IMG-LOGO
Tres mentiras
4 /10 decine21

Tres mentiras

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Tres mentiras

Violeta (Nora Navas) investiga oscuros hechos de los años 70. Jóvenes embarazadas, casi adolescentes, privadas de sus derechos, se veían obligadas a desprenderse de sus hijos, que una organización vendía al mejor postor. Basada en hechos reales, "Tres mentiras" es la primera película del cine español que aborda la problemática de los niños robados centrada en la indefensión a la que estaban sometidas las mujeres en la España de hace no tantos años. Una película tierna y llena de ritmo. Como resume su directora, Ana Murugarren, "siempre hubo, hay y habrá gente dispuesta a aprovecharse de los más débiles”.

4 /10 decine21

Crítica

Niños robados

Niños robados

Primer largometraje de ficcion como realizadora de Ana Murugarren, veterana montadora y responsable del documental Ésta no es la vida privada de Javier Krahe.

En Tres mentiras, Violeta, una tatuadora treintañera se enfrenta a la muerte de su madre, pero ésta le confiesa que en realidad no es hija suya, sino que la compró a una siniestra organización. Decidida a aclarar su pasado, Violeta investiga el asunto, relacionado con una institución que alojaba a jóvenes embarazadas de bebés no deseados en los años 70.

Aborda el tema de las adopciones ilegales de niños robados. Aunque Tres mentiras no reconstruye hechos reales, el guión del veterano Luis Marías (Mensaka) combina elementos de los casos que han sacudido a la opinión pública cuando han salido publicadas en los periódicos.

Se aprecia cierto esfuerzo por darle tridimensionalidad a los personajes. Contribuyen a ello algunos miembros del reparto, como la siempre valiosa Nora Navas, actriz que logra hacer de carne y hueso a la protagonista, una mujer en busca de sus raíces. En el caso de Carmen San Esteban, a pesar de su solidez dramática, no consigue hacer creíble a su personaje, Sor Inés, una monja con un lado heroico y desprendido (capaz de dar la cara por una joven maltratada) pero que por otro lado es una especie de monstruo que cae en el ridículo, sobre todo en una secuencia en la que se flagela al estilo de El código Da Vinci.

A ratos, Tres mentiras capta el interés, pero gran parte del metraje no acaba de enganchar ni de resultar creíble. Finalmente, no llega a la altura de la serie Niños robados, en torno a la misma temática.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

También te pueden interesar

Últimos tráilers y vídeos