IMG-LOGO

Biografía

Chris Henchy

Chris Henchy

Chris Henchy

Filmografía
En campaña todo vale

2012 | The Campaign

Cam Brady es un político de un distrito de Carolina del Norte. Nunca ha tenido que preocupare por nada, puesto que la competencia es inexistente y, acostumbrado durante años a mantener su puesto de congresista, se dedica a todo menos a la política. Su vida familiar es una completa falacia, y en general es un tipo de costumbres lamentables. Sin embargo, las cosas darán un giro radical cuando un nuevo ciudadano anuncia su candidatura para las inminentes elecciones. Se trata de Marty Huggins, un verdadero pazguato, hombre muy rarito, casado y con dos hijos, hijo de un antiguo político de altos vuelos. Su candidatura está financiada por dos magnates del Estado, que se han ocupado de enviar a un hombre experto para preparar al nuevo candidato. La guerra entre Cam y Marty es una realidad. El director Jay Roach comenzó su carrera con productos de vuelo rasante, que no levantan apenas dos palmos del suelo, tales como la trilogía iniciada con Austin Powers. Más tarde se irguió un poco gracias a Los padres de ella y su secuela, para luego ir diluyéndose de nuevo. Siguiendo ese itinerario, En campaña todo vale es una absoluta mamarrachada, una sucesión de tonterías soeces con el único objetivo de intentar apagar el cerebro de cualquier espectador dispuesto a tragarse la hora y media de disparates que han ideado los guionistas Chris Henchy y Shawn Harwell. Durante los primeros minutos es casi imposible no soltar la carcajada –esas cenas familiares repletas de surrealistas procacidades–, un poco por la sorpresa y otro porque los chistes verdes y gruesos a veces tienen su gracia (qué le vamos a hacer). Sin embargo, cuando toda la película es prácticamente una montaña de chistes guarros, palabras malsonantes, estrambóticas situaciones, a veces de irreverente mal gusto, y, en fin, indecencias exorbitantes, entonces hay que tener la piel muy dura, casi de animal irracional para entrar al juego humorístico que propone En campaña todo vale. Que bajo ese envoltorio se critique satíricamente el mundo de la política estadounidense, su corrupción, su egoísmo, etc., no deja de ser una anécdota entre tanto despropósito. En cuanto a los actores, comediantes consumados, Zach Galifianakis se muestra mucho más comedido y gracioso que un Will Ferrell agotador y vergonzante. Y Brian Cox ofrece una de las pocas escenas salvables de este demencial film.

2/10
Los otros dos

2010 | The Other Guys

Comedia cortada a la medida de Will Ferrell, que vuelve a ponerse a las órdenes de Adam McKay, responsable de varias de sus cintas, como El reportero, Pasado de vueltas y Hermanos por pelotas. Esta vez, Ferrell está acompañado por Mark Wahlberg, que aunque no se prodigaba mucho en la comedia interpretó un papel importante en la cinta de humor Noche loca justo antes de rodar esta cinta. Fue noticia en cierta medida por desbancar a la película del verano, Origen, como número uno en las listas de recaudación. Las películas de policías por regla general suelen centrarse en heroicos tipos que salen airosos de los tiroteos, se ven inmersos en persecuciones y detienen a temibles delincuentes. En esta cinta también aparecen dos héroes de ese tipo, P.K: Highsmith (Samuel L. Jackson) y Christopher Danson (Dwayne Johnson), que a pesar de que causan grandes destrozos con sus cinematográficas intervenciones, son considerados grandes héroes. Sin embargo, los protagonistas del film son otros dos personajes, Allen Gamble (Will Ferrell) y Terry Hoitz (Mark Wahlberg), dos segundones del cuerpo que se ocupan del trabajo de oficina y de rellenar el papeleo. Cuando los grandiosos Highsmith y Danson mueren inesperadamente en acto de servicio, Gamble y Hoitz tratan de posicionarse como sustitutos resolviendo un caso relacionado con un financiero lleno de deudas. El film cuenta con muchos secundarios de renombre, como Dwayne Johnson y Samuel L. Jackson (los “polis” duros), Eva Mendes (la esposa deslumbrante del personaje de Ferrell), y Michael Keaton, divertido como capitán de policía pluriempleado. También cuenta con cameos de estrellas como Brooke Shields, Rosie Perez y Anne Heche que se quedan en meramente anecdóticos. El repertorio de gestos de Will Ferrell, y los esfuerzos de Wahlberg proporcionan algún momento de cierta gracia. Pero el guión es surrealista y los gags no aspiran ni mucho menos a ser considerados de ‘humor inteligente’. Por desgracia, en el terreno de la comedia, Hollywood sigue eligiendo el camino facilón.

4/10
El mundo de los perdidos

2009 | Land of the Lost

Es ésta una de esas películas que parecen pedir a gritos que rueden cabezas entre los ejecutivos que dieron luz verde a su producción. Imposible decir a ciencia cierta a quien va dirigido el film, craso error como sabe cualquier estudiante de marketing. Basado en una serie televisiva creada por Sid Krofft y Marty Krofft en los 90, sigue los pasos del Dr. Rick Marshall, un paleontólogo al que nadie toma en serio por su teorías de viajes en el tiempo para estudiar a los dinosaurios y otras bonitas criaturas. ¿Nadie? Bueno, está Holly, una universitaria de Cambridge, verdadera fan de las teorías del científico. Y ambos deciden probar en una zona adecuada su invento del amplificador de taquiones, que les permitirá abrir una puerta espacio temporal y trasladarse a la época de los dinosaurios. Esa zona adecuada está en una montaña donde Stanton regenta una atracción de feria tipo 'el túnel del terror'. El trío viajará hasta un lugar sorprendente, con hombre-mono, hombres-lagarto de una extraña civilización, y por supuesto, bichos prehistóricos de todos los tamaños.De entrada, uno podría creer que está ante un homenaje a historias como la de El mundo perdido (1925) imaginada por Arthur Conan Doyle, o por títulos de serie B como King Kong (1933). Pero no. La cosa es una mezcla imposible entre trama de aventuras, con un irritante tono de comedia que no despega en casi ningún momento, casi siempre sembrado de bromas zafias, que de seguro alejarán al público familiar al que parece destinada la cinta. Por supuesto que a un film como éste no se le pide credibilidad, pero sí resulta exigible una lógica interna de la que carece. No, no es posible soportar todo el metraje sobre un antihéroe, que tiene gracia un par de veces cuando sus teorías de científico sabiondo fallan una tras otra, pero que agota, aunque le ponga cara un profesional como Will Ferrell. Si encima tiene como apoyo a dos desconocidos actores sin carisma -Anna Friel y Danny McBride- más un troglodita peludo, pues vamos, la cosa no da más de sí. Querer que riamos las gracias de unos personajes vestidos chapuceramente de hombres-lagarto, en homenaje a Ed Wood y demás pioneros del cine cutre, es pedir demasiado, sobre todo cuando la realidad es que ha habido un presupuesto holgado en efectos especiales, que no lucen demasiado.

2/10

Últimos tráilers y vídeos