IMG-LOGO

Biografía

Stephanie Savage

Stephanie Savage

Stephanie Savage

Filmografía
Gossip Girl (6ª temporada)

2012 | Gossip Girl | Serie TV

El amor entre Chuck y Blair queda aplazado hasta que él pueda vencer a su padre, que le ha birlado los negocios y se ha camelado a Lily. Por su parte, Blair intenta triunfar en el mundo de la moda, como presidenta de Diseños Waldorf, y Serena se ha enamorado de Steven, aunque la hija de éste –enamorada de Nate, no lo aprueba. Por otro lado, Bart Bass invierte dinero en The Spectator, la empresa de Nate, que pasa por apuros económicos. Y Rufus y Ivy siguen enamorados... Mientras, Dan continúa elaborando su estrategia de escribir diferentes capítulos sobre la verdad de la élite de Manhattan, pese a que eso conlleve hablar mal de todos sus amigos. La serie se agotaba y no daba para más. Si la quinta temporada se volvió un puro aburrimiento, debido a que los personajes daban tumbos amorosos únicamente para alargar la historia, aquí el "resucitado" Bart Bass es el rey de la función, gracias a su duelo a muerte con su hijo Chuck. Esto aporta cierta intriga, pero ciertamente el único interés de esta última temporada de Gossip Girl estriba en cuál iba a ser el final. Tan sólo hay diez episodios (en lugar de los más de veinte de las anteriores temporadas), muestra clara de que era imposible alargar más el culebrón.

4/10
Gossip Girl (5ª temporada)

2011 | Gossip Girl | Serie TV

Mientras trabaja como asistente de producción en cine en Hollywood, Serena comete un error al intentar impresionar a su nueva jefa. Mientras, Chuck se cita con una actriz mientras trata de superar que Blair está a punto de casarse. Ésta ha pasado todo el verano en Mónaco planeando su boda con Louis, pero ambos vuelven a Nueva York. Quinta temporada de la serie juvenil, que cuenta con Elizabeth Hurley como estrella invitada.

4/10
Gossip Girl (4ª temporada)

2010 | Gossip Girl | Serie TV

Los jóvenes protagonistas de este drama juvenil siguen enamorándose, odiándose y viviendo una vida a todo tren envidiada por muchos. Arranca la cuarta temporada a caballo entre París y Nueva York. Ellas gastándose todo el dinero que pueden en zapatos de Louboutin y modelitos de Carolina Herrera. Ellos volviendo de un verano saltando de cama en cama o apareciendo después de estar a punto de perder la vida. Lo bueno para quien salió finalmente del peliagudo trance, para Chuck, es que regresa con una nueva chica agarrada al brazo... El trance de Nate será diferente, debe afrontar su posible paternidad. Y cómo, las cuitas amorosas de Serena y Blair estarán omnipresentes. La primera duda a la hora de elegir entre Dan y Nate, la segunda se replanteará su relación con Chuck. Las maledicencias, los malentendidos, las manipulaciones y los engaños no tardarán en hacer acto de presencia en las relaciones de estos chicos tan guapos y divinos. La Reina Cotilla va a tener carnaza que ofrecer en su blog. Empezar la temporada en una ciudad como París es toda una declaración de intenciones. La capital francesa es la ciudad del amor y el reino de la moda. Vamos, a pelo para que en unos cuantos capítulos Serena y Blair estén en su salsa. Pero el cambio de ubicación no evita que estemos ante un más de lo mismo de anteriores temporadas, ante unas vidas de lujo y glamour, de poses de maniquí, en las que no cabe ya un mínimo de originalidad. El sabor se conoce, no es dulce tampoco, y más bien se huele la tostada. Además de igual. Si se trata de enredar el culebrón, de meter por aquí una violación, la venta de una gran corporación, unos cuantos amoríos de ida y vuelta, no pasa nada, los guionistas son conscientes (al menos todavía) que los bellos rostros y los curvilíneos cuerpos de sus protagonistas lo aguantan todo. Ellos son estrellas y su luz no se apaga entre los millones de seguidores en todo el orbe. Es verdad que han traído rostros nuevos al circo, como el de la guapísima Katie Cassidy, y hay cameos aparentemente bien calzados como el de Ivanka Trump, hija del archimillonario Donald, pero incluso esta aparición esporádica, por la propia imagen que transmite la susodicha, es contraproducente y tiene la consecuencia de querer apagar un fuego con gasolina. Y es que los diálogos de los protagonistas suenan a repetidos, por no decir cargados de superficialidad, y la expresión de los sentimientos en cada uno de ellos a estas alturas no se la cree nadie. Es lo que tiene estirar la vanidad por capítulos, el chicle (rosa) se rompe, la credibilidad es igual a cero. Salvemos de la quema a Reina Cotilla, por su rango regio y su afilada lengua cuando narra lo que escribe en su blog. A ella le perdonamos los chismes porque para eso está. Y quizá también porque se mantiene anónima.

5/10
Gossip Girl (3ª temporada)

2009 | Gossip Girl | Serie TV

Se esconde tras el anonimato y actúa con inusual agudeza en su hábitat natural, la red, para regocijo de los muchos que la siguen. Los chismes de Reina Cotilla, la anónima y famosa blogger e hilo conductor de este drama juvenil, vuelven a desnudar los amores, escándalos y secretos de sus protagonistas favoritos: la élite adolescente del barrio Upper East Side en Nueva York. Aunque ahora están más creciditos (quién lo diría) y cambiarán sus vidas de forma radical al dejar la mayoría de ellos el instituto para comenzar sus estudios universitarios. Dan, Vanessa y Blair estudiarán en la Universidad de Nueva York, mientras Serena, que llega de una misteriosa aventura europea, decide esconder sus cuitas en la Universidad de Brown. Esta tercera temporada será especialmente difícil para la joven protagonista, que al fin descubre quién es su padre. Por su parte, Nate regresará de su aventura veraniega acompañado de una atractiva joven con la que mantiene una relación que provocará más de un disgusto a la familia de ambos. Mientras tanto, en la vida de los “adultos”, el padre de Dan y la madre de Serena, Rufus (Matthew Settle) y Lily (Kelly Rutherford), intentan superar sus problemas matrimoniales. Tributaria de series de corte adolescente como Sensación de vivir y Melrose Place, el desarrollo de las historias que se van sucediendo en torno a los protagonistas no debiera de sorprender a nadie. Ya en la primera temporada la línea quedaba perfectamente trazada: frivolidad a galope de un Ferrari, fiestas sin freno ni control exclusivas para niños de papá e “ilustrativas” jornadas de shopping a golpe de talonario. A vivir que son dos días. Por supuesto todo este lujo con los rostros más guapos y lozanos de la high society neoyorquina (aunque siempre está el que reniega de todo ello con la nariz tapada, pero sólo un poquito), que todo debe estar bien presentado, con lazo de 10.000 dólares incluido. Y entre estas “nimiedades” se entrecruzan amores, desencuentros, traiciones, corazones “partíos”, sexo y a cambiar de “churri” como de calcetín que somos jóvenes. Precisamente, entre los jóvenes lo emocional tira, y tira mucho, los productores de la serie lo saben tan bien como que las vidas a todo rabo y perfumadas por el dinero, venden. El mundo real es anodino. Aceptada la trampa de Gossip Girl, no se pueden discutir ciertas habilidades (trucos) para acabar aceptando pulpo como animal de compañía. La voz en off de la bloguera está bien traída, dejando siempre una aguda introducción a los conflictos en forma de bomba con la mecha recién encendida – ‘… y sin embargo nada explota sin un fusible’- que acaba de tener su efecto en los protagonistas. Salvando las distancias, recuerda un poco la actividad “cotillona” de Danny De Vito en L.A. Confidential. De la misma manera nos hace recordar a otra película –y también a una cierta distancia- el personaje de Chuck Bass (Ed Westwick), una especie de Vizconde de Valmont en Las amistades peligrosas que desde su arrogancia y poder le gusta apostar fuerte en el juego del sexo, con ese afán de dominar sentimientos ajenos a pesar del riesgo a que como un boomerang se vuelva contra su propia persona. También está correctamente significado la influencia de internet en el ambiente cotidiano de glamour y riqueza donde se mueven los personajes, y cómo el gran medio de comunicación de nuestro tiempo incide en algunos aspectos íntimos de sus vidas. Al cabo Gossip Girl es un gran artificio, minuciosamente pergeñado por sus creadores quienes conocen bien las tendencias actuales más sofisticadas –el mundo de la moda tiene también su peso, con unos chicos ataviados divinos de la muerte- y que logran como prestidigitadores hacer de la banalidad de oropel un número sumamente eficaz. Somos libres de ser engañados.

5/10
Gossip Girl (2ª temporada)

2008 | Gossip Girl | Serie TV

Último año de instituto para Serena y sus amigos. Cuando acaban las vacaciones de verano, Blair llega al instituto con James, su nuevo novio. Éste resulta ser en realidad un lord inglés. A lo largo del curso, Serena, Blair, Dan, Vanessa y los demás, deben conseguir que les acepten en la universidad. Más capítulos de la serie de moda entre el público juvenil.

6/10
Gossip Girl

2007 | Gossip Girl | Serie TV

Serena van der Woodsen está de vuelta en la escuela preuniversitaria del Upper East Side de Manhattan, donde fue la alumna más popular. La noticia aparece en Gossip Girl, popular blog de internet, escrito por un desconocido. Su amiga Blair teme que con el regreso de Serena peligre su recién adquirida popularidad y la relación con su novio, un acaudalado joven. Nadie se explica el motivo del regreso de Serena. Esta serie sobre adolescentes se ha convertido en todo un fenómeno de masas. Se basa en una serie de novelas de Cecily von Ziegesar. Describe a jóvenes de clase alta, que llevan una vida increíblemente frívola y dan una gran importancia a la moda, por lo que la serie se ha convertido en un escaparate de tendencias. Esto parece que ha conectado con el público más joven, que al parecer sigue la serie también para ver los últimos ‘modelitos’.

6/10
O.C. (2ª temporada)

2004 | The O.C. | Serie TV

Con el regreso de Seth al selecto distrito de Orange County, arranca la segunda temporada de esta serie de 'beautiful people'. Siguen, claro está, los devaneos sentimentales y las, a veces, difíciles relaciones entre padres e hijos.

6/10
Gossip Girl (5ª temporada)

2011 | Gossip Girl | Serie TV

Mientras trabaja como asistente de producción en cine en Hollywood, Serena comete un error al intentar impresionar a su nueva jefa. Mientras, Chuck se cita con una actriz mientras trata de superar que Blair está a punto de casarse. Ésta ha pasado todo el verano en Mónaco planeando su boda con Louis, pero ambos vuelven a Nueva York. Quinta temporada de la serie juvenil, que cuenta con Elizabeth Hurley como estrella invitada.

4/10
Gossip Girl (4ª temporada)

2010 | Gossip Girl | Serie TV

Los jóvenes protagonistas de este drama juvenil siguen enamorándose, odiándose y viviendo una vida a todo tren envidiada por muchos. Arranca la cuarta temporada a caballo entre París y Nueva York. Ellas gastándose todo el dinero que pueden en zapatos de Louboutin y modelitos de Carolina Herrera. Ellos volviendo de un verano saltando de cama en cama o apareciendo después de estar a punto de perder la vida. Lo bueno para quien salió finalmente del peliagudo trance, para Chuck, es que regresa con una nueva chica agarrada al brazo... El trance de Nate será diferente, debe afrontar su posible paternidad. Y cómo, las cuitas amorosas de Serena y Blair estarán omnipresentes. La primera duda a la hora de elegir entre Dan y Nate, la segunda se replanteará su relación con Chuck. Las maledicencias, los malentendidos, las manipulaciones y los engaños no tardarán en hacer acto de presencia en las relaciones de estos chicos tan guapos y divinos. La Reina Cotilla va a tener carnaza que ofrecer en su blog. Empezar la temporada en una ciudad como París es toda una declaración de intenciones. La capital francesa es la ciudad del amor y el reino de la moda. Vamos, a pelo para que en unos cuantos capítulos Serena y Blair estén en su salsa. Pero el cambio de ubicación no evita que estemos ante un más de lo mismo de anteriores temporadas, ante unas vidas de lujo y glamour, de poses de maniquí, en las que no cabe ya un mínimo de originalidad. El sabor se conoce, no es dulce tampoco, y más bien se huele la tostada. Además de igual. Si se trata de enredar el culebrón, de meter por aquí una violación, la venta de una gran corporación, unos cuantos amoríos de ida y vuelta, no pasa nada, los guionistas son conscientes (al menos todavía) que los bellos rostros y los curvilíneos cuerpos de sus protagonistas lo aguantan todo. Ellos son estrellas y su luz no se apaga entre los millones de seguidores en todo el orbe. Es verdad que han traído rostros nuevos al circo, como el de la guapísima Katie Cassidy, y hay cameos aparentemente bien calzados como el de Ivanka Trump, hija del archimillonario Donald, pero incluso esta aparición esporádica, por la propia imagen que transmite la susodicha, es contraproducente y tiene la consecuencia de querer apagar un fuego con gasolina. Y es que los diálogos de los protagonistas suenan a repetidos, por no decir cargados de superficialidad, y la expresión de los sentimientos en cada uno de ellos a estas alturas no se la cree nadie. Es lo que tiene estirar la vanidad por capítulos, el chicle (rosa) se rompe, la credibilidad es igual a cero. Salvemos de la quema a Reina Cotilla, por su rango regio y su afilada lengua cuando narra lo que escribe en su blog. A ella le perdonamos los chismes porque para eso está. Y quizá también porque se mantiene anónima.

5/10
Gossip Girl (3ª temporada)

2009 | Gossip Girl | Serie TV

Se esconde tras el anonimato y actúa con inusual agudeza en su hábitat natural, la red, para regocijo de los muchos que la siguen. Los chismes de Reina Cotilla, la anónima y famosa blogger e hilo conductor de este drama juvenil, vuelven a desnudar los amores, escándalos y secretos de sus protagonistas favoritos: la élite adolescente del barrio Upper East Side en Nueva York. Aunque ahora están más creciditos (quién lo diría) y cambiarán sus vidas de forma radical al dejar la mayoría de ellos el instituto para comenzar sus estudios universitarios. Dan, Vanessa y Blair estudiarán en la Universidad de Nueva York, mientras Serena, que llega de una misteriosa aventura europea, decide esconder sus cuitas en la Universidad de Brown. Esta tercera temporada será especialmente difícil para la joven protagonista, que al fin descubre quién es su padre. Por su parte, Nate regresará de su aventura veraniega acompañado de una atractiva joven con la que mantiene una relación que provocará más de un disgusto a la familia de ambos. Mientras tanto, en la vida de los “adultos”, el padre de Dan y la madre de Serena, Rufus (Matthew Settle) y Lily (Kelly Rutherford), intentan superar sus problemas matrimoniales. Tributaria de series de corte adolescente como Sensación de vivir y Melrose Place, el desarrollo de las historias que se van sucediendo en torno a los protagonistas no debiera de sorprender a nadie. Ya en la primera temporada la línea quedaba perfectamente trazada: frivolidad a galope de un Ferrari, fiestas sin freno ni control exclusivas para niños de papá e “ilustrativas” jornadas de shopping a golpe de talonario. A vivir que son dos días. Por supuesto todo este lujo con los rostros más guapos y lozanos de la high society neoyorquina (aunque siempre está el que reniega de todo ello con la nariz tapada, pero sólo un poquito), que todo debe estar bien presentado, con lazo de 10.000 dólares incluido. Y entre estas “nimiedades” se entrecruzan amores, desencuentros, traiciones, corazones “partíos”, sexo y a cambiar de “churri” como de calcetín que somos jóvenes. Precisamente, entre los jóvenes lo emocional tira, y tira mucho, los productores de la serie lo saben tan bien como que las vidas a todo rabo y perfumadas por el dinero, venden. El mundo real es anodino. Aceptada la trampa de Gossip Girl, no se pueden discutir ciertas habilidades (trucos) para acabar aceptando pulpo como animal de compañía. La voz en off de la bloguera está bien traída, dejando siempre una aguda introducción a los conflictos en forma de bomba con la mecha recién encendida – ‘… y sin embargo nada explota sin un fusible’- que acaba de tener su efecto en los protagonistas. Salvando las distancias, recuerda un poco la actividad “cotillona” de Danny De Vito en L.A. Confidential. De la misma manera nos hace recordar a otra película –y también a una cierta distancia- el personaje de Chuck Bass (Ed Westwick), una especie de Vizconde de Valmont en Las amistades peligrosas que desde su arrogancia y poder le gusta apostar fuerte en el juego del sexo, con ese afán de dominar sentimientos ajenos a pesar del riesgo a que como un boomerang se vuelva contra su propia persona. También está correctamente significado la influencia de internet en el ambiente cotidiano de glamour y riqueza donde se mueven los personajes, y cómo el gran medio de comunicación de nuestro tiempo incide en algunos aspectos íntimos de sus vidas. Al cabo Gossip Girl es un gran artificio, minuciosamente pergeñado por sus creadores quienes conocen bien las tendencias actuales más sofisticadas –el mundo de la moda tiene también su peso, con unos chicos ataviados divinos de la muerte- y que logran como prestidigitadores hacer de la banalidad de oropel un número sumamente eficaz. Somos libres de ser engañados.

5/10
Gossip Girl (2ª temporada)

2008 | Gossip Girl | Serie TV

Último año de instituto para Serena y sus amigos. Cuando acaban las vacaciones de verano, Blair llega al instituto con James, su nuevo novio. Éste resulta ser en realidad un lord inglés. A lo largo del curso, Serena, Blair, Dan, Vanessa y los demás, deben conseguir que les acepten en la universidad. Más capítulos de la serie de moda entre el público juvenil.

6/10
Gossip Girl

2007 | Gossip Girl | Serie TV

Serena van der Woodsen está de vuelta en la escuela preuniversitaria del Upper East Side de Manhattan, donde fue la alumna más popular. La noticia aparece en Gossip Girl, popular blog de internet, escrito por un desconocido. Su amiga Blair teme que con el regreso de Serena peligre su recién adquirida popularidad y la relación con su novio, un acaudalado joven. Nadie se explica el motivo del regreso de Serena. Esta serie sobre adolescentes se ha convertido en todo un fenómeno de masas. Se basa en una serie de novelas de Cecily von Ziegesar. Describe a jóvenes de clase alta, que llevan una vida increíblemente frívola y dan una gran importancia a la moda, por lo que la serie se ha convertido en un escaparate de tendencias. Esto parece que ha conectado con el público más joven, que al parecer sigue la serie también para ver los últimos ‘modelitos’.

6/10

Últimos tráilers y vídeos