Decine21
Más allá de las colinas
4 /10 decine21

Más allá de las colinas

Dupa dealuri

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
Festival de Cannes
2012
Ganadora de 2 premios

Sinopsis oficial

Más allá de las colinas

Alina regresa a Rumanía desde Alemania para llevarse a Voichita, la única persona a la que jamás amó y la única que le correspondió. Pero Voichita ha encontrado a Dios y en cuestión de amor es muy difícil competir con Dios.

4 /10 decine21

Crítica

Amores humanos y divinos

Rumanía. A las afueras de una pequeña ciudad, en lo alto de una loma, se encuentra un convento ortodoxo en el que viven varias monjas. El lugar es regentado por el sacerdote, que ejerce como cabeza en todas las decisiones de la comunidad. Una de las monjas es Voichita, joven dulce, de gran corazón y fe profunda. La estabilidad del convento se va a tambalear cuando aparezca allí Alina, antigua compañera de Voichita en el orfanato donde se educaron. Alina ama a Voichita con ardor, de modo lésbico. Voichita le explica que ella ha cambiado y que ahora su corazón pertenece por entero a Dios, pero Alina no entiende de tales razones. Quiere que el amor entre las dos sea como antes. Tampoco tiene fe como para ser monja, pero a la vez se siente incapaz de abandonar a su amada.

El rumano Cristian Mungiu llamó la atención con la durísima película 4 meses, 3 semanas, 2 días, galardonada con la Palma de Oro en Cannes en 2007. Mungiu trataba de modo descarnado la realidad del aborto, al tiempo que dejaba ver las dificultades sociales en la Rumanía poscomunista. Cinco años después entrega Más allá de las colinas, que resulta ser un film muy amargo, en donde Mungiu vuelve a mostrar unas situaciones vitales tremendas y donde se deja llevar definitivamente por un sentimiento fatalista de la existencia. La vida, viene a decir el director en el clarividente último plano, es pura suciedad, porquería que nos envuelve sin remisión.

Más allá de las colinas mantiene las constantes del cine de Mungiu: metraje muy extenso, puesta en escena muy realista, economía de medios y de personajes, y, sobre todo, un tema enormemente peliagudo. Al margen del apuntado lesbianismo de las protagonistas, tratado con claridad pero con sutileza, la visión de la vida religiosa es en este film tremendamente opresiva. En el convento ortodoxo se vive con una estrechez y pobreza extremas, las monjas trabajan y trabajan, sirven comida a los pobres, rezan… Hasta aquí todo es normal, pero hay algo descorazonador, turbio, en la sumisión exacerbada hacia el cura del convento. Tal aspecto se encuadra dentro de un sentimiento de inferioridad y de culpa generalizado, una visión que en el fondo no deja espacio para la paz. Ayuda a esa visión reduccionista el retrato cultural y social miserable, anclado en épocas pretéritas.

Tal es la triste visión que tiene Mungiu de una comunidad religiosa. Por otra parte, y yendo ya al fondo de la cuestión, aquí la fe parece ser sinónimo de un fervor poco razonable, un modo de existencia que ahoga el sentido de la realidad. Que la joven Alina, rebelde en su amor obsesivo por Voichita (buen trabajo de Cosmina Stratan), acabe por ser la víctima con quien el espectador sufre y se identifica, habla a las claras de las intenciones del director. Y es que Más allá de las colinas sitúa a la religión en las antípodas del sentido común, una especie de alienación que anula la inteligencia y se aprovecha de la gente más humilde, con menos formación. Esta visión parcial del mundo religioso es tan absoluta en el film, tan parca en matices, que el resultado no puede dejar de ser profundamente deprimente.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales