IMG-LOGO

Biografía

Kevin Bacon

Kevin Bacon

62 años

Kevin Bacon

Nació el 08 de Julio de 1958 en Philadelphia, Pennsylvania, EE.UU.

Con los pies en la tierra

07 Octubre 2011

Kevin Bacon es un actor que nunca ha estado en la Luna, y no lo digo porque interpretara a un astronauta en Apolo 13 cuya nave no llegaba a alunizar. Lo cierto es que tiene una larga carrera con películas más que notables.

Kevin Norwood Bacon nació en el seno de una familia numerosa –son seis hermanos– el 8 de julio de 1958 en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos. Su madre era profesora, su padre arquitecto. Que le interesaban las Bellas Artes lo prueba su consecución de una beca con 16 añitos para estudiar en la Escuela de las Artes del Gobernador de Pensilvania en la Universidad Bucknell. Allí recibió formación actoral. Da idea de su ambición el que dejara su hogar para trasladarse a Nueva York un año después, donde empezó a intervenir en diversas producciones teatrales. A esto seguirían papelitos en series de televisión de escaso interés. Y un debut en Broadway acompañado de unos tales Sean Penn y Val Kilmer en la obra “Slab Boys” de John Byrne.

Los inicios de Bacon no son exactamente memorables, su primera aparición en una película ocurría en la comedia Desmadre a la americana (1978). Su rostro ligeramente aniñado y como de estar “sopa” o ligeramente alelado, con perdón, resulta muy característico, y le facilitará su presencia en algunas películas adolescentes como la terrorífica Viernes 13 (1980) o juveniles de transición a la vida adulta como Diner (Barry Levinson, 1982) y el musical bailarín Footloose (Herbert Ross, 1984). Lo cierto es que año a año suma películas, si no memorables, sí al menos bastante resultonas. En línea con el fantástico y el terror destacan Temblores y Línea mortal, la segunda con actores que darían que hablar –Julia Roberts, Kiefer Sutherland, William Baldwin...–, ambas de 1990; pero también está en la mirada a los mercados bursátiles de Quicksilver (1986), y en las comedias de John Hughes Mejor solo que mal acompañado (1987) y La loca aventura del matrimonio (1988).

La década de los 90 es muy buena para Bacon, varios directores de prestigio se fijan en él. Oliver Stone lo escoge para encarnar a un testigo clave en la teoría de la conspiración de asesinato de Kennedy en JFK (1991). Fue el fiscal del juicio castrense de la muy vibrante Algunos hombres buenos, basada en la obra de Aaron Sorkin, con Rob Reiner tras la cámara; el actor aguantaba el tipo con los carismáticos Tom Cruise, Demi Moore y Jack Nicholson. Tras ser villano frente a Meryl Streep en Río salvaje (1994), tiene, Houston, un problema en Apolo 13 (Ron Howard, 1995). Si los Oscar nunca se han fijado en él, no se puede decir lo mismo del Sindicato de Actores, los compañeros de profesión le nominan por su rol secundario en la agobiante Homicidio en primer grado (1995). Al año siguiente dirigirá Pasión oculta, un telefilm con dos pedazos de actrices, Helen Mirren y su esposa desde 1988, Kyra Sedgwick, con la que tiene dos hijos.

Vuelve a trabajar con Levison en Sleepers (1996), que trata el peliagudo tema del abuso sexual de menores, tema que curiosamente revisita años más tarde a las órdenes de Clint Eastwood como víctima en la dura Mystic River (2003), y, ‘again’, pero como verdugo recién salido de prisión en El leñador (2004), donde coincide nuevamente con su esposa Sedgwick. En estos títulos Bacon exhibe su faceta más atormentada. Si El último escalón (David Koepp, 1999) era un apañado thriller espectral, resulta muy decepcionante otra incursión al fantástico, El hombre sin sombra (2000), al holandés Paul Verhoeven se le iba “la pinza” a la hora de contar la clásica historia del hombre invisible.

Con Loverboy (2005) no sólo volvía a la dirección, sino que actuaba, daba un papel protagonista a Sedgwyck, y encargaba la música a su hermano Michael Bacon. Pero esta mirada a la sobreprotección de una madre no está bien cuajada. También dirigirá varios episodios de The Closer, serie televisiva protagonizada por su esposa. En los últimos años su mejor interpretación la ha hecho a las órdenes de Alison Eastwood, hija del gran Clint, en Raíles y lazos (2007), donde era un tipo con su esposa enferma de cáncer que encima tiene parte, por su trabajo, en un accidente ferroviario. Y como no le supone ningún problema pasar de principal a secundario, al año siguiente asume un buen papel menor en el potente drama El desafío. Frost contra Nixon (2008). También conviene destacar su protagonismo en el telefilm de HBO Taking Chance, basado en hechos reales, donde es un militar que debe acompañar al cadáver de un soldado caído en Irak. Aunque selectivo en sus trabajos, no hace ascos a propuestas más comerciales como su villano de X-Men: Primera generación, uno de sus últimos filmes.

Filmografía
You Should Have Left

2020 | You Should Have Left

Theo Conroy es un exitoso hombre de mediana edad, cuyo matrimonio con la actriz mucho más joven Susanna está yéndose a pique, agrietado por el secretismo, los celos y la sombra de su pasado. En un esfuerzo por reparar su relación, Theo y Susanna organizan unas vacaciones en una impresionante y aislada casa moderna en el campo galés para ellos y su hija de seis años, Ella. Lo que al principio parece el retiro perfecto se convierte en una pesadilla cuando Theo advierte que una fuerza siniestra dentro de la casa sabe más de lo que él o Susanna se han revelado el uno al otro.

Día de patriotas

2017 | Patriots Day

Tercer trabajo del realizador y también coguionista Peter Berg, con Mark Wahlberg como protagonista y productor, tras las logradas El único superviviente y Marea negra. Como en aquéllas, recrean un hecho real, en esta ocasión el más conocido de todos fuera de Estados Unidos, pues se trata del atentado terrorista durante la Maratón de Boston, acaecido en 2013. El poliédrico libreto entrecruza los periplos de diversos personajes que tuvieron importancia en la tragedia, uno de ellos ficticio, Tommy Saunders, policía que tras una lesión en la pierna regresa al servicio patrullando la carrera popular, que en realidad está basado en varios agentes reales. El resto son reales, Patrick Downes y Jessica Kensky, pareja de recién casados que animaba a los corredores, el veterano sargento de la policía local de Watertown Jeffrey Pugliese, que seguía su tranquila rutina diaria sin saber que iba a tener un papel decisivo en este asunto, y los extremistas islámicos Tamerlam Tsarnaev y su hermano Dzhokhar, decididos a poner las bombas… El film acierta al tomarse su tiempo para colocar las piezas, y retratar a los personajes. De esta forma, cuando estalla la tragedia, el espectador se siente afectado por lo que ocurre, y hasta está bien explicado el fanatismo sin sentido de los asesinos. El reparto coral no cuenta con ningún actor que desentone, se desenvuelve muy bien Walhberg, que tiene el mayor peso como Saunders, pero también a pesar de su brevedad Michelle Monaghan, esposa de éste, Kevin Bacon como mando del FBI que tras las típicas gafas oscuras del cuerpo tiene también humanidad, J.K. Simmons, en el rol de Pugliese, o John Goodman, comisario de policía. También sorprenden los menos conocidos Christopher O’Shea y Rachel Brosnahan (Downes y Kensky), y sobre todo Themo Melikidze, Alex Wolff y Melissa Benoist (protagonista de la serie Supergirl), como los terroristas y la esposa occidental de uno de ellos. Cobra gran importancia la idea del esfuerzo colectivo, para lograr el bien común. También pone de manifiesto la importancia de la familia. Con secuencias tan logradas como un tiroteo decisivo, o un interrogatorio, podría considerarse la mejor del tríptico de Berg-Wahlberg, dúo que tienen planeado seguir rodando juntos.

8/10
La oscuridad

2016 | The Darkness

Durante una visita al Gran Cañón, el hijo de una familia despierta a una antigua y demoniaca fuerza sobrenatural. Desde ese momento sus vidas se verán involucradas y tendrán que sufrir las consecuencias una vez lleguen a casa. Thriller de terror que no inventa la pólvora y suena a poco novedoso. Aun así contiene fases logradas que mantienen el interés, incluido algunos segmentos más terroríficos que resultan impactantes, aunque en ocasiones se abuse de los sustos efectistas. Dirige el competente realizador australiano Greg McLean (El territorio de la bestia) y ayuda sin duda la presencia de un elenco de actores de primera, en donde sobresalen Kevin Bacon y Radha Mitchell.

4/10
Black Mass. Estrictamente criminal

2015 | Black Mass

Si hubiera que mencionar un género fílmico genuinamente americano, y el western estuviera descartado, probablemente el cine gangsteril nos vendría inmediatamente a la cabeza. Quizá ante Black Mass. Estrictamente criminal uno puede pensar que ya poco queda que aportar a dicho género, con las aportaciones inolvidables de Coppola y Scorsese. Pero lo cierto es que la realidad siempre logra sorprender. Y al estar basado el film en hechos auténticos bien documentados en el libro de los periodistas del Boston Globe, ganadores del Pulitzter, Dick Lehr y Gerard O'Neill, ser sólido el guión de Mark Mallouk y Jez Butterworth, y cuidada la puesta en escena de Scott Cooper con el respaldo de un gran estudio de Hollywood, el visionado resulta muy grato, si es que se puede usar tal expresión ante una trama criminal y violenta, con chanchullos en el lado de los criminales, pero también en el FBI. Básicamente se nos cuenta la alianza, amistades peligrosas, entre un gángster del sur de Boston, James 'Whitey' Bulger, y un agente del FBI también del barrio y conocido de la infancia, John Connolly. Es la década de 1970, y Connolly propone a Bulger que le pase información que permita desactivar a la mafia italiana, lo que en la práctica le convierte en confidente, aunque tiene la indudable ventaja de despejarle el campo para sus personales actividade criminales. Bulger acepta el trato, e irá copando poder delictivo a medida que transcurre el tiempo, pues los federales no actúan contra él por considerarlo un importante activo. Sin embargo, algunas desgracias familiares le convierte en un hombre básicamente solo, que actúa con pasmosa frialdad a la hora de ordenar asesinatos o cometerlos con sus propias manos. Se nota que la historia sobre el gangsterismo irlandés en Boston daba para más metraje, y que ha habido que meter tijera, por lo que se resiente la humanidad de Bulger, pese al notable esfuerzo interpretativo de Johnny Depp, que vuelve a transformarse físicamente para componer a su personaje; otros elementos que podían haber tenido más peso, la familia o el background católico, quedan diluidos. Y algunas cuestiones como el apoyo de Bulger al IRA, o las relaciones con su hermano senador, apenas quedan apuntadas. De modo que el espectador se queda con ganas de más. Quizá mejor perfilada está "la otra cara de la moneda", Connolly, interpretado por Joel Edgerton, arribista del FBI con la connivencia tácita de los jefes, que empieza a perder los papeles cuando llega un nuevo fiscal. En cualquier caso se incide bien en esa doble moral hipócrita de ciertos personajes narcisistas, que sólo buscan su propio beneficio, aunque se envuelvan de curiosos códigos de honor o del éxito de algunoas operaciones policiales para justificar sus deleznables acciones.

7/10
Coche policial

2015 | Cop Car

Dos niños de ocho años de Colorado encuentran un coche policial abandonado con las llaves en el contacto y aprenden a conducirlo. Las pistolas y el cordón policial son juguetes para Travis y Harrison hasta que un policía corrupto (Kevin Bacon) reclama el vehículo, en el que había transportado un cadáver. Así comienza la macabra persecución en la que los dos jóvenes tratarán de huir.

The Following (2ª temporada)

2014 | The Following | Serie TV

El thriller psicológico de Kevin Williamson regresa con el asesinato en la segunda temporada. Con el asesino en serie y líder de culto, Joe Carroll (James  Purefoy), dado por muerto, el ex-agente del FBI Ryan Hardy (Kevin Bacon) ha estado un año reconstruyendo su vida. Pero una horrible matanza motiva a Hardy y a su ex-compañero, el agente Mike Weston (Shawn Ashmore), a entrar en contacto con la única superviviente, Lily Gray (Connie Nielsen). Mientras Hardy investiga el caso con la ayuda de su sobrina, la agente de policía del NYPD Max Hardy (Jessica Stroup), no pasa mucho tiempo para que sea una vez más el objetivo del asesino. Nuevos personajes fanáticos que traen peligros e intriga a este juego, lo que lleva a un enfrentamiento intenso e inundado de amor, sangre y también terror. 

R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal

2013 | R.I.P.D.

El actor Ryan Reynolds debería plantearse no volver a participar en adaptaciones de cómic. Tras el estrepitoso fracaso de Green Lantern (Linterna verde), tampoco ha obtenido los resultados esperados en taquilla con R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal, adaptación de la novela gráfica de Peter Lenkov publicada por Dark Horse en 1999. En R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal, Reynolds interpreta al detective Nick Walker, un policía asesinado por su compañero, Hayes, por echarse atrás en el último momento en un asunto de corrupción. A las puertas del cielo, Proctor, una curiosa funcionaria, le recomienda no enfrentarse al Juicio Final con ese asunto pendiente, pues le conviene hacer méritos para no ir a parar al Infierno, prestando servicio durante un año en el Departamento de Policía Mortal, donde perseguirá a espíritus fugitivos que tratan de evitar su condena, junto con Roy Pulsifer, un veterano miembro del cuerpo. Pesan mucho los numerosos elementos en común con Men in Black, también una mezcla de fantasía y comedia, con dos agentes de distintas edades que en secreto persiguen por la Tierra a extrañas criaturas. Además, R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal incluye 'robos' nada disimulados a Blade Runner (los protagonistas detectan a las criaturas con un absurdo test) y Ghost (tiene cierto peso la relación del protagonista con su esposa viva, a la que trata de proteger de un posible romance con el compañero que ha sido responsable de su muerte). Con este material, poco puede hacer el más que competente realizador alemán Robert Schwentke, que curiosamente consiguió darle una gran frescura a Plan de vuelo: Desaparecida, plagio evidente pero muy ameno de Alarma en el expreso, de Alfred Hitchcock. Al menos, el cineasta consigue darle el ritmo apropiado a la historia, cierta simpatía y un par de golpes de humor acertados. Aprovecha que cuenta con efectos especiales lo suficientemente sofisticados que propician cierta espectacularidad, sobre todo en el tiroteo final. R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal cuenta con dignos pero no especialmente memorables trabajos de Ryan Reynolds en el rol del héroe, Stephanie Szostak (Iron Man 3) interpretando a su esposa, Kevin Bacon como el villano y Mary-Louise Parker como la jefa del departamento. En cualquier caso, el único elemento destacable de la función es el trabajo del veterano Jeff Bridges, extraordinario como antiguo sheriff del far west reconvertido en policía de espectros, que a ratos parece una parodia de su magistral trabajo en Valor de ley (True Grit).

4/10
Jayne Mansfield's Car

2012 | Jayne Mansfield's Car

The Following

2012 | The Following | Serie TV

Casi 10 años después de resolver el caso de un serial killer profesor de literatura, que asesinaba a sus estudiantes femeninas inspirado por su amado Edgar Allan Poe, Ryan Hardy es un agente del FBI retirado y alcohólico, que va dando tumbos por la vida, y que se hizo famoso por publicar un libro sobre Joe Carroll, el terrible asesino. Inesperadamente Carroll se fuga organizando una escabechina entre sus carceleros, y el FBI recurre a Hardy, quien sospecha que Carroll querrá dejar terminado lo que empezó, lo que supone asesinar a la víctima cuyo asesinato fue frustrado gracias a la intervención del ex agente. No puede imaginar que en esos diez años Carroll ha creado toda una red de fanáticos seguidores suyos, que hacen lo que les pide según los típicos mecanismos de las sectas más siniestras. Serie televisiva creada por Kevin Williamson, muy aficionado a las tramas de asesinos psicópatas, como demuestran las sagas Scream y Sé lo que hicisteis el último verano. Con experiencia en la pequeña pantalla (Dawson crece, Cronicas vampíricas), entrega una trama inquietante pero no novedosa, de asesino que se diría diabólico, con capacidad de manejar voluntades de modo que sus deseos se convierten en realidad casi con el simple pensamiento, y con una mente enfermiza que considera sus asesinatos parte de una gran obra de arte. Ahora ha planeado utilizar a Hardy como protagonista de su “nueva obra”, para él un héroe clásico necesitado de redención. La narración recurre con frecuencia a flash-backs para recordar lo ocurrido en 2002, cuando nadie sospechaba que Carroll era un asesino. Del piloto cabe deducir que es una serie medianamente entretenida, pero que avanza demasiado rápido a la hora de establecer hechos –el romance de Hardy con la mujer de Carroll, los vecinos gays de la víctima, etc–, lo que le quita verosimilitud, se notan demasiado las costuras del guión. Además resulta muy truculenta en lo relativo al uso de la violencia. Una referencia clara podría ser Luther, aunque la serie británica supera sobradamente a The Following. Siguiendo con la comparación, Kevin Bacon sería la versión blanca de Idris Elba.

5/10
Elephant White

2011 | Elephant White

Crazy, Stupid, Love

2011 | Crazy, Stupid, Love

Cal Weaver lleva casado muchos años, tiene hijos y un buen trabajo. Una noche recibe como un mazazo la noticia de que su mujer ha tenido una aventura y desea separarse. Cal no se lo puede creer, pero decide sobre la marcha abandonar el hogar familiar. Tras varias noches deprimido en la barra de un bar, conocerá a un joven, Jacob, experto ligón y mujeriego. Jacob le propondrá hacer de Cal un nuevo hombre, de modo que todas las mujeres caigan a sus pies. Una muestra más de ese cine de Hollywood que con un envoltorio ‘moderno’ y atrevido quiere en realidad contar lo que han hecho una y otra vez los grandes clásicos del cine: la validez del amor verdadero, del amor para toda la vida, y la idea de que nunca hay que rendirse cuando se ama de veras. A este respecto la pareja de directores formada por Glenn Ficarra y John Requa asciende un peldaño tras su debut en Phillip Morris ¡te quiero! No abandonan el tono ligero y la visión de una sociedad frivola, obsesionada con el sexo, pero visualmente la película es contenida y a la postre el guión de Dan Fogelman (guionista de Cars y Enredados) viene a afirmar con rotundidad que la sexualidad desemboca en el vacío si no va acompañada de la entrega personal y que la familia es el mejor sitio para crecer y ser felices. Hay cierto desorden a la hora de narrar e intercalar temporalmente algunas subtramas, y también sobra algún efectismo técnico innecesario. El reparto es probablemente la baza que hace funcionar el conjunto, con un protagonista, Steve Carell, que resulta cercano y convincente, y un Ryan Gosling que borda su exagerado y esquemático personaje. En el plano femenino también las cosas funcionan, con unas espléndidas Julianne Moore y Emma Stone. Y aunque se eche mano de algunos clichés hipertrillados y previsibles (el discursito final de graduación, y tal), también hay escenas muy bien resueltas, como el encuentro entre Jacob y Hannah en su piso o la catastrófica reunión en el jardín de los Weaver.

5/10
X-Men: Primera Generación

2011 | X-Men: First Class

Nueva entrega de las saga de los mutantes X-Men de Marvel. En esta ocasión la narración se remonta a los orígenes, en algunos casos a la más tierna infancia, para descubrir los poderes de leer el pensamiento del niño Charles Xavier, su amistad de entonces con la chica de piel azul con escamas Raven Darkholme, o los traumas en la Alemania nazi de Erik Lehnsherr, capaz de doblegar los metales con la mente. Los tres son mutantes, y ya adultos Xavier, experto en genética, sabe que son un botón de muestra del nuevo paso de la cadena evolutiva del ser humano, no están solos, hay más como ellos. Son los años de la guerra fría, y aunque el mundo cree que el gran desafío al que se enfrenta la humanidad es la rivalidad de Estados Unidos y la Unión Soviética, en realidad lo que se está larvando es la división de los hombres entre gente normal y mutantes. Una película más de superhéroes. Con algunos elementos típicos del género. O sea, recuerdos de juventud de los personajes, exposición de sus superpoderes, entrenamiento, más entrenamiento, otra ración de superpoderes, pequeños complejos no superados, etc. La peli es más o menos entretenida, aunque haya ya algo de cansino en este tipo de historias, y se repite la idea del “orgullo mutante” de títulos anteriores, aceptarse como uno es. Donde hay más gracia es en mostrar a un grupillo de mutantes como traviesos estudiantes, o, sobre todo, en desvelarnos lo que podríamos denominar “historia secreta” de la crisis de los misiles de Cuba, que da pie a un clímax cuando menos diferente y muy movidito. Es el tramo en que el director, Matthew Vaughn (Kick-Ass. Listo para machacar, Stardust, Layercake) da lo mejor de sí mismo. El reparto es más o menos resultón, un estupendo grupo de juveniles actores (entre otros, James McAvoy, Jennifer Lawrence, Michael Fassbender...), con otros más veteranos como Kevin Bacon.

5/10
Super

2010 | Super

Taking Chance

2009 | Taking Chance

El coronel Michael Strobl, del ejército de los Estados Unidos, casado y con hijos, sirve en casa con trabajo de oficina. Por sus manos pasan los listados de los caídos en la guerra de Irak, y no deja de tener la sensación de encontrarse muy cómodo en su puesto, mientras otros combaten y mueren en el frente. Por ello decide ofrecerse voluntario para escoltar el cadáver del joven marine Chance Phelps y entregarlo a su familia. Confundido acerca del destino del cuerpo, el viaje resulta ser más largo de lo previsto, lo que sirve a Strobl para constatar el enorme respeto con que sus compatriotas miran a los muertos por la patria. Sencillo y conmovedor film basado en hechos reales. Ha servido para componerlo el diario que llevó en su periplo el mentado Strobl, quien también figura en los créditos como coguionista. Ross Katz, productor de varios filmes de Sofia Coppola, debuta en la dirección, y lo hace con sobriedad, vertebrando la trama con la idea de que los difuntos merecen ser honrados en su muerte, más cuando han entregado la vida cumpliendo con su deber; e igual honra merecen los vivos que asumen tareas dolorosas. Respeto, respeto, respeto, manifestado en detalles pequeños, que suponen ni más ni menos que la sensibilidad de hacerse cargo: de que alguien ha dado la vida por su país, de que alguien cumple con su trabajo, de que hay una familia que sufre, de que se agradecen las muestras de simpatía y afecto, las oraciones. El film funciona claramente por su humanidad. No estamos ante una película sobre la guerra de Irak, y sólo de pasada algún personaje menciona su punto de vista sobre lo que a él le parece un sinsentido. La idea es mostrar a personas que saben ver personas en los demás, y que ante los restos mortales de quien fue uno de ellos, saben guardar el necesario decoro. A Kevin Bacon le toca llevar el peso de la película, y lo hace con brillantez y contención. El juego de palabras del título original sirve para subrayar que hacerse cargo del transporte del cuerpo de Chance, supone también para Strobl aprovechar la oportunidad (la “chance”) de estar en Irak sin estar en Irak.

6/10
Más vale sola que mal acompañada

2009 | My One and Only

Renée Zellweger deslumbra como una bella mujer del campo que logra convertirse en una conocidísima dama de la alta sociedad de Nueva York. Decide dejar a su mujeriego marido y empieza una ruta en coche con sus dos hijos adolescentes para buscar un nuevo hombre. Basada en los relatos reales de las experiencias infantiles del actor George Hamilton. Esta divertida y alentadora película incluye un reparto estelar que incluye a Kevin Bacon (Mystic River), Chris Noth (Sexo en Nueva York), Eric McCormack (Will & Grace) y Steven Weber (Wings).

El desafío. Frost contra Nixon

2008 | Frost/Nixon

Es evidente que al guionista y autor teatral Peter Morgan le fascina sumergirse en la vida de personas reales a la hora de concebir sus obras de ficción. Logros cinematógraficos como El último rey de Escocia (el dictador ugandés Idi Amín), La Reina (Isabel II de Inglaterra, Tony Blair y compañía) y Las hermanas Bolena (Enrique VIII y las hermanas del título), donde se dan la mano autenticidad e interés dramático, son buena muestra de ello. La caída del poder del presidente Richard Nixon en 1974 por el escándalo Watergate, y las entrevistas televisivas que le hizo el británico David Frost tres años después le sirvieron de fuente de inspiración para una obra de teatro, protagonizada por Frank Langella y Michael Sheen, que triunfó en los escenarios de Londres y Broadway. Para su autor, una adaptación cinematográfica era impensable, pero los esfuerzos persuasivos de Ron Howard, director, y Brian Grazer, productor, fueron positivos, y Morgan convirtió su obra en libreto cinematográfico. El resultado en celuloide es cine político de altura, aun con las inevitables simplificaciones, en la línea de títulos como Buenas noches, y buena suerte. El planteamiento de la trama resulta apasionante, como si de un combate de boxeo se tratara, comparación que le viene al pelo al director de Cinderella Man. A la hora de pelear en el ring televisivo, tenemos a la derecha a un Richard Nixon frustrado por su retirada del poder, triste de que sus logros presidenciales se hayan visto empañados por el Watergate; es alguien que no se resigna al ostracismo, a que su mandato se reduzca, casi, a la nada, a unos hechos vergonzantes; necesitaría, y así lo ven sus asesores, un lavado de imagen cara a la opinión pública, que podría venir de una entrevista televisiva. Pero no de un entrevistador cualquiera, sino de, aspirante al título de supershowman televisivo, David Frost, exitoso por sus programas en el Reino Unido y Australia, pero con fama de frívolo y graciosete. Hay un momento en el film, en que uno tiene la sensación de estar contemplando “lo de siempre”, servido con buenos actores, estupenda reconstrucción de la época, todo el empaque que Hollywood sabe dar a las superproducciones que se toman a sí mismas en serio. O sea, una vez acordado un formato para la entrevista (horas de duración, temas a tratar, etc), vemos la preparación de los equipos de los dos contendientes, bromas, imitaciones de Nixon, declaraciones del tipo “hay que lograr que este tipo se disculpe”, la chica de Frost... Todo ello desde una óptica más próxima a la del bando liberal de Frost, que a la de los defensores de Nixon. Eso sí, con un esfuerzo de equilibrio y matización: el ex presidente carece del don de gentes, transpira demasiado, dice obscenidades, piensa mucho en el dólar, abusó de las grabaciones, admitió prácticas delictivas… pero tuvo logros políticos, ama a su país, posee convicciones, es un adversario temible; y Frost es audaz al asumir el reto de la difícil entrevista, y se lleva a las personas de calle... pero tiene la inseguridad de quien se mueve en un "show business" con frecuencia superficial, nota la desconfianza de los que le rodean, es mundano y no se esfuerza todo lo que debiera en preparar sus entrevistas. Y de pronto... Llega un momento electrizante, quizá lo mejor de la película, que anticipa de modo magistral el clímax de los pasajes reveladores de las entrevistas: la llamada teléfonica nocturna. ¿Realidad?, ¿ficción?, ¿qué más da? El caso es que sirve para establecer una inesperada conexión entre Nixon y Frost, dos personajes no tan diferentes de lo que a simple vista se diría. En ese momento, en que las interpretaciones de Langella y Sheen –que reasumen sus papeles de teatro– brillan a grandísima altura, somos conscientes de que tenemos ante nosotros a dos personas, de carne y hueso. Más o menos criticables, con virtudes y defectos, pero personas al cabo. Con esta magnífico bagaje, hasta se perdona el recurso facilón del investigador, que llega en el último momento con los documentos decisivos para encarrilar la entrevista en la dirección deseada.

7/10
Raíles y lazos

2007 | Rails & Ties

Tom Stark, ingeniero ferroviario y maquinista, no sabe sobrellevar el cáncer terminal que padece su esposa Megan. De hecho se refugia en su trabajo, en vez de procurar aprovechar con intensidad sus últimos días con Megan para hacerla feliz. Pero una inesperada desgracia va a estrechar sus lazos. En efecto, un día una mujer deprimida coloca su automóvil con su hijo adolescente Davey en mitad de la vía de tren. Tom sigue el reglamento de disminuir la velocidad, pero sin usar el freno de emergencia, lo que podría hacer descarrilar el tren. Como resultado la mujer muere, pero el chico salva la vida. Sin embargo, culpabiliza a Tom por lo sucedido. Interesante debut en la dirección de Alison Eastwood, la hija de Clint Eastwood, que antes había aparecido en otras películas como actriz. Aquí maneja bien el guión de Micky Levy, que dibuja bien un matrimonio en crisis, que ha tenido demasiado miedo a la vida (por ejemplo, no han querido tener hijos) y que ahora tienen demasiado miedo a la muerte (ella lamenta, de algún modo, no haber vivido, y que su amor haya ido languideciendo). La segunda oportunidad que se les presenta, la posibilidad de formar una atípica familia con el chaval huérfano sin que los sepan las autoridades, podría sonar a artificio demasiado increíble, pero la cineasta logra el pequeño milagro de que la cosa funcione. Tiene la gran fortuna de contar con un reparto estupendo (están muy bien Kevin Bacon y Marcia Gay Harden, pero también el desconocido chaval, Miles Heizer. Alison Eastwood sabe crear un 'tempo' preciso para la narración, y evita las sensiblerías. Hay una apuesta de planteamiento por las cosas sencillas y el sentido común muy de agradecer. Cabe reprocharle no obstante que apunte la cuestión religiosa con levedad (la suicida se refugiaba en la piedad, y el matrimonio protagonista ha desterrado a Dios de sus vidas), sin que sepa acometerla con valentía, en un sentido o en otro.

6/10
Cuatro vidas

2007 | The Air I Breathe

Curiosa película acerca de las vueltas que da la vida, firmada por el director neoyorquino de origen oriental Jieho Lee. Se divide en cuatro segmentos sobre actitudes tan humanas como la felicidad, el placer, la compasión y el amor, plasmadas en un amplio grupo de personajes.La cosa arranca con Felicidad, un hombre de color de vida triste y solitaria, pero que cree poder atrapar la felicidad cuando escucha por casualidad la información de una carrera de caballos apañada; cuando apuesta por el supuesto caballo ganador, las cosas no salen como espera y se encuentra endeudado hasta las cejas; llega la angustia, pero al menos "vive la vida", y ésa va a ser la felicidad que va a conocer. Esta historia conecta con Placer, encarnado por el matón de un gángster que se encarga de cobrar deudas; dotado de un extraño don que le permite anticipar el futuro, descubrirá lo que es la Compasión, cuando su jefe decide explotar a una prometedora cantante, para saldar una deuda pendiente. Finalmente, el Amor se hace presente cuando un médico que no pudo casarse con la mujer que amaba, va a tener ocasión de demostrar que la quiere salvándole la vida con una transfusión de sangre.En cierto modo este film hecho al marge de los estudios es un ejercicio de estilo, bien rodado, tal vez en algunos momentos demasiado efectista y violento, pero que recuerda lo que nos hace humanos frente a los rasgos del hombre más animalescos. Hay un gran acierto en el reparto (qué gran selección en los Forest Whitaker, Kevin Bacon, Brendan Fraser, Andy garcía, Emile Hirsch, Sarah Michelle Gellar, Julie Delpy...) , en los diálogos sobrios, y en una declaración de principios muy atractiva sobre cómo la felicidad son los otros, o sea, consiste en saber olvidarse de uno mismo.

6/10
Sentencia de muerte

2007 | Death Sentence

James Wan dirigió Saw, un sorprendente y violento thriller que inició una de las franquicias más rentables de los últimos tiempos. Tras la infumable Silencio desde el mal, el cineasta nacido en Malasia, aunque se crió en Melbourne, se propone homenajear al cine de los 70, y sobre todo a El justiciero de la ciudad, polémica reflexión sobre la injusticia, la delincuencia y la venganza, que se basaba en una novela de Brian Garfield. Para ello, adapta una novela del mismo autor, prácticamente idéntica a la que dio lugar a la famosa cinta protagonizada por Charles Bronson. Nick Hume acompaña a su hijo a un partido de su equipo de hockey. Durante el regreso a casa, se queda sin gasolina y paran a repostar. Unos agresivos delincuentes atracan la gasolinera. En el asalto, el hijo de Nick resulta mortalmente herido al recibir un disparo. Sólo es detenido uno de los asaltantes, porque al intentar huir es atropellado por un vehículo. Pero cuando éste es procesado, Nick se da cuenta de que puede quedar en libertad, pues él es el único testigo. Como mucho, su abogado puede llegar a un acuerdo con la defensa, y que le caiga una condena mínima. Para sorpresa de los letrados y del juez, Nick testifica que no está seguro de haber visto bien al acusado la noche de los hechos, y éste queda automáticamente en libertad. En realidad, Nick se ha propuesto tomarse la justicia por su mano. Parte de una obra que critica los fallos del sistema legal, y expone las consecuencias de la violencia, pues el protagonista se ve inmerso en una auténtica guerra que no puede parar. Pero Wan no parece tomarse en serio estos temas, se prodiga en homenajes a títulos de la época, como Harry el sucio y Taxi Driver, y acaba derivando hacia un tono casi paródico. Obtiene algún momento hilarante, como cuando Kevin Bacon, el protagonista, acude a comprar armamento a John Goodman –un competente actor muy desaprovechado–. No acaba de resultar creíble en ningún momento, pues le falta tensión dramática, acumula situaciones poco creíble y recuerda a las producciones de serie B más casposas. Curiosamente, Wan rueda con solvencia, e incluso se luce con un plano larguísimo que sigue al protagonista, huyendo de sus enemigos, en un aparcamiento. Gracias a su oficio, el cineasta logra que su trabajo, más o menos, funcione, al menos hasta el segundo punto de giro.

4/10
Loverboy

2005 | Loverboy

Emily, una madre soltera, le cuenta a su hijo Paul, de seis años, la historia de cómo logró salir adelante sin ayuda de nadie. Emily se muestra reacia a dejar a su hijo con otras personas, pues está obsesionada con la idea de que le pueda pasar algo. Kevin Bacon, que había dirigido el telefilm Pasión oculta, debutó como cineasta con este drama, basado en una novela de Victoria Redel, en el que se ha reservado un pequeño papel. Bacon muestra cierta habilidad para la dirección, y aprovecha el talento de Kyra Sedgwick, su compañera de reparto en El leñador y esposa en la vida real. El film reflexiona acerca de la sobreprotección materna.

4/10
Salón de belleza

2005 | Beauty Shop

Gina Norris decide abandonar a su jefe y montar ella su propio salón de belleza. Para ello se hace con una ruinosa peluquería, que pronto va subiendo como la espuma. Comedia concebida en un principio para ser la tercera parte de La barbería, pero que finalmente pasó a ser una película independiente, protagonizada por una estupenda Queen Latifah. Aunque la historia no tiene demasiado atractivo, reúne a un estupendo reparto, ofrece una historia positiva y desprende sentido del humor.

4/10
El leñador

2004 | The Woodsman

Walter acaba de salir de la cárcel. Han sido 12 años entre rejas por un crimen inconfesable. Ahora es un tipo sin pasado, al que le dan trabajo en un taller de carpintería por mediación de un amigo, y que prefiere no hacer migas con nadie para que aquello que le avergüenza no salga a la luz. Su soledad sólo la rompen los encuentros esporádicos con su cuñado (su hermana no quiere verle ni en pintura), un psiquiatra, y el policía que vigila su libertad condicional. Pero no es fácil convertirse en un hombre opaco, y finalmente empatiza con Vicki, una compañera del trabajo, con la que inicia una relación. ¿Será ella capaz de aceptar el horror del pasado y ayudarle en la lucha actual para no recaer? Durísimo film acerca de la pederastia, que logra poner rostro humano a un criminal convicto, al que le gustan los niños. Con una soberbia composición de Kevin Bacon –merecería el Oscar–, nos sumerge en la lucha interna de alguien que sabe que lo que hizo está mal, y que de hecho aborrece a las personas que tienen su mismo vicio. Pero que no obstante tiene una tendencia arraigada de la que no es fácil escapar, como le dicen las frías estadísticas. El tema tratado es, como se ve, peliagudo, pero la directora Nicole Kassell, que adapta la obra teatral de Steven Fechter, sabe aproximarse a él con cierta delicadeza, como puede verse en la terrible escena del parque, y con apertura a la esperanza de que todos podemos cambiar. Por eso choca un tanto la crudeza con que describe los encuentros sexuales de Walter con Wicki, aunque se haga con la idea de subrayar que puede estar con una mujer adulta. También resulta extravagante la idea que parece indicar que todo padre es un potencial abusador de sus hijos, una idea que Walter tiene muy metida dentro, parece entenderse que por alguna experiencia personal negativa.

6/10
En carne viva

2003 | In The Cut

Frannie Avery, es una profesora y escritora de Nueva York. Se trata de una persona solitaria y totalmente descentrada a nivel sentimental. Cuando acude a un sórdido local, para reunirse con uno de sus alumnos, entra por error en una habitación donde una pareja mantiene una relación íntima. La mujer aparece muerta poco después, por lo que un policía interrogará a Frannie, que vive al lado de donde se ha producido el crimen. Asociada hasta el momento a las comedias románticas, Meg Ryan cambia de registro en este thriller morboso y subido de tono, en la línea del cine de Jane Campion, la directora neozelandesa autora de El piano. Al menos, no faltan cultas referencias literarias y artísticas, así como un claustrofóbico retrato del desconcierto vital de los habitantes de la gran ciudad.

3/10
Mystic River

2003 | Mystic River

Jimmy, Dave y Sean, compañeros de la infancia, vieron cómo su amistad se truncaba bruscamente la mañana en que dos tipos, simulando ser policías, se llevaron a uno de ellos. Los abusos sexuales que padeció Dave le marcaron de por vida; y aunque casado y con un hijo años después, le quedan claran secuelas; Jimmy, siguió el camino de la delincuencia, aunque tras una temporada en prisión, trata de regenerarse y de sacar adelante a su familia; por último, Sean se ha convertido en policía. Y precisamente un caso criminal, el asesinato de la hija de Jimmy, fuerza de nuevo el contacto de los otrora amigos. Clint Eastwood es un excelente director. Tiene además su propia productora, Malpaso, y un equipo de técnicos (Lennie Niehaus, música, Joel Cox, montador, Henry Bumstead, diseñador de producción…), con los que viene repitiendo de película en película. O sea, cuenta con un preciso mecanismo de relojería para poner en marcha, realizar y empaquetar películas impecables. Es el caso de Mystic River, un film intenso, con un guión bien vertebrado de Brian Helgeland, adaptación de la novela homónima de Dennis Lehane, donde todo encaja y que disimula bien algunas trampas, como la inexistencia de coartada para Dave, el repentino hallazgo de unas pruebas incriminatorias. Eastwood rueda a las mil maravillas, con ritmo brioso, sin empantanarse; con ideas visuales efectivas. El film es pesimista y duro, pero su violencia es sobre todo psicológica, y se evitan las truculencias al tratar los abusos sexuales. Película masculina, alguno la tacharía quizá de machista, pues las mujeres tienen escasa presencia, y se comportan de modo poco inteligente: la excepción es la esposa de Sean, con sus llamadas silenciosas al móvil. Clint Eatwood no actúa, pero hace actuar a sus actores con maestría. Medido reparto que ha dado a Sean Penn el primer Oscar de su carrera, el rebelde actor está perfectamente secundado por un plantel de campanillas: Tim Robbins, Kevin Bacon, Laurence Fishburne. Y aunque las mujeres tengan menos peso, Marcia Gay Harden y Laura Linney se las arreglan para dar a sus personajes una tercera dimensión.

7/10
Atrapada

2002 | Trapped

Will y Karen forman un matrimonio feliz junto a Abby, su hija de seis años. Pero un día, mientras Will se encuentra participando en un congreso en otra ciudad, Abby es secuestrada. Su madre tendrá que convivir con el cabecilla criminal, mientras el padre también será retenido lejos de allí contra su voluntad. El matrimonio tendrá un plazo de 24 horas para entregar el rescate si quiere recobrar a su hija sana y salva. El escritor Greg Iles adapta el guión de su novela “24 Horas”, una narración que transcurre a tres bandas y en tres escenarios distintos, con secuestradores y secuestrados como protagonistas. Luis Mandoki (Cuando un hombre ama a una mujer, Mensaje en una botella) aparca de momento el romance para ofrecer un thriller tenso, con secuencias bien hilvanadas y una meritoria definición del carácter de los personajes. La dosificada intriga se extiende a lo largo de todo el metraje hasta desembocar en la espectacular escena de la autopista. Destaca el duelo interpretativo entre Kevin Bacon y Charlize Theron.

4/10
Mi perro Skip

2000 | My Dog Skip

Al pequeño Willie le regalan un perro por su cumpleaños y pronto se hace su amigo y le llama Skip. El chaval aprenderá a vencer su timidez y levantar su autoestima gracias al cariñoso animal. Divertida cinta familiar protagonizada por Frankie Muniz, que se haría más conocido por su papel del espía adolescente Cody Banks. Le secundan Kevin Bacon y Diane Lane haciendo de sus padres.

4/10
El hombre sin sombra

2000 | Hollow Man

Un equipo de científicos trabaja en un proyecto ultrasecreto. Están a punto de dar con la fórmula que permita volver invisibles a los seres humanos. Los primeros éxitos con animales, a pesar de unos efectos secundarios no deseados –los bichejos se vuelven muy, muy irritables–, empujan al líder del proyecto a convertirse él mismo en invisible. Si ya antes del experimento era un soberbio de campeonato, tras volverse invisible comienza a desarrollarse el lado más sombrío de su personalidad. Paul Verhoeven da una nueva vuelta de tuerca a la vieja idea del hombre invisible, tamizándola a través de sus conocidas y personales obsesiones en torno al sexo y la violencia. El director holandés reconoce que ambos elementos están muy metidos en su psique –dio pruebas de ello en Instinto básico–, y que tiene como la necesidad de abordarlos. Eso sí, en esta ocasión Verhoeven, para no "pasarse" demasiado en imágenes fuertes, cae en un juego pueril: mostrar desnudos camuflados con efectos visuales. La película asume un formato de cómic, en la que se juega con la vieja tentación de “ser como Dios”. El protagonista, convertido en invisible, se cree todopoderoso. Aunque tal poder acaba usándolo de un modo bastante terreno, practicando el voyeurismo y violando a su linda vecina. O sea, transgrediendo cualquier código moral, lo que Verhoeven explica citando nada más ni nada menos que a Platón. El título original, que traducido literalmente es el ‘hombre hueco’, es más adecuado que el español, y responde al dibujo de un tipo que anhela un gran poder para... ¿para qué? Ésa es la pregunta para la que el ‘hombre hueco’ no tiene respuesta. Ninguna respuesta.

4/10
El último escalón

1999 | Stir of Echoes

Tom es un tipo normal y corriente. Una noche él y su mujer dan una fiesta. Vienen unos amigos, y entre risas y bromas Tom se deja hipnotizar por Lisa. Después de ese experimento, nada vuelve a ser como antes. Tom ha desarrollado sus facultades extrasensoriales, y empieza a ver muertos y a sacar a flote extrañas obsesiones. La cosa parece tener que ver con un terrible secreto que oculta un pacífico vecindario. Se ha comparado a El sexto sentido, pero no alcanza la altura de este título y está más cercana a Poltergeist, por lo de las casas encantadas. El último escalón adapta una novela de Richard Matheson, el autor que más ha influido a Stephen King en su estilo narrativo, lo que es decir bastante. Matheson explica que su deseo era “combinar el misterio de un asesinato con una historia sobrenatural”. Como protagonista podemos ver a Kevin Bacon, que presta a su personaje un aire sospechosamente siniestro.

6/10
Juegos salvajes

1998 | Wild Things

Kelly es una guapa estudiante dispuesta a seducir a su "mono" profesor, que tiene justa fama de mujeriego. Una vez conseguido, decide acusarle de violación. No es la única, pues otra chica guapa, Suzie, hace una denuncia semejante. Entran entonces en escena una pareja de detectives y un abogado. La cosa se enreda y se enreda y... John McNaughton se hizo un nombre con Henry, retrato de un asesino, la brutal descripción de las andanzas de un asesino en serie. Ahora se mete de lleno en un thriller, de más posibilidades comerciales: intriga, morbo, actores jóvenes y atractivos (con las cada vez más en alza Neve Campbell y Denise Richards). La sorpresa está garantizada, con tanta vuelta y revuelta que da la historia.

4/10
Mi amigo Ricky

1998 | Digging To China

Harriet, una niña de 10 años, vive en un motel con una hermana promiscua y una madre alcohólica. Cuando conoce a un hombre retrasado mental, surge una intensa amistad entre ellos, a pesar de la oposición de la familia. Ambos comparten mil y una fantasías en una mina escondida. El debut en la dirección del actor Timothy Hutton (Gente corriente) revela una enorme sensibilidad (que no sensiblería) a la hora de pintar el mundo infantil.

5/10
Idolos, mentiras y Rock & Roll

1997 | Telling Lies in America

Para el joven Karchy Jones los días se parecen muchos unos a otros. Hasta que, gracias al naciente rock and roll, traba amistad con un popular disk-jockey que le anima a entrar en el mundo de la música. Allí descubre, que tras una fachada de luces de neón, la mentira y la ambición mueven a muchos. Este drama de iniciación juvenil, con buena música, está protagonizado por Brad Renfro, protagonista de El cliente y Sleepers.

4/10
Novio de alquiler

1997 | Picture Perfect

Una joven ejecutiva tiene dificultades para ascender en su trabajo. Al ser soltera, sus jefes creen que puede dejarles en cualquier momento. Para que cambien de idea, se fija en un compañero de oficina; el problema es que sólo liga con chicas comprometidas, con lo que ha de inventarse un nuevo novio. Debido a un equívoco, se hace una foto con un desconocido, y le propone que se haga pasar por su prometido. Comedia de enredo que protagoniza la actriz en alza Jennifer Aniston. A pesar de ser una historia simple y algo vista, tiene algunos momento tiernos y otros muy divertidos.

4/10
Sleepers

1996 | Sleepers

A finales de los años 60, cuatro adolescentes tratan de superar sus complicadas relaciones familiares en el barrio neoyorquino de La cocina del infierno. Tras una peligrosa gamberrada, son enviados a un correccional, donde padecen todo tipo de abusos sexuales a manos de un sádico carcelero. Cuando ya son adultos, dos de ellos asesinan al carcelero y los otros trazan un plan para que sus ex compañeros salgan absueltos, pues consideran que lo sucedido ha sido un acto de justicia. El realizador Barry Levinson (Rain Man) es el artífice de este espléndido drama, pues es el responsable de la dirección, guión y producción. Se basó en los recuerdos del escritor Lorenzo Carcaterra. El reparto es excepcional, sobre todo en cuanto a los veteranos Hoffman y De Niro. Además, el aspecto visual de la película está muy cuidado.

6/10
Apolo 13

1995 | Apollo 13

Reconstrucción de la dificultosa misión espacial del Apolo 13, un año después de que el hombre pusiera por primera vez el pie en la Luna. Para los norteamericanos, la misión suponía un viaje rutinario, hasta que escucharon por televisión las palabras, ya históricas: "Houston, tenemos un problema". Los astronautas Jim Lovell (Tom Hanks), Fred Haise (Bill Paxton) y Jack Swigert (Kevin Bacon) luchan por su supervivencia a 205.000 millas de distancia de la Tierra, debido a una avería en su nave. Mientras tanto, en el Control de la Misión, el director de vuelo Gene Kranz (Ed Harris) y el astronauta Ken Mattingly (Gary Sinise), al mando de la tripulación de Tierra, luchan por devolverles sanos y salvos a casa. El realizador Ron Howard (Llamaradas, Willow, Dulce hogar... ¡A veces!) dirigió correctamente al sobresaliente reparto. Lo mejor del filme es un excelente guión, que consigue mantener el suspense hasta el final.

7/10
Homicidio en primer grado

1995 | Murder in the First

Henri Young (Kevin Bacon) cumple condena en Alcatraz. En un intento de huida es cogido de nuevo y enviado a una celda de aislamiento como castigo, donde deberá permanecer 19 días. El alcaide del centro le tendrá encerrado durante años. Pasado el tiempo, Henri se ha convertido en un ser trastornado, atormentado e incapaz de comunicarse con los demás, pero el joven abogado James Stamphill (Christian Slater) llevará su caso y le defenderá ante un juicio. Drama desolador sobre injusticias carcelarias, basado en hechos reales y que fue muy aclamado por la crítica, gracias al notable guión de Dan Gordon. Kevin Bacon realiza un excelente trabajo en un papel en que se mete de lleno, lo que le supuso convertirse en el punto de mira de otros directores, que le ofrecieron enseguida papeles en Apolo 13 y Sleepers. Christian Slater convence en el rol de competente letrado, y Gary Oldman es creíble también en un papel de psicópata que consigue bordar. No hay que olvidar a los secundarios William H. Macy y Stephen Tobolowsky. El ritmo es bueno y la carga de violencia suficiente, pero lo que más destaca son los diálogos y la música de Christopher Young.

6/10
Río salvaje (1994)

1994 | The River Wild

Una familia se dispone a pasar un fin de semana en el campo con motivo del cumpleaños de su hijo. Las vacaciones se verán interrumpidas por una banda de malhechores, que les harán prisioneros y además tendrán que vérselas con un río de aguas turbulentas. Inquietante y entretenido film de aventuras lleno de tensión, que no dejará respiro al espectador. Meryl Streep, siempre fantástica, interpreta a la valiente madre, que hará lo que esté en su mano para defender a su familia. Las escenas en el río, bajando los rápidos en la lancha son un regalo para los ojos y están repletas de acción. Dirige Curtis Hanson (L.A. Confidential, En sus zapatos), y a parte de la Streep, aparece, entre otros, Kevin Bacon, al que se le da muy bien hacer de malo.

6/10
Una tribu en la cancha

1994 | The Air Up There

El entrenador de un equipo de baloncesto, que tuvo que dejar el deporte en activo debido a una grave lesión de rodilla, se traslada a un poblado de la sabana de África, para fichar a Saleh, un nuevo talento al que ha visto jugar en un vídeo. Pero enseñarle a ganar en una cancha fuera de su país no será fácil. Simpática comedia deportiva con gags muy graciosos y unos personajes trabajados. Buen papel de Kevin Bacon y dirección de Paul Michael Glaser, el famosísimo Dave Starsky de la serie Starsky y Hutch.

5/10
Algunos hombres buenos

1992 | A Few Good Men

El teniente Kaffe (Tom Cruise) es un ambicioso joven abogado, con un brillante futuro por delante. Tiene un puesto como abogado de la Marina, donde en poco tiempo se ha ganado una justificada excelente reputación. En la base cubana de Guantánamo, en Cuba, un marine aparece muerto. Los aparentes culpables son dos de sus compañeros, que se excedieron en la brutalidad de una novatada. Kaffe es el encargado del caso. Se le asigna una bella ayudante, interpretada por Demi Moore. Ambos no piensan que vaya a ser complicado. A primera vista parece sencillo, porque todo indica que el novato sufrió un accidente. Pero según se adentran en la investigación, descubren una serie de pistas que implican seriamente a los compañeros del muerto. El rudo Comandante en Jefe de la base, interpretado por Jack Nicholson, parece dispuesto a colaborar en el esclarecimiento de los hechos. A medida que avanzan en sus hallazgos, Kaffe y su ayudante deberán enfrentarse con él. Un thriller sensacional sobre un oscuro caso de asesinato y encubrimiento en la marina norteamericana. Cuenta con unos actores de gran categoría. Jack Nicholson está impecable. Cautiva al espectador desde el principio hasta el final, y consigue un alto grado de intriga.

7/10
Boda en Queens

1991 | Queens Logic

En Queens, el célebre barrio neoyorquino, un individuo a punto de casarse propicia que se reúna su grupete de amigos de toda la vida, para la ocasión. Drama coral sobre treintañeros, en la línea de Reencuentro, de Kasdan. El reparto reúne a grandes actores, como Joe Mantegna, Kevin Bacon o John Malkovich.

5/10
Él dijo, ella dijo

1991 | He Said, She Said

Dan Hanson (Kevin Bacon) y Lorie Bryer (Elizabeth Perkins) son dos periodistas de televisión que están realmente enamorados. El problema que tienen es que son absolutamente contrapuestos. Ninguna de sus opiniones coinciden entre sí. Ella es romántica, tradicional e idealista, mientras que él es más liberal y arriesgado. Pero a pesar de todo, se quieren con locura. Sus enfrentamientos dialécticos durante un show de televisión, les convierte en una pareja muy famosa. Pero su relación se complica cuando entre ellos se introduce la atractiva presencia de una mujer interpretada por Sharon Stone. Una divertida manera de ver las difíciles relaciones de pareja. Primero vemos cómo suceden las cosas a través de los ojos de ella, y después cómo suceden a través de los ojos de él. Objetividad absoluta. Un guión original aunque algo banal, y unos intérpretes que realizan su trabajo con efectividad.

5/10
JFK

1991 | JFK

Basada en la investigación del fiscal del distrito de Nueva Orleans, esta película pone en tela de juicio las conclusiones a las que llegó la Comisión Warren sobre el asesinato del presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. Frente a la tesis defendida por la Comisión de que el magnicidio fue realizado por un solo hombre (Lee Oswald), el fiscal Jim Garrison defiende la existencia de una conspiración que implica a altos miembros del Gobierno y de la CIA y a un grupo de guerrilleros anticastristas Oliver Stone, director caracterizado por comprometerse políticamente en sus películas, consigue mantener un ágil ritmo narrativo, a la vez que nos proporciona una información exhaustiva y documentada sobre los hechos acaecidos en Dallas. Testimonios contradictorios, muertes oportunas y repentinas, ocultación de pruebas, terminan por hacernos dudar de la versión oficial. En el film, galardonado con 2 Oscars, Stone contó con un amplio reparto de estrellas, tanto en papeles principales como secundarios, lo que contribuye a enriquecer la película. Sólidas actuaciones de Kevin Bacon, Tommy Lee Jones, Gary Oldman y Donald Sutherland. La música es del sensacional John Williams.

7/10
Temblores

1990 | Tremors

En un pueblecito desértico comienzan a aparecer animales mutilados y rastros de sangre provenientes de un ser desconocido. El joven Valentine comienza a investigar los hechos hasta que descubre que existen unas feroces criaturas que habitan en el subsuelo y son las responsables de unos extraños temblores que azotan la zona. El peligro viene cuando los habitantes no pueden pisar el suelo si no quieren morir devorados en las fauces de estos terroríficos seres con forma de gusanos. Trepidante cinta de terror con una acción similar a Tiburón, donde el peligro acecha en las profundidades y la criatura en cuestión no aparece hasta la mitad del film. Debut en la dirección de Ron Underwood (Mi gran amigo Joe), y protagonizada por un Kevin Bacon (Novio de alquiler, Juegos salvajes) cuando aún no era tan conocido, donde le acompaña el secundario Fred Ward (El juego de Hollywood).

6/10
Línea mortal

1990 | Flatliners

Original película que explora un tema apasionante: qué hay después de la muerte. Cinco estudiantes de medicina, ambiciosos, audaces y tremendamente arriesgados, se embarcan en un peligroso experimento con el fin de lograr averiguar qué hay más alla de la línea de la muerte. Para ello, uno a uno se turnarán para provocarse la muerte clínica durante unos minutos. Una vez reanimados y vueltos a la vida traerán consigo una experiencia sobrecogedora y podrán contar lo que se encuentra al otro lado. Sin embargo, este juego científico va a resultar más peligroso de lo que pensaban y es que hay algunas líneas que jamás deberían cruzarse.  Truculenta película de tintes científicos, ambientada de forma magnífica gracias a la fotografía de Jan de Bont. Hay tensión y momentos de gran suspense, próximo al terror, muy bien dosificados por el maestro Joel Schumacher. Destaca la interpretación del siempre siniestro Kiefer Sutherland.

5/10
Al final de la vía

1988 | End Of The Line

Dos antiguos empleados de una compañía ferroviaria están a punto de quedarse sin empleo, debido a que la empresa ha decidido abandonar las inversiones que tenía en trenes e invertir en transporte aéreo. Los dos deciden transladarse a la sede central de la empresa y hablar con el Director del Consejo de Administración. Emotivo drama que aborda un complejo tema social de la realidad norteamericana y, también, del resto del mundo: la modernización de las empresas y el hecho de que los antiguos empleados se quedan sin trabajo. Como protagonistas dos grandes actores: el veterano Wilford Brimley y el joven Kevin Bacon. La actriz Mary Steenburgen (Regreso al futuro III) interpreta un papel y realiza las funciones de productora ejecutiva.

4/10
La loca aventura del matrimonio

1988 | She's Having A Baby

Jake (Kevin Bacon) y Kristi (Elizabeth McGovern) son una pareja de enamorados que sueña con convertirse en un feliz matrimonio. Su vida juntos es maravillosa, y comparten los sueños más románticos. Pero el matrimonio les obliga a una serie de compromisos, y tienen que abandonar su vida desenfadada. Ambos pasan por una pequeña crisis, temerosos de lo que se les viene encima con su nueva situación. Para colmo, Kristi se ha quedado embarazada, y por el bien de su futuro juntos deben de esforzarse por equilibrar su relación. Una entretenida comedia que se ve con gusto. Hace un retrato de las complicaciones del matrimonio para una pareja joven, pero sin dramatismos. Kevin Bacon y Elizabeth McGovern se complementan a la perfección.

4/10
Ley criminal

1988 | Criminal Law

Un abogado defiende a un asesino y logra que sea absuelto. Una vez en la calle, vuelven a ocurrir crímenes con la misma metodología, y el acusado es de nuevo llevado a juicio. Para sorpresa de propios y extraños el mismo abogado de la otra vez le defiende, aunque su idea es llegar al fondo de la posible culpabilidad de su cliente, para que acabe definitivamente encerrado.Típico thriller judicial, con juego del ratón y el gato a los que dan vida Kevin Bacon y Gary Oldman. La idea es dar la vuelta a la trama un par de veces, aunque Martin Campbell acaba forzando un tanto.

5/10
Aguas peligrosas

1987 | White Water Summer

Vic lleva a cuatro chicos de excursión. La idea es llevarles a la sierra, por terrenos inhóspitos, para enseñarles a sobrevivir, pero también el sentido de la valentía y la camaradería. Sin embargo, sus exigencias acaban desesperando a los muchachos. Kevin Bacon y un jovencísimo Sean Astin (Sam en la saga de El señor de los anillos), protagonizan este drama de aventuras de los 80.

4/10
Mejor solo que mal acompañado

1987 | Planes, Trains & Automobiles

Un ejecutivo llamado Neal está decidido a marcharse a Chicago para pasar el día de Acción de Gracias con la familia. Un retraso del vuelo será el principio de su pesadilla porque además, conocerá al orondo Del Griffith, un vendedor de cortinas, que se le pega como una lapa. Una serie de casualidades harán que Neal tenga que sufrir continuamente la insoportable presencia de este gordinflón charlatán que no le deja tranquilo. El camino a casa será largo. Comedia protagonizada por dos humoristas de altura, Steve Martin (Doce en casa) y el desaparecido John Candy (Solos con nuestro tío). Ambos se encontrarán con un sinfín de desdichas en su periplo que provocarán las carcajadas del espectador. Muy entretenida.

4/10
Quicksilver

1986 | Quicksilver

Jack trabajaba en el mercado bursátil, pero tras un error descomunal tiene que emprender un nuevo rumbo en su vida. Lo que supone trabajar en una empresa de mensajería que utiliza bicicletas para evitar los habituales atascos que sufre San Francisco. Allí Jack se enamorará y hará nuevas amistades, y hasta puede que sus conocimientos profesionales de antaño le sean de alguna utilidad. Esforzado film que se fundamenta en la idea de que uno siempre puede rehacer su trayectoria vital. El problema es que una vez presentado el nuevo trabajo y ambiente del protagonista, la cosa pierde fuelle, falta una dirección clara a la historia. Buen trabajo de Kevin Bacon.

4/10
Footloose

1984 | Footloose

La moralista y reprimida comunidad de Bomont, dirigida por el autoritario Reverendo Shaw Moore (John Lithgow) está enfrentada a la del joven Ren Mac Cormack (Kevin Bacon), que tiene unas ideas más tolerantes y liberales. Ambos temperamentos no pueden convivir en un mismo lugar. El baile y la música están prohibidos en el pueblo porque pueden 'incitan a los jóvenes a pecar', según Moore. La existencia de Ren se complica cuando Shaw Moore y sus discípulos comienzan a hacerle la vida imposible. Para que las cosas resulten aún más difíciles, Ren se enamora de la chica equivocada. Además para imponer la justicia, Ren deberá esforzarse para conseguir a su amada. Una película pensada para el público adolescente. Un animoso papel del polifacético Kevin Bacon. Lo más llamativo es el ritmo y la acción sin descanso, que entretiene bastante al espectador. Entre las canciones seleccionadas para su exitosa banda sonora están Kenny Loggins, Shalamar o Denice Williams.

4/10
Diner

1982 | Diner

1959. Cinco amigos veinteañeros deben pensar en madurar y tomar responsabilidades en la vida, no pueden refugiarse perpetuamente en el Diner donde les gusta reunirse para hablar de lo humano y lo divino. Uno de los nostálgicos filmes de Barry Levinson, que también firma el guión, en que reflexiona sobre la transición de la juventud a la vida adulta. Cuenta con actores cuya carrera despegaría gracias a este film.

6/10
Sólo cuando me río

1981 | Only When I Laugh

Georgia es una actriz de teatro que no ha llevado nunca una vida ordenada, y tras sufrir una adicción al alcohol, pasa tres meses en una clínica con tratamiento. Cuando vuelve a su casa, su hija Polly le convence para que pasen juntas una temporada, antes de que ésta inicie sus estudios universitarios. La convivencia no será fácil y tendrán que aprender a aceptarse y quererse. Marsha Mason obtuvo una candidatura a los Oscar, por su trabajo en este drama sobre el reencuentro de una madre y una hija y la constatación de cómo los lazos familiares que las unen son más fuertes que todo lo demás.

5/10
Viernes 13 (1980)

1980 | Friday the 13th

Film pionero del género de terror ochentero y más exactamente del subgénero "Slasher", que bien podría definirse como "asesino desconocido que se carga sanguinariamente a un grupo de jovencitos, uno por uno". La cosa comenzó con Halloween en 1978, obra de John Carpenter y luego se desarrolló con Viernes 13 dos años después y con Pesadilla en Elm Street en 1984, obra de Wes Craven. Así nacieron los slashers más conocidos del cine: Michael Myers, Jason Voorhees y Freddy Kruger. En este caso, la acción se sitúan en el idílico entorno natural de Crystal Lake (New Jersey), un campamento al que van a pasar unos días de verano un grupo de jóvenes con el fin de trabajar de monitores. Lo que no saben es que años atrás una horrible desgracia sucedió en dicho lugar, y además prefieren desoír los rumores que dicen que el campamento está maldito. Pronto se darán cuenta de su error. Como se ve el planteamiento no puede ser más simple. Poco a poco los chicos y las chicas van cayendo... Lógicamente, los personajes son ingenuos hasta la exageración, deambulan solos por ahí -si es en ropa interior, mejor-, abren puertas que no deberían abrir e, inexplicablemente, no saben esconderse en... ¡un enorme bosque! Con estos defectos típicos y ciertos momentos de inverosimilitud que conviene no desvelar, la película resulta finalmente aceptable gracias a algunos elementos de acompañamiento -ese sonido rítmico tan característico de "ch, ch, ch, ahh, ahh, ahh"-, bien dosificados, y a escenas de tensión creciente y lograda (como cuando Alice se está preparando el café en la cabaña). Por lo demás, Sean S. Cunningham homenajea (o copia) obras maestras del género, como Psicosis, de Alfred Hitchcock (también la música de Harry Manfredini recuera las cacofonías típicas del maestro Bernard Herrmann), y ofrece algún susto inolvidable. El reparto no es nada del otro mundo, y hay quien sobreactúa demasiado. Destaca la presencia de Kevin Bacon, curiosamente el único joven del film que triunfó en su carrera cinematográfica.

5/10
Comenzar de nuevo

1979 | Starting Over

Phil se divorcia de Jessica, pues ésta le confiesa que le ha sido infiel. En Boston inicia una terapia de divorciados y su hermano le presenta a la simpática Marilyn, con la que se propone iniciar una relación. Todo parece ir viento en popa, pero Jessica aparece de nuevo más encantadora que nunca, pidiéndole una segunda oportunidad. Comedia para el lucimiento de sus tres protagonistas. Jill Clayburgh (Una mujer descasada) fue nominada a la mejor actriz y Candice Bergen (Ricas y famosas) a la mejor actriz secundaria. El eterno seductor, Burt Reynolds (Los caraduras), completa este trío de personajes donde el enredo está servido. Con guión de James L. Brooks (Mejor... imposible), el film es una entretenida comedia romántica dirigida por Alan J. Pakula (Presunto inocente, El informe Pelícano), que aquí se aleja de sus habituales thrillers para ofrecer una película desenfadada. Para incondicionales de Burt Reynolds.

5/10
The Gift

1979 | The Gift

Pete Devlin, marinero nacido en Brooklyn que combate en la Guerra de Corea, recibe un permiso de tres días. Decide invertir ese tiempo en descubrir si su novia le ama de verdad, entrevistándose con algunos de los parientes de ella. Telefilme navideño, basado en una novela casi autobiográfica de Pete Hamill. Se muestra bastante fiel a la obra original y cuenta con algún veterano, como Glenn Ford en el reparto, como padre del protagonista. También aparece el actor Kevin Bacon, en uno de sus primeros papeles.

6/10
Desmadre a la americana

1978 | Animal House

Bluto, Nutria, Pinto y Rodaballo son estudiantes de Faber College, una prestigiosa universidad privada. Los cuatro están más interesados en las fiestas que en los estudios. Con este film, John Landis inició el ahora desgastado subgénero de alocadas comedias universitarias.

5/10
Loverboy

2005 | Loverboy

Emily, una madre soltera, le cuenta a su hijo Paul, de seis años, la historia de cómo logró salir adelante sin ayuda de nadie. Emily se muestra reacia a dejar a su hijo con otras personas, pues está obsesionada con la idea de que le pueda pasar algo. Kevin Bacon, que había dirigido el telefilm Pasión oculta, debutó como cineasta con este drama, basado en una novela de Victoria Redel, en el que se ha reservado un pequeño papel. Bacon muestra cierta habilidad para la dirección, y aprovecha el talento de Kyra Sedgwick, su compañera de reparto en El leñador y esposa en la vida real. El film reflexiona acerca de la sobreprotección materna.

4/10
Pasión oculta

1996 | Losing Chase

Un matrimonio del área de Martha's Vineyard sufre una crisis por un bajón de ella, de modo que contratan a una mujer para que le eche una mano durante el verano. Entre las dos surge una honda amistad. Telefilm con el que Kevin Bacon debutó en la dirección, cuenta con el estupendo tándem de actrices que componen Helen Mirren y la esposa del director, Kyra Sedgwick. Aunque no es redonda, tiene su punto de emoción y buenos personajes.

5/10

Últimos tráilers y vídeos