Decine21
The Princess of Nebraska
5 /10 decine21

The Princess of Nebraska

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
0 1 1 0 1 0

Reparto

5 /10 decine21

Crítica The Princess of Nebraska (2007)

Desconcierto total

Desconcierto total

El director chino Wayne Wang cierra con este film el díptico iniciado con la excelente Mil años de oración, adaptaciones ambas de sendos relatos de la escritora china Yiyun Li. De nuevo Wang entrega un drama áspero y descorazonador, protagonizado por una joven china que no ha encontrado precisamente en Estados Unidos el lugar de la felicidad y de las oportunidades. Pero La princesa de Nebraska no alcanza el nivel de su precedente, pues aquí los hilos de la historia son excesivamente tenues y no despiertan tanto el interés, la trama resulta algo arbitraria y confusa, y todo es decididamente demasiado triste, desesperanzador.

La película comienza con la llegada de una joven al aeropuerto de San Francisco, pero al contrario que en Mil años de oración, a ella no la espera nadie. Acudirá a la casa de un amigo homosexual mucho mayor que ella y se instalará allí. Vagará por las calles, conocerá a una prostituta y pasará la noche con sus clientes, etc. El espectador no sabe qué pasa, hasta que, poco a poco, con dosis mínimas, Wang va descubriendo algunas claves de lo que ocurre y por fin queda claro que la chica está embarazada y ha llegado a la ciudad para abortar.

Como se ve, el director de Smoke incide de nuevo en ese modo de narrar minimalista, en el que apenas se cuenta nada y en el que el "quid" de la cuestión sólo se destapa hacia los últimos quince minutos. Mientras llega ese momento, Wang capta sabiamente la atención del espectador rodando cámara en mano, con un despliegue visual que recuerda al cine de Wong Kar Wai, con encuadres audaces y modernos, bellos y sugerentes primeros planos, múltiples silencios, barridos llenos de color. El guión, escrito por Michael Ray (también coautor del libreto de Mil años de oración), muestra a una joven continuamente taciturna, que a menudo parece en estado aletargado, casi de shock, como si no entendiera qué es lo que ha ocurrido, qué sentido tiene la vida y el mundo a su alrededor. Es la total falta de respuestas –no sólo morales, sino vitales, pragmáticas si se quiere– ante la traumática situación, ante lo que se propone hacer, una decisión que se le escapa completamente. Su desconcierto vital le lleva a dar palos de ciego bastante estrambóticos, como la noche en que se prostituye o el leve arranque de lesbianismo, hechos que sólo se entienden como un intento desesperado de recibir cariño y protección. Wang ofrece en este sentido una reflexión muy dura acerca de la moderna juventud china, un segmento de población sin asideros, indefensa y desprovista de cualquier principio moral, que sólo parece ver la vida como una película fantástica y colorida, a través de la cámara del móvil.

El trabajo de la actriz Ling Li es excelente y nadie diría que se trata de su debut en pantalla. La joven llega al espectador y logra conmover enormemente en la escena de la conversación en la clínica y de la ecografía, de una simplicidad tumbativa. Y muy bello resulta el metafórico colofón, esa ceguera ante lo incomprensible, sin posibilidad de escape bajo los lamentos de la sentida canción "Hope There’s Someone", de Antony and Johnsons.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales