saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Corrupción en el poder

Corrupción en el poder

Casino Jack

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Corrupción en el poder

Comedia centrada en el mundo de la política y los lobbies de Washington, inspirada en hechos reales, en la que el ganador de dos Oscar Kevin Spacey da vida a Jack Abramoff, un poderoso y corrupto lobbista republicano que se enriqueció mediante múltiples fraudes y numerosos sobornos que realizó aprovechándose de las tribus de indios a quienes representaba en el Congreso. La película examina un sistema defectuoso, y fácilmente corrompido, y muestra que cuando nuestros políticos están a la venta nuestra democracia es frágil y casi inexistente y como los intereses de las grandes corporaciones y grupos influyentes tienen prioridad sobre los intereses del pueblo. Sigue siendo el mayor escándalo que ha sacudido Washington, D.C. desde el Watergate.

Crítica decine21.com

estrella
5
El lobbista
El lobbista

Jack Abramoff es un lobbista que, gracias a sus influencias en la esfera política del gobierno de los Estados Unidos, es capaz de lograr cualquier negocio donde huela dinero. Entre sus “víctimas” se encuentran una tribu de indios nativos a los que mediante engaños logra sacarles millones de dólares o un empresario de barcos-casino que tiene problemas con el fisco. Abramoff actúa al modo mafioso más antiguo del mundo, el de favor por favor.

Recreación de uno de tantos escándalos de corrupción asociados a la crisis económica estadounidense, en los años del desastre de Lehman Brothers o de los fraudes financieros del inversor Bernard Madoff. En 2010 Jack Abramoff fue acusado y condenado por diversos delitos, como fraude, conspiración o evasión de impuestos. El director George Hickenlooper (Factory Girl) sobrevuela por los tejemanejes que realizaba Abramoff –un tipo sin escrúpulos, sobornador experto, as del engaño, capaz de llevar a cabo cualquier negocio por dinero–, para ofrecer una visión de los bufetes y de la alta política verdaderamente lamentable. Abramoff, líder de un lobby que conseguía lo que quería gracias a sus influencias con senadores y congresistas en Washington, es pintado de modo casi humorístico, una especie de carroñero chistoso, vendedor nato, payaso ejemplar de un circo de poder político y empresarial en donde se cree intocable e inmaculado (“es mi trabajo”, dice), jardín de unos cuentos arribistas que se reparten el pastel en un juego avaricioso de “quid pro quo”, donde el quid no es otra cosa que la pasta.

La puesta en escena de Hickenlooper es ligera y anodina, tan superficial como un guión que no profundiza en las personas lo más mínimo. Pero el panorama que pinta engancha más o menos gracias al ritmo ágil y especialmente a la increíble labia del protagonista, chapucero, caradura y hábil para llevarse el gato al agua. Corrupción en el poder, producida en el mismo año en que condenaron a Abramoff, no sería lo mismo, claro, sin la presencia del carismático Kevin Spacey, con un papel que le emparenta a los que ya hizo en otros filmes como El pez gordo o la más reciente Margin Call. Fue merecidamente nominado al Globo de Oro al mejor actor. 

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto