Decine21
La puerta de al lado
6 /10 decine21

La puerta de al lado

Nebenan

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Reparto

Sinopsis oficial

Berlín, el distrito de Prenzlauer Berg. Cuando termine este día de verano, nada volverá a ser lo mismo. Solo Daniel no lo sabe aún. El protagonista de esta tragicómica historia se encuentra tan desprevenido como acostumbrado al éxito. Su apartamento tipo loft es elegante, al igual que su esposa, y la niñera tiene a los niños bajo control. Una audición para un papel en una película de superhéroes espera al célebre actor alemán-español. Al entrar en el bar de la esquina, encuentra a Bruno sentado allí, quien ha estado esperando este momento durante mucho tiempo. Y así, este hombre eternamente ignorado, uno de los perdedores de la reunificación y una víctima de la gentrificación de lo que alguna vez fue Berlín Oriental, se venga. Con Daniel como objetivo.

6 /10 decine21

Crítica La puerta de al lado (2021)

Se abre el telón

Se abre el telón

Daniel es un célebre actor que parece tener una vida perfecta. Le va bien en el cine y la televisión, está casado y tiene dos niños, y vive en un precioso ático en Berlín. Antes de viajar a Londres para una prueba de casting en una superproducción de Hollywood, entra a un bar con intención de tomar un café antes de tomar el taxi que le lleve al aeropuerto. Le abordará Bruno, un tipo en la barra del bar, al que confunde con un fan. En realidad es un vecino en el que nunca se ha fijado, y que ha acumulado un montón de información que demuestra que la vida de Daniel podría ser pura fachada, tras la cual se esconde mucha podredumbre, tal vez la nada.

Debut en la dirección del también protagonista Daniel Brühl, que ha tenido la inteligencia de escoger una historia de relativa sencillez y sobre un mundo que conoce, con pocos personajes y escenarios muy concretos –sobre todo el bar, además del apartamento y ocasionalmente la calle–, hasta el punto de que podría fácilmente trasladarse a la escenario teatral. Prueba la cercanía con que siente la historia que su personaje se llame igual que él, y que hable español perfectamente cuando trata con su niñera.

Con guión de Daniel Kehlmann, el desarrollo de la trama está bien dosificado: combina bien las llamadas telefónicas y las servidumbres de la fama, con la incapacidad de Daniel de fijarse en los individuos concretos, y la mentira de la vida insustancial en la que puede estar viviendo de modo más o menos consciente, con la confrontación a la que le obliga Bruno, que invade su intimidad al modo de la antigua Stasi, la policía secreta cuya actuación él conoció bien. Está bien justificado el resentimiento de Bruno, y su conocimiento de los trapos sucios de Daniel funciona bien, lográndose crear en el espectador un sentimiento ambiguo: podemos simpatizar con él, y su relegación en la Alemania reunificada, pero a la vez vemos algo diabólico y perverso en su empeño de hurgar en el lado oscuro de su vecino, como terapia para amortiguar su frustración vital.

No logra sostenerse la intensidad dramática en todo el metraje, quizá hay alguna bajada de ritmo en las idas y venidas al bar, pero el resultado es bastante notable, e invita a la reflexión acerca de las cosas que dan sentido a nuestras vida, si sabemos aferrarnos a lo verdaderamente importante. Están muy bien los dos actores principales, Brühl y Peter Kurth, que habían coincidido dos décadas atrás en Good Bye, Lenin!, de su duelo interpretativo saltan chispas. Y todos los demás secundarios están muy bien escogidos, con mención especial para Rike Eckerman, la mujer que regenta el bar.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales