriller nórdico en boga, a este film le falta un hervor. La trama está deshilachada, y los personaje, poco definidos, caen en el estereotipo, de modo que solo los incondicionales del policíaco la disfrutarán un poquito.

4/10
Nuestros amantes

2016 | Nuestros amantes

Él entra en una librería-bar y ella le aborda y le propone un juego. Ambos de buen ver, no deben decirse los nombres, tienen que aprender a conocerse, aunque tal vez puedan mentirse, y con la regla, que impone ella, de que no han de enamorarse, podría ser demasiado doloroso. A medida que progresa la relación, con sucesivas citas donde está prohibido darse el teléfono o el correo electrónico, sabemos que él es guionista, y que ambos han sufrido decepciones sentimentales. Las reglas establecidas al principio empiezan a quebrarse, y hasta puede que "hada loca" y "duende chiflado" estén haciendo algunas trampas. Cuarta película del zaragozano Miguel Ángel Lamata, director, guionista y productor, que orilla por una vez el tono gamberro y grosero de sus predecesoras, para adscribirse más bien a la comedia romántica. El film, donde él y ella, Eduardo Noriega y Michelle Jenner, son los reyes de la función –Gabino Diego y Amaia Salamanca son simples comparas, Fele Martínez tiene algo más de peso–, se diría deudor de Richard Linklater y su inolvidable Antes del amanecer, con Viena sustituida por Zaragoza, aunque como cabe imaginar, las comparaciones son odiosas, y la película que nos ocupa está por debajo de su referente. El film es en general amable, aunque no evita Lamata una zafia descripción sexual que empaña el pretendido tono romántico, casi mágico. Tiene cierto ingenio jugar con el metalenguaje, ver la realidad como un guión de película y las soluciones que habría que buscarle para que funcione. Pero sobra verborrea –las referencias a Capote y Bukowski son un caprichín que no aporta nada, parece obvio que el director quiere decir que le encantan estos autores y rendirles homenaje–, y falta un poco más de dinamismo y agilidad, pues aunque la cinta dura apenas hora y media, se diría a ratos que resulta interminable. Y puestos a hablar de hacer trampas, también Lamata las hace, con un doble final no demasiado satisfactorio.

4/10
La embajada

2016 | La embajada | Serie TV

El tándem formado por Ramón Campos y Gema R. Neira en Bambú ha acreditado de sobras su habilidad para crear series televisivas en España, ellos están detrás de éxitos innegables como Gran Reserva, Gran Hotel y Velvet. Acudiendo a una fórmula que han ido mejorando, de múltiples personajes que ocultan secretos aptos para la intriga, han entregado productos muy entretenidos y apañados, aunque en algunos casos, el paso de las temporadas no perdonaba la bajada de nivel. En cualquier caso, con La embajada incorporan el tema de la corrupción en el mundo político y empresarial, y al menos en los primeros capítulos, logran atrapar la atención del espectador. La acción arranca con la detención del embajador español en Tailandia, Luis Salinas, acusado de corrupción. Enseguida es llevado a España a declarar ante la Audiencia Nacional, y también su esposa Claudia, periodista. Entonnces se nos pone en antecedentes de lo ocurrido desde que Luis fuera nombrado embajador un año atrás: la misteriosa muerte de su predecesor en el cargo, los trapicheos para lograr contratos para empresas españolas en los que anda metido un dudoso personaje, el empresario Paco Cadenas, y en general las corruptelas mayores o menores en que andan enredados los diversos trabajadores de la embajada, y con las que Luis, un tipo honrado, no está dispuesto a pasar ni una. Unas fotos que le llegan a Claudia, que demostrarían la infidelidad de su esposo, le llevan a cometer una tontería en una noche loca, acostarse un joven, que resultará ser el novio de su hija. Con directores tan apañados como Carlos Sedes, y fichaje de lujo, Eduardo Chapero-Jackson, es de esperar que mantenga un cierto nivel. Las posibilidades de complicar la madeja son inmensas –la detención de la hija Ester por posesión de drogas, una trampa que le han tendido, es un botón de muestra–, y el reparto es muy atractivo, funcionando como "locomotora" Belén Rueda, pero con presencias tan valiosas como la Raúl Arévalo y Carlos Bardem, éste bordando su papel de sinvergüenza carente de escrúpulos.

6/10
Gran Hotel (3ª temporada)

2013 | Gran Hotel | Serie TV

Nueva y trepidante temporada de Gran Hotel (serie), que tras justificar la ausencia de Ernesto, el personaje del fallecido Juan Luis Galiardo, lo que propicia un cierto suavecimiento de Ángela (magnífica Concha Velasco), enseguida nos mete en harina de los muchos vericuetos de la narración, abierto y aún sin resolver. El amor de Alicia y Julio se ha consumado, pero ella tiene muchas dificultades y tal vez remordimientos para ocultar su infidelidad a su marido Diego. Entretanto siguen las pesquisas de la pareja para averiguar quién mató al padre de Alicia, y quién es el hombre que ha tratado de asesinar a Andrés, y al que se puede ver en la película de la boda de Alicia y Diego. Alfredo, marqués de Vergara, instigado por su madre, piensa en obtener la nulidad de su matrimonio con Sofía, tras descubrir la superchería con su supuesto hijo; pero, curiosamente, ama a esa criatura y quiere que herede su título. Llegará al Gran Hotel Beatriz, amor de juventud de Alfredo, que quiere aprovechar las circunstancias para reconquistarle. La serie sigue haciendo honor a su planteamiento de intriga a lo Agatha Christie, y a la interacción entre nobles y gente popular que se ha visto en otras producciones televisivas como Arriba y abajo y Downton Abbey. Con un uso inteligente del suspense, propiciado por la música de Lucio Godoy y dejando los capítulos al final en los momentos más emocionantes, atrapa la narración, aunque se vayan acumulando momentos de folletín. La ambientación una vez es magnífica, por ejemplo en el baile de máscaras del primer episodio.

4/10
¡Atraco!

2012 | ¡Atraco!

¡Atraco! es una comedia que se inserta en la tradición de películas de robos más o menos sofisticados, donde tienen gran importancia los preparativos previos, y donde siempre hay algún elemento que no se ha tenido en cuenta para la ejecución del golpe, y que complica las cosas. El film parte de un atraco auténtico a una joyería, sucedido en la España de los años 50. Tal suceso se relaciona con la ficción de que el general Perón, exiliado en Panamá, hubiera empeñado las joyas de Evita para obtener algo de liquidez, depositándolas precisamente en esa joyería. Carmen Polo de Franco, la esposa del Generalísimo, tras visitar el establecimiento, se habría encaprichado con las joyas. De modo que hombres leales a Perón fingirían un robo para escamotear a la “primera dama” el “botín”, y volver a entregarlo al joyero. Eduard Cortés parece haberse aficionado a películas sobre la simulación y el engaño, piénsese en La vida de nadie y The Pelayos. Aquí entrega una entretenida película con vocación popular, a la que curiosamente le falla un tanto el arranque panameño, y un inesperado desenlace que rompe con el tono amable del film, y que se diría el típico ajuste de cuentas con el franquismo que no puede evitar acometer con demasiada frecuencia el cine español; en ¡Atraco! esto es un error, sobre todo porque la película no va por ahí, en tal sentido sería más eficaz la crítica de pasada a la posible afición de doña Carmen por las joyas gratis total, por otra parte no tan diferente de la que tienen tantos personajes cercanos al poder. El cuerpo central de ¡Atraco! es lo que mejor funciona, las dos parejas masculinas, de ladrones y policías, estupendos Guillermo Francella y Nicolás Cabré, Óscar Jaenada y Jordi Martínez, con su distinta mirada generacional y el progresivo estrechamiento de los lazos que les unen. Y el interés romántico de la encantadora enfermera, Amaia Salamanca, y la caballerosidad de Daniel Fanego que a la postre lo complica todo, del hombre leal al peronismo en una causa sin causa.

5/10
Gran Hotel (2ª temporada)

2012 | Gran Hotel | Serie TV

La segunda temporada de Gran Hotel arranca más enredada que nunca. Alicia Alarcón se ha casado con Diego, ahora es la señora de Murquía, y tras el viaje de novios en París, ha vuelto a casa. Allí sigue Julio con su puesto de camarero, y enamorado de Alicia, indignado porque el supuesto asesino de su hermana pueda no rendir cuentas ante la justicia. Andrés, hijo ilegítimo del difunto propietario del Gran Hotel, está en coma después de que una mano siniestra haya intentado que muriera electrocutado. Nadie conoce que Andrés sería el heredero del Gran Hotel, excepto su viuda, doña Teresa, que con la complicidad de Diego intenta hacerse con la carta que revela el secreto, que está en propiedad de la doncella Belén, casada con Andrés. Ella está embarazada pero tiene un pacto para entregar su bebé a doña Teresa, para hacerlo pasar por el hijo de su hija Sofía, engaño sin el cual su matrimonio con Alfredo, hijo de unos marqueses, podría anularse. Mientras, el tercer hijo Alarcón, auténtica oveja negra, sigue con su contrabando de alcohol, asunto que el degradado detective Ayala investiga. El parto de Belén va a dar un giro a los acontecimientos, pues alumbra a gemelos. El resumen que ofrecemos en el párrafo anterior, da idea de lo alambicada que es la serie creada por Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés con su productora Bambú. Pero el caso es que engancha la intriga de principios del siglo XX que discurre por los pasillos y alrededores costeros del Gran Hotel, donde las dudas sobre cómo evolucionará el amor imposible de Alicia y Julio -Amaia Salamanca y Yon González-, la llegada del nuevo maitre -Juan Luis Galiardo, en uno de sus últimos trabajos antes de morir- y las miradas que se cruza con la gobernanta -inmensa Concha Velasco-, o los experimentos de Javier con el opio, prometen emoción a raudales.

6/10
XP 3D

2011 | XP 3D

Ángela estudia psiquiatría y es más bien escéptica en lo que respecta al mundo paranormal. En cambio uno de sus profesores la empuja a ella y a sus compañeros a comprobar por sí mismos el poder de la mente y la sugestión. Para sacar buena nota en su asignatura aceptarán ir a pasar el fin de semana a una mina de sal, donde se supone que ronda el espectro de un psicópata doctor. Terror juvenil a la española, lo que se conoce como “slasher”, servido en 3D. Poco importa la coherencia argumental, o los diálogos risibles. Se inventa uno una oscura subtrama de hermanas traumatizadas, presenta personajes estereotipados, y se cuenta con que el público adolescente hispano entre al trapo. Así que lo que cuenta es seguir a seis mozos y mozas de buen ver, sometidos a una situación límite, experimentar un poco con el formato tridimensional y las sanguinolencias, y poco más. Todos los actores tienen un elemento común: se han hecho famosos en series televisivas como Sin tetas no hay paraíso y Gran hotel (Amaia Salamanca), Física o química (Maxi Iglesias, Úrsula Corberó), etc.

2/10
Gran Hotel

2011 | Gran Hotel | Serie TV

Principios del siglo XX. Julio acude a reunirse con su hermana Cristina a Cantaloa, donde trabaja de doncella jefa de planta en el Gran Hotel. Pero al llegar le dicen que fue despedida. Escamado por las extrañas circunstancias de tal hecho, decide hacerse pasar por el camarero que debía incorporarse a la plantilla del establecimiento de lujo propiedad de la familia Alarcón. Doña Teresa es la matriarca del clan, que dirige con mano de hierro la vida de sus hijos: Sofía está casada con un marqués, Javier es la oveja negra, y Alicia, la más prometedora, ha sido prometida sin gran entusiasmo por parte de ella, a Diego, director del hotel. La desaparición de Cristina propicia que surjan lazos entre Alicia y Julio, a pesar de su diferente clase social. Cuidada serie televisiva española, que parece haberse inspirado en Downton Abbey a la hora de pintar las vicisitudes de amos y servicio de una gran mansión, en este caso un fastuoso hotel. Relaciones prohibidas, asesinatos y chantajes, con el deseo del protagonista de descubrir la verdad que libera, sirven para trenzar una trama que se sigue con interés. Hay acierto en el reparto, donde conviven actores jóvenes de gran proyección como Amaia Salamanca y Yon González, con veteranos de la categoría de Adriana Ozores, Concha Velasco y Asunción Balaguer. La reconstrucción de la época es excelente, da para ello mucho juego el marco incomparable del cántabro Palacio de la Magdalena.

6/10
Tensión sexual no resuelta

2010 | Tensión sexual no resuelta

Miguel Ángel Lamata, rueda su tercera película, tras las prescindibles Isi & Disi, alto voltaje y Una de zombies. Ésta podría haberse llamado “Una de tópicos sobre sexo”. Produce e interpreta un pequeño papel su “amiguete” Santiago Segura, que también ha estado presente en sus trabajos anteriores. Proclama el director y guionista que es su película más personal, inspirada en los años en los que trabajó como profesor en Zaragoza. Por eso, posiblemente no es casualidad que el protagonista sea otro profesor, Juanjo, abandonado por su novia, Celeste, que se ha enamorado de un roquero. Nico, un alumno caradura de Juanjo, le ayuda a recuperarla, poniendo en marcha una serie de acciones, como adivinar quién es el objeto de deseo de la chica, y mandarle un matón para que le dé una paliza. Por su parte, Celeste está aconsejada por Jazz, una escritora de éxito movida por el rencor, pues mantuvo un idilio con Juanjo en el pasado. Priman los intereses comerciales en esta producción de Andrés Vicente Gómez, hasta el punto de que en un plano general inusualmente largo han colocado un destacado cartel de la película Ni en sueños, cuyo tráiler también se puede ver antes de la proyección. También han pensado en la caja registradora, a la hora de escoger el reparto, formado por rostros populares de la televisión, con tirón en taquilla: Amaia Salamanca (Sin tetas no hay paraíso), Adam Jezierski (Física y química), Norma Ruiz (Yo soy Bea), Pilar Rubio (Sé lo que hicisteis), Joaquín Reyes (Muchachada Nui) y un actor con bastante talento, Miguel Ángel Muñoz (Un paso adelante), que normalmente está muy por encima de estos subproductos en los que trabaja. Muñoz es el único que cumple a pesar de que tiene un personaje esquemático (el roquero macarra), pues los demás andan bastante desubicados. El reparto se completa con el mediocre Fele Martínez y una actriz cuya ineficacia extrema llama poderosamente la atención, Salomé Jiménez (Celeste), aragonesa como el director, y actriz de algunos de sus cortos y su ópera prima. Se queda la cinta en una sucesión de chistes zafios sobre el sexo, y la trama se limita a ir emparejando en la cama a los personajes en relaciones heterosexuales u homosexuales. Los diálogos parecen inspirados en el cine gamberro de Judd Apatow, pero no tienen ninguna gracia. En resumen, se diría que sólo tiene dos defectos: la historia que cuenta no tiene ningún interés, y está mal rodada con interpretaciones de juzgado de guardia.   

1/10
Felipe y Letizia: deber y querer

2010 | Felipe y Letizia: deber y querer | Serie TV

Miniserie televisiva que recrea el romance entre el príncipe Felipe de Borbón y la periodista de televisión Letizia Ortiz. La acción arranca con la ruptura del primero con su novia Eva Sannum, para mostrar a un príncipe compungido, pero que pronto queda obnubilado con la presentadora en verano del programa de Televisión Española “Informe Semanal”. Se trata de Letizia Ortiz, a la que Felipe está deseando conocer, de modo que monta un encuentro “casual” en casa del periodista Pedro Erquicia. Los dos se caen muy bien, hasta el punto de que acaban creyendo que están hechos el uno para el otro. Pero hay problemas, desde la condición de plebeya de Letizia, al hecho de que está divorciada. De modo que de entrada los reyes se oponen al noviazgo y posible enlace.No se trata, evidentemente, de una obra maestra, pero estamos ante una digna "tv-movie", que reproduce las circunstancias del enlace principesco, con las reticencias de los monarcas, y rellena algunos huecos cuyo contenido sólo conocen sus protagonistas. Es verdad que los medios de producción son escasos, y que a veces Juanjo Puigcorbé y Marisa Paredes resultan algo caricaturescos encarnando a los reyes -sobre todo el primero, con sus andares un pelín ridículos-, hasta el punto de que algunos pasajes hacen reír, más que emocionar. Y se puede echar en falta, si de un asunto de estado se trata, la reacción de la clase política, y del pueblo llano, la cosa se limita a ser un “asunto de familia”, aunque se aluda a la gran responsabilidad del paso a dar, sea en un sentido o en otro. Pero en general la cosa se sigue bien, algunas situaciones como la conversaciones de Letizia y la Reina son acertadas; y conviene subrayar el gran trabajo de Amaia Salamanca, verdaderamente mimetizada en Letizia, y el esfuerzo de Fernando Gil como el príncipe enamorado.

5/10
Fuga de cerebros

2009 | Fuga de cerebros

Debut en el largometraje de Fernando González Molina, que antes había ejercido de realizador en algunos capítulos de la serie Los hombres de Paco, para la que también han trabajado los guionistas Álex Pina y Curro Velázquez. Los tres cineastas han pergeñado un producto típicamente español, en el mal sentido de la expresión (humor hiper grosero, situaciones tontas, personajes pueriles), con una serie de mastuerzos como protagonistas, cuyas deplorables vidas no alcanzan a vislumbrar un horizonte personal más allá de un metro. El resultado recuerda de alguna manera a la infame y soez Mentiras y gordas, si bien esa película era triste y deprimente, mientras que la que nos ocupa es una comedia que en algún momento es capaz de arrancar la risa. Y eso, dentro del esperpento general, ya es algo. El argumento versa sobre las dificultades del tímido Emilio por conseguir el amor de Natalia, la chica que le gusta desde los cinco años. Ahora, recién acabado el instituto, está capacitado para confesarle su enamoramiento, pero todos sus planes se van al traste cuando ella anuncia que se marchará a Oxford a estudiar Medicina. Emilio y sus cuatro patéticos amiguetes –un parapléjico salido, un ciego romántico, un chulo y un ‘camello’– deciden falsificar sus documentos para ingresar igualmente en la prestigiosa universidad británica. Y allí, como se puede uno imaginar, las cosas que suceden serán esperpénticas. La película –por llamarla de alguna forma– recuerda a los subproductos ochenteros al estilo Porky's y Aquellas juergas universitarias. Hay contados instantes divertidos –los protagonizados por el ‘camello’ o por el guardián de la morgue–, pero en general los gags son muy guarros y de mal gusto –algunos como para vomitar–, y lo peor es que son continuos. La puesta en escena es pobre, televisiva. Cuenta con un reparto bastante coral, con pequeños papeles de gente prestigiosa (Resines, Angulo, Guillén, etc.), y un grupo juvenil de actores que han iniciado sus carreras en la televisión. Destacan medianamente un esforzado Mario Casas y un simpático Alberto Amarilla (El camino de los ingleses). Y, por supuesto, la expresiva y bellísima Amaia Salamanca, actriz que se dio a conocer con la serie Sin tetas no hay paraíso.

2/10
No estás sola, Sara

2009 | No estás sola, Sara

Telefilm de poco más de una hora de duración, protagonizado por Amaia Salamanca (Fuga de cerebros). Se trata de un drama duro, trágico, sobre una joven que ha sufrido una terrible relación que la ha dejado traumatizada, con violencia, abusos y celos psicóticos, de modo que ha tenido que recurrir a terapia. Dirige Carlos Sedes, con bastante realismo. Se trata claramente de una película pedagógica, que busca la concienciación social de que las mujeres tienen que denunciar a sus maltratadores. Desde luego hay momentos que ponen los pelos de punta.

5/10
Sin tetas no hay paraíso (3ª temporada)

2009 | Sin tetas no hay paraíso | Serie TV

Tercera y última temporada de Sin tetas no hay paraíso. Encontraremos a una Catalina mas fuerte e implacable tras su estancia en prisión; sin embargo una serie de decisiones y momentos críticos desembocarán en una trágico evento final. A pesar de afirmar que se rodaría una cuarta temporada Telecinco decidió finalmente terminar la producción. La cancelación de la popular serie dejó tiempo y espacio para otros proyectos a sus ya entonces estrellas, Miguel Ángel Silvestre y Amaia Salamanca.

4/10
Sin tetas no hay paraíso

2008 | Sin tetas no hay paraíso | Serie TV

Un barrio popular madrileño. Catalina, estudiante de secundaria, y Jesús, que trabaja en una fábrica, viven con su madre Fina, el padre les abandonó. Ella se siente acomplejada por el tamaño de su pecho, a pesar de su belleza; y Jesús se va a quedar sin trabajo, por lo que piensa ganarse un dinero en carreras de autos clandestinas. Por otra parte, en la zona opera un joven narcotraficante conocido como el Duque, amigo de la infancia de Jesús. A sus fiestas lleva jovencitas de buen ver para agradar a sus socios. Sin él saberlo, Catalina, que se siente atraído por el Duque, acude a una de las fiestas, y se gana un enemigo, un narco colombiano. Por otra parte Torres, inspector de policía, investiga la muerte de una prostituta en la que está involucrado el Duque.Teleserie convertida en un fenómeno de masas, ha servido para lanzar al estrellato, al menos en España, a sus jóvenes intérpretes Amaia Salamanca y Miguel Ángel Silvestre. Se basa en la novela de Gustavo Bolívar Moreno, y maneja múltiples subtramas. Se juega con la ingenuidad de Catalina, o simplemente Cata, con los negocios turbios del Duque en plan "padrino" hispano, y con el misterio de por qué Torres tiene tanto interés en la investigación de la prostituta. Una de las cosas que refleja el film es la fascinación por el lujo y la buena vida de tanto jovencito, plasmado en las amigas de Jessie que se convierten en señoritas de alterne al principio, y enseguida en algo muy parecido a prostitutas.

4/10
Sin tetas no hay paraíso (2ª temporada)

2008 | Sin tetas no hay paraíso | Serie TV

Catalina cree que el Duque es el causante de sus males. Sus sentimientos hacia él son contradictorios. Por un lado quiere vengarse de él, pero también se da cuenta de que sigue enamorada de él. Por su parte, el Duque intenta reconquistar a Catalina, y entiende que el verdadero obstáculo que les separa es que está inmerso en el submundo del narcotráfico. Segunda entrega de la versión española de la serie colombiana. Adaptada a la realidad española, ha sido uno de los grandes hitos de la televisión en España.

4/10
SMS, sin miedo a soñar

2006 | SMS, sin miedo a soñar | Serie TV

Serie televisiva que sigue los problemas y dramas de un grupo de adolecentes de clase alta. Cuando entran en contacto con Edu, el hijo de un delincuente, se producirá un serio cobtraste entre clases sociales, estilos de vida y maneras de pensar. Esta producción emitida por La Sexta espone situaciones comunes del mundo juvenil e introduce ingredientes de thriller de acción que ayudan medianamente a que el resultado no sea del todo monótono y aburrido. Supuso la entrada y consolidación interpretativa de varias estrellas españolas, como Amaia Salamanca, Lola Marceli, Mario Casas, María León o Sergio Mur.

4/10

Últimos tráilers y vídeos